Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras

RESOLUCIÓN 3097 DE 2010 

(Julio 27)

“Por la cual se aprueban los lineamientos técnico administrativos de la modalidad materno infantil”.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de las facultades legales y estatutarias establecidas en el artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso 2º del artículo 2º del Decreto 117 de 2010 y la Ley 1098 de 2006 —Código de la Infancia y la Adolescencia— y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 12 del Decreto 2388 de 1979, reglamentario de la Ley 7ª de 1979, las actividades que realicen las entidades del sistema nacional de bienestar familiar con el fin de prestar el servicio público de bienestar familiar, deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos dictados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras.

Que de acuerdo con el Decreto 117 del 21 de enero de 2010, la subdirección de nutrición es la dependencia encargada de definir los lineamientos y estándares técnicos de ejecución de los programas y proyectos relacionados con el tipo de atención en el que son expertos, para cada una de las subdirecciones que conforman la dirección de prevención.

Que la Ley 1098 de 2006 —Código de la Infancia y la Adolescencia— establece en su artículo 11 que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, como ente coordinador del sistema nacional de bienestar familiar, mantendrá todas las funciones que hoy tiene (L. 75/68 y L. 7ª/79) y definirá los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir para garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes y para asegurar su restablecimiento. Así mismo, coadyuvará a los entes nacionales, departamentales, distritales y municipales en la ejecución de sus políticas públicas, sin perjuicio de las competencias y funciones constitucionales y legales propias de cada una de ellas.

Que de acuerdo con el Decreto 117 del 21 de enero de 2010, la subdirección de nutrición debe coordinar el desarrollo y operación de los programas y proyectos de recuperación nutricional y materno infantil, a nivel nacional.

Que para el desarrollo de las funciones asignadas al ICBF como entidad prestadora del servicio público de bienestar familiar y como entidad coordinadora del sistema nacional de bienestar familiar, es necesario dar orientaciones para el funcionamiento de la modalidad materno infantil.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Aprobar los lineamientos técnico administrativos de la modalidad materno infantil, los cuales hacen parte integral de la presente resolución en ochenta y seis (86) folios.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)

ART. 2º—Los lineamientos aprobados por el artículo 1º de la presente resolución, son de obligatorio cumplimiento para las áreas, entidades y servidores públicos que prestan el servicio público de bienestar familiar.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)

ART. 3º—Los directores regionales, coordinadores de grupos y coordinadores de centros zonales, serán responsables de la aplicación de los lineamientos técnico administrativos de la modalidad materno infantil aquí aprobados.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 27 de julio de 2010.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)

Lineamientos técnico administrativos de la modalidad materno infantil

Julio 2010

Directora General

Elvira Forero Hernández

Secretaria general

Rosa María Navarro Ordóñez

Directora de prevención

Martha Liliana Huertas Moreno

Subdirectora de nutrición (E)

Gloria Alicia Nova Espitia

Equipo responsable ICBF

Dirección logística y de abastecimiento

Angie Julieth Santamaría García

Subdirección de nutrición

María Patricia Escolar Mahecha

Zandra Consuelo Estupiñán Corredor

Elisa María Cadena Gaona

Ana Teresa Vásquez Mora

Subdirección de familia

Blanca Jackeline Mejia Aparicio

Equipo Técnico Nacional Asuntos Étnicos

Fabian André Daccarett Delgado

Oficina de aseguramiento a la calidad

Marco Antonio Fernández Pérez

Agradecimientos

Al equipo de nutricionistas dietistas de las regionales y centros zonales de Antioquia, Bogotá, Caquetá, Cundinamarca, Guajira y Tolima, que participaron en la validación de los lineamientos técnico administrativos de la modalidad materno infantil.

Tabla de contenido

I. Introducción

II. Antecedentes

III. Marco legal

IV. Principios orientadores de la modalidad

CAPÍTULO I. Sistema de atención

1.1. Definición

1.2. Objetivo general

1.2.1. Objetivos específicos

1.3. Población objetivo

1.4. Criterios de focalización de la población

1.6. Actores y competencias

1.6.1. Sector salud

1.6.2. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

1.6.2.1. Sede nacional

1.6.2.2. Regionales

1.6.2.3. Centros zonales

1.6.3. Entidad territorial

1.6.4. Familia beneficiaria

1.7. Actividades a desarrollar con los beneficiarios

1.7.1. Sector salud

1.7.1.1. Mujeres gestantes y lactantes

1.7.1.2. Niños y niñas menores de 6 años de edad

1.7.2. Centros zonales Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

1.8. Ruta de atención de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad

CAPÍTULO II. Aspectos administrativos

2.1. Convenios interadministrativos de cooperación técnica

2.2. Suministro de bienestarina a la entidad territorial

2.2.1. Recepción, almacenamiento, suministro, inventario y custodia de la bienestarina

2.2.2. Preparación de bienestarina

2.3. Reportes

2.4. Responsables de la modalidad

CAPÍTULO III. Supervisión, seguimiento y asistencia técnica

Bibliografía

Anexo 1: Circular 018 del 10 de mayo de 2006

Anexo 2: Circular 004 del 26 de febrero de 2010

Anexo 3: Relación de los convenios de cooperación técnica realizados entre el ICBF y las entidades territoriales de salud, para la ejecución de la modalidad materno infantil en las regionales del ICBF

Anexo 4: Formato de entrega mensual de bienestarina y realización de actividades - modalidad materno infantil

Anexo 5: Instructivo formato de entrega mensual de bienestarina y realización de actividades

Modalidad materno infantil

Anexo 6: Formato de informes de los centros zonales modalidad materno infantil

Anexo 7: Formato de informes de las regionales

Modalidad materno infantil

Anexo 8: Guía sobre buenas prácticas de manipulación de alimentos en las bodegas y sitios de almacenamiento - ICBF 2006

Anexo 9: Memorando 33406 del 3 de julio de 2010

I. Introducción

Este documento presenta el lineamiento técnico para la atención de los niños y niñas menores de 6 años de edad, las mujeres gestantes y las madres en periodo de lactancia de las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM beneficiarios de la modalidad materno infantil. Tiene aplicación en los entes territoriales, las secretarías de salud municipales y distritales y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Brinda herramientas para el establecimiento de convenios de cooperación y la implementación de la modalidad, así como las competencias de cada uno de los actores y las actividades a desarrollar con los beneficiarios.

II. Antecedentes

Desde su creación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ha desarrollado acciones para proteger y apoyar a la primera infancia desde la concepción, buscando mejorar las condiciones de vida de los niños, las niñas y sus familias.

Con respecto a la población materno infantil, como se denominaba a las mujeres gestantes, las madres en periodo de lactancia y los niños y niñas menores de seis años de edad, la dirección de nutrición asumió las funciones que venía desempeñando el Instituto Nacional de Nutrición (INN) y en el ejercicio de estas se continuó dando preferencia al mejoramiento de la nutrición de los niños, las niñas, las mujeres en gestación y las madres en periodo de lactancia.

Desde la promulgación de la Ley 75 de 1968 se contempló que para conseguir una adecuada asistencia prenatal y el mejoramiento de la dieta alimentaria de la mujer en periodo de lactancia y del niño y la niña en edad preescolar, se requería un trabajo conjunto entre el ICBF, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación.

Los avances logrados por los programas de nutrición y alimentación desde la dirección de nutrición del ICBF (anterior Instituto Nacional de Nutrición), marcaron una etapa decisiva en la estructuración y desarrollo del plan nacional de alimentación y nutrición, PNAN, (1970), el cual se adelantó con recursos externos provenientes de la AID, Agencia Interamericana de Desarrollo y del Programa Mundial de Alimentos, PMA.

Como ya se tenía conocimiento de la multicausalidad de los problemas nutricionales y de la necesidad de integrar programas y actividades multisectoriales para combatirlos, el ICBF y el plan integrado de nutrición aplicado ,PINA, dieron comienzo al programa nacional de educación nutricional y complementación alimentaria, Pronenca.

Pronenca fue un programa nacional dirigido a los grupos de población más vulnerables a la desnutrición como son: niños, niñas lactantes, preescolares, escolares, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia, que contaban con ayuda alimentaria internacional; este programa era ejecutado por los ministerios de salud y educación. Posteriormente, en 1969, se creó en el ICBF la división de complementación alimentaria y servicios de alimentos, división encargada de planear, asesorar, coordinar y evaluar el desarrollo de este programa.

El reconocimiento de ventajas del programa para la población objetivo como la ampliación en la cobertura y los beneficios en educación y complementación alimentaria, permitieron que se incluyera la población materno infantil como un componente del plan nacional de salud.

A finales de los años sesenta se creó el plan nacional de alimentos para el desarrollo, Planalde, que tenía como fin lograr una amplia y efectiva utilización de la ayuda alimentaria externa como medio para impulsar los planes de desarrollo económico y social del país. Pronenca se constituyó en la fase de protección materno infantil y se continuó desarrollando en las instituciones locales de salud, en las escuelas y en las guarderías que en ese tiempo existían para la atención de los niños preescolares.

Desde comienzos de 1974, se reconoció que el problema nutricional no es solo un problema alimentario y de salud sino un problema socioeconómico ligado a los ingresos de la población y se criticó la ayuda externa considerándola como un paliativo. El desmonte de la ayuda externa con alimentos, el fuerte impulso al plan nacional de alimentación y nutrición, PAN, como programa bandera del plan de gobierno para “Cerrar la brecha” (1974-1978), favoreció la producción de la mezcla vegetal bienestarina, la cual se incluyó en las diferentes modalidades de atención que incluían complementación alimentaria. Como respuesta a este hecho, el ICBF creó una división especializada para darle soporte institucional.

Dentro del plan nacional de alimentación y nutrición, le correspondió al ICBF desarrollar los componentes educativos de los proyectos de nutrición, a través de la implementación de la metodología interpersonal no formal y el proceso de enseñanza aprendizaje, los cuales se introdujeron en el programa materno infantil.

Durante el periodo 1974-1978 se avanzó en la conceptualización y en la conformación del sistema nacional de bienestar familiar que ordenaba la coordinación interinstitucional. La experiencia había demostrado que la coordinación y responsabilidad de las agencias gubernamentales y el concurso de las organizaciones privadas era vital para cumplir con los objetivos que le habían fijado el instituto.

En 1987, el programa de gobierno nacional continuaba reconociendo que la situación nutricional de las mujeres en gestación, madres en periodo de lactancia y de los niños menores de cinco años era uno de los problemas sociales que más afectaba y, en consecuencia, era urgente e importante continuar atendiendo a este grupo de población. Fue así como el ICBF, a través del proyecto materno infantil, brindaba acciones de vigilancia epidemiológica y nutricional, de educación y de complementación alimentaria, acciones que eran adelantadas también por el sector salud, en zonas urbanas, rurales e indígenas.

A partir de 1988 se inició una disminución en la cobertura del proyecto materno infantil, tanto en la atención brindada por el ICBF como en la brindada por el sector salud. Coincidió esta disminución con la organización y montaje de los hogares comunitarios de bienestar (0-7 años) y hogares comunitarios de bienestar, FAMI, modalidades que iniciaron su funcionamiento a partir de diciembre de 1987.

En 1993 se estableció que el proyecto fuera ejecutado solo en el área rural e indígena a través de los centros zonales del ICBF, organismos de salud, centros de nutrición, hogares Infantiles y otras instituciones de carácter social (grupos asociativos voluntarios). Adicionalmente, se estableció que los usuarios del proyecto no podían estar incluidos en otros programas que incluyeran complementación alimentaria.

La drástica disminución en las coberturas entre 1993 y 1994 donde de 3.283 unidades se pasó a 1951 se debió a la orientación que se dio a las regionales para que cualificaran la atención a la población objetivo que venían siendo atendidos en el proyecto materno infantil, a través de la inclusión de los usuarios mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y los niños menores de 2 años de edad de las áreas urbanas y rurales concentradas en la modalidad familia mujer e infancia, FAMI. Así mismo, se orientó para que en los sitios donde coincidieran el programa materno infantil y los hogares comunitarios, los niños de 2 a 5 años usuarios del materno debían reubicarse en hogares comunitarios 0-7 años.

En el periodo 1993 y 1997, las acciones fundamentales del la modalidad materno infantil se centraron en:

• Suministrar mensualmente complemento alimentario, compuesto por 2 kilos de bienestarina para las mujeres gestantes y las madres en periodo de lactancia y 1 kilo para los niños menores de 7 años de edad.

• Realizar una actividad mensual grupal participativa de carácter educativo relacionada con el fortalecimiento de la nutrición, salud, autocuidado y la socialización del niño.

• Coordinar a nivel regional con las secretarías o direcciones regionales de salud la atención en salud de los usuarios del proyecto.

• Participar en el comité regional de supervivir en los comités de participación comunitaria y en otros comités relacionados.

En el año 1993 se estableció que cuando el programa fuera ejecutado por organismos de salud u otras instituciones de carácter social, se debían aplicar los lineamientos técnico - administrativos establecidos por el ICBF y realizar el reporte oportuno de la información requerida.

Para las vigencias 1997, 1998 y 1999, se incluyó en los parámetros de programación que se debían mantener las coberturas de la vigencia anterior tanto para el ICBF como para el sector salud. Además, en 1997 se excluyeron los hogares infantiles como unidades de atención del materno infantil.

Desde 1997 se manifestó la necesidad de evitar la rotación de los beneficiarios de los programas para garantizar que los niños menores de 7 años de edad permanezcan hasta alcanzar los objetivos propuestos. Además, se planteó la importancia de asegurar que los niños beneficiarios, una vez egresados del proyecto por su edad, deberían ser incluidos dentro del proyecto “Atención complementaria al escolar y adolescente”.

A partir de 1998 y hasta el año 2000, se incluyeron como población objetivo del materno infantil, los pacientes con VIH - SIDA y tuberculosis remitidos por el sector salud; el servicio continuó ejecutándose por ICBF - salud.

Para esta misma época se especificaron las acciones que se debían adelantar en cada uno de los componentes de la modalidad materno infantil; dichas acciones son: salud, nutrición, educación y coordinación interinstitucional.

Salud:El municipio adelantará la coordinación del programa con el fin de que el sector salud garantice:

a) Afiliación y atención de los niños y las mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia en el régimen subsidiado de salud.

b) Vigilancia del cumplimiento del esquema único de vacunación.

c) Promoción del autocuidado y de estilos de vida saludables.

Nutrición:Entrega mensual de un (1) kilo de bienestarina para los niños entre 6 meses y siete años de edad, 2 kilos de bienestarina para las mujeres gestantes y/o madres lactantes y 1 kilo para usuarios con VIH - SIDA o tuberculosis.

Educación:Se proveen las orientaciones para su ejecución, se desarrollan acciones con la familia a partir del reconocimiento de la diversidad y de la realidad alimentaria particular. Este componente lo coordina el ICBF con agentes educativos comunitarios y/o institucionales de los sectores salud y educación.

Coordinación Interinstitucional: Coordinación con los organismos de salud para la inscripción y atención de los usuarios y coordinación con salud y educación para la capacitación a los promotores de salud y maestros.

Desde 1998 el ICBF es el responsable del seguimiento y supervisión a las acciones en los diferentes componentes. En ese mismo año se definió que el ICBF debe delegar en la comunidad la recolección, administración y utilización de las cuotas de participación a través de un comité conformado por mínimo tres (3) padres usuarios. El monto de la cuota debe ser determinado por la comunidad partiendo del establecimiento de una cuota mínima, correspondiente a un día de salario mínimo legal vigente.

En el 2001, la modalidad se ubicó dentro de la estructura programática en el subproyecto “Apoyo a las familias en formación y desarrollo”, el cual busca potencializar a las familias como contexto de desarrollo humano que favorezca el ejercicio de sus derechos y facilite el ejercicio de su función socializadora.

Se excluyeron de la población objetivo los pacientes con VIH - SIDA y tuberculosis, quienes pasan a ser usuarios de intervenciones especializadas y a los indígenas, que se ubican en un proyecto específico para grupos étnicos.

También se excluyó a los centros zonales como unidades ejecutoras, quedando únicamente los centros de salud, los centros de nutrición y otras instituciones de carácter social.

Se unificó el complemento alimentario al suministro de 2 kilos de bienestarina por usuario.

Como entidades ejecutoras se contemplaron los organismos del sistema general de seguridad social en salud (EPS o IPS), las cuales entrarían en coordinación con el sector educación y el ICBF para garantizar las acciones del plan obligatorio de salud, POS, y plan de atención básica, PAB, ahora plan de intervenciones colectivas, PIC, y quienes deben promover y garantizar la afiliación y atención de los niños y las madres beneficiarias del programa en el sistema general de seguridad social en salud y desarrollar los demás componentes (educación, suministro del complemento).

Para los años 2002 y 2003 continuó la ubicación de la modalidad dentro de la estructura programática del ICBF, contemplándose en el subproyecto “Apoyo a las familias en formación y desarrollo”, sin modificación en los lineamientos.

El ICBF, en los años 2004-2005, cambió el nombre del subproyecto, en el que venía inscrita la modalidad pasando de denominarse “Apoyo a las familias en formación y desarrollo” a “Apoyo a la primera infancia” sin modificación en el lineamiento técnico administrativo.

En el año 2005, la oficina de control interno, en ejercicio de sus funciones, para velar por el cumplimiento de las leyes, normas, políticas, procedimientos, planes, programas, proyectos y metas de la organización, recomendar ajustes y evaluar el sistema de control interno,(3) y, como respuesta al requerimiento de la directora general, en comité de dirección, realizó una evaluación al funcionamiento y operación de la modalidad de atención materno infantil.

