RESOLUCIÓN 2104 DE 1999

 

RESOLUCIÓN 2104 DE 1999 

(Octubre 15)

“Por medio de la cual se expide el reglamento de las embarcaciones mayores, las cuales regirán en todo el territorio nacional”.

El Ministerio de Transporte,

en ejercicio de sus atribuciones legales, en especial de las que le confiere el Decreto 3112 de 1997, artículo 56, numeral 4º, modificado por el Decreto 592 de abril 8 de 1999, artículo 1º, numeral 1º, y

CONSIDERANDO:

Que el Decreto 3112 de diciembre 30 de 1997, dictó disposiciones que reglamentan la habilitación y la prestación del servicio público de transporte fluvial;

Que el artículo 56, numeral 4º del mismo decreto faculta al Ministro de Transporte a través de la dirección general de transporte fluvial para que expida mediante resolución el reglamento de embarcaciones mayores;

Que el Decreto 592 de abril 8 de 1999, modificó el artículo 56 del Decreto 3112 del 30 de diciembre de 1997, en el sentido de facultar al Ministro de Transporte para que en el término de 6 meses expidiera el respectivo reglamento,

RESUELVE:

ART. 1º—Ámbito de aplicación. Las disposiciones contenidas en el presente reglamento, se aplicarán a la navegación fluvial en embarcaciones que sean o excedan de 25 toneladas de capacidad transportadora. Igualmente, se aplicará el Código de Comercio y demás normas legales y reglamentarias sobre la materia.

PAR.—Para todos los efectos el tonelaje se considera el neto de registro, salvo disposición en contrario.

ART. 2º—De la clasificación. El Ministerio de Transporte, efectuará la clasificación técnica de las embarcaciones y artefactos fluviales en general, según las normas para la construcción, modificación, inspección, reparación de las mismas y vigilará a través de la dirección general de transporte fluvial, división cuencas fluviales e inspecciones fluviales el estricto cumplimiento de dichas normas.

ART. 3º—De la clasificación de embarcaciones mayores. Las embarcaciones fluviales mayores para el transporte de carga, por razón de su capacidad transportadora, se clasifican así:

De 25 a 100 toneladas.

De 101 a 700 toneladas.

De 701 a 2.000 toneladas.

De 2.001 a 3.500 toneladas.

De 3.501 toneladas en adelante.

PAR. 1º—Las unidades remolcadoras se consideran como embarcaciones mayores.

PAR. 2º—Del equipo de comunicaciones. Toda embarcación fluvial mayor con capacidad remolcadora superior a 101 toneladas, deberán mantener en servicio un equipo de radiocomunicaciones de capacidad y frecuencia determinadas y asignadas para cada caso por el Ministerio de Comunicaciones, en coordinación con el Ministerio de Transporte.

ART. 4º—Sin perjuicio del procedimiento y de la clasificación técnica que fije el Ministerio de Transporte las embarcaciones y artefactos fluviales, por razón de su construcción, mantenimiento, comodidad, seguridad y aparejos, se clasificarán así:

Excelentes condiciones – (A).

Buenas condiciones – (A-1).

Estado deficiente. No apta para navegar – (B).

ART. 5º—De la matrícula. Toda embarcación o artefacto fluvial mayor debe matricularse ante la división cuenca fluvial y cumplir con los siguientes requisitos:

1. Cuando una embarcación sea de nueva construcción y el solicitante sea el constructor presentará certificado expedido por la división de cuenca fluvial en que conste la licencia otorgada para construirla.

2. El propietario o armador debe presentar escritura pública.

3. Para embarcaciones con capacidad transportadora hasta 700 toneladas, presentar planos avalados por un ingeniero naval o su equivalente, o por ingenieros que demuestren experiencia e idoneidad.

4. Para embarcaciones que su capacidad transportadora excede 700 toneladas, presentar planos avalados por un ingeniero naval o su equivalente.

5. Certificado de la inspección técnica.

ART. 6º—Para matricular una embarcación extranjera, además del título que acredite la propiedad, el solicitante deberá presentar: constancia de la cancelación de la matrícula extranjera, la prueba de la entrega real y material de la embarcación, además de los documentos exigidos en el artículo anterior.

ART. 7º—La división cuenca fluvial llevará un libro de registro de matrícula de embarcaciones mayores donde se anotará el nombre de la embarcación, la propiedad, las características técnicas y las novedades sobre la misma, firmada por el jefe de división de cuenca fluvial. Esta firma da fe de la información registrada.

PAR. 1º—Las embarcaciones mayores podrán cambiar de nombre a voluntad de su propietario, mediante escritura pública registrada en la respectiva división cuenca fluvial.

