Ministerio de Minas y Energía

RESOLUCIÓN 180919 DE 2010 

(junio 1º)

“Por la cual se adopta el plan de acción indicativo 2010-2015 para desarrollar el programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, se definen sus objetivos, subprogramas y se adoptan otras disposiciones al respecto”.

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Véase Resolución 283 de 2016 artículo 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

El Ministro de Minas y Energía,

en ejercicio de sus facultades legales y reglamentarias, y en particular de lo previsto en la Ley 697 de 2001, en el Decreto Reglamentario 3683 de 2003 y en el Decreto 2501 de 2007,

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política de Colombia en su artículo 80, establece que el Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución. Además, dispone que deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental, imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados.

Que en su artículo 334, la Constitución prevé igualmente que la dirección general de la economía estará a cargo del Estado y este intervendrá por mandato de la ley en la explotación de los recursos naturales.

Que la Ley 99 de 1993 en su artículo 5º, numerales 32 y 33, asigna al Ministerio del Medio Ambiente, hoy Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, la función de promover la formulación de planes de reconversión industrial ligados a la implantación de tecnologías ambientalmente sanas, así como también promover, en coordinación con las entidades competentes y afines, la realización de programas de sustitución de los recursos naturales no renovables, para el desarrollo de tecnologías de generación de energías no contaminantes ni degradantes.

Que dando aplicación a las anteriores disposiciones, la Ley 697 de 2001 declaró el uso racional y eficiente de la energía (URE) como un asunto de interés social, público y de conveniencia nacional.

Que esta ley, mediante la cual se fomenta el uso racional y eficiente de la energía, dispuso la promoción de la utilización de energías alternativas y se dictaron otras disposiciones, creando a su vez el programa uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, estableciendo como entidad responsable de este al Ministerio de Minas y Energía, quién deberá promover, organizar asegurar el desarrollo, así como el seguimiento de los programas de uso racional y eficiente de la energía.

Que el Gobierno Nacional y el Ministerio de Minas y Energía han actuado de conformidad con lo establecido en la citada ley, a través de la promulgación de los decretos reglamentarios 3683 de 2003 y 2501 de 2007, por medio de los cuales se dictan disposiciones para promover prácticas con fines de uso racional y eficiente de energía y se definen algunos lineamientos generales del Proure; así mismo y a través de la Resolución 180609 de 2006, definió los subprogramas que hacen parte del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure.

Que el Ministerio de Minas y Energía, la unidad de planeación minero-energética - UPME y las entidades directamente relacionadas, por la responsabilidad que les otorga la ley o por su naturaleza o interés, han difundido y adelantado acciones, como también estudios pertinentes, buscando la mayor eficiencia energética en procura del abastecimiento energético pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana y la protección al consumidor, así como la promoción de fuentes no convencionales, de manera sostenible con el medio ambiente y los recursos naturales.

Que de acuerdo con el Decreto 3683 de 2003 el Ministerio de Minas y Energía podrá contar con la participación de los distintos agentes, públicos y privados de cada una de las cadenas energéticas y orientará la promoción del programa de uso racional y eficiente de energía y demás formas de energía no convencionales, Proure.

Que según lo establecido en la Ley 697 de 2001, se deben aplicar gradualmente subprogramas y acciones para que toda la cadena energética esté cumpliendo permanentemente con los niveles mínimos de eficiencia energética, sin perjuicio de lo dispuesto en la normatividad vigente sobre medio ambiente y los recursos naturales renovables.

Que para desarrollar el programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, se hace necesario adoptar un plan de acción indicativo 2010-2015, teniendo presente el documento visión Colombia II Centenario: 2019 del Departamento de Planeación Nacional, el cual contempla como parte de los grandes retos del sector minas y energía, la promoción al uso eficiente de la canasta energética nacional.

Que dicho plan de acción contiene igualmente los objetivos, subprogramas y metas, que a partir de la fecha deben regir para el programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure.

Que los subprogramas aquí contemplados, buscan actualizar y unificar criterios para la ejecución de programas y proyectos sobre uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales en Colombia, para facilitar que quienes realicen proyectos puedan acceder a los incentivos nacionales e internacionales existentes en la materia.

Que entre los incentivos nacionales a los cuales pueden optar ante el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial quienes realicen los proyectos, se encuentran los beneficios tributarios de carácter ambiental previstos en el estatuto tributario, en particular en los artículos 158-2, 207-2, 424-5 numeral 4º y 428 literales f) e i), junto con los decretos reglamentarios 3172 de 2003 y 2532 de 2001.

Que el programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, ha sido discutido en el seno de la comisión intersectorial para el uso racional y eficiente de la energía y fuentes no convencionales de energía - Ciure.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Adoptar el plan de acción indicativo 2010-2015 para desarrollar el programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, el cual forma parte integral de la presente resolución.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 2º—Definir como objetivo general del plan de acción indicativo 2010-2015 del Proure, promover el uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, que contribuya a asegurar el abastecimiento energético pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana, la protección al consumidor y la promoción del uso de energías no convencionales de manera sostenible con el ambiente y los recursos naturales.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 3º—Definir como objetivos específicos del plan de acción indicativo 2010-2015 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, los siguientes:

1. Consolidar una cultura para el manejo sostenible y eficiente de los recursos naturales a lo largo de la cadena energética.

2. Construir las condiciones económicas, técnicas, regulatorias y de información para impulsar un mercado de bienes y servicios energéticos eficientes en Colombia.

3. Fortalecer las instituciones e impulsar la iniciativa empresarial de carácter privado, mixto o de capital social para el desarrollo de subprogramas y proyectos que hacen parte del Proure.

4. Facilitar la aplicación de las normas relacionadas con incentivos, incluyendo los tributarios, que permitan impulsar el desarrollo de subprogramas y proyectos que hacen parte del proure.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 4º—Definir los siguientes subprogramas estratégicos de carácter transversal del plan de acción indicativo 2010-2015 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure:

1. Fortalecimiento institucional.

2. Educación y fortalecimiento de capacidades en Investigación, desarrollo tecnológico e innovación- I+D+i y gestión del conocimiento.

