RESOLUCIÓN 11101 DE 1999 

(Enero 22)

“Por la cual se fijan criterios técnicos y jurídicos para la prestación del servicio de vigilancia y seguridad privada con la utilización de medios caninos; se fijan los programas de capacitación y entrenamiento de manejadores y caninos y se adoptan disposiciones en materia de carnetización, registro y tatuaje de caninos”.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

El Superintendente de Vigilancia y Seguridad Privada,

en ejercicio de las facultades legales que le confieren los decretos 2453 de 1993, 356 de 1994, y

CONSIDERANDO:

Que corresponde a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada la función de instruir a los vigilados sobre las disposiciones que regulan esta actividad, estableciendo criterios técnicos y jurídicos que faciliten el cumplimiento de tales normas y de señalar los procedimientos para su cabal aplicación a fin de estimular, orientar y desarrollar el profesionalismo del personal que se dedica a la prestación del servicio de vigilancia privada;

Que corresponde a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, autorizar a los servicios de vigilancia y seguridad privada la utilización de medios para el desarrollo de sus actividades y ejercer sobre ellos la supervisión, con miras a ejecutar la inspección, el control y la vigilancia de las actividades que se desarrollen en todo el territorio nacional,

RESUELVE:

TÍTULO I

Aspectos Generales

ART. 1º—Ámbito de aplicación. La presente resolución reglamenta lo relacionado con la utilización del medio canino de que trata el artículo 50 parágrafo único del Decreto 356 de 1994, por parte de los servicios de vigilancia y seguridad privada en los términos del artículo 4º del decreto referido y disposiciones que lo reglamenten, adicionen o modifiquen.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 2º—Definiciones. Para efectos de la presente resolución se tendrán en cuenta los siguientes conceptos:

Instructor. Persona idónea y acreditada en el área canina que imparte instrucción al personal seleccionado, con el fin de transmitir conocimientos adquiridos por capacitación y experiencia en el trabajo con los caninos.

Guía. Persona que posee conocimientos generales acerca del manejo y trabajo con perros y que tiene una formación acreditada y certificada.

Manejador. Persona que ha recibido una inducción básica acerca del manejo de los perros.

Unidad canina. Es la estructura que posee medios físicos como instalaciones, recursos humanos, programas de capacitación para el binomio manejador-perro, conformada con un mínimo de veinte perros.

Adiestramiento básico. Es la enseñanza que recibe el canino durante las fases de formación.

Guacal. Elemento utilizado para el transporte de caninos de un lugar a otro.

Collar de ahogo. Elemento conformado en eslabón de adiestramiento, unido a la traílla, utilizado para el control del canino en el sitio de la prestación del servicio.

Canil. Lugar adecuado para el alojamiento de los caninos con especificaciones especiales como espacios para la cama, pozuelo para el agua y con suficientes corrientes de aire.

Pared. Es la división en madera u otra estructura que se utiliza para acondicionar el descanso de los caninos y debe separar otras perreras o caniles.

Traílla. Elemento utilizado para el control y manejo del canino en las áreas de trabajo, siendo éste el principal medio de comunicación entre el manejador y el perro.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

TÍTULO II

Normatividad legal

ART. 3º—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que pretendan desarrollar su actividad con la utilización del medio canino deberán obtener autorización de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 4º—Modalidades. Los servicios de vigilancia y seguridad privada con medios caninos podrán operar en las modalidades de vigilancia fija y móvil.

1. Modalidad fija: Es la que se presta por el binomio manejador-perro en un lugar fijo y determinado. La vigilancia con perro en riel o guaya se considera como vigilancia fija para todos los efectos.

2. Modalidad móvil. Es la que se presta por el binomio manejador-perro, en un área abierta o cerrada sobre la cual hará los desplazamientos de acuerdo al requerimiento que disponga el usuario del servicio.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 5º—La persona que maneja y controla al canino se denomina manejador, quien prestará el servicio únicamente con perros; en ningún caso el manejador podrá ser reemplazado por vigilantes y/o escoltas.

PAR.—El manejador podrá desempeñar su función siempre y cuando esté debidamente capacitado para ello.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 6º—El personal manejador de perros deberá portar un uniforme que lo identifique plenamente en la labor que desarrolla y que determine el servicio al cual está vinculado.

