RESOLUCIÓN 1254 DE 2006 

(Junio 30)

“Por la cual se acogen los términos de referencia para la elaboración del estudio de impacto ambiental para la importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola y se adoptan otras de terminaciones.

La Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,

en ejercicio de las facultades legales otorgadas por los artículos 2º y 5º de la Ley 99 de 1993, artículo 6º del Decreto 216 de 2003 y en especial las conferidas por el artículo 13 del Decreto 1220 de 2005, modificado por el Decreto 500 de 2006, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 13 del Decreto 1220 de 21 de abril de 2005, estableció: “De los términos de referencia. Los términos de referencia son los lineamientos generales que la autoridad ambiental señala para la elaboración y ejecución de los estudios ambientales que deben ser presentados ante la autoridad ambiental competente.

Los estudios ambientales se elaborarán con base en los términos de referencia que sean expedidos por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. La autoridad ambiental competente podrá adaptarlos a las particularidades del proyecto, obra o actividad.

El solicitante de la licencia ambiental deberá utilizar los términos de referencia, de acuerdo con las condiciones específicas del proyecto, obra o actividad que pretende desarrollar.

(...).

No obstante la utilización de los términos de referencia, el solicitante deberá presentar el estudio con el cumplimiento de la metodología general para la presentación de estudios ambientales, que para el efecto expedirá este ministerio y que serán de obligatorio cumplimiento.

(...)”.

Los estudios ambientales a que se hace referencia, son el diagnóstico ambiental de alternativas, el estudio de impacto ambiental y el plan de manejo ambiental;

Que en razón de lo anterior, este ministerio, ejerciendo las facultades que le fueron otorgadas mediante el Decreto 1220 de 2005, procederá a acoger los términos de referencia para la importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola;

Que los términos de referencia que se expiden por la presente resolución, constituyen una herramienta que pretende facilitar el proceso de elaboración del estudio de impacto ambiental y una guía general, mas no exclusiva, para la elaboración del mismo.

Por lo tanto, los estudios ambientales podrán contener información no prevista en los términos de referencia, cuando a juicio del solicitante, dicha información se considere indispensable para que la autoridad ambiental competente tome la decisión respectiva;

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Acoger los términos de referencia para la importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola, identificados con el código PL-TER-1-02, contenidos en el documento anexo a la presente resolución, el cual hace parte integral de la misma.

ART. 2º—El interesado en obtener la licencia ambiental, deberá verificar que no queden excluidos en la evaluación aspectos que puedan afectar negativamente el uso óptimo y racional de los recursos naturales renovables o el medio ambiente, o alguna de las medidas de prevención, corrección, compensación, y mitigación de impactos y efectos negativos que pueda ocasionar el proyecto, obra o actividad.

De la misma manera, podrá suprimir o no aportar parcialmente alguna de la información solicitada en los términos de referencia, que considere que no es pertinente y que por lo tanto no aplica a su proyecto, obra o actividad.

PAR.—En los anteriores eventos, el solicitante podrá justificar técnica y/o jurídicamente, las razones por las cuales no se incluye dicha información.

ART. 3º—La presentación del estudio de impacto ambiental con sujeción a los términos de referencia contenidos en esta resolución, no limita de manera alguna la facultad que tiene la autoridad ambiental de solicitar al interesado la información adicional que se considere indispensable para evaluar y decidir sobre la viabilidad del proyecto, a pesar de que la misma no esté contemplada en los términos de referencia, ni garantiza el otorgamiento de la licencia ambiental.

ART. 4º—El interesado deberá incorporar dentro del estudio de impacto ambiental, además de lo establecido en los términos de referencia que por esta resolución se expiden, toda la información que sea necesaria, de conformidad con las disposiciones legales vigentes, para acceder al uso, aprovechamiento o afectación de los recursos naturales renovables o del medio ambiente.

ART. 5º—Régimen de transición. Los proyectos para la importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola, que a la fecha de entrada en vigencia de la presente resolución, iniciaron los trámites tendientes a obtener la correspondiente licencia ambiental y hayan presentado el respectivo estudio de impacto ambiental con base en los términos de referencia existentes, continuarán su trámite y estos deberán ser evaluados teniendo en cuenta los mismos.

Para aquellas solicitudes que a la fecha de entrada en vigencia de la presente resolución, se encuentren en trámite y que le hayan sido expedidos términos de referencia mediante acto administrativo particular y concreto, deberán presentar los estudios ambientales, conforme con los términos expedidos.

ART. 6º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Términos de referencia

Sector agroquímicos

Estudio de impacto ambiental para importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola

PL-TER-1-02

Bogotá, D.C.

2006

Tabla de contenido
Resumen ejecutivo 
1.Generalidades
1.1.Introducción
1.2.Objetivos
1.3.Antecedentes
1.4.Alcances
1.5.Metodología
2.Identificación del bioplaguicida
3.Descripción de actividades
4.Evaluación ambiental
4.1.Identificación y evaluación de impactos
4.1.1.Medio abiótico
4.1.2.Medio biótico
4.1.3.Medio social
5.Plan de manejo ambiental
5.1.Medio abiótico
5.2.Medio biótico
5.3.Medio social
6.Plan de seguimiento y monitoreo del proyecto
6.1.Programa de seguimiento y monitoreo medio abiótico
6.2.Programa de seguimiento y monitoreo del medio biótico
6.3.Programa de seguimiento y monitoreo del medio socioeconómico
7.Plan de contingencia
7.1.Análisis de riesgos
7.2.Plan de contingencia

Presentación del estudio

Anexo 1.Información sobre los pesticidas de tipo biológico a importar
Anexo 2.Producto formulado
Anexo 3.Evaluación de riesgo ambiental (ERA)

Estudio de impacto ambiental para importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola.

