RESOLUCIÓN 1791 DE 1998 

(Junio 1º)

“Por la cual se delega la facultad para imponer sanciones a quienes infrinjan el manual de operaciones aeroportuarias, el manual para abatimiento de ruido y demás reglamentos que regulan las operaciones en tierra del aeropuerto internacional Eldorado, y se establecen otras disposiciones”.

El Director General,

en uso de sus facultades legales, en especial las conferidas por los artículos 55 de la Ley 105 de 1993, 5º y 8º del Decreto 2724 de 1993, y

CONSIDERANDO:

1. Que la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, tiene como objetivo garantizar el desarrollo de la aviación civil y de la administración del espacio aéreo y aeroportuario, en condiciones de seguridad y eficiencia;

2. Que la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, es la autoridad competente para regular, vigilar y controlar la prestación de los servicios aeronáuticos y aeroportuarios, formulando y desarrollando los planes, estrategias, políticas, normas y procedimientos sobre la materia;

3. Que a la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, le corresponde ejecutar las actividades necesarias para conformar, mantener, administrar, operar y vigilar la infraestructura aeronáutica y aeroportuaria;

4. Que la Ley 105 de 1993, faculta a la unidad para sancionar a quienes infrinjan los reglamentos aeronáuticos y las demás normas que regulan la actividad del sector; aeronáutico y señalar que contra la resolución sancionatoria sólo procede el recurso de reposición en el efecto devolutivo;

5. Que mediante Resolución 1330 del 7 de noviembre de 1995, emanada del Ministerio del Medio Ambiente se otorga a la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, licencia ambiental ordinaria, para la ejecución de las obras de construcción y operación de la segunda pista y/o ampliación del aeropuerto internacional Eldorado. Dicha resolución, señala en su artículo 3º la obligación para la Aeronáutica Civil de establecer un manual de procedimiento para abatimiento de ruido, el cual consagre el régimen sancionatorio a aplicar a quienes incumplan las normas allí establecidas;

6. Que la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, mediante Resolución 2076 del 3 de junio de 1977, adoptó el manual de operaciones aeroportuarias para los aeródromos de la aviación civil de la República de Colombia;

7. Que de acuerdo con el manual de reglamentos aeronáuticos, el jefe de la oficina de control y seguridad aérea es la autoridad competente para sancionar a quienes infrinjan las normas sobre seguridad aérea, haciéndose necesario facultar al gerente aeroportuario para imponer las sanciones a que haya lugar por infracción a las normas sobre seguridad aeroportuaria y demás reglamentos que regulan las operaciones en tierra del aeropuerto internacional Eldorado,

RESUELVE:

ART. 1º—Infracción. Para los efectos de la presente resolución, constituye infracción, toda conducta violatoria del manual de operaciones aeroportuarias, del manual de abatimiento de ruido, de las circulares y demás disposiciones que regulan la materia para el aeropuerto internacional Eldorado.

ART. 2º—Campo de aplicación. La presente resolución se aplicará a todas las personas, naturales o jurídicas que infrinjan las normas referidas en el artículo anterior.

ART. 3º—Autoridad competente para sancionar. El gerente del aeropuerto internacional Eldorado, será la autoridad competente para imponer las sanciones correspondientes, por infracción a las normas de que trata el artículo 1º de la presente resolución; excepto lo relacionado con las infracciones de las partes II y III del manual de abatimiento de ruido, las cuales serán de competencia del jefe de la oficina de control y seguridad aérea.

La competencia del gerente aeroportuario en lo que tiene que ver con infracciones al manual de abatimiento de ruido, se extiende hasta cuando las aeronaves inicien la maniobra de despegue, momento a partir del cual la competencia será asumida por el jefe de control y seguridad aérea.

Cuando con una misma conducta se infrinjan disposiciones que deban ser sancionadas por el gerente del aeropuerto internacional Eldorado y el jefe de control y seguridad aérea, la competencia para sancionar será asumida por el Director General de la Aeronáutica Civil.