Para efectos de la prestación del servicio, el personal deberá portar:

1. El uniforme respectivo.

2. La credencial de identificación que para tal efecto expida la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

3. Fotocopia autenticada de la póliza de responsabilidad civil extracontractual que cubra los riesgos, daños y lesiones causados a terceros por los caninos.

4. Certificado vigente de vacunas del canino en servicio.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 7º—De conformidad con el artículo 48 del Decreto 356 de 1994, los servicios de vigilancia y seguridad privada que utilicen para la prestación del servicio medios caninos deberán suscribir una póliza de responsabilidad civil extracontractual por un valor no inferior a cuatrocientos (400) salarios mínimos legales mensuales vigentes, expedida por una compañía de seguros legalmente autorizada, que cubra los daños y lesiones personales causados a terceros por el perro.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 8º—A los servicios de vigilancia y seguridad privada que pretendan ofrecer medios caninos, sólo se les autorizará la utilización de las siguientes razas de perros, de temperamento fuerte e independiente.

– Pastor Alemán y Pastor Belga.

– Schnauzer Gigante con un standard de 58.71 cm. y un peso de 32 a 43 kg.

– Rottweiller.

– Boxer.

– Doberman.

Además deberán tener en cuenta lo siguiente:

1. Solamente se podrán utilizar perros adiestrados y entrenados para la vigilancia y seguridad privada, los cuales deben estar en condiciones de higiene y salud óptimas que permitan ser empleados sin atentar contra la integridad y salubridad pública.

2. La edad del perro debe ser entre 12 meses y 8 años.

3. En ningún caso se podrá tener al perro que se destine a prestar el servicio, con bozal.

4. Los perros que se destinen a prestar el servicio deben tener certificado médico veterinario actualizado en el que conste: récord de vacunas vigentes (antirrábica-triple-parvovirosis), desparasitación, indicación del buen estado de salud de los caninos, raza, edad, tatuajes y sexo; documento que no podrá tener una fecha de expedición superior a seis (6) meses. Este certificado debe ser expedido por un médico veterinario que acredite su matrícula profesional y su documento de identidad.

5. En ningún caso se destinarán para prestar servicio de vigilancia y seguridad privada, perras en celo o preñadas con más de treinta (30) días de gestación y/o durante los cuarenta y cinco (45) días de lactancia.

6. Cuando el perro preste vigilancia fija en riel, no podrá colocársele collar de ahogo.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 9º—Se prohíbe a todos los servicios de vigilancia y seguridad privada que tengan autorizados medios caninos, prestar el servicio en lugares cerrados, tales como: centros comerciales, conjuntos residenciales, estadios y demás sitios que a criterio de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, ofrezcan riesgo para la seguridad ciudadana. La inobservancia de lo aquí dispuesto será sancionada por esta entidad.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 10.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que utilicen medios caninos para prestar el servicio, requieren de caniles diseñados para cada perro. Las perreras deben brindar al canino, descanso y facilidad de alimentación, reuniendo las siguientes especificaciones técnicas:

– Área de 2.50 m. por 1.75 y 1.80 de alto.

– Piso en cemento.

– Cerramiento en pared o madera.

PAR. 1º—La ubicación de los criaderos y caniles debe estar fuera del perímetro urbano.

PAR. 2º—Se considera aspecto logístico el que encierra la parte de alojamiento en caniles, con las especificaciones descritas en este artículo.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 11.—El puesto de trabajo debe contar con los elementos necesarios para el desarrollo de la labor, como son:

– Collar de ahogo.

– Traílla con extensión de 1.20 m.

– Pozuelos para agua y comida.

– Implementos de aseo para el canino y el sitio de trabajo.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 12.—La jornada de trabajo de los caninos no podrá exceder de seis (6) horas por turno.

Los servicios de vigilancia y seguridad privada con caninos que no puedan trasladar los animales para el cambio de turno, dentro de los puestos de trabajo deberán acondicionar sitios especiales de descanso adecuados para los animales, excluyendo los guacales de transporte y proveyéndose de caniles o jaulas portátiles, de tal forma que le permitan al canino moverse y/o desplazarse dentro de los mismos, con la posibilidad de alimentarlos y darles de beber.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 13.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada con caninos, deberán contar dentro de sus instalaciones físicas, con un sitio apropiado para la atención médico-veterinaria en primeros auxilios, con las debidas condiciones de higiene y salubridad para atender enfermedades o accidentes que sufran los perros. Para el cumplimiento de lo dispuesto se podrán realizar convenios con clínicas veterinarias legalmente autorizadas, anexando fotocopia del convenio vigente.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 14.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada con medios caninos, están obligados a mantener perros de reserva en caso de enfermedad o accidente de algún animal, en proporción de diez (10) a dos (2).

