RESOLUCIÓN 299 DE 2002 

(Marzo 15)

“Por la cual se delegan unas funciones y se dictan otras disposiciones”.

*(Nota: Aclarado por la Resolución 302 de 2002 artículo 1º del MInisterio de Salud).

El Ministro de Salud,

en ejercicio de sus atribuciones legales y reglamentarias, en especial las conferidas, en los artículos 12 de la Ley 80 de 1993, 37 del Decreto-Ley 2150 de 1995, 110 y 47 de los decretos 111 y 1283 de 1996, 9º de la Ley 489 de 1998 y Decreto 1152 de 1999, y

CONSIDERANDO:

Que mediante el artículo 211 de la Constitución Política fue estructurada la potestad supralegal con que cuentan las autoridades administrativas para ser ejercida con sujeción a la ley. Delegación que de acuerdo con el referido precepto constitucional exime de responsabilidad al delegante, la cual corresponderá exclusivamente al delegatario;

Que de conformidad con el artículo 9º de la Ley 489 de 1998, las autoridades administrativas en virtud de lo dispuesto en la Carta Política y de conformidad con dicha ley podrán, mediante acto de delegación, transferir el ejercicio de funciones a sus colaboradores. Así mismo, sin perjuicio de las delegaciones previstas en leyes orgánicas, en todo caso, los ministros podrán delegar la atención y decisión de los asuntos a ellos confiados por la ley y los actos orgánicos respectivos, en los empleados públicos de los niveles directivo y asesor vinculados al organismo correspondiente, con el propósito de dar desarrollo a los principios de la función administrativa enunciados en el artículo 209 de la Constitución Política y en la ley en cita;

Que de acuerdo con los artículos 12 de la Ley 80 de 1993 y 37 del Decreto 2150 de 1995, en desarrollo del principio de desconcentración de funciones públicas, los jefes y representantes legales de las entidades estatales cuentan con facultad para delegar total o parcialmente la competencia para la realización de licitaciones o concursos o para la celebración de contratos, sin consideración a la naturaleza o cuantía de los mismos en los servidores públicos que desempeñen cargos del nivel directivo o ejecutivo o en sus equivalentes;

Que de conformidad con lo estipulado en el artículo 47 del Decreto 1283 de 1996, la capacidad de contratar y comprometer recursos sobre las apropiaciones del Fosyga, están a cargo del Ministro de Salud quien las puede delegar en los términos de la ley orgánica de presupuesto;

Que el Decreto 111 de 1996 dispone en su artículo 110 que, los órganos que son una sección en el presupuesto general de la Nación, tendrán la capacidad de contratar y comprometer a nombre de la persona jurídica de la cual hagan parte, y ordenar el gasto en desarrollo de las apropiaciones incorporadas en la respectiva sección lo que constituye la autonomía presupuestal a que se refiere la Constitución Política y la ley. Estas facultades estarán en cabeza del jefe de cada órgano quien podrá delegarlas en funcionarios del nivel directivo o quien haga sus veces y serán ejercidas teniendo en cuenta las normas consagradas en el estatuto general de contratación de la administración pública y en las disposiciones legales vigentes;

Que el Decreto 1152 de junio 29 de 1999 por el cual se reestructura el Ministerio de Salud como organismo de dirección de sistema de seguridad social en salud, en el parágrafo 2º del artículo 19 establece que el Ministro de Salud será el ordenador del gasto del fondo, para lo cual contará con la asesoría del consejo de administración;

Que con el fin de descongestionar el despacho del ministro de algunas funciones que se pueden delegar y comprometer a otras dependencias en el logro de los objetivos institucionales, lograr la eficiencia y facilitar los procesos al interior del ministerio, este despacho,

RESUELVE:

ART. 1º.—Delegar en el secretario general del Ministerio de Salud la competencia para la ordenación del gasto, y para la realización de licitaciones o concursos o para la celebración de contratos que deba celebrar el ministerio para el cumplimiento de sus funciones, sin consideración a su naturaleza u objeto, y hasta por la cuantía máxima de mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

ART. 2º—Delegar en el director general de financiamiento y gestión financiera del Ministerio de Salud, la competencia para la ordenación del gasto y para la realización de licitaciones o concursos o para la celebración de contratos que deba celebrar el ministerio, sin consideración a su naturaleza, objeto o cuantía, con cargo a los recursos del Fondo de Solidaridad y Garantía, Fosyga.

