RESOLUCIÓN 1267 DE 2009 

(Agosto 26)

“Modificación de la Resolución 1130: Norma Sanitaria Andina para el Comercio o la Movilización Intrasubregional y con terceros países de bovinos y sus productos”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

La Secretaría General de la Comunidad Andina,

VISTOS

La Decisión 515 de la Comisión de la Comunidad Andina, relativa al “Sistema Andino de Sanidad Agropecuaria”; la Decisión 686, “Norma para realizar análisis de riesgo comunitario de enfermedades de los animales, exóticas a la subregión, consideradas de importancia para los Países Miembros”; y la Resolución 1130 de la Secretaría General, relativa a la “Norma sanitaria andina para el comercio o la movilización intrasubregional y con terceros países de bovinos y sus productos”; y

CONSIDERANDO:

Que es necesario modificar los requisitos sanitarios que se aplican al comercio o la movilización intrasubregional y con terceros países, de los bovinos y sus productos establecidos por la Resolución 1130 de la Secretaría General, en función a los cambios sanitarios ocurridos y a las evidencias científicas recomendadas para el comercio de algunos productos; así como para precisar su alcance, con la finalidad de mejorar y facilitar su aplicación;

Que la Decisión 686, “Norma para realizar análisis de riesgo comunitario de enfermedades de los animales, exóticas a la subregión, consideradas de importancia para los países miembros”, en su artículo 2º adopta la lista de enfermedades que serán sujetas a análisis de riesgo, para mercancías de origen animal que se pretendan importar en la subregión, desde países afectados por estas, las cuales se detallan en el anexo II de la misma decisión, la que no coincide con las enfermedades exóticas señaladas en la Resolución 1130, por lo que se hace necesaria su actualización;

Que el artículo 6º de la Decisión 515 establece que el Comité Técnico Andino de Sanidad Agropecuaria, Cotasa, emite opinión técnica no vinculante en el ámbito de los temas de la sanidad animal y vegetal, y asesora a la comisión o a la secretaría general para un mejor desempeño de sus actividades;

Que de conformidad con el artículo 12 de la Decisión 515 “los países miembros, la Comisión y la Secretaría General adoptarán las normas sanitarias y fitosanitarias que estimen necesarios para proteger y mejorar la sanidad animal y vegetal de la subregión, y contribuir al mejoramiento de la salud y la vida humana, siempre que dichas normas estén basadas en principios técnico-científicos, no constituyan una restricción innecesaria, injustificada o encubierta al comercio intrasubregional, y estén conformes con el ordenamiento jurídico comunitario”;

Que, el Cotasa, grupo sanidad animal, en su LXXXVI Reunión, realizada el 15 de julio de 2009, en base a los fundamentos expuestos precedentemente recomendó a la Secretaría General la modificación de la Resolución 1130, Norma Sanitaria Andina para el comercio intrasubregional y con terceros países de bovinos y sus productos.

RESUELVE:

ART. 1º—Sustituir el capítulo V del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General, por el siguiente texto:

“CAPÍTULO V

Requisitos generales para bovinos vivos

El país miembro de la Comunidad Andina (CAN) importador prohibirá la importación de bovinos desde terceros países infectados por cualquiera de las siguientes enfermedades:

• Fiebre aftosa (Tipos SAT 1, 2, 3 y Asia 1);

• Peste bovina;

• Perineumonía contagiosa bovina;

• Dermatosis nodular contagiosa;

• Fiebre del Valle del Rift;

• Teileriosis;

• Cowdriosis;

• Septicemia hemorrágica;

• Encefalopatía espongiforme bovina (EEB);

• Dematofilosis;

• Encefalitis japonesa.

Esta relación de enfermedades se actualizará de acuerdo a la lista de enfermedades exóticas.

Se permitirá la importación de terceros países infectados siempre que se cuente con un análisis de riesgo comunitario favorable y resolución de la Secretaría General de la Comunidad Andina.

Si el país de donde se pretende importar los bovinos no está infectado con las enfermedades señaladas anteriormente, el país miembro importador exigirá lo siguiente:

5.1. La importación de bovinos procede de un país, zona o rebaño que se consideren libres de infección, o libres de enfermedad en los que no se aplica vacunación, o libres de una enfermedad en los que se aplica vacunación, o de riesgo insignificante de enfermedades exóticas importantes para la Comunidad Andina; y que dicha condición haya sido reconocida por la Secretaría General de la Comunidad Andina y esté vigente en el momento de la importación.