Para realizar la evaluación, se tomó una muestra de 6 regionales donde operaba la modalidad, con el objetivo de: “Verificar si la modalidad de atención materno infantil sedesarrollaba de acuerdo con lo establecido en los lineamientos técnico administrativos yde programación 2005, y formular recomendaciones que contribuyeran a su mejoramiento”.

La recomendación general resultante de la evaluación fue: “Estudiar la posibilidad y conveniencia de vincular esta modalidad con la modalidad escuela de padres, como mecanismo para asegurar, con el apoyo de los agentes educativos que tiene la modalidad, el logro de los objetivos previstos y el cumplimiento de los lineamientos; en caso contrario, revaluar las responsabilidades del ICBF, respecto de la capacitación, supervisión y control dejando solo lo correspondiente a la programación y distribución de bienestarina, para lo cual sería conveniente establecer convenios regionales con los organismos de salud”.

En el año 2006, se acogió la recomendación de control interno y se expidió la Circular Conjunta ICBF - Ministerio de la Protección Social 018 del 10 de mayo (anexo 1), en la cual se establecieron las orientaciones para el desarrollo de los proyectos del sistema nacional de bienestar familiar de atención a la primera infancia, madres gestantes y lactantes. Esta circular incluyó en el aparte correspondiente a Otras acciones, la elaboración de convenios de cooperación técnica entre la secretaría local de salud y el ICBF para la atención de las familias rurales usuarias de la modalidad materno infantil, en los cuales el ICBF garantizaría el suministro de la bienestarina.

En los años comprendidos entre 2006 y 2009, se mantuvo la estructura programática y la modalidad siguió ubicada en el subproyecto: “Apoyo a la primera infancia”, sin modificación en los lineamientos técnico administrativos.

Con el fin de optimizar la producción y entrega de bienestarina en las diferentes modalidades del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en el 2009 las direcciones técnica y administrativa realizaron una revisión y análisis del empaque y las raciones de bienestarina, modificando la presentación y pasando de 1.000 gramos a 900 gramos por paquete. Así mismo, se determinó la ración de bienestarina por usuario para la modalidad materno infantil en 1.800 gramos.

III. Marco legal

A continuación se describe el marco legal en el cual se encuentra enmarcada esta modalidad presentado de forma cronológica desde la fecha más reciente:

El Conpes Social 113 del 31 de marzo de 2008, política nacional de seguridad alimentaria y nutricional, PNSAN, cuyo objetivo es garantizar que toda la población colombiana disponga, acceda y consuma alimentos de manera permanente y oportuna, en suficiente cantidad, variedad, calidad e inocuidad.

La política nacional de seguridad alimentaria y nutricional determina en la línea de “Promoción y protección de la salud y la nutrición, y fomento de estilos de vida saludable”, la priorización de acciones en salud pública para mejorar la situación nutricional de la población, especialmente de los grupos más vulnerables, dentro de los que se encuentra la primera infancia, las mujeres gestantes, y las madres en periodo de lactancia, entre otros.

Dentro de las metas de la política se establecen, entre otras:

• Reducir la desnutrición global de niños y niñas menores de 5 años de edad, a 4.9% en 2010 y a 2.1% en 2015, a nivel nacional.

• Reducir la desnutrición crónica de niños y niñas menores de 5 años de edad, a 9.6% en 2010 y a 6% en 2015, a nivel nacional.

• Disminuir la prevalencia de la desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años de edad, a 1% en 2010 y a 0.7% en 2015.

• Reducir el número de muertes por desnutrición de niños y niñas menores de 5 años de edad.

• Reducir a 20% en 2015 la anemia en niños y niñas menores de cinco años y en mujeres de 13 a 49 años de edad, en las áreas urbanas y rurales.

• Incrementar en 2 meses la duración media de la lactancia materna exclusiva en menores de 6 meses de edad, y con alimentación complementaria adecuada a 2015.

• Reducir a 19.2% el promedio de gestantes con bajo peso en el 2010 y a 16.5% al 2015 a nivel nacional.

• Reducir la proporción de gestantes con obesidad en el 2010 a 6% y 4% al 2015.

El Conpes Social 109 del 3 de diciembre de 2007, política pública nacional de primera infancia “Colombia por la primera infancia”, establece como objetivo general promover el desarrollo integral de los niños y niñas desde la gestación hasta los 6 años de edad, respondiendo a sus necesidades y características específicas y contribuyendo así a la equidad de inclusión social en Colombia.

Dentro de los objetivos específicos se contempla promover la salud, la nutrición y los ambientes sanos desde la gestación hasta los 6 años de edad, prevenir y atender la enfermedad e impulsar prácticas de vida saludable y condiciones de saneamiento básico y vivienda. Adicionalmente, una de sus líneas estratégicas, apunta a mejorar la supervivencia y la salud de los niños y niñas de 0 a 6 años de edad y de las madres gestantes y en periodo de madres en lactancia.

El Decreto 3039 del 10 de agosto de 2007 por el cual se adopta el Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010,(4) que incluye (i) las prioridades, objetivos, metas y estrategiasen salud, en coherencia con los indicadores de situación de salud, las políticas de salud nacionales, los tratados y convenios internacionales suscritos por el país y las políticassociales transversales de otros sectores y (ii) define las responsabilidades en salud pública a cargo de la Nación, de las entidades territoriales, y de todos los actores del sistema general de seguridad social en salud, SGSSS, que se deben complementar con las acciones de los actores de otros sectores definidas en el plan nacional de desarrollo y en los planes de desarrollo territorial.

Dentro de los objetivos y metas del plan se encuentran:

— Objetivo 1. Mejorar la salud infantil.

— Reducir a 15 por 1.000 nacidos vivos la tasa de mortalidad infantil.

— Lograr y mantener las coberturas de vacunación con todos los biológicos (sic) del programa ampliado de inmunizaciones, PAI, por encima del 95%, en niños y niñas menores de un año.

— Reducir a 24,0 por 100.000 la tasa de mortalidad en menores de 5 años.

— Objetivo 2. Mejorar la salud sexual y reproductiva.

— Reducir por debajo de 62,4 por 100.000 nacidos vivos la tasa de mortalidad materna.

— (sic) Objetivo 7. Mejorar la situación nutricional.

— Reducir a 5% el porcentaje de desnutrición global en niños menores de 5 años de edad.

— Reducir por debajo de 6,7 por cien mil la tasa de mortalidad por desnutrición en menores de 5 años de edad.

— Incrementar en un mes la mediana de duración de la lactancia materna exclusiva.

La Ley 1098 del 8 de noviembre de 2006. Código de la Infancia y la Adolescencia(5).

El código tiene por objeto establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes, garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento. Dicha garantía y protección será obligación de la familia, la sociedad y el Estado. Entre otros, se destacan los siguientes artículos:

ART. 17.—Derecho a la vida y a la calidad de vida y a un ambiente sano. Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a la vida, a una buena calidad de vida y a un ambiente sano en condiciones de dignidad y goce de todos sus derechos en forma prevalente. La calidad de vida es esencial para su desarrollo integral acorde con la dignidad del ser humano. Este derecho supone la generación de condiciones que les aseguren desde la concepción, cuidado, protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios de salud, educación, vestuario adecuado, recreación y vivienda segura dotada de servicios públicos esenciales en un ambiente sano.

ART. 29Derecho al desarrollo integral en la primera infancia. La primera infancia es la etapa del ciclo vital en la que se establecen las bases para el desarrollo cognitivo, emocional y social del ser humano. Comprende la franja poblacional que va de los cero (0) a los seis (6) años de edad. Desde la primera infancia, los niños y las niñas son sujetos titulares de los derechos reconocidos en los tratados internacionales, en la Constitución Política y en este código. Son derechos impostergables de la primera infancia, la atención en salud y nutrición, el esquema completo de vacunación, la protección contra los peligros físicos y la educación inicial. En el primer mes de vida deberá garantizarse el registro civil de todos los niños y niñas.

ART. 41.—Obligaciones del Estado. El Estado es el contexto institucional en el desarrollo integral de los niños, las niñas y los adolescentes. En cumplimiento de sus funciones en los niveles nacional, departamental, distrital y municipal, deberá:

• Apoyar a las familias para que estas puedan asegurarle a sus hijos e hijas desde su gestación, los alimentos necesarios para su desarrollo físico, psicológico e intelectual, por lo menos hasta que cumplan los 18 años de edad.

• Reducir la morbilidad y la mortalidad infantil, prevenir y erradicar la desnutrición, especialmente en los menores de cinco años, y adelantar los programas de vacunación y prevención de las enfermedades que afectan a la infancia y a la adolescencia y de los factores de riesgo de la discapacidad.

• Asegurar los servicios de salud y subsidio alimentario definidos en la legislación del sistema de seguridad social en salud para mujeres gestantes y lactantes, familias en situación de debilidad manifiesta y niños, niñas y adolescentes.

El Conpes Social 102 del 25 de septiembre de 2006, red de protección social contra la extrema pobreza,(6) es un sistema de protección social para las familias en extrema pobreza basado en un modelo de gestión que les permita el acceso preferente a la ofertade servicios sociales del Estado. Se destaca, entre otros, la recomendación del Conpes en la cual el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar debe suscribir los convenios administrativosrequeridos para la definición de compromisos y metas que garanticen el acceso preferentemente de la población beneficiaria de la red a sus programas. En esta oferta de servicios se encuentra la modalidad materno infantil.

El Conpes Social 91 del 14 de marzo de 2005 “Metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”(7). En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Colombia y 188 países más, acordaron en la Cumbre del Milenio de septiembre de 2000, ocho objetivos de desarrollo de largo plazo. Con este fin el Conpes Social 91 presenta las metas y estrategias para el logro de los objetivos. Dentro de los objetivos se encuentran: i) Reducir la mortalidad en menores de 5 años de edad (objetivo 4); y ii) Mejorar la salud sexual y reproductiva (objetivo 5).

Resolución 412 de 2000,(8) por la cual se establecen las actividades, procedimientos e intervenciones de demanda inducida y obligatorio cumplimiento y se adoptan las normas técnicas y guías de atención para el desarrollo de las acciones de protección específica y detección temprana y la atención de enfermedades de interés en salud pública. En el artículo 10 se contemplan: i) bajo peso al nacer; ii) hipertensión arterial y hemorragias asociadas al embarazo; iii) alteraciones asociadas a la nutrición (desnutrición proteico - calórica y obesidad); iv) infección respiratoria en menores de cinco años de edad: a) aguda alta: otitis media, faringitis estreptocócica, laringotraqueitis, b) baja: bronconeumonía, bronquiolitis, neumonía.

Ley 100 de 1993, en su artículo 166. Establece que “el plan obligatorio de salud para las mujeres en estado de embarazo cubrirá los servicios de salud en el control prenatal, la atención del parto, el control del posparto y la atención de las afecciones relacionadas directamente con la madres en periodo de lactancia”.

La Constitución Política de Colombia de 1991, establece en el artículo 43: La mujer y el hombre tienen iguales derechos y oportunidades. La mujer no podrá ser sometida a ninguna clase de discriminación. Durante el embarazo y después del parto gozará de especial asistencia y protección del Estado, y recibirá de este subsidio alimentario si entonces estuviere desempleada o desamparada”.

Por su parte, el artículo 44 prevé: “Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia.

La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”.

La Convención derechos del niño del año 1989(9)es un tratado internacional ampliamente aceptado en el mundo. Establece la forma en que debe tratarse a los niños en las diferentes esferas de la vida; reconoce sus derechos a la supervivencia, el desarrollo y la protección y a una participación activa en las cuestiones que los afectan. Los principios generales de la convención definen una actitud muy concreta hacia los niños y sus derechos. Entre sus artículos se resaltan: i) el artículo 24, literal a) reducir la mortalidad infantil y en la niñez, y d) asegurar atención sanitaria prenatal y posnatal apropiada a las madres; ii) el artículo 27, numeral 3º: Los Estados Partes, de acuerdo con las condiciones nacionales y con arreglo a sus medios, adoptarán medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables por el niño a dar efectividad a este derecho y, en caso necesario, proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la vivienda.

La Convención derechos de la mujer en el año 1979,(10) establece que la mujer tiene derecho a servicios gratuitos de atención durante el embarazo, el derecho a la licencia de maternidad y a la prestación de servicios sociales tanto para ella como para el padre, que les permitan combinar las obligaciones que deben a su familia con sus responsabilidades laborales (art. 11.2). El artículo 12, numeral 2º, menciona que sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo primero supra, los Estados Partes garantizarán a la mujer servicios apropiados en relación con el embarazo, el parto y el periodo posterior al parto, proporcionando servicios gratuitos cuando fuere necesario, y le asegurarán una nutrición adecuada durante el embarazo y el periodo de lactancia.

La Declaración Universal de Derechos Humanos del año 1948, establece en el artículo 3º que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona” y en el artículo 25, “La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales”.

IV. Principios orientadores de la modalidad

Son compromisos que deben estar presentes desde la planeación, operación y evaluación de la modalidad.

(sic) Ejercicio de derechos: La protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, tiene como objetivo asegurarles un desarrollo pleno e integral, lo que implica la oportunidad de formarse física, mental, emocional, social y moralmente en condiciones de igualdad.

Siendo la niñez una etapa vital esencial en el desarrollo y la formación, este grupo de población presenta un grado mayor de vulnerabilidad; por lo tanto, resulta necesario tomar medidas especiales para reducir las amenazas a su dignidad, integridad, desarrollo y participación.

Así las cosas, corresponde a las autoridades o instancias estatales, gubernamentales y municipales en el ámbito de sus atribuciones, asegurar a los niños, niñas y adolescentes la garantía y restitución de sus derechos. De la misma manera, deben plantear en la elaboración de sus planes de desarrollo, los objetivos y los principios de la política pública de infancia y adolescencia.

2. Protección integral: La Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia, en su artículo 7º, define protección integral de los niños, niñas y adolescentes como “el reconocimiento como sujetos de derechos, la garantía y cumplimiento de los mismos, la prevención de su amenaza o vulneración y la seguridad de su restablecimiento inmediato en desarrollo del principio del interés superior”.

Así mismo, establece que la materialización de la protección integral se debe producir a través del conjunto de políticas, planes, programas y acciones que se ejecuten en los ámbitos nacional, departamental, distrital y municipal con la correspondiente asignación de recursos financieros, físicos y humanos. Adicionalmente, considera al niño, niña y adolescente como sujetos participantes y hacedores de su propia vida, sujetos plenos de derechos y no como objetos de caridad.

Como consecuencia de lo anterior, se hace necesario realizar acciones coordinadas y complementarias, según las competencias de los diversos agentes y sectores.

3. Corresponsabilidad: Este principio se encuentra establecido en la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia, en el artículo 10: “Para los efectos de este Código, se entiende por corresponsabilidad, la concurrencia de actores y acciones conducentes a garantizar el ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. La familia, la sociedad y el Estado son corresponsables en su atención, cuidado y protección.

La corresponsabilidad y la concurrencia aplican en la relación que se establece entre todos los sectores e instituciones del Estado.

No obstante lo anterior, instituciones públicas o privadas obligadas a la prestación de servicios sociales, no podrán invocar el principio de la corresponsabilidad para negar la atención que demande la satisfacción de los derechos fundamentales de niños, niñas y adolescentes”.

Este principio requiere el funcionamiento del sistema nacional de bienestar familiar en el ámbito comunitario y municipal, así como el fortalecimiento a nivel local de las redes de apoyo comunitario; es decir, la concreción del principio de corresponsabilidad de la familia, los grupos organizados de la sociedad y el Estado, como proveedores y garantes del bienestar, en especial de los niños de las familias más vulnerables.

En este sentido en la modalidad materno infantil, la participación conjunta del SNBF debe centrarse en el desarrollo comunitario alrededor del bienestar de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y los niños y niñas menores de 6 años y la creación de una cultura garante de los derechos de los niños, las niñas y las familias en gestación, en búsqueda de una mejor calidad de vida.

La modalidad no pretende sustituir a la familia, lo que pretende es brindar apoyo y aprovechar sus ventajas para cualificar la atención, mejorar las prácticas de crianza y cuidado de los niños y las niñas.

4. Coordinación interinstitucional: Para lograr la protección integral no es posible que una sola entidad pueda dar cuenta de la totalidad de las acciones que se requieren para el ejercicio pleno de derechos, ni tampoco es suficiente con que cada uno aporte; se necesita la relación sinérgica de acción y la creación colectiva para el logro de objetivos comunes.

En este sentido, la realización de acciones implica que de manera coordinada y complementaria, los diferentes actores en el marco de un sistema de atención establezcan garantías para el reconocimiento y cumplimiento de derechos y que en los niveles territoriales, se responda de manera integral y eficaz ante posibles situaciones de amenaza y vulneración.

Dado que los responsables de las políticas públicas de infancia y adolescencia en los ámbitos nacional, distrital y municipal son las autoridades administrativas de las respectivas entidades territoriales, son ellas las primeras llamadas a viabilizarlas a través de sus herramientas de planeación (planes de desarrollo) y a materializarlas en servicios públicos, con el concurso de todos los sectores e instituciones del Estado.

5. Territorialidad: Implica que a partir de las particularidades de cada región, se definan las estrategias con base en los diagnósticos situacionales y se concerte entre las diferentes ofertas institucionales.

Más allá de la porción de superficie terrestre, se maneja una concepción integradora de territorio como el lugar común donde confluyen el interés público y el privado en la construcción de un desarrollo local; como unidad autónoma donde se expresan las políticas sociales y económicas, y donde se ejercen derechos soberanos con base en unos referentes y unos recursos, y como el escenario particular donde se da la convivencia, se construye la ciudadanía y se genera mejoría en la calidad de vida para todos.