En este documento se presentan los términos de referencia del estudio de impacto ambiental para “importación de pesticidas de tipo biológico para uso agrícola”. Estos términos, tienen un carácter genérico y en consecuencia deben ser adaptados a la magnitud y otras particularidades del proyecto, así como a las características de los productos que se pretenden importar.

El estudio de impacto ambiental debe contener:

Resumen ejecutivo

El estudio de impacto ambiental debe presentar como documento independiente un resumen ejecutivo del mismo, el cual incluye una síntesis del proyecto propuesto, identificación del importador, características generales de cada ingrediente activo y formulaciones a importar, nombre común, formulaciones proyectadas a partir de él, incluyendo nombre comercial, tipo de formulación, categoría toxicológica, clasificación según usos a que se destina, jerarquización de los impactos ambientales identificados en la evaluación de impactos y una breve reseña del plan de manejo ambiental y programas de seguimiento y monitoreo. Adicionalmente, especificar el costo total del proyecto y del PMA y sus respectivos cronogramas de ejecución.

1. Generalidades.

1.1. Introducción.

Indicar los aspectos relacionados con el tipo de proyecto, especificar los mecanismos, procedimientos y métodos de recolección, procesamiento y análisis de la información, grado de incertidumbre de la misma, relacionar los centros de investigación y laboratorios que constituyan fuentes de información y el tipo de certificación oficial de estos, —según la entidad de que se trate y las normas del país en que opera—, las instituciones y organizaciones con que se interactuó en la elaboración del estudio, así como las fechas durante las cuales se llevaron a cabo los estudios de cada uno de los componentes.

De manera resumida, hacer una descripción general del contenido de cada uno de los capítulos que contenga el estudio.

1.2. Objetivos.

Definir los objetivos generales y específicos, referentes al estudio de impacto ambiental del proyecto, teniendo como base la descripción, caracterización y análisis del ambiente, la identificación y evaluación de los impactos y la ubicación y diseño de las medidas de manejo, con sus respectivos indicadores de seguimiento y monitoreo.

1.3. Antecedentes.

Presentar los aspectos relevantes del proyecto hasta la elaboración del EIA, con énfasis en: justificación, estudios e investigaciones previas, trámites anteriores ante autoridades competentes y otros aspectos que se consideren pertinentes.

Relacionar el marco normativo vigente considerado para la elaboración del estudio, teniendo en cuenta las áreas de manejo especial y las comunidades territorialmente asentadas en el área de influencia local, desde la perspectiva de la participación que le confiere la Constitución Nacional, la Ley 99 de 1993, la Ley 70 de 1993, la Ley 21 de 1991 y las demás leyes que apliquen.

1.4. Alcances.

El EIA es un instrumento para la toma de decisiones sobre proyectos, obras o actividades que requieren licencia ambiental, con base en el cual se definen las correspondientes medidas de prevención, corrección, compensación y mitigación de los impactos ambientales que generará el proyecto. En tal sentido, el alcance involucra:

• La racionalización en el uso de los recursos naturales y culturales, minimizando los riesgos e impactos ambientales negativos, que pueda ocasionar el futuro proyecto y potenciando los impactos positivos.

• Con base en información primaria, recopilar a partir de los diferentes métodos y técnicas propias de cada una de las disciplinas que intervienen en el estudio, y complementarla con la información secundaria requerida según sea el caso. Sobre los estudios y datos experimentales citados, referenciar la entidad responsable de la investigación, la fecha de su realización y las condiciones de trabajo bajo las cuales se obtuvieron dichos resultados, a fin de determinar su transferibilidad, validez y rigor científico.

• Dimensionar y evaluar cualitativa y cuantitativamente los impactos producidos por el proyecto teniendo en cuenta el ciclo integral de vida de los pesticidas que se propone importar, de tal manera que se establezca el grado de afectación y vulnerabilidad de los ecosistemas y los contextos sociales. Expresar claramente, los impactos sobre los cuales aún existe un nivel de incertidumbre.

• Proponer soluciones para todos y cada uno de los impactos identificados, estableciendo el conjunto de estrategias, planes y programas en el plan de manejo ambiental (PMA). Este último, debe formularse a nivel de diseño, y por lo tanto incluirá justificación, objetivos, alcances, tecnologías a utilizar, resultados a lograr, costos y cronogramas de inversión y ejecución.

• Incluir la participación de las comunidades afectadas, desarrollando procesos de información, discusión y concertación —si es el caso— de los impactos generados por el proyecto y medidas propuestas. Los resultados de este proceso se consignarán en las respectivas actas con las comunidades.

1.5. Metodología.

Presentar la metodología utilizada para la realización del estudio de impacto ambiental, elaborado con base en información primaria, obtenida a partir de los diferentes métodos y técnicas propias de cada una de las disciplinas que intervienen en el estudio, incluyendo los procedimientos y métodos de recolección, procesamiento y análisis de la información, así como las fechas durante las cuales se llevaron a cabo los estudios de cada uno de los componentes (cronograma de actividades del EIA). Lo anterior será complementado con la información secundaria requerida, según sea el caso.

Para tal efecto, el solicitante debe elaborar y presentar el estudio, de acuerdo con los criterios incluidos en la metodología general para la presentación de estudios ambientales que será expedida por este ministerio.

Relacionar los profesionales que participaron en el estudio, especificando para cada uno dedicación, responsabilidad, disciplina a la que pertenece y la formación y experiencia en este tipo de estudios.

2. Identificación del bioplaguicida.

Sobre cada uno de los pesticidas a importar —ingredientes activos y productos formulados–, se presentará la información que a continuación se señala, en capítulos independientes, uno por cada pesticida.

Antes de proceder con el desarrollo de los capítulos y a manera de introducción se listarán separadamente los ingredientes activos (nombres comunes) y los productos formulados (nombres comerciales), objeto de la solicitud de licencia ambiental.

