RESOLUCIÓN 2594 DE 2003 

(Diciembre 11)

“Por medio de la cual se fijan criterios técnicos y jurídicos para la práctica de visitas de inspección a los servicios de vigilancia y seguridad privada”.

El Superintendente de Vigilancia y Seguridad Privada,

en ejercicio de las facultades legales conferidas por el Decreto-Ley 245 de 1993, el Decreto-Ley 356 de 1994, y

CONSIDERANDO:

Que a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, como organismo de orden nacional, de carácter técnico, adscrito al Ministerio de Defensa Nacional, de acuerdo con lo previsto en el Decreto 2453 de 1993 le corresponde dirigir, coordinar, ejecutar las funciones de control, inspección y vigilancia sobre la industria y los servicios de vigilancia y seguridad privada;

Que son objetivos de los servicios de vigilancia y seguridad privada, en cualquiera de las modalidades en que se desarrolla esta industria, disminuir y prevenir las amenazas que afectan o puedan afectar la vida, la integridad personal o el tranquilo ejercicio de los legítimos derechos sobre los bienes de las personas que reciben su protección;

Que corresponde a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, velar porque quienes presten servicios de vigilancia y seguridad privada, mantengan en forma permanente los más altos niveles de eficiencia técnica y profesional para atender las obligaciones y adoptar políticas de control, inspección y vigilancia, dirigidas a permitir y garantizar su desarrollo;

Que de acuerdo con lo señalado en el artículo 4º del Decreto 2453 de 1993, le corresponde a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada instruir a los vigilados sobre las decisiones que regulan su actividad, fijar los criterios técnicos y jurídicos que faciliten el cumplimiento de tales normas y señalar los procedimientos para su cabal aplicación, como también disponer la realización de las visitas de inspección a la industria y a los servicios de vigilancia y seguridad privada;

Que en mérito de lo anteriormente expuesto,

RESUELVE:

CAPÍTULO I

Régimen de visitas de inspección

ART. 1º—Objeto. La presente resolución tiene por objeto establecer el régimen para la práctica de las visitas de inspección a los servicios de vigilancia y seguridad privada y demás actividades reguladas por el estatuto de vigilancia y seguridad privada, en ejercicio de las atribuciones de control, inspección y vigilancia otorgadas a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

ART. 2º—Campo de aplicación. El presente régimen se aplica a todos los servicios de vigilancia y seguridad privada, que desarrollen las personas naturales o jurídicas de derecho público o privado, con licencia de funcionamiento o credencial, o sin ellas.

ART. 3º—De las visitas de inspección. Las visitas de inspección son aquellas que se practican en ejercicio de las funciones asignadas por la ley a la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y que se adelantan a los servicios de vigilancia y seguridad privada que se desarrollan en el territorio nacional con objeto de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales que rigen y reglamentan la actividad de la vigilancia y seguridad privada.

ART. 4º—Clase de visitas de inspección. Las visitas de inspección que practique la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, se clasifican en:

Visita ordinaria. Es aquella que se practica a los servicios de vigilancia y seguridad privada que cuentan con licencia de funcionamiento o credencial, de acuerdo con el plan anual de visitas, con el propósito de verificar el cumplimiento de los principios, deberes y obligaciones que rigen la prestación de estos servicios.

Visita extraordinaria. Es aquella que se practica de oficio, o a solicitud del interesado, para establecer hechos o circunstancias contenidas en un oficio, solicitud, queja o denuncia formulada; o para establecer especiales circunstancias de interés de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. El alcance de esta visita puede dirigirse a verificar el cumplimiento integral de los deberes, principios y obligaciones a cargo de los visitados.

Visita de verificación. Es la que se realiza para comprobar si el servicio de vigilancia y seguridad privada visitado con anterioridad, corrigió o no las irregularidades observadas, y por las cuales fue sancionado.

Visita de instalaciones y medios. Es aquella que se adelanta con el fin de verificar si el servicio cuenta con las instalaciones físicas o sedes y medios idóneos para prestar el servicio que se pretende con la solicitud de la licencia de funcionamiento o su renovación, o para autorizar la apertura de sucursales o agencias, o para cambio de domicilio del servicio.

Visita a servicios ilegales o no autorizados. Es la que se practica a personas naturales o jurídicas que desarrollan actividades de vigilancia y seguridad privada, en los términos del Decreto 356 de 1994 y demás normas complementarias, que no cuentan con licencia de funcionamiento o credencial correspondiente. Así mismo, se podrá practicar esta clase de visitas de inspección a los usuarios de los citados servicios con objeto de verificar la contratación de los mismos.

ART. 5º—Competencia. Son competentes para practicar las visitas de inspección, los servidores públicos de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, el personal de la fuerza pública y de otros organismos gubernamentales, cuya asignación o comisión hubiese solicitado la superintendencia, de acuerdo con lo previsto en los artículos 4º y 6º del Decreto 2453 de 1993.

ART. 6º—Autorización de las visitas de inspección. Las visitas de inspección se practicarán previa orden impartida por el superintendente de vigilancia y seguridad privada o por el superintendente delegado para la inspección y control de esta entidad, atendiendo los criterios contenidos en el plan anual de visitas; las políticas impartidas al interior de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada; las solicitudes efectuadas por los organismos de investigación, control e inspección y las quejas formuladas ante la superintendencia.

