RESOLUCIÓN 28356 DE 2007 

(Septiembre 5)

“Por la cual se adopta el Código de Ética de la Superintendencia de Industria y Comercio”.

El Superintendente de Industria y Comercio,

en uso de sus facultades legales, en especial las conferidas por el numeral 23 del artículo 4º del Decreto 2153 de 1992, y

CONSIDERANDO:

Primero. Que según lo establecido por el artículo 209 de la Constitución Nacional, la función administrativa del Estado colombiano está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad.

Segundo. Que de conformidad con lo establecido en el Decreto 1599 del 20 de mayo de 2005 se debe implementar en los organismos y entidades públicas el modelo estándar de control interno, MECI.

Tercero. Que mediante Resolución 5448 de 2006 se adoptó el modelo estándar de control interno, MECI:2005 en la Superintendencia de Industria y Comercio.

Cuarto. Que de conformidad con el modelo estándar de control interno adoptado, en particular, lo previsto en el artículo quinto de la mencionada Resolución 5448 de 2006, dentro del componente ambiente de control, subsistema de control estratégico, se establecerán por la superintendencia acuerdos, compromisos y protocolos éticos.

Quinto. Que se hace necesario adoptar en la Superintendencia de Industria y Comercio el Código de Ética, el cual se constituye en una guía de conducta que orienta el desempeño de sus servidores públicos y/o contratistas, con el fin de cumplir a cabalidad los objetivos, la misión y hacer realidad la visión de la entidad.

Sexto. Que en comité de coordinación de control interno realizado el 11 de mayo de 2007, fue aprobado el contenido del Código de Ética de la Superintendencia de Industria y Comercio,

RESUELVE:

ART. 1º—Adopción Código de Ética. Adoptar y difundir en la Superintendencia de Industria y Comercio, el Código de Ética, que hace parte de la presente resolución y se adjunta como anexo 1.

ART. 2º—Divulgación y socialización. El Código de Ética que se adopta mediante la presente resolución, deberá ser divulgado y socializado por la oficina de comunicaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio por los medios que estime pertinentes. Igualmente deberá ser incluido como módulo obligatorio en los procesos de inducción y reinducción que brinda la secretaría general a los funcionarios de la entidad.

ART. 3º—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 5 de septiembre de 2007.

ANEXO 1

Superintendencia de Industria y Comercio

Código de Ética

Bogotá, mayo 11 de 2007

Contenido

1. Objetivo.

2. Alcance.

3. Glosario.

4. Marco institucional.

4.1. Misión.

4.2. Visión.

4.3. Valores éticos.

5. Nuestros principios éticos.

6. Directrices éticas.

6.1. Directrices directivas.

6.2. Directrices frente a los servidores públicos.

6.3. Directrices frente a la ciudadanía en general.

6.4. Directrices con respecto a las comunicaciones.

6.5. Directrices frente a los recursos de la entidad.

6.6. Directrices frente a la contratación pública.

7. Compromisos éticos.

1. Objetivo.

Establecer las pautas de comportamiento que debe observar toda persona que preste sus servicios, bajo cualquier modalidad de vínculo laboral o contractual en la Superintendencia de Industria y Comercio, las relaciones e integridad entre ellos mismos.

2. Alcance.

El Código de Ética se aplica a todos los funcionarios públicos y contratistas que prestan servicios en la Superintendencia de Industria y Comercio.

3. Glosario.

Con el propósito de lograr un mayor entendimiento de este Código de Ética definiremos:

Código de Ética. es un marco común de principios, valores éticos y directrices que orientan la entidad hacia un horizonte ético compartido en el “vivir bien” y el “habitar bien”. Es un documento que establece pautas de comportamiento y que señala parámetros para la solución de conflictos.

Directrices éticas. son orientaciones acerca de cómo debe relacionarse la entidad y los servidores públicos con un sistema o grupo de interés específico para la puesta en práctica de los valores.