En consecuencia, las administraciones territoriales deben diseñar sus planes de desarrollo teniendo en cuenta la prevalencia constitucional para la garantía y restablecimiento de derechos de la niñez, de tal manera que se fijen metas específicas y se asignen los recursos financieros, físicos y humanos correspondientes, de acuerdo con las particularidades de su territorio.

6. Participación: Entendida como el derecho que tienen los niños, las niñas y los adolescentes a participar en las actividades que se realicen en la familia, las instituciones educativas, las asociaciones, los programas estatales, departamentales, distritales y municipales que sean de su interés.

En esa medida, la Ley 1098 de 2006 en su artículo 31 establece que “el Estado y la sociedad propiciarán la participación activa en organismos públicos y privados que tengan a cargo la protección, cuidado y educación de la infancia y la adolescencia”.

CAPÍTULO I

Sistema de atención

1.1. Definición.

La modalidad materno infantil es el conjunto de acciones prioritarias, integrales e intersectoriales dirigidas a mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y a niños y niñas de la primera infancia, que participan en programas de atención en salud pertenecientes al servicio público de bienestar familiar.

Las secretarías de salud municipal y distrital, en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, contribuyen a través de esta modalidad, al bienestar de las familias situadas en comunidades rurales de todo el territorio nacional. De la misma manera, la modalidad promueve la salud integral de los niños y niñas pertenecientes a la primera infancia y protege y promueve el ejercicio de sus derechos.

1.2. Objetivo general.

Fomentar la atención integral y continua en salud y nutrición y promover el ejercicio de los derechos a los niños y niñas menores de 6 años de edad, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia de comunidades rurales, a través de cooperación técnica y coordinación entre las entidades territoriales de salud o alcaldías municipales y el ICBF.

1.2.1. Objetivos específicos.

• Suministrar bienestarina como complemento nutricional a los niños y las niñas de 6 meses a 6 años de edad, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia, previa entrega a las entidades del sector salud, con el fin de contribuir al logro de un adecuado estado de salud y nutrición.

• Fomentar la inclusión de las familias que viven en las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM, a los programas de promoción de la salud, prevención de la enfermedad y recuperación de la salud dirigida a esta población.

• Apoyar y promover las estrategias para mejorar la salud infantil mediante el cumplimiento de las normas de atención establecidas por el Ministerio de la Protección Social.

• Promover, proteger y apoyar en todos los ámbitos la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y con alimentación complementaria adecuada al menos hasta los 2 años de vida.

• Promover la cultura de estilos de vida saludables y fomentar actitudes, comportamientos y valores que ayuden a mejorar la calidad de vida de la población usuaria y que fortalezcan la convivencia armónica a nivel familiar y comunitario.

• Ampliar las oportunidades de acceso de las familias del área rural, a los servicios de apoyo a la primera infancia mediante la realización de acciones conjuntas entre el sector salud y el ICBF, donde la modalidad materno infantil sea el centro de convergencia y fortalecimiento de las familias.

• Detectar tempranamente situaciones de violencia intrafamiliar, maltrato o abuso a las mujeres gestantes, madres lactantes y niños o niñas menores de 6 años de edad y canalizarlos hacia las redes de buen trato que permitan reducir efectos negativos en salud y bienestar a nivel familiar e individual.

• Fortalecer vínculos afectivos y redes familiares para prevenir la inobservancia, vulneración y amenaza de los derechos de los niños y niñas.

• Promover en todos los espacios estrategias de educación, información y capacitación encaminadas a brindar conocimiento sobre la gestación, el parto y el posparto y vincular al padre y a la familia en cada uno de estos eventos.

• Reconocer y difundir las pautas y saberes en medicina tradicional existentes en los grupos étnicos —indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales, palenqueras y ROM— en cuanto a dieta, prescripciones culturales, rituales, plantas medicinales, prácticas de sanación y cuidado, durante las etapas previas al parto, el parto y puerperio en estas comunidades con los funcionarios de salud que asisten en estos contextos culturales.

• Priorizar las variables territorio, sujeto colectivo de derechos y garantía del derecho a la salud en la cobertura a beneficiarios de grupos étnicos.

1.3. Población objetivo.

Niños y niñas menores de 6 años de edad, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia de las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM que no sean beneficiarios de otros programas del ICBF.

1.4. Criterios de focalización de la población.

Para que las mujeres gestantes, las madres en periodo de lactancia y los niños y niñas menores de 6 años de edad puedan participar en esta modalidad, se requiere que sean atendidas por las entidades territoriales de salud o, en su defecto, gestionar su vinculación.

Los criterios de focalización son:

• Mujeres gestantes, madres lactantes, niños y niñas menores de seis años de edad del área rural clasificados en los niveles 1 y 2 del Sisbén, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM que no sean beneficiarios de alguna modalidad de atención del ICBF (hogar comunitario familia mujer e infancia, FAMI, hogares comunitarios de bienestar tradicionales, múltiples, empresariales, grupales, desayunos infantiles, hogares infantiles, jardines sociales, recuperación nutricional ambulatoria).

• Mujeres gestantes, madres lactantes y niños y niñas menores de 6 años de edad que reciben subsidio de nutrición en la red contra la extrema pobreza: Red juntos.

La selección de nuevos beneficiarios se realizará de acuerdo con la base de datos de focalización de red juntos, incluyendo a la población perteneciente a grupos étnicos. La inclusión de beneficiarios que no se encuentran registrados en red juntos, deberá justificarse ante la dirección de planeación del ICBF.

1.5. Periodo de atención de las familias.

Inicia desde el momento de su inscripción y finaliza cuando cumplan la edad límite permitida en los niños y las niñas, con el fin de alcanzar los objetivos propuestos. Es importante evitar la rotación de beneficiarios para permitir la continuidad dentro del programa.

1.6. Actores y competencias.

Los responsables de ejecutar los diferentes componentes de atención del programa, en territorios y asentamientos de población de grupos étnicos, deberán ser operadores pertenecientes al sistema de salud local articulado con los representantes de los grupos étnicos bien como autoridades tradicionales, representantes de resguardos, consejos comunales de afrocolombianos o como asociaciones de autoridades tradicionales legalmente constituidas.

Dichos operadores deberán supervisar y reportar la información sobre la ejecución del programa así como el reporte de los beneficiarios para su registro institucional respectivo.

1.6.1. Sector salud.

• Garantizar que los niños y las niñas menores de 6 años de edad, las mujeres gestantes y las madres en periodo de lactancia, pertenecientes a la modalidad materno infantil, tengan acceso al sistema de seguridad social en salud de manera oportuna y permanente.

• Cumplir con lo establecido en el Decreto 3039 de 2007 por el cual se adopta el Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010, relacionado con niños y las niñas, las mujeres gestantes y las madres en lactancia.

• Cumplir con lo establecido en la Circular Conjunta entre el Ministerio de la Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar 018 del 10 de mayo de 2006 (anexo 1).

• Dar cumplimiento a las disposiciones de la honorable Corte Constitucional, los acuerdos 04 de 2009 y 11 de 2010 de la comisión de regulación en salud, con respecto de la unificación del plan obligatorio de salud para menores de 18 años.

• Coordinar con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar la promoción y el fortalecimiento de los grupos y redes de apoyo de las madres gestantes y en lactancia, con el fin de afianzar la práctica de la lactancia materna en la familia y la comunidad.

• Establecer convenios de cooperación técnica con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para la atención de las mujeres gestantes, madres lactantes y niños menores de seis años de las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM.

• Articular las pautas y saberes en medicina tradicional existentes en los grupos étnicos, —indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales, palenqueras y ROM— prestando especial énfasis a los conocimientos en cuanto a dieta, prescripciones culturales, rituales, plantas medicinales, prácticas de sanación y cuidado, durante las etapas previas al parto, el parto y puerperio, que las parteras, mujeres y médicos tradicionales realizan en sus comunidades a madres gestantes, en periodo de lactancia y a neonatos, como reconocimiento y valoración de la diferencia cultural y su alteridad identitaria, con el fin que sean incluidos en la formación y aplicación integrada de los funcionarios del sector salud, que desempeñan atención en asentamientos y territorios de estas comunidades.

• Adaptar protocolo de salud a medicina tradicional de cada etnia.

• Caracterizar en conjunto con sabedores, líderes y autoridades tradicionales, cada población étnica beneficiaria.

• Contratar agentes de salud pertenecientes a cada grupo étnico para que integren los saberes en medicina alopática —occidental— con los saberes tradicionales en medicina intrínsecos a los contextos culturales de los grupos étnicos —sea pueblo indígena, población afrocolombiana, raizal, palenquera o gitana/ROM—.

• Capacitar a funcionarios de secretarías de salud sobre enfoque diferencial étnico, ubicando los profesionales idóneos para brindar esta capacitación.

• Seleccionar los beneficiarios de la modalidad de acuerdo a los criterios de focalización de la población.

• Entregar los dos paquetes de bienestarina establecidos por beneficiario a los niños y niñas de 6 meses a 6 años de edad, mujeres gestantes y madres lactantes.

• Garantizar el adecuado uso y buen manejo de la bienestarina, a través de la educación nutricional a los beneficiarios de la modalidad.

• Disponer de un lugar adecuado para el almacenamiento de la bienestarina, que cumpla con lo establecido en el Decreto 3075 de 1997.

• Incluir dentro de la estrategia información, educación, capacitación (IEC) la utilización adecuada de la bienestarina por parte de los beneficiarios del programa.

• Velar por la confidencialidad de la información de los beneficiarios de la modalidad.

• La entidad territorial de salud debe elaborar un plan de capacitación anual concertado con el ICBF zonal o regional, que incluya como mínimo las actividades descritas en el numeral 1.7, y se desarrolle junto con la entrega mensual de la bienestarina.

• La entidad territorial de salud deberá remitir mensualmente al centro zonal del ICBF, copia de las planillas de entrega mensual de bienestarina y desarrollo de actividades educativas, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la terminación del mes (ver anexo 5).

• La entidad de salud territorial responsable del programa en el municipio debe mantener comunicación permanente con el centro zonal y el supervisor del convenio del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, para informar sobre cualquier situación importante que se presente.

• Realizar el registro único de beneficiarios según las indicaciones dadas por el ICBF.

• Gestionar los convenios interadministrativos para articular participación de los médicos tradicionales de grupos étnicos en entidades prestadoras de servicio de salud local.

• Concertación en diálogo horizontal y reconocimiento a la autonomía y jurisdicción propia para consolidar aplicación de enfoque diferencial étnico.

• Flexibilizar los perfiles para la selección de los agentes de salud comunitarios de las diferentes modalidades del programa en concertación con las autoridades y líderes de los grupos étnicos.

• Ubicación de puntos de atención, cercanos a los contextos de asentamiento de los grupos étnicos.

• Especificar pertenencia étnica en los registros de atención en salud, señalando en el caso de las comunidades indígenas el pueblo indígena en particular al que pertenece el beneficiario.

1.6.2. Instituto colombiano de bienestar familiar.

1.6.2.1. Sede nacional.

• Diseñar y dar a conocer los lineamientos técnicos administrativos de la modalidad materno infantil.

• Realizar asistencia técnica, acompañamiento, seguimiento y evaluación a la modalidad materno infantil.

• Coordinar la distribución de bienestarina en cada uno de los puntos establecidos, de acuerdo a la programación enviada por las regionales.

• Consolidar la información contenida en el registro único de beneficiarios, RUB, y el sistema de información misional, establecido por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

• A través de la oficina de planeación y mediante la sustentación de las metas sociales y financieras elaboradas por las regionales, hacer la programación de la modalidad para el año siguiente.

• Capacitación sobre enfoque diferencial étnico a funcionarios ICBF de todas las regionales y centros zonales.

1.6.2.2. Regionales.

• Gestionar alianzas estratégicas y elaborar convenios de cooperación técnica con las entidades territoriales de salud para la atención de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad de las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM, permitiendo el desarrollo de la modalidad.

• Incluir en las minutas de los convenios las cláusulas referentes a la bienestarina, conforme al Memorando 33406 del 3 de julio de 2009. Anexo 9.

• En el mes de febrero de cada año, enviar a la subdirección de nutrición de la sede nacional, un consolidado de los convenios de cooperación técnica firmados con las entidades territoriales de salud, según el anexo 3.

• Cumplir con lo establecido en la Circular Conjunta entre el Ministerio de la Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar 018 del 10 de mayo del 2006 (anexo 1).

• En cumplimiento de lo establecido en la Circular 004 del 26 de febrero de 2010, suscrita por la directora general, las regionales y centros zonales deben verificar el cumplimiento de la unificación del plan obligatorio de salud de los menores de 18 años de edad y desarrollar estrategias para la búsqueda de los niños y niñas que no se encuentran afiliados a salud (anexo 2).

• Programar oportunamente, a través del sistema de información misional, las necesidades de bienestarina de acuerdo a los convenios realizados.

• Coordinar con el sector salud la promoción y el fortalecimiento de los grupos de apoyo a las madres en periodo de lactancia materna y la construcción de redes con estos grupos, para que se fortalezca la práctica de lactancia materna en la familia y la comunidad.

• Velar por el cumplimiento de los lineamientos técnicos administrativos de la modalidad materno infantil.

• Informar oportunamente a la sede nacional las dificultades presentadas durante el desarrollo de la modalidad.

• Realizar asistencia técnica, acompañamiento, seguimiento y evaluación a los centros zonales.

• Dar cumplimiento al registro único de beneficiarios y al sistema de información misional establecido por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y reportar la información en los tiempos acordados.

• Verificar que el reporte de información de la población beneficiaria en SIM y RUB incluya la pertenencia étnica.

• Elaborar anualmente dos informes consolidados de todos los centros zonales, con corte en los meses de julio y noviembre, que den cuenta de las actividades realizadas durante el desarrollo de la modalidad y el cumplimiento de los convenios de cooperación técnica.

Estos informes deben enviarse a la subdirección de nutrición del ICBF.

1.6.2.3. Centros zonales.

• Realizar asistencia técnica, seguimiento y supervisión para verificar el cumplimiento del convenio, el buen uso de la bienestarina y el cumplimiento de los lineamientos técnico - administrativos.

• Informar oportunamente a la regional las dificultades presentadas durante el desarrollo de la modalidad.

• Programar, a través del sistema de información misional, la bienestarina requerida de acuerdo a las madres gestantes, madres lactantes y niños menores de 6 años de edad beneficiarios de la modalidad y de acuerdo a la Circular Conjunta 018 del 10 de mayo del 2006 (anexo 1).

• Remitir a la entidad territorial de salud las madres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad de las áreas rurales, territorios indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales y ROM identificados para la atención en la modalidad.

• Revisar, aprobar y verificar el cumplimiento del plan de capacitación presentado por la entidad territorial de salud o por el municipio.

• Elaborar anualmente dos informes consolidados con corte en los meses de julio y noviembre, que den cuenta de las actividades realizadas durante el desarrollo de la modalidad y el cumplimiento del convenio de cooperación técnica en cada uno de los municipios.

Estos informes deberán ser remitidos a la regional del ICBF.

• Prevenir, detectar, redireccionar y canalizar tempranamente situaciones en las familias con episodios de violencia y maltrato infantil y abuso sexual.

• Participar en las actividades de capacitación programadas en los temas relacionado con el uso, manejo y preparaciones de bienestarina, pautas de crianza, valores individuales, familiares y de convivencia, prevención del maltrato, violencia y abuso sexual y guías alimentarias para la población colombiana.

• Dar cumplimiento al registro único de beneficiarios y mantener actualizado el sistema de información misional establecido por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y reportar la información en los tiempos acordados.

• Verificar que el reporte de información de la población beneficiaria en SIM y RUB incluya la pertenencia étnica.

• Verificar que toda la información suministrada a los diferentes niveles del ICBF sea consistente y unificada.

1.6.3. Entidad territorial.

• Garantizar la inclusión de los niños y niñas menores de 6 años de edad, mujeres gestantes y las madres en periodo de lactancia al sistema general de seguridad social en salud.

• Gestión para que la entidad territorial de salud cumpla con la responsabilidad para la atención de la primera infancia y mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia en su municipio.

• El municipio debe garantizar la disponibilidad de la clasificación de las familias en el Sisbén actualizado, para favorecer una correcta focalización de los beneficiarios de la modalidad materno infantil, para el caso de población clasificable por medio de la encuesta.

• Liderar, coordinar y desarrollar con los organismos de salud, las acciones consignadas en el plan de intervenciones colectivas, PIC.

• Liderar el diseño, ejecución y evaluación del plan local de seguridad alimentaria y nutricional.

• Impulsar la coordinación y acción conjunta con salud para sensibilizar a los integrantes de la familia acerca de la protección de su salud sexual y reproductiva.

• Distribuir, cuando así se requiera, el complemento alimentario en su territorio desde puntos de almacenamiento a puntos de distribución.

• Articular las pautas y saberes en medicina tradicional existentes en los grupos étnicos —indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales, palenqueras y ROM, prestando especial énfasis a los conocimientos en cuanto a dieta, prescripciones culturales, rituales, plantas medicinales, prácticas de sanación y cuidado, durante las etapas previas al parto, el parto y puerperio, que las parteras, mujeres y médicos tradicionales realizan en sus comunidades a madres gestantes, en periodo de lactancia y a neonatos, como reconocimiento y valoración de la diferencia cultural y su alteridad identitaria, con el fin de que sean incluidos en la formación y aplicación integrada, de los funcionarios del sector salud, que desempeñan atención en asentamientos y territorios de estas comunidades.

• Gestión en los convenios interadministrativos para articular participación de los médicos tradicionales de grupos étnicos en entidades prestadoras de servicio de salud local.

