RESOLUCIÓN 1382 DE 1993 

(Febrero 25)

“Por la cual se modifica el manual de reglamentos aeronáuticos”.

El Director del Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil,

en ejercicio de sus facultades legales y en especial las que le confiere el artículo 1782 del Código de Comercio, la Ley 3ª de 1977 y el Decreto 2332 de 1977,

RESUELVE:

ART. 1º—Modifícase el numeral 4.8.6 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.6.—Expedición del certificado de aeronavegabilidad. Los certificados de aeronavegabilidad se expedirán a las aeronaves con ocasión de su inscripción en el registro aeronáutico nacional o cuando se efectúen modificaciones mayores previo cumplimiento de los requisitos establecidos en este manual”.

PAR.—Modificación mayor es toda aquella que altera, total o parcialmente, las especificaciones técnicas de una aeronave establecidas en el certificado tipo de la misma.

Se reexpedirá el certificado de aeronavegabilidad por reparaciones mayores post accidente y por modificaciones mayores de la aeronave, para lo cual se debe adjuntar copia de la documentación técnica pertinente (“STC” o equivalente), aprobada por la autoridad aeronáutica del país que la expide, acompañada de certificación del representante legal de la empresa o taller aeronáutico y de técnico con licencia AIT que se encuentre vinculado laboralmente con el mismo.

ART. 2º—Modifícase el numeral 4.8.7 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.7.—Información requerida para el otorgamiento del certificado de aeronavegabilidad. Para la expedición del certificado de aeronavegabilidad, el explotador deberá presentar ante la división de control técnico de la Aeronáutica Civil, o en la oficina que haga sus veces, la siguiente documentación:

a) Solicitud escrita, firmada por el explotador de la aeronave, que incluya el número de matrícula de la misma, marca, modelo, número de serie, anexando fotografías recientes con los colores y distintivos aprobados por la autoridad aeronáutica;

b) Copia auténtica de la declaración en aduana, referente a la importación de la aeronave, o de los componentes importados cuando se trate de una aeronave ensamblada o producida en el país;

c) Certificación del representante legal de la empresa o taller aeronáutico y de técnico con licencia de sistemas electrónicos (TESE), que se encuentre vinculado laboralmente con el mismo, sobre la operatividad de los equipos de comunicación y ayudas a la navegación;

d) Registro estadístico del mantenimiento de la aeronave, motores, hélices o rotores y otros componentes (log books);

e) Certificación del representante legal de la empresa o taller aeronáutico y de técnico con licencia AIT que se encuentre vinculado laboralmente con el mismo, en el cual conste que la aeronave se encuentra en perfecto estado de aeronavegabilidad y cumple con las directivas técnicas, boletines, cartas de servicio y manual de mantenimiento, publicadas por el fabricante y autoridades aeronáuticas;

f) Certificación del representante legal de la empresa o taller aeronáutico y de técnico con licencia AIT que se encuentre vinculado laboralmente con el mismo, del peso y balance de la aeronave con la lista de equipo fijo instalado e instrucciones de cargue, cumpliendo con los manuales publicados por el fabricante;

g) Si la aeronave llega por primera vez al país, nueva o usada, adjuntar el certificado de aeronavegabilidad para exportación del país de origen de la matrícula inmediatamente anterior;

h) Cuando la aeronave sea de una marca o modelo no registrado previamente en Colombia, anexar copia de los manuales de operación, vuelo, mantenimiento, reparaciones estructurales y catálogos de partes;

i) Póliza de seguros vigente de acuerdo con el tipo de operación de la aeronave, de conformidad con lo establecido en el Código de Comercio y el manual de reglamentos aeronáuticos, y

j) Si se trata de una empresa de transporte público, copia del contrato de mantenimiento debidamente autenticado y timbrado, cuando contrate este último con terceros”.

PAR. 1º—El explotador de la aeronave debe estar a paz y salvo con la autoridad aeronáutica.

PAR. 2º—La división de control técnico o la oficina que haga sus veces, verificará que esté vigente el permiso de operación de la empresa respectiva y que el equipo de que se trate se encuentre incluido en el mismo.

ART. 3º—Modifícase el numeral 4.8.8 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.8.—Mantenimiento de la aeronavegabilidad. Ninguna aeronave podrá ser operada a menos que tenga vigente su certificado de aeronavegabilidad. Los explotadores están obligados a operarlas ajustados a:

a) Los manuales de mantenimiento y operación publicados por los respectivos fabricantes;

b) El cumplimiento de los boletines y cartas de servicio que correspondan por tipo y modelo, de acuerdo con las publicaciones del fabricante y autoridad aeronáutica competente;

c) Las directivas técnicas de aeronavegabilidad aplicables, expedidas por la autoridad aeronáutica del país de origen de la aeronave, o las que pueda expedir la autoridad aeronáutica;

d) Las limitaciones establecidas en su manual de vuelo, y

e) Los requisitos administrativos establecidos por la autoridad aeronáutica, a saber:

— Póliza de seguros vigente, de acuerdo con el tipo de operación de la aeronave de conformidad con lo establecido en el Código de Comercio y el manual de reglamentos aeronáuticos. La misma deberá ser presentada por el explotador en la división de control técnico o en la oficina que haga sus veces.

— Estar a paz y salvo, el explotador, con el FAN o con la entidad que haga sus veces.

— Mantener, el explotador, en la oficina de registro aeronáutico el contrato de explotación vigente (cuando haya lugar a ello).

— Si se trata de una empresa de transporte público, el explotador debe tener permiso de operación vigente y mantener en la división de control técnico o en la oficina que haga sus veces, copia del contrato de mantenimiento vigente, debidamente autenticado y timbrado cuando contrate este último con terceros”.