Ética. conjunto de principios y valores del fuero interno que guían los fines de la vida de las personas hacia el “vivir bien” y el “habitar bien”. Vivir bien, se refiere al arte de actuar libre, pero responsablemente, en la perspectiva de la satisfacción de las necesidades humanas: habitar bien, significa cuidar el entorno, tomar opciones que posibiliten la vida en todas sus formas y que promuevan su desarrollo, y no su negación y destrucción.

Principio ético. son las normas internas y creencias básicas sobre las formas correctas como debemos relacionarnos con los otros y con el mundo.

Valor. son formas de ser y de actuar de las personas que son altamente deseables como atributos o cualidades, por cuanto posibilitan la construcción de una convivencia gratificante en el marco de la dignidad humana.

4. Marco institucional.

4.1. Misión.

Reconocemos oportunamente los derechos de propiedad industrial; propiciamos la adecuada prestación de los servicios de los registros públicos, cuya administración ha sido delegada a las cámaras de comercio; garantizamos el cumplimiento de los derechos de los consumidores; fomentamos el mejoramiento de la calidad y la seguridad en los bienes y servicios y estimulamos la competencia mediante la aplicación de las normas sobre prácticas comerciales restrictivas y competencia desleal. Así mismo mantenemos los patrones nacionales de medida para garantizar el nivel metrológico que requieren los agentes económicos y vigilamos la operación de las entidades de certificación electrónica.

La gestión está orientada al cumplimiento de los mandatos constitucionales de servicio a la comunidad, de promover la prosperidad general y de garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución para lo cual mejoramos los sistemas de información, desarrollamos el talento humano y cumplimos los estándares nacionales e internacionales de calidad, en función de las necesidades de los usuarios de nuestros servicios.

4.2. Visión.

Seremos una institución reconocida en el ámbito nacional e internacional por el cumplimiento de la normatividad y términos establecidos en las disposiciones legales relacionadas con la administración del sistema nacional de propiedad industrial, la protección del consumidor y la promoción de la competencia, garantizando la efectividad de los cometidos estatales señalados en las normas correspondientes.

Habremos consolidado una estructura organizacional plana con niveles de delegación que permitirán la toma de decisiones ágiles y oportunas, soportadas en sistemas administrativos integrados y sinérgicos entre áreas, automatizados, confiables, productivos y versátiles, que atenderán los requerimientos de nuestros usuarios.

Contaremos con un talento humano que se distinguirá por su profesionalismo, compromiso, responsabilidad social y niveles de productividad, con una clara orientación de servicio al país. El enfoque de las labores cotidianas estará dirigido a una gestión integral hacia la calidad como fundamento del mejoramiento de la productividad y la competitividad institucional.

4.3. Valores éticos.

— Compromiso: apropiarme de las funciones, metas y objetivos tendientes a cumplir la misión de la Superintendencia de Industria y Comercio.

— Honestidad: obrar con rectitud y honradez en mi actuar como persona y servidor público.

— Respeto: manifestaciones de consideración y tolerancia hacia los demás en beneficio de un buen clima organizacional.

— Eficiencia: capacidad de lograr el resultado esperado en las funciones y tareas asignadas.

— Cooperación: unir los esfuerzos para el logro de los objetivos institucionales.

— Responsabilidad: capacidad de asumir las consecuencias que se deriven de los actos que realizo o ejecuto en cumplimiento de mis funciones como servidor público.

— Justicia: reconocer equitativamente lo que a cada uno le corresponde.

— Lealtad: actuar con fidelidad y sinceridad ante mi institución y mis compañeros.

— Excelencia: buscar la perfección en lo que hago a través del mejoramiento continuo.

— Calidad: lograr la excelencia en los procesos y resultados de su trabajo.

5. Nuestros principios éticos.

• De la función administrativa. La función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad.

• Responsabilidad social. Como miembros de la sociedad colombiana, se asume frente a ella los compromisos que tal calidad le impone, contribuyendo al desarrollo de la institución, las familias, la sociedad y el Estado, procurando mejorar las condiciones de calidad de vida de los ciudadanos en general.

• Calidad. La gestión institucional se adelanta con direccionamiento y despliegue estratégico, satisfacción de los clientes, liderazgo, desarrollo de las personas, gerenciamiento de la información, sistemas de gestión de calidad y mejoramiento continuo.