• Concertación en diálogo horizontal y reconocimiento a la autonomía y jurisdicción propia para consolidar aplicación de enfoque diferencial étnico.

• Flexibilizar los perfiles para la selección de los agentes de salud comunitarios de las diferentes modalidades del programa en concertación con las autoridades y líderes de los grupos étnicos.

• Ubicación de puntos de atención, cercanos a los contextos de asentamiento de los grupos étnicos.

1.6.4. Familia beneficiaria.

• Realizar la gestión necesaria para la vinculación oportuna de la familia al sistema general de seguridad social en salud.

• Asumir la responsabilidad de garantizar un desarrollo pleno y armonioso de todos sus miembros.

• Impulsar acciones pedagógicas para la cultura del respeto a la vida desde el autocuidado, la salud sexual y reproductiva, la responsabilidad social y la convivencia pacífica, en espacios como los barrios y grupos juveniles, entre otros.

• Vincularse a los servicios institucionales, si lo requiere, para dar cumplimiento a la garantía de derechos.

• Participar activamente en las actividades previstas de capacitación, promoción y prevención y atención en salud establecidas en la normatividad vigente.

• Hacer parte de los grupos de apoyo y las redes locales de promoción y apoyo de la lactancia materna.

• Practicar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses del niño o niña y con alimentos complementarios adecuados al menos hasta los 2 años de edad.

• Aplicar adecuadas prácticas de almacenamiento de la bienestarina y dar el uso establecido de acuerdo a las indicaciones.

• Firmar la planilla de entrega de bienestarina mensualmente.

• Participar activamente en el control social de la modalidad

1.7. Actividades a desarrollar con los beneficiarios.

1.7.1. Sector salud.

La entidad territorial de salud debe realizar las siguientes actividades para cada uno de los grupos establecidos para la modalidad:

1.7.1.1. Mujeres gestantes y lactantes.

• Inclusión de la mujer gestante y la madre en periodo de lactancia al sistema general de seguridad social en salud.

• Facilitar y gestionar la inclusión de las mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia a los programas o servicios de:

• Control prenatal y postnatal de acuerdo a lo establecido en la Resolución 412 del año 2000 (del Ministerio de Salud —actualmente Ministerio de la Protección Social).

• Curso psicoprofiláctico (curso para la preparación de la maternidad y la paternidad feliz).

• Plan ampliado de inmunización, PAI.

• Suplementación con micronutrientes.

• Acciones dirigidas a las gestantes y madres lactantes de la estrategia “Instituciones amigas de la mujer y la infancia, IAMI,”.

• Capacitación en el manejo, detección oportuna y atención integral de enfermedades prevalentes de la infancia, AIEPI.

• Salud sexual y reproductiva, incluyendo la aplicación de métodos anticonceptivos definidos en el plan obligatorio de salud, POS.

• Programas especiales de atención integral a mujeres gestantes y lactantes, que promuevan entre otras pautas de autocuidado y educación nutricional.

• Los demás establecidos en la normatividad vigente.

• Realizar actividades de promoción y prevención en:

• Fomento de la práctica de la lactancia materna, exclusiva hasta los 6 meses y con alimentación complementaria adecuada mínimo hasta los 2 años de edad, a través de la formación del recurso humano en salud, información y comunicación a madres, padres y cuidadores.

• Alimentación durante los periodos de gestación y lactancia materna.

• Pautas y saberes en medicina tradicional existentes en los grupos étnicos —indígenas, comunidades afrocolombianas, raizales, palenqueras y ROM, con énfasis en dieta, prescripciones culturales, rituales, plantas medicinales, prácticas de sanación y cuidado, durante las etapas previas al parto, el parto y puerperio, vinculando a parteras, mujeres y médicos tradicionales en las actividades de promoción. Para ello debe convocar a miembros sabedores de estas comunidades a las capacitaciones mensuales, los cuales además pueden ilustrar y proyectar su sapiencia a madres gestantes, lactantes y niños(as), sin pertenencia étnica —mestizas.

• Conformación de grupos de apoyo a la madres en lactancia materna.

• Problemas de salud y situaciones de violencia intrafamiliar, maltrato o abuso.

• Fomento de estilos de vida saludable.

• Consejería a las madres en lactancia materna y atención oportuna a las complicaciones que se presenten durante el periodo de lactancia.

• Protección a madres gestantes y lactantes de la promoción de fórmulas infantiles en las entidades de salud.

• Diseño e implementación de estrategias de monitoreo y vigilancia de la mortalidad materna, perinatal y neonatal, prevención de la morbimortalidad materna, perinatal y del bajo peso al nacer, a través de programas y estrategias.

• Educación, información y comunicación, que promuevan hábitos de consumo alimentario y contribuyan a una nutrición adecuada (guías alimentarias para la población colombiana).

• Detección temprana de alteraciones y complicaciones durante la gestación.

• Detección y reporte de situaciones de violencia intrafamiliar, maltrato o abuso.

• Entrega mensual de bienestarina de acuerdo a los lineamientos establecidos en el convenio.

• Realizar actividades de recuperación de tradiciones gastronómicas con beneficiarios de grupos étnicos, resaltando el valor nutricional de las mismas e integrando la bienestarina a las preparaciones.

1.7.1.2. Niños y niñas menores de 6 años de edad.

• Inclusión de los niños y niñas menores de 6 años de edad al sistema general de seguridad social en salud.

• Facilitar y gestionar la inclusión de los niños y niñas a los programas o servicios de:

• Crecimiento y desarrollo de acuerdo a lo establecido en la Resolución 412 del año 2000.

• Plan ampliado de inmunización, PAI.

• Suplementación o entrega de micronutrientes.

• Atención integral de enfermedades prevalentes de la infancia, AIEPI.

• Los demás establecidos en la normatividad vigente.

• Realizar actividades de promoción y prevención con la madre o cuidador:

• Fomento de la práctica de la lactancia materna, exclusiva hasta los 6 meses y con alimentación complementaria adecuada mínimo hasta los 2 años de edad, a través de la formación del recurso humano en salud, información y comunicación a madres, padres y cuidadores.

• Problemas de salud y situaciones de violencia intrafamiliar, maltrato o abuso.

• Fomento de estilos de vida saludable.

• Educación, información y comunicación que promuevan hábitos de consumo alimentario y contribuyan a una nutrición adecuada (guías alimentarias para la población colombiana).

• Desarrollar las acciones definidas en el plan de intervenciones colectivas, PIC.

1.7.2. Centros zonales Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a través de los centros zonales realizará las siguientes actividades:

• Coordinar y verificar con las entidades del sistema nacional de bienestar familiar, las acciones necesarias para lograr la garantía de derechos.

• En cumplimiento de lo establecido en la Circular 004 del 26 de febrero de 2010, suscrita por la directora general, las regionales y centros zonales deben verificar el cumplimiento de la unificación del plan obligatorio de salud de los menores de 18 años de edad y desarrollar estrategias para la búsqueda de los niños y niñas que no se encuentran afiliados a salud (anexo 2).

• Coordinar con el sector salud la conformación de grupos de promoción, apoyo y fomento de la práctica de la lactancia materna.

• Promover y formar pautas de crianza adecuadas, valores individuales, familiares y de convivencia(11).

• Prevenir el maltrato, violencia y abuso sexual.

• Promover y divulgar las guías alimentarias para la población colombiana.

• Capacitar a los agentes educativos en el almacenamiento adecuado y utilización de la bienestarina.

1.8. Ruta de atención de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad.

Para que las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad ingresen a la modalidad materno infantil es necesario que cumplan con los criterios de focalización enunciados en el numeral 1.4.

El procedimiento que debe seguir la entidad territorial de salud o municipio es:

 

ActividadResponsableRegistro
 Inicio  
1Previamente realiza el censo de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad del área rural, de los niveles 1 y 2 del Sisbén. En territorio de grupos étnicos elaborar censos en coordinación con autoridades tradicionales y líderes de estas comunidades.Entidad territorial de salud o municipio.Censo de las mujeres gestantes, madres lactantes y niños menores de 6 años de edad del área rural, de los niveles 1 y 2 del Sisbén.
2Identificar las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad que cumplen con los criterios de focalización a través de consulta externa, programa de crecimiento y desarrollo, brigadas de salud, entre otros.Nutricionistas, médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería o encargado de la modalidad de la entidad territorial de salud o municipio.Registros de salud. Diagnóstico de salud.
3Remitir a las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad a la persona responsable de la modalidad materno infantil.Responsable de la modalidad materno infantil. 
4Verificar la disponibilidad de cupos y asignar.Responsable de la modalidad materno infantil.Lista de beneficiarios de la modalidad.
5Realizar las actividades propias del ente territorial de salud en cuanto a la recepción, almacenamiento distribución, manejo, y control de la bienestarina.Responsable de la modalidad materno infantil.Acta de entrega de bienestarina.
ActividadResponsableRegistro
6Citar una vez al mes a los beneficiarios de la modalidad para realizar las actividades educativas y entregar la bienestarina.Responsable de la modalidad materno infantil.Formato de entrega de bienestarina y desarrollo de actividades educativas.
7Enviar mensualmente al centro zonal del ICBF las planillas de entrega de bienestarina y desarrollo de actividades educativas, en cumplimiento del convenio de cooperación técnica, dentro de los 5 días hábiles siguientes a la terminación del mes.Responsable de la modalidad materno infantil.Responsable de la modalidad en el centro zonal del ICBF.Planillas mensuales de actividades realizadas y bienestarina entregada
8Informar cualquier cambio o anomalía en el desarrollo de la modalidad.Responsable de la modalidad materno infantil.Responsable de la modalidad en el centro zonal del ICBF.Comunicación escrita.
9Elaborar dos informes consolidados al año, con corte en los meses de julio y noviembre; que den cuenta de las actividades realizadas durante el desarrollo de la modalidad y el cumplimiento del convenio de cooperación técnica en cada uno de los municipios. Estos informes deberán ser remitidos a la regional del ICBF.Responsable de la modalidad en el centro zonal del ICBF.Informes consolidados por municipio.
10Elaborar dos informes consolidados al año de todos los centros zonales, con corte en los meses de julio y noviembre, que den cuenta de las actividades realizadas durante el desarrollo de la modalidad y el cumplimiento de los convenios de cooperación técnica. Estos informes deben enviarse a la subdirección de nutrición de la sede nacional.Responsable de la modalidad en la regional del ICBF.Informes consolidados por centro zonal.

 

Ruta de atención ente territorial de salud o municipio

IMAG1.JPG
IMAG1.JPG
 

CAPÍTULO II

Aspectos administrativos

Los aspectos administrativos se desarrollan a través de los siguientes componentes:

2.1. Convenios interadministrativos de cooperación técnica.

Para que la operación de la modalidad materno infantil es necesario establecer convenios interadministrativos de cooperación técnica entre el ente territorial de salud o el municipio y la regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, para “Coordinar acciones para el desarrollo del subproyecto apoyo a la primera infancia a través de la modalidad materno infantil en los municipios con el fin de incrementar la atención integral a las familias de las áreas rurales mediante las acciones con: Mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia, niños y niñas menores de 6 años de edad, del área rural, clasificados en los niveles 1 y 2 del Sisbén, que no asistan a FAMI o a otro servicio ICBF para atención a la primera infancia.

De igual forma, es necesario dinamizar la gestión en los convenios interadministrativos para articular participación de los médicos tradicionales de grupos étnicos en entidades prestadoras de servicio de salud local.

La elaboración de estos convenios interadministrativos de cooperación técnica con los diferentes actores territoriales permite fortalecer la articulación territorial, facilita la apropiación por parte de las entidades locales y fortalece su capacidad técnica.

La entidad territorial de salud o el municipio debe realizar la identificación y censo de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y niños menores de 6 años de edad que cumplen con los criterios de focalización.

2.2. Suministro de bienestarina a la entidad territorial.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar garantizará la disponibilidad de bienestarina(12) establecida para la modalidad materno infantil, previa programación anual y seguimiento mensual de los usuarios realmente atendidos y la bienestarina distribuida. Esta programación debe ser realizada por el centro zonal y soportada en los registros suministrados por el ente territorial de salud.

Las entregas mensuales de bienestarina por parte del ICBF, se realizarán de manera anticipada, según el número de niños y niñas, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia, definidos a atender en cada convenio de cooperación técnica.

Teniendo en cuenta que la bienestarina es considerada un bien público, esta será suministrada por el ICBF a quien garantice la entrega del producto en condiciones tales que excluyan la contaminación y/o la proliferación de microorganismos y la proteja contra la alteración del alimento o los daños de los empaques.

Cuando la bienestarina se distribuya a través de los operadores, deberá entregarse en los puntos de distribución concertados entre el ICBF y la entidad territorial, en donde se debe dejar constancia de su recibo a través de un acta de entrega.

El ICBF hace entrega de la bienestarina a la entidad territorial, garantizando la entrega de las recomendaciones específicas para la introducción adecuada y oportuna en la alimentación complementaria a partir de los seis meses; las que deben ser transmitidas a los beneficiarios del programa.

El suministro mensual de la bienestarina quedará sujeto a la remisión mensual que realice la Entidad Territorial de Salud o municipio a través de las planillas de entrega de bienestarina y desarrollo de actividades con los beneficiarios al centro zonal del ICBF (anexo 4).

2.2.1. Recepción, almacenamiento, suministro, inventario y custodia de la bienestarina.

Para el almacenamiento de la bienestarina, aplicarán los principios básicos durantela recepción, almacenamiento y distribución de los alimentos, lo mismo que sobre los procedimientos de inspección, control de calidad, mantenimiento de bodegas y sitios de almacenamiento, procesos de fumigación y desinfección, contenidos en la guía sobre buenas prácticas de manipulación de alimentos en las bodegas y sitios de almacenamiento.

Esta actividad realizada por el ente territorial debe garantizar la calidad del producto entregado, en consecuencia se obliga a:

Verificar el recibo del producto, la concordancia de la cantidad de bienestarina recibida, los lotes de producción y la fecha de vencimiento con la información registrada en el acta de entrega.

• Confirmar las fecha de vencimiento del producto, teniendo en cuenta que para la bienestarina es mínimo de seis (6) meses contados a partir de la fecha de producción, la cual debe ser visible al igual que el lote de producción.

• Firmar el acta de entrega como constancia de recibo a satisfacción del producto y dejar constancia en ella de las inconformidades en el evento que las mismas existan.

• Almacenar los productos de acuerdo con las condiciones mínimas establecidas por el ICBF.

• Rotar adecuadamente el producto garantizando la distribución por proximidad de la fecha por consumo preferente.

• Suministrar la bienestarina de acuerdo con el lineamiento técnico administrativo.

• Registrar en los formatos de control aprobados por el ICBF, los movimientos de inventarios y la constancia de entrega del producto a los beneficiarios y unidades aplicativas según corresponda.

• Abstenerse de realizar entregas de productos a beneficiarios y unidades ejecutoras no registradas dentro de la modalidad.

• Informar al centro zonal, la regional, o a la sede nacional, según corresponda, la totalidad de las novedades relacionadas con la recepción, almacenamiento, control y distribución de la bienestarina.

• Abstenerse de recibir bienestarina proveniente de personas naturales o jurídicas no autorizadas por la sede nacional del ICBF.

• Abstenerse de donar, vender, usar indebidamente, destinar o en general disponer de la bienestarina de forma diferente a lo autorizado por el ICBF.

• No desarrollar en el sitio o lugar destinado al almacenamiento de la bienestarina actividades diferentes a esta.

En general, se debe cumplir con la normatividad descrita en el Decreto 3075 de 1997, del Ministerio de Salud.

2.2.2. Preparación de bienestarina.

El nutricionista del centro zonal del ICBF debe capacitar a los encargados de la modalidad en el almacenamiento adecuado y utilización de la bienestarina. Así mismo, en coordinación con la entidad territorial, debe incluir entre los temas de capacitación las preparaciones de bienestarina, teniendo en cuenta los hábitos alimentarios y preparaciones propias de cada región.

En este mismo sentido, se deben integrar las recetas y alimentos tradicionales de los grupos étnicos a las preparaciones culinarias con la bienestarina, realizando talleres prácticos de gastronomía tradicional con las madres gestantes, lactantes, niñas y niños beneficiarios (as).

El ICBF hará entrega de la bienestarina al ente territorial, garantizando la entrega de las recomendaciones específicas para la introducción adecuada y oportuna en la alimentación complementaria a partir de los seis meses de edad.

2.3. Reportes.

Para constancia de las actividades desarrolladas dentro del programa existen varios formatos, reportes, e informes a saber:

• Consolidado de los convenios de cooperación técnica firmados con las entidades territoriales de salud, según el anexo 3. Este consolidado deberá ser elaborado por la regional del ICBF y enviado anualmente en el mes de febrero a la subdirección de nutrición de la sede nacional.

• Actas de entrega de bienestarina(13): esta acta es entregada por el transportador de la bienestarina al encargado de la unidad ejecutora(14) y en ella se registra la cantidad de bienestarina entregada.

• Formato de control de inventario de bienestarina o kárdex: este formato se utilizará en todos los puntos de distribución, para llevar el control de toda la bienestarina que ingresa y sale del lugar de almacenamiento, sin importar si el punto de distribución entrega de manera inmediata o parcialmente durante el mes.

• Formato de entrega unidades ejecutoras(15): se utilizará para los casos donde los puntos de distribución redistribuyen a otras unidades ejecutoras la bienestarina, bien sea para consumo o para entrega a los usuarios.