ART. 4º—Sanciones. Las sanciones a aplicar por infracción a las normas de que trata la presente resolución son: amonestación, multa hasta por cinco mil (5.000) salarios mínimos mensuales, suspensión o cancelación de licencias, matrículas, registros; suspensión de la utilización de bienes y servicios; suspensión o cancelación de permisos o cualquier autorización expedida por la autoridad aeronáutica. Estas sanciones se aplicarán de acuerdo con la gravedad de la infracción y podrán imponerse acumulativamente y agravarse por la reincidencia.

PAR.—Sin detrimento de las sanciones a que haya lugar contra la persona natural o jurídica, todo daño deberá ser asumido por el explotador de la máquina y/o equipo con que se causó.

ART. 5º—Criterios para imponer las sanciones. Para la aplicación de sanciones a que se refiere la presente resolución se tendrán en cuenta los criterios de que trata el numeral 7.5.3 del manual de reglamentos aeronáuticos.

ART. 6º—Multas. En los casos en que la sanción conlleve multa, ésta se pagará, a favor de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, en la caja de la dirección financiera. Su cumplimiento será exigible por jurisdicción coactiva, una vez transcurridos treinta (30) días a partir de su ejecutoria si el pago no se ha hecho efectivo, de conformidad con los artículos 112 de la Ley 6ª de 1992, y 52 de la Ley 336 de 1996.

ART. 7º—(Derogado).* Procedimiento.

1. Cuando se tenga conocimiento de la ocurrencia de hechos, que constituyan violación a las normas de que trata el artículo 1º de la presente resolución, la autoridad competente, de oficio o a petición de cualquier persona o entidad, procederá a verificar de inmediato la ocurrencia del hecho y la identidad del posible infractor y dará aviso a éste de la iniciación de la actuación y el objeto de la misma, de conformidad con lo establecido en el artículo 28 del Código Contencioso Administrativo.

2. Abierta la investigación, siempre que exista mérito para ello, la autoridad competente correrá pliego de cargos al presunto infractor; el cual contendrá una síntesis de los hechos y de sus circunstancias de tiempo, modo y lugar, la identificación de las persona y elemento comprometidos; la indicación de las normas infringidas y la relación de los fundamentos probatorios existentes.

3. El pliego de cargos se notificará en la forma prevista en el artículo 44 del Código Contencioso Administrativo.

4. El inculpado deberá rendir sus descargos y solicitar o aportar las pruebas, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a su notificación, directamente o a través de apoderado. En el evento de que no se presenten los descargos, el funcionario competente adelantará las diligencias investigativas que considere pertinentes a fin de tomar la decisión a que haya lugar.

5. El funcionario competente dispondrá de quince (15) días hábiles para practicar las pruebas solicitadas y las que de oficio hubiere decretado por ser pertinentes. El término probatorio podrá prorrogarse por una sola vez y hasta por un período igual al señalado anteriormente.

6. Presentados los descargos, o en su caso, practicadas las pruebas ordenadas, el funcionario competente evaluará: los hechos, el acervo probatorio, la norma infringida y proferirá la providencia respectiva.

7. La providencia que ponga fin a la actuación administrativa iniciada en cumplimiento de esta resolución se notifica personalmente al interesado y/o al representante legal de la persona jurídica.

8. Contra la providencia sancionatoria sólo procederá el recurso de reposición, en el efecto devolutivo, ante el funcionario que la profirió, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a su notificación, de conformidad con lo preceptuado por el artículo 55 de la Ley 105 de 1993.

*(Nota: Derogado por la Resolución 4034 de 1999 artículo 3º del Departamento Administrativo de la Aeronáutica Civil).

