Registraduría Nacional del Estado Civil

RESOLUCIÓN 13914 DE 2018

(Septiembre 21)

“Por la cual se establecen los procedimientos para la baja y la enajenación de bienes muebles de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil y su fondo rotatorio, y se delegan unas funciones”.

El Registrador Nacional del Estado Civil,

en uso de sus facultades constitucionales y legales especialmente las consagradas en el Decreto-Ley 1010 de 2000, en la Ley 489 de 1998, el Decreto 1060 de 1986, y

CONSIDERANDO:

Que, los numerales 21 y 22 del artículo 34 de la Ley 734 de 2002, establecen como deberes de los servidores públicos “Vigilar y salvaguardar los bienes y valores que le han sido encomendados y cuidar que sean utilizados debida y racionalmente, de conformidad con los fines a que han sido destinados” y “Responder por la conservación de los útiles, equipos, muebles y bienes confiados a su guarda o administración y rendir cuenta oportuna de su utilización”;

Que, mediante el Decreto 1082 del 26 mayo de 2015, “Por medio del cual se expide el decreto único reglamentario del sector administrativo de Planeación Nacional” se reguló la enajenación de bienes muebles del Estado por las entidades públicas sometidas al Estatuto General de Contratación de la Administración Pública, en el título I, capítulo 2, sección 2, subsección 1, 2 y 4;

Que, el artículo 2º, numeral 2º, literal e) de la Ley 1150 de 2007 establece que “(…) en los procesos de enajenación de bienes del Estado se podrán utilizar instrumentos de subasta y en general de todos aquellos mecanismos autorizados por el derecho privado, siempre y cuando en desarrollo del proceso de enajenación se garantice la transparencia, eficiencia y la selección objetiva (…)”;

Que, mediante anexo número 2 de la Circular Conjunta del 16 de diciembre de 2003, la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación establecen los “deberes de las entidades en la administración y cuidado de los bienes; responsabilidad fiscal y disciplinaria de los servidores públicos por pérdida o daño de los bienes a su cargo”;

Que, el artículo 22 del Decreto-Ley 1010 de 2000, establece que el Registrador Nacional podrá delegar en los servidores públicos de los niveles directivo y asesor vinculados a la Registraduría Nacional del Estado Civil las facultades de ejecución presupuestal, ordenación del gasto, ordenación del pago, contratación y otras competencias administrativas, técnicas o jurídicas, en los términos de los actos de delegación y las disposiciones legales sobre la materia;

Que, el artículo 14 del Decreto 1060 de 1986, establece que el Registrador Nacional del Estado Civil es el Director y Representante Legal del Fondo Rotatorio de la Registraduría Nacional de Estado Civil;

Que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 9º de la Ley 489 de 1998, las autoridades administrativas podrán mediante acto de delegación, transferir el ejercicio de funciones en los empleados públicos de los niveles directivo y asesor vinculados al organismo correspondiente, con el propósito de dar desarrollo a los principios de la función administrativa enunciados en el artículo 209 de la Constitución Política y en esta ley;

Que, el artículo 12 de la Ley 80 de 1993 permite a los jefes o representantes legales de las entidades públicas la delegación total o parcial de las competencias para celebrar contratos y adelantar los procesos de selección respectivos en los servidores públicos del nivel directivo, ejecutivo o sus equivalentes;

Que, de conformidad con lo dispuesto en el numeral 5, artículo 43 del Decreto-ley 1010 de 2000, es función de la Dirección Administrativa, administrar los bienes muebles e inmuebles de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil;

Que, con fundamento en el artículo 19 del Decreto-ley 1010 de 2000, en concordancia con el artículo 46, numeral 4, literal a) de la misma disposición legal, los delegados del Registrador Nacional en cada delegación departamental y los Registradores Distritales en el Distrito Capital, además de las funciones de carácter misional, ejercen la Dirección Administrativa y Financiera de la organización administrativa desconcentrada de la Registraduría Nacional en los términos de ley y de la delegación que en esta materia les conceda el Registrador Nacional;

Que, se hace necesario ajustar los procedimientos para la baja y enajenación de bienes muebles de la Entidad, de conformidad con la normatividad legal vigente, en aras de propender por el manejo eficiente de sus recursos físicos;

Que, en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

CAPÍTULO I

Definiciones

ART. 1º—Definición de baja. Es el retiro definitivo de los bienes muebles del inventario y estados financieros de la Entidad que por su desgaste, deterioro u obsolescencia no sean susceptibles de reparación o adaptación; que requieran un mantenimiento que resulte antieconómico; que no sean útiles o adecuados para el servicio al cual hayan sido destinados, o cuando los bienes hayan sido objeto de pérdida, hurto o daños por siniestros.

