RESOLUCIÓN 2002 020131 DE 2002 

(Septiembre 17)

“Por medio de la cual se toman unas directrices”.

El Director General del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima,

en ejercicio de las facultades legales, especialmente las conferidas por los numerales 4º y 7º del artículo 4º del Decreto 1290 de 1994, en desarrollo del artículo 209 de la Constitución Política, y

CONSIDERANDO:

Que la Comunidad Andina de Naciones, expidió la Decisión 516 la cual entró en vigencia el 15 de marzo de 2002, cambiando el sistema de registro sanitario automático por el de notificación sanitaria obligatoria, con el fin de armonizar el sistema de vigilancia y control de productos cosméticos en los países miembros en el mencionado bloque económico, CAN;

Como consecuencia de lo anterior se realizó en la ciudad de Lima, Perú, sede de la secretaría general de la comunidad andina, un foro de discusión de la Decisión 516 de 2002, reunión en la que se previó el tema de la aplicación de la citada norma a los registros preexistentes, señalando que si la autoridad del país respectivo lo estima conveniente y los interesados así lo solicitan, podría aplicársela a dichos casos;.

Igualmente en el citado foro se debatió sobre el concepto de supranacionalidad de la Decisión 516, con el objeto de definir la forma de aplicación de la mencionada norma en los países que conforman la comunidad, llegando a la conclusión y de acuerdo con la normatividad internacional vigente, que dicho estatuto tendría aplicación directa a partir de la fecha de publicación en la gaceta oficial, sin procedimientos de recepción en el ordenamiento interno de los países para surtir todos sus efectos y que la citada decisión tendría prevalencia sobre las normas internas o nacionales;

Colombia como país líder en el proceso de armonización, decidió revocar los actos administrativos por medio de los cuales se otorgó registro sanitario y en su lugar expedir la certificación asignando código de notificación sanitaria obligatoria con el propósito de facilitar a los administrados la puesta en el mercado de sus productos en los demás países miembros;

Así mismo en relación con el derecho adquirido en cuanto a la vigencia concedida en los registros sanitarios iniciales, se acordó que el término de la notificación sanitaria obligatoria será para estos casos en concreto el tiempo que reste para que el interesado goce de su derecho, hasta completar la vigencia prevista inicialmente;

Que teniendo en cuenta los beneficios a los que se harán acreedores los industriales nacionales, teniendo en consideración los procesos de manufactura implementados en el país, igualmente con el objeto de cooperar con el crecimiento de la economía nacional así como la eliminación de trámites y procedimientos innecesarios y de acuerdo con el espíritu de la decisión que propende por que los derechos adquiridos sean reconocidos en cualquiera de los países miembros de la Comunidad Andina, con el propósito de que sea más efectivo el proceso de comercialización de los productos de la industria cosmética, este despacho considera procedente aplicar la Decisión 516 de 2002 a los registros preexistentes;

En consecuencia este instituto a través de la subdirección de licencias y registros, procederá a declarar la revocatoria de los actos administrativos que otorgaron los registros sanitarios, habida cuenta que un producto no puede tener dos autorizaciones para ser comercializado, es decir, no puede tener a la vez registro sanitario y notificación sanitaria obligatoria, siempre y cuando dichas solicitudes sean presentadas por los respectivos titulares y/o apoderados debidamente reconocidos;

En consecuencia la dirección general en uso de sus facultades,

RESUELVE:

ART. 1º—Revocar los actos administrativos por medio de los cuales este instituto otorgó registros sanitarios para los productos cosméticos, siempre y cuando dichas solicitudes sean presentadas por los respectivos titulares y/o apoderados debidamente reconocidos, por las razones expuestas en la parte considerativa de este proveído.

ART. 2º—Una vez ejecutoriadas las providencias de revocatoria, la subdirección de licencias y registros de este instituto procederá a expedir los respectivos códigos de notificación sanitaria obligatoria, los cuales surtirán efectos en todos los países miembros de la Comunidad Andina.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a septiembre 17 de 2002.

____________________________________________________