RESOLUCIÓN 245 DE 2002 

(Mayo 6)

“Por la cual se reglamenta la jornada laboral en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y se dicten otras disposiciones”.

El Director General,

en uso de sus facultades legales y en especial de las conferidas por el Decreto 261 de 22 de febrero de 2002, y

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 48 del Decreto 261 de 2000, “La misión fundamental del instituto es prestar auxilio y soporte técnico a la administración de justicia en todo el territorio nacional, en lo concerniente a medicina legal y las ciencias forenses;

Que en virtud de lo anterior, la honorable junta directiva de la entidad, mediante Acuerdo 5 de 12 de junio de 2000 en su artículo 7º, facultó al director general para conformar grupos internos de trabajo y establecer horarios y turnos laborales tendientes a lograr una adecuada prestación del servicio y una eficiente organización administrativa.

Que la jornada laboral para los servidores públicos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses está reglamentada por la Resolución 1112 de 23 de septiembre de 1992 y las circulares, 03-92-DG de 5 de marzo de 1992, 038-92-OP de 28 de diciembre de 1992 y 004-93-OP de 15 de abril de 1993;

Que se hace necesario unificar dicha reglamentación con el fin de tener un criterio claro, aprovechar al máximo el recurso humano y garantizar una efectiva y eficiente prestación del servicio en todo el territorio nacional;

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—La jornada laboral para los funcionarios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses será de máximo cuarenta y cuatro (44) horas semanales lo cual equivale a ciento setenta y seis (176) horas mensuales.

ART. 2º—La jornada laboral para todos los servidores públicos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses tendrá únicamente dos (2) modalidades: jornada ordinaria y jornada de turnos, las cuales se definen de la siguiente manera:

Jornada ordinaria: Rige para el personal que se desempeña en las áreas administrativa y pericial que no requieren servicio continuo, y comprende ocho (8) horas diarias de trabajo de lunes a viernes y una (1) hora para almorzar. Los funcionarios nombrados de medio (½) tiempo laborarán cuatro (4) horas diarias de lunes a viernes.

Esta jornada para todo el país será de 8 a.m. a 5 p.m.

Jornada de turnos: Rige para el personal que se desempeña en las áreas periciales y comprende horas laborales que se programen en días ordinarios, fines de semana y festivos (diurnos y nocturnos).

En esta modalidad de jornada, dependiendo de la naturaleza de cada servicio, los horarios serán los siguientes:

1. Lunes a viernes de 7 a.m. a 1 p.m., o de 1 p.m. a 7 p.m., con dos (2) turnos adicionales cada mes de doce (12) horas cada uno de 7 a.m. a 7 p.m., alternando siempre en la programación un sábado, un domingo o un festivo.

2. Lunes a viernes de 7 a.m. a 1 p.m., o de 1 p.m. a 7 p.m., con cuatro (4) turnos adicionales cada mes de seis (6) horas cada uno de 7 a.m. a 1 p.m. o de 1 p.m. a 7 p.m., alternando dos (2) sábados, dos (2) domingos o festivos.

3. Lunes a sábado de 7 a.m. a 1 p.m. o de 1 p.m. a 7 p.m.

4. El horario nocturno, en los servicios donde estrictamente se requiera laborar durante las horas de la noche de manera ininterrumpida, será 7 p.m. a 7 a.m. cada cuarta (4ª) noche.

PAR 1º—En aquellos puntos de atención donde solo se cuente con un (1) médico forense y un (1) técnico auxiliar, el funcionario auxiliar cumplirá con el horario de ocho (8) horas de lunes a viernes, realizando turnos de fin de semana cada quince (15) días compensando su tiempo dentro de la semana siguiente.

PAR. 2º—La prestación del servicio será con la presencia física en el sitio de trabajo, eliminando así la figura de disponibilidad la cual no se aplicará en ningún caso.

ART. 3º—Los subdirectores, los directores regionales y seccionales deberán elaborar o aprobar las programaciones de turnos laborales correspondientes a las áreas que sean necesarias para la adecuada prestación del servicio, sin que éstas en ningún caso excedan la jornada laboral establecida en el artículo primero de la presente resolución.

No obstante lo dispuesto en materia de turnos, es necesario aclarar que éstos no se pueden fraccionar, interrumpiendo y/o posponiendo los tiempos de permanencia en las áreas de trabajo.

ART. 4º—La asignación de horarios laborales es de exclusiva competencia del director general, quien en casos muy especiales podrá asignar horarios diferentes a los contenidos en la presente resolución y cuando las necesidades del servicio así lo ameriten.

ART. 5º—Los jefes de las diferentes áreas serán los responsables de controlar la permanencia del personal en los sitios de trabajo y del cumplimiento de los horarios fijados.

ART. 6º—El incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente resolución dará origen a la aplicación del Código Disciplinario Único vigente.

ART. 7º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deja sin efectos legales las demás disposiciones que les sean contrarias, en especial la Resolución 1112 de 23 de septiembre de 1992 y las circulares, 03-92-DG de 5 de marzo de 1992, 038-92-OP de 28 de diciembre de 1992 y 004-93-OP de 15 de abril de 1993.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 6 de mayo de 2002.

_________________________________________________