3. Estrategia financiera e impulso al mercado.

4. Protección al consumidor y derecho a la información.

5. Gestión y seguimiento de metas e indicadores.

6. Promoción del uso de fuentes no convencionales de energía.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 5º—Definir los siguientes subprogramas prioritarios en los sectores de consumo del plan de acción indicativo 2010-2015 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure:

a) En el sector residencial:

1. Sustitución de bombillas incandescentes.

2. Uso eficiente de energía en equipos de refrigeración, aire acondicionado y demás electrodomésticos.

3. Hornillas eficientes.

4. Diseño, construcción y uso eficiente y sostenible de viviendas.

5. Gas licuado del petróleo - GLP en el sector rural y zonas marginales.

b) En el sector industrial:

1. Optimización del uso de la energía eléctrica para fuerza motriz.

2. Optimización del uso de calderas.

3. Eficiencia en iluminación.

4. Gestión integral de la energía en la industria con énfasis en producción más limpia.

5. Cogeneración y autogeneración.

6. Uso racional y eficiente de energía en pequeñas y medianas empresas Pymes.

7. Optimización de procesos de combustión.

8. Optimización de la cadena de frío.

c) En el sector comercial, público y servicios:

1. Difusión, promoción y aplicación de tecnologías y buenas prácticas en sistemas de iluminación, refrigeración y aire acondicionado.

2. Diseño, construcción, reconversión energética y uso eficiente y sostenible de edificaciones.

3. Caracterización, gestión de indicadores y asistencia técnica.

4. Actualización o reconversión tecnológica del alumbrado público.

d) En el sector transporte:

1. Reconversión tecnológica del parque automotor.

2. Modos de transporte.

3. Buenas prácticas en el transporte.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 6º—Adoptar como referente inicial las siguientes metas de eficiencia energética del plan de acción indicativo 2015 visión al 2019 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure:

RE180919.JPG
 

* Potencial de ahorro de energía eléctrica estimado por la UPME.

** Potencial de ahorro considerando reconversión tecnológica (diésel a eléctrico) de sistemas de transporte masivo articulado y de una fracción de buses tradicionales (diésel a eléctrico e híbrido) del sistema integrado de transporte masivo de Bogotá.

*** Potencial de ahorro considerando mejores prácticas de conducción en los sistemas de buses y busetas tradicionales a nivel nacional y en el sistema integrado de transporte masivo de Bogotá.

Las metas anualizadas se presentan a continuación:

Meta de reducción de consumo de energía eléctrica - nivel nacional:

RE1809191.JPG

RE1809192.JPG

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 7º—Adoptar como referente inicial las siguientes metas en materia de fuentes no convencionales de energía, FNCE, del plan de acción indicativo 2010-2015 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure.

RE1809193.JPG
 

* El 20% estará compuesta por 8% de la capacidad actual más 12% provenientes de desarrollos con energía eólica, biomasa, pequeñas centrales hidroeléctricas, PCH, y energía solar.

ART. 8º—Las metas de eficiencia energética y de FNCE establecidas en los artículos 6º y 7º, serán revisadas cada año, de manera que se permita su actualización, así como la inclusión de nuevas o el redimensionamiento de las existentes.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 9º—El seguimiento y evaluación del plan de acción indicativo 2010-2015 del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, Proure, se realizará por intermedio de la comisión intersectorial para el uso racional y eficiente de la energía y fuentes no convencionales de energía - Ciure.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 10.—Los subprogramas y proyectos definidos en la Resolución 180609 de 2006, se entenderán incluidos dentro de los subprogramas establecidos en los artículos 4º y 5º de la presente resolución.

(Nota: Prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la vigencia del presente artículo por la Resolución 40634 de 2016 artículo 1° del Ministerio de Minas y Energía)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

ART. 11.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha su publicación y deroga todas aquellas disposiciones que le sean contrarias, en particular la Resolución 180609 de 2006 proferida por el Ministerio de Minas y Energía.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 1º de junio de 2010.

(Nota: Véase Resolución 283 de 2016 artículo 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)

Programa de uso racional y eficiente de energía y fuentes no convencionales - Proure

Plan de acción indicativo 2010-2015

Resumen ejecutivo

Bogotá, D.C., mayo 31 de 2010

Acrónimos

ANH: Agencia Nacional de Hidrocarburos

BID: Banco Interamericano de Desarrollo

Colciencias: Departamento administrativo de ciencia, tecnología e innovación

Ciure: Comisión Intersectorial para el uso racional y eficiente de la energía y fuentes no convencionales de energía

Conoce: Programa colombiano de normalización, certificación y etiquetado de equipos de uso final de energía

CREG: Comisión de Regulación de Energía y Gas

DNP: Departamento Nacional de Planeación

ESP: Empresas de servicios públicos

Fazni: Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas No Interconectadas

FENC: Fuentes de energía no convencionales

GEF: Global environment facility

GLP: Gas licuado del petróleo

GN: Gas natural

GNV: Gas natural vehicular

Icetex: Instituto Colombiano de Crédito y Estudios Técnicos en el Exterior

Icontec: Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación

Ideam: Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia

Ingeominas: Instituto Colombiano de Geología y Minería

IPSE: Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas

Mavdt: Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial

MCIT: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

MDL: Mecanismo de desarrollo limpio

MME: Ministerio de Minas y Energía

MPCD: Millones de pies cúbico día

NTC: Norma técnica colombiana

PCH: Pequeña Central Hidroeléctrica

PEN: Plan energético nacional

PIB: Producto interno bruto

PNUD: Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo

Proure: Programa de uso racional y eficiente de energía y demás formas de energía no convencionales

PYME: Pequeñas y medianas empresas

SENA: Servicio Nacional de Aprendizaje

SIC: Superintendencia de Industria y Comercio

TCAL: Tera-caloría

UPME: Unidad de Planeación Minero Energética

URE: Uso racional y eficiente de energía

US$: Dólar americano

UTO: Unidad técnica de ozono

VIS: Vivienda de interés social

ZNI: Zonas no interconectadas

Programa de uso racional y eficiente de energía y fuentes no convencionales en Colombia - Proure

Introducción

En la dinámica de la economía global, el uso racional y eficiente de energía ha evolu­cionado hacia la eficiencia energética como un concepto de cadena productiva, dinámico, en permanente cambio de acuerdo con los nuevos enfoques del desarrollo sostenible en relación con la disminución de los impactos ambientales, el incremento de la productividad, el manejo eficiente de los recursos y su impacto en las organizaciones y en los procesos productivos(1).

En este contexto, un programa nacional se constituye como uno de los mecanismos de mayor impacto e importancia que permite asegurar el abastecimiento energético, la competitividad de la economía nacional, la protección del consumidor, la protección del medio ambiente y la promoción de las fuentes energéticas no convencionales como un asunto de interés social, público y de conveniencia nacional, de acuerdo con lo establecido en la ley.

Así, entonces, el programa de uso racional y eficiente de energía establece un plan de acción al 2015 con visión al 2020 en donde el período entre el 2015 y 2020 corresponde a una segunda fase del plan, con estrategias y acciones que se procurarán desarrollar mediante la concertación de los alcances y establecimiento de los compromisos con los actores tanto públicos como privados con miras a lograr los impactos esperados en productividad, compe­titividad, disminución de la intensidad energética, disminución de los impactos ambientales, el mejoramiento de la calidad de vida y en el acceso a fuentes limpias y renovables para todos los ciudadanos.