PAR. 2º—Al registrar la nueva matrícula, en el libro de registro de matrícula de embarcaciones mayores, se anotará al margen el número de folio de la anterior matrícula y en esta última el número y folio de la posterior.

PAR. 3º—Las divisiones de cuenca expedirán los certificados de propiedad, tradición y libertad de acuerdo con el libro de matrículas de embarcaciones mayores y serán plena prueba del dominio, derechos reales, embargos y de los litigios sobre la embarcación.

ART. 8º—Cuando una embarcación mayor sea trasladada a la jurisdicción de otra división cuenca fluvial, esta última deberá solicitar a la división cuenca fluvial de origen copia completa y certificada de la información registrada en el libro de matrículas de embarcaciones mayores, la cual será registrada con el mismo número de matricula y servirá como medio de prueba para todos los efectos legales.

ART. 9º—La propiedad de una embarcación podrá adquirirse por los medios establecidos en la ley.

Para los efectos de adquisición por prescripción, los términos establecidos en el Código Civil quedan reducidos a la mitad (C.C., arts. 2158 a 2354).

El capitán, los oficiales y la tripulación de la embarcación no podrán adquirir su dominio por prescripción. El dominio de una embarcación abandonada puede adquirirse de acuerdo con las normas establecidas en el Código de Comercio.

ART. 10.—Las embarcaciones mayores podrán ser fletadas o arrendadas y su respectivo contrato se regirá por lo dispuesto en el Código de Comercio. El contrato de arrendamiento se deberá registrar ante la división cuenca fluvial respectiva y se anotará en libro de matrículas de embarcaciones mayores.

ART. 11.—La expedición de la matrícula tendrá un término indefinido y su cancelación se regirá por lo previsto en el artículo 1457 del Código de Comercio.

ART. 12.—De la patente de navegación. La patente de navegación es la autorización, expedida por la división cuenca fluvial, para que la embarcación pueda transitar en la vía fluvial o hidrovía. Deberá contener la información completa del formato vigente y el uso de la embarcación estará limitado a lo estipulado en la patente.

ART. 13.—Vigencia de la patente. La patente de navegación para embarcaciones mayores tendrá vigencia de tres (3) años y sólo es válida en la jurisdicción de la división cuenca fluvial en donde opera la embarcación mayor. Es obligación llevarla siempre a bordo y presentarla a la autoridad del puerto donde arribe.

PAR.—El armador o su representante deberá solicitar la revalidación de la patente con una antelación mínima de treinta días calendario a la fecha de vencimiento.

ART. 14.—Para otorgar una nueva patente de navegación por extravío o pérdida de la misma, deberá presentarse la denuncia respectiva.

ART. 15.—Cuando una embarcación no tenga patente o esté vencida, el inspector fluvial solicitará apoyo a las autoridades militares o de policía, para inmovilizarla.

ART. 16.—Las variaciones en la clasificación de las embarcaciones y artefactos fluviales las efectúa el Ministerio de Transporte a través de los técnicos de las divisiones de las cuencas fluviales en cualquier momento, cuando a juicio de éstos, y previa revisión técnica se establezca que las partes de la embarcación han sufrido deterioro y que no ofrecen seguridad para la navegación.

PAR.—Cuando una embarcación no esté en condiciones para navegar, la autoridad fluvial suspenderá la vigencia de la patente hasta cuando sea reparada.

ART. 17.—Cuando la embarcación sea mejorada por reparaciones o modificaciones, el armador o su representante, deberá solicitar a la cuenca fluvial la reclasificación, previa inspección técnica.

ART. 18.—Las variaciones de la clasificación de la embarcación deberán ser notificadas por la autoridad fluvial al armador o al empresario y hacerlas constar en el certificado de inspección técnica que se entregue al interesado y la novedad deberá anotarse en el libro de registro técnico de la respectiva división cuenca fluvial.

ART. 19.—El libro de registro técnico de embarcaciones y artefactos fluviales que debe llevar la división cuenca fluvial y aprobados por ésta, contendrá:

1. El número de registro técnico de cada embarcación o artefacto fluvial que es único, exclusivo y permanente, aunque sufran modificaciones o cambien de dueño.

2. Información de las certificaciones técnicas expedidas por la división cuenca fluvial.

PAR. 1º—En el certificado de inspección técnica, además del estado de la embarcación, se debe dejar constancia de sus condiciones para navegar. El certificado constituye la prueba de la revisión técnica, la cual debe presentarse siempre para la expedición o renovación de la patente de navegación.

PAR. 2º—Para toda clase de trámites relacionados con la embarcación o con el artefacto fluvial, es obligatorio indicar el número de registro técnico.