ART. 8º—Medidas preventivas. Cuando una persona fuere sorprendida en flagrancia, cuya realización atente contra las normas de que trata el artículo 1º de la presente resolución, se tomarán las medidas preventivas inmediatas que sean necesarias para neutralizar la situación creada por el infractor, las cuales pueden incluir medidas tales como: conducción, retiro de bienes, vehículos y personas, retención del permiso y /o autorización expedido por la autoridad aeronáutica para lo cual se contará con la colaboración de las autoridades de policía.

Una vez retenido el permiso y/o autorización de que trata el presente artículo, el funcionario deberá remitirlo a más tardar el siguiente día hábil al grupo de investigaciones y sanciones aeroportuarias con el objeto de recibirse declaración al infractor, dentro del día hábil siguiente a la recepción del mismo.

Se diligenciará en los eventos en que haya lugar, una orden de comparendo y/o acta de inspección comprobatoria.

El comparendo contendrá lo siguiente:

1. Lugar y área de la infracción.

2. Datos del infractor.

3. Datos del vehículo, equipo, aeronave o establecimiento involucrado en los hechos.

4. Código de la infracción, de acuerdo a la nomenclatura preestablecida.

5. Observaciones y/o agravantes de la infracción.

6. Medidas preventivas tomadas.

7. Datos del funcionario competente (informante), del infractor, o en su defecto de un testigo al cual se le solicitará la dirección de residencia para efectos de citaciones posteriores. El comparendo deberá ser firmado por las personas antes mencionadas.

8. A la orden de comparendo aeroportuario se anexará el informe rendido por el funcionario competente, en el que se describirán las circunstancias de tiempo, modo y lugar de los hechos.

PAR. 1º—Cuando se incurra en una infracción que no se encuentre codificada en la orden de comparendo, se utilizará el código 600 especificando de qué se trata.

PAR. 2º—La autoridad aeronáutica en la aplicación de las medidas preventivas y a fin de evitar infracciones al manual de abatimiento de ruido, procederá inmediatamente a la inmovilización de la aeronave que produce u ocasiona el ruido, hasta tanto se tomen los correctivos necesarios.

ART. 9º—Para tomar las medidas preventivas de que trata la presente resolución, estará facultado el gerente del aeropuerto Eldorado, el jefe de control y seguridad aérea y el personal aeronáutico a quien de conformidad con el manual de funciones y requisitos de la unidad, corresponda la función de inspección y control en su respectiva área; quienes estarán obligados a identificarse.

ART. 10.—Obligación de colaborar. Los servidores públicos y las demás personas vinculadas a la actividad aeronáutica, estarán obligados a colaborar en el control, vigilancia y cumplimiento de las normas de que trata el artículo 1º de la presente resolución.

ART. 11.—Infracciones cometidas por servidores públicos y/o personal que presten sus servicios a personas que tengan vínculo contractual con la entidad:

1. Cuando uno de los empleados de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, se halle incurso en cualquiera de las infracciones relacionadas con las normas de que trata el artículo 1º de la presente resolución, adelantará de inmediato las diligencias indispensables para determinar las circunstancias del hecho y el presunto infractor, y enviará el correspondiente informe a la división de investigaciones disciplinarias para los efectos previstos en la Ley 200 de 1995.

2. Cuando un servidor público, distinto a los mencionados en el numeral anterior, incurra en alguna de las infracciones de que trata la presente resolución, el gerente del aeropuerto internacional Eldorado, deberá oficiar directamente a la entidad respectiva, solicitando se adelante la investigación disciplinaria a que haya lugar.

3. Cuando las conductas descritas, se le atribuyan a dependientes o funcionarios al servicio o bajo la vigilancia de personas que tengan vínculo contractual con la unidad, el gerente del aeropuerto enviará el informe a la dirección administrativa de la unidad, quien tomará las medidas que contractualmente correspondan.

ART. 12.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias, en especial la Resolución 6917 de noviembre 29 de 1996.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 1º de junio de 1998.

_____________________