ART. 3º—Los anteriores delegatarios en desarrollo de la presente delegación deberán adelantar todos los trámites relacionados con la actividad contractual, entre los que se encuentran: Solicitar las disponibilidades presupuestales, efectuar la adjudicación, celebración, adición, prórroga, modificación, suspensión, terminación, liquidación de contratos, reconocer gastos, ordenar pagos y demás actos inherentes a la actividad contractual, exceptuando el estudio e imposición de multas, incumplimiento, caducidad, terminación unilateral, etc.

ART. 4º—Delegar en el director del Fondo Nacional de Estupefacientes la ordenación del gasto hasta por la cuantía máxima de quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes, exclusivamente para los asuntos que tengan relación directa con la administración del Fondo Nacional de Estupefacientes y el funcionamiento operativo del mismo.

ART. 5º—Delegar en el director general de salud pública del Ministerio de Salud la ordenación del gasto en cuantía que exceda de quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes y hasta mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes, exclusivamente para los asuntos que tengan relación directa con la administración del Fondo Nacional de Estupefacientes y el funcionamiento operativo del mismo.

ART. 6º—Delegar en el jefe de la oficina jurídica y de apoyo legislativo y en el coordinador del grupo de contratación del Ministerio de Salud la función de impartir aprobación a la garantía única, constituida para amparar el cumplimiento de todas y cada una de las obligaciones que surjan a cargo de los contratistas frente al Ministerio de Salud por razón de la celebración, ejecución y liquidación de los contratos, sin consideración a su naturaleza y de los cuales conozca cada uno, de conformidad con la cuantía en que son competentes.

ART. 7º—Para el ejercicio de las competencias que mediante el presente acto administrativo se delegan en materia contractual, el delegatario, sin excepción de ninguna naturaleza, debe sujetarse en su totalidad tanto a lo dispuesto en la Ley 80 de 1993 y sus decretos reglamentarios y a las demás disposiciones que las modifiquen o adicionen, y a las que expida el Ministerio de Salud para el logro del objeto que orienta el estatuto general de contratación de la administración pública y de los principios que lo rigen, a lo establecido en la Resolución 1973 de 2001 emanada del Ministro de Salud, y a las normas que sobre restricción del gasto público expida el Gobierno Nacional; así como a las previsiones de la Ley 598 de 2000, la Resolución 5296 de 2001, de la Contraloría General de la República y demás parámetros en materia contractual establecidos por dicho órgano de control y demás autoridades competentes.

ART. 8º—Previo al inicio de toda actividad contractual al interior del ministerio, incluida la de los programas de crédito externo, la necesidad de la adquisición de bienes o servicios debe ser debidamente sustentada ante el ordenador del gasto con el respectivo estudio o sustento técnico, que determine su viabilidad y necesidad.

PAR.—Para el caso específico de los programas de crédito externo del ministerio, la sustentación de que trata el presente artículo debe ser presentada para la aprobación del Ministro de Salud por el director del programa, con el visto bueno del viceministro.

ART. 9º—Sin perjuicio de las funciones que desempeñan los interventores en los respectivos contratos, los directores de los programas de crédito externo del ministerio deben realizar de manera permanente, continua e integral el seguimiento, supervisión y control a los productos o servicios contratados con destino a estos programas, y para efecto de los pagos pactados contractualmente rendirán los correspondientes informes y darán su visto bueno a las cuentas de cobro presentadas por los contratistas.

ART. 10.—La oficina de gestión y control interno del Ministerio de Salud, sin perjuicio del ejercicio del control previo administrativo de la actividad contractual atribuido mediante artículo 65 de la Ley 80 de 1993, deberá coadyuvar y adelantar acciones que garantice a la organización y funcionamiento eficiente del sistema de control interno, con el fin de que en el proceso contractual se cuente con mecanismo eficaces de verificación, control y evaluación, y rendirá al ministro informes trimestrales de control de gestión sobre la actividad contractual, en especial la que por esta resolución se delega, que contendrán las conclusiones y recomendaciones, y aplicará las medidas para prevenir los riesgos, detectar y corregir las desviaciones que se presenten en la entidad y que puedan afectar el logro de los cometidos estatales, y contribuirá en el ejercicio del control de legalidad, de gestión y de resultados.

Para este fin, la dirección general de financiamiento y gestión financiera, el Fondo Nacional de Estupefacientes, los programas de crédito externo del ministerio y la oficina jurídica y de apoyo legislativo remitirán a la secretaría general dentro de los ocho (8) primeros días de cada mes la información sobre la actividad contractual realizada en el ministerio durante el mes inmediatamente anterior, quien la consolidará y la remitirá a la oficina de gestión y control interno, indicando: Clase de contratación, naturaleza, nombre del contratista, objeto, plazo, valor del contrato, término de ejecución, prórrogas, adiciones, modificaciones y suspensiones si las hubiere.

PAR.—Las dependencias a quienes se les haya delegado la ordenación del gasto, rendirán adicionalmente, con la misma periodicidad un informe del gasto ordenado, para efectos de la evaluación y análisis por parte de la oficina de control interno, en ejercicio de sus atribuciones.

ART. 11.—Delegar en el secretario general la ordenación del gasto sin límite de cuantía, en los siguientes asuntos de carácter no contractual:

1. Posesionar a los servidores públicos del Ministerio de Salud para todos los cargos, con excepción de directores generales y jefes de oficina, sin perjuicio de lo dispuesto en el parágrafo primero del artículo 2º de la Resolución 685 de 2000.

2. Expedir los actos administrativos referentes a las siguientes novedades de personal.

a) Licencia no remunerada;

b) Licencia por enfermedad

c) Licencias por maternidad;

d) Autorización de vacaciones;

e) Indemnización de vacaciones a ex funcionarios;

f) Reconocimiento de horas extras y compensatorios a funcionarios;

g) Reconocimientos salariales y prestacionales a ex funcionarios;

h) Reconocimiento de auxilios funerarios;

i) Reconocimiento de las prestaciones sociales a que tengan derecho los beneficiarios de un funcionario fallecido.

3. Efectuar la distribución y traslado de los funcionarios que conforman la planta global del ministerio, teniendo en cuenta las necesidades reales para su normal funcionamiento.

ART. 12.—Delegar en el director del Fondo Nacional de Estupefacientes la ordenación del gasto, sin límite de cuantía, en asuntos que tengan relación directa con la administración del Fondo Nacional de Estupefacientes y con los actos administrativos referentes a las siguientes novedades de personal.

1. Licencia no remunerada.

2. Licencia por enfermedad.

3. Licencias por maternidad.

4. Autorización de vacaciones.

5. Indemnización de vacaciones a ex funcionarios.

6. Reconocimiento de horas extras y compensatorios a funcionarios.

7. Reconocimientos salariales y prestacionales a ex funcionarios.

8. Reconocimiento de auxilios funerarios.

9. Reconocimiento de las prestaciones sociales a que tengan derecho los beneficiarios de un funcionario fallecido.

ART. 13.—Los pliegos de condiciones o términos de referencia y los contratos, convenios, órdenes de servicios y demás actos de naturaleza contractual, cualquiera que sea su denominación; así como los actos administrativos expedidos tanto por el Ministro de Salud, como por el secretario general, el director general de financiamiento y gestión financiera, el director del Fondo Nacional de Estupefacientes y el director general de salud pública, en virtud de las funciones que se delegan en el presente acto administrativo, deberán ser sometidos a la revisión, estudio y visto bueno de la oficina jurídica y de apoyo legislativo de este ministerio.

PAR.—El trámite ante la oficina jurídica y de apoyo legislativo previsto en el presente artículo no excluye en ningún momento el estudio y evaluación a que debe ser sometida la actividad contractual de este ministerio en los términos de la Resolución 1973 de diciembre 4 de 2001.

ART. 14.—La delegación conferida mediante la presente resolución no podrá ser subdelegada; en consecuencia será ejercida directamente por el funcionario delegado, con arreglo a los principios de trasparencia, economía y responsabilidad y con estricta observancia de las disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias.

ART. 15.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las resoluciones 883 y 2269 de 2000 y demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 15 de marzo de 2002.

_________________