RESOLUCIÓN 0-2615 DE 2006 

(Agosto 17)

“Por la cual se establecen directrices para el procedimiento de reparto de los asuntos de competencia de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz en desarrollo de la Ley 975 de 2005”.

El Fiscal General de la Nación,

en uso de sus atribuciones legales y en especial las que le confiere el numeral 17 del artículo 11 de la Ley 938 del 30 de diciembre de 2004, y

CONSIDERANDO:

Que mediante la Ley 975 de 2005 se dictan disposiciones para la reincorporación de miembros de grupos armados organizados al margen de la ley que contribuyan de manera efectiva a la consecución de la paz nacional, y para acuerdos humanitarios;

Que el artículo 33 de la citada ley creó la Unidad Nacional de Fiscalía para la Justicia y la Paz, delegada ante los tribunales superiores de distrito judicial, integrada por 20 fiscales y estructura (sic) mediante Resolución 0-3461 del 13 de septiembre de 2005;

Que la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, en razón de la competencia que le atribuyen los artículos 15 y 16 de la Ley 975 de 2005, debe adelantar las diligencias tendientes al esclarecimiento de la verdad sobre los hechos objeto de investigación, atribuibles como autores o partícipes a personas vinculadas a grupos armados organizados al margen de la ley, cometidos durante y con ocasión de su pertenencia a ellos, y que hayan decidido desmovilizarse y contribuir decisivamente a la reconciliación nacional;

Que el procedimiento previsto en la Ley 975 de 2005 para la investigación y juzgamiento de las conductas punibles, no corresponde al señalado en otras disposiciones para el trámite ordinario de los procesos penales;

Que para facilitar y garantizar la gestión de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, se requieren mecanismos administrativos ágiles, eficaces y flexibles, sin perjuicio de lo establecido en la Sentencia C-873 del 30 de septiembre de 2003 sobre la necesidad de garantizar los principios de independencia y autonomía de los fiscales delegados, y el respeto a los principios de transparencia e imparcialidad en los procesos de asignación de investigaciones y designación de fiscales delegados especiales;

Que el reparto de los asuntos a los fiscales delegados de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz debe atender, entre otros factores, la condición del desmovilizado; el número y complejidad de las investigaciones que cursan en su contra; la cantidad y naturaleza de los hechos que confiese y no hayan sido judicializados, las labores de investigación y verificación que cada uno de ellos requiera, y el equilibrio en la carga laboral;

Que la diversidad de las modalidades delictivas atribuidas a los grupos armados organizados al margen de la ley ha impuesto la necesidad de especializar a los fiscales delegados y servidores de policía judicial que integran la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz en el conocimiento de la génesis, estructura, área de influencia, integrantes, fuentes de financiación, bienes, hechos y víctimas atribuibles a cada uno de ellos, factores esenciales para el adelantamiento de las labores de investigación y verificación que le corresponde, diseño del programa metodológico y cumplimiento de los actos procesales,

Por lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Reparto. Para efectos del reparto, cada persona integrante de la lista enviada por el Gobierno Nacional a la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, corresponderá a un caso.

ART. 2º—Factores de reparto. Para destacar a un fiscal delegado de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y Paz, en el ámbito del proceso establecido en la Ley 975 de 2005, se tendrá en cuenta que haya sido encargado de coordinar el levantamiento documental de la información relacionada con el grupo armado organizado al margen de la ley al cual pertenece el desmovilizado y, además, los siguientes factores:

1. Persona o personas con calidad de miembro representante.

2. Personas con medida de aseguramiento u orden de captura vigente.

3. Personas desmovilizadas privadas de la libertad.

4. Personas desmovilizadas no privadas de la libertad.

5. Número de investigaciones que se adelanten en contra del desmovilizado.

ART. 3º—Responsable del reparto. Designar al jefe de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz para que realice el reparto de los asuntos de competencia de la misma, atendiendo los factores enunciados en el artículo precedente y velando por el equilibrio en la carga laboral.

ART. 4º—Procedimiento para el reparto. Recibida la lista de postulados para la aplicación de la Ley 975 de 2005, el jefe de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz realizará el siguiente procedimiento:

1. Establecer el número de personas postuladas, clasificadas por grupo armado organizado al margen de la ley.

2. Asignar la realización de las labores previas a la versión prevista en el artículo 17 de la citada ley, al fiscal delegado y al grupo de policía judicial encargados del levantamiento de la información del respectivo bloque o frente. Sin embargo, para la recepción de esa diligencia y las actuaciones que de ella se deriven, podrá disponer a otro fiscal delegado con el fin de garantizar el equilibrio en la carga laboral, para lo cual tendrá en cuenta los factores de reparto establecidos en el artículo 2º de la presente resolución.

3. Disponer que los fiscales delegados tengan en su poder una carpeta por cada persona postulada con la información recaudada, indispensable para la recepción de la correspondiente versión y posterior formulación de imputación.

ART. 5º—El reparto de los asuntos deberá documentarse, para lo cual el jefe de unidad deberá realizar las actas respectivas.

ART. 6º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 17 de agosto de 2006.

________________________________