RESOLUCIÓN 277 DE 1991 

(Enero 30)

“Por medio de la cual se adicionan los numerales 6º y 7º del artículo 54 de la Resolución 3700 de 1988 y se fijan algunos requisitos respecto de las mercancías depositadas en bodegas particulares cuyo descuento de bonos de prenda inscritos en el Registro Nacional de Valores se haga por terceros”.

El Superintendente Bancario,

en uso de sus facultades legales y en especial de las que le confieren el artículo 14 del Decreto Legislativo 356 de 1957 y 3º del Decreto-Ley 1939 de 1986,

RESUELVE:

ART. 1º—Adicionar los numerales 6º y 7º del artículo 54 de la Resolución 3700 de 1988, así:

“6. El descuento de los bonos de prenda se haga por entidades sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, autorizadas legalmente para el efecto, y por terceros cuando se trate de bonos de prenda inscritos en el Registro Nacional de Valores.

7. Los certificados de depósito serán nominativos y los bonos de prenda a la orden o nominativos, en cuyo caso el emisor deberá llevar el registro de los endosos”.

ART. 2º—Adicionar el artículo 73 de la Resolución 3700 de 1988, así:

“PAR. 5º—Además de los requisitos generales exigidos por la Resolución 3700 de 1988 respecto de las bodegas particulares, para que la Superintendencia Bancaria autorice bodegas particulares en donde se puedan depositar mercancías sobre las cuales se expidan bonos de prenda para ofrecerlos en el mercado público de valores, se requerirá que:

a) El almacén mantenga una vigilancia permanente sobre la mercancía;

b) Las visitas de que trata el artículo 65 de la Resolución 3700 de 1988, se hagan por parte de los almacenes generales de depósito cada ocho (8) días y se remitan las actas a la Superintendencia Bancaria dentro de la semana siguiente;

c) Se mantengan las medidas de seguridad industrial y de almacenamiento que requiera la clase de producto almacenado, según la aprobación dada por la Superintendencia Bancaria a los planos de la bodega;

d) Se mantengan en la bodega un determinador de humedad y una sonda para tomar en forma periódica las muestras necesarias para mantener el control de las mercancías que sirven de prenda;

e) Los productos que se encuentren empacados en sacos de fique o yute, polietileno, etc., deben estar debidamente arrumados en estibas, guardando separaciones respecto a paredes, techos u otros arrumes, de tal forma que se facilite el conteo, muestreo, control sanitario y movimiento de mercancías;

f) Las mercancías estén almacenadas independientemente de los productos de común en movimiento de la empresa, y

g) Los revisores fiscales comuniquen cualquier irregularidad en la conservación y custodia de las mercancías inmediatamante detecten el hecho a la Superintendencia Bancaria”.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.E., 30 de enero de 1991.

________________________