Inicialmente se presentarán los capítulos pertinentes a los ingredientes activos en orden alfabético, de acuerdo al nombre común; de manera similar se ordenarán los capítulos sobre los productos formulados, según el nombre comercial.

En la parte correspondiente a la información sobre los productos formulados, se tendrá en cuenta:

— Cuando la misma información aplique en su mayoría para varias formulaciones, se elaborará y presentará un solo capítulo titulado con los nombres comerciales de los productos, aclarando los motivos de dicha presentación. En estos casos, no obstante, se deberá precisar los aspectos que sean específicos de cada producto.

— En el caso que parte apreciable de la información requerida sobre el producto formulado, se haya presentado previamente sobre un ingrediente activo, solamente se indicará el numeral en que aquella se encuentra.

2.1. Información general.

— Señalar los objetivos de la importación y estimar el volumen anual a importar y el valor promedio de las importaciones anuales ($).

— Sobre el(los) país(es) de origen, se determinará:

• Nombre(s) y trámites previos a la exportación exigidos por las autoridades de dicho(s) país(es).

• Número y tipo de registro en el(los) país(es) de origen, autoridad que lo expide y ámbito de uso. Si no está registrado se señalarán las razones por las que carece de registro.

• Prohibición y restricciones de uso en el país de origen.

— Proveedor o registro de proveedores en el que se indique:

• Nombre o razón social y nacionalidad del(los) fabricante(s) del ingrediente activo grado técnico.

• Nombre o razón social del(los) exportador(es), identificación comercial (según país), dirección, nombre(s) del(los) representante(s) legal(es) o apoderado(s).

— Si el pesticida se importa con anterioridad al presente estudio, se indicará:

• Año de iniciación de dichas importaciones y cantidad anual promedio importada.

• Cambios o ajustes en la formulación de productos comerciales y sus correspondientes motivaciones.

2.2. Ingrediente activo tipo biológico.

Para el ingrediente activo presentar la siguiente información, (anexo 1):

— Nombre químico.

— Origen.

— Fórmula química.

— Propiedades físicas y químicas (anexo 1).

— Modo y mecanismo de acción.

— Toxicidad en mamíferos: (anexo 1).

— Ecotoxicidad del bioplaguicida: (anexo 1).

— Manejo y frecuencia de aplicación.

— Estabilidad del bioplaguicida bajo diferentes condiciones climáticas.

— Limitaciones de uso.

— Efectos en agua y suelo (anexo 1).

2.3. Microorganismos.

— Nombre científico según ATSS (American Culture Collection) u otras instituciones internacionales reconocidas, incluyendo: género, especie, subespecie, biotipo.

— Breve descripción sobre los procedimientos y criterios usados para su identificación (morfología, serología, coloración y bioquímica).

— Composición: concentración (recuento microbiano UFC/ml, UFC/gr, conidias/mg).

— Actividad biológica (fecha de expiración).

— Información sobre toxicidad en mamíferos y ecotoxicidad del biopesticida en peces, aves y otros organismos distintos al objetivo (anexo 1).

— Propiedades y comportamiento en el ambiente. (anexo 1).

2.4. Productos formulados.

— Nombre comercial en Colombia

— Restricciones de uso, cuando las haya

— Composición cualitativa y cuantitativa de la formulación (incluyendo ingrediente activo y no activos como protectores UV, agentes retenedores de agua, aditivos, etc.)

— Tipo de formulación y clasificación según usos a que está destinada

— Datos sobre la aplicación

— Incompatibilidad conocida con otros productos

— Información sobre toxicidad en mamíferos y ecotoxicidad del biopesticida en peces, aves y otros organismos distintos al objetivo (anexo 1)

— Estabilidad del producto y efectos de temperatura y condiciones de almacenamiento sobre la actividad biológica

— Copia del concepto toxicológico expedido por el Ministerio de la Protección Social de Colombia o de la solicitud radicada

— Proyecto de rotulado presentado para aprobación ante el ICA

— Proyecto de etiqueta

— Hoja de seguridad en español

— Información referente a medidas y recomendaciones para el manejo seguro y la protección ambiental en las actividades de transporte y almacenamiento

3. Descripción de actividades.

Describir en el orden de ejecución, las actividades a realizar con cada pesticida a importar, según corresponda; cuando se trate de un ingrediente activo, IA, se considerarán las acciones previstas con este y con los productos que se formularán con base en él. En las actividades que se desarrollen en interacción con terceros, se determinará la participación y responsabilidad del importador.

Para las actividades relacionadas a continuación especificar:

Reenvase. Identificar y localizar las instalaciones donde se lleven a cabo bajo el control del importador, actividades de reenvase. Igualmente se especificará el tipo, material, capacidad y etiquetado de los nuevos envases y se establecerá el destino final de los envases originales.

Almacenamiento. Identificar y localizar los almacenamientos que dependan directamente del importador.

Distribución del ingrediente activo. En caso que el ingrediente activo a importar sea distribuido a terceros, se identificarán los nombres de los compradores, —personas jurídicas o naturales—.

Formulación. Cuando se trate de la importación de ingredientes activos, establecer si esta actividad es realizada por el importador o terceros; en ambos casos se determinará el nombre o razón social de la planta formuladora. Indicar el sistema previsto para el control de calidad de los productos formulados.

Aplicación. Cuando se trate de la importación de ingredientes activos para la formulación de nuevos productos o de la importación de nuevas formulaciones para el mercado Nacional, relacionar los cultivos y áreas geográficas en que se estima la mayor demanda potencial.

En los casos en que los productos que se proyecta formular con el ingrediente activo a importar, o, la formulación a importar, se utilicen en el país con anterioridad al EIA, identificar los cultivos y áreas geográficas de mayor consumo y analizar las tendencias y factores que inciden en este y en general, en el consumo nacional.

