RESOLUCIÓN 1175 DE 2001 

(Marzo 27)

“Por la cual se delega la función de representación judicial y extrajudicial de la Registraduría Nacional del Estado Civil”.

El Registrador Nacional del Estado Civil,

en uso de sus atribuciones legales, y en especial las que le confiere el artículo 209 de la Constitución Política, el artículo 64 del Código de Procedimiento Civil, el artículo 59 de la Ley 23 de 1991, el artículo 23 de la Ley 446 de 1998 y los artículos 22 y 25 del Decreto 1010 de 2000, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 209 de la Constitución Política señala que la función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones;

Que el numeral 5º del artículo 25 del Decreto 1010 de junio 6 de 2000, señala que el Registrador Nacional del Estado Civil, dentro de sus funciones tiene la de llevar la representación legal de la entidad;

Que el artículo 22 del Decreto 1010 de junio 6 de 2000, señala que el Registrador Nacional del Estado Civil, mediante acto administrativo, podrá delegar las facultades de ejecución presupuestal, ordenación del gasto, ordenación de pago, contratación y otras competencias administrativas, técnicas o jurídicas, en los términos de los actos de delegación, las disposiciones legales que se refieren sobre la materia y de lo dispuesto en el presente decreto. Esta delegación podrá recaer en los servidores públicos de los niveles directivo y asesor de la Registraduría Nacional del Estado Civil;

Que el artículo 23 de la Ley 446 de 1998 estipula que en los procesos de cualquier jurisdicción el auto admisorio de la demanda debe ser notificado en forma personal a sus representantes legales o a quienes estos hayan delegado la facultad de recibir notificaciones. Así mismo, los asuntos de orden nacional tramitados en sitio diferente a la sede de la entidad demandada, la notificación de los representantes legales, debe hacerse a través del correspondiente funcionario de mayor categoría de la entidad demandada que desempeñe funciones a nivel nacional;

Que los artículos 32 y 33 del Decreto 1010 de junio 6 de 2000, por el cual se establece la organización interna de la Registraduría Nacional del Estado Civil y se fijan las funciones de sus dependencias; se inidican las funciones que corresponden a la secretaria general y a la oficina jurídica,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en el secretario general y en el jefe de la oficina jurídica de la Registraduría Nacional del Estado Civil, funcionarios de nivel directivo conforme al Decreto 1010 de junio 6 del 2001, la representación judicial y extrajudicial de la Registraduría Nacional del Estado Civil, ante los distintos despachos judiciales y administrativos, en todos aquellos asuntos contenciosos administrativos, civiles, laborales, acciones de inconstitucionalidad y tutelas, en donde la entidad tenga interés, quedando investidos de las facultades de recibir, notificarse, comparecer, asistir, sustituir, actuar, otorgar poderes, reasumir, desistir, presentar recursos, conciliar judicial y extrajudicialmente, designar apoderados especiales dentro del término de ley, y en general, la realización de todas aquellas atribuciones inherentes al ejercicio de la representación judicial y extrajudicial de la entidad.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 27 de marzo de 2001.

___________________________________