RESOLUCIÓN 2980 DE 1993 

(Septiembre 7)

“Por la cual se señalan las condiciones para las cesiones y aceptaciones por reaseguro y se califican algunas prácticas como inseguras”.

El Superintendente Bancario,

en ejercicio de las facultades que le asigna el numeral 2º del artículo 183, y el ordinal 19 numeral 3º del artículo 325 del estatuto orgánico del sistema financiero, y

CONSIDERANDO:

1. Que el artículo 183 numeral 2º del estatuto orgánico del sistema financiero consagra la facultad de la Superintendencia Bancaria de señalar las condiciones para que las cesiones y aceptaciones por reaseguro se realicen con sujeción a principios de seguridad, certeza y oportunidad, para lo cual podrá exigir identificaciones de los funcionarios facultados para realizar las cesiones y las aceptaciones con las respectivas cuantías que le fueren otorgadas para comprometer a las entidades aseguradoras;

2. Que dentro de las funciones que le asigna a la misma entidad el artículo 325 numeral 3º ordinal 19 del citado ordenamiento se encuentra la de emitir las órdenes necesarias para que las entidades sometidas a su control y vigilancia suspendan las prácticas no autorizadas o inseguras que afecten el adecuado manejo de sus negocios u operaciones;

3. Que con fundamento en dicho marco normativo esta superintendencia considera necesario fijar mecanismos que permitan, dentro de un contexto de sana competencia, que la operación del reaseguro por parte de las entidades aseguradoras se desarrolle en términos adecuados, sin perjuicio de sus características técnicas propias, a fin de prevenir situaciones que deriven en desequilibrios graves e injustificados en detrimento de su capacidad técnica y financiera, así como determinar las prácticas que tiendan a vulnerar los principios a que alude la ley,

RESUELVE:

CAPÍTULO I

Condiciones para la operación

ART. 1º—El intercambio de reaseguros de las entidades aseguradoras nacionales deberá realizarse en condiciones que garanticen la seguridad de cada entidad. En tal virtud, la determinación de las condiciones particulares de los contratos relativas a plazos, tasas, primas y comisiones deberán responder a principios que garanticen adecuadas capacidades y una nómina de reaseguradores de reconocida solidez y solvencia.

ART. 2º—La Superintendencia Bancaria podrá, en cualquier momento, a través de las respectivas entidades aseguradoras o reaseguradoras, solicitar los estados financieros y las certificaciones que resulten necesarias para establecer la conformidad de las operaciones a las leyes del país de origen de los reaseguradores del exterior que no figuren inscritos en el registro de reaseguradores de esta entidad, sin perjuicio de lo dispuesto en el plan único de cuentas para el sector asegurador.

ART. 3º—Los contratos de reaseguro suscritos por los representantes legales de las entidades nacionales y los apoderados de los reaseguradores del exterior, se mantendrán a disposición de la Superintendencia Bancaria, en las propias entidades aseguradoras y reaseguradoras.

ART. 4º—Cuando las entidades aseguradoras y reaseguradoras registren las operaciones de reaseguro que realizan, deberán especificar con precisión las condiciones de cada uno de los riesgos cedidos y aceptados y la fecha de formalización de cada operación.

ART. 5º—El pago de las obligaciones derivadas de los contratos de reaseguros se sujetará a las condiciones libremente acordadas. No obstante, los pagos por obligaciones derivadas de las cesiones en reaseguros automáticos proporcionales deberán efectuarse dentro de los noventa (90) días siguientes a la fecha del cierre trimestral.

ART. 6º—En la cesión de primas en reaseguros al exterior, la entidad aseguradora cedente deberá retener, en la fecha de la cesión y durante el período en el cual la compañía cedente deba conservar la reserva propia del mismo seguro, la porción de la reserva de riesgos en curso correspondiente, calculada de acuerdo con las normas vigentes.

Se exceptúan de la constitución del depósito los contratos de reaseguro no proporcionales.

La entidad cedente y el reasegurador podrán estipular el reconocimiento de intereses remuneratorios en favor de éste sobre dichos depósitos durante el término en que deba mantenerse la retención.

ART. 7º—Las entidades de seguros y reaseguros remitirán anualmente, con anterioridad al último día hábil de los meses de enero y julio de cada año, según los vencimientos de sus programas de reaseguro, en las proformas que para el efecto elabore la Superintendencia Bancaria, la información relativa a sus contratos de reaseguro, la cual se presentará de manera independiente para los contratos de retrocesión.

Cuando se presenten cambios en las condiciones particulares o en la nómina de los contratos, así como cancelaciones, las entidades deberán informar a esta superintendencia acerca de tal situación, dentro del mes siguiente a la fecha de la notificación.

Las sociedades de reaseguro presentarán anualmente, con anterioridad al último día hábil del mes de enero de cada año, la información relativa a los contratos aceptados del exterior.

CAPÍTULO II

Cesiones y aceptaciones de reaseguros facultativos

ART. 8º—(Derogado).* Las entidades aseguradoras deberán informar a la Superintendencia Bancaria dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a su designación y, en todo caso, anualmente, en la misma fecha que señala el inciso primero del artículo anterior, el nombre, identificación y cargo de los funcionarios facultados para actuar a nombre de la compañía en las cesiones y aceptaciones de reaseguros facultativos, determinando en cada caso la extensión de las facultades asignadas y la cuantía máxima que por riesgo puede comprometer.

*(Nota: Derogado por la Resolución 717 de 2000 de la Superintendencia Bancaria de Colombia).

ART. 9º—Las entidades aseguradoras deberán adoptar mecanismos de control secuencial de las cesiones y aceptaciones de reaseguro facultativo que permitan a las partes contar con elementos que brinden certeza sobre los convenios. Los mecanismos que se adopten deberán informarse a la Superintendencia Bancaria dentro de los seis (6) meses siguientes a la iniciación de la vigencia de esta resolución.

ART. 10.—(Derogado).* La Superintendencia Bancaria podrá publicar trimestralmente en el boletín del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, capítulo Superintendencia Bancaria, la nueva designación de los funcionarios facultados que, conforme a los términos del artículo anterior, se informe a esta entidad.

PAR.—Respecto de los funcionarios facultados designados, la información de que trata el presente artículo deberá remitirse a la Superintendencia Bancaria a más tardar el 1º de enero de 1994.

*(Nota: Derogado por la Resolución 717 de 2000 de la Superintendencia Bancaria de Colombia).

CAPÍTULO III

Prácticas inseguras

ART. 11.—Para los efectos del artículo 325 numeral 3º ordinal 19 del estatuto orgánico del sistema financiero, se considera como práctica insegura y, por lo tanto, no autorizada la expedición de pólizas de seguro respecto de las cuales la sociedad no haya logrado obtener, mediante el empleo de contratos de reaseguro, colocación en firme del respectivo riesgo.

También constituye práctica insegura, para los efectos anotados, la cesión o aceptación de riesgos en reaseguro facultativo, por funcionarios distintos de aquellos a que se refiere la misma disposición, con prescindencia de los mecanismos de que trata el artículo 9º, sin perjuicio de las facultades propias del representante legal o de la delegación expresa que éste haga para un negocio específico.

ART. 12.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación en el boletín del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, capítulo Superintendencia Bancaria y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 7 de septiembre de 1993.

_________________________