Con relación a las áreas geográficas de mayor consumo, describir las características ambientales del área donde se desarrollan los cultivos, y que tienen mayor incidencia en la ocurrencia de los impactos negativos.

Tratamiento y disposición de desechos. Describir los métodos recomendados para el tratamiento y disposición de desechos (líquidos y sólidos), que se generan en las diversas actividades que se realizan con el ingrediente activo y sus respectivas formulaciones.

Se deben considerar los desechos relacionados con empaques y envases, materia técnica fuera de especificaciones (productos vencidos y/o deteriorados), remanentes, desechos líquidos (aguas de lavado de equipos, vehículos, instalaciones y ropa contaminada, entre otra) y material vegetal contaminado cuando los productos formulados estén recomendados para uso en cultivos transitorios.

4. Evaluación ambiental.

4.1. Identificación y evaluación de impactos.

El dimensionamiento de los impactos negativos se realizará mediante un proceso de evaluación de riesgos. En este contexto, se define el “riesgo” como la probabilidad de que la exposición a un agente biopesticida produzca un efecto adverso al medio ambiente.

Para realizar esta determinación de riesgo se debe utilizar la metodología presentada en el anexo 3. El usuario podrá utilizar una metodología diferente siempre que sea internacionalmente reconocida y debidamente sustentada, que establezca un marco lógico y científico, que permita llegar a conclusiones claras sobre los posibles efectos de la sustancia evaluada, consistente con lo indicado en el anexo 3.

Cuando se trate de un ingrediente activo, identificar y evaluar los impactos que el uso y aplicación, de los productos formulados a partir de él, puede producir en los componentes físico-bióticos y sociales.

En los casos de importación de productos formulados, adelantar la evaluación de los impactos por cada grupo de biopesticidas que compartan el mismo ingrediente activo.

En ambos casos sin embargo, cuando el tipo de formulación, ingredientes aditivos o condiciones de uso, incrementen la toxicidad o le confieran características significativamente diferentes a una formulación, estimar los impactos específicos de esta.

La evaluación de la exposición e influencia de los factores ambientales, se debe hacer considerando el modo de uso recomendado de acuerdo con el anexo 2 y con referencia a las características de las áreas donde se registra el mayor consumo de las formulaciones.

En todos los casos señalar las deficiencias de información que causen incertidumbre o limiten los alcances de dicha evaluación.

Tener en sin embargo, que lo fundamental en esta parte del estudio, es el análisis que se haga de la información primaria y secundaria de sustento (1).

En la identificación y evaluación de impactos, este análisis debe considerar los siguientes componentes:

4.1.1. Medio abiótico.

Aguas subterráneas: Evaluar el riesgo de contaminación debido a lixiviación, infiltración o recarga de acuíferos, considerando las propiedades asociadas a la movilidad y degradabilidad en diferentes tipos de suelos.

Aguas superficiales: Identificar los efectos en la calidad del agua e interferencias que genera en los diferentes usos del recurso hídrico. Analizar riesgos de contaminación de aguas superficiales debidos a fenómenos de transporte (deriva, escorrentía, erosión).

Calidad del aire: Identificar los riesgos debidos a la volatilización y a emisiones a la atmósfera de productos de la combustión o quema de materiales contaminados.

4.1.2. Medio biótico.

Ecosistemas acuáticos: Evaluar los riesgos para los recursos hidrobiológicos, considerando los datos de toxicidad acuática, bioacumulación, degradabilidad.

Riesgos para ecosistemas terrestres: Evaluar los riesgos para especies terrestres de fauna y flora con base no solo en los datos de toxicidad, sino a las diferentes vías de exposición y posibles rutas de ingreso a áreas diferentes a las de aplicación.

4.1.3. Medio social.

— Identificar los posibles efectos adversos de las formulaciones sobre la salud humana, asociados a toxicidad aguda (incluidas las propiedades irritantes) y crónica; describir las principales vías de exposición, naturaleza y reversibilidad de los efectos.

— Referenciar y reseñar brevemente los resultados de estudios de vigilancia epidemiológica realizados.

— Identificar y evaluar aspectos socioculturales relacionados con patrones de uso y prácticas agrícolas, según cultivos y regiones, que sean incompatibles con el uso racional de los productos y el desarrollo sostenible de la agricultura. Considerar entre otros: Vías de aplicación; técnicas y equipos utilizados, modificaciones o adaptaciones de estos; condiciones de aplicación según períodos climáticos; dosis y frecuencia de aplicación; intervalos precosecha, franjas de seguridad usuales, medidas de protección personal que se tengan en cuenta.

En el análisis de estas condiciones de aplicación, se especificarán las correspondientes recomendaciones técnicas que no estén incluidas en el rotulado aprobado por el ICA.

— Identificar necesidades sentidas de educación ambiental y capacitación en salud preventiva, en los grupos poblacionales vinculados a las diferentes actividades que se realizan con los pesticidas.

— Señalar las deficiencias a nivel normativo que facilitan el manejo inadecuado de los biopesticidas.

5. Plan de manejo ambiental.

Es el conjunto de programas, proyectos y actividades, necesarios para prevenir, mitigar, corregir y compensar los impactos generados por el proyecto durante las diferentes etapas.

El plan de manejo ambiental (PMA) debe ser presentado en fichas en las cuales se debe precisar como mínimo: Objetivos, metas, etapa, impactos a controlar, tipo de medida, acciones a desarrollar, lugar de aplicación, personal requerido, indicadores de seguimiento (cualificables y cuantificables) y monitoreo, responsable de la ejecución, cronograma y presupuesto.

El plan de manejo ambiental para el conjunto de los pesticidas a importar, debe contener entre otros aspectos, los siguientes:

5.1. Medio abiótico.

De acuerdo con la evaluación de riesgo ambiental y la información toxicológica y ecotoxicológica se identificarán y valorarán los elementos resultantes de dicha evaluación, se deben recomendar las acciones tendientes a prevenir, mitigar y compensar los impactos generados por el uso del biopesticida.

