Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 162 DE 2013 

(Enero 16)

“Por la cual se modifica el literal b) del artículo 5º de la Resolución 2200 de 2010”.

El Director General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia De La Fuente de Lleras,

en uso de sus facultades legales y estatutarias, en especial las conferidas por el artículo 66 de la Ley 75 de 1968 y los artículos 99 a 113 del Decreto 2388 de 1979, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 66 de la Ley 75 de 1968 establece que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Cecilia De la Fuente de Lleras, ICBF, tendrá en las sucesiones intestadas los derechos que hasta entonces el artículo 82 de la Ley 153 de 1887 atribuía al municipio de la vecindad del extinto, así como los que correspondían a otras entidades en relación con los bienes vacantes y mostrencos.

Que el numeral 22 del artículo 17 del Decreto 1137 de 1999, en concordancia con lo dispuesto por el numeral 19 del artículo 21 de la Ley 1979 de 1979, señala como función del instituto la de promover las acciones en que tenga interés por razón de su vocación hereditaria o de bienes vacantes o mostrencos.

Que el Decreto 2388 de 1979, en su capítulo XII, artículos 99 al 113, modificado parcialmente por el Decreto 3421 de 1986, reglamentó lo relacionado con vocaciones hereditarias y bienes vacantes y mostrencos, ordenando, entre otros, que toda persona que descubra la existencia de un bien vacante o mostrenco o de una vocación hereditaria, deberá hacer su denuncia por escrito ante la dirección general o dirección regional del ICBF, según la ubicación del bien o el lugar de tramitación del respectivo juicio.

Que el artículo 103 del Decreto 2388 de 1979 señala que “la dirección general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar o la dirección regional respectiva, previa verificación de las condiciones a que se refiere el artículo 99 del presente decreto, decidirá si hay o no lugar al reconocimiento del denunciante, mediante resolución motivada. Si hubiere varias denuncias sobre el mismo bien, y que reúnan las condiciones del artículo 99 de este decreto, se reconocerá al que hubiere presentado la denuncia en primer término”.

Que la dirección general del instituto, mediante Resolución 2200 de 2010 actualizó el procedimiento relacionado con el trámite de las denuncias de vocaciones hereditarias y de bienes vacantes y mostrencos, en razón a la expedición de nuevos lineamientos y directrices por parte de la dirección general, así como nuevas reglamentaciones sobre esta materia y conceptos emitidos por la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado determinantes en el trámite de esta clase de denuncias.

Que el literal b) del artículo 5º de la Resolución 2200 de 2010, determinó que “En ningún caso podrán transcurrir más de dos (2) meses contados a partir del momento de la radicación de la denuncia, para expedir la resolución que niegue o reconozca la calidad al denunciante”.

Que se ha evidenciado que dicho término es insuficiente ya que antes de reconocer la calidad de denunciante se deben surtir importantes etapas dentro del proceso de denuncia de vocaciones hereditarias, bienes vacantes y mostrencos, como lo son la verificación de existencia de denuncia anterior, el envío de la misma a la Dirección competente de ser el caso, el recaudo y análisis de pruebas documentales, la visita e inspección sobre los bienes muebles e inmuebles objeto de la denuncia, la estimación del valor comercial de los mismos y el examen jurídico para determinar si la denuncia y los bienes cumplen con los requisitos y condiciones legales y reglamentarias para darle curso al proceso.

Que teniendo en cuenta lo anterior y con el fin de ajustar el trámite de forma tal que se cuente con el término suficiente para desarrollar las etapas descritas de forma juiciosa y rigurosa, se hace necesario modificar el literal b) del artículo 5º de la Resolución 2200 de 2010,

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Modificar el literal b) del artículo 5º de la Resolución 2200 de 2010, el cual quedará así:

“b) En ningún caso podrán transcurrir más de cinco (5) meses contados a partir del momento de la radicación de la denuncia, para expedir la resolución que niegue o reconozca la calidad de denunciante”.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y promulgación en el Diario Oficial y modifica el literal b) del artículo 5º de la Resolución 2200 del 14 de julio de 2010.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 16 de enero de 2013.