5.2. El establecimiento del cual se quiera importar bovinos sea habilitado previamente por el país exportador, mediante el cumplimiento de requisitos y procedimientos acordados según la normativa comunitaria vigente.

5.3. El establecimiento de origen de los bovinos y al menos un área de 10 km a su alrededor, no esté o haya estado bajo cuarentena o restricción de la movilización en el momento de la cuarentena, al menos durante los sesenta (60) días previos al embarque de los animales que se importan.

5.4. Los bovinos destinados a la exportación sean examinados, en la explotación o establecimiento de origen, por un médico veterinario del Servicio de Sanidad Agropecuaria del país exportador para detectar la presencia eventual de heridas con huevos o larvas de moscas, y que todo animal que se encuentre infestado sea rechazado para la exportación.

5.5. Los bovinos en cuarentena en el país de origen, independientemente del tiempo que dure la cuarentena, reciban dos (2) tratamientos antiparasitarios externos e internos con productos adecuados según el tipo de ectoparásitos o endoparásitos prevalentes en el país o zona de origen; el primero al comienzo de la cuarentena y el último a los ocho (8) días anteriores al embarque hacia el país miembro importador; en caso de animales para matanza el último tratamiento se realizará teniendo en cuenta el período mínimo de retiro recomendado, antes del sacrificio, según el tipo de antiparasitario utilizado.

5.6. Independientemente de la inspección en el establecimiento de cuarentena, los bovinos deben ser sometidos a una inspección certificada por un médico veterinario del Servicio de Sanidad Agropecuaria del país exportador, en el puerto de salida en la que se indique la no presencia clínica de enfermedades transmisibles de los animales que se importan y el cumplimiento de los requisitos exigidos por el país miembro importador.

5.7. Si la importación procede de países que poseen enfermedades exóticas de importancia comunitaria, transmitidas por vectores, el país miembro importador exigirá que:

5.7.1. Los bovinos sean cuarentenados en una estación de cuarentena o establecimiento a prueba de picaduras de vectores aprobados para tal fin por el país miembro importador, y que no transiten por una zona infectada durante su transporte al lugar de embarque. Si esto último no fuere posible, el país miembro importador exigirá la certificación de que los bovinos fueron protegidos en todo momento contra las picaduras de vectores durante su tránsito por una zona infectada.

5.7.2. Toda cuarentena que se realice en el país de origen y de destino deberá realizarse en establecimientos que cumplan con infraestructura adecuada y condiciones de aislamiento fijadas en la normativa comunitaria vigente.

5.8. La cuarentena de los bovinos debe estar bajo observación de un médico veterinario del Servicio de Sanidad Agropecuaria del país exportador o acreditado por este servicio.

5.9. Los bovinos que se importen se mantengan en cuarentena en un establecimiento autorizado por el país exportador y avalado por el país importador, durante por los menos los treinta (30) días previos al embarque; y no hayan presentado cuadro clínico compatible con enfermedades transmisibles durante la cuarentena.

5.10. Los bovinos que se importen han nacido o al menos permanecido sin restricciones durante seis (6) meses en la zona de origen; y han nacido y permanecido durante toda su vida en un país de riesgo insignificante de EEB.

5.11. Requisitos adicionales si el bovino vivo que se importa se origina de una explotación que mantiene otras especies animales que comparten con los bovinos las enfermedades: peste de pequeños rumiantes, viruela ovina y caprina, brucelosis caprina y ovina, fiebre catarral maligna y brucelosis porcina, según sea el caso.

5.12. El vehículo de transporte nacional e internacional de los bovinos sea lavado y desinfectado previamente al embarque de los animales y que dicha circunstancia sea certificada por el servicio veterinario de sanidad agropecuaria del país exportador.

5.12.1. En caso de transporte terrestre, se exigirá adicionalmente que el vehículo de transporte de los animales sea precintado desde el establecimiento de origen por un médico veterinario del servicio de sanidad agropecuaria del país exportador.

5.13. El país miembro importador prohibirá la importación de animales vivos que han sido desechados o descartados, en el país de origen, como consecuencia de un programa de erradicación de una enfermedad bovina transmisible.

5.14. El país miembro importador deberá exigir la realización de las pruebas diagnósticas indicadas en la presente resolución y si el país miembro importador dispone la realización de otras pruebas diagnósticas adicionales para las enfermedades señaladas, estas deben efectuarse de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE.

5.15. El país miembro importador considerará títulos positivos los establecidos como tales en el manual de las pruebas de diagnóstico y de las vacunas para los animales terrestres de la OIE.