ART. 2º—Bienes servibles no utilizables. Son aquellos bienes que se encuentran en condiciones de seguir prestando un servicio pero que la Entidad no los requiere para el normal desarrollo de sus actividades o han perdido utilidad para la misma.

Las razones por las cuales un bien se convierte en no útil para la Entidad, se origina en una o varias de las siguientes circunstancias:

a) No útiles estando en condiciones de prestar un servicio: Son aquellos bienes que aun estando en buenas condiciones físicas y técnicas no son requeridos por la Entidad para su funcionamiento;

b) No útiles por obsolescencia: Son aquellos elementos que, aunque se encuentran en buen estado físico, mecánico y técnico, han quedado en desuso debido a los adelantos científicos y tecnológicos, además, sus especificaciones técnicas son insuficientes para el volumen, velocidad y complejidad que la labor exige;

c) No útiles por cambio o renovación de equipos: Son aquellos elementos, repuestos, accesorios y materiales que no son compatibles con las nuevas marcas o modelos adquiridos, así se encuentren en buen estado.

ART. 3º—Bienes inservibles. Son aquellos bienes que no pueden ser reparados, reconstruidos o mejorados tecnológicamente debido a su mal estado físico o mecánico y por lo tanto no les permite cumplir la función para la que fueron adquiridos, o que de realizarse tal inversión resultaría ineficiente y antieconómica para la entidad.

Las razones por las cuales un bien se convierte en inservible, se originan en una o varias de las siguientes circunstancias:

a) Inservibles por daño total o parcial: En este grupo se consideran aquellos elementos que ante su daño o destrucción parcial o total, su reparación o reconstrucción resulta en extremo onerosa para la entidad;

b) Inservibles por deterioro histórico: Son aquellos bienes que ya han cumplido su ciclo de vida útil, y debido a su desgaste, deterioro y mal estado físico originado por su uso, no le sirven a la Entidad;

c) Inservibles por salubridad: Son aquellos bienes que deben destruirse por motivos de vencimiento o riesgo de contaminación. El mal estado en que se encuentran no los hace aptos para el uso o consumo y atentan contra la salud de personas o animales, y contra la conservación del ambiente.

CAPÍTULO II

Del Comité de Bajas

ART. 4º—El comité de bajas de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio, quedará conformado por los siguientes servidores públicos de la entidad:

a) En el nivel central

• El gerente administrativo y financiero, quien lo presidirá.

• El jefe de la oficina jurídica

• El director administrativo

• El director financiero

• El coordinador de contabilidad

• El coordinador del grupo de almacén e inventarios, quien actuará como secretario del comité, con voz y sin voto.

Adicionalmente, deberá asistir a todas las sesiones del Comité, el Jefe de Control Interno, en calidad de invitado, con voz y sin voto.

b) En las delegaciones departamentales

• Los delegados departamentales, quienes lo presidirán.

• El servidor con funciones jurídicas de la delegación departamental.

• Un registrador especial de la capital de departamento o en su defecto el registrador del municipio donde están ubicados los bienes.

• El servidor responsable del manejo del almacén, quien actuará como secretario con derecho a voz y sin voto.

Adicionalmente, deberá asistir a todas las sesiones del comité, el servidor de la delegación con funciones de control interno, en calidad de invitado, con voz y sin voto.

c) En la Registraduría Distrital

• Los registradores distritales, quienes lo presidirán.

• El coordinador jurídico.

• El servidor con funciones administrativas de la Registraduría Distrital.

• El servidor con funciones de almacenista, quien actuará como secretario con derecho a voz y sin voto.

Adicionalmente, deberá asistir a todas las sesiones del comité, el servidor de la Registraduría Distrital, con funciones de control interno, en calidad de invitado, con voz y sin voto.

PAR.—El comité de bajas se apoyará en los servidores que considere necesarios para llevar a cabo su labor.

