RESOLUCIÓN 2324 DE 1991 

(Mayo 22)

"Por la cual se adoptan las cláusulas comunes y reglamentadas por el Decreto 222 de 1983 en los contratos de prestación de servicios personales''''.

El Director General de la Caja Nacional de Previsión Social,

en uso de sus facultades legales y estatutarias, y

CONSIDERANDO:

Que se hace necesario agilizar la elaboración y suscripción de los contratos de prestación de servicios personales requeridos tanto a nivel central como seccional;

Que en los contratos referidos es estipulan cláusulas que son comunes en todos ellos y otras que se encuentran reglamentadas por el Decreto 222 de 1983;

Que se hace necesario adoptar un formato de contratación para tal efecto, por lo cual las cláusulas comunes y las reglamentadas por el Decreto 222 de 1983 se plasmarán en esta resolución, la cual hará parte integrante de los contratos de prestación de servicios personales que celebra la entidad,

RESUELVE:

ART. 1º—Que se estipulan como cláusulas comunes a todos los contratos de prestación de servicios personales que se suscriben tanto para el nivel central como seccional, de la Caja Nacional de Previsión Social, las siguientes:

1. Inhabilidades e incompatibilidades. El contratista no se halla dentro de ninguna de las causales de inhabilidad e incompatibilidad previstas en los artículos 8º, 9º y 10 del Decreto 222 de 1983.

2. Obligaciones generales. Son obligaciones generales del contratista: 1. Prestar sus servicios profesionales como lo establece la cláusula correspondiente al objeto del contrato. 2. Atender con esmero profesional la atención del servicio encomendado, poniendo en ello toda la capacidad y diligencia. 3. Las demás que le sean asignadas de acuerdo con la naturaleza del servicio.

3. Adición. El plazo y/o valor convenido en el contrato podrá modificarse en los términos previstos en el artículo 58 del Decreto 222 de 1983.

4. Obligaciones de la caja. Son obligaciones de la caja: a) Pagar al contratista los honorarios pactados; b) Prestar la colaboración necesaria y suficiente para lograr el debido cumplimiento del contrato por parte del contratista.

5. Imputación presupuestal. El valor del contrato se pagará con cargo al presupuesto vigente por la caja conforme al certificado expedido por el jefe de la sección de presupuesto de la entidad. El valor total del mismo así como el pago de cada una de las cuentas de cobro esta subordinado a las apropiaciones y disponibilidades respectivas del acuerdo mensual de gastos. El certificado de registro presupuestal hará parte integrante del contrato.

6. Cesión. El contratista no podrá ceder ni transferir sin aprobación previa y escrita de la caja las obligacciones contraídas en virtud del contrato pudiendo la caja negarse a la autorización, reservándose las razones que tuvo para hacerlo.

7. Inexistencia de relación laboral. Se deja claramente establecido que entre la caja y el contratista no existe relación laboral alguna por tratarse de un contrato de prestación de servicios. Como consecuencia, el contratista sólo tendrá derecho a los emolumentos convenidos según el artículo 167 del Decreto 222 de 1983.

8. Garantías. El contratista se obliga a constituir a favor de la caja, de acuerdo con la reglamentación de la Contraloría General de la República una póliza o fianza equivalente al diez por ciento (10%) del valor total del contrato, para garantizar el cumplimiento general del mismo y el pago de las sanciones pecuniarias que se le impusieren. La póliza la deberá constituir dentro de los quince (15) días hábiles siguientes, contados a partir de la fecha del contrato, con una vigencia igual al plazo del contrato y dos meses más.

9. Penal pecuniaria. Se establece como cláusula penal pecuniaria el diez por ciento (10%) del valor total del contrato, la que hará efectiva la caja en caso de declaratoria de caducidad o de incumplimiento por parte del contratista, que genere la terminación del contrato. El valor de la cláusula será imputable a los perjuicios que reciba la caja de conformidad con el artículo 72 del Decreto 222 de 1983. Este valor podrá ser tomado directamente de los honorarios que se adeudan al contratista y de la póliza de cumplimiento del mismo, la cual se hará efectiva.

10. Terminación por mutuo acuerdo. Las partes podrán dar por terminado de común acuerdo, el presente contrato antes de su vencimiento, dando aviso al contratista o a la caja con treinta (30) días de anticipación. La terminación se hará constar en un acta adicional suscrita por las partes. En ninguno de estos casos se originará reconocimiento o pago de indemnización alguna.

11. Terminación, modificación e interpretación unilaterales. En relación con los principios de terminación, modificación e interpretación unilateral, se aplicará lo preceptuado en el título IV del Decreto 222 de 1983.

12. Multas. La caja se reserva la facultad de imponer multas al contratista en caso de mora o de incumplimiento parcial de sus obligaciones que no den lugar a la terminación del contrato. Para estos efectos se dará aplicación al artículo 71 del Decreto 222 de 1983. El valor de las multas diarias que se impongan por incumplimiento del respectivo contrato, no excederán en su totalidad del diez por ciento (10%) de su valor total.

13. Caducidad administrativa. La caja podrá declarar la caducidad administrativa de este contrato mediante resolución motivada, en los siguientes casos: a) Muerte del contratista; b) Interdicción judicial del contratista; c) Incapacidad física permanente del contratista, certificada por médico legista; d) Por incumplimiento del contratista de cualquiera de sus obligaciones si a juicio de la caja de tal incumplimiento se derivan consecuencias que hagan imposible la ejecución del contrato o se causen perjuicios a la caja; e) Por comprobarse la existencia de las inhabilidades e incompatibilidades contempladas en los artículos 8º, 9º y 10 del Decreto 222 de 1983.

PAR. 1º—En caso de que la caja declare la caducidad, el contratista entregará a ésta informe del contrato hasta la fecha de ejecución de la resolución de caducidad.

PAR. 2º—Ejecutoriada la resolución de caducidad la caja hará efectivas las multas que se hubieren impuesto o se hallen pendientes de pago y la cláusula penal correspondiente.

14. Perfeccionamiento. El presente contrato se perfecciona con la aprobación de la póliza de cumplimiento y a partir de tal fecha se inicia su término de vigencia.

15. Validez. En relación con los requisitos para la validez del contrato se requiere por parte de la caja: Autorización y firma del contrato por parte de su representante legal, certificado de disponibilidad presupuestal, registro presupuestal definitivo; por parte del contratista, firma del contrato, constitución de la garantía de cumplimiento, pago del impuesto de timbre nacional en la cuantía señalada en la ley y publicación del contrato en el Diario Oficial una vez suscrito, obligación ésta que se entenderá cumplida con la presentación del respectivo recibo de pago. De conformidad con lo previsto en los artículos 52 y 53 del Decreto 222 de 1983 la caja no pagará ni desembolsará suma alguna con cargo a la reserva del contrato sino a partir de su perfeccionamiento, previo el cumplimiento de todos los requisitos exigidos para la iniciación de su ejecución. El incumplimiento a lo pactado en esta cláusula impide la ejecución del contrato y conlleva a su terminación unilateral por parte de la caja.

ART. 2º—Que las cláusulas aquí referidas harán parte integrante de los contratos de prestación de servicios personales que se suscriban con posterioridad a la fecha de esta resolución.

ART. 3º—Que la presente resolución rige a partir de la fecha de expedición y revoca la Resolución número 55 del 8 de enero de 1991.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.E., a 22 de mayo de 1991.

____________________________________