RESOLUCIÓN 2737 DE 1991 

(Julio 31)

“Por la cual se establece el margen de solvencia aplicable a las sociedades administradoras de fondos de pensiones y cesantías”.

El Superintendente Bancario,

en uso de sus facultades legales, en especial de las que le señala el Decreto-Ley 1063 de 1991, y

CONSIDERANDO:

1. Que el artículo 9º del Decreto-Ley 1063 de 1991 prescribe que corresponde a la Superintendencia Bancaria señalar el margen de solvencia que las sociedades administradoras de fondos de pensiones y cesantía deben acreditar y mantener;

2. Que el margen de solvencia debe establecerse como una relación entre el patrimonio técnico de la sociedad administradora y el valor de los activos del fondo administrado,

RESUELVE:

ART. 1º—Margen de solvencia. Las sociedades administradoras de fondos de pensiones y de cesantía deberán acreditar como margen de solvencia un patrimonio técnico saneado que permita mantener una relación no mayor de uno (1) a treinta y cinco (35) entre dicho patrimonio técnico y el valor de los activos del fondo administrado.

ART. 2º—Determinación del patrimonio técnico. El patrimonio técnico, para los efectos del artículo anterior, se establecerá en la forma que a continuación se indica:

1. Patrimonio técnico. La cifra del patrimonio técnico es la resultante de la sumatoria del capital primario y el capital secundario.

2. Capital primario. El capital primario está integrado por la sumatoria de las siguientes cuentas:

2.1. Capital suscrito y pagado.

2.2. Reserva legal.

2.3. Utilidades no distribuidas del último ejercicio, las cuales se computarán durante el trimestre siguiente al cierre del mismo, en los siguientes casos:

2.3.1. Cuando la entidad registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, hasta concurrencia de dichas pérdidas.

2.3.2. Cuando la entidad no registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, en una proporción equivalente al porcentaje de las utilidades líquidas del penúltimo ejercicio que hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal.

2.4. Utilidades del ejercicio en curso, en un porcentaje igual al que de aquellas que por disposición de la última asamblea ordinaria hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal, sin que pueda exceder del 50% de las utilidades del ejercicio anterior.

2.5. El valor total de los dividendos decretados en acciones.

3. Capital secundario. El capital secundario está conformado por la sumatoria de las partidas que a continuación se señalan:

3.1. Reservas estatutarias.

3.2. Reservas ocasionales.

3.3. Superávit: a) por donaciones, y b) por valorizaciones originadas en propiedades y equipos.

3.4. Utilidades de ejercicios anteriores y las utilidades del ejercicio en curso, en el monto no computable en el capital primario.

4. Relación entre el capital primario y el secundario. El capital secundario computable no podrá exceder del cien por ciento (100%) del capital primario.

5. Valores deducibles. Para establecer el monto final del capital primario se deducirán:

a) Las pérdidas de ejercicios anteriores y las del ejercicio en curso, y

b) el valor de la capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio, en la porción que no corresponda al 100% de las sumas depreciadas.

ART. 3º—Oportunidad para acreditar el cumplimiento del margen de solvencia. Las administradoras deberán acreditar ante la Superintendencia Bancaria, mediante la presentación del balance en las oportunidades establecidas, que están dando cumplimiento a la norma que señala el margen de solvencia.

ART. 4º—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 31 de julio de 1991.

_________________________