6. Directrices éticas.

6.1. Directrices directivas.

Teniendo en cuenta la responsabilidad que se deriva del liderazgo ético, los directivos de la SIC:

— Actuamos de acuerdo con los principios y los valores éticos del presente código en todos sus comportamientos ante los demás funcionarios mostrando liderazgo y buen ejemplo digno de imitación.

— Promovemos un clima de armonía laboral, proyectando una imagen positiva de los compañeros y de la entidad, y contribuyendo al desarrollo de la cultura organizacional.

6.2. Directrices frente a los servidores públicos.

Partiendo del papel que desempeña cada uno de los funcionarios de la entidad, para el fortalecimiento de una cultura ética acorde a los lineamientos planteados en este Código de Ética, los funcionarios de la SIC:

— Emitimos juicios veraces y objetivos sobre asuntos inherentes a las funciones, evitando la influencia de criterios subjetivos o de terceros no autorizados por autoridad administrativa competente. Hacemos caso omiso de rumores, anónimos y en general de toda fuente de desinformación que afecte el servicio o la toma de decisiones.

— Desarrollamos las funciones con honradez, rectitud y dignidad poniendo en la ejecución de las labores toda nuestra capacidad, conocimiento y experiencia laboral. Por ello, somos parte de las soluciones, usando responsablemente los recursos para plantear alternativas que permitan superar los obstáculos que surjan en el desempeño laboral.

— Actuamos en todo momento con absoluta transparencia y nos abstenemos de participar en procesos decisorios en el que la vinculación con actividades externas afecten la decisión oficial o pueda comprometer nuestro criterio o dar ocasión de duda sobre su imparcialidad y conducta ética.

6.3. Directrices frente a la ciudadanía en general.

— Prestamos servicios de manera imparcial, sin tratar con privilegio o discriminación a las personas sea cual fuere su condición económica, social, ideológica, política, sexual, racial, religiosa o de cualquier otra naturaleza, de manera oportuna, con excelencia, ajustándose a la normatividad legal y evitando conflictos de intereses.

— Actuamos de tal forma que nuestra conducta genera y fortalezca la confianza institucional ante la comunidad.

6.4. Directrices con respecto a las comunicaciones.

— La comunicación institucional en la Superintendencia de Industria y Comercio fluye oportuna y participativamente, sin distorsiones, por los medios o canales establecidos y a cargo de los funcionarios autorizados, de acuerdo con el principio de transparencia contribuyendo a un mejor clima organizacional.

— En la Superintendencia de Industria y Comercio ofrecemos los mecanismos adecuados para el acceso libre y transparente a la información y presentamos a los medios de comunicación y a la comunidad los resultados de la gestión de manera oportuna y clara.

6.5. Directrices frente a los recursos de la entidad.

— Asumimos con responsabilidad el uso de los bienes, instalaciones y recursos físicos para cumplir la misión, planes y objetivos de la entidad adoptando criterios de racionalidad y ahorro.

6.6. Directrices frente a la contratación pública.

— En la Superintendencia de Industria y Comercio seguimos las normas vigentes para la contratación de acuerdo con los principios administrativos de la Constitución Política de la República de Colombia, del Código Contencioso Administrativo y demás normas que le rigen.

— Elegimos las propuestas para la compra de suministros y contratación de servicios, teniendo en cuenta criterios objetivos, justos y equitativos que orienten a procesos transparentes.

7. Compromisos éticos.

• Como funcionario de la SIC me comprometo a rechazar beneficios originados en contratos, concesiones, actuaciones y decisiones que celebre, otorgue o produzca la entidad, por lo tanto no aceptaré ni solicitaré, directamente o a través de terceros, regalos, donaciones, favores, propinas, beneficios o atenciones de cualquier tipo y de personas que busquen acciones de carácter oficial en virtud del beneficio ofrecido.

• Seré congruente en la conducta diaria con los principios, valores y directrices establecidos en el presente Código de Ética.

_____________________________________