— Programas de manejo del suelo

— Programas de manejo del recurso hídrico

— Programas de reducción de manejo de residuos y reducción de desechos

— Programa de acompañamiento del producto, teniendo en cuenta:

• Sistema de evaluación del manejo ambiental de los productos en las diferentes actividades, considerando el ciclo integral de vida y acciones previstas para la implementación de correctivos.

• Diseñar un sistema de registro estadístico de consumo de productos, considerando entre otros: tipos de cultivo, áreas geográficas, picos anuales (máximos y mínimos).

• Programas de control de calidad de los productos formulados que se importan como tales, o que se formularán bajo la responsabilidad del importador en caso de los IA(s).

5.2. Medio biótico.

— Programas de manejo ecosistemas acuáticos

— Programas de manejo ecosistemas terrestres

5.3. Medio social.

— Educación e información sobre efectos ambientales de los biopesticidas y condiciones de manejo seguro y adecuado. Se tendrán en cuenta estrategias para lograr la cobertura de los diversos grupos de población que intervienen en las diferentes actividades, incluyendo: Empleados directos, contratistas, distribuidores y consumidores.

— Diseño de manuales u otros instrumentos sobre procedimientos y especificaciones técnicas para el desarrollo de las diversas actividades, incluyendo el tratamiento y disposición de los desechos.

— Programa de atención de consultas

— Programa de formulación de protocolos de investigación

Cuando las deficiencias de información y limitaciones en su transferibilidad generen un grado de incertidumbre en la evaluación de impactos, que amerite la realización de estudios de campo o de investigaciones complementarias, se formularán protocolos y términos de referencia, según corresponda.

— Programa de participación de la comunidad en proyectos de plan de manejo ambiental.

— Programas que promuevan el manejo de las hojas de seguridad. Se considerarán mecanismos de participación y retroalimentación según experiencias de quienes directamente manipulan los productos (transportadores, almacenistas, distribuidores y consumidores).

— Programas de mecanismos de información y actualización sobre desarrollos tecnológicos tendientes a mejorar las condiciones de seguridad y protección ambiental en el desarrollo de las diferentes actividades.

6. Plan de seguimiento y monitoreo del proyecto.

El plan de seguimiento y monitoreo debe cubrir lo propuesto en las fichas del plan de manejo ambiental. Adicionalmente dicho plan debe incluir lo siguiente para cada uno de los medios:

6.1. Programa de seguimiento y monitoreo medio abiótico.

— Almacenamiento.

— Transporte.

— Uso del producto.

— Suelo.

— Aguas (superficiales y subterráneas).

— Sistemas de manejo, tratamiento y disposición de residuos sólidos.

6.2. Programa de seguimiento y monitoreo del medio biótico.

— Ecosistemas acuáticos.

— Ecosistemas terrestres.

6.3. Programa de seguimiento y monitoreo del medio socioeconómico.

• Manejo de los impactos sociales directos e indirectos del proyecto.

• Efectividad de los programas del plan de gestión social.

• Acciones y procesos generados por las obras en la entidad territorial.

• La atención consultas.

• La participación e información oportuna a usuarios.

7. Plan de contingencia.

7.1. Análisis de riesgos.

Debe incluir la identificación de las amenazas o siniestros de posible ocurrencia, el tiempo de exposición del elemento amenazante, la definición de escenarios, la estimación de la probabilidad de ocurrencia de las emergencias y la definición de los factores de vulnerabilidad que permitan calificar la gravedad de los eventos generadores de emergencias en cada escenario. Esta valoración debe considerar los riesgos tanto endógenos como exógenos. Se debe presentar la metodología utilizada.

Durante la evaluación de la vulnerabilidad se deben considerar, al menos los siguientes factores:

Víctimas. Número y clase de víctimas, así como también el tipo y gravedad de las lesiones.

Daño ambiental. Evalúa los impactos sobre el agua, fauna, flora, aire, suelos y comunidad, como consecuencia de una emergencia.

Pérdidas materiales. Representadas en infraestructura, equipos, productos, costos de las operaciones del control de emergencia, multas, indemnizaciones y atención médica, entre otras.

El riesgo es una función que depende de la probabilidad de ocurrencia de la emergencia y de la gravedad de las consecuencias de la misma. La aceptabilidad de los riesgos se clasifica con el fin de definir el alcance de las medidas de planeación requeridas para el control.

Los resultados del análisis se deben llevar a mapas de amenaza, vulnerabilidad y riesgo, en escala 1:25.000 o menor y 1:10.000 o mayor según corresponda al área de influencia indirecta o directa, respectivamente.

7.2. Plan de contingencia.

Con base en el análisis de riesgos, se debe estructurar el plan de contingencia mediante el diseño de planes estratégicos, consistentes en la elaboración de programas que designen las funciones y el uso eficiente de los recursos para cada una de las personas o entidades involucradas; planes operativos donde se establezcan los procedimientos de emergencia, que permitan la rápida movilización de los recursos humanos y técnicos para poner en marcha las acciones inmediatas de la respuesta; y un sistema de información, que consiste en la elaboración de una guía de procedimientos, para lograr una efectiva comunicación con el personal que conforma las brigadas, las entidades de apoyo externo y la comunidad afectada.

Este plan de contingencia debe contemplar: emergencias y contingencias durante la construcción y los lineamientos para la operación.

Deben cartografiarse las áreas de riesgo identificadas, las vías de evacuación y la localización de los equipos necesarios para dar respuesta a las contingencias.

Presentación del estudio

El peticionario debe entregar al MAVDT original y copia del estudio de impacto ambiental y una copia adicional a la corporación autónoma regional respectiva. También debe entregar a las dos entidades copia en medio magnético, de la totalidad del estudio.

