Consejo Nacional Electoral

RESOLUCIÓN 1688 DE 2013 

(Julio 3)

“Por la cual se reajustan los valores de reposición por voto válido depositado en las consultas de los partidos, movimientos políticos, grupos significativos de ciudadanos y coaliciones que opten por este mecanismo para la escogencia de sus candidatos a la Presidencia de la República para el período constitucional 2014-2018”.

El Consejo Nacional Electoral,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial de las conferidas por los artículos 107, 109 y 265 de la Constitución Política y los artículos 11 de la Ley 996 de 2005 y 21 de la Ley 1475 de 2011, y

CONSIDERANDO:

Que los partidos y movimientos políticos deben organizarse democráticamente conforme lo señala el artículo 107 de la Constitución Política, para lo cual podrán realizar consultas con la siguiente finalidad:

“(...).

Para la toma de sus decisiones o la escogencia de sus candidatos propios o por coalición, podrán celebrar consultas populares o internas o interpartidistas que coincidan o no con las elecciones a corporaciones públicas, de acuerdo con lo previsto en sus estatutos y en la ley.

En el caso de las consultas populares se aplicarán las normas sobre financiación y publicidad de campañas y acceso a los medios de comunicación del Estado, que rigen para las elecciones ordinarias.

(...)”;

Que conforme a lo establecido en el artículo 6º de la Ley 1475 de 2011, los partidos y movimientos políticos con personería jurídica y/o grupos significativos de ciudadanos pueden seleccionar sus candidatos propios o de coalición a cargos de elección popular bien mediante la realización de consultas internas o populares o bien mediante consultas convocadas por una coalición de partidos y/o movimientos políticos con personería jurídica que a su vez podrían ser internas o populares;

Que sobre la posibilidad de que los grupos significativos de ciudadanos realicen consultas, la Corte Constitucional en Sentencia C-490 de 2011, señaló:

“(...) Adicionalmente, la Corte considera que la extensión que el legislador estatutario hace de las consultas a los grupos significativos de ciudadanos es compatible con la Constitución. De manera análoga a como se explicó en el caso de la extensión del régimen de doble militancia a esas agrupaciones políticas, la constitucionalización de las consultas responde a la necesidad de fortalecer el grado de representatividad democrática del sistema de partidos en su conjunto. Por ende, como los grupos significativos de ciudadanos tienen, por mandato de la Carta, la potestad de inscribir candidatos a cargos y corporaciones públicas de elección popular e, incluso, aspirar a convertirse en partidos y movimientos con personería jurídica, nada se opone a que el legislador estatutario consagre la opción que tales colectividades hagan uso del mecanismo de consulta, para los fines previstos en la Constitución. Además, de no reconocerse esa posibilidad, se conformaría un ámbito de exclusión del carácter expansivo de la democracia, vía utilización de las consultas, lo que entrañaría un déficit en la vigencia de ese principio”;

Que a su vez, el artículo 109 de la Carta Política establece:

“El Estado concurrirá a la financiación política y electoral de los partidos y movimientos políticos con personería jurídica, de conformidad con la ley.

(...).

PAR.:

(...).

Las consultas de los partidos y movimientos que opten por este mecanismo recibirán financiación mediante el sistema de reposición por votos depositados, manteniendo para ello el valor en pesos constantes vigente en el momento de aprobación de este acto legislativo”;

Que el artículo 11 de la Ley 996 de 2005, establece:

ART. 11.—Financiación preponderantemente estatal de las campañas presidenciales. El Estado financiará preponderantemente las campañas presidenciales de los partidos y movimientos políticos, lo mismo que las de los movimientos sociales y grupos significativos de ciudadanos que inscriban candidatos a la Presidencia de la República, y reúnan los requisitos de ley:

(...).

— Recibir vía reposición de votos una suma equivalente al número de votos válidos depositados multiplicado por mil setecientos cinco pesos por voto ($1.705). Ningún candidato podrá recibir suma superior al monto de lo efectivamente gastado y aprobado por el Consejo Nacional Electoral, menos los aportes del sector privado y el anticipo dado por el Estado, en caso de que hubiera tenido acceso a él. Igualmente, en la segunda vuelta, si la hubiere, los candidatos recibirán una suma equivalente a ochocientos cincuenta y dos pesos ($852) por votos válidos depositados. Tanto en la primera como en la segunda vuelta no se podrán exceder los topes de las campañas, establecidos en la presente ley.

