RESOLUCIÓN 1883 DE 2004 

(Junio 30)

“Por la cual se reglamentan las votaciones de las juntas administradoras locales”.

El Consejo Nacional Electoral,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial de las conferidas por los artículos 265 de la Constitución Política, 12 del Código Electoral y artículo 121 de la Ley 136 de 1994, y

CONSIDERANDO:

1. Que el artículo 121 de la Ley 136 de 1994 confiere al Consejo Nacional Electoral facultades para expedir la reglamentación de las votaciones de las juntas administradoras locales de comunas y corregimientos.

2. Que dicha reglamentación debe expedirse siguiendo principios y reglas análogas a los que regulan la elección de concejales, de conformidad con el mencionado artículo 121.

3. Que el artículo 318 de la Constitución Política dispone:

“ART. 318.—Con el fin de mejorar la prestación de los servicios y asegurar la participación de la ciudadanía en el manejo de los asuntos públicos de carácter local, los concejos podrán dividir sus municipios en comunas cuando se trate de áreas urbanas, y en corregimientos en el caso de zonas rurales.

En cada una de las comunas o corregimientos habrá una junta administradora local de elección popular, integrada por el número de miembros que determine la ley... (...)”.

4. Que las normas legales que regulan la materia son las siguientes:

LEY 136 DE 1994 

“ART. 119.—Juntas administradoras locales. En cada una de las comunas o corregimientos habrá una junta administradora local, integrada por no menos de cinco (5) ni más de nueve (9) miembros, elegidos por votación popular para períodos de tres (3) años que deberán coincidir con el período de los concejos municipales”.

Los miembros de las juntas administradoras locales cumplirán sus funciones ad honores, (el término que aparece entre paréntesis debe entenderse modificado por el artículo 6º del Acto Legislativo 2 de 2002 (1) ).

(1) Acto Legislativo 2 de 2002. “ART. 6º—El período de los miembros de las juntas administradoras locales a las que se refiere el artículo 318 de la Constitución Política será de cuatro años... (...)”.

“ART. 121.—Para los efectos a que se refiere el artículo 119 de la presente ley, cada comuna o corregimiento constituirá una circunscripción electoral.

En las elecciones de juntas administradoras locales, las votaciones se realizarán de conformidad con la reglamentación que expida el Consejo Nacional Electoral siguiendo principios y reglas análogas a los que regulan la elección de concejales.

La Registraduría Nacional del Estado Civil organizará y vigilará el proceso de elección de juntas administradoras locales” (resaltado fuera de texto).

“ART. 122.—Electores. En las votaciones que se realicen en la elección de juntas administradoras locales solo podrán participar los ciudadanos inscritos en el censo electoral que para cada comuna o corregimiento establezcan las autoridades competentes”.

LEY 163 DE 1994 

“ART. 1º—Fecha de elecciones. Las elecciones de gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles o miembros de juntas administradoras locales, se realizarán el último domingo del mes de octubre”.

“ART. 2º—Inscripción de candidaturas. La inscripción de candidatos a gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles o miembros de las juntas administradoras locales vence cincuenta y cinco (55) días antes de la respectiva elección. Las modificaciones podrán hacerse dentro de los cinco (5) días siguientes”.

DECRETO 2241 DE 1986 (Código Electoral)

“ART. 99.—En las elecciones deberán colocarse mesas de votación en las cabeceras municipales y en los corregimientos e inspecciones de policía que tengan cupo numérico separado del de la cabecera, o que disten más de cinco (5) kilómetros de la misma, o que tengan un electorado mayor de cuatrocientos (400) sufragantes.

PAR.—Para que se instalen mesas de votación en un corregimiento o inspección de policía, es necesario que esté creado con no menos de seis (6) meses de antelación a la fecha de las elecciones”.

“ART. 131.—Cuando por cualquier circunstancia dejen de realizarse elecciones de concejales en algunos municipios, el gobierno departamental, (intendencial o comisarial) respectivo convocará nueva elección señalando el día en que esta debe verificarse.

