RESOLUCIÓN 3 DE 2001 

(Febrero 7)

“Por la cual se autoriza la apertura de una línea de redescuento de créditos para vivienda de interés social rural, se establecen sus características y condiciones”.

La Comisión Nacional de Crédito Agropecuario,

en ejercicio de las facultades que le confieren la Ley 16 de 1990, el artículo 13 de la Ley 101 de 1993, el artículo 32 de la Ley 546 de 1999, el Decreto 145 de 2000 y el Decreto 1133 de 2000,

RESUELVE:

ART. 1º—Autorizar al Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, la apertura de una línea de redescuento de créditos que otorguen los intermediarios financieros con destino a la financiación de la construcción, adquisición y mejoramiento de vivienda de interés social rural y para la construcción de obras de infraestructura de agua potable, saneamiento básico e infraestructura de servicios sociales de educación y salud, de conformidad con el artículo 11 del Decreto 1133 de 2000.

PAR. 1º—Se entiende por vivienda de interés social rural la definida en el artículo 3º del Decreto 1133 de 2000, cuya ejecución proceda de acuerdo con lo señalado en el artículo 2º del mismo decreto.

PAR. 2º—Con cargo a la línea, Finagro podrá redescontar operaciones de crédito hasta tanto el valor acumulado de dicha cartera bruta sea equivalente al veinte por ciento (20%) del saldo de sus pasivos, derivados éstos de la suscripción obligatoria de títulos por las entidades financieras.

ART. 2º—Las condiciones de los créditos de la línea serán:

a) Beneficiarios. Las personas naturales o jurídicas de régimen público o privado que adelanten programas de vivienda de interés social rural, conforme con la ley y su reglamento, siempre y cuando las soluciones de vivienda cumplan lo definido en el artículo 2º del Decreto 1133 de 2000.

Las entidades territoriales o entes que actúen en su nombre, en lo concerniente a la financiación de aportes complementarios al subsidio de vivienda de interés social rural, según lo dispuesto en el artículo 11 del Decreto 1133 de 2000 y con referencia a:

• Terrenos cuya adquisición se haga a terceros.

• Gastos de preinversión y diseños.

• Construcción de infraestructura de servicios públicos domiciliarios.

Así mismo, las personas naturales que soliciten y se les aprueben créditos para vivienda de interés social rural, de acuerdo con lo definido en el inciso segundo del artículo 30 del Decreto 1133 mencionado.

b) Monto del crédito. Para créditos a personas naturales “usuarios finales” de las viviendas, hasta el 80% del valor del inmueble, según se define en el Decreto 145 de 2000, considerando en dicha porción, si lo hubiere, el valor correspondiente al subsidio familiar para vivienda de interés social rural, cuyo pago definitivo se abonará al crédito otorgado por el intermediario financiero y por éste a Finagro en proporción al margen de redescuento.

Para los demás casos, el porcentaje máximo de financiación será setenta por ciento (70%) del valor de los proyectos o programas.

c) Desembolso del crédito. A juicio del establecimiento de crédito y de acuerdo con el beneficiario, el desembolso podrá hacerse por instalamentos, según el avance de las obras y la aplicación de los recursos propios comprometidos para el correspondiente proyecto o programa.

d) Plazo. El plazo para créditos individuales será mínimo de cinco (5) años y máximo de treinta (30) incluidas las extensiones por refinanciaciones.

Para constructores el plazo máximo no podrá extenderse más de un (1) año a la fecha planeada de terminación del programa de vivienda de interés social rural, establecida al momento de su aprobación e incluido en dicho lapso el período de comercialización y entrega de las viviendas a los usuarios finales.

Para los créditos a entidades territoriales o entes que actúen en su nombre, el plazo máximo será de diez (10) años.

e) Tasa de interés. La tasa anual máxima de interés remuneratoria, adicionada a la UVR correspondiente, será la vigente fijada por la Junta Directiva del Banco de la República.

f) Margen de redescuento. Hasta el 80% del valor del crédito desembolsado.

g) Tasa de redescuento. Será la tasa anual máxima de interés determinada conforme al punto e) anterior, disminuida en cuatro (4) puntos porcentuales anuales, cuando se trate de créditos a personas naturales usuarios finales de la vivienda de interés social rural. Para préstamos a entidades territoriales y constructores, la disminución será de tres (3) puntos porcentuales anuales.

h) Garantías. Sin perjuicio de las políticas que sobre garantías siguen los intermediarios financieros, los créditos individuales de vivienda que se otorguen a través de esta resolución demandarán la constitución de garantías hipotecarias sobre el bien financiado.

i) Seguros. Los inmuebles financiados deberán estar asegurados contra los riesgos de incendio y terremoto.

j) Amortización. Para la amortización de los créditos se aplicarán los sistemas aprobados e incorporados en la Circular Externa 68 de 2000 de la Superintendencia Bancaria, tanto en unidades de valor real, UVR, como en pesos.

PAR.—Los establecimientos de crédito que acudan al redescuento establecerán los correspondientes cronogramas de pago conforme con la ley, su reglamentación y a esta resolución, cuya estructura aplicará Finagro para sus operaciones de redescuento.

ART. 3º—Autorízase a Finagro para reglamentar y adoptar las medidas operativas necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en esta resolución.

ART. 4º—La presente resolución rige desde la fecha de su publicación.

Dada en Bogotá, D.C., a 7 de febrero de 2001.

______________________________________