Anexo 1

Información sobre los pesticidas de tipo biológico a importar

Identificación de los biopesticidas

• Datos físicos y químicos.

— Grado de pureza

— Punto de ebullición

— Punto de fusión

— Densidad

— Presión de vapor

— Constante de la Ley de Henry

— Solubilidad en agua (especificar efectos de pH y temperatura)

— Solubilidad en disolventes orgánicos

— Propiedades explosivas y oxidantes.

• Comportamiento, distribución, transformación y degradación (química, biológica o fotodegradación) en el ambiente:

Comportamiento en suelos. (Datos para tres tipos de suelos patrones) estudios de degradabilidad (tasas y vías hasta el 90%) indicando:

— Procesos que intervienen.

— Metabolitos y productos de degradación. Se deben identificar los metabolitos que alcancen más del 10% del ingrediente activo, añadida en la prueba, o menores proporciones si la sustancia reviste importancia toxicológica humana o ambiental.

— Disipación y acumulación en suelo o campo.

— Adsorción, deserción y movilidad de la sustancia activa y si es relevante de sus metabolitos.

— Estudios de lixiviación.

Comportamiento en el agua. Estabilidad en agua, constante de disociación, hidrólisis y vías de degradación, (especificar condiciones de referencia de los estudios).

Comportamiento en la atmósfera: vías de degradación y persistencia.

• Sobre métodos de inactivación

Se debe presentar información sobre procedimientos para destrucción de sustancia y descontaminación.

Para la identificación de microorganismos

• Propiedades

• Organismo blanco. Patogenicidad o clase de antagonismo al huésped, dosis infecciosa, permanencia e información sobre modo de acción.

• Historia del organismo y sus usos. Hábitat natural y distribución geográfica. Organismos dañinos (plagas), controlados, cultivos y productos protegidos o tratados.

• Especificidad de huésped(es) y efectos sobre las especies más cercanas a la(s) especie(s) blanco. Incluir pruebas de virulencia y patogenicidad.

• Rangos de adaptabilidad según temperatura, pH y radiación

• Especificar si ha habido modificación genética

• Comportamiento en el ambiente

Breve descripción sobre la dispersión y persistencia en suelo, agua y aire referenciando las condiciones en que se hicieron las pruebas (cuando aplique).

• Métodos de neutralización y/o inactivación

Adjuntar información sobre:

Métodos para establecer la identidad y pureza de la cepa madre con la que son producidos los baches incluyendo información sobre homogeneidad del producto.

Información toxicológica

• Para los biopesticidas

Toxicidad para mamíferos (especificar especie, sexo, edad y condiciones en que se realizó el estudio)

— Toxicidad aguda oral: Dosis letales medias

— Toxicidad aguda termal

— Toxicidad inhalatoria

— Irritación ocular y dérmica

— Estudios de toxicidad subaguda

— Toxicidad crónica y genotoxicidad: Hallazgos en estudio de carcinogénesis, mutagénesis y en reproducción

— Inmunotoxicidad, si aplica

— Datos de niveles sin efecto observable Noel, sin efecto adverso observable Noael.

Toxicidad para aves

— Estudios de toxicidad aguda y subaguda; precisar especies, dosis y tiempo de exposición.

— Datos de toxicidad crónica y reproducción cuando amerite.

Toxicidad para organismos diferentes al objetivo

— Toxicidad aguda para abejas oral y por contacto.

— Toxicidad para lombrices de tierra.

Toxicidad acuática

— Toxicidad aguda y crónica para peces

— Efectos de reproducción en peces

— Toxicidad aguda y crónica para invertebrados acuáticos

— Efectos sobre el crecimiento de algas

Otros estudios

— Fitotoxicidad para los productos vegetales en que se aplica (para los diferentes estadios de desarrollo de la planta)

— Estudios sobre aparición de resistencia

• Para los microorganismos

Toxicidad para mamíferos

— Toxicidad aguda oral/patogenicidad

— Toxicidad aguda dermal

— Toxicidad aguda pulmonar patogenicidad

— Irritación ocular y dérmica

— Hipersensibilidad/reportes de incidentes de alergias

— Estudios de toxicidad subcrónica

— Toxicidad crónica y genotoxicidad: Hallazgos en estudio de carcinogénesis, mutagénesis y en reproducción

— Inmunotoxicidad

— Infecciones primarias

Toxicidad para aves

— Estudios de toxicidad aguda y subcrónica; precisar especies, dosis y tiempo de exposición

— Datos de toxicidad crónica y reproducción cuando amerite

Toxicidad para organismos diferentes al objetivo

— Toxicidad aguda para abejas oral y por contacto

— Toxicidad para lombrices de tierra

Toxicidad acuática

— Toxicidad aguda y crónica para peces

— Efectos de reproducción en peces

— Toxicidad aguda y crónica para invertebrados acuáticos

— Efectos sobre el crecimiento de algas

• Otros estudios

— Fitotoxicidad para los productos vegetales en que se aplica (para los diferentes estadios de desarrollo de la planta)

— Estudios sobre aparición de resistencia

Anexo 2

Producto formulado

Información sobre la aplicación del producto formulado

Para los siguientes datos se contemplará la información sustentada por un lado en la presentación de ensayos de eficacia aplicados y por otro lado en las investigaciones realizadas durante el desarrollo de la molécula.

Ámbito de aplicación

Se debe especificar el ambiente (campo, invernadero, almacén, etc.), al cual se pretende dirigir el uso del producto. Se debe también incluir un estimado del volumen de consumo esperado por cultivo (producto), con el objeto de precisar el escenario agroecológico para los estudios de evaluación de riesgo ambiental.

Efectos sobre plagas y cultivos

Se debe especificar las plagas que se van a controlar con el producto. Para denominar a las especies se debe seguir la nomenclatura internacional acompañada por una breve descripción taxonómica (orden, familia).

