RESOLUCIÓN MD 219 DE 2005 

(Febrero 14)

“Por la cual se conforma el Grupo de Control Disciplinario Interno en la Cámara de Representantes”.

La mesa directiva de la honorable Cámara de Representantes,

en ejercicio de sus facultades legales conferidas por el numeral 1º del artículo 41 de la Ley 5ª de 1992, con fundamento en lo dispuesto en la Constitución Política de Colombia y en la Ley 734 de 2002, y

CONSIDERANDO QUE:

1. La Constitución Política de Colombia, en su artículo 6º establece “Los particulares solo son responsables ante las autoridades por infringir la Constitución y las leyes. Los servidores públicos lo son por la misma causa y por omisión o extralimitación en el ejercicio de sus funciones”.

2. La Constitución Política de Colombia, en su artículo 209 establece que “la función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización de funciones. Las autoridades administrativas deben coordinar sus actividades para el adecuado cumplimiento de los fines del Estado...”.

3. La Ley 734 en sus artículos 1º y 2º establece que “El Estado es el titular de la potestad disciplinaria”. “Sin perjuicio del poder disciplinario preferente de la Procuraduría General de la Nación y de las personerías distritales y municipales, corresponde a las oficinas de control disciplinario interno y a los funcionarios con potestad disciplinaria de las ramas, órganos y entidades del Estado, conocer de los asuntos disciplinarios contra los servidores públicos de sus dependencias”.

4. La Ley 734 de 2002, en su artículo 34, numeral 32 estableció que son deberes de todo servidor público “Implementar el control interno disciplinario al más alto nivel jerárquico del organismo o entidad pública, asegurando su autonomía e independencia y el principio de segunda instancia, de acuerdo con las recomendaciones que para el efecto señale el Departamento Administrativo de la Función Pública, a más tardar para la fecha en que entre en vigencia el presente código, siempre y cuando existan los recursos presupuestales para el efecto”.

5. La Ley 734 del 5 de febrero de 2002 consagra en su artículo 76, inciso, primero y tercero que “Toda entidad u organismo del Estado, con excepción de las competencias de los consejos superior y seccionales de la judicatura, deberá organizar una unidad u oficina del más alto nivel, cuya estructura jerárquica permita preservar la garantía de la doble instancia, encargada de conocer y fallar en primera instancia los procesos disciplinarios que se adelanten contra sus servidores. Si no fuere posible garantizar la segunda instancia por razones de estructura organizacional conocerá del asunto la Procuraduría General de la Nación de acuerdo con sus competencias...”.

“En todo caso, la segunda instancia será de competencia del nominador, salvo disposición legal en contrario...”.

6. En la estructura y organización básica de la Cámara de Representantes, no existe la oficina de control disciplinario interno.

7. La Ley 5ª de 1992, en su artículo 41, numeral 1º, establece que como órgano de orientación y dirección de la Cámara respectiva, cada mesa directiva cumplirá las siguientes funciones “Adoptar las decisiones y medidas necesarias y procedentes para una mejor organización interna en orden a una eficiente labor legislativa y administrativa...”.

8. Que se hace necesario implementar en la Cámara de Representantes un sistema de control disciplinario interno, encargado de conocer los procesos disciplinarios que se adelanten en contra de sus servidores.

9. Que para el cumplimiento de lo anterior, la mesa directiva de la Cámara de Representantes, conformará en su interior, un grupo de profesionales encargados de conocer y fallar en primera instancia, los procesos disciplinarios que se adelante contra sus servidores, de acuerdo con las competencias y procedimientos consagrados en la Ley 734 de febrero 5 de 2002, siendo la segunda instancia el nominador.

10. Que el grupo de control disciplinario interno que se conforma por medio del presente acto administrativo, estará adscrito a la dirección administrativa de la Cámara de Representantes, quien ejercerá la coordinación del mismo, para todos los efectos legales.

11. Que los profesionales integrantes del grupo que en esta resolución se crea, podrán además cumplir las funciones propias del cargo que desempeñan.

12. Que la procuraduría auxiliar para asuntos disciplinarios y el Departamento Administrativo de la Función Pública, dirección de desarrollo organizacional, se pronunciaron sobre la viabilidad del presente acto administrativo;

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Conformar el grupo de control disciplinario interno adscrito a la dirección administrativa de la Cámara de Representantes, con el fin de ejercer la acción disciplinaria en contra de los servidores públicos de la corporación y aplicar el procedimiento establecido en la Ley 734 del 5 de febrero de 2002 y en la presente resolución, hasta tanto se cree la oficina del control disciplinario interno. El director administrativo ejercerá la función de coordinación y tendrá la competencia de fallar en primera instancia los procesos disciplinarios que se adelanten.