Para tener derecho a la reposición de votos los candidatos deberán obtener en la elección para Presidente de la República, al menos una votación igual o superior al cuatro por ciento (4%) de los votos válidos depositados. Quien no consiga este porcentaje mínimo, no tendrá derecho a la financiación estatal de la campaña por el sistema de reposición de votos, y deberá devolver el monto de la financiación estatal previa en su totalidad. Estos montos de recursos, serán asegurados mediante póliza o garantía a favor del Estado, expedida por una entidad financiera privada, o en su defecto el partido que avale al candidato podrá pignorar los recursos ciertos para la financiación que le corresponda en los años subsiguientes, como garantía por el monto recibido, siempre y cuando con ellas cancele las obligaciones contraídas. En el caso de que el candidato haya sido inscrito por movimientos sociales o grupos significativos de ciudadanos, la garantía o póliza deberá ser respaldada por los promotores del grupo hasta por el monto que se deba devolver;

(...).

3. Los partidos o movimientos políticos, movimientos sociales y grupos significativos de ciudadanos que hayan inscrito candidato a la Presidencia de la República, y en cuya votación no logren por lo menos el cuatro por ciento (4%) del total de los votos válidos, no tendrán derecho a la reposición de gastos de campaña por voto (...);

Que el artículo 13 de la misma ley indica:

“Los valores señalados en pesos en la presente ley, se reajustarán anualmente de acuerdo con el aumento del índice de precios al consumidor certificado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE”;

Que según los preceptos normativos en cita, para la financiación de las campañas que adelanten los partidos, movimientos políticos y los grupos significativos de ciudadanos que opten por el mecanismo de la consulta para la escogencia de sus candidatos, la ley ha previsto la financiación estatal mediante el sistema de reposición por voto válido depositado;

Que no obstante la Ley 996 de 2005 al reglamentar de manera especial la elección de Presidente de la República, al desarrollar su contenido no establece fórmula o valor a tener en cuenta para fijar el valor de reposición por voto válido depositado en las consultas a favor de los precandidatos a la Presidencia de la República;

Que conforme a lo establecido en el artículo 5º de la Ley 1475 de 2011, “El Estado contribuirá al financiamiento de las consultas mediante el sistema de reposición de gastos por votos obtenidos”;

Que esta Corporación mediante Resolución 53 de 2010 reajustó el valor de reposición por cada voto depositado en las consultas de los partidos, movimientos políticos y/o grupos significativos de ciudadanos, para la selección de candidatos a la Presidencia de la República para las elecciones del año 2010, en la suma de cuatro mil doscientos dieciocho pesos ($4.218) moneda corriente, resultado obtenido de aplicar el aumento del índice de precios al consumidor del año 2009, certificado por el DANE(1);

Que de conformidad con la certificación expedida por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, la variación del índice de precios al consumidor durante los años 2010, 2011 y 2012 ha sido la siguiente:

Año Variación IPC
20103,17%
20113,73%
20122,44%

 

Que como consecuencia de lo expuesto, el Consejo Nacional Electoral,

RESUELVE:

ART. 1º—Reajustar el valor de reposición por cada voto válido depositado a favor de los precandidatos inscritos por los partidos, movimientos políticos y/o grupos significativos de ciudadanos o coaliciones de estos que realicen consulta para seleccionar sus candidatos a la Presidencia de la República para el período constitucional 2014-2018, de conformidad con la parte motiva de esta resolución.

En consecuencia el valor de reposición por voto válido depositado en dichas consultas será de cuatro mil seiscientos veinticuatro pesos ($4.624) moneda corriente.

ART. 2º—Los partidos, movimientos políticos y/o grupos significativos de ciudadanos tendrán derecho al valor de reposición por voto válido de que trata el artículo 1º de esta resolución, siempre que en la votación obtengan por lo menos el cuatro por ciento (4%) de los votos válidos depositados por los partidos, movimientos políticos y/o grupos significativos de ciudadanos que participen en la consulta.

En el evento que en la consulta participe un solo partido, movimiento político y/o grupo significativo de ciudadanos, no habrá lugar a aplicar el umbral exigido en el inciso anterior.

ART. 3º—Comuníquese la presente resolución al Gobierno Nacional, Ministerio de Hacienda y Crédito Público, para efectos presupuestales y a la Registraduría Nacional del Estado Civil, para lo de su cargo.

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 3 de julio de 2013.

(1) Mediante Resolución 431 de 27 de mayo de 2009 “Por la cual se reajusta el valor correspondiente a la reposición por cada voto válido depositado, para la financiación de las campañas de las consultas populares a realizarse durante el año 2009, a favor de los precandidatos inscritos por los partidos y movimientos políticos para la escogencia de sus candidatos a la presidencia de la república, período constitucional 2010-2014”, se aplicó el aumento del índice de precios al consumidor de los años 2006, 2007 y 2008.