• Condiciones en que el producto puede ser utilizado

Se han de especificar las condiciones más favorables para el manejo del biopesticida, tomando en consideración las ambientales (temperatura y condiciones de suelo), fisicoquímicas (pH) basado en la información del producto y aquella correspondiente a los ensayos de eficacia.

Dosis

Las dosis son la que se extraen de los ensayos de eficacia y se deben expresar en términos de producto comercial por hectárea o de concentración del producto comercial por unidad de volumen. La información en la etiqueta debe contener preferiblemente las formas más usadas por los agricultores (l/Ha, cm 3 /caneca o cilindro de 200 litros, cc/bomba de 200 litros).

• Número y momentos de aplicación

Se debe expresar el número de aplicaciones por campaña indicando en todos los casos el número máximo de aplicaciones o la cantidad máxima a aplicar por campaña o por año.

• Métodos de aplicación

Se debe detallar él o los métodos de aplicación, así como él o los equipos indicando las recomendaciones para la calibración del equipo y del buen manejo acorde con las características del producto tomadas en cuenta y empleadas en los ensayos de eficacia.

• Instrucciones de uso

Descripción de las recomendaciones a seguirse para obtener el mejor beneficio del uso del producto, las que deben incluir las precauciones a tomarse para reducir el riesgo de su manejo. Cuando sea relevante debe detallarse las consideraciones de uso y manejo por cultivo o por especie plaga. Información que debe ir resumida en la etiqueta y detallada en la hoja informativa.

• Fecha de reingreso al área tratada

Se debe incluir un período entre la aplicación y el reingreso del personal a la zona tratada. Este dato deberá estar considerado en la etiqueta y hoja informativa adjunta.

• Efectos sobre cultivos sucesivos

Para aquellos biopesticidas que son aplicados al suelo o son incorporados, además muestran características de persistencia en el suelo (DT50 suelo > 60 días), deberán conducirse ensayos protocolizados para definir con claridad su efecto a otros cultivos.

• Fitotoxicidad

Cuando se cuente con evidencia de fitotoxicidad, esta debe ser documentada para la evaluación por el ministerio, y la inclusión de la advertencia correspondiente en la etiqueta y hoja informativa adjunta.

Datos toxicológicos del producto formulado

Se presentarán los datos correspondientes a los resultados de los estudios de toxicidad sobre las formulaciones proyectadas a desarrollar o importadas. Si se carece de la información toxicológica de los productos formulados se presentará la información de los ingredientes activos.

• Toxicidad aguda para mamíferos

Se presentan los datos de toxicidad oral, dermal e inhalatoria y la irritación cutánea y ocular.

• Toxicidad para otras especies

Toxicidad en aves, organismos acuáticos y organismos no objeto (abejas y lombriz de tierra).

Anexo 3

Evaluación de riesgo ambiental (ERA)

Para la evaluación de riesgo ambiental se requiere la información sobre las propiedades fisicoquímicas de la sustancia además del comportamiento en los ambientes abiótico y biótico, y de este último el efecto a sus componentes como la toxicidad a aves, mamíferos, peces, microartrópodos acuáticos y terrestres. Lombriz de tierra y microorganismos; además, de la información sobre los patrones de uso propuestos de la sustancia.

Marco referencial

Se puede definir a la ERA como el estimado de la probabilidad de que los efectos ecológicos adversos puedan ocurrir o están ocurriendo como un resultado de la exposición a uno o más bioplaguicidas. Se divide el proceso en 3 fases:

Formulación del problema

Consiste en el establecimiento de una hipótesis (basada en las necesidades sociales, regulatorias y científicas, y las perspectivas del problema), sobre la ocurrencia de los efectos ecológicos ocasionados por el bioplaguicida. En esta fase se determinan los objetivos específicos de la evaluación, y se diseña el esquema de trabajo y el plan para el análisis y la caracterización del riesgo.

Análisis del riesgo

Durante esta fase, la información es evaluada para determinar cómo puede ocurrir la exposición a un bioplaguicidas: Caracterización de la exposición, y dada esta exposición, cuál es el potencial y el tipo de los efectos ecológicos que se pueden esperar: Caracterización de los efectos ecológicos. Ambas son elementos esenciales para la caracterización del riesgo.

Caracterización del riesgo

Es el proceso de comparar los resultados del análisis de la exposición, con aquellos de los efectos ecológicos adversos, y de establecer la posibilidad de ocurrencia de estos efectos.

Además, toda evaluación debe incluir un resumen de las asunciones empleadas, una expresión de la incertidumbre científica y los puntos sólidos y débiles del análisis y el significado ecológico del riesgo, en la que debe incluir una discusión tomando en consideración los tipos y magnitudes de los efectos, los patrones espaciales y temporales y la probabilidad de recuperación.

La interpretación de la información obtenida en la evaluación de riesgo ambiental se basa en valores críticos conservativos de exposición y efectos en los organismos del medio ambiente.

Procedimiento escalonado para evaluación de riesgo

El proceso escalonado de evaluación provee un procedimiento lógico y progresivo de aproximaciones, estructuradas en niveles de evaluación cada vez más exigentes. Según los criterios de evaluación de riesgo establecidos por la FAO y la EPA, el procedimiento plantea 4 niveles de evaluación.

Comienza, en un primer nivel, con una evaluación simple, usando criterios muy conservadores para emitir un juicio, lo que permite una rápida evaluación de aquellos bioplaguicidas que no representan un riesgo significativo al ecosistema, y se avanza, en los siguientes niveles, hacia estimaciones cada vez más reales, cada vez más exigentes, y requiriendo nuevas pruebas que permitan establecer con mejor precisión el riesgo. Los cuatro niveles se diferencian básicamente en el grado de refinamiento de los datos, tendientes a precisar la caracterización del riesgo y a reducir la incertidumbre asociada a la estimación.

