RESOLUCIÓN 1374 DE 2001 

(Noviembre 28)

“Por la cual se establecen los casos en los cuales los directores técnicos de esta superintendencia son competentes para imponer medidas o sanciones”

El Superintendente Bancario,

en ejercicio de las facultades legales y en especial las que le confieren el artículo 327, numeral 4.1, literal n, y el artículo 329, numeral 1º, literal e, del estatuto orgánico del sistema financiero y

COSIDERANDO:

1. Que de conformidad con lo dispuesto en la letra n del numeral 4.1 del artículo 327 del estatuto orgánico del sistema financiero, modificado por el artículo 1º del Decreto 2489 de 1999, es función de los directores técnicos de esta superintendencia “imponer a las instituciones vigiladas, directores, revisores fiscales o empleados de las mismas, previas explicaciones de acuerdo con el procedimiento aplicable y en los casos que determine el Superintendencia Bancario, las medidas o sanciones que sean pertinentes, por infracción a las leyes, a los estatutos o cualquier otra norma legal a que deban sujetarse, así como por la inobservancia de las órdenes e instrucciones impartidas por la Superintendencia Bancaria”.

2. Que mediante Resolución 626 del 14 de abril de 2000 se determinaron los casos en los cuales los directores técnicos de esta superintendencia son competentes para imponer medidas o sanciones.

3. Que resulta necesario modificar y actualizar los casos en los cuales los directores técnicos de esta superintendencia pueden ejercer la función antes indicada.

En razón a lo anterior, este despacho.

RESUELVE:

ART. 1º—Las direcciones técnicas de las delegaturas impondrán las medidas o sanciones por violación a las normas sobre:

a) Encajes;

b) Niveles adecuados de patrimonio o márgenes de solvencia;

c) Excesos o defectos en el nivel de inversiones obligatorias, admisibles o voluntarias;

d) Inversiones de valores de alta liquidez;

e) Colocaciones;

f) Posición propia;

g) Aceptaciones bancarias;

h) Requerido mínimo diario de inversiones de alta liquidez de los fondos comunes ordinarios;

i) Inversiones de capital de las corporaciones financieras; y

j) Aquellas que sean regladas por normas especiales, cuya cuantía se calcula utilizando la metodología indicada en tales disposiciones.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deroga la Resolución 626 del 14 de abril de 2000.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 28 de noviembre de 2001.

_________________________