Para los casos especiales de accidente o enfermedad de los caninos, la empresa deberá dejar constancia escrita de este hecho y de la utilización de otro canino para la prestación del servicio con su respectivo manejador.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 15.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada con medios caninos deberán llevar la ficha bibliográfica de cada animal que contenga los siguientes datos, los cuales deberán ser actualizados por lo menos cada seis (6) meses:

Antecedentes caninosAntecedentes manejador
Nombre del perroNombre y apellido
Edad y sexoSexo
RazaFecha nacimiento
ColorEstado civil
TatuajeDirección residencia y teléfono
ProcedenciaGrado de escolaridad
EspecialidadEstudios complementarios (acreditación) referenc. laboral.

Cuadro médico veterinario

VacunasDatos de la empresa
Parvo 
Triple 
Rabia 
Desparasitaciones 
Internas 
Externas 

Antecedentes médicos (enfermedades, accidentes).

Antecedentes laborales.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 16.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que utilicen medios caninos para prestar el servicio, deberán ser propietarios exclusivos de los animales que se destinen para el desarrollo de esta actividad; se excluye por tanto el alquiler o arrendamiento de caninos. La transgresión a lo dispuesto acarreará las sanciones del caso.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 17.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que a partir de la fecha de vigencia de la presente resolución deseen operar con medios caninos, deberán acreditar al momento de solicitar su aprobación ante la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, las pruebas documentales que certifiquen que son propietarios de un número no inferior a veinte (20) perros de las razas autorizadas.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

TÍTULO III

Registro e identificación

ART. 18.—En virtud de lo establecido en el artículo 87 del Decreto 356 de 1994, el personal en servicio, manejador de caninos y vinculado a los servicios de vigilancia y seguridad privada, deberá portar en lugar visible la credencial de identificación expedida por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, cuya vigencia será por el término de un (1) año, prorrogable para períodos iguales.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 19.—Para el trámite de la carnetización de este personal, el representante legal deberá enviar a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada los siguientes documentos:

1. Solicitud, en la que relacione el personal a carnetizar, indicando el número del documento de identidad.

2. Formulario diligenciado (según modelo aprobado por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada).

3. Fotografía a color, tamaño 3x4.

4. Fotocopia de la cédula de ciudadanía.

5. Fotocopia del certificado judicial nacional vigente.

6. Constancias de capacitación que certifiquen la idoneidad del manejador, expedidas por la escuela de formación de guías y adiestramiento de perros de la Policía Nacional y/o escuelas y departamentos de capacitación en el área canina legalmente autorizadas por la superintendencia.

7. Copia de la consignación realizada a favor de la dirección del tesoro nacional.

PAR.—En caso de retiro del personal de manejadores del servicio respectivo, deberá devolverse la credencial a la superintendencia.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 20.—Para efectos de la asignación del código a los servicios de vigilancia y seguridad privada que utilizan medios caninos, la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada por intermedio de la dirección de registro e identificación, asignará un código de tres (3) letras de identificación a la empresa y un número a cada perro, el cual debe ser tatuado en la oreja izquierda del canino.

PAR.—En el evento de que existan empresas con medios caninos autorizados y que con anterioridad a la expedición de la presente resolución hayan adoptado un registro interno y un tatuaje de los caninos, previa solicitud, la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada podrá avalar dicho registro y tatuaje.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

TÍTULO IV

Capacitación y entrenamiento

ART. 21.—Se entiende por adiestramiento básico de enseñanza el que recibe el canino durante las fases de formación.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 22.—Los perros asignados para vigilancia y seguridad privada deben ser entrenados en el ejercicio básico de defensa controlada, con un curso no inferior a cuatro (4) meses, el cual se demostrará con la certificación que para tal efecto expida la Policía Nacional-escuela de formación de guías y adiestramiento de perros o por entidades debidamente autorizadas por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

Las escuelas y departamentos de capacitación autorizadas por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada podrán brindar capacitación a manejadores caninos, siempre y cuando esta modalidad haya sido autorizada, previo el cumplimiento de los siguientes requisitos:

El instructor debe ser una persona idónea y capacitada en el área de caninos.