Adicionalmente, de acuerdo con lo establecido en la ley se deben aplicar gradualmente subprogramas y acciones para que toda la cadena energética, esté cumpliendo permanentemente con los niveles mínimos de eficiencia energética y sin perjuicio de lo dispuesto en la normatividad vigente sobre medio ambiente y los recursos naturales renovables.

Objetivo general

Promover el uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales, que contribuya a asegurar el abastecimiento energético pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana, la protección al consumidor y la promoción del uso de energías no convencionales de manera sostenible con el ambiente y los recursos naturales.

Objetivos específicos

• Consolidar una cultura para el manejo sostenible y eficiente de los recursos naturales a lo largo de la cadena energética.

• Construir las condiciones económicas, técnicas, regulatorias y de información para impulsar un mercado de bienes y servicios energéticos eficientes en Colombia.

• Fortalecer las instituciones e impulsar la iniciativa empresarial de carácter privado, mixto o de capital social para el desarrollo de subprogramas y proyectos que hacen parte del Proure.

• Facilitar la aplicación de normas relacionadas con incentivos, incluyendo los tributarios, que permitan impulsar el desarrollo de subprogramas y proyectos que hacen parte del Proure.

Etapas del Proure

El Proure y su plan de acción, se estructura en cuatro etapas fundamentales para su ejecución en un enfoque de ciclo de programa que se presenta en la siguiente tabla, así:

Tabla 1

Etapas de ciclo del Proure

RE1809194.JPG

El color rojo indica un nivel de desarrollo inferior al 10%. El color verde oscuro indica un estado alto de madurez o superior al 90% de desarrollo.

Fuente: Consultoría MME - “Programa de uso racional y eficiente de energía y fuentes no convencionales - plan de acción 2010 - 2015”. 2010.

Metas finales e indicadores del Proure(2) 

Eficiencia energética

La tabla 2 muestra la matriz resumen de potenciales y metas de ahorro del programa de eficiencia energética a 2015, y las tablas de la 3 a la 11 muestran las metas anualizadas por sector. El gráfico 1 muestra la demanda estimada de energía eléctrica, el potencial de ahorro y la meta en tres escenarios: bajo, medio y alto.

Se estima un potencial de ahorro total en energía eléctrica a 2015 del 20,2% y una meta de ahorro de energía eléctrica en un escenario alto (Esc 3) de 14,8%, en un escenario medio (Esc 2) de 10,1% y en un escenario bajo (Esc 1) de 5,1%. El escenario alto de meta incluye los subprogramas estratégicos de capacitación y etiquetado, más la aplicación de los subpro­gramas sectoriales prioritarios más representativos en función de las variables de mercado.

Tabla 2

Potenciales y metas de ahorro

RE1809196.JPG
 

* Potencial de ahorro de energía eléctrica estimado por la UPME.

** Potencial de ahorro considerando reconversión tecnológica (diésel a eléctrico) de sistemas de transporte masivo articulado y de una fracción de buses tradicionales (diésel a eléctrico e híbrido) del sistema integrado de transporte masivo de Bogotá.

*** Potencial de ahorro considerando mejores prácticas de conducción en los sistemas de buses y busetas tradicionales a nivel nacional y en el sistema integrado de transporte masivo de Bogotá.

Las metas anualizadas se presentan a continuación:

Meta de reducción de consumo de energía eléctrica - nivel nacional:

RE1809197.JPG
 

 

RE1809198.JPG
 

 

RE18091910.JPG
 

Metas de participación de las fuentes no convencionales(3) 

Colombia posee gran cantidad de recursos energéticos renovables identificados preliminarmente que requieren mayor estudio. No obstante, la UPME y el Ideam han elaborado en los últimos años, el atlas de radiación solar de Colombia(4) y el atlas de viento y energía eólica de Colombia(5).

En 2008 la participación de energéticos renovables en el consumo final de energía fue de 6,5% en biocombustibles, 10,4% en bagazo y 20,6% en la utilización de leña, con base en las estimaciones preliminares de inventarios y potenciales de los recursos energéticos renovables y su participación en el mix nacional. Se propone para 2015, un incremento en la participación de las FNCE en la canasta energética total del 5%, de los cuales 4% estarían asociados al uso de la biomasa y biocombustibles para aplicaciones térmicas y transporte, y el 1% restante, a energía eléctrica.

La participación del 1% en energía eléctrica, corresponde al 3.5% de participación en el SIN, compuesta por el 1.5% de capacidad actual instalada por generación eléctrica con residuos de biomasa, plantas hidroeléctricas menores de 10 MW y el parque eólico de Jepirachi interconectados al SIN, más el 2% adicional, de acuerdo con escenarios basados en los resultados de estudios de empresas del sector y universidades(6) y criterios adicionales relacionados con la seguridad energética, competitividad del país en los mercados interna­cionales por la variable ambiental y curva de aprendizaje de las tecnologías.

Al año 2020 la meta sugerida considera una capacidad instalada del 6,5% del total, de acuerdo con tendencia en la disminución de costos de las tecnologías, las estrategias y los estudios y planes de los actores del sector energético, específicamente de los generadores de energía eléctrica. La tabla siguiente muestra las metas de participación de tecnologías de FNCE en la generación de energía eléctrica en el SIN del país a 2015 y 2020.

RE18091911.JPG
 

Fuente: Consultoría del MME - “Programa de uso racional y eficiente de energía y fuentes no convencionales - plan de acción 2010 - 2015”. 2010.

La capacidad instalada para generación eléctrica en las ZNI es de 118 MW, lo que corresponde al 1% del total instalado en el país. El 92% (108,5 MW) corresponde a generación con plantas Diésel y el 8% restante corresponde a generación con PCH’s y Sistemas fotovoltaicos. La meta propuesta al año 2015 es del 20% compuesta por el 8% de capacidad instalada actualmente más el 12% por desarrollos con energía eólica, biomasa, PCH´s y energía solar. A 2020 la meta de participación de las FNCE en las ZNI será del 30%.

Datos base de eficiencia energética a nivel país y sectorial

La siguiente tabla muestra los datos base de eficiencia a nivel país y sectorial, que sirven de referencia para el Proure.