ART. 20.—El permiso de zarpe es la autorización que el inspector fluvial otorga a la solicitud escrita que presenta el capitán, el armador o el agente fluvial, para que inicie o continúe el viaje.

ART. 21.—Los documentos que se deben presentar junto con la solicitud de zarpe para embarcaciones mayores son:

1. Patentes de navegación vigente de la unidad propulsora y demás embarcaciones que conforman el convoy.

2. Licencias y permisos de navegación vigentes del personal relacionado en el rol de tripulación.

3. Sobordos y conocimiento de embarque.

4. Lista de rancho.

5. Certificado de inspección técnica expedida por la división cuenca fluvial, y

6. Diario de navegación.

ART. 22.—Del permiso de zarpe a bordo. Además de los requisitos exigidos en artículo anterior, el inspector verificará físicamente:

1. El estado de la embarcación.

2. Los elementos de seguridad.

3. La distribución de la carga a transportar, y

4. Que no exista sobrecupo.

ART. 23.—Una embarcación o convoy podrá atravesar el río o canal, siempre que no haya otra embarcación que navegando en sentido longitudinal se acerque al lugar por donde ha de verificarse el cruce.

ART. 24.—Si una embarcación o convoy se encuentra ejecutando maniobras para desvararse, estas deberán ser suspendidas tan pronto como se acerque otra embarcación o convoy al sitio de las maniobras, y podrán reanudarse tan pronto como se hayan alejado.

PAR.—En ningún caso se realizarán este tipo de maniobras estando otra embarcación a menos de 500 metros.

ART. 25.—Toda embarcación que reciba las señales de alarma está obligada a detener su marcha y solamente podrá ser ésta reanudada cuando haya posibilidades de continuarla sin peligro.

ART. 26.—No se deberán ejecutar las maniobras de cruce o pasadas, en curvas de canal navegable.

ART. 27.—Las embarcaciones provistas de propulsión mecánica deberán disminuir su velocidad hasta el límite que permita el gobierno de la embarcación o convoy, en los siguientes casos:

1. Cuando se verifiquen los cruces.

2. Cuando se verifiquen las pasadas, lo hará la embarcación que es sobrepasada.

3. Cuando sus trayectorias sean en sentido opuesto.

4. Cuando pasan frente a lanchas, botes pequeños que se encuentren amarrados o en marcha.

5. Siempre que pase frente a un puerto, haya o no embarcaciones atracadas en él.

6. Cuando pasen frente a instalaciones de trabajos hidráulicos o portuarios, donde se encuentren unidades flotantes como martinetes, dragas, campamentos o similares.

7. Cuando por causa de neblina o de humo, la visibilidad haya disminuido. En este caso se han de emitir constantemente señales sonoras para evitar colisiones.

ART. 28.—La embarcación o convoy que baja tiene el derecho a solicitar la vía a la embarcación o convoy que sube, y esta última debe disminuir la velocidad.

ART. 29.—Cuando las embarcaciones o convoyes naveguen en la misma dirección, subiendo o bajando, con velocidades más o menos iguales, deben mantener entre sí, las siguientes distancias:

Tramo recto del río subiendo – 600 metros.

Tramo recto del río bajando – 1.000 metros.

Tramo sinuoso del río subiendo – 600 metros.

Tramo sinuoso del río bajando – 1.200 metros.

ART. 30.—En los puertos no debe permitirse el zarpe simultáneo de dos o más embarcaciones o convoyes que han de navegar en iguales direcciones.

PAR.—Las embarcaciones o convoyes deberán zarpar a intervalos convenientes comenzando por la de mayor velocidad.

ART. 31.—La embarcación o convoy que navega adelante estará en la obligación de conceder la vía solicitada, para lo cual repetirá las señales y éstas procederán a ejecutar la maniobra del paso.

PAR.—Cuando la embarcación o convoy que navega adelante no da respuesta a las señales solicitando la vía, éstas deben ser repetidas por la embarcación o convoy que navega atrás, la cual no debe intentar pasar a la embarcación que navega adelante en ninguna circunstancia hasta tanto no haya recibido la respuesta que puede pasar sin peligro.

ART. 32.—Una embarcación que transite por un canal angosto, debe mantenerse lo más cerca posible del límite exterior del canal navegable por el costado de estribor, hasta donde sea seguro.

ART. 33.—Una embarcación dedicada a la pesca no debe impedir el paso de alguna otra que navegue dentro de un canal angosto.

ART. 34.—Toda embarcación deberá llevar inscrito en ambos costados de la proa su nombre y el número de la patente de navegación.

ART. 35.—Se entiende que toda embarcación matriculada en Colombia, es de nacionalidad colombiana, por lo tanto debe enarbolar el pabellón colombiano.

ART. 36.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 15 de octubre de 1999.

____________________________________