De la misma manera se procederá cuando se anulen las elecciones de concejales, o llegue a faltar, absolutamente, antes del último año del período, un número tal de principales y de suplentes que no se pueda formar el quórum o mayoría suficiente para que funcione la corporación“ (en relación con el texto que aparece entre paréntesis, se hace notar que las intendencias y comisarías fueron convertidas en departamentos en la Carta Política de 1991) (resaltado fuera de texto).

5. Que mediante la Resolución 368 de 2000 el Consejo Nacional Electoral expidió una reglamentación sobre la elección de juntas administradoras locales.

6. Que el artículo 121 de la Ley 136 dispone que la reglamentación debe hacerse siguiendo los principios y reglas análogas a los que regulan la elección de concejales, y a su vez el artículo 131 del Código Electoral establece que el gobierno departamental convocará nueva elección de concejales y señalará el día en que esta debe realizarse.

7. Que el Consejo Nacional Electoral, en concepto radicado con los números 0752 y 0536 de 2004 (2) , sostuvo lo siguiente:

(2) Con ponencia de los magistrados Guillermo Mejía M. y Germán Bustillo P.

“Sobre el particular debe precisarse que la creación de la institución de juntas administradoras locales tuvo su origen en la Constitución de 1991 y que en el Código Nacional Electoral, que data de 1984, ni en ninguna de las disposiciones que con posterioridad se han dictado en materia electoral se regula concretamente la competencia para convocar a elecciones de miembros de esas entidades administrativas locales, cuando ellas deban realizarse por fuera del calendario ordinario de elecciones a realizarse en todo el territorio nacional, así como tampoco la competencia para fijar fecha para realización de las mismas en tales eventos” (...).

“En tal virtud, el CNE cree que para el caso de las juntas administradoras locales en que pueden dividirse los municipios, la autoridad más adecuada para convocar elecciones y fijar fechas para la realización de los comicios electorales a que se ha hecho referencia, lo es el respectivo alcalde municipal, por ser el jefe de la administración local y primera autoridad administrativa del municipio (C. Pol., arts. 314 y 315)”.

En mérito de lo anterior, el Consejo Nacional Electoral,

RESUELVE:

ART. 1º—Expedir la siguiente reglamentación de las votaciones de las juntas administradoras locales:

“TÍTULO I

Censo electoral

ART. 1º—Electores. En las votaciones que se realicen en la elección de juntas administradoras locales solo podrán participar los ciudadanos inscritos en el censo electoral de la respectiva comuna o corregimiento.

Con la inscripción el ciudadano manifiesta bajo la gravedad del juramento residir en el lugar respectivo, conforme al artículo 4º de la Ley 163 de 1994.

TÍTULO II

Votaciones

CAPÍTULO I

Mesas de votación

ART. 2º—Mesas de votación en el sector rural. De conformidad con el artículo 99 del Código Electoral, se colocarán mesas de votación en los corregimientos e inspecciones de policía que tengan un cupo numérico separado del de la cabecera, o que disten más de cinco (5) kilómetros de la misma, o que tengan un electorado mayor de cuatrocientos (400) sufragantes.

CAPÍTULO II

Jurados de votación

ART. 3º—Jurados de votación. Para la integración de los jurados de votación se procederá de conformidad con el artículo 5º de la Ley 163 de 1994 y los artículos 101 y siguientes del Código Electoral.

CAPÍTULO III

Proceso de las votaciones

ART. 4º—Fecha de las votaciones. Las elecciones de miembros de juntas administradoras locales se realizarán el último domingo del mes de octubre del año en que se vence el período de quienes se encuentran en ejercicio, de conformidad con el artículo 1º de la Ley 163 de 1994.

Cuando dejen de realizarse elecciones de miembros de juntas administradoras locales en algunas comunas o corregimientos, cuando se anulen, o llegue a faltar, absolutamente, antes del último año del período, un número tal de principales y de suplentes que no permita formar el quórum o mayoría suficiente para que funcione la corporación, el gobierno municipal respectivo convocará nueva elección señalando el día en que esta debe verificarse, previo concepto de la Registraduría Distrital o Municipal del Estado Civil, que coordinará tal elección dentro del calendario electoral respectivo.