TABLA 13

RE18091912.JPG
 

 

RE18091913.JPG
 

Intensidad energética

El gráfico 2 muestra la evolución de la intensidad energética global para Colombia tanto en PIB con pesos de 1994 como en PIB con pesos de 2000. En 1975 Colombia consumió 131.031 Tcal y el PIB para este mismo año fue de 31.361.250 millones de pesos. En 2008 el consumo de energía fue de 242.575 Tcal y el PIB para este año fue de 104.193.447 millones de pesos, lo cual conlleva que el consumo final de energía a 2008 ha aumentado el 85,1% en relación a 1975 y en cambio el PIB total se ha aumentado en un factor de 3,32 veces. Esta situación evidencia que la mejora de la intensidad energética en Colombia se ha producido más por razones estructurales de la economía, sin embargo es posible que tal variación haya sido gracias a medidas de ahorro, sustitución de tecnologías y energéticos y políticas que han llevado a un ahorro global de energía.

Gráfico 2

Intensidad energética nacional

RE18091914.JPG
 

 

Consumo final de energía por sector

El gráfico 3 muestra la participación porcentual de los sectores en el consumo de energía del país. En 2008 se consumieron 242.000 Tcal, de las cuales el sector transporte consumió el 38,3%. Esta desagregación sectorial muestra que los sectores más consumidores y en los cuales es necesario aplicar medidas de eficiencia son transporte, industrial y residencial.

Gráfico 3

Participación del consumo final de energía por sectores – 2008

RE18091915.JPG
 

Otros indicadores de eficiencia son la intensidad eléctrica y el consumo per cápita de energía. El primero a 2008 es de 153,78 kWh/M col $ constantes de 2000 y el segundo de 5,39 Gcal/habitante.

Consumo final de energía por energético

La incursión de energéticos ambientalmente limpios en los procesos consumidores de energía conllevan cambios tecnológicos que permiten disminuir los niveles de consumo y por tanto mejorar la eficiencia energética, y por otra parte, al tratarse de energías limpias, las emisiones medioambientales se reducen de forma sustancial. El gráfico siguiente muestra la participación del consumo final de energéticos en el país. En 2008 se consumió 242.000 Tcal, siendo los combustibles fósiles los que más participación presentan en la matriz con el 61,3%. A su vez, el Diésel oil es el de mayor participación con el 21,4%, seguido del gas natural con 18,3% y la gasolina motor con 14,1%. Los energéticos renovables participan con el 16,5%, siendo la leña la que mayor participación presenta con el 7,3%, seguida de la incursión de nuevos energéti­cos renovables tales como el alcohol carburante y el biodiésel. Esta participación por energético es la línea base para implementar medidas de sustitución de energéticos por otros más limpios.

RE18091916.JPG
 

Plan de acción para el Proure

De acuerdo con los lineamientos estratégicos para promover, organizar, ejecutar y realizar seguimiento de los subprogramas que conforman el Proure se presenta a continuación el plan de acción indicativo 2010 - 2015, con sus respectivas etapas del ciclo de desarrollo, los subprogramas estratégicos y los subprogramas prioritarios sectoriales.

Subprogramas estratégicos

Los subprogramas estratégicos de carácter transversal se muestran en la tabla siguiente donde además se indica esquemáticamente el ciclo de los mismos durante la primera fase.

Tabla 14

Ciclo de subprogramas estratégicos

RE18091917.JPG
 

 

A continuación se hace una descripción de cada uno de estos subprogramas, con sus correspondientes líneas de acción de alta prioridad(7)y actores relacionados.

• SPE_1 Fortalecimiento institucional

La Ley 697 de 2001 y su Decreto Reglamentario 3683 de 2003, establecen directrices, lineamientos y funciones a entidades de orden público y privado otorgando la mayor responsabilidad al Ministerio de Minas y Energía en relación con la promoción, organización, aseguramiento del desarrollo y el seguimiento de los programas y el diseño del programa de uso racional y eficiente de la energía y demás formas de energía no convencionales.

El Gobierno Nacional, las Empresas de Servicios Públicos. Colciencias, el Icetex, la CREG, la UPME y de forma indirecta las entidades de la Ciure tienen a su vez responsabilidades específicas en el desarrollo de los objetivos de la Ley 697.

El MME adelantará las gestiones necesarias para establecer acuerdos y compromisos con cada uno de los actores involucrados en el desarrollo del plan de acción de acuerdo con el nivel de participación y relación con los objetivos y subprogramas del Proure.

Los acuerdos se firmarán en función del cumplimiento de ley para las entidades con responsabilidades directas o relacionadas, en donde se establezcan compromisos en función de la adopción de las nuevas responsabilidades y apropiación de recursos para el desarrollo de subprogramas y proyectos establecidos en el plan de acción.

Con las oportunidades identificadas en la ley, la experiencia internacional y la necesidad evidente de una entidad responsable del tema en Colombia, visible, con capacidad de convocatoria y con la fuerza institucional y representativa para impulsar los subprogramas, se recomienda en el corto plazo evaluar la creación de una entidad promotora de carácter mixto o privado que se constituya como enlace entre el Proure y el mercado y específicamente con los usuarios finales en todos los sectores.

 

RE18091918.JPG
 

• SPE_2 Educación y fortalecimiento de capacidades en Investigación, desarrollo tecnológico e innovación- I+D+i y gestión del conocimiento

La educación y el fortalecimiento de capacidades de investigación e innovación, constituyen pilares fundamentales para la consolidación de una cultura en eficiencia energética, en todos los ámbitos y niveles del conocimiento. Desde la formación básica hasta la avanzada, pasando por la formación tecnológica, de competencias laborales, la investigación en las universidades y la gestión del conocimiento en las industrias y en general en el sector productivo.

En el marco de ley se establecen directrices para incorporar el tema en el sistema de educación nacional mediante la sinergia entre los ministerios responsables. Las universidades, los grupos de investigación y los centros de desarrollo tecnológico, presentan trayectorias en investigación, desarrollo tecnológico e innovación, que deben ser fortalecidas y trans­feridas al sector productivo.

 

RE18091919.JPG
 

• SPE_3 Estrategia financiera e impulso al mercado

La estrategia financiera constituye uno de los aspectos de mayor relevancia en el Proure para el desarrollo de las estrategias y subprogramas que contribuyen en la consolidación de las condiciones para la ejecución de los proyectos y acciones con impacto en los sectores de consumo, el cumplimiento de metas y el impulso a un mercado de bienes y servicios.

La estrategia debe ser integral y sostenible, con un decidido fortalecimiento presupuestal y disponibilidad de recursos permanentes para las entidades responsables en el desarrollo de los subprogramas estratégicos; como también acceso fácil, oportuno y flexible a recursos para la ejecución de proyectos, con la constitución de fondos de cofinanciación, estructuración de líneas de crédito y el diseño de esquemas financieros con recuperación de la inversión por desempeño en el mejoramiento de la eficiencia energética en la industria.