— Mantener actualizada, con una frecuencia mínima anual, la certificación a que se refiere el literal “e” del numeral 4.8.7 de la presente resolución.

PAR.—Cuando cualquiera de las condiciones señaladas anteriormente deje de cumplirse, la aeronave se suspende de vuelo automáticamente.

ART. 4º—Modifícase el numeral 4.8.9 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.9.—Vigencia de los certificados de aeronavegabilidad. Los certificados de aeronavegabilidad expedidos por la autoridad aeronáutica, tendrán vigencia indefinida. Cuando la aeronave deje de cumplir los requisitos necesarios para su operación (4.8.7 y 4.8.8) el certificado se suspenderá hasta cuando se resuelvan las circunstancias de incumplimiento. El explotador deberá presentar a la autoridad aeronáutica la información requerida para levantar la suspensión”.

PAR.—El certificado se cancelará en caso de que la aeronave sufra accidente que produzca su destrucción total o por cancelación de la matrícula de la misma.

ART. 5º—Modifícase el numeral 4.8.13 del manual de reglamentos aeronáuticos del cual quedará así:

“4.8.13.—Expedición de certificado de aeronavegabilidad para aeronaves fabricadas o ensambladas en el país.

4.8.13.1.—Aeronaves fabricadas en el país. La autoridad aeronáutica expedirá certificados de aeronavegabilidad a aeronaves que se construyan en Colombia, previo cumplimiento de las normas establecidas en la parte novena del manual de reglamentos aeronáuticos y demás requisitos establecidos en el numeral 4.8.7. en lo pertinente.

4.8.13.2.—Aeronaves ensambladas en el país. La autoridad aeronáutica expedirá certificados de aeronavegabilidad a las aeronaves que se ensamblen en Colombia, previo cumplimiento de los siguientes requisitos:

1. El ensamblador entregará a la Aeronáutica Civil, o a la entidad que haga sus veces, una certificación relativa a la ejecución de los trabajos realizados durante el ensamble, los que deben ajustarse de manera estricta a la información técnica necesaria para la clase, tipo y modelo de aeronave. De igual manera, deberá presentar constancia de los resultados obtenidos en los vuelos y pruebas exigidos por el fabricante y autoridades aeronáuticas.

2. El ensamblador presentará certificado tipo de la aeronave expedido por la autoridad aeronáutica del país de origen, con sus respectivos anexos.

3. Los planos y demás documentos relacionados con el ensamblaje deberán estar disponibles en todo momento para las verificaciones que se estimen convenientes por parte de la autoridad aeronáutica.

4. El interesado presentará el correspondiente certificado de aeronavegabilidad para exportación, de la aeronave (estructura y plantas motrices a ensamblar, expedido por la autoridad aeronáutica del país de fabricación, en el que se incluyan las especificaciones o certificados sobre el tipo de avión, helicóptero, motores, hélices, rotores, nombre del fabricante, modelo y los correspondientes números de series, con la anotación de si son nuevos o usados y las observaciones pertinentes (Res. 5824/80, sep. 3).

5. Cumplir con los demás requisitos pertinentes establecidos en el numeral 4.8.7 de la presente resolución”.

ART. 6º—Modifícase el numeral 4.8.14 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.14.—Modelo de certificado de aeronavegabilidad. Los certificados de aeronavegabilidad contendrán la información que aparece en el modelo que se inserta como anexo 1 a la presente resolución”.

ART. 7º—Modifícase el numeral 4.8.16 del manual de reglamentos aeronáuticos, el cual quedará así:

“4.8.16.—Inspección técnica. Las inspecciones técnicas de las aeronaves serán efectuadas por los talleres y empresas, de acuerdo con los siguientes criterios:

4.8.16.1.—La empresa o taller que expida las certificaciones a que se refiere el numeral 4.8.7, deberá tener permiso de operación o funcionamiento vigente, sujetándose a las normas técnicas que para tales efectos se encuentran establecidas.

4.8.16.2.—La empresa o taller solamente podrá efectuar y certificar aquellos trabajos de mantenimiento para los cuales esté autorizada de acuerdo con la respectiva clasificación y según los términos consignados en el correspondiente permiso de operación o funcionamiento. Para la realización de los mismos, debe disponer de equipos, materiales, elementos adecuados y personal debidamente licenciado.

4.8.16.3.—Los representantes legales de las empresas o talleres, así como los técnicos con licencia AIT, que expidan los certificados referidos en el numeral 4.8.7, responderán ante la autoridad aeronáutica por su idoneidad y el cumplimiento de todas las obligaciones legales que les impone el ser titulares de las licencias respectivas. En caso de incumplimiento o violación de esta obligación, se impondrán las sanciones establecidas en el manual de reglamentos aeronáuticos.

4.8.16.4.—La división de control técnico o la oficina que haga sus veces, conjuntamente con la división de seguridad aérea, elaborará de oficio, programas de inspección a las aeronaves, empresas y talleres autorizados; así mismo, efectuará evaluaciones sobre su idoneidad a las personas titulares de licencias de técnico AIT, para verificar que se esté dando estricto cumplimiento a las normas y condiciones exigidas.

4.8.16.5.—El mantenimiento de la aeronavegabilidad será responsabilidad del explotador de la respectiva aeronave. Este deberá dar estricto cumplimiento al manual de reglamentos aeronáuticos, con el fin de salvaguardar la seguridad aérea”

ART. 8º—La presente resolución rige a partir del 1º de mayo de 1993, deroga los numerales 4.8.12 y 4.8.15 del manual de reglamentos aeronáuticos y las normas que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 25 de febrero de 1993.

_____________________________________________