ART. 5º—Funciones del comité de bajas. Son funciones del comité de bajas:

a) Recomendar al servidor competente la baja definitiva de bienes, previa presentación del informe presentado por el coordinador de almacén o el servidor que haga sus veces y el concepto técnico respectivo;

b) Recomendar al servidor competente el mecanismo de enajenación a título oneroso o gratuito o la destrucción de los bienes que se recomendaron dar de baja;

c) Aprobar el informe de avalúo de los bienes y el precio mínimo de venta de los mismos que presente el coordinador del grupo de almacén e Inventarios o el servidor público que ejerza estas funciones en las delegaciones departamentales y/o Registraduría Distrital;

d) Efectuar las recomendaciones que sean necesarias para que el procedimiento de baja de los bienes se surta de conformidad con la ley.

ART. 6º—Sesiones. Las reuniones del comité de bajas serán convocadas por su presidente a través de correo electrónico, indicando la fecha, hora y lugar donde se llevará a cabo cada sesión. De lo tratado en cada sesión se levantará un acta que será suscrita por quienes hayan asistido a la reunión y su elaboración y custodia será responsabilidad del secretario del comité.

ART. 7º—Decisiones. Las decisiones del comité de bajas se tomarán con la mayoría de los votos de los integrantes que tienen este derecho.

CAPÍTULO III

Procedimiento Previo a la Baja de Bienes Muebles

ART. 8º—Para la baja definitiva de bienes muebles del inventario de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio, descritos en el artículo primero de la presente resolución, se realizarán previamente los siguientes trámites:

a) Nivel central

La baja de bienes servibles no utilizables y de bienes inservibles, requiere concepto técnico previo del funcionario competente según el tipo de bien, con visto bueno del Almacenista, de acuerdo con el siguiente cuadro:

Tipo de bienServidor que emite el concepto técnico para dar de baja
Armamento de vigilanciaAsesoría de seguridad
Equipo médico y científicoCoordinación grupo de evaluación y desarrollo del desempeño adscrita a la gerencia de talento humano
Maquinaria industrialCoordinación grupo de mantenimiento y construcciones adscrita a la dirección administrativa y coordinación de publicaciones adscrito a la oficina de comunicaciones y de prensa
Herramientas y accesoriosCoordinación grupo mantenimiento y construcciones adscrito a la dirección administrativa
Muebles y enseresCoordinación grupo mantenimiento y construcciones adscrito a la dirección administrativa
Equipo y máquinas de oficinaCoordinación grupo mantenimiento y construcciones adscrito a la dirección administrativa
Equipo de comunicaciónGerencia de informática
AntenasGerencia de informática
Bienes de transporte terrestreCoordinación grupo de transporte adscrito a la dirección administrativa
Equipo de ayuda audiovisualGerencia de informática
Equipo de cómputoGerencia de informática
Licencias de informáticaGerencia de informática
SoftwareGerencia de informática
Equipo de aseo y cafeteríaCoordinación de almacén e inventarios adscrito a la dirección administrativa
Equipos del proyecto de modernización tecnológica (PMT)Registraduría delegada para el registro civil y la identificación y gerencia de informática

El coordinador del grupo de almacén e inventarios, remitirá al gerente administrativo y financiero en su calidad de presidente de comité de bajas, un informe sobre los bienes muebles que por su estado justifiquen su baja definitiva.

Este informe se soportará con un acta suscrita por los coordinadores de almacén e inventarios y contabilidad donde se relacionen los bienes por agrupación de inventarios tanto de la Registraduría Nacional del Estado Civil como de su Fondo Rotatorio, en orden alfabético por elemento, indicando además número de placa, serial, material, modelo, marca, color, y valor en libros, tal como figuren en las cuentas de inventarios, y demás especificaciones que identifique los bienes a dar de baja, además del registro fotográfico de los mismos y el concepto técnico emitido por el área correspondiente, dentro del cual se podrán contemplar factores como: resultado de la evaluación costo/beneficio, valor de mantenimiento, valor contable, nivel de uso, tecnología, costos de bodegaje, estado actual y funcionalidad, entre otros.

Así mismo, en él se indicará el avaluó comercial y el precio mínimo de venta de los bienes muebles para su aprobación en el comité, de conformidad a lo establecido en los artículos 2.2.1.2.2.4.1 y 2.2.1.2.2.4.2 del Decreto 1082 de 2015 o las normas que lo sustituyen modifiquen o adicionen.