RE18091920.JPG
 

• SPE_4 Protección al consumidor y derecho a la información

De acuerdo con la Ley 697 de 2001 y el Decreto 3683 de 2003, se debe impulsar las medidas y programas de certificación, normalización y etiquetado. También se debe promover el reglamento técnico para uso obligatorio de la etiqueta como uno de los mecanismos más eficaces y de mayor impacto en toda la cadena productiva, desde el fabricante hasta el usuario final, con el objetivo de informar al comprador sobre los rangos de eficiencia de la tecnología, para que este a su vez pueda tomar la mejor decisión en la sustitución y adquisición de los electrodomésticos o equipos de uso final con criterios de desempeño y consumo energético.

RE18091921.JPG
 

• SPE_5 Gestión y seguimiento de metas e indicadores

Este subprograma estratégico tiene como finalidad realizar el seguimiento de las metas y verificación de impacto del Proure. En consecuencia, se requiere medir y evaluar periódicamente el comportamiento de las variables de control y en general de las acciones en relación con las estrategias y los objetivos. Por lo tanto los potenciales, metas e indicadores constituyen relaciones y cantidades que pueden ser definidos en diversos ámbitos con los siguientes objetivos:

• Realizar seguimiento de los cambios y tendencias de la eficiencia energética a nivel nacional y sectorial.

• Establecer comparaciones de consumo de energía por unidad de producto entre sectores productivos a nivel nacional o internacional.

• Facilitar la toma de decisiones en relación con la gradualidad e impulso de programas y acciones; como también la valoración del desempeño de nuevas tecnologías.

• Evaluar el nivel de competitividad económica en relación al uso del insumo energético.

• Realizar un seguimiento al nivel de impacto ambiental derivado del consumo energético.

Para este subprograma estratégico es indispensable la definición y adopción de un grupo de indicadores y el desarrollo de un sistema de información que permita el seguimiento y la evaluación de las estrategias y acciones del Proure, como también para la toma de decisiones por parte de los actores comprometidos.

RE18091922.JPG
 

• SPE_6 Promoción del uso de fuentes no convencionales de energía

El subprograma busca promover los usos y la participación de las fuentes no convencionales de energía en la canasta energética nacional con criterios de diversificación, complementariedad y seguridad, en consonancia con la disponibilidad y factibilidad de explotación de los recursos y la utilización de tecnologías de transformación más apropiadas a nuestras condiciones económicas, sociales, productivas y ambientales.

RE18091923.JPG
 

Subprogramas sectoriales

Sector residencial

Potencial de ahorro

El gráfico siguiente muestra el potencial de ahorro máximo calculado por la UPME, considerando en su estimación los programas de capacitación y difusión, variables de mercado e implementación gradual de los programas prioritarios de sustitución de lámparas eficientes y chatarrización de neveras en función de las condiciones actuales de mercado. A 2015 se estima un potencial de ahorro en el sector residencial de 10,6% sobre el total del consumo de energía eléctrica en el país o el 31,4% sobre el consumo del sector.

RE18091924.JPG
 

Metas de ahorro

El gráfico 8 muestra las metas de ahorro de energía eléctrica en el sector residencial a 2015. Se estima una meta de ahorro de 8,7% de la energía eléctrica consumida en el país o del 25,7% del consumo de energía eléctrica del sector.

RE18091926.JPG
 

Indicadores

Consumo energético per cápita

En Colombia en 2008 el sector residencial consumió en energéticos 51.346 Tcal. Según datos de DANE en este mismo año había un total de 45.013.674 habitantes. Por tanto, el consumo energético per cápita fue de 1,14 Gcal/habitante.

Consumo final de energéticos

El gráfico 9 muestra el consumo final de energéticos en el sector residencial, siendo la energía eléctrica la de mayor participación en el sector. Los combustibles fósiles (carbón mineral, gas natural, GLP y gasolina motor) participan solo con el 34,8% de los cuales el gas natural es el que mayor participación presenta.

El sector residencial es el sector que más consume leña en el país. Este es un energético que se utiliza básicamente para cocción de alimentos en las viviendas principalmente en el sector rural y conlleva múltiples problemas como impacto en la salud de las personas y daños en los ecosistemas de donde se extrae la leña. El gobierno nacional ha tratado de sustituir este energético por GLP pero ha sido difícil por la extensión del país y el acceso a las comunidades del sector rural.

RE18091927.JPG
 

Subprogramas prioritarios(8) 

En el sector residencial se identifican cinco subprogramas prioritarios en iluminación, refrigeración, cocción, GLP y viviendas, con algún grado de desarrollo por parte de diferentes entidades. La tabla 12 muestra el monto y el objetivo de cada unos de estos subprogramas. El costo total aproximado de inversión para el sector residencial es de US$ 867 millones.

re18091928.JPG
 

 

SR-1 Sustitución de bombillas incandescentes

El potencial de ahorro en este sector de consumo es muy elevado. La penetración de bombillas eficientes alcanzaría al 20% de las luminarias en los hogares colombianos(9). El cambio en la bombillería, si se logran mantener los hábitos de compra, tiene un efecto casi inmediato sobre la reducción de la demanda, situación que no sucede con otros equipos domésticos.

RE18091929.JPG
 

 

SR-2 Uso eficiente de energía en equipos de refrigeración, aire acondicionado y demás electrodomésticos

El objetivo de este subprograma es diseñar y ejecutar estrategias graduales y complementarias que permitan mejorar el desempeño energético y reducir el impacto ambiental de los equipos de refrigeración y aire acondicionado de uso doméstico.

Este subprograma se encuentra enmarcado en las siguientes consideraciones:

• Estudios realizados por la UPME han estimado que las neveras son responsables de entre el 20 y 50% del consumo energético de los hogares de los estratos 1, 2 y 3 en cuatro de las principales ciudades de Colombia, en donde el 62% del consumo energético corres­ponde a los estratos 1 y 2 y el 26% al estrato 3.

– Con el proyecto en marcha, en un escenario de 10 años, los ahorros de energía por año se estiman en 2.441 GWh.

• Protección de la capa de ozono:

– Desde el año 2001 el país estableció un cronograma de disminución de las cantidades de CFC permitidas para importación. En consecuencia, a partir del 1° de enero de 2010 se prohíbe la importación de estas sustancias.

• Cambio climático:

– Con el proyecto en marcha, según estudios de la UPME, en un escenario de 10 años, la reducción de emisiones de CO2 equ acumulada es del orden de 9 millones de toneladas.

• Gestión posconsumo:

– El proyecto de sustitución debe promover la responsabilidad extendida del productor (REP) de las empresas fabricantes relacionada con la adecuada disposición de equipos antiguos, para evitar los efectos ambientales negativos. Por otra parte, debe vincular a los importadores de sustancias y equipos como generadores de residuos peligrosos.

