RESOLUCIÓN 2091 DE 1991 

(Junio 14)

"Por la cual se expiden disposiciones sobre límites de crédito".

El Superintendente Bancario,

en uso de las atribuciones que le confiere el artículo 23 de la Ley 45 de 1990, y

CONSIDERANDO:

1. Que la Junta Monetaria en uso de las facultades legales conferidas por el artículo 23 de la Ley 45 de 1990, expidió la Resolución 44 de 1991, mediante la cual fijo los límites a las operaciones activas de crédito a que quedan sujetas las instituciones financieras;

2. Que el artículo 23 de la Ley 45 de 1990, facultó al Superintedente Bancario para que, previa aprobación del Ministro de Hacienda y Crédito Público, establezca mediante normas de carácter general, las circunstancias o eventos en los cuales deberá entenderse que una operación se ha realizado con una persona o con un grupo o categoría de ellas, así como para establecer si determinadas personas naturales o jurídicas conforman un mismo grupo de vinculadas, en cuyo caso tales disposiciones no podrán tener carácter retroactivo;

3. Que, de conformidad con lo anterior, es necesario determinar en que circunstancias una operación de crédito se ha realizado con una persona o un grupo o categoría de ellas y cuando se entiende que un grupo de personas naturales y jurídicas conforman un mismo grupo de vinculadas, para procurar una adecuada dispersión de los riesgos por parte de las instituciones financieras,

RESUELVE:

ART. 1º—Operaciones que se entienden realizadas con una persona. Para efecto de las normas sobre límites de crédito expedidas por la Junta Monetaria, se entiende que una operación se realiza con una misma persona en los siguientes casos:

1. Personas naturales. Tratándose de personas naturales se incluirán las operaciones activas de crédito celebradas por la institución financiera con:

a) El cónyuge, el compañero o compañera permanente y los parientes del deudor dentro del segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad y único civil;

b) Los socios de hecho;

c) Personas jurídicas en las cuales el deudor fuere socio colectivo, gestor o industrial;

d) Fundaciones o corporaciones en las cuales el deudor, su cónyuge, su compañero o compañera permanente y los parientes del deudor dentro del segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad y único civil participen en su dirección o representación legal;

e) Patrimonios autónomos representados por sociedades fiduciarias en los cuales el deudor o las personas antes mencionadas sean beneficiarios;

f) Personas jurídicas en las cuales el deudor, su cónyuge, su compañero o compañera permanente y los parientes del deudor dentro del segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad y único civil, puedan ejercer conjunta o separadamente el derecho de voto en la asamblea o junta de socios en un porcentaje igual o superior al 20% de la misma, por virtud de contrato o mandato de la ley;

g) Personas jurídicas en las cuales el deudor posea separadamente o en forma conjunta con las personas a que se refieren los literales anteriores una participación igual o superior al 20% del capital, o tratándose de sociedades por acciones se alcance dicho porcentaje a través de acciones endosadas al portador emitidas a favor de terceros, de las cuales sean poseedores o tenedores tales personas;

h) Personas jurídicas en las cuales las personas señaladas en los literales anteriores tengan conjunta o separadamente una participación superior al 40% de su capital, e

i) Todas aquellas personas jurídicas y naturales que, de acuerdo con lo previsto en la presente resolución, conforman un mismo grupo de personas vinculadas. En este caso sólo se computarán para establecer los límites aplicables al deudor, las operaciones de crédito que se celebren con posterioridad al momento en que éste manifieste la existencia de las situaciones que las determinan, o lo establezca la Superintendencia Bancaria mediante resolución motivada con arreglo a lo previsto por el artículo 23 de la Ley 45 de 1990, para lo cual deberá comunicarlo a la respectiva entidad.

2. Personas jurídicas. Tratándose de personas jurídicas se incluirán las operaciones activas de crédito celebradas por la institución financiera con:

a) Asociados que posean una participación superior al 20% del capital;

b) Sociedades matrices de la deudora o subordinadas de ésta en los términos del artículo 260 del Código de Comercio;

c) Personas jurídicas en las cuales la deudora sea socia colectiva o gestora;

d) Fundaciones o corporaciones de las cuales la deudora sea uno de sus fundadores o corporados y participe en su dirección o representación legal a través de sus propios administradores;

e) Patrimonios autónomos representados por sociedades fiduciarias en los cuales la deudora obre como beneficiaria;

f) Personas jurídicas en las cuales la deudora pueda ejercer el derecho de voto en la asamblea o junta de socios en un porcentaje igual o superior en un 20% de la misma, por virtud de contrato o mandato de la ley;

g) Personas jurídicas en las cuales la deudora posea separadamente o en forma conjunta con las personas a que se refieren los literales anteriores una participación igual o superior al 20% del capital o tratándose de sociedades por acciones alcance dicho porcentaje a través de acciones endosadas al portador emitidas a favor de terceros, de las cuales sea poseedora o tenedora;

h) Personas jurídicas en las cuales las personas señaladas en los literales anteriores tengan conjunta o separadamente una participación superior al 40% de su capital;

i) Todas aquellas personas jurídicas en las cuales el 40% o más de su capital pertenezca a uno de los asociados de la deudora que posea el 20% o más del capital de ésta, y

j) Todas aquellas personas jurídicas o naturales que, de acuerdo con lo previsto en el artículo 2º de la presente resolución, conforman un mismo grupo de personas vinculadas. En este caso sólo se computarán para establecer los límites aplicables al deudor, las operaciones de crédito que se celebren con posterioridad al momento en que éste manifieste la existencia de las situaciones que las determinan, o lo establezca la Superintendencia Bancaria mediante resolución motivada con arreglo a lo previsto por el artículo 23 de la Ley 45 de 1990, para lo cual deberá comunicarlo a la respectiva entidad.

ART. 2º—Personas que conforman un mismo grupo de personas vinculadas. Para los efectos previstos en las disposiciones sobre límites de crédito expedidas por la Junta Monetaria podrá declararse que conforman un mismo grupo de personas vinculadas, todas aquellas personas naturales o jurídicas entre las cuales se presente una cualquiera de las siguientes situaciones:

a) Cuando la infraestructura de una persona jurídica es insuficiente para desarrollar su objeto social y depende para ese efecto de otra u otras;

b) Cuando uno o varios de los representantes legales o administradores de una persona jurídica sean empleados o asociados de otra u otras personas jurídicas, de suerte que por su conducto se obtenga su subordinación;

c) Cuando una o varias personas tienen vinculaciones de negocios, capital o administración, que permitan a una o más personas ejercer una influencia significativa y permanente en las decisiones de las demás, y

d) Cuando mantengan relaciones administrativas o de negocios de tal naturaleza que conformen, de hecho, una unidad de intereses económicos.

Cuando la Superintendencia Bancaria declare la existencia de un grupo de personas vinculadas, éstas podrán interponer contra el acto correspondiente recurso de reposición. Sólo una vez en firme la decisión administrativa podrá surtir los efectos previstos en el artículo 1º de la presente resolución.

ART. 3º—Vigencia. La presente resolución rige a partir del 17 de junio de 1991.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.E., 14 de junio de 1991.

_________________________