Todos los equipos, como son los servidores, computadores portátiles y tabletas, deben formatearse con el fin de eliminar toda la información institucional.

Para el caso de los bienes del proyecto de modernización tecnológica (PMT), estos pueden ser dados de baja siempre y cuando correspondan a PMT I y cuenten con el concepto emitido por la registraduría delegada para el registro civil y la identificación y la gerencia de informática. Si corresponden a PMT II deben ser sustituidos, por lo tanto, no es necesario elaborar resolución de baja para esta novedad y se debe seguir el procedimiento establecido para el control de estos bienes.

El presidente del comité de baja convocará a dicho comité para dar inicio al proceso de baja de bienes y tomar las decisiones e impartir las recomendaciones a que haya lugar.

El comité de baja con fundamento en los informes, registro fotográfico y conceptos técnicos presentados, recomendará la procedencia o no de la baja de los bienes muebles y el procedimiento de enajenación onerosa a realizar.

b) En el nivel desconcentrado.

El servidor que ejerza funciones de almacenista presentará a los delegados departamentales o registradores distritales, en su calidad de presidentes de comité de bajas, el informe consolidado de toda la delegación y/o Registraduría Distrital sobre los bienes muebles que por su estado justifiquen su baja definitiva, donde se relacionen los bienes por agrupación de inventarios tanto de la Registraduría Nacional del Estado Civil y su fondo rotatorio, en orden alfabético por elemento, indicando además número de placa, serial, material, modelo, marca, color, y valor en libros, tal como figuren en las cuentas de inventarios, y demás especificaciones que identifique los bienes a dar de baja, además del registro fotográfico de los mismos y el concepto técnico emitido por el área correspondiente, dentro del cual se podrán contemplar factores como: resultado de la evaluación costo/beneficio, valor de mantenimiento, valor contable, nivel de uso, tecnología, costos de bodegaje, estado actual y funcionalidad, entre otros.

Así mismo, en el informe deberá indicarse el avaluó comercial y el precio mínimo de venta de los bienes muebles para su aprobación en el comité, de conformidad a lo establecido en los artículos 2.2.1.2.2.4.1 y 2.2.1.2.2.4.2 del Decreto 1082 de 2015 o las normas que lo sustituyen modifiquen o adicionen.

En caso que se requiera asesoría o apoyo para la emisión del concepto técnico de los bienes, se podrá solicitar al servidor competente en las oficinas centrales, de acuerdo con el tipo de bien que se pretenda dar de baja y deberá contar con el visto bueno por parte del servidor que ejerza funciones de almacenista en la delegación departamental o Registraduría Distrital.

Todos los equipos, como son los servidores, computadores portátiles y tabletas, deben formatearse con el fin de eliminar toda la información institucional.

Los delegados departamentales y/o registradores distritales, convocarán el comité para dar inicio al proceso de baja y enajenación de bienes y tomar las decisiones a que haya lugar.

El Comité de Baja con fundamento en los informes, registro fotográfico y conceptos técnicos presentados, recomendará la procedencia o no de la baja de los bienes muebles y el procedimiento de enajenación onerosa a realizar.

CAPÍTULO IV

Procedimiento para la Baja y Enajenación de Bienes

ART. 9º—El representante legal o quien este delegue, procederá a ordenar la baja de los bienes muebles de la entidad, previa recomendación del comité de bajas, sustentada en los conceptos técnicos e informes pertinentes. En todo caso, este servidor público podrá apartarse de la recomendación emitida, justificando debidamente su decisión.

Se deberá emitir acto administrativo debidamente motivado que ordene la baja de los bienes muebles de la entidad, la cual se perfecciona con el retiro físico y el cumplimiento de los requisitos que sean necesarios para cada bien y los registros contables a que haya lugar.

Una vez impartida la orden de baja, los bienes deberán ser almacenados por el coordinador de almacén e inventarios o el servidor público que ejerza esta función en las delegaciones departamentales y/o Registraduría Distrital, para adelantar el procedimiento de enajenación a título oneroso inicialmente, quien deberá asegurar su preservación en el estado en que se encuentren hasta que se surta el trámite correspondiente.

No podrán ser retirados del inventario los equipos que sean objeto de sustitución por renovación tecnológica hasta tanto no se encuentren en funcionamiento los nuevos bienes.