RE18091930.JPG
 

SR-3 Hornillas eficientes

En zonas urbanas

En el estudio de caracterización realizado por la UPME9 en el sector residencial, se ha identificado un potencial de ahorro en las estufas a gas natural, a través de una mejora en el diseño y calidad de las hornillas. Se trata, por una parte, de promover el reemplazo solo de las hornillas ineficientes por otras más eficientes en las estufas ya instaladas y, por otra, trabajar sobre una normativa más estricta para la futura oferta interna de estufas que tiendan a remover del mercado los equipos ineficientes (estandarización y etiquetado).

No obstante, dado que la eficiencia en el proceso de cocción no depende solo del diseño de las hornillas, sino también del uso adecuado de los artefactos en relación al tamaño de ollas, sartenes y otros utensilios, la educación del usuario juega un papel fundamental.

En zonas rurales

Los resultados del inventario de fuentes y liberaciones de dioxinas y furanos, muestran entre las fuentes prioritarias de combustión doméstica, el carbón y la leña asociados al uso en calefacción y cocción. Esto representa un alto riesgo para la salud de la población más pobre y vulnerable del país.

Se estima que cerca del 15% de la población total del país utiliza combustibles fósiles o leña para la cocción de sus alimentos (más del 55% en las áreas rurales), actividad que generalmente se realiza en condiciones no adecuadas, con muy bajos niveles de eficiencia de la combustión y sin ningún tipo de control para sus emisiones, incrementando los efectos sobre la salud de la población expuesta y el medio ambiente. De acuerdo con los datos del censo del año 2005 se estima que cerca de 1.6 millones de hogares utilizan estas fuentes de energía en el país.

Para mejorar esta situación se hace necesario promover la adopción de mejores prácticas ambientales y de las mejores técnicas disponibles (BEP y BAT), a través de la implementación de sistemas de cocción cuya combustión sea más eficiente o la sustitución del uso de leña o carbón por fuentes de energía más limpias, y mejorando los sistemas de evacuación y control de emisiones y cenizas con el fin de reducir las emisiones de dioxinas y furanos y proteger así la salud de las poblaciones afectadas y el medio ambiente.

RE18091931.JPG
 

 

SR-4 Diseño, construcción y uso eficiente y sostenible de viviendas

El desarrollo de un subprograma en eficiencia energética en vivienda contribuye notablemente al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, con uso de materiales adecuados, ambientes térmicos y de iluminación agradables y uso de electrodomésticos más eficientes. De manera complementaria, el diseño, construcción y uso eficiente y sostenible de viviendas de interés social - VIS, facilita el acceso a la energía en los sectores populares en concordancia con la capacidad económica y la situación social de los estratos bajos.

RE18091932.JPG
 

SR-5 Gas licuado del petróleo - GLP en el sector rural y zonas marginales

La oferta del GLP así como el transporte por poliductos y propanoductos es monopólica, lo cual constituye una barrera para la participación de nuevos inversionistas en esta parte de la cadena de servicio. Sería conveniente que la fijación de precios del productor sea una función no solo de los precios internacionales sino de los verdaderos costos asociados a la producción interna del GLP. En este sentido las autoridades energéticas están en un proceso de regulación de toda la cadena de GLP en el país.

RE18091933.JPG
 

Sector industrial

Potencial de ahorro

El gráfico siguiente muestra el máximo potencial de ahorro. Este potencial, calculado por la UPME, considera los programas de capacitación a técnicos, auditorías energéticas y otros subprogramas prioritarios. A 2015 se estima un potencial de ahorro en este sector de 5,3% sobre el total del consumo de energía eléctrica en el país o el 15,34% sobre el consumo del sector.

RE18091934.JPG
 

Metas de ahorro

El gráfico 11 muestra las metas de ahorro de energía eléctrica en el sector industrial. A 2015 se alcanzará una meta de ahorro de 3,4% del total de la energía eléctrica, o del 11% del consumo del sector, es decir, el 65% del potencial estimado de ahorro.

RE18091936.JPG
 

Indicadores

Intensidad energética(10) 

El gráfico 12 muestra la evolución de la intensidad energética del sector industrial colombiano en pesos de 2000. Se puede observar que permanece en niveles altos hasta el 2002 y empieza a descender hasta 2007 y a 2008 se presenta nuevamente un incremento en la intensidad del sector. Estos incrementos se pueden dar entre otras razones por una crisis económica, ya que las industrias aumentan sus consumos energéticos siendo poco el valor añadido aportado.

RE18091937.JPG
 

 

Consumo de energía por subsector

El gráfico siguiente muestra la participación porcentual del consumo de energía por subsector industrial. En el año 2008 el sector industrial consumió 63.899 Tcal, de las cuales el sector de cemento fue el que mayor participación tuvo en el consumo con 22,6%, seguido por el de alimentos y bebidas con el 19,4%, el de químicos con 18,7%, papel e imprenta con 10,9%, el de hierro, acero y no ferrosos con el 10,8%, textil y confecciones con 6,9% y los subsectores restantes con una participación del 10,6%.

RE18091938.JPG
 

Consumo final de energía por energético

El energético de mayor consumo en el sector industrial es el gas natural, seguido por la energía eléctrica, el carbón mineral y el bagazo. El gráfico siguiente muestra la participación por energético. El sector industrial solo consume el 18,7% en energía eléctrica. El restante 81,3% corresponde a otros energéticos, principalmente utilizados para procesos térmicos, el 12,1% de los energéticos consumidos por el sector industrial son renovables (bagazo, leña y biodiésel) mientras que los derivados del petróleo alcanzan el 50% de participación.

RE18091939.JPG
 

El gráfico siguiente muestra la participación total de energéticos por subsector. El bagazo se consume principalmente en las industrias de alimentos, bebidas y tabaco; el carbón mineral en el subsector cemento y el gas natural se consume principalmente en los subsectores de químicos y cemento.

RE18091940.JPG
RE18091940.JPG
 

Subprogramas prioritarios

En el sector industrial se identifican 8 subprogramas prioritarios con algún grado de avance por parte de diferentes entidades. La tabla 18 muestra un resumen de los costos estimados de los subprogramas prioritarios en una primera fase en el sector. El costo total aproximado de inversión en el sector industrial es de US$ 107,5 millones de dólares.

RE18091941.JPG
RE18091941.JPG
 

SI-1 Optimización del uso de la energía eléctrica para fuerza motriz

Aproximadamente el 70% de la energía eléctrica que se utiliza en la industria colombiana está asociada al uso de motores eléctricos. El subprograma prioritario tiene por objetivo incluir consejos prácticos orientados al mejor uso de los motores, con vistas al ahorro energético así como sustituir motores existentes por unos más eficientes.

