RESOLUCIÓN 1424 DE 1992 

(Julio 6)

"Por la cual se regula la realización de los procedimientos aduaneros a través del sistema informático de la aduana''''.

El Director General de Aduanas,

en ejercicio de las facultades que le confieren el artículo 3º del Decreto 2666 de 1984 y el literal c) del artículo 4º del Decreto 1644 de 1991, conforme a lo establecido en el artículo 1º del Decreto 1105 de 1992, y

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

CONSIDERANDO:

Que el proceso de internacionalización y modernización de la economía requiere la agilización y simplificación de los trámites aduaneros y la eficiente administración del servicio al usuario del comercio exterior;

Que es necesario desarrollar procedimientos que permitan la conexión de usuarios del comercio exterior al sistema informático de la aduana;

Que la aplicación de los regímenes aduaneros por usuarios con servicio de conexión directa al sistema informático de la aduana, requiere reglamentación y controles especiales,

RESUELVE:

Disposiciones especiales para la realización de los procedimientos aduaneros a través del sistema informático de la Dirección General de Aduanas.

CAPÍTULO I

Aduanamiento de mercancías

ART. 1º—Captura de información del manifiesto. El funcionario encargado de la oficina remisora y receptora de carga introducirá al sistema informático, entre otros, los datos del manifiesto de carga y documentos de transporte, que permitan identificar la mercancía, su procedencia y el medio de transporte utilizado, de acuerdo al formato preestablecido en el sistema.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 2º—Habilitación de depósitos de almacenamiento. El Director General de Aduanas podrá autorizar depósitos privados temporales o de aduana, a los usuarios con conexión directa al sistema. Cuando se habilite a un mismo usuario un depósito temporal y uno de aduana, el almacenamiento se deberá efectuar en recintos separados y la contabilidad de las mercancías se llevará independientemente, de acuerdo al tipo de depósito.

Las empresas que utilicen el depósito de aduana de transformación y ensamble, deberán llevar estricto control de las materias primas que ingresen para ser transformadas y de los productos finales obtenidos.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 3º—Mercancía proveniente de otras jurisdicciones. Las mercancías en régimen de tránsito destinadas a depósitos privados autorizados a usuarios del sistema informático, deberán llegar directamente a éstos. La declaración de tránsito se habilitará como manifiesto de carga, asignándole un número consecutivo que el responsable del depósito estampará en el cuerpo de la misma.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 4º—Requisitos para el ingreso a depósitos de aduana. Para ingresar mercancías a los depósitos de aduana privados se requiere la aceptación de la declaración del régimen de depósito de aduana.

La declaración del régimen de depósito de aduana contendrá, entre otros, los siguientes datos: identificación del declarante, del manifiesto de carga y del documento de transporte, descripción de la mercancía, subpartida arancelaria, cantidad, peso y valor FOB.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

CAPÍTULO II

Procedimientos para la aplicación de regímenes aduaneros

ART. 5º—Presentación de declaraciones. Los usuarios podrán presentar las declaraciones de los regímenes aduaneros, incorporando en el sistema informático de la aduana los datos exigidos para cada uno de ellos. La Dirección General de Aduanas les asignará códigos personales alfanuméricos que sustituyen la firma para todos los efectos legales.

Las declaraciones deberán ser firmadas por el consignatario con servicio de conexión; igualmente, podrán suscribirlas sus intermediarios aduaneros que gocen del mismo servicio. No obstante, la calidad de declarante sólo la tendrá el consignatario de las mercancías.

El declarante será responsable de la veracidad de la información que digite en el sistema y de la existencia y autenticidad de los documentos que deben acompañar la declaración.

PAR. 1º—Toda declaración deberá relacionar únicamente mercancías amparadas en un registro o licencia de importación y en un documento de transporte.

PAR. 2º—Forman parte de la declaración de despacho todos los documentos exigidos para la aplicación del régimen.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 6º—Aceptación de declaraciones. Una vez efectuadas las validaciones y verificaciones correspondientes, el sistema aceptará las declaraciones asignándoles número y fecha.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 7º—Aforo. Sin perjuicio de las disposiciones especiales sobre la materia, el sistema informático determinará en forma aleatoria la modalidad del aforo: físico, documental o automático.

Aforo físico: El usuario entregará al funcionario designado, la impresión de los datos de la declaración incorporada al sistema, para que éste realice el reconocimiento físico de la mercancía y consigne su actuación en el sistema. Con base en ésta el sistema realizará la liquidación con los recargos y multas a que hubiere lugar. Si se estableciere la ausencia de documentos necesarios para la aplicación del régimen o indicios de falsedad o adulteración en los presentados, se suspenderá el proceso y se informará al jefe de la regional de aduana.