• Planilla de entrega de bienestarina y de realización de actividades educativas a cada uno de los beneficiarios de la modalidad materno infantil, deberá remitirse mensualmente por el responsable de la modalidad en el ente territorial de salud o municipio al centro zonal del ICBF, dentro de los 5 días hábiles siguientes a la terminación del mes (anexo 4).

• Informes con corte en los meses de julio y noviembre, elaborados por el centro zonal del ICBF, que den cuenta del cumplimiento del convenio de cooperación y que contenga la bienestarina entregada mes a mes, los usuarios atendidos y las actividades educativas realizadas. Estos informes serán remitidos a la regional del ICBF (anexo 6).

• Informes con cortes en los meses de julio y noviembre consolidados de las regionales del ICBF, que de (sic) cuenta el cumplimiento del convenio de cooperación y que contenga la bienestarina entregada mes a mes, los usuarios atendidos y las actividades educativas realizadas. Estos informes serán remitidos a la subdirección de nutrición de la sede nacional del ICBF (anexo 7).

• Registro único de beneficiarios.

2.4. Responsables de la modalidad.

2.4.1. Responsable en el ICBF.

La responsabilidad de la coordinación de la modalidad a nivel nacional es de la dirección de prevención, directamente la subdirección de nutrición. Las regionales tienen a su cargo el desarrollo y seguimiento de la modalidad a través del grupo de asistencia técnica y el equipo de profesionales delegado para tal fin en los centro (sic) zonales.

Así mismo, la subdirección de evaluación del ICBF sede nacional, tiene a su cargo el seguimiento de la modalidad.

2.4.2. Responsable en la entidad territorial.

El responsable de la modalidad en la entidad territorial de salud o municipio en lo posible debe ser nutricionista dietista, en caso de no contar con este profesional se debe seleccionar a un médico, enfermero, auxiliar de enfermería o promotor de salud. Para garantizar que la bienestarina se entregue a la población objetivo, el responsable de la modalidad desde la entidad territorial deberá apoyarse, cuando sea necesario, en líderes comunitarios, autoridades tradicionales —capitanes, gobernadores, promotores, médicos tradicionales, parteras, promotores de salud indígenas o afrodescendientes— de territorios de grupos étnicos o agentes educativos.

Las características generales que debe tener el encargado de la modalidad son:

• Reconocimiento y liderazgo ante la comunidad.

• Capacidad de comunicación y facilidad para desarrollar procesos educativos.

• Afinidad hacia el tema materno infantil.

• Disponibilidad de tiempo.

La persona responsable deberá dar cumplimiento a lo estipulado en el presente lineamiento técnico.

CAPÍTULO III

Supervisión, seguimiento y asistencia técnica

Los procesos de supervisión, seguimiento y asistencia técnica si bien son diferenciales, deben desarrollarse en forma integral, teniendo presente que su objetivo fundamental es propiciar la cualificación de los servicios para que cumplan con la misión de garantizar los derechos de las mujeres gestantes, las madres en periodo de lactancia y los niños y las niñas beneficiarios de esta modalidad. Para el desarrollo de estos procesos es importante tener claridad sobre los aportes que cada uno hace al mejoramiento de la atención:

El sistema de supervisiónes el conjunto de normas, agentes, procesos y procedimientos que permiten lograr el efectivo cumplimiento de los lineamientos técnico administrativos de las modalidades de atención, mediante las cuales se busca mejorar la calidad de vida de los beneficiarios. Este sistema opera mediante la planeación, ejecución y evaluación de estrategias implementadas para obtener resultados de calidad que sean coherentes y consistentes con los objetivos y las metas de los programas de atención a la niñez y la familia.

El sistema de supervisión se concreta en el proceso de supervisión técnica, el cual es en esencia un proceso evaluativo que en la práctica institucional se define como: el conjunto de actividades sistemáticas de observación, verificación y registro del nivel de cumplimiento de la atención a la niñez, la adolescencia y la familia, frente a los estándares de estructura, proceso y resultado, estipulados en los lineamientos técnico administrativos de la modalidad, utilizando estrategias de seguimiento y asesoría, que permitan mejorar la calidad del servicio y garantizar los derechos de los beneficiarios.

El proceso de supervisión se desarrolla mediante visitas de supervisión que son las actividades que realizan los equipos de apoyo al supervisor o interventor en la unidad ejecutora, con el fin de aplicar los instrumentos definidos para cada modalidad de servicio y verificar el cumplimiento de los estándares.

Los estándares son criterios de referencia que señalan un nivel de calidad previamente definido y exigible, mediante los cuales se establece la pertinencia del proceso y se determina su contribución a la calidad y al logro de los objetivos del servicio.

La verificación del cumplimiento de los estándares de estructura, proceso y resultado, se realiza por parte de profesionales de apoyo al supervisor, los cuales aplican un instrumento de supervisión(16) diseñado para la modalidad, mediante visitas concertadas y no concertadas.

El seguimientoes definido como la observación periódica y sistemática del proceso de atención y debe estar acompañado de recolección y análisis de la información con el fin de identificar el cumplimiento de lo establecido en los lineamientos técnicos administrativos y en los estándares, en la garantía de los derechos de las mujeres gestantes, madres en periodo de lactancia y los niños y las niñas que hacen parte de la modalidad.

El seguimiento se realiza con la periodicidad establecida, con mayor frecuencia en circunstancias extraordinarias y está a cargo del equipo técnico del ICBF, de la autoridad competente o de la entidad contratista.

La asistencia técnica, se concibe como una estrategia permanente de asesoría y acompañamiento para lograr la cualificación de los servicios y los procesos de atención, así como la comprensión y adquisición de conocimientos, destrezas y habilidades que permitan implementar de manera coherente, los objetivos que persigue la ley en los ámbitos nacional, departamental, distrital y municipal.

Para la asistencia técnica, las regionales deberán tener en cuenta lo establecido en el lineamiento técnico para el desarrollo de la asistencia técnica en el marco de la política pública de infancia, adolescencia y familia(17).

Se entiende por asesoría el conjunto de acciones específicas y concretas para la orientación y acompañamiento que sugiere el equipo de apoyo al supervisor con respecto a la situación general y/o particular encontrada, con el fin de mantener los factores que están determinando los hallazgos positivos identificados y proponer las alternativas para modificar los aspectos que están generando el incumplimiento de los estándares.

La asesoría es una estrategia que le da valor agregado a la verificación de estándares. La formación académica y la experiencia profesional del equipo de apoyo al supervisor, posibilitan que se ofrezcan las sugerencias e indicaciones pertinentes para el mejoramiento de la calidad del servicio que se está supervisando. Por ello, es fundamental que se dedique el tiempo que sea necesario a estas actividades, con el fin de garantizar que las orientaciones, sugerencias y recomendaciones dadas en relación con la cualificación de la atención hayan quedado lo suficientemente claras.

Los resultados de estos dos procesos: supervisión y seguimiento, deben presentarse al ICBF (centros zonales y regionales), autoridades competentes y entidades contratistas, con las respectivas sugerencias, para que los servidores públicos responsables de los mismos adelanten las acciones de asesoría correspondientes, con el fin de mantener los factores que determinan un buen funcionamiento o proponer alternativas para modificar los aspectos que están generando incumplimiento de los lineamientos técnicos de la modalidad. Lo anterior debe ser registrado en el sistema de información vigente del ICBF.

Cuando en desarrollo del proceso de supervisión se encuentren posibles situaciones de riesgo, amenaza o de alerta con respecto a alguna mujer gestante, madre en periodo de lactancia, niño o niña, los profesionales que realizan las visitas de supervisión deben remitir copia del informe a los equipos interdisciplinarios de los centros zonales del ICBF, autoridades competentes o entidades contratistas, para que se actúe frente al caso de forma oportuna y se tomen las decisiones respectivas.

El detalle de los procesos y procedimientos para el desarrollo de la supervisión se encuentra en el documento “Guía del sistema de supervisión de los contratos de aportes suscrita por el ICBF”, la cual será aplicada a las entidades contratistas y unidades ejecutoras que operan con recursos del ICBF; puede ser realizada directamente por el ICBF, un operador o mediante la contratación de una interventoría.

Bibliografía

• Congreso de la República. Ley 100 de 1993. Por la cual se adopta el sistema general de seguridad social en salud. Diciembre 23 de 1993.

• Congreso de la República. Código de la Infancia y Adolescencia. Ley 1098 de 2006. Noviembre 8 de 2006.

• Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada y abierta a la firma y ratificación, o adhesión, por la Asamblea General (sic) en su Resolución 34/180, de 18 de diciembre de 1979.

• Convención sobre los derechos del niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

• Departamento Nacional de Planeación. Conpes Social 102 del 25 de septiembre de 2006, red de protección social contra la extrema pobreza.

• Departamento Nacional de Planeación. Conpes Social 109 del 3 de diciembre de 2007, política pública nacional de primera infancia “Colombia por la primera infancia”.

• Departamento Nacional de Planeación. Conpes Social 113 del 31 de marzo de 2008, política nacional de seguridad alimentaria y nutricional, PNSAN.

• Departamento Nacional de Planeación. Conpes Social 91 del 14 de marzo de 2005 “Metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”.

• Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Lineamientos técnico administrativos educador familiar, escuela para las familias y materno infantil. 2001. Págs. 43 a 53.

• Ministerio de Protección Social. Dirección general de salud pública. Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010. Decreto 3039 del 10 de agosto de 2007.

• Ministerio de Salud. Resolución 412 de 2000. Por la cual se establecen las actividades, procedimientos e intervenciones de demanda inducida de obligatorio cumplimiento y se adaptan las normas técnicas y guías de atención para el desarrollo de las acciones de protección específica y detección temprana y la atención de enfermedades de interés en salud pública. 2000.

• Ministerio de Salud. Decreto 3075 de 1997.

• Presidencia de la República. Constitución Política de Colombia. Publicada el 20 de julio de 1991.

Anexo 1: Circular 018 del 10 de mayo de 2006

Para:Secretarios de salud de (sic) departamentales, distritales y municipales

Directores ICBF de regionales y agencias

Asunto: Orientaciones para el desarrollo de los proyectos del sistema nacional de bienestar familiar de atención a la primera Infancia, madres gestantes y lactantes.

En aras de ofrecer una atención integral a los niños y poblaciones vulnerables participantes en los programas del servicio público de bienestar familiar, el Ministerio de la Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar establecen estas orientaciones para el desarrollo articulado de los programas con el concurso de los centro (sic) zonales, regionales y agencias del ICBF y las direcciones departamentales, distritales y municipales de salud.

La búsqueda de una mayor coordinación y cooperación técnica entre el ICBF y las entidades territoriales de salud para la atención de la infancia, la adolescencia y las madres gestantes y lactantes en Colombia, se fundamenta en las siguientes consideraciones:

1. Las metas nacionales para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio consignadas en el documento Conpes Social 91 de 2005 plantean reducir a 3% los niños menores de 5 años con desnutrición global (peso para la edad) y a 7.5% las personas que están por debajo del consumo de energía mínima alimentaria para el año 2015. Se plantea una serie de estrategias para ello, entre las cuales la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna temprana, la capacitación a las madres y la expansión de programas focalizados en las familias más pobres, con impacto favorable en la nutrición.

2. Los resultados de la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional 2005 para Colombia muestran, entre otros, que:

• El 12% de los niños menores de 5 años presenta desnutrición crónica y el 7% bajo peso para la edad.

• El 20.7% de las madres gestantes exhibe bajo peso para la edad gestacional.

• La duración promedio de la lactancia materna exclusiva es de no solo 2,2 meses.

• El 33.2% de los niños entre 1-4 años de edad presenta anemia nutricional.

• La anemia nutricional afecta 44,7% de las gestantes entre 13 y 49 años de edad.

• La deficiencia nutricional de vitamina A afecta al 5,9% de los niños entre 1-4 años.

En consecuencia y dadas las competencias del Ministerio de la Protección Social para proteger la salud de la población colombiana, consagradas en las leyes 7ª de 1979, 100 de 1993, 715 de 2001 y 789 de 2002 y las facultades contenidas en los decretos 205 de 2003 y 1137 de 1999, se establecen las siguientes instrucciones con el fin de lograr la articulación, coordinación y la cooperación técnica interinstitucional entre los centros zonales, regionales y agencias del ICBF con las direcciones departamentales, distritales y municipales de salud, que permitan una atención integral a los niños y a las poblaciones vulnerables participantes en los programas de servicio público de bienestar familiar.

Acciones prioritaria (sic) a realizar por el ICBF con las personas participantes de los programas de atención a gestantes y primera infancia del servicio público de bienestar familiar.

Núcleo familiar

• Promover la afiliación al sistema de seguridad social en salud de la población vinculada a los programas del ICBF.

Madres

• Fomentar que las mujeres gestantes vinculadas a los programas del ICBF estén asistiendo a control prenatal en los organismos de salud.

• Promover y fomentar la lactancia materna para los niños menores de dos años, a nivel familiar.

• Orientar la introducción de la alimentación complementaria adecuada a la leche materna para los niños mayores de seis meses.

Niños

• Vigilar el estado nutricional de los niños menores de 6 años participantes de los programas del servicio público de bienestar familiar.

• Hacer seguimiento del esquema único de vacunación por medio del carné único de salud infantil adoptado por el Decreto 2287 de 2003.

Acciones prioritarias a realizar con los núcleos familiares participantes de los programas del servicio público de bienestar familiar según lineamientos de Circular 018 de 2004 por parte de las secretarías municipales y distritales.

• Promover redes de apoyo que faciliten la identificación de niños y niñas menores de 6 años en riesgo de desnutrición para facilitar el acceso a los servicios requeridos.

• Realizar acciones de promoción de la salud, prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas de interés en salud pública en los niños.

• Capacitar a promotores de salud o a quienes hagan sus veces, a maestros y agentes educativos comunitarios en general, en procesos de socialización y crianza, vínculos afectivos, etapas del desarrollo evolutivo de los niños, guías alimentarias para la población colombiana, ciclo vital, personas con discapacidad, derechos humanos, resolución pacífica de conflicto y funcionamiento y manejo de redes y grupos de apoyo entre otros.

• Promover la realización de sesiones educativas con los usuarios que permitan compartir experiencias, conocimientos sobre prácticas alimentarias y de salud apropiada, prácticas de crianza adecuadas, fortalecimiento de las relaciones al interior de la familia y del vínculo afectivo.

• Promover en las familias en gestación la realización de actividades educativas que permitan adquirir conocimientos relacionados con la concepción, la gestación, el nacimiento y los cuidados del recién nacido y de la madre después del parto, derechos de la familia, los niños y las mujeres, guías alimentarias y sobre la importancia del afecto y de prácticas de crianza adecuadas en el desarrollo evolutivo de los niños.

• Suplementar con micronutrientes a estantes (sic) de estratos 1 y 2 no afiliadas al sistema general de seguridad social en salud, según el protocolo definido por Ministerio de la Protección Social.

• Desparasitar y suplementar con micronutrientes a menores de 5 años de estratos 1 y 2, no afiliados al sistema general de seguridad social en salud, inscritos en hogares de bienestar familiar o en el Programa de Familias en Acción, según el protocolo definido por el Ministerio de la Protección Social.

Otras acciones

• Elaboración de convenios de cooperación técnicaentre la secretaría local de salud - ICBF, para la atención de las familias rurales usuarias del programa materno infantil, en los cuales el ICBF garantizará el suministro de la bienestarina y las entidades del sector salud el desarrolla de las acciones enunciadas, según lineamientos de la Circular 018 de 2004.

— El ICBF de acuerdo con el convenio celebrado, entregará a la entidad de salud de bienestarina correspondiente a dos kilógramos por usuario mes, inicialmente cada mes para un periodo de 6 meses, junto con las recomendaciones para su adecuado almacenamiento y preparación para su adecuado almacenamiento y preparación. Así mismo se exigirá la constancia de recibido a través de la firma de la orden de entrega correspondiente.

— El seguimiento a la ejecución y al cumplimiento de los compromisos establecidos en el convenio se realizará durante el primer semestre, de esta forma y, de acuerdo con al número de usuarios atendidos se determinará la cantidad de bienestarina requerida para el desarrollo de la modalidad para el siguiente periodo. Se anexa el formato para el reporte de información de materno infantil por parte de las entidades de salud al ICBF.

• Elaboración de proyectos conjuntos, entre la secretaría local de Salud - ICBF, para el desarrollo de las acciones enunciadas de los lineamientos de la Circular 018 de 2004, en la modalidad de recuperación nutricional ambulatoria, donde queden establecidos los mecanismos de cooperación con las diferentes entidades que conforman el sistema general de seguridad social en salud, (ARS, ESE, EPS, IPS, de acuerdo con la organización del nivel territorial) que permitan garantizar que el desarrollo del proyecto incluya las acciones integrales en salud que el niño o la niña beneficiarios del proyecto requerirán.

• Elaboración de proyectos conjuntos entre la secretaría local de salud - ICBF, para la modalidad de recuperación nutricional con organismos de salud (cama pediátrica, VIH, TBC), que incluya las acciones integrales en salud y educación que el niño y las familias beneficiarios del proyecto requerirán. El ICBF garantizará el suministro mensual del complemento alimentario en coordinación del centro zonal con cada institución de salud.

Esperamos que en todos los entes territoriales se dé cumplimiento a estos lineamientos, teniendo presente que los derechos de los niños prevalecen sobre los demás.

Anexo 2

Circular 004 del 26 de febrero de 2010

Para: Directores regionales, coordinadores de centros zonales y defensores de familia

Asuntos: Responsabilidades del ICBF en la verificación del cumplimiento de la unificación del plan obligatorio de salud de menores de 18 años.

Las disposiciones de la honorable Corte Constitucional respecto de la unificación el plan obligatorio de salud para menores de 18 años, requiere un seguimiento permanente de las diferentes entidades estatales.

