RESOLUCIÓN 1350 DE 2004

 

RESOLUCIÓN 1350 DE 2004 

(Julio 7)

“Por la cual se asigna una función”.

El Superintendente Bancario,

en uso de sus atribuciones legales, en especial de las conferidas en el literal e) del numeral 1º del artículo 329 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, en concordancia con los incisos 2º y 3º del artículo 115 de la Ley 489 de 1998,

CONSIDERANDO:

1. Que el artículo 45 de la Ley 795 de 2003 sustituyó la parte séptima del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, artículos 208 a 212, atribuyendo en el último inciso del numeral 5º del artículo 208 una nueva función de certificación al empleado que el Superintendente Bancario determine, al señalar:

“5. Autoliquidaciones. Cuando las entidades vigiladas presenten información financiera y contable a la Superintendencia Bancaria, debidamente certificada por el representante legal y el revisor fiscal, en relación con los informes sobre encaje, niveles adecuados de patrimonio, márgenes de solvencia, posición propia, inversiones obligatorias, máximos y mínimos de inversión y demás controles de ley, dicha información constituye una declaración sobre su cumplimiento o incumplimiento.

Si dentro de los sesenta (60) días siguientes a la presentación de la información aludida no se presentan objeciones por parte de la Superintendencia Bancaria, dicha declaración quedará en firme. La entidad vigilada podrá, por una sola vez, dentro de los quince (15) días siguientes a la presentación de la declaración adicionar o aclarar la información presentada.

En este último caso la Superintendencia Bancaria contará con plazo de treinta (30) días, contados a partir de la fecha de la presentación de la adición o aclaración, para pronunciarse definitivamente. Emitido el pronunciamiento por parte de la Superintendencia en dicho plazo, o vencido el término sin que exista pronunciamiento la declaración quedará en firme.

En el evento de que la Superintendencia Bancaria formule objeciones dentro de los sesenta (60) días previstos en este numeral, la entidad vigilada contará con un término, por una sola vez, de quince (15) días contados a partir de la fecha de la comunicación que objete la liquidación, para controvertir la misma. Si la entidad vigilada, dentro de este plazo no se pronuncia o se allana a las objeciones de la Superintendencia Bancaria la liquidación quedará en firme. Si la controvierte, bajo fundadas razones, el pronunciamiento emitido por el organismo de control sobre las mismas tendrá el carácter de definitivo y dejará en firme la respectiva liquidación.

Una vez quede en firme la declaración presentada o la liquidación que realice la Superintendencia Bancaria, según corresponda, la entidad vigilada deberá proceder a consignar a favor del Tesoro Nacional dentro de los diez (10) días siguientes el valor de la sanción autoliquidable contemplada en la norma que así lo determine.

Transcurrido el plazo precitado sin que se haya efectuado la consignación aludida, se generarán intereses de mora en los términos señalados en el numeral 1º del artículo 212 de este Estatuto. En este evento la Superintendencia Bancaria podrá cobrar la obligación por jurisdicción coactiva para lo cual constituye título ejecutivo la declaración junto con la certificación de haber quedado en firme expedida por el funcionario que el Superintendente Bancario determine mediante acto general”.

2. Que de conformidad con lo dispuesto en el literal e) del numeral 1º del artículo 329 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, es competencia del Superintendente Bancario “Asignar y distribuir competencias entre las distintas dependencias cuando ello resulte necesario para el mejor desempeño del servicio público”, razón por la cual y de acuerdo con la nueva función a cargo de la Superintendencia Bancaria de Colombia de que trata el considerando anterior.

3. Que de acuerdo con lo dispuesto en el literal p) del numeral 1º del artículo 332 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, es función del secretario general “expedir las certificaciones que por razones de su competencia y en virtud de las disposiciones legales corresponda a la Superintendencia Bancaria y delegar dicha función en los funcionarios que él designe”.

RESUELVE:

ART. 1º—Asignar al secretario general la función de certificar la firmeza de las declaraciones de que trata el numeral 5º del artículo 45 de la Ley 795 de 2003, quien, a su vez, y de acuerdo con lo dispuesto en el literal o) del numeral 1º del artículo 332 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, podrá delegarla en el secretario general ad-hoc nombrado para tal fin.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 7 de julio de 2004.

_________________________