RESOLUCIÓN 1915 DE 2006 

(Junio 12)

“Por la cual se reglamenta el servicio de arrendamiento de vehículos blindados y se dictan otras disposiciones”.

El Superintendente de Vigilancia y Seguridad Privada,

en ejercicio de las facultades legales conferidas por los decretos 2453 de 1993, 356 de 1994, y 2187 de 2001, y

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con lo consagrado en los artículos 2º y 4º del Decreto 2453 de 1993, corresponde a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada; entre otras, la función de velar porque los servicios de vigilancia y seguridad privada se presten de conformidad con las normas legales vigentes;

Que los artículos 2º, y 3º del Decreto 356 de 1994, establecen entre los servicios de vigilancia y seguridad privada, la fabricación, instalación, comercialización y ubicación de equipos para la vigilancia y seguridad privada, blindajes y transporte con este mismo fin, que deben obtener la licencia de funcionamiento por parte de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada;

Que de conformidad con el artículo 36 del Decreto 2187 de 2001, la actividad blindadora para la vigilancia y seguridad privada comprende, entre otras especies, los servicios de, alquiler, arrendamiento, leasing o comodato de equipos, elementos, o automotores blindados para la vigilancia y seguridad privada. Así mismo, dispone que las características técnicas serán establecidas mediante resolución expedida por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada;

Que de conformidad con el artículo 45 del Decreto 2187 de 2001, el arrendamiento de vehículos blindados es el contrato celebrado entre una empresa llamada arrendadora, constituida legalmente, cuyo objeto social consista en el arrendamiento de vehículos blindados mediante el cumplimiento de los requisitos que la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, determine y, otra persona natural o jurídica llamada arrendataria, correspondiéndole a la superintendencia establecer los requisitos para el arrendamiento de vehículos blindados;

Que en virtud de lo anterior, se expidió la Resolución 776 del 3 marzo de 2006, mediante la cual se establecieron los requisitos generales para la prestación del servicio de arrendamiento de vehículos blindados, en la que se determinó que a la fecha las empresas que estuvieran prestando el servicio de arrendamiento de vehículos blindados deberían adecuarse al reglamento allí establecido dentro de los tres (3) meses siguientes a la expedición de la misma;

Que no obstante haberse expedido la Resolución 1896 del 8 de junio de 2006, mediante la cual se amplió el plazo inicial por un término de tres (3) meses más, para que las mencionadas empresas se adecuaran a la reglamentación expedida, se hace necesario reglamentar esta actividad, de acuerdo con lo ordenado en las normas legales arriba mencionadas,

RESUELVE:

ART. 1º—Prestación del servicio de alquiler de vehículos blindados. Pueden prestar el servicio de alquiler de vehículos blindados, las sociedades o empresas autorizadas por la Superintendencia Financiera para la prestación de los servicios, de arrendamiento financiero o leasing que soliciten a la Superintendencia desarrollar la actividad de arrendamiento de vehículos blindados y, las sociedades de responsabilidad limitada constituidas con el objeto único de desarrollar dicha actividad, autorizadas por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

ART. 2º—Capital. Estas sociedades se deben constituir con un capital no inferior a quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes a la fecha de su constitución, sin perjuicio del establecimiento de las cuantías mínimas de patrimonio, que deberán mantener y acreditar ante esta superintendencia.

ART. 3º—Autorización previa. Las sociedades de responsabilidad limitada que se pretendan constituir con el objeto de prestar los servicios de arrendamiento de vehículos blindados deberán solicitar autorización previa a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, informando el nombre de los socios y representantes legales, adjuntando las hojas de vida con las certificaciones académicas y laborales correspondientes, lo mismo que fotocopias de la cédula de ciudadanía y del certificado judicial vigente a nivel nacional.

Dicha autorización previa deberá protocolizarse en la escritura de constitución y en ningún caso obliga a conceder la licencia de funcionamiento, ni autoriza a la empresa a prestar el servicio de arrendamiento de vehículos blindados.

ART. 4º—Licencia de funcionamiento. La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada podrá expedir la licencia de funcionamiento para la prestación del servicio de arrendamiento de vehículos blindados, previo el cumplimiento de los siguientes requisitos, por parte de la empresa solicitante:

1. Solicitud suscrita por el representante legal en la cual se informe:

a) Dirección, teléfono y lugar de la sede principal, así como de las sucursales en donde pretenda desarrollar dicha actividad;

b) Nombre, dirección, profesión, ocupación actual, formación académica y demás datos generales del representante legal, gerente, socios y miembros de la junta directiva;

c) Las instalaciones y los medios que pretende utilizar para la prestación del servicio.

2. A la solicitud se deberán adjuntar los siguientes documentos:

a) Copia de la escritura de constitución y/o reformas de la misma;

b) Certificado de registro mercantil vigente;

c) Copia de la póliza de seguros de responsabilidad civil extracontractual contratada con una empresa aseguradora legalmente constituida en el país, por un valor no inferior a cuatrocientos (600) (sic) salarios mínimos legales mensuales vigentes, que cubra los daños y perjuicios causados por el uso indebido del vehículo objeto de arrendamiento;

d) Solicitud de aprobación de instalaciones por parte de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, previa visita que se realizará a la expedición de la licencia de funcionamiento, evento para el cual el representante legal o el personal autorizado, para tal efecto, pondrán a disposición de la entidad todo lo necesario para tal fin;

e) Relación detallada de los elementos, equipos y vehículos disponibles para la prestación de estos servicios, los cuales deberán mantener al día los certificados, licencias, multas, impuestos y demás requisitos y documentos que requieran las autoridades para su óptima operación;

f) Respecto de los socios, miembros de la junta directiva, representante legal y gerente de la sociedad, adjuntar las hojas de vida con las certificaciones académicas y laborales correspondientes, lo mismo que fotocopias de la cédula de ciudadanía y del certificado judicial vigente a nivel nacional.