En ese seguimiento, el ICBF hace énfasis en cinco aspectos prioritarios que aseguren que el derecho a la salud de niñas, niños y adolescentes sea una realidad, y en los cuales el instituto debe concentrar su acción.

1. El derecho a la salud en la población menor de 18 años es incluyente, es decir, la cobertura en la prestación de servicios de salud no solo protege a los afiliados al régimen subsidiado y al régimen contributivo, sino que incluye a la población pobre no afiliada, cuya atención está a cargo de las entidades territoriales de salud.

2. La universalización de la atención para niñas y niñas menores de 6 años con programas del Gobierno Nacional, debe ser simultáneo con la universalización de la afiliación en el sistema de salud de los beneficiarios de los programas.

3. Todos los menores de 18 años tienen derecho y deben estar afiliados a la seguridad social en salud. Nuestro deber como Instituto, es garantizar que esta afiliación sea real; cada regional deberá implementar las estrategias adecuadas para la búsqueda de esa población objetivo.

Para ello, cada dirección regional desarrollará una estrategia según las condiciones de su región, para la búsqueda de los niños, niñas y adolescentes que aún no se encuentran afiliados a salud, para lo que se propone utilizar este esquema básico de focalización y canalización:

3.1. Listado de programas de prevención del ICBF vigentes, en os (sic) que los beneficiarios sean niños, niñas y adolescentes, ubicación de los sitios de prestación del servicio, determinación de cobertura actual y cobertura potencial.

3.2. Definición de grupos de población vulnerable potencial beneficiaria de los programas del ICBF e identificación de posibles escenarios de contacto.

3.3. Priorización de grupos de beneficiarios potenciales por riesgo epidemiológico: niños y niñas menores de un año, niños y niñas de 1 a 5 años, niños y niñas de 6 a 11 años, y adolescentes de 12 a 17 años.

3.4. Solicitar a la alcaldía municipal y otros sectores estatales, comunitarios y comerciales del territorio, apoyo para trabajar en la canalización de niños, niñas y adolescentes que no estén afiliados en salud, valiéndose de los espacios del ICBF, identificar en los programas propios el ICBF cuáles son los mejores multiplicadores de la información para captación de niños, niñas y adolescentes sin afiliación en salud, como los educadores familiares.

3.5. Definir, diseñar y reproducir elementos adecuados para hacer la divulgación y/o captación de los niños, niñas y adolescentes sin afiliación en salud (medios radiales, convocatoria en escenarios propicios (iglesias, plazas de mercado, tiendas, droguerías, etc.).

3.6. Incluir en las actividades propias de la gestión de los centros zonales indicadores de afiliación de niños, niñas y adolescentes, conforme la estadística existente en el municipio.

4. Los acuerdos 04 de 2009 y 11 de 2010 de la comisión de regulación en salud, disponen, la unificación del plan obligatorio de salud para menores de 18 años, garantizando que los contenidos, procedimientos y medicamentos a los que tengan derecho, sean los equivalente a los que del régimen contributivo de salud.

5. Para agilizar la afiliación al régimen subsidiado de los niños, niñas y adolescentes en proceso administrativo de restablecimiento de derechos que no se encuentran aún afiliados a una EPS, y por sugerencia del Ministerio de la Protección Social, a final del mes de marzo se tramitará, desde la dirección nacional del ICBF, la entrega directa al Ministerio de la Protección Social de la lista actualizada de niños, niñas y adolescentes en proceso administrativo de restablecimiento de derechos que aparecen como no afiliados en salud en el T36, para que el ministerio solicite la afiliación de estos a la EPS Caprecom. En la medida que la información registrada en el T36 sea consistente y real, será más efectivo este trámite por lo que solicitamos su atención en el envío que se hará a mediados de marzo.

El seguimiento al cumplimiento de los cinco puntos anteriores, nos permitirán avanzar enormemente en nuestra obligación de garantizar el derecho a la salud.

 

IMAG2.JPG
IMAG2.JPG
 

 

IMAG3.JPG
IMAG3.JPG
 

 

Anexo 5

Instructivo formato de entrega mensual de bienestarina y realización de actividades modalidad materno infantil

Este formato permitirá contar con la información acumulada mes a mes de los beneficiarios atendidos. Se debe enviar copia de las planillas diligenciadas mensualmente al centro zonal durante los 5 primeros días hábiles siguientes a la terminación de cada mes.

ICBF regional: Escriba la regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a la que pertenece el municipio.

ICBF centro zonal: Escribir el centro zonal del ICBF al que pertenece el municipio.

Municipio: Escribir el municipio donde se ubica la unidad ejecutora.

Ente territorial con el que se firmo el convenio: escribir el nombre del ente territorial de salud o municipal con el cual se firmó el convenio de cooperación técnica.

Nombre de la unidad ejecutora: Escribir el nombre de la unidad donde se presta la atención y se desarrolla la modalidad materno infantil.

No.: enumerar en orden ascendente los beneficiarios registrados.

Identificación del usuario: escribir el número de cédula de ciudadanía para mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia. Para los niños y niñas se debe escribir registro civil o el número único de identificación personal, NUIP.

Nombres y apellidos: escribir el nombre completo y apellidos de cada beneficiario.

Grupo de edad: señalar con una equis (X), el grupo de edad al que pertenece el beneficiario (mujer gestante, madre en periodo de lactancia, niño o niña de 6 a 24 meses o niño o niña de 2 a 6 años).

Edad de ingreso en años y meses: registrar la edad de ingreso de los beneficiarios en años. Para los niños y niñas escribir la edad en años y meses.

Temas actividades educativas: para cada mes escriba el tema de la actividad educativa desarrollada con los beneficiarios.

Acciones: señale con una equis (X) para cada mes si el beneficiario asistió a:

• Control con salud: crecimiento y desarrollo, control prenatal, curso psicoprofiláctico.

• Vacunación

• Actividad educativa

Para la casilla de bienestarina entregada se deberá registrar la cantidad de paquetes entregados a cada beneficiario,

Firma: mensualmente tome la firma de la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o madre del niño o niña o acudiente que asiste a las actividades educativas y recibe la bienestarina.

Novedad: escriba el número de la novedad según corresponda la razón por la cual se retiró de la modalidad el beneficiario:

1. Retiro por edad cumplida: escriba 1 en caso de que el niño o la niña haya cumplido más de 6 años.

2. Cambio municipio: escriba 2 en caso que la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o niño y niña haya cambiado de residencia a otro municipio.

3. Retiro voluntario: escriba 3 en caso que la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o niño y niña se haya retirado voluntariamente.

4. Otro programa: escriba 4 en caso que se compruebe que la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o niño y niña se encuentren recibiendo bienestarina en otra modalidad.

5. Fallecimiento: escriba 5 en caso que se compruebe que la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o niño y niña haya fallecido.

6. Inasistencia por más de dos entregas: escriba 6 en caso que la mujer gestante, madre en periodo de lactancia o niño y niña no asista a las actividades educativas y entrega de la bienestarina por más de dos meses.

Firma responsable del punto de entrega: Registre la firma.

Nombre: Escriba el nombre de la persona responsable de la modalidad materno infantil

Identificación: Escriba el número de cédula de ciudadanía del responsable de la modalidad materno infantil.

Teléfono: Escriba el número de teléfono del responsable de la modalidad materno infantil.

Anexo 6.

Formato de informes de los centros zonales modalidad materno infantil

 

FOrmu.JPG
FOrmu.JPG
 

 

Anexo 7

Formato de informes de las regionales modalidad materno infantil

La regional del ICBF deberá remitir los consolidados de cada municipio correspondientes a todos los centros zonales, con corte en los meses de julio y noviembre.

Esta información debe remitirse a la subdirección de nutrición en los primeros 15 días de los meses de agosto y diciembre de cada año, con la siguiente información:

 

FOrmu1.JPG
FOrmu1.JPG
 

 

Anexo 8

Guía sobre buenas prácticas de manipulación de alimentos en las bodegas y sitios de almacenamiento - ICBF 2006 introducción

Durante la recepción, almacenamiento y distribución de productos alimenticios se registran pérdidas considerables, por el deterioro o daño que sufren los alimentos por diferentes factores como son: conocimientos insuficientes sobre la naturaleza de los alimentos, locales o bodegas inadecuadas, prácticas deficientes en la manipulación y almacenamiento, falta de medidas para combatir vectores, medios deficientes de transporte y empaques inadecuados.

Es sabido que muchas de estas pérdidas de alimentos que se producen actualmente podrían reducirse con mejores métodos de manipulación y almacenamiento. Por su naturaleza los alimentos, en determinadas circunstancias, pueden alterarse y ser vehículos de enfermedades luego de ser ingeridos. Por tanto, es necesario velar porque conserven su valor nutritivo y calidad sanitaria.

El objetivo de este documento es dar instrucciones prácticas y claras sobre los principios básicos durante la recepción, almacenamiento y distribución de los alimentos, lo mismo que sobre los procedimientos de inspección, control de calidad, mantenimiento de bodegas y sitios de almacenamiento, procesos de fumigación y desinfección.

Está dirigido a las personas que participan en el manejo y almacenamiento de alimentos que el ICBF produce y adquiere en cumplimiento de su misión.

Para cumplir con este propósito, el grupo de producción compra y distribución de alimentos de la dirección administrativa del ICBF, ha elaborado este manual, como una herramienta de consulta y aplicación para personas relacionadas con el manejo de las bodegas y sitios de almacenamiento en el país. Esperamos que esta guía sea de gran utilidad y sirva como herramienta para garantizar la calidad de los alimentos que llegan a los usuarios de nuestros programas.

1. Manipulación de alimentos en las bodegas y sitios de almacenamiento del ICBF.

1.1. Generalidades.

1.1.1. Definición de bodega y sitio de almacenamiento del ICBF.

Son los sitios en donde se reciben, almacenan y entregan alimentos, con el objetivo de asegurar un manejo eficiente de los recursos alimenticios de los diferentes programas del ICBF.

1.1.2. Funciones del responsable de la bodega y sitios de almacenamiento del ICBF.

Administrar la bodega y las existencias para mantener la calidad de los alimentos y para minimizar las pérdidas o daños.

1.1.3. Actividades del responsable de la bodega y sitios de almacenamiento del ICBF.

• Mantenimiento y limpieza de la bodega

• Recepción de productos alimenticios

• Estibado, almacenaje e inspección

• Seguridad del personal y de productos alimenticios

• Control de vectores

• Despacho e inventario de los productos alimenticios

• Manejo de existencias.

• Reportes

1.2. Manipulación de alimentos.

Al realizar las operaciones de manipulación, se debe tener en cuenta factores de manejo que son fundamentales para evitar el deterioro o daño de los alimentos y así garantizar la calidad de los productos a los consumidores.

Estos factores de manejo son:

• Sanidad alimentaria: Los alimentos deben mantenerse sanos, frescos y aptos para consumo humano.

• Control sanitario: Comprende la higiene de los alimentos, el control de aseo de equipos, utensilios, sitios de almacenamiento e higiene personal.

1.2.1. Clasificación de los alimentos manejados por el ICBF.

En el ICBF se han clasificado los alimentos en relación a su vida útil:

1.2.1.1. Alimentos estables o no perecederos.

En este grupo se encuentran los que no se alteran durante periodos largos de tiempo, a menos que se manipulen y almacén en forma descuidada y pueden almacenarse por un periodo de tiempo aproximado de 3 a 6 meses.

Este grupo de alimentos contienen bajo contenido de humedad, menos del 13% y algunos de ellos son:

• Bienestarina ®. en todos sus sabores

• Harinas en general

• Leche en polvo

• Cereales en estado seco: trigo, maíz, arroz, etc.

• Leguminosas en estado seco: fríjol, lenteja, garbanzo, arveja

• Aceites

• Alimentos enlatados

• Azúcar

• Sal

• Galletas empacadas.

1.2.1.2. Alimentos medianamente perecederos.

Si son manipulados y almacenados en forma apropiada pueden permanecer sin alteración por un periodo de tiempo aproximado de 1 a 3 meses.

• Tubérculos: papa, yuca, ñame.

• Panela

• Café

• Leche ultrapasteurizada (UHT)

1.2.1.3. Alimentos perecederos.

Se descomponen rápidamente y deben ser distribuidos durante su corto periodo de vida útil que va de un día a un mes dependiendo del alimento. Deben mantenerse conservados de acuerdo a la recomendación del productor, por ejemplo: refrigeración o congelación.

• Leche pasteurizada

• Carnes de res, cerdo, pollo y sus derivados

• Frutas y verduras

• Pescado fresco

• Huevos

• Quesos

1.3. Buenas prácticas de manufactura (BPM) y las bodegas de almacenamiento.

1.3.1. Definición.

• Las BPM, son las normas de carácter higiénico y funcional que deben ser cumplidas en todo lugar donde se procesen, almacenen y distribuyan alimentos, medicamentos, cosméticos y bebidas.

• Las instalaciones, estructuras y fuentes de apoyo y suministro deben aportar condiciones acordes con el proceso, la higiene y la seguridad como soporte a la calidad de los productos (alimentos) y servicios.

• Principios aceptados mundialmente, destacados en el Codex Alimentarius.

• Requisito fundamental de competitividad en el comercio internacional de alimentos, acogido por la Unión Europea.

• Norma colombiana, desde la expedición del Decreto 3075 de 1997, realizada para armonizarse con el mundo.

• Prerrequisito del HACCP (análisis de riesgos y puntos críticos de control) - certificación ISO 9000 y otros.

1.3.2. Soporte legal.

El Decreto 3075 del 23 de diciembre de 1997 y el Decreto 60 de enero del 2002, expedidos por el Ministerio de Salud, respecto a la obligatoriedad de asegurar inocuidad en los alimentos, bebidas, drogas y cosméticos, asignándole al Invima la certificación.

1.3.3. Elementos que participan en un sistema de BPM.

• Mano de obra: las personas que atienden el proceso.

• Materiales: suministros de uso para las actividades.

• Medios: instalaciones, máquinas y equipos usados en los procesos.

• Medición: registro del comportamiento de las variables.

• Métodos: procedimientos de producción y control.

• Medio ambiente: las condiciones físicas y laborales que estimulan a la persona en sus actividades.

1.3.4. Correlación de BPM con ISO 9000: requisitos comunes.

• Políticas de calidad

• Contratos de suministro

• Control de documentos - datos

• Compras

• Producto suministrado por el cliente (necesidades de producto en unidades aplicativas)

• Trazabilidad (historial del producto: de dónde y hacia dónde)

• Control de procesos

• Inspección, medición y ensayo (revisión continua de las condiciones de almacenamiento).

• Control de no conformidades

• Acciones correctivas y preventivas

• Almacenamiento

• Registros de calidad

• Auditorías internas

• Servicio asociado

• Técnicas estadísticas (indicadores).

1.3.5. BPM y la relación con salud ocupacional.

• Panorama de riesgos

• Equipos de emergencia

• Brigadas de seguridad

• Enfermedades profesionales

• Control de emisiones y medio ambiente

• Seguridad industrial

• Entrenamiento

• Manejo de contingencias

• Reportes de novedades.

2. Recepción de los productos.

Este aspecto se refiere a las acciones que ocurren una vez los alimentos son recibidos por quien asume la responsabilidad de la conservación antes de la distribución al usuario final.

2.1. Planificación de la recepción:

• Determinar la capacidad de almacenamiento del sitio.

• Antes de cualquier ingreso el lugar debe estar perfectamente limpio.

• No se debe permitir el descargue de alimentos bajo la lluvia, pues el agua daña los empaques y puede mojar el alimento.

2.2. Inspección de los vehículos.

• Verificar que el vehículo cumpla con las condiciones de aseo, la carga debe estar aislada del piso del vehículo para evitar contaminación.

• Se prohíbe transportar conjuntamente en un mismo vehículo alimentos con sustancias químicas peligrosas y otras que por su naturaleza representen riesgo de la contaminación del alimento como combustibles, agroquímicos, detergentes etc.

2.3. Inspección inicial de la carga.

• Inspeccionar ocularmente la carga para verificar que en general, se encuentra en buen estado.

• Los empaques deben estar en buen estado y cumplir con lo estipulado en la Resolución 2652 de 2004 sobre rotulado y etiquetado: nombre del alimento, lista de ingredientes, nombres genéricos correspondientes (antioxidante, acentuador del sabor, saborizantes, etc.), contenido neto y peso escurrido, nombre y dirección del fabricante, país de origen, identificación del lote, fecha de vencimiento, instrucciones para la conservación, instrucciones para el uso, registro sanitario,

• Los empaques no deben estar rotos ni abiertos y no debe existir evidencia de contaminación o infestación por insectos. En caso de presentarse alguna de estas alteraciones no se debe recibir la carga y debe ser devuelta a su lugar de origen.

2.4. Descargue de los alimentos.

• Se debe supervisar el descargue para el conteo y/o pesaje de la carga en caso de alimentos como el queso, carne, frutas, verduras etc.

• Supervisar que los alimentos sean descargados con cuidado:

• Si hay carretilla utilizarla

• Levantar los sacos no arrastrarlos

• No emplear ganchos

• No dejar caer los sacos

• No cargar o descargar bajo la lluvia porque la humedad daña el empaque.

• Sacar del vehículo lo más pronto posible los alimentos perecederos

• Las pérdidas generadas durante el descargue se deben recolectar mediante barrido y llevar al sitio destinado para estos desechos.

• Los alimentos que evidentemente se encuentren alterados (mojados, empaques rotos o se evidencia que el alimento se encuentra deteriorado o descompuesto) se deben separar y cuantificar para su devolución.