Esas recomendaciones podrían agruparse según el nivel de exigencia o de inversión necesario, por ejemplo:

• Cambio de hábitos,

• Mantenimiento o controles,

• Realización de Inversiones menores; o

• Grandes inversiones, lo que incluiría la sustitución del motor existente por uno más eficiente (etiquetado) que permita reducir pérdidas por efecto Joule, magnéticas, y mecánicas.

RE18091942.JPG
RE18091942.JPG
 

 

SI-2 Optimización del uso de calderas

El objetivo del subprograma es incluir buenas prácticas operacionales en el marco de la gestión energética orientadas al mejor uso de las calderas o reconversión tecnológica, por ejemplo:

• Cambio de hábitos,

• Mantenimiento o controles,

• Realización de Inversiones menores; o

• Grandes inversiones, lo que incluiría la sustitución de la caldera existente por una más eficiente que permita reducir pérdidas

RE18091943.JPG
RE18091943.JPG
 

SI-3 Eficiencia en iluminación

Se presenta un listado de recomendaciones orientadas al mejor uso de la iluminación artificial y natural, con vistas al ahorro energético.

RE18091944.JPG
RE18091944.JPG
 

SI-4 Gestión integral de la energía en la industria con énfasis en producción más limpia

De acuerdo con los estudios realizados por la UPME y experiencias en la implementación del sistema de gestión integral de la energía en industrias, con acompañamiento de las universidades, se demuestra que existen potenciales de ahorro de energía que pueden ser aprovechados mediante acciones no asociadas a la producción, de baja inversión y de impacto en el corto plazo.

RE18091945.JPG
RE18091945.JPG
 

SI-5 Cogeneración y autogeneración

Con la cogeneración se propone aprovechar la energía térmica sobrante del proceso de la generación de energía eléctrica. Por otro lado, con la autogeneración se busca fortalecer el parque de generación de energía eléctrica incrementando así la disponibilidad y la confiabilidad del sistema.

RE18091946.JPG
RE18091946.JPG
 

SI-6 Uso racional y eficiente de la energía en pequeñas y medianas empresas - Pymes

El objetivo de este subprograma es optimizar el consumo de energía en las pequeñas y medianas empresas como una forma de contribuir a su productividad y competitividad al mismo tiempo que se favorece el medio ambiente. En Colombia, aproximadamente el 85% del sector industrial, corresponde a las Pymes.

RE18091947.JPG
RE18091947.JPG
 

SI-7 Optimización de procesos de combustión

Su optimización contribuye tanto a la disminución de GEI como a la disminución del uso de combustibles fósiles.

 

RE18091948.JPG
RE18091948.JPG
 

SI-8 Optimización de la cadena de frío

En varios subsectores del sector industrial el uso de aire acondicionado y sistemas de refrigeración son pieza clave en la actividad productiva. Existe gran variedad de tecnologías que van acorde con estándares de ahorro pero también existen equipos viejos y obsoletos los cuales requieren una reconversión.

RE18091949.JPG
RE18091949.JPG
 

 

Sector comercial, público y servicios(11) 

Potencial de ahorro

El siguiente gráfico muestra el máximo potencial de ahorro. A 2015 se estima un po­tencial de ahorro en este sector de 4,4% sobre el total del consumo de energía eléctrica en el país o el 16,46% sobre el consumo del sector.

RE18091950.JPG
RE18091950.JPG
 

Fuente: 2009. UPME.

 

Metas de ahorro

El siguiente gráfico muestra las metas de ahorro de energía eléctrica en el sector comercial. A 2015 se alcanzará una meta de ahorro de 2,7% del total de la energía eléctrica, o del 10% del consumo del sector, es decir, el 60,8% del potencial estimado de ahorro.

RE18091951.JPG
RE18091951.JPG
 

Indicadores

Intensidad energética(12) 

El gráfico siguiente muestra la evolución de la intensidad energética del sector comercial, público y servicios en PIB con pesos de 2000. Se puede apreciar que entre el año 2000 y 2001 se nota una súbita disminución del indicador, pero aumenta nuevamente el siguiente año. Ya a partir de 2003 se muestra una tendencia a la baja de este indicador de eficiencia.

RE18091952.JPG
RE18091952.JPG
 

Consumo final de energía por energético

El energético más consumido en el sector es la energía eléctrica con una participación del 71%, seguido por el gas natural con el 15,8% de participación. El gráfico siguiente muestra esta participación por energético. Los derivados del petróleo participan con el 13,2% del total de energéticos para este sector.

RE18091953.JPG
RE18091953.JPG
 

 

Subprogramas prioritarios

En el sector comercial, público y servicios se identifican 3 subprogramas prioritarios, los cuales ya tienen algún grado de trabajo por parte de diferentes entidades. La tabla 27 muestra un resumen de los subprogramas prioritarios en este sector. El costo total aproxi­mado de inversión es de US$188,1 millones.

 

RE18091954.JPG
RE18091954.JPG
 

 

SC-1 Difusión, promoción y aplicación de tecnologías y buenas prácticas en sistemas de iluminación, refrigeración y aire acondicionado

En el ámbito de la consolidación de una cultura de eficiencia energética, es indispensable elevar el nivel de conocimiento e informar a los usuarios sobre tecnologías y buenas prácticas en sistemas de iluminación, refrigeración y aire acondicionado en el sector comercial, público y servicios, mediante acciones contundentes de comunicación y difusión.

RE18091955.JPG
RE18091955.JPG
 

 

SC-2 Diseño, construcción, reconversión energética y uso eficiente y sostenible de edificaciones

El desarrollo de un subprograma en eficiencia energética en edificaciones contribuye notablemente al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, con uso de materiales adecuados, ambientes térmicos y de iluminación agradables y uso de equipos más eficientes y ambientalmente amigables.

RE18091956.JPG
RE18091956.JPG
 

 

SC-3 Caracterización, gestión de indicadores y asistencia técnica

Es necesario implementar gestión de indicadores, asistencia técnica y desarrollo de proyectos piloto y demostrativos al sector mediante universidades y centros de capacitación.

RE18091957.JPG
RE18091957.JPG
 

SC-4 Actualización o reconversión tecnológica del alumbrado público

Existe un elevado potencial de ahorro energético en el diseño de las políticas de expansión y gestión de instalaciones.

RE18091958.JPG
RE18091958.JPG
 

Sector transporte

Proyecciones de sustitución de combustibles

El gráfico siguiente muestra las proyecciones de consumo de etanol en una mezcla de 10%, el cual según las proyecciones de la UPME decrece levemente hasta el 2019 y luego inicia un pequeño crecimiento, igual en términos porcentuales a la demanda de gasolina.