5.16. El país miembro importador exigirá que los certificados expedidos por el país exportador sean redactados en idioma español. En los casos de traducción, se exigirá que esta sea realizada por una entidad o persona acreditada oficialmente”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 2º—Sustituir los numerales 6.2 y 6.15.1 del capítulo VI (Requisitos específicos para bovinos vivos: reproductores de raza pura, bovinos para exposición o ferias, bovinos para engorde) del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General, por lo siguiente:

“6.2. Cuando la importación proceda de un país libre de la infección por los tipos SAT 1, 2, 3 y Asia 1 de la fiebre aftosa, peste bovina, perineumonía contagiosa bovina, dermatosis nodular contagiosa, fiebre del Valle del Rift, teileriosis, cowdriosis, septicemia hemorrágica, dematofilosis, encefalitis japonesa; y de un país de riesgo insignificante a EEB, se exigirán los requisitos de importación generales y específicos requeridos para las otras enfermedades que aquí se reglamentan”.

“6.15.1. Independientemente del estatus del país exportador, se exigirá que:

a) Los bovinos procedan de un país o una zona libres de leucosis bovina enzoótica, o

b) Los bovinos procedan de un rebaño libre de leucosis bovina enzoótica, o

c) Los bovinos reúnan las tres condiciones siguientes:

1. Permanecieron en un rebaño en el que:

i. ningún animal presentó signos de leucosis bovina enzoótica en los exámenes clínicos, las necropsias o las pruebas de diagnóstico para la detección de esta enfermedad durante los 2 últimos años;

ii. todos los animales mayores de 24 meses de edad resultaron negativos a dos pruebas de diagnóstico para la detección de la leucosis bovina enzoótica efectuadas a partir de muestras sanguíneas que se tomaron con un intervalo mínimo de 4 meses durante los 12 últimos meses o fueron introducidos en una unidad de aislamiento autorizada por la autoridad veterinaria y resultaron negativos a dos pruebas de diagnóstico efectuadas con un intervalo mínimo de 4 meses durante su estancia en esta unidad;

2. Resultaron negativos a una prueba de diagnóstico para la detección de la leucosis bovina enzoótíca efectuada durante los 30 días anteriores al embarque;

3. Si tienen menos de 2 años de edad, descienden de madres uterinas que resultaron negativas a dos pruebas de diagnóstico para la detección de la leucosis bovina enzoótica efectuadas a partir de muestras sanguíneas que se tomaron con un intervalo mínimo de 4 meses durante los 12 últimos meses”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 3º—Sustituir el capítulo VII del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General, por el siguiente texto:

“CAPÍTULO VII

Requisitos generales para productos bovinos

El país miembro importador exigirá que:

7.1. Todo establecimiento, o sistema de inspección y control del país importador, del cual se quiera importar productos de origen bovino sea habilitado o reconocido según sea el caso previamente por el país importador mediante el cumplimiento de requisitos y procedimientos establecidos en la normativa comunitaria vigente.

Se exceptúan de este requerimiento las importaciones consideradas por el país importador como “importación sin valor comercial”. Sin embargo, dicha importación queda sujeta al cumplimiento de los demás requerimientos que se fijan en la presente resolución, según sea el caso.

7.2. Todo semen bovino que se importe, o que sea utilizado para la fecundación de embriones, provenga de un centro de inseminación habilitado por el país importador, que hubiere sido tomado, manipulado y almacenado conforme a lo dispuesto en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE vigente; y que los bovinos donantes hayan permanecido al menos seis (6) meses en la zona de ubicación del centro de inseminación.

7.3. Todo embrión, óvulo u ovocito bovino, recolectado in vivo que se importe, sea recolectado, tratado y almacenado en un centro de recolección de embriones de conformidad con lo dispuesto en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE vigente: y las hembras bovinas donantes hayan permanecido al menos seis (6) meses en la zona de ubicación del centro de recolección de embriones.

7.4. Todo embrión bovino fecundado in vitro u ovocito madurado in vitro que se importe, debe ser recolectado, tratado y almacenado de conformidad con lo dispuesto en el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE vigente.

Asimismo, se exigirá que las hembras bovinas donantes hayan permanecido al menos seis (6) meses en la zona de ubicación del centro de recolección.

7.5. El semen bovino utilizado para la fecundación de embriones, cumpla con las condiciones sanitarias que el país importador requiere en caso de su importación.