PAR.—Los delegados departamentales y los registradores distritales, enviarán vía correo electrónico copia de lo actuado con destino a la gerencia administrativa y financiera, oficina de control interno, grupo de almacén e inventarios y a la coordinación de recursos físicos, para realizar el retiro de los bienes de los inventarios y de las pólizas de seguros adquiridas por la entidad.

ART. 10.—La Registraduría Nacional del Estado Civil y su fondo rotatorio, adoptan como un medio para las bajas de bienes inservibles la recolección selectiva realizada por los productores de computadores y/o periféricos que se comercializan en el país, en cumplimiento a lo previsto en la Resolución 1512 de 2010 Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. “Por la cual se establecen los sistemas de recolección selectiva y gestión ambiental de residuos de computadores y/o periféricos y se adoptan otras disposiciones”.

Para la recolección selectiva por parte de los productores de computadores y/o periféricos, el coordinador del grupo de almacén e inventarios y el servidor público con funciones de almacenista en la Registraduría Distrital y en las delegaciones departamentales, realizará un levantamiento de los equipos a entregar en el cual se establezca: placa, descripción, serial, y modelo, documento que debe ser suscrito por el respectivo almacenista y la empresa responsable de la recolección. Los bienes inservibles objeto de la recolección selectiva deben contar con el concepto técnico del área de informática.

La Registraduría Nacional del Estado Civil y su fondo rotario entregarán a los productores los equipos objeto de la recolección selectiva, a través de sus distribuidores autorizados en Colombia.

La recolección selectiva realizada por parte de los distribuidores autorizados de computadores y/o periféricos en Colombia se hará en oficinas centrales (CAN) las treinta y dos (32) delegaciones departamentales, las ciudades intermedias, la Registraduría Distrital y sus registradurías auxiliares.

El coordinador del grupo de almacén e inventarios y el servidor público con funciones de almacenista en la Registraduría Distrital y en las delegaciones departamentales, realizarán el retiro o baja de los bienes inservibles del aplicativo de control de inventarios, una vez se emita el acto administrativo que así lo ordene.

El productor de computadores y/o periféricos responsables de la recolección selectiva, deberá expedir la certificación en la cual se determine la disposición final de todos y cada uno de los equipos recibidos.

ART. 11.—Procedimiento para la enajenación y/o destrucción de bienes

a) Enajenación de bienes a título oneroso:

Una vez se emita el acto administrativo donde se proceda a dar de baja los bienes y se determine como primer mecanismo de enajenación a título oneroso, el coordinador de almacén e inventarios o el servidor público que ejerza esta función en las delegaciones departamentales y/o Registraduría Distrital, verificará si existe contrato vigente de prestación de servicios de intermediación comercial para la venta de bienes muebles y de ser así se llevará a cabo el proceso de enajenación a través de este.

En caso que no exista contrato de intermediario comercial, o existiendo no tenga la totalidad en cobertura hasta municipios, procederá a realizar los estudios previos observando lo establecido en la Ley 80 de 1993, Ley 1150 de 2007 y Decreto 1082 de 2015, o las normas que lo sustituyen modifiquen o adicionen, para llevar a cabo la contratación de la enajenación de los bienes, directamente a través de subasta pública o por oferta en sobre cerrado de conformidad con el ordenamiento jurídico, o mediante la contratación de promotores, bancas de inversión, martillos, comisionistas de bolsas de bienes y productos, o cualquier otro intermediario idóneo, según corresponda al tipo de bien a enajenar de conformidad a los términos establecidos en el Decreto 1082 de 2015 o las normas que lo sustituyen modifiquen o adicionen.

Para los procesos de enajenación directa a través de la subasta pública o por oferta en sobre cerrado, el sistema electrónico para la contratación pública - SECOP, será el mecanismo de publicidad de las actividades y asuntos propios del proceso de enajenación. Para tal efecto se aplicará lo establecido en el Decreto 1082 del 26 mayo de 2015, o las normas que lo modifiquen, adicionen o sustituyan. En el evento que no esté disponible el SECOP para estos efectos, se deberá realizar la publicación en la página web de la entidad.

El coordinador de almacén e inventarios o el servidor público que ejerza estas funciones en las delegaciones departamentales y/o Registraduría Distrital, siempre será el encargado de coordinar y supervisar los procesos de enajenación adelantados.

b) Enajenación de bienes a título gratuito.