ART. 5º—Horario. Las votaciones principiarán a las 8 a.m. y se cerrarán a las 4 p.m.

ART. 6º—Proceso de votaciones. En lo referente al proceso de las votaciones, se aplicarán las reglas generales establecidas en el capítulo III del Decreto 2241 de 1986, Código Electoral.

ART. 7º—Normatividad aplicable. En los demás aspectos que guardan relación con las elecciones de las juntas administradoras locales se aplicarán las normas del Código Electoral, la Ley 136 de 1994, y demás normas aplicables que les sean compatibles, principalmente, aquellas normas que regulan la elección de concejales”.

ART. 2º—(Modificado).* La presente resolución rige a partir de su expedición.

*(Nota: Modificado por la Resolución 2175 de 2004 artículo 1º del Consejo Nacional Electoral)

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 30 de junio de 2004.

(Nota: Véase la Resolución 2175 de 2004 artículo 2º del Consejo Nacional Electoral)

Salvamento de voto parcial, de las doctoras Clelia América Sánchez de Alfonso y Nydia Restrepo Herrera.

SALVAMENTO PARCIAL DE VOTO

Consejero Ponente: Antonio José Lizarazo Ocampo.

Mediante este escrito, respetuosamente me aparto parcialmente de la decisión mayoritaria adoptada por el Consejo Nacional Electoral en la sesión referida, en la cual esta corporación aprobó la resolución mediante la cual “se reglamentan las votaciones de las juntas administradoras locales”.

Mi discrepancia con la Sala recae sobre lo establecido en el inciso segundo del artículo 4º de la resolución referida “fecha de las votaciones” y que prescribe:

“Cuando dejen de realizarse elecciones de miembros de juntas administradoras locales en algunas comunas o corregimientos, cuando se anulen, o lleguen a faltar, absolutamente, antes del último año del período, un número tal de principales y de suplentes que no permitan formar el quórum o mayoría suficiente para que funciones(sic) la corporación, el gobierno municipal respectivo convocará nueva elección señalando el día en que esta debe verificarse, previo concepto de la Registraduría Distrital o Municipal del Estado Civil, que coordinará tal elección dentro del calendario electoral respectivo” (resaltado fuera de texto).

Como lo prescribe el citado inciso, esta corporación está asignando a otra autoridad una función, abandonando una facultad que legalmente le había sido atribuida.

Determina el artículo 121 de la Ley 136 de 1994:

“ART. 121.—Circunscripción electoral. Para los efectos a que se refiere el artículo 119 de la presente ley, cada comuna o corregimiento constituirá una circunscripción electoral.

En las elecciones de juntas administradoras locales, las votaciones se realizarán de conformidad con la reglamentación que expida el Consejo Nacional Electoral siguiendo principios y reglas análogas a los que regulan la elección de concejales.

La Registraduría Nacional del Estado Civil organizará y vigilará el proceso de elecciones de juntas administradoras locales” (resaltado fuera de texto).

De acuerdo con el precepto citado, corresponde a esta corporación la reglamentación del proceso eleccionario para la conformación de las juntas administradoras locales, proceso que consta de una etapa preparatoria, de elección, y postelectoral proceso que incluye, por su naturaleza, la fijación de fecha para las votaciones, para lo cual se acudirá a las disposiciones que sobre la materia le sean aplicables a las elecciones de concejos municipales.

Separándose de esta atribución, le asigna la función de fijación de fecha de elecciones a los alcaldes municipales, soportando jurídicamente su determinación en el concepto acumulado de los radicados 0752 y 0536 de 2004, del cual igualmente realicé salvamento de voto parcial por la misma razón.

Dije entonces que en el concepto señalado, se trasladaba una función expresamente señalada a esta corporación basados en una simple apreciación: “la autoridad más adecuada” dijo la Sala.

Dije entonces que: “Me sorprende que la posición mayoritaria, tenga la capacidad de atribuir competencias, con el simple argumento de parecer o no adecuada su ejecución a uno u otro funcionario o servidor público”.

Establece perentoriamente el artículo 121 de la Carta:

“ART. 121.—Ninguna autoridad del Estado podrá ejercer funciones distintas de las que le atribuyen la Constitución y la ley.

El mismo ordenamiento superior, fija las siguientes atribuciones al(sic) los alcaldes municipales:

“ART. 315. Son atribuciones del alcalde:

1. Cumplir y hacer cumplir la Constitución, la ley, los decretos del Gobierno, las ordenanzas, y los acuerdos del concejo.

2. Conservar el orden público en el municipio, de conformidad con la ley y las instrucciones y órdenes que reciba del Presidente de la República y del respectivo gobernador. El alcalde es la primera autoridad de policía del municipio (sic). La Policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las órdenes que le imparta el alcalde por conducto del respectivo comandante.

3. Dirigir la acción administrativa del municipio; asegurar el cumplimiento de las funciones y la prestación de los servicios a su cargo; representarlo judicial y extrajudicialmente; y nombrar y remover a los funcionarios bajo su dependencia y a los gerentes o directores de los establecimientos públicos y las empresas industriales o comerciales de carácter local, de acuerdo con las disposiciones pertinentes.

4. Suprimir o fusionar entidades y dependencias municipales, de conformidad con los acuerdos respectivos.

5. Presentar oportunamente al concejo los proyectos de acuerdo sobre planes y programas de desarrollo económico y social, obras públicas, presupuesto anual de rentas y gastos y los demás que estime convenientes para la buena marcha del municipio.

6. Sancionar y promulgar los acuerdos que hubiere aprobado el concejo y objetar los que considere inconvenientes o contrarios al ordenamiento jurídico.

7. Crear, suprimir o fusionar los empleos de sus dependencias, señalarles funciones especiales y fijar sus emolumentos con arreglo a los acuerdos correspondientes. No podrá crear obligaciones que excedan el monto global fijado para gastos de personal en el presupuesto inicialmente aprobado.

8. Colaborar con el concejo para el buen desempeño de sus funciones, presentarle informes generales sobre su administración y convocarlo a sesiones extraordinarias, en las que solo se ocupará de los temas y materias para los cuales fue citado.

9. Ordenar los gastos municipales de acuerdo con el plan de inversión y el presupuesto.

10. Las demás que la Constitución y la ley le señalen”.

El artículo 91 de la Ley 136 de 1994 entre otras, asigna las siguientes funciones a los alcaldes municipales, en relación con el concejo municipal, con el orden público, con la Nación, el departamento y a las autoridades jurisdiccionales, con la administración municipal, y con relación a la ciudadanía, ninguna de ellas asigna al alcalde, guarda relación alguna con procesos electorales.

Es a todas luces evidente que la facultad de reglamentar el proceso eleccionario de una junta administradora local, no le ha sido asignado a los alcaldes municipales, ni constitucional ni legalmente, y la determinación de la fecha de una elección para este cuerpo colegiado, constituye parte de la reglamentación a que se refiere la Ley 136 de 1994 cuando asigna dicha determinación a esta corporación.

Los funcionarios del Estado pueden hacer lo que les está estrictamente permitido, esto es, lo que la Constitución y la ley les asigna como función, “Y es natural que así suceda, pues quien está detentando el poder necesita estar legitimado en sus actos, y esto opera por, medio de la autorización legal” (C. Const., S. Plena, Sent. C-337/93, M.P. Vladimiro Naranjo Mesa)”.

La determinación entonces plasmada en un concepto de la Sala, se cristaliza hoy en una resolución de carácter general, la que también por esta condición, debería regir a partir de la fecha de su publicación, y no de su expedición como lo señala; al efecto vale la pena recordar lo ordenado en el artículo 43 del Código Contencioso Administrativo:

“Los actos administrativos de carácter general no serán obligatorio(sic) para los particulares mientras no hayan sido publicados en el Diario Oficial, o en el diario, gaceta o boletín que las autoridades destinen a ese efecto...”.

Así las cosas considero equivocada la determinación adoptada por la mayoría de la Sala, cuando no solo se desprende de su atribución sino que la asigna a otro, careciendo igualmente de facultades para ello.

_______________________