Aforo documental. El usuario hará entrega de los documentos al funcionario designado, quien verificará el cumplimiento de las disposiciones legales y la correspondencia entre la información consignada en el sistema y la contenida en los documentos. En caso de conformidad dejará la constancia en el sistema; de lo contrario practicará aforo físico.

Aforo automático. Es la verificación y validación informática de los datos que realiza el sistema.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 8º—Envío de muestras para análisis merceológico. Cuando se trate de mercancías que requieren análisis merceológico, el proceso de despacho no se suspenderá. Sin embargo, el usuario deberá informar inmediatamente a la aduana para que tomen las muestras correspondientes. El funcionario aduanero deberá tomar tres (3) muestras por cada producto, remitiendo una al laboratorio de la regional de aduana respectiva o a un laboratorio autorizado por ésta, otra a la división técnica y dejando la tercera en el depósito donde se encuentre la mercancía. Se registrará en el sistema tanto el envío a laboratorio como el concepto merceológico, el cual se anexará a la declaración.

Si el resultado de merceología afecta los derechos, impuestos, recargos, multas o sanciones, se procederá a la formulación de cuenta adicional o a la devolución de los dineros pagados en exceso, según el caso, de conformidad con las normas sobre la materia.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 9º—Liquidación de derechos e impuestos y notificación. La liquidación de los derechos de importación y demás impuestos se realizará a través del sistema informático. La liquidación se entenderá notificada a más tardar un (1) día después de efectuada. En caso de inconformidad se podrán interponer personalmente los recursos que procedan dentro del término y conforme al procedimiento establecido por las normas que regulan la materia.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 10.—Pago de los derechos e impuestos. Los usuarios podrán efectuar el pago de los derechos e impuestos utilizando, además de los sistemas convencionales previstos en las normas generales, la modalidad de cuenta corriente, indicando en el sistema la opción de pago escogida. El sistema llevará el control del monto y de la modalidad del pago.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 11.—Pago por cuenta corriente. Es el mecanismo de pago mediante el cual los derechos e impuestos por cada declaración, se debitan de los depósitos en la cuenta corriente que posea el usuario en un banco autorizado para este efecto por el Director General de Aduanas.

El procedimiento de pago mediante cuenta corriente será el siguiente:

a) La empresa conectada al sistema informático de la aduana, una vez conozca la liquidación oficial de los derechos e impuestos que se causan por cada declaración, ordena al banco debitar de su cuenta corriente el valor total a pagar;

b) El banco otorgará al usuario un número de confirmación por cada operación de débito realizada, y

c) El usuario por medio del sistema informático de la aduana, registrará el número de confirmación del pago, como constancia de la cancelación de los derechos e impuestos.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 12.—Información del recaudo a la Dirección General de Aduanas. Los bancos autorizados para recibir pagos de usuarios con conexión directa, deberán reportarlos a la Dirección General de Aduanas, mediante el procedimiento definido en la circular especial que para el efecto se establezca.

Los aspectos no contemplados expresamente en la presente resolución para el pago de derechos de importación y demás impuestos, se regirán por lo establecido en la Resolución 507 de 1991 expedida por la Dirección General de Aduanas.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 13.—Levante de las mercancías. El levante de las mercancías se autorizará a través del sistema, una vez se hayan cumplido los requisitos previstos para cada uno de los regímenes aduaneros.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 14.—Cancelación del régimen. Una vez constatado el cumplimiento de los requisitos previstos para cada régimen, se efectuará su cancelación a través del sistema.

El usuario conectado enviará a la regional de aduana respectiva, dentro de los cinco (5) primeros días de cada mes, las declaraciones con todos sus anexos, correspondientes a las mercancías objeto de levantes efectuados en el mes inmediatamente anterior, reservando las copias que le corresponden.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

CAPÍTULO III

Disposiciones generales

ART. 15.—Firma electrónica. Los funcionarios que intervengan en los trámites previstos en esta resolución, suscribirán y sellarán sus actuaciones, o digitarán su firma electrónica en el sistema cuando ello proceda.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 16.—Trámites en diferentes jurisdicciones. Los usuarios podrán efectuar desde lugar diferente a la jurisdicción donde se encuentre la mercancía, todas las actividades que se realicen a través del sistema y que no requieran intervención de funcionario aduanero.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 17.—Visitas de control. Sin perjuicio de las facultades de investigación y control, la Dirección General de Aduanas practicará mensualmente visitas de inspección a los usuarios, en desarrollo de las cuales tendrá acceso a los programas informáticos de auditoría y control.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 18.—Los aspectos no previstos en esta resolución se regularán por las normas legales vigentes, en especial por la Resolución 3083 de 1990.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 19.—La presente resolución rige desde la fecha de su publicación.

(Nota: Derogada por la Resolución 371 de 1992 artículo 48 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 6 de julio de 1992.