PAR.—Ningún funcionario de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, diferente a los mencionados en este artículo, podrá programar y ordenar visitas de inspección.

ART. 7º—Apoyo técnico y operativo. El funcionario competente para ordenar la práctica de una visita de inspección, según el artículo 6º de la presente resolución, cuando considere necesario el concurso de un servidor público, entidad o persona con conocimientos científicos, técnicos o profesionales que interesen a los hechos que se investigan, o a la diligencia de inspección a practicarse, y que sean diferentes a los que poseen los funcionarios de la superintendencia, podrán solicitar el apoyo correspondiente, determinando los asuntos sobre los cuales deberá versar el experticio, concepto, o dictamen a que hubiere lugar. Igualmente, se procederá cuando se requiera de la colaboración de la fuerza pública y de otros organismos gubernamentales.

CAPÍTULO II

Práctica de las visitas de inspección

ART. 8º—Normas y procedimientos en las visitas de inspección. Los procedimientos que deben cumplir los funcionarios comisionados para la práctica de visitas, son los que se determinen en los respectivos manuales de normas y procedimientos que, para tal efecto, elabore la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, y observarán las siguientes reglas:

1. Solicitar la documentación e información necesarias a la persona que atienda la visita de inspección, de conformidad con el numeral 16 del artículo 74 del Decreto 356 de 1994.

2. Constatar el cabal cumplimiento de las normas constitucionales, legales y reglamentarias, revisando para ello los aspectos generales, administrativos, financieros, operativos de desempeño y calidad de los servicios prestados por la sede principal, sucursales o agencias y de los lugares donde se presta el servicio de acuerdo con las instrucciones y políticas impartidas al interior de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada o del funcionario que ordena la visita.

3. Realizar, cuando lo estimen necesario, encuestas escritas al personal operativo, alumnos, personal administrativo, usuarios y demás personas relacionadas con el servicio, persona o institución, con el fin de constatar el cumplimiento de las obligaciones legales y la calidad e idoneidad de la prestación del servicio visitado.

4. Elaborar el acta correspondiente, dejando constancia en la misma de las irregularidades encontradas al servicio en los aspectos generales, administrativos, financieros, operativos de desempeño y calidad de los servicios, de acuerdo con el modelo y papeles de trabajo e indicadores de gestión que se diseñen para tal efecto; así como las demás circunstancias de tiempo, modo y lugar que se presenten en el desarrollo de la misma. El acta deberá ser suscrita por los funcionarios comisionados y por la persona que atiende la diligencia, a quien se le entregará copia de esta. En caso de negarse a suscribirla o a recibir la copia, se dejará constancia de este hecho. El acta se acompañará con copia de los documentos y demás pruebas necesarias para respaldar las evidencias e irregularidades halladas.

5. Dejar constancia, cuando sea necesario suspender o aplazar la visita de inspección, e indicar fecha, hora y lugar. En todo caso, se señalará la fecha y hora prevista para su reanudación.

6. Realizar las diligencias de ley, cuando en el curso de la visita hubiere lugar a la incautación de armas u otros medios no autorizados por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, dejando constancia en el acta respectiva. Para tales efectos informará a la autoridad militar o policial competente, según lo estipula el Decreto 2535 de 1993 y demás normas que lo modifiquen o adicionen, y los decretos 2453 de 1993 y 356 de 1994, así como la reglamentación que se expida para el efecto. Del mismo modo se informará a la autoridad competente para que actúe de conformidad.

7. Presentar un informe al director de inspección e investigación, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la fecha de la práctica de la visita, consignando las irregularidades y hallazgos encontrados; para lo cual, además de las pruebas que lo respaldan, se debe efectuar un análisis de los pormenores identificados en el desarrollo de la visita, evaluando los argumentos expuestos por el representante legal del servicio o por la persona que atendió la visita, según el caso.

8. Los funcionarios comisionados, no podrán emitir juicios o conclusiones acerca del funcionamiento y la calidad del servicio, durante el desarrollo de la visita de inspección. Estos aspectos deberán consignarse en el informe respectivo, con fundamento en las evidencias que lo sustentan.

9. Plasmar en el acta de visita las recomendaciones a que hubiere lugar, con el fin de que los vigilados adopten y apliquen los correctivos correspondientes.

ART. 9º—Evaluación. El director de inspección e investigación evaluará los informes presentados por los funcionarios inspectores comisionados, haciendo la respectiva recomendación al funcionario competente, sobre la adopción de correctivos o sanciones a que hubiere lugar.

ART. 10.—Funciones y deberes de los funcionarios comisionados para practicar las visitas de inspección. Los funcionarios de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada comisionados para realizar las visitas de inspección, deberán cumplir las funciones y obligaciones que se fijen en el respectivo manual de funciones y requisitos mínimos, aprobado por el superintendente de vigilancia y seguridad privada.

La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga el capítulo primero de la Resolución 11098 de enero 22 de 1999 y demás normas que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 11 de diciembre de 2003.

_____________________________________________