2.5. Conformación de arrumes.

• Tener siempre presente las instrucciones que traen algunos de los empaques (la cantidad que se puede apilar y cómo deben ser colocados).

• Los arrumes deben conformarse sobre las estibas de madera o plásticas a una altura de 15 cm del suelo.

• Los productos deben permanecer en los empaques originales y organizarlos así: iniciar el proceso de estibado con los alimentos perecederos como frutas, verduras y lácteos y ubicarlos en los sitios destinados para estos, dejar un espacio y ubicar enseguida los alimentos que tienen mayor duración como bienestarina ®, arroz, fríjol, aceite y panela, entre otros.

• Fijarse siempre en la fecha de vencimiento.

• Los arrumes de sacos o cajas, deben formarse firmemente y trabarse (colocando cada capa de sacos en dirección opuesta a la anterior) para impedir que se caiga el arrume.

• La formación del arrume debe permitir su fácil conteo. Igual número de sacos o bultos o cajas por capa.

• Cada arrume contendrá solo un tipo de producto, con empaque o embalaje similar y con una misma fecha de ingreso.

• Deben hacerse en lo posible arrumes de la bienestarina ® por sabor: natural, chocolate y vainilla, de acuerdo a la cantidad recibida.

• Los frascos y latas deben arrumarse en posición vertical, para evitar que se deteriore el producto.

• Los arrumes deben hacerse a alturas moderadas, para impedir que los empaques y/o embalajes se aplasten y queden cerca al techo.

• Arrumar los sacos dañados por separado.

• Mantener siempre los alimentos separados de otros artículos como jabones, cemento, herramientas, maquinaria, muebles, etc.

• Cuando no existan estibas o estantes, el alimento nunca deberá estar en contacto directo con el piso

2.6. Elaboración de tarjetas de identificación de arrumes.

• Es indispensable llevar un registro escrito, que permita identificar clara y rápidamente el arrume.

• Se recomienda que se registre la siguiente información:

— Nombre del producto

— Proveedor

— Fecha de llegada del producto

— Fecha de producción

— Fecha de vencimiento

— Cantidad recibida

— Estado de calidad

— Movimiento realizado en el arrume (entrada o salida y saldo)

— Firma del responsable de la bodega.

3. Almacenamiento de los alimentos.

3.1. Condiciones durante el almacenamiento.

Los objetivos del mantenimiento son conservar los alimentos seguros, limpios y secos.

Para lograrlo se requiere que los sitios de almacenamiento cumplan con las siguientes características físicas y de la aplicación de medidas preventivas y medidas correctivas.

3.1.1. Edificación e instalaciones.

• Los sitios de trabajo, patios, pasillos lugares para almacenamiento, deben permanecer limpios y ordenados, señalizados y acondicionados.

• Las instalaciones deben preservar el medio ambiente.

• El tráfico de vehículos y personas deben estar reglamentado y visible.

• Delimitación de áreas de almacenamiento - materias primas - proceso (alistamiento de raciones) y producto terminado.

• Buenas fuentes de agua y energía.

• Sistemas adecuados de recolección.

• Tratamiento y destino de aguas residuales autorizadas por entidades competentes.

• Todas las instalaciones deben contribuir a la eliminación de riesgos.

• Ofrecer comodidades para realizar mantenimiento y aplicar medidas preventivas.

• Los terrenos, edificios, patios y zonas verdes deben estar bien localizadas.

• Tener barreras que eviten condiciones que puedan contaminar las materias primas y el producto.

3.1.2. Agua como servicio público.

• Debe ser potable.

• Disponer de tanques de almacenamiento y verificar el consumo periódico.

• Debe existir un programa de mantenimiento y aseo del tanque de almacenamiento el cual debe ser semestral.

• Control microbiológico de acuerdo a la periodicidad establecida (coliformes totales y fecales).

3.2. Estructura física de los sitios de almacenamiento.

El lugar ideal donde se almacenan los alimentos debe cumplir con ciertos requisitos mínimos de infraestructura que garanticen las condiciones adecuadas para mantener los alimentos secos, relativamente frescos, libres de vectores (insectos, roedores, pájaros) y libres de contaminación por hongos, bacterias y microorganismos en general.

Los requisitos mínimos que deben tener la infraestructura de una bodega y el sitio de almacenamiento de alimentos son:

Tabla 1

Características físicas de las bodegas y sitios de almacenamiento

Características de la construcciónEspecificaciones
UbicaciónConstruida en terreno adecuado y seguro.
DimensionesDebe estar en relación al volumen manejado de alimentos.
VentilaciónLa ventilación adecuada y suficiente
IluminaciónAdecuada y suficiente iluminación natural y/o artificial, la cual se obtendrá por medio de ventanas, claraboyas, lámparas con protector convenientemente distribuidas.
PisoEl piso debe ser de cemento, liso y sin grietas.
ParedesDeben ser lo más lisas posible, sin grietas que permitan la presencia de insectos, impermeables al agua, deben permanecer limpias con pintura de tono claro.
TechosDebe ser construido en láminas resistentes y con buenas características de durabilidad y resistencia y libre de goteras.
PuertasLas puertas deben ser lo más seguras y herméticas posible de superficie lisa y de suficiente amplitud que abran y cierren correctamente.
Ventanas y ventiladoresDeben cerrar y abrir correctamente, no tener los cristales rotos, estar construidas evitando la acumulación de polvo, suciedades y facilitar la limpieza; aquellas que se comuniquen con el ambiente exterior, deben estar provistas de malla anti - insectos de fácil limpieza y buena conservación.
Precauciones contra incendioDebe haber extintores con fechas de vencimiento vigentes en soportes adheridos al lado de las puertas, donde puedan ser alcanzados fácilmente en caso de emergencia.
CubiertaRevisar el estado de las tejas para prevenir goteras e infiltraciones. Las cerchas o la estructura del tejado deben permanecer limpias.
DrenajesObservar todos los sifones y orificios de evacuación de aguas residuales. Cerciorarse de que todos ellos tengan la correspondiente rejilla para evitar la penetración de roedores.
Servicios sanitariosLa bodega debe poseer un adecuado servicio sanitario en buen estado y con los elementos necesarios de higiene.

 

3.3. Recomendaciones para el almacenamiento.

3.3.1. Demarcaciones.

De acuerdo con las cantidades, tipos y movimientos (control de inventarios) de alimentos, cuando sea posible y de acuerdo a la naturaleza del sitio, deben realizarse demarcaciones en el piso para organizar la disposición de los arrumes de los productos.

Para efectuar este plan de distribución debe tenerse presente lo siguiente:

• Debe existir un espacio de acceso con una amplitud suficiente para cargar y descargar con facilidad.

• Debe dejarse un espacio entre arrumes y paredes mínimo de 70 cm, con el objeto de poder limpiar e inspeccionar el arrume por todos sus costados.

3.3.2. Proceso de estibado.

Todo alimento almacenado debe colocarse sobre estibas (soportes de madera o plástico), teniendo en cuenta las siguientes observaciones:

• Antes de colocar las estibas, el suelo debe estar perfectamente limpio.

• Las estibas se deben distribuir de acuerdo con las demarcaciones, cuando existan.

• Las estibas deben quedar completamente cubiertas con la carga. La estiba no debe sobresalir del fondo del arrume.

• Las estibas deben estar limpias, niveladas para que no se caiga el arrume, sin astillas y clavos que puedan romper o rasgar los bultos.

• Debe darse prioridad para arrumar sobre estibas a los sacos y dejar en segundo lugar los alimentos contenidos en latas o botellas.

• Los alimentos no deben quedar en contacto con el piso.

3.3.3. Acciones preventivas durante el proceso de almacenamiento.

Las acciones preventivas tienden a impedir que las vectores (insectos y roedores) y la contaminación por microorganismos se pongan en contacto con los alimentos, dañándolos y haciéndolos inaceptables para el consumo humano.

En general las medidas más incidentes en el control preventivo son:

• Utilización de sitios adecuados para el almacenamiento:

• Control de la humedad y la temperatura

• Inspección y mantenimiento preventivo en los sitios de almacenamiento y control de la presencia de goteras entre otros daños físicos

• Adecuado almacenamiento según la vida útil del alimento.

• Fumigación contra insectos

• Control de roedores

• Desinfección contra microorganismos

• Control de existencias y fechas de vencimiento.

3.3.4. Acciones correctivas durante el almacenamiento.

Se comienzan a desarrollar cuando se detecta, por medio de muestreo, que los alimentos están infestados o están en riesgos (sic) de contaminación:

1. Aislamiento o separación de los alimentos infestados o contaminados

2. Inspección de verificación para comprobar la no existencia de más alimentos contaminados.

3. Fumigación y control de roedores.

4. Control de calidad.

4.1. Consideraciones para el control de calidad.

• El control de calidad se define como el conjunto de actividades y decisiones que se relacionan con la búsqueda y mejoramiento de los niveles de calidad que se consideran deseables y alcanzables tanto para las materias primas como para los productos manufacturados.

• Para controlar los factores que afectan la calidad de los productos se deben aplicar técnicas de control de calidad como: a nivel de bodega, un eficiente muestreo, realizar análisis de tipo sensorial y a nivel de laboratorio, los anteriores más los análisis de tipo microbiológico y químico, para en un momento dado aceptar o rechazar un producto.

4.2. Muestreo.

• Como muestreo se entiende el conjunto de operaciones que se realizan para obtener una muestra (selección de unidades) como la primera fase en el análisis de un producto, la cual que representa las características de calidad de un alimento.

4.3. Toma de muestras en los sitios de almacenamiento.

En caso de ser necesario el envió de muestras a las regionales o a un laboratorio de control de calidad se debe proceder así:

• Las muestras deben ser mínimo tres por lote de producción y tomadas al azar.

• Se toman las unidades de empaque completas y selladas.

• Se empacan adecuadamente para ser enviadas conservando intacto el empaque original y los datos del sello, para el análisis microbiológico es estrictamente necesario que la muestra no se encuentre abierta.

• Si son alimentos que no vienen en empaque original y sellados, se toma una muestra en condiciones de esterilidad (utilizar cubiertos limpios y esterilizados con agua caliente) de aproximadamente 250g y se empaca en bolsas estériles.

• Las muestras se deben rotular inmediatamente se toman, registrando la información más completa posible así:

— Identificación de la bodega donde se realizó el muestreo (regional, dirección)

— Nombre del producto muestreado

— Proveedor

— Cantidad del lote que representa la muestra (ej. la muestra representa 100 TM)

— N º del lote (debe venir impreso en el empaque)

— Fecha de producción

— Fecha de vencimiento

— Observaciones (motivo por el cual se tomó la muestra).

4.4. Toma de decisiones.

Bajas por deterioro del producto

Cuando el producto presente algún indicio de descomposición o deterioro, el procedimiento por seguir es:

1. Realizar una inspección para verificar la cantidad total de producto deteriorado.

2. En caso de dudas sobre la calidad del alimento se deben realizar análisis microbiológico, químico y físico de un total de muestras representativas del producto. Este análisis debe realizarse en un laboratorio autorizado por la dirección seccional de salud.

3. En caso de que el alimento no resulte apto para consumo humano se debe proceder a dar de baja (manejo administrativo) siguiendo lo estipulado en la guía de manejo de bienes del ICBF.

4. El alimento no apto para consumo humano debe manejarse como un residuo y debe ser eliminado por la autoridad ambiental correspondiente a cada departamento dejando registro escrito del procedimiento.

En ninguna circunstancia se debe proceder a enterrar, donar el producto para consumo animal o eliminarlo como producto de desecho sin previa vigilancia de la autoridad ambiental.

5. Despacho de productos.

5.1. Rotación de existencias.

Una regla general y de estricto cumplimento es que los alimentos que primero ingresaron a la bodega deben ser despachados primero. Primero en entrar primero en salir.

Como excepción de esta norma, se debe tener en cuenta la fecha de vencimiento de los productos.

Así, los productos perecederos que tienen menor vida útil que los alimentos no perecederos deben ser despachados primero.

5.2. Inspección de vehículos.

1. El vehículo debe estar en buen estado externa e internamente deben estar carpados o cerrados debidamente.

2. Solicitar vehículos que cumplan con las condiciones de higiene para transportar alimentos libres de infestación con insectos u otros vectores.

3. No se debe permitir el transporte conjunto de alimentos con productos químicos y derivados del petróleo o compuestos de limpieza.

4. Los alimentos deben estar bien estibados para que no presenten peligro de caída.

5. Destacar el cuidado que deben tener los alimentos durante el transporte y su posterior descargue para que los productos conserven su calidad y no se deterioren.

5.3. Inspección de la carga a despachar.

• Se debe estar seguro de la clase, cantidad y destino de producto a despachar.

• El producto a despachar debe cumplir con las normas de calidad, de acuerdo a los certificados de calidad de los proveedores o a los análisis de laboratorio de los productos que han sido muestreados.

• Los empaques y embalajes deben estar en buenas condiciones, secos, completos, limpios y bien cerrados.

• No debe haber evidencia de infestaciones por vectores.

• Los productos despachados deben estar dentro del periodo de vida útil, es decir, no deben estar vencidos.

• Llenar la documentación establecida y hacer las observaciones pertinentes sobre la carga.

5.4. Supervisión del despacho.

• Bajar en orden los sacos o empaques de los arrumes, por capas. Esto facilita el conteo y se mantiene ordenado el sitio de almacenamiento.

• Al bajar los alimentos se debe hacer con cuidado, sin tirarlos o dejarlos caer.

• Utilizar adecuadamente, sin maltratarlos, los equipos disponibles para el cargue, como montacargas, elevadores, bandas transportadoras, carretillas, etc.

• Inspeccionar continuamente las operaciones que realiza el personal encargado del cargue, para que las realicen adecuadamente.

• Realizar el conteo supervisado y/o pesaje de la carga despachada.

• Llenar la documentación establecida y hacer las observaciones pertinentes sobre la carga y las recomendaciones pertinentes.

• Recibir atentamente las posibles reclamaciones que se puedan presentar por parte de los usuarios de los productos y darles el trámite correspondiente o subsanar las fallas que se han podido presentar.

6. Mantenimiento de la bodega y sitios de almacenamiento.

6.1. Limpieza y desinfección.

La limpieza es el resultado de lavar equipos, tuberías, superficies que están en contacto directo o no con los alimentos, además la eliminación de residuos de productos y mugre en su totalidad, con el objetivo principal de mantener el sitio de almacenamiento limpio por dentro y por fuera, controlando infestaciones y mejorando las condiciones de trabajo.

El objetivo principal de los procesos de desinfección son la disminución de la carga microbiológica en un área determinada, este proceso debe realizarse siempre luego de la limpieza básica usando productos adecuados como el hipoclorito de sodio (decol) diluido según indicaciones del proveedor, también pueden encontrarse otros productos en el comercio utilizados para el mismo fin.

Un programa de limpieza y desinfección debe abarcar:

• Procedimientos escritos de limpieza y desinfección de las diferentes áreas, estibas, ventanas, etc.

• Periodicidad de los procedimientos.

• Capacitación en limpieza y desinfección.

• Limpieza externa de la bodega.

6.1.1. Elementos utilizados en la limpieza y desinfección.

1. Solución limpiadora: reúne las siguientes características:

• Propiedades de mojado, humectación o penetración.

• Capacidad emulsificante, dispersante y secuestrante (propiedades químicas que facilitan la eliminación de grasa y suciedad).

• Facilidad de enjuague.

2. Agua a presión.

3. Baldes plásticos.

4. Cepillos con cerdas.

5. Traperos, churruscos.

6. Desinfectantes.

Uno de los principales desinfectantes utilizados es el hipoclorito de sodio (decol, clorox, etc.), la siguiente tabla muestra el uso y forma de preparación para los sitios de almacenamiento de alimentos.

 

Tabla 2

Uso y forma de preparación del hipoclorito de sodio

UsoTiempo de exposición Volumen de agua (litros)Cantidad de hipoclorito (c.c.)
Manos1 min11
Área administrativa (pisos, paredes, baños)30 min12 (balde trapeador)40
Mesas de trabajo30 min1030

Fuente: Salud ocupacional y oficina de epidemiología IPS-León XIII Seguro Social seccional Antioquia. 1993.

Otros desinfectantes utilizados

 

Tabla 3

Algunos desinfectantes utilizados para el control sanitario

Nombre del productoCaracterísticaFrecuencia del tratamiento por añoUso Modo de aplicación
DimaninContra algas, bacterias, hongos y algunos virus.12Para pisos, paredes, techos, estantes, etc.Con aspersores o enjuague con cepillo o brocha después de aseada la superficie.
Lark SanitizerContra hongos, levaduras y bacterias.12Instalaciones de la bodega en generalPor aspersión o nebulización o enjuague
TimsenDesodorizante, desinfectante, germicida.12Pisos, paredes, techos, equipos de la bodega.Aspersión, nebulización. Enjuague

 

6.2. Limpieza externa:

Mensualmente se debe realizar alrededor de la bodega las siguientes operaciones:

• Cortar la hierba de los alrededores del sitio de almacenamiento

• Evitar basuras, envases vacíos (bolsas y botellas de plástico)

• Evitar estancamiento de agua cercana al sitio de almacenamiento.

6.2.1. Limpieza de la bodega.

Programa de limpieza básico:

• Todos los días barrer el piso sobre todo antes de recibir alimentos.

• Todas las semanas, limpiar las paredes y los lados de las pilas

• Todos los meses limpiar completamente el sitio de almacenamiento cuando se encuentre vacio.