Una vez se determine que el proceso de enajenación a título oneroso no surtió el resultado esperado, el coordinador de almacén e inventarios o el servidor que ejerza esta función en las delegaciones departamentales y/o Registraduría Distrital debe iniciar las actuaciones correspondientes para adelantar la enajenación de bienes a título gratuito conforme lo establece el Decreto 1082 de 2015 o las normas que lo sustituyen modifiquen o adicionen.

c) Destrucción:

Este mecanismo se utilizará una vez se demuestre que, habiéndose agotado los procedimientos de Enajenación de Bienes a título oneroso y Enajenación de bienes a título gratuito, estas no surtieron el resultado esperado.

Para la destrucción se debe hacer uso de los mecanismos apropiados según el bien a destruir solicitando la intervención de la oficina de control interno. Para el caso de vehículos se procederá a su chatarrización en los términos ordenados por la ley.

Si los bienes pertenecen a oficinas centrales, el procedimiento será realizado con la presencia del gerente administrativo y financiero, el director administrativo o sus delegados según su competencia. En todos los casos el procedimiento de destrucción de bienes deberá contar con la presencia de un servidor de control interno, cuando se cuente con este; en caso contrario, se deberá cursar invitación a un organismo de control.

La destrucción en el nivel desconcentrado se realizaría así:

• Cuando los bienes pertenezcan o se encuentren ubicados en una capital de departamento, la destrucción se adelantará con la presencia de los delegados departamentales, incluyendo las registradurías especiales y sus auxiliares.

• Cuando pertenezcan o se encuentren ubicados en el Distrito Capital, incluyendo sus registradurías auxiliares, la destrucción únicamente podrán realizarla los registradores distritales.

• cuando pertenezcan y se encuentren ubicados en registradurías municipales podrá adelantarse directamente por el registrador municipal con el apoyo de los entes de control presentes en el municipio.

De lo actuado tanto en el nivel central como en el desconcentrado, se dejará constancia en un acta la cual será remitida al comité de bajas, acompañada del respectivo registro fotográfico.

PAR.—En el nivel central y desconcentrado se debe iniciar con el proceso de enajenación onerosa de los bienes muebles, insistiendo en varias oportunidades en aras de garantizar la efectividad de este mecanismo y en consecuencia generar recursos para la entidad.

CAPÍTULO V

De la delegación para dar de baja, enajenar, comercializar, donar o destruir bienes muebles

ART. 12.—Se delegan las siguientes facultades en materia de manejo de bienes muebles de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio:

a) En el gerente administrativo y financiero: El gerente administrativo y financiero tiene la facultad para ordenar la baja del inventario los bienes muebles de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio de que trata el artículo primero de esta resolución, e igualmente para proceder a su enajenación, comercialización o destrucción, cuando el valor de dichos bienes exceda de trescientos (300) salarios mínimos mensuales vigentes, previo cumplimiento de lo previsto en el Decreto 1082 de 2015 o las normas vigentes que lo regulen y del procedimiento descrito en la presente resolución.

b) En el director administrativo: El director administrativo tiene la facultad para enajenar, comercializar, o destruir los bienes muebles que han sido dados de baja de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio, de que trata el artículo primero de esta resolución, cuando el valor de dichos bienes sea máximo de trescientos (300) salarios mínimos mensuales vigentes, previo cumplimiento de lo previsto en el Decreto 1082 de 2015 o las normas vigentes que lo regulen y del procedimiento descrito en la presente resolución.

c) En los registradores distritales y los delegados departamentales: Los registradores distritales y los delegados departamentales tienen la facultad para ordenar la baja del inventario de los bienes muebles de propiedad de la Registraduría Nacional del Estado Civil y de su fondo rotatorio, de que trata el artículo primero de esta resolución que se encuentren bajo su jurisdicción, e igualmente para proceder a su enajenación, comercialización o destrucción.

Disposiciones generales

ART. 13.—Se podrán adelantar los procesos de baja que sean necesarios en la vigencia, siempre y cuando se haya adelantado la actualización de inventarios, con corte a cada cierre fiscal.

ART. 14.—La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias, en especial la Resolución 15417 del 30 de noviembre de 2015, Circular número 270 del 12 de diciembre de 2015.

Publíquese comuníquese, y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 21 de septiembre de 2018.