7.6. El centro de inseminación o el centro de recolección y procesamiento de embriones de los cuales provienen el semen, ovocitos o embriones sean autorizados y supervisados por el servicio veterinario oficial del país exportador.

7.7. El país miembro importador prohibirá la importación de semen fresco.

7.8. El país miembro importador considerará como títulos positivos, los establecidos como tales en el manual de las pruebas de diagnóstico y de las vacunas para los animales terrestres de la OIE vigente.

7.9. La leche, y la leche usada para el procesamiento de los productos lácteos o los productos lácteos, proceden de rebaños y establecimientos de producción que no son objeto de restricciones por causas sanitarias en el momento de recolección de la leche o de la elaboración del producto lácteo.

El material biológico que se importe debe:

a) Estar embalado en material adecuado,

b) Estar identificado de tal forma que permita localizar su país y establecimiento de origen, fechas de producción y de vigencia del producto o material, y

c) Transportarse refrigerado o congelado, según el caso.

7.10. Todo embalaje de madera se ajuste a las exigencias fitosanitarias establecidas en la normativa internacional vigente de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria.

7.11. La autoridad nacional competente del país de origen certifique que las carnes o partes comestibles del bovino, productos cárnicos, leche o productos lácteos que se exporten, sean aptos para el consumo humano en el país de origen.

7.12. Cuando sea necesario, que la leche y la leche usada para el procesamiento de los productos lácteos, cuenten con una certificación de la autoridad oficial competente del país exportador, en la que se indique que no excede los niveles de radioactividad máximos permitidos por la OMS.

7.13. Las carnes, partes comestibles o productos cárnicos que se importan no sean derivados de bovinos que hayan sido desechados o descartados en el país de origen, como consecuencia de un programa de erradicación de una enfermedad bovina transmisible.

7.14. Las carnes, partes comestibles o productos cárnicos que se importen hayan sido derivados de bovinos que nacieron y permanecieron en un país de riesgo insignificante a EEB reconocida por la OIE, o de países que cuenten con un estudio de análisis de riesgo favorable, y con resolución de la Secretaría General.

7.15. El establecimiento de origen de las mercancías, y al menos en un área de 10 km a su alrededor, no esté ubicado en una zona bajo cuarentena o restricción de la movilización de bovinos durante los sesenta (60) días previos al embarque.

7.16. Independientemente de la inspección en el establecimiento de origen, toda importación de productos de bovino debe ser sometida a una inspección o verificación certificada por un médico veterinario del servicio de sanidad agropecuaria y, cuando sea requerido, por la autoridad veterinaria competente de salud.

7.17. El país miembro importador deberá exigir la realización de las pruebas diagnósticas indicadas en la presente resolución y si el país miembro importador dispone la realización de otras pruebas diagnósticas adicionales para las enfermedades señaladas, estas deben efectuarse de acuerdo con las recomendaciones de la OIE.

7.18. Los certificados expedidos por el país exportador deben ser emitidos en idioma español. En los casos de traducción, se exigirá que esta sea hecha por una entidad o persona acreditada oficialmente”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 4º—Sustituir el numeral 8.1 del capítulo VIII (Requisitos específicos para semen y embriones) del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General, por el siguiente texto:

“8.1. Se prohíbe la importación de semen bovino desde países o zonas infectadas por los tipos SAT 1, 2, 3 y Asia 1 de fiebre aftosa, peste bovina y dermatosis nodular contagiosa”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 5º—Dejar sin efecto el requisito específico contenido en el numeral 14.6.1 del capítulo XIV del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 6º—Sustituir el numeral 14.10.1 del capítulo XIV (requisitos específicos para otras mercancías no expresadas ni comprendidas en otra parte) del anexo de la Resolución 1130 de la Secretaría General, por el siguiente texto:

“14.10.1. Independientemente del estatus del país exportador, se exigirá que:

a) La gelatina y el colágeno han sido preparados exclusivamente a partir de cueros y pieles.

b) La planta de procesamiento tiene establecidos procedimientos verificables que evitan la contaminación cruzada con materiales de riesgo para EEB”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)

ART. 7º—Los países miembros dispondrán de un plazo de treinta (30) días calendario, contados a partir de la publicación de la presente resolución en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena, para adoptar las medidas que sean necesarias para asegurar la aplicación de la presente resolución.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a 26 de agosto de 2009.

_________________________________________

(Nota: Derogada por la Resolución 1352 de 2010 artículo 185° de la Secretaría General de la Comunidad Andina)