Cumplir el pénsum académico que apruebe la escuela de formación de guías y de adiestramiento de perros de la Policía Nacional.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 23.—Los caninos deberán ser adiestrados con su manejador cada cuatro (4) meses en todos los ejercicios básicos de defensa controla(sic) durante un lapso máximo de diez (10) días en la escuela de formación de guías y de adiestramiento de perros de la Policía Nacional o en entidades autorizadas por la superintendencia. Adiestramiento que se acreditará ante la superintendencia.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 24.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que utilicen medios caninos, deberán contar con un currículum aprobado por la superintendencia, para la conformación del departamento de capacitación con caninos.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 25.—El personal de aspirantes a manejadores caninos que desee laborar en servicios de vigilancia y seguridad privada, deberá previamente capacitarse en las siguientes asignaturas e intensidad horaria:

Adiestramiento básico-20 - horas
Defensa controlada-20 - horas
Administración de unidades caninas-10- horas
Primeros auxilios caninos y manejo de emergencia-6- horas
Etiología canina-4- horas
Sinología-10- horas
Aseo de canes y caniles-10- horas
Normatividad legal-10- horas
Práctica-8- horas
y relaciones con autoridades-4- horas

PAR.—El personal que aspire a ser manejador canino, deberá garantizar un estado físico excelente y presentar aptitudes que compaginen con el buen trato a los caninos.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 26.—Si el manejador es retirado temporal, o definitivamente del servicio de vigilancia y seguridad privada, el nuevo manejador deberá recibir el mismo entrenamiento de trabajo con el perro, por un período no inferior a quince (15) días, el cual deberá ser acreditado ante esta entidad adjuntando la certificación correspondiente.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 27.—Para recibir la capacitación, el personal de manejadores deberá cumplir con los siguientes requisitos previos:

Libreta militar, documento de identidad, certificado judicial vigente a nivel nacional y certificado de cuarto año de educación secundaria.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 28.—Para el personal retirado de las fuerzas militares o de policía que desee dedicarse a las actividades de manejadores, la superintendencia podrá hacer las homologaciones correspondientes, siempre y cuando demuestre que se desempeñó en las áreas caninas, prestando el servicio.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 29.—Mientras se aprueban los programas de especialización en el área canina de las diferentes escuelas y departamentos de capacitación autorizados, la escuela de formación de guías y adiestramiento de perros de la Policía Nacional, dictará los cursos de capacitación y entrenamiento e informará a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada sobre el desarrollo de los mismos relacionado en todo caso a qué servicios de vigilancia se les dictó tales cursos y entrenamiento.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

TÍTULO V

Disposiciones generales

ART. 30.—La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada podrá realizar operativos en los sitios de prestación de los servicios de vigilancia y en las unidades caninas, con apoyo de la escuela de formación de guías y adiestramiento de perros de la Policía Nacional, de entidades adscritas al Ministerio de Salud y de sociedades protectoras de animales, a fin de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales contenidas en este acto administrativo.

PAR.—La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada impondrá las medidas cautelares y sanciones previstas en el Decreto 356 de 1994, a los servicios de vigilancia y seguridad privada que no cumplan lo dispuesto en la presente resolución y procederá a realizar el decomiso de los caninos, los cuales serán puestos a órdenes de la autoridad competente.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 31.—A las personas naturales o jurídicas que realicen actividades de vigilancia y seguridad privada con medios caninos sin contar con licencia de funcionamiento y/o permiso expedido por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, se les impondrán las medidas cautelares de que trata el artículo 75 del Decreto 356 de 1994, sin perjuicio del decomiso de los perros que estén siendo utilizados en tales actividades.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 32.—Los servicios de vigilancia y seguridad privada que requieran trabajar con perros, deberán solicitar autorización para tal medio y ajustarse a la presente resolución.

Los servicios de vigilancia y seguridad privada que en la actualidad cuenten con medios caninos autorizados, en un plazo no mayor de noventa (90) días contados a partir de la fecha de publicación de la presente resolución deberán dar cumplimiento a lo aquí establecido.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 33.—El personal de manejadores caninos no podrá portar armas de fuego en la prestación de su servicio.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

ART. 34.—La presente resolución rige a partir de la fecha de publicación y deroga las que le sean contrarias, especialmente la Resolución 4668 del 5 de diciembre de 1996.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 22 de enero de 1999.

(Nota: Derogada por la Resolución 2601 de 2003 artículo 26 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada)

_____________________________________________