RESOLUCIÓN 3084 DE 1991 

(Noviembre 1º)

“Por la cual se reglamenta el Decreto 2148, publicado el 17 de septiembre de 1991, sobre admisión con franquicia para diplomáticos y funcionarios de organismos internacionales, embajadas y sedes”.

El Director General de Aduanas,

en uso de las facultades conferidas por el artículo 3° del Decreto 2649 de 1988,

RESUELVE:

ART. 1º—La declaración de admisión con franquicia (DAF) de derechos de importación e impuesto a las ventas, se utilizará para que los diplomáticos extranjeros acreditados en el país, los colombianos que regresen después de haber desempeñado un cargo permanente en el extranjero y los funcionarios de organismos internacionales a los cuales el país esté adherido o forme parte, puedan tramitar el despacho de sus menajes y equipajes acompañados o no. Para el diligenciamiento de esta declaración deberá tenerse en cuenta las instrucciones señaladas en el anexo único de esta resolución.

Igualmente, mediante la declaración de admisión con franquicia, podrán despacharse los vehículos para las embajadas y sedes de los organismos internacionales y los que traigan los beneficiarios señalados en el inciso anterior excepto los colombianos que regresan del cumplimiento de una misión diplomática, quienes deberán utilizar el formulario de declaración normal para el consumo.

Los beneficiarios acompañarán a la declaración de despacho que presenten, la factura comercial o proforma, el conocimiento de embarque o los documentos que hagan sus veces; y en ningún caso se exigirá la presentación de registro o licencia de importación.

ART. 2º—La declaración de admisión con franquicia será diligenciada por el beneficiario y deberá obtener la conformidad de su embajada u organismo al que pertenece para poder llevarla a la dirección general del protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde se le certificará el monto de la cuota disponible, conforme al control que mantendrá dicho ministerio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores deberá certificar el tiempo servido en el exterior por los funcionarios del Ministerio de Defensa, de la Contraloría General de la República o de cualquier otro ministerio u organismo oficial, que salgan del país en comisión permanente.

Cuando se trate de la importación de vehículo el Ministerio de Relaciones Exteriores certificará también el monto de la cuota a la que tiene derecho.

ART. 3º—Con el visado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el beneficiario o su representante o bien, el intermediario aduanero, presentará la declaración de admisión con franquicia ante la división operativa de la aduana bajo cuya jurisdicción se encuentra la mercancía, para su comprobación, aceptación y reconocimiento externo de los bultos declarados.

ART. 4º—El número de aceptación de la declaración de admisión con franquicia corresponderá al que señale el consecutivo de las declaraciones de despacho a consumo.

Cuando, con anterioridad a la declaración de admisión con franquicia, se haya solicitado otro régimen de despacho como una importación temporal, un tránsito al interior, un depósito de aduanas, etc., en la casilla correspondiente se señalará el número de la declaración de despacho y su fecha, para que sirva de inicio al cómputo de permanencia de las mercancías en el país.

ART. 5º—El aforador asignado sólo constatará el número de bultos y hará reconocimiento externo de ellos para estimar si existe correspondencia con lo declarado.

Si a partir del reconocimiento externo el aforador comprueba que (sic) hay correspondencia con lo declarado, deberá comunicarlo al jefe de la división de aforo quien podrá decidir el reconocimiento interno de la mercancía en presencia del beneficiario o su representante.

La valoración que haga en la declaración de admisión con franquicia el aforador de la aduana, bajo cuya jurisdicción se encuentra la mercancía, tendrá como base la declaración del beneficiario. Sin embargo, los automóviles serán valorados con base en la factura adjunta o en las listas de precios que expida la división de valoración de la Dirección General de Aduanas según corresponda.

ART. 6º—Cuando en la aduana, bajo cuya jurisdicción se encuentra la mercancía, el beneficiario presente una solicitud de liquidación para obtener la libre disposición, se considerará el valor establecido en la DAF, con las rebajas que correspondan al uso o deterioro del vehículo.

La base imponible se calculará en dólares de los Estados Unidos de América y la liquidación resultante se convertirá en pesos colombianos al tipo de cambio vigente en el día en que se acepte la solicitud mencionada.

En todo caso, para el cálculo de los meses de uso se debe tener en cuenta la fecha de la aceptación de la primera declaración de despacho que se haya presentado a la aduana y la fecha de aceptación de la solicitud de liquidación de pago de derechos.

Realizado el reconocimiento, señalará en la casilla respectiva “reconocido externo conforme” firmará la declaración y notificará al interesado para que éste pueda retirarlo de inmediato; y si no estuviese presente el interesado, lo enviará a liquidación para su notificación posterior. Lo mismo ocurrirá cuando se hubiere realizado un reconocimiento interior de los bultos.

Normas generales

ART. 7º—Los beneficiarios colombianos deberán desempeñarse en el cargo por un plazo mínimo de seis meses y los extranjeros por un año para acceder a las franquicias del decreto.

ART. 8º—Los beneficiarios que al 17 de septiembre de 1991 contaren con registro de importación aprobado, podrán utilizar indistintamente la declaración de despacho normal para el consumo o la declaración de admisión con franquicia, ante la administración de aduanas bajo cuya jurisdicción se encuentre la mercancía.

ART. 9º—Las cuotas de instalación y anual se aplicarán a los beneficiarios que se encuentren en el país y estén acreditados ante el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los artículos de consumo que pueden traer las misiones beneficiarias corresponden a los utilizados en las oficinas y se excluyen de ellos los licores y comestibles.

