RESOLUCIÓN 315 DE 2001 

(Febrero 27)

“Por la cual se adopta la metodología para la transformación de subsidios de oferta en subsidios a la demanda, para la vigencia fiscal de 2001”.

La Ministra de Salud,

en uso de sus facultades legales, y en especial las que le confiere el artículo 4º del Decreto 3007 de 1997, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 344 de 1996 ordenó a las entidades territoriales iniciar un proceso de transformación de recursos de subsidios de oferta por subsidios a la demanda;

Que el artículo 4º del Decreto 3007 de 1997, estableció que este proceso de transformación debe sujetarse a la metodología que defina el Ministerio de Salud;

Que es necesario adoptar la metodología correspondiente para la vigencia fiscal de 2001,

RESUELVE:

ART. 1º—Adoptar la metodología para la transformación de subsidios de oferta a demanda-manual para las direcciones territoriales de salud, para la vigencia de 2001, contenida en el anexo que hace parte integrante de la presente resolución.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las resoluciones 651 de 1998 y 434 de 2000.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 27 de febrero de 2001.

Metodología para la transformación de los subsidios de oferta en subsidios a la demanda

Manual para las direcciones territoriales de salud

Contenido

Introducción

1. Metodología para la transformación en el ámbito territorial

1.1. Consideraciones generales

1.2. Instructivo de transformación año 2001

Tabla 1

Tabla 2

2. Distribución recursos de oferta

Tabla 3

Tabla 4

3. Observaciones

3.1. Hojas auxiliares o anexas

Introducción

El presente manual tiene como objetivo facilitar a las direcciones seccionales, distritales y municipales de salud, la elaboración de su plan de transformación de subsidios para el año 2001, ajustado a las características propias de cada entidad territorial, teniendo en cuenta las particularidades regionales, las condiciones socioeconómicas de la población, el mantenimiento y ampliación de la cobertura de afiliación al régimen subsidiado y la disponibilidad de recursos.

En la primera parte se describe el sustento jurídico del proceso de transformación de subsidios de oferta en subsidios a la demanda, el cual establece que el Ministerio de Salud fije la metodología para la transformación, dentro del marco de los criterios que para el efecto establecen la Ley 344 de 1996 y el Decreto 3007 de 1997 y explica el proceso de transformación de subsidios de oferta en subsidios a la demanda.

El segundo capítulo explica, y muestra los formatos guía para la aplicación de los recursos del situado fiscal para subsidios a la oferta por parte de las entidades territoriales.

Finalmente, se adjunta en medio magnético una serie de anexos de consulta para los departamentos y municipios (códigos, población NBI y total 1996 y 2001), como apoyo para facilitar su uso por parte de las direcciones territoriales de salud.

1. Metodología para la transformación de subsidios de oferta a demanda en el ámbito territorial.

1.1. Consideraciones generales.

La Ley 344 de 1996 en su artículo 20, estableció que los recursos del situado fiscal y las rentas cedidas que se venían destinando al financiamiento de los subsidios de oferta debían transformarse en subsidios a la demanda, a partir del año 1997 así:

Años1997199819992000
Situado fiscal (% mínimo)15%25%35%60%
Rentas cedidas0%15%25%60%

Para el año 2000, los porcentajes de transformación de situado fiscal y rentas cedidas se mantuvieron en los niveles establecidos para 1999, es decir 25% en rentas cedidas y 35% situado fiscal, efectuados los descuentos previstos en el Decreto 3007 de 1997, en virtud de lo establecido en la Ley 508 de 1999, mediante la cual se expidió el plan de desarrollo 1999-2002.

La Ley 508 de 1999 fue declarada inexequible por la Corte Constitucional a través de la sentencia 557 de 2000 y por lo tanto a partir del año 2001 se aplica el porcentaje de transformación previsto en el artículo 20 de la Ley 344 de 1996 y el Decreto 3007 de 1997, es decir, que cada entidad territorial deberá transformar el 60% tanto del situado fiscal como de las rentas cedidas sobre la base de liquidación prevista en las citadas normas.

Las cantidades mínimas de los recursos a transformar de situado fiscal por cada uno de los departamentos y distritos fueron determinadas por el Ministerio de Salud, de acuerdo con el procedimiento establecido en la citada norma (anexo 1 cantidades mínimas a transformar).

La base de transformación de las rentas cedidas será determinada por cada departamento y el Distrito Capital de Bogotá, aplicando para ello el procedimiento previsto en el artículo 6º del Decreto 3007 de 1997 y teniendo en cuenta además lo establecido en la Ley 223 de 1995, con respecto al impuesto de la cerveza, los artículos 3º y 42 de la Ley 643 de 2001 y demás normas legales vigentes.

Las deducciones no podrán ser superiores a la suma de los valores efectivamente cancelados en la vigencia anterior, a precios constantes con excepción de los conceptos a que se refiere los literales c) y d) del artículo 6º del Decreto 3007 de 1997.

El proyecto de transformación debe presentarse al ministerio, con los documentos que soporten la proyección de las partidas de cada uno de los conceptos de rentas cedidas y las deducciones para determinar la base de transformación.

1.2. Instructivo de transformación año 2001.

Dado el incremento de recursos para la transformación de subsidios de oferta a la demanda, al pasar del 35% del situado fiscal y 25% de las rentas cedidas al 60% de los dos conceptos, una vez financiado el mantenimiento de las coberturas del año 2000, se tendrá un excedente que permitirá financiar la afiliación de nuevos beneficiarios al régimen subsidiado.

Para la transformación de recursos en subsidios a la demanda en el ámbito municipal, se deben aplicar además de los parámetros y criterios establecidos en los artículos 3º y 4º del Decreto 3007 de 1997, los siguientes:

• Que se destinen las cantidades necesarias para garantizar la continuidad de la afiliación de la población a las administradoras del régimen subsidiado, teniendo en cuenta el incremento de la UPC para el año 2001.

• Para efectos de la ampliación de coberturas los excedentes deberán destinarse a los municipios con mayor volumen de población NBI y menores coberturas de afiliación al régimen subsidiado.

Para la transformación de recursos de situado fiscal y rentas cedidas para la vigencia de 2001 se utilizarán las siguientes tablas:

• Tabla Nº 1. Información básica.

• Tabla Nº 2. Distribución de recursos a transformar en subsidios a la demanda vigencia 2001.

• Tabla Nº 3. Recursos teóricos de oferta por nivel de complejidad.

• Tabla Nº 4. Distribución de recursos de oferta por municipio

• Observaciones

• Anexos (4)

Tabla 1: Información básica:

En esta tabla se registra la información básica que requerirán las direcciones territoriales de salud para adelantar el cálculo de transformación propuesto en este manual. Contiene información acerca de la población y de los recursos asignados al sector de la salud.

La información poblacional está contenida en el anexo 2, sin embargