Procuraduría General de la Nación

RESOLUCIÓN 308 DE 2012 

(Septiembre 19)

“Por medio de la cual se da cumplimiento al fallo de tutela de 10 de agosto de 2012 proferido por la Corte Constitucional”.

El Procurador General de la Nación,

en ejercicio de las facultades constitucionales y legales, en especial de las señaladas en el numeral 1º del artículo 277 de la Constitución Política de Colombia y el numeral 26 del artículo 7º del Decreto-Ley 262 de 2000, y

CONSIDERANDO:

Que el numeral 1º del artículo 277 de la Constitución Política de Colombia establece que es función del Procurador General de la Nación “Vigilar el cumplimiento de la Constitución, las leyes, las decisiones judiciales y los actos administrativos”;

Que los numerales 2º y 7º del artículo 277 de la Constitución Política de Colombia establecen que es función del Procurador General de la Nación proteger los Derechos Humanos y propender por las garantías fundamentales;

Que el Decreto-Ley 262 de 2000 dispone en el artículo 7º, numeral 26, que es función del Procurador General de la Nación “Revocar de oficio sus propios actos”;

Que la Corte Constitucional, mediante la Sentencia de tutela T-627 de 10 de agosto de 2012 (Exp. T-3331.859), dispuso, en su numeral 6º de la parte resolutiva, lo siguiente:

“Ordenar al Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, modificar, en las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de la presente sentencia, los considerandos de la Circular 29 de 2010 para (i) eliminar aquel de acuerdo con el cual “como consecuencia de dicha decisión de suspensión provisional y entre tanto el Consejo de Estado no resuelva de fondo la constitucionalidad del Decreto 4444 de 2006, ninguna autoridad judicial o administrativa puede restringir el derecho constitucional a la objeción de conciencia (C.P., art. 18) cuando este se invoque en oposición a la práctica de un aborto, el cual deberá protegerse (...)” y (ii) reemplazarlo por uno en el que se describan claramente los límites que la jurisprudencia constitucional ha fijado para la objeción de conciencia a la IVE, tal y como fueron resumidos en el numeral 82 de la parte motiva de la presente sentencia. En el mismo término, se deberán comunicar las modificaciones de la circular a sus destinatarios”;

Que la Corte Constitucional, mediante la Sentencia de tutela T-627 de 10 de agosto de 2012 (Exp. T-3.331.859), dispuso, en su numeral 7º de la parte resolutiva, lo siguiente:

“Ordenar al Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, eliminar del numeral 8º de la primera directriz de la circular 21 de 2011 toda referencia al derecho de las instituciones a objetar (sic) conciencia o la posibilidad de su ejercicio colectivo, en lo que toca con la IVE, en las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de la presente sentencia. En el mismo término, se deberán comunicar las modificaciones de la circular a sus destinatarios;

Que como fundamento de las anteriores órdenes, la Corte Constitucional consideró, en primer lugar, que no hubo violación de derechos fundamentales de las tutelantes con la expedición de las circulares 29 de 2010 y 21 de 2011, proferidas por el Procurador General de la Nación. Sin embargo, y en segundo lugar, dicha corporación entendió que las circulares estaban “amenazando los derechos de las peticionarias —y de las demás mujeres colombianas— a la IVE y a la información en materia reproductiva, debido a que contradicen manifiestamente la jurisprudencia constitucional reiterada sobre objeción de conciencia a la IVE (...)(1);

Que, comoquiera que la amenaza de lo que la Corte Constitucional denomina “(derechos a la IVE y a la información en materia reproductiva” está, a su juicio, en algunas motivaciones de la Circular 29 de 2010, se considera que, para mayor garantía del cumplimiento de la orden proferida por la Corte Constitucional, se revocará en su integridad dicha circular, dejando a salvo la interpretación jurisprudencial de dicha corporación al respecto;

Que, como también dicha amenaza la estima la Corte Constitucional en lo señalado en el numeral 8º de la primera directriz de la Circular 21 de 2011, que cumple las órdenes tercera y cuarta de la Sentencia T-388 de 2009, se eliminará dicho numeral, por lo que se entiende vigente el restante contenido de esta circular;

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Acatar la Sentencia de tutela T-627 de 10 de agosto de 2012 (Exp. T-3.331.859), proferida la Corte Constitucional, en atención a las consideraciones expuestas en la parte motiva de la presente resolución.

ART. 2º—Revocar en su integridad y dejar sin ningún efecto la Circular 29 de 2010, en atención a las consideraciones expuestas en la parte motiva de la presente resolución.

ART. 3º—Revocar y dejar sin ningún efecto el numeral 8º de la primera directriz de la Circular 21 de 2011, en atención a las consideraciones expuestas en la parte motiva de la presente resolución.

ART. 4º—Publicar la presente resolución en la página web de la entidad.

ART. 5º—A través de la secretaría general de la Procuraduría General de la Nación, comunicar la presente resolución a los destinatarios de las circulares 29 de 2010 y 21 de 2011.

ART. 6º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 19 de septiembre de 2012.

(1) Considerando 82 de la página 203 del fallo de tutela del 10 de agosto de 2012.