Los montos de las cuotas que puedan utilizar los embajadores jefes de misión diplomática sólo serán reconocidas por el Ministerio de Relaciones Exteriores, cuando los mencionados beneficiarios hayan presentado o presenten las credenciales correspondientes.

(Nota: Modificado por laResolución 2924 de 1997 artículo 1 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) 

ART. 10.—Se considerará que la fecha de acreditación del beneficiario extranjero en el país, cuando no se haya utilizado el derecho para importar las mercancías que permite la cuota de instalación, se contará a partir de la vigencia del Decreto 2148 de 1991.

Para el reconocimiento de este beneficio, el interesado deberá presentar a la aduana un certificado del Ministerio de Relaciones Exteriores donde conste no haber utilizado anteriormente este derecho.

ART. 11.—Los beneficiarios colombianos que tuviesen una declaración de despacho aceptada pero cuyo plazo de notificación de la liquidación oficial no hubiere vencido, podrán solicitar la aplicación de las normas más favorables que establece el Decreto 2148 de 1991, en cuanto a las rebajas o la libre disposición, mediante un recurso normal o una revocatoria directa.

ART. 12.—Quienes tengan sus mercancías en algún régimen suspensivo, de almacenamiento, zona franca u otro, podrán acogerse a las ventajas de este decreto siempre que dichas mercancías hayan llegado al país dentro de los seis (6) meses de haber puesto fin a la misión permanente en el extranjero. Sobre el particular el Ministerio de Relaciones Exteriores deberá certificar la fecha de término de la misión respectiva.

ART. 13.—La reposición de los vehículos que soliciten los beneficiarios no podrá sobrepasar los montos inicialmente autorizados menos el monto de la cuota anual.

ART. 14.—Los beneficiarios que hubiesen pagado las veinticuatroavas partes correspondientes al tiempo no cumplido para que se produzca la libre disposición, no podrán despachar a consumo un nuevo vehículo hasta que se hubiese cumplido totalmente el plazo correspondiente de dos (2) años.

ART. 15.—El traspaso a cualquier título de la propiedad o uso del vehículo, sin que se cumplan los requisitos establecidos para quedar en libre circulación, conllevará la aplicación del artículo 28 del Decreto 051 de 1987 por la contravención penal aduanera, transmutada a partir del 1° de noviembre de 1991 por infracciones especiales en el literal b), numeral 1° del artículo 1° del Decreto 1750 de 1991. Lo anterior no obsta para que el administrador de aduana ordene la presentación de la declaración de despacho para consumo de oficio por el incumplimiento al régimen aduanero.

ART. 16.—Compras en zonas francas o empresas ensambladoras. Las fechas de las facturas emitidas por ventas de vehículos que se adquieran en las zonas francas o en las empresas ensambladoras de acuerdo con el artículo 17 de esta resolución se tomarán como fecha de llegada del vehículo al país.

Los derechos de importación que correspondan a los insumos extranjeros utilizados en el ensamblaje del vehículo serán rebajados en un veinticinco por ciento (25%) por cada semestre de servicio en el exterior, conforme a la certificación que obtenga del Ministerio de Relaciones Exteriores.

ART. 17.—Los menajes y equipajes que traigan los beneficiarios del Decreto 2148 de 1991, ingresarán exentos de los derechos de importación e impuesto sobre las ventas. Dentro de las mercancías que forman parte del menaje, pueden venir sin que importe su origen o procedencia, aquellos bienes nuevos que por razones técnicas o económicas el beneficiario decida incluir.

Si declaran en el equipaje mercancías que correspondan al menaje, éstas se identificarán, registrarán y entregarán provisionalmente mientras se efectúa su despacho posterior como parte de la cuota que le corresponda.

La aduana de ingreso del equipaje, después de dos (2) meses sin que el beneficiario haya presentado la declaración de admisión con franquicia (DAF) correspondiente, comunicará el hecho a la dirección general del protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores para la contabilidad de la cuota pertinente y requerimiento para el trámite del despacho.

ART. 18.—Los equipajes de los beneficiarios del Decreto 2148 de 1991 y diplomáticos en tránsito, no serán revisados, cuando se presenten a la aduana, a menos que exista una denuncia.

ART. 19.—Para dar cumplimiento a lo indicado en el artículo 11 del Decreto 2148 de 1991, el procedimiento a seguir será el siguiente:

a) Cuando la compra del vehículo se haya efectuado bajo pedido, la declaración de admisión con franquicia (DAF), deberá ser presentada directamente por el beneficiario. En este caso, la empresa ensambladora no tendrá que presentar declaración de despacho para consumo por el vehículo vendido y con la presentación de la factura de venta más una copia de la DAF totalmente tramitada, se entenderá concluida la operación de despacho. Esta declaración deberá complementar el registro donde se anotan los vehículos ensamblados que se despachan a consumo, y

b) Cuando el beneficiario adquiera el vehículo de los concesionarios legalmente establecidos en el país a un precio que contemple el valor de los derechos e impuestos pagados por él en el momento en que fue despachado a consumo, podrá recuperarlos, mediante solicitud directa al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

ART. 20.—El diligenciamiento y destino de los ejemplares del formulario de declaración de admisión con franquicia (DAF), código OYM.IMP. 91015, se hará en la forma establecida en el anexo único de esta resolución.

ART. 21.—Esta resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 1º de noviembre de 1991.

NOTA: El interesado en conseguir el formulario de instrucciones para diligenciar la declaración de admisión con franquicia puede dirigirse directamente a la Dirección General de Aduanas.