RE18091960.JPG
RE18091960.JPG
 

El gráfico muestra las proyecciones de biodiésel en una mezcla de 5%. Durante 2009 se demandan 5,411 barriles día de biodiésel y en 2025 se requerirán 8,400 barriles por día, es decir un incremento del 55.1%.

RE18091961.JPG
RE18091961.JPG
 

 

Indicadores

Intensidad energética

El gráfico siguiente muestra la evolución de la intensidad energética del sector transporte tanto en PIB con pesos de 1994 como en PIB con pesos de 2000. Se muestra una tendencia a la baja de este indicador de eficiencia. La intensidad energética del sector transporte es la de mayor valor en comparación con la de los otros sectores y del global nacional, ya que este sector es el mayor consumidor de energéticos, principalmente los derivados del petróleo y el PIB relacionado con este sector es uno de los más bajos del país.

RE18091962.JPG
RE18091962.JPG
 

 

Consumo final de energía por energético

El sector transporte es el de mayor consumo de combustibles fósiles con el 81% de participación. El gas natural y los biocombustibles participan solo con el 17%. La energía eléctrica es la consumida por el metro de la ciudad de Medellín. El gráfico siguiente muestra el consumo final de energía por energético en este sector.

RE18091963.JPG
RE18091963.JPG
 

 

Subprogramas prioritarios

Se han identificado como subprogramas prioritarios los siguientes:

ST-1 Reconversión tecnológica del parque automotor

La medida está orientada a modernizar las flotas con criterios de adecuación de las prestaciones de los vehículos a las necesidades operacionales de las empresas.

Adicionalmente, considerando un escenario de sustitución por la entrada del transporte eléctrico en los sistemas de transporte masivo articulado en Bogotá, Pereira y Cali (reconversión del parque total) y la entrada de vehículos eléctricos e híbridos en el sistema integrado de transporte masivo de bogotá, la demanda de combustible total del país (108357 barriles por día -BPD- durante 2009) podría reducirse 1,7% (1830 BPD).

RE18091964.JPG
RE18091964.JPG
 

 

ST-2 Modos de transporte

En los planes de movilidad urbana, se deben incluir no solo las políticas de oferta de mejores medios de transporte colectivo, sino también la regulación en la utilización del vehículo particular, sobre todo aquel de baja ocupación.

RE18091965.JPG
RE18091965.JPG
 

 

ST-3 Buenas prácticas en el transporte

La medida incluye un conjunto de acciones orientadas a difundir las técnicas de conducción eficiente, a través del sistema de enseñanza para la obtención de la licencia de conducir y de puntos de gestión de trámites. De otro lado, la puesta en marcha de sistemas integrados de transporte masivo también contribuye a la implementación de buenas prácticas.

RE18091966.JPG
RE18091966.JPG
 

 

De otro lado, frente al tema de biocombustibles es importante mencionar que desde 2005, el país incursiona en la producción de etanol a base de caña de azúcar, existiendo actualmente cinco destilerías con una capacidad de producción de 1.000.000 de litros/día y siete proyectos para iniciar su operación en los próximos años con los cuales se aumentará la producción en 1.120.000 litros/día.

Así mismo, desde 2008 el país cuenta con cinco plantas de producción de biodiésel con una capacidad de producción de 386.000 ton/año y dos proyectos próximos a entrar en operación con los cuales se aumentará la producción en 130.000 ton/año.

Esta temática cuenta con una política nacional definida y con un marco legal establecido que ha permitido avances y la consolidación de un mercado en todo el territorio, razón por la cual ha adquirido una dinámica propia. No obstante, el Proure incluye las siguientes líneas de acción:

RE18091967.JPG
RE18091967.JPG
 

(1) Prias Omar, Hacia un nuevo concepto de la eficiencia energética.

(2) Para la estimación del potencial de ahorro de energía, la UPME ha considerado variables macroeco­nómicas, sociales, de comportamiento de la demanda, variables de mercado, entre otras. Para la es­timación de la meta se ha considerado el ahorro potencial en función de la implementación de los programas prioritarios descritos en los diferentes sectores.

(3) De acuerdo con el Decreto 3683 de 2003, artículo 2º, definiciones, se establece que las fuentes no convencionales de energía -fnce. Son aquellas fuentes disponibles a nivel mundial que son ambientalmente sostenibles, pero que en el país no son empleadas o son utilizadas de manera marginal y no se comercializan ampliamente. Se consideran fuentes no convencionales de energía, entre otras, la energía solar, energía eólica, energía geotérmica, energía proveniente de fuentes de biomasa, pequeños aprovechamientos hidroenergéticos, energía proveniente de los océanos.

(4) 2005. UPME – Ideam. Atlas de radiación solar de Colombia. Bogotá.

(5) 2006. UPME – Ideam. Atlas de viento y energía eólica de Colombia. Bogotá.

(6) Cadena, A. Diagnóstico, perspectivas y lineamientos para definir estrategias posibles ante el cambio climático. Emgesa, Codensa, Universidad de los Andes. Bogotá, 2009

(7) Para ver la totalidad de las líneas de acción de los subprogramas estratégicos consultar el Informe final del plan de acción del Proure 2010 - 2015.

(8) Algunos de los subprogramas se basan en el estudio UPME. 2007. Consultoría para la formulación estratégica del plan de uso racional de energía y fuentes no convencionales de energía 2007 – 2025. UPME, Consorcio Bariloche BRP. Bogotá.

(9) UPME 2006, Determinación del consumo final de energía en los sectores residencial urbano y comercial y determinación de consumos para equipos domésticos de energía eléctrica y gas. UNAL - UPME, Bogotá.

(10) La intensidad eléctrica es un indicador que proporciona una idea del consumo de energía eléctrica en el sector en función del PIB. Para Colombia a 2008 este indicador es de 349,13 kWh/M Col$ 00.

(11) Este sector incluye establecimientos comerciales, centros comerciales, grandes superficies, alumbrado público, salud (hospitales, clínicas, centros de salud), educación (colegios púbicos y privados, universidades, institutos de capacitación), financiero (entidades financieras), servicios (bomberos, estaciones de servicios, etc.), seguridad (batallones, estaciones de policía), hospedaje y recreación, entidades oficiales

(12) La intensidad eléctrica es un indicador que proporciona una idea del consumo de energía eléctrica en el sector en función del PIB. Para Colombia a 2008 este indicador es de 267,45 kWh/M Col$ 00.

(Nota: Véase Resolución 283 de 2016 artículo 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(Nota: Derogada por la Resolución 41286 de 2016 artículo 11 del Ministerio de Minas y Energía)