Qué limpiar en la bodega:

1. Barrer el piso. Hacer énfasis en el barrido en las grietas, huecos y esquinas.

2. Limpiar las paredes cada vez que se vean polvorientas. Retirar telarañas en los rincones y altos de las paredes.

3. Limpiar angulares, el techo y parte superior de las paredes.

4. Mantener limpios los costados de las estibas.

5. Limpiar por detrás de las puertas y canales de las puertas.

6. No utilizar agua tirada o en corriente para lavar el piso. Es conveniente utilizar escobas ligeramente húmedas para un mejor barrido.

Secuencia de la limpieza:

1. Primero se debe limpiar de arriba hacia abajo del sitio de almacenamiento.

2. Desde el punto extremo del interior hacia la puerta.

3. Adicionar agua fría o caliente según sustancias a eliminar.

4. Disolver detergentes o diluir en agua.

5. Aplicación de la solución limpiadora sobre la superficie.

6. Considerar tiempo de penetración y temperatura.

7. Remover con agua tratada o potable, fría o caliente.

6.3. Eliminación de desechos:

• La basura debe clasificarse y entregarse a los vehículos recolectores de la empresa de servicios autorizada.

• No deben quemarse ni depositarse en sitios aledaños porque son fuente de contaminación del medio ambiente y de las instalaciones.

• Deben existir suficientes recipientes.

• Los recipientes deben estar identificados y clasificados para basura reciclable o no, con tapa.

• El área de basuras debe estar separada de las áreas de almacenamiento y debe ser evacuada diariamente.

6.4. Control de vectores:

El control de vectores el fin que persigue es economía, salud pública y bienestar de la población.

6.4.1. Vectores en las industrias de alimentos:

• Roedores

• Artrópodos

• Moscas

• Cucarachas

• Aves

6.4.2. Importancia de las vectores:

Los roedores, moscas y cucarachas son reservorios, es decir, permiten la multiplicación de microorganismos patógenos y vectores por transportar microorganismos patógenos.

6.4.3. Efecto sobre los alimentos:

• Consumo de los mismos

• Contaminación con la saliva, orina, materias fecales y la suciedad que llevan adherida a su cuerpo.

6.4.4. Acciones preventivas:

• Inspecciones

• Mejorar la estructura de la bodega

• Limpieza de la bodega y sus alrededores

• Rociado

6.4.5. Eliminación de los vectores:

A nivel de las bodegas y sitios de almacenamiento del ICBF este procedimiento debe ser ejecutado por empresas autorizadas por las autoridades competentes.

Todo producto químico utilizado debe estar aprobado por las autoridades sanitarias correspondientes para ser utilizados en las fábricas de alimentos, además, se debe llevar un registro escrito sobre la periodicidad de la aplicación del procedimiento.

En la bodega se debe tener un plan de contingencia en caso de accidente, un mapa de ubicación de trampas, cebos o comederos y un plan de monitoreo o evaluación.

6.4.6. Plan de fumigación.

Antes de realizar cualquier tratamiento de aplicación de productos químicos para el saneamiento de la bodega, se debe tener en cuenta:

Elaborar un plan de fumigación que incluya los detalles del proceso:

• Determinar la fecha y hora exactas en que se va a realizar el tratamiento.

• En esta fecha no se deben programar recibos, despachos u otra actividad diferente a la fumigación.

• Verificar la información de la empresa que prestará el servicio de fumigación en relación al producto a utilizar y la garantía de la aplicación en sitios en donde se almacenan alimentos.

• Para realizar la fumigación, la bodega debe estar perfectamente limpia y ordenada. Si hay algunos productos para los que se recomienda no aplicar insecticidas se deben aislar por medio de carpas plásticas o retirarlos temporalmente de la bodega.

• Verificar que las personas que realizan el tratamiento utilicen los accesorios de protección, y no permitir que se coma o fume durante el proceso. Solamente deben estar presentes las personas que realizan la fumigación.

• Se debe advertir al personal que frecuenta la bodega, del proceso que se está realizando para que no ingrese.

• Una vez realizado el proceso de fumigación, la bodega se debe cerrar durante mínimo 24 horas sin que haya acceso a esta durante este tiempo.

• Después de 24 horas abrir las puertas de la bodega para aireación. No se debe ingresar inmediatamente a la bodega, sino después de algunas horas.

• Realizar la inspección con muestreo si es posible a los productos para verificar efectividad del tratamiento.

• Asear de nuevo la bodega.

• Reanudar las actividades normales.

 

Tabla 4

Algunos insecticidas utilizados para el control sanitario

Nombre del productoIngrediente activoCategoría ToxicidadFrecuencia del tratamiento por añoUsoModo de aplicación
Solfac ec 50CyflutrínII8Paredes, pisos, techos, ambientesAspersión, nebulización, termonebulización
DDVPDiclorvosI48Paredes, pisos, techos, instalacionesTermonebulización
Baythion 50PhoxinII12Paredes, pisos, techos, instalacionesAspersión
Nuvan 50DiclorvosII48Paredes, pisos, techos, instalacionesAspersiones y nebulización
Fendona SC 60AlfametrinaIII8Instalaciones en general de la bodega Aspersión
BaygonPropoxurII12Instalaciones domésticasAspersión o nebulización

 

6.4.7. Control integral de roedores:

6.4.7.1. Sistemas de control:

Puede realizarse con acciones dirigidas al medio o a la plaga para el caso específico de los sitios de almacenamiento.

1. Control físico.

Medidas dirigidas a impedir el establecimiento de los roedores en las instalaciones como uso de barreras:

2. Control químico.

Medida complementaria dentro del programa de control integrado, muy usual y eficaz en el control.

6.4.7.2. Plan para el control de roedores:

• Hacerse limpieza de las áreas exteriores de la bodega.

• La bodega debe permanecer aseada y ordenada.

• Tapar todas las aberturas innecesarias y las necesarias como ventanas deben estar provistas de mallas de alambre, mantener las puertas cerradas cuando no se esté haciendo actividad alguna en la bodega. No deben quedar espacios grandes entre las puertas y el piso.

• Colocar los cebos estratégicamente dentro y fuera de la bodega en recipientes adecuados como cajas metálicas con doble entrada. O en secciones de tubos de pvc.

• Inspeccionar semanalmente si ha habido consumo de los cebos.

• Los cebos son muy tóxicos para el hombre y demás mamíferos. No se deben colocar entre los alimentos entre un empaque y otro.

• Los residuos que quedan del tratamiento se deben recoger y llevar a un sitio adecuado para enterrarlos o destruirlos.

• Estos productos deben ser almacenados en sitio seguro, lejos de personal no autorizado.

 

Tabla 5

Control de vectores

Tipo de controlPeriodicidadInsumos autorizados
Control de roedoresQuincenalRodilon*
Storm*
Musal*
Racumin*
Trampas golpe**
Aspersión o nebulización MensualSolfac EC50
K - Obiol
Fendona
K - Otrine

*Para uso exterior

**Para control interno se deben utilizar algunos cebos (queso duro, salchichón, esencia de vainilla)

 

6.4.8. Aves y su control en ambiente alimenticio:

Transmiten enfermedades que afectan al hombre como:

• Criptococosis

• Histoplasmosis

• Toxoplasmosis

• Salmonelosis

Tipos de controles:

1. Ambientales: Las aves son atraídas por diferentes elementos como alimentos, materiales, residuos, lo principal es eliminar este tipo de atrayentes y modificar estructuras, cubiertas o superficies donde se tenga identificado qué más le gusta permanecer.

2. Naturales: Alteración de hábitat, condiciones climáticas no favorables, no dejar alimento y agua, predadores naturales.

3. Mecánicos:

• Luces: Amarillo es más frecuente y se pueden colocar cerca de bodegas y puertas.

• Repelentes y barreras

• Trampas

7. Personal que trabaja en la bodega.

7.1. Hábitos básicos de higiene personal.

Todo el personal que trabaja en las bodegas y sitios de almacenamiento debe seguir los hábitos básicos de higiene personal los cuales son:

• Usar ropa y zapatos limpios y adecuados.

• Lavar y desinfectar manos cada vez que sea necesario.

• Mantener uñas cortas, limpias y sin esmalte.

• Evitar fumar, comer y beber en áreas designadas.

• Al toser o estornudar, alejarse del producto.

• Utilizar tapabocas y guantes donde sea necesario.

• Cabello corto y bigote recortado con protección.

• Evitar el uso de las manos en práctica no sanitarias tales como:

— Rascarse.

— Tocarse la ropa, el cuerpo, los lentes, introducirse los dedos en las oreja, nariz o boca.

• Portar adornos o joyas que se puedan caer y ser riesgo de seguridad.

• Tocar con las manos sucias o heridas los productos almacenados.

• Escupir en el área de almacenamiento.

• Llevar en los bolsillos objetos, que se puedan caer.

• Mascar chicle o golosinas mientras se trabaja.

7.2. Otras áreas de manejo y almacenamiento de alimentos.

Se hace referencia a los sitios donde los servidores públicos toman tinto, aguas aromáticas y, en general, pequeños sitios de reunión de alimentación.

• Se debe disponer de canecas con tapa apropiadas para la recolección de los residuos sólidos, conforme a lo estipulado en las normas sanitarias vigentes.

• No se deben reutilizar los vasos desechables ni los mezcladores.

• Los vasos, pocillos y utensilios deben dejarse en sitios alejados de archivos o documentos para prevenir contaminación por ácaros.

• Los servicios sanitarios deben mantenerse limpios y proveerse de los recursos requeridos para la higiene personal, tales como:

— Papel higiénico, dispensador de jabón, implementos desechables o equipos automáticos para el secado de las manos y papeleras.

• Cambio de actividades del personal de aseo por suministro de refrigerios o tintos realizar el lavado de manos correspondiente y utilizar la dotación propia de manejo o preparación de alimentos como gorro y tapabocas.

• Debe exigirse una rutina de desinfección en las cafeterías.

• Los alimentos nunca deben almacenarse ni mantenerse cerca a insumos como jabones, detergentes insecticidas u otros productos químicos.

• No deben almacenarse aguas (sic).

Conclusiones

Un adecuado manejo de la bodega debe basarse en:

1. Capacitación constante del personal que tiene a su cargo el manejo.

2. Tener este manual como guía de consulta y en caso de dudas dirigirse al grupo de producción, distribución y compra de alimentos de la dirección administrativa de la sede nacional.

3. El tamaño del sitio de almacenamiento debe estar en relación a la cantidad de alimentos que se manejan.

4. Mantener un plan de limpieza y desinfección del entorno, infraestructura y equipos.

5. Las personas que trabajan en las bodegas y sitios de almacenamiento deben practicar las normas básicas de higiene personal.

6. Manejar programas de prevención sobre la presencia de vectores y en caso de presentarse, los procesos de fumigación deben ser ejecutados por empresas o personas autorizadas por las autoridades competentes.

7. Mantener registros escritos de todos los procesos que se llevan a cabo en la bodega.

8. Cuando el producto es descartado para el consumo humano, el manejo de residuos debe realizarse por parte de la autoridad ambiental correspondiente.

9. Diligenciar el formato de evaluación de sitios de almacenamiento de alimentos (formato anexo).

Bibliografía

Programa Mundial de Alimentos. Memorias taller sobre logística, almacenamiento y distribución de alimentos y manual de transporte. Bogotá, octubre de 2001.

Programa Mundial de Alimentos. Manual para el manejo de alimentos. La Paz, Bolivia.1999.

Programa Mundial de Alimentos. Administración del almacén. Manual para el jefe de almacén de ayuda alimentaría. 2001.

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Manual de conservación, manipulación y almacenamiento de alimentos. Bogotá, D.C. 1994.

Guzmán Rosa, Segura Édgar. Introducción a la tecnología de alimentos. Ed. Universidad Nacional. 1991.

Ministerio de Salud. Decreto 3075 de 1997 . Regula las actividades de fabricación, procesamiento, preparación, envase, almacenamiento, transporte, distribución y comercialización de alimentos en el territorio nacional.

Anexo 9

Memorando 33406 del 3 de julio de 2010

Para: Directores regionales y seccionales, coordinadores jurídicos y técnicos seccionales y regionales.

Asunto: Clausulas referentes a la bienestarina.

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 4º numeral 9º de la Resolución 505 del 21 de marzo de 2007 (manual de contratación), modificada por la Resolución 1278 de 15 de junio de 2007, de manera atenta les informamos que en sesión del comité de contratación de la dirección general, celebrada el día 2 de julio de 2009, acorde con las instrucciones de la dirección general, se determinó que en la totalidad de los contratos y convenios que se celebren a partir de la fecha en los que el ICBF entregue bienestarina para ser suministrada a los beneficiarios finales se deberán seguir las siguientes instrucciones:

1. Incluir las siguientes obligaciones contractuales a cargo de los operadores contratistas de los programas del ICBF:

Obligaciones especiales referentes a la recepción, almacenamiento, suministro, inventario y custodia de bienestarina:

a) Verificar al recibo del producto la concordancia de la cantidad de bienestarina recibida, los lotes de producción y la fecha de vencimiento con la información registrada en el acta de entrega.

b) Firmar el acta de entrega como constancia de recibo a satisfacción del producto y dejar constancia en ella de las inconformidades en el evento que las mismas existan.

e) Almacenar los productos de acuerdo con las condiciones mínimas establecidas por el ICBF.

d) Rotar adecuadamente el producto garantizando la distribución por proximidad de la fecha de consumo preferente.

e) Suministrar la bienestarina de acuerdo con el lineamiento técnico del programa, servicio o modalidad contratado.

f) Registrar en los formatos de control aprobados por al (sic) ICBF los movimientos de inventario y la constancia de entrega de producto a los beneficiarios y unidades aplicativas, según corresponda.

g) Abstenerse de realizar entregas de producto a beneficiarios o unidades aplicativas no registradas dentro de los programas del ICBF.

h) Informar al centro zonal, la regional o a la sede nacional según corresponda, la totalidad de las novedades relacionadas con la recepción, almacenamiento, control y distribución de la bienestarina.

i) Reportar mensualmente al centro zonal, la regional o a la sede nacional según sea el caso las existencias y la fecha de consumo preferente del producto almacenado y bajo su custodia.

j) Abstenerse de recibir bienestarina destinada a otros puntos de entrega o unidades aplicativas, salvo en los casos debidamente autorizados por la sede nacional.

k) Abstenerse de recibir bienestarina proveniente de personas naturales o jurídicas no autorizadas por la sede nacional del ICBF.

l) Dar estricto cumplimiento a lo establecido en el lineamiento de cada programa respecto al uso de la bienestarina.

m) Abstenerse de donar, vender, usar indebidamente, destinar o en general disponer de la bienestarina de forma diferente a la autorizada por el ICBF.

2. Incluir una cláusula especial de sanciones por no cumplimiento de las obligaciones relacionadas en el numeral anterior en los siguientes términos

Cláusula XXXXXX: Multas por no cumplimiento de obligaciones referentes a la bienestarina:

a) El ICBF impondrá multas hasta del 1% del valor del contrato (convenio), al operador que incumpla alguna de la (sic) obligaciones referentes a la bienestarina. Estas sanciones no podrán superar el 10% del valor del convenio (o contrato) y se aplicarán sin perjuicio de las demás sanciones a que hubiere lugar.

PAR. 1º—El ICBF podrá dar por terminado el contrató al operador, una vez confirmada la ocurrencia reiterada en tres ocasiones de incumplimiento de alguna de las obligaciones referentes a la bienestarina.

PAR. 2º—Cuando el operador contratista incurra en la prohibición dispuesta en el literal m) del numeral XXXX de la cláusula XXXXXX se tendrá como un incumplimiento que afecta de manera grave y directa la ejecución del contrato y evidencia que conduce a su paralización, por lo que podrá ser sancionado con la caducidad del contrato”.

3. Adicionalmente, los contratos suscritos a la fecha con presupuesto de la vigencia 2009 deberán ser modificados en el sentido de incluir las anteriores obligaciones y multas.

(sic)

(3) Ley 87 de 1993 y decretos 2145 de 1999 y 3264 de 2002.

(4) Ministerio de la Protección Social. Dirección general de salud pública. Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010. Agosto 10 de 2007.

(5) Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Código de la Infancia y la Adolescencia. Ley 1098 de 2006. Noviembre 8 de 2006.

(6) Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 102 “Red de protección social contra la extrema pobreza”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá, D.C., 25 de septiembre 2006.

(7) Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 91 “Metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá, D.C., 14 de septiembre 2005.

(8) Ministerio de Salud. Resolución 00412. 25 de febrero de 2000.

(9) Convención sobre los derechos del niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

(10) Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada y abierta a la firma y ratificación, o adhesión, por la Asamblea General en su Resolución 34/180, del 18 de diciembre de 1979.

(11) Para grupos étnicos deben ser acordes a las prácticas propias.

(12) ®: Bienestariana: Marca propia registrada por el ICBF renovada según Resolución 47627 de 1994, expedida por la Superintendencia de Industria y Comercio.

(13) Este formato es establecido por el grupo de producción, compra y distribución de bienestarina de la dirección administrativa del ICBF sede nacional.

(14) La unidad ejecutora es la entidad territorial de salud o alcaldía municipal donde se entrega la bienestarina a los beneficiarios.

(15) Este formato es establecido por el grupo de producción, compra y distribución de bienestarina de la dirección administrativa del ICBF sede nacional.

(16) El instrumento de supervisión evalúa el cumplimiento de los estándares de estructura, proceso y resultado, de acuerdo con lo establecido en el presente lineamiento, con el fin de establecer la calidad del servicio en relación con la garantía o restablecimiento de los derechos de los beneficiarios.

(17) Aprobado mediante Resolución 4225 del 29 de septiembre de 2009.

(Nota: Derogado por la Resolución 6020 de 2014 artículo 7° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cecilia de la Fuente de Lleras)