RESOLUCIÓN 2145 DE 2000 

(Noviembre 24)

“Por la cual se delegan unas funciones en el Director Nacional Administrativo y Financiero”.

El Fiscal General de la Nación,

en ejercicio de las facultades constitucionales y legales especialmente con fundamento en los artículos 17 numeral 14 y 18 del Decreto-Ley 261 de 2000, y

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 17 numeral 14 del Decreto-Ley 261 de 2000 corresponde al Fiscal General de la Nación representar a la Fiscalía General de la Nación en los procesos judiciales, para lo cual podrá constituir apoderados especiales;

Que el artículo 18 del citado Decreto-Ley 261 de 2000 autoriza al Fiscal General de la Nación para delegar en los servidores de la fiscalía las funciones que convengan al mejor cumplimiento de los objetivos de la entidad;

Que el artículo 156 del Decreto-Ley 2699 de 1991 señala cuales son los bienes que hacen parte de los recursos de la Nación administrados por la Fiscalía General de la Nación, y en su parágrafo determina que corresponde a la dirección nacional administrativa y financiera recaudar los bienes a los que se refieren los numerales 2º, 3º, 4º, 5º y 6º de este artículo;

Que la honorable Corte Suprema de Justicia mediante providencia del 15 de junio de 2000 proferida dentro del expediente 11-001-02-30-014-2000-0052 definió que la legitimación por activa para el ejercicio de las acciones de extinción de dominio sobre los bienes que se encuentren en las circunstancias previstas en el numeral 6º del artículo 156 del Decreto-Ley 2699 de 1991, compete a la dirección nacional administrativa y financiera;

Que para el cabal ejercicio de la competencia asignada, es necesario delegar en el director nacional administrativo y financiero la facultad de representar a la entidad en las actuaciones que se deban promover ante los jueces competentes para la extinción del dominio de que trata el inciso anterior;

Que el artículo 64 del Código de Procedimiento Civil establece que la Nación y demás entidades de derecho publico podrán constituir apoderados especiales para los procesos en que sean parte, siempre que sus representantes administrativos lo consideren conveniente por razón de distancia, importancia del negocio u otras circunstancias análogas;

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en el director nacional administrativo y financiero las siguientes funciones:

a) Representar a la entidad en las actuaciones que se deban promover ante los jueces competentes para que se decrete la extinción del dominio sobre los bienes que se encuentran en las situaciones previstas en el numeral 6º del artículo 156 del Decreto-Ley 2699 de 1991, y

b) Otorgar poderes especiales a servidores de las direcciones nacional y seccionales administrativas y financieras, que sean profesionales del derecho debidamente inscritos, para el cabal cumplimiento de la función delegada en el literal anterior.

ART. 2º—Los apoderados debidamente constituidos para promover ante el juez competente los trámites de extinción de dominio a los que se refiere esta resolución, deberán presentar como mínimo cada tres meses un informe escrito sobre su gestión al director nacional administrativo y financiero, quien a su vez deberá presentar informes periódicos al Fiscal General de la Nación sobre el ejercicio de la facultad delegada.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 24 de noviembre de 2000.

__________________________