Nivel I (TIER I)

El denominado primer nivel de la evaluación del riesgo ambiental es el de evaluación inicial o tamizaje, donde se considera el análisis determinístico basado en los datos obtenidos en condiciones de laboratorio y el comportamiento del bioplaguicida en el ambiente, considerando el “peor escenario”. Debido al carácter puntual de la información y a la extrapolación de datos, se genera una alta incertidumbre en este nivel de evaluación.

Se determinan los cocientes de riesgos (RQs), dividiendo la concentración ambiental esperada (EEC) dentro del concepto del “peor escenario” y la toxicidad obtenida en las pruebas hechas en laboratorio. Estos valores son luego comparados con los niveles críticos de aceptabilidad o confiabilidad. Si la concentración ambiental esperada obtenida por cálculos simples en esta etapa, se observa que sobrepasa el valor tóxico permitido, es decir, si los valores de RQ superan a los LOC, se concluye que hay un riesgo potencial, lo que significa que un refinamiento en el modelo de evaluación de riesgo ambiental es necesario; es decir, se debe pasar al siguiente nivel de evaluación. En caso contrario, el ejercicio de evaluación de riesgo concluye en esta etapa, con base en el hecho que este ejercicio es muy conservador por considerar un set de condiciones muy estrictas que muy poco probable se puedan dar en el escenario real.

Si se concluye que hay un riesgo potencial y se determina que este riesgo tiene una alta probabilidad de ocurrencia, se debe proceder a la siguiente etapa de evaluación de riesgo.

Nivel II (TIER II)

En el primer nivel de evaluación del modelo, se tiene la mayor cantidad de asunciones y resulta menos complicado su cálculo, pero pasando al segundo nivel de evaluación y en los niveles sucesivos, el cálculo se va refinando, y este incluye un ajuste en los componentes de la exposición, del efecto o de ambos, haciendo intervenir los factores que modifican. Durante esta etapa se repite el ejercicio mencionado en la primera etapa, refinando el dato del cálculo de la concentración ambiental esperada (EEC), hacia un valor más cercano al escenario real de las condiciones de uso e involucrando los parámetros temporales y espaciales del comportamiento ambiental de la molécula. Este cálculo contempla las emisiones, las vías y la movilidad del bioplaguicida, como también su transformación, disipación y degradación. Igualmente incluye datos más avanzados del perfil del producto y el conocimiento sobre la naturaleza y tamaño de la población expuesta.

En síntesis, en este nivel, la caracterización del riesgo asocia por un lado el patrón de uso del bioplagucida, las características físicas y químicas de la sustancia, su comportamiento y los efectos en los componentes ecológicos de interés, y por otro explora opciones de manejo en un proceso interactivo (aplicable en los niveles 2, 3 y 4) que requieren el establecer los niveles de incertidumbre, y si estos requieren o no una evaluación adicional.

Si se determina que el RQ es mayor que los valores críticos, esto indica que el riesgo existe, y si este tiene una alta probabilidad de ocurrencia, se debe proceder a la siguiente etapa de evaluación de riesgo. En caso contrario, el ejercicio de evaluación de riesgo concluye en esta etapa, con base en el hecho que se asume no existe un riesgo inmanejable.

Nivel tres (TIER III)

Identificados los riesgos relevantes en la etapa II, se puede determinar cuáles son los que se requieren precisar en un nivel más exigente de evaluación. Para lograr una caracterización del riesgo en este nivel, se emplean aproximaciones más refinadas sobre el destino ambiental para el cálculo de la EEC, empleando información adicional o información obtenida mediante estudios específicos, los que se conducen a nivel de laboratorio simulando situaciones reales. Para la protocolización de estos estudios se recomienda seguir las pautas descritas por la metodología de la EPA, a este respecto. Entre otros se pueden considerar:

— Estudios de toxicidad aguda con especies adicionales

— Estudios de la toxicidad asociada con exposición variable en el tiempo o repetida

— Estudios de toxicidad crónica complementarios

— Estudios de toxicidad en sedimentos

— Estudios adicionales de destino ambiental, a nivel de laboratorio simulando condiciones de campo

— Aproximaciones más sofisticadas mediante modelación de la exposición, incorporando características ambientales de las áreas agrícolas

— Evaluación más detallada de opciones de manejo y mitigación, fundamentado en un mayor conocimiento del riesgo ambiental

Si los resultados de los estudios conducen a la conclusión de que el riesgo subsiste y no puede ser controlado o mitigado se debe pasar a un último nivel de evaluación

Nivel cuatro (TIER IV)

Si luego de la aplicación de los modelos matemáticos y la realización de ensayos a pequeña escala simulados de campo, se comprueba que el potencial de riesgo persiste, el ministerio conjuntamente con el fabricante del producto a registrar determinarán cuáles son las medidas de mitigación, control y monitoreo posregistro apropiados para reducir la probabilidad de que un efecto adverso ocurra en el ecosistema y se contemplan dentro de los programas del plan de manejo ambiental desarrollado para el producto respectivo.

Ocasionalmente, con el propósito de precisar el perfil toxicológico y dilucidar dudas sobre el comportamiento en condiciones reales se pueden desarrollar pruebas reales de campo.

Durante todo el proceso se deben contemplar las frases de advertencia que han de ir en la etiqueta y la hoja informativa adjunta, así como los que se establezcan con respecto a las medidas de mitigación.

Finalmente, como parte del proceso de evaluación de riesgo ambiental, el ministerio deberá incluir la identificación de los aspectos socioeconómicos y culturales involucrados en el escenario definido para la evaluación del riesgo ambiental, y establecer los riesgos, factibilidad y costos de las medidas de mitigación, para que formen parte del estudio costo/beneficio que debe realizar el ministerio para otorgar licencia ambiental a un bioplaguicida.

________________________________________________