ART. 2º—El grupo de control disciplinario interno adscrito a la dirección administrativa de la Cámara de Representantes, estará conformado por:

• Un [1] profesional en derecho grado 06 de la dirección administrativa, que instruirá y proyectará las decisiones que firmará el director administrativo.

• Dos [2] profesionales en derecho que instruirán los procesos y demás actuaciones disciplinarias que podrán ser adelantadas por quien desempeñe las funciones de asistente administrativo o profesional universitario.

• Una [1] mecanógrafa.

ART. 3º—El grupo de control disciplinario interno adscrito a la dirección administrativa de la Cámara de Representantes, tendrá las siguientes funciones:

1. Recibir y tramitar las quejas que se presenten contra los servidores o funcionarios de la Cámara de Representantes por el incumplimiento de los deberes, prohibiciones, incursión en inhabilidades e incompatibilidades, impedimentos y conflictos de intereses, y demás faltas consagradas en el Código Disciplinario Único.

2. Desarrollar la función disciplinaria conforme a las disposiciones, facultades, competencia y procedimientos establecidos en la Ley 734 del 5 de febrero de 2002.

3. Adelantar y fallar en primera instancia las actuaciones disciplinarias consagradas en el Código Disciplinario Único.

4. Adoptar y coordinar con la dirección administrativa y las entidades de vigilancia y control, las políticas generales sobre control disciplinario.

5. Desarrollar las políticas de control disciplinario y adelantar las actividades tendientes a la prevención de la ocurrencia de las faltas disciplinarias.

6. Diseñar y desarrollar un programa de asesoría y capacitación, en coordinación con la dirección administrativa, dirigido a los servidores públicos de la corporación sobre el régimen disciplinario, así como en lo referente a delitos contra la administración pública.

7. Decretar y practicar las pruebas que sean requeridas dentro de las actuaciones disciplinarias de su competencia.

8. En cuanto a los impedimentos y recusaciones de los profesionales integrantes del grupo, serán resueltos por la dirección administrativa.

9. En general, dictar las providencias, resolver los recursos de reposición, decidir sobre las nulidades, el archivo de las indagaciones preliminares o investigaciones disciplinarias, decidir sobre la prescripción de la acción y la sanción disciplinaria y demás providencias y actos que procedan en desarrollo de la acción disciplinaria de competencia del grupo.

10. Conocer y fallar, en primera instancia, los procesos disciplinarios que se adelanten en contra de los servidores públicos de la corporación.

11. Comunicar a la mesa directiva y al jefe de personal o a quien haga sus veces, las sanciones impuestas a los servidores y ex servidores públicos de la corporación, para lo de su competencia.

12. Presentar los informes que determine la ley o los reglamentos.

13. Poner en conocimiento las conductas y pruebas que por razón de sus funciones tenga en su poder y que no sean de su competencia, ante autoridades de control, investigación y fiscalización del estado.

14. Poner en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación y de los demás organismos de control y fiscalización del Estado y de las dependencias de control disciplinario interno de otras entidades los hechos y pruebas materia de la acción disciplinaria a su cargo, cuando pudieren ser de competencia de aquellos.

15. Las demás funciones que le sean asignadas por la autoridad competente y correspondan a la naturaleza de la del grupo, de conformidad con las facultades y competencias consagradas por la Ley 734 del 5 de febrero de 2002.

ART. 4º—La mesa directiva de la Cámara de Representantes, tendrá la competencia para fallar en segunda instancia las investigaciones disciplinarias que se adelanten contra los servidores públicos de la corporación, así como para ordenar la ejecución de las sanciones disciplinarias, de conformidad con lo establecido en los artículos 76 y 172 del Código Disciplinario Único, para lo cual la división jurídica, proyectará las decisiones correspondientes.

ART. 5º—Todas las dependencias y servidores públicos de la Cámara de Representantes, deberán prestar colaboración eficaz y eficiente a los requerimientos del grupo de control disciplinario interno para el cabal cumplimiento de la función que a través de la presente resolución se le está asignando.

ART. 6º—En firme la presente resolución e integrado el grupo de control interno disciplinario, todos los servidores que venían ejerciendo la competencia para instrucción y fallo de primera instancia, deberán remitir a la dirección administrativa todas las diligencias disciplinarias que venían adelantando hasta la fecha.

ART. 7º—La presente resolución, rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias, en especial la Resolución 1903 del 9 de octubre de 2002.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 14 de febrero de 2005.

_______________________