ART. 5º—Usuarios. Las empresas debidamente autorizadas, a través de la licencia expedida por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada para la prestación, de los servicios de arrendamiento de vehículos blindados, podrán celebrar contrato de arrendamiento de vehículos con cualquier persona natural o jurídica, de derecho público o privado, nacional o extranjera, debidamente acreditada que justifique su necesidad.

PAR.—Las empresas o sociedades que vayan a celebrar contrato de arrendamiento de vehículos blindados deberán solicitar autorización previa a esta Superintendencia para celebrar este tipo de contratos, para lo cual deberán indicar el nombre e identificación del usuario, anexando los documentos que acrediten la justificación del riesgo.

ART. 6º—Requisitos de usuarios. Las empresas deberán elaborar y mantener un registro de sus usuarios que contendrá, cuando menos, la siguiente información: nombre, documento de identificación, profesión, ocupación actual, dirección y teléfono. Dicha información deberá mantenerse disponible para visitas de inspección que podrán surtirse en cualquier momento además de ser remitida en medio magnético mensualmente a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

ART. 7º—Vehículos para arrendamiento. Los vehículos blindados objeto de arrendamiento deben ser de propiedad de las empresas con licencia de funcionamiento autorizadas para tal fin y tendrán como destinación exclusiva la prestación de este servicio, por lo cual deberán ser registrados ante la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada en la relación mencionada en el literal e) del artículo 4º de esta resolución, la que deberá mantenerse actualizada.

PAR.—En ningún caso, para efectos de desarrollar su objeto social, las empresas arrendadoras podrán subarrendar o contratar vehículos blindados que hayan sido autorizados a personas naturales o jurídicas, de derecho público o privado, para prevenir riesgos que atenten contra su propia seguridad personal.

ART. 8º—Requisitos para el arriendo de los vehículos blindados. Corresponde a las empresas arrendadoras establecer y mantener el control respecto de arrendatarios de vehículos blindados, para lo cual deberán requerirles el diligenciamiento de las solicitudes cuando menos con la siguiente información y documentos, so pena de incurrir en las sanciones previstas en las normas vigentes:

a) Nombre, dirección y teléfono, copias de la cédula de ciudadanía o pasaporte y copia del certificado judicial vigente a nivel nacional, certificado laboral o en que se indique la profesión, oficio y/o ocupación del arrendatario, sin perjuicio de los demás requerimientos que así consideren del caso pertinentes, para demostrar o verificar las calidades de alta solvencia ética, social y moral de estos;

b) Certificación o documentos donde conste el riesgo y/o la necesidad del servicio del uso de un vehículo blindado por parte del arrendatario, que deberán ser expedidos por las autoridades competentes o la empresa para la cual presten sus servicios;

c) Abstenerse de arrendar vehículos blindados cuando se adviertan actividades o personas de dudosa reputación o sospechosas, y dar aviso inmediato a las autoridades correspondientes.

ART. 9º—Excepción. Las entidades del Gobierno Central que tengan dentro de sus funciones la protección de personas que por su condición especial requieran del uso de vehículos blindados, podrán obtenerlos a título de arrendamiento incluso de personas naturales a quienes se les haya concedido la licencia respectiva. Se entiende que esta disposición es excepcional, por motivos de interés público y en aras de salvaguardar la vida e integridad de las personas que a criterio de estas entidades lo requieran de manera urgente.

PAR.—Para estos efectos las personas naturales que den en arriendo el vehículo blindado para cuyo uso tramitó la licencia respectiva ante esta Superintendencia, se entiende que renuncian a ella, asumiendo de manera personal y voluntaria el riesgo que en su momento declarara. Perfeccionado el contrato mencionado, la persona natural que arriende su vehículo blindado en estas condiciones perderá su licencia de manera automática.

PAR. 2º—Quienes hayan perdido por este motivo la licencia para el uso del vehículo blindado y quieran volver a hacer uso del mismo, deberán solicitar nuevamente la licencia respectiva, la cual será sometida al estudio ordenado por la normatividad vigente e incluso podrá ser negada, de acuerdo con la potestad discrecional prevista en el artículo 3º del Decreto 356 de 1994 y en el parágrafo 1º del artículo 40 del Decreto 2187 de 2001.

ART. 10.—Las entidades del gobierno que celebren este tipo de contratos lo harán de acuerdo con el criterio del bien mayor a proteger (donde prima el interés público sobre el privado) y deberán informar de manera inmediata a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada esta circunstancia, en comunicación suscrita por el jefe del organismo, adjuntando la misma información que se menciona en el artículo 5º de la presente resolución, indicando el nombre del propietario y demás información relativa al vehículo que toman en arriendo.

ART. 11.—Sanciones. Las empresas o personas naturales que contravengan lo dispuesto en la presente resolución y las demás que sean concordantes, estarán sometidas al régimen de sanciones y multas vigentes.

ART. 12.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias, especialmente la Resolución 776 del 3 de marzo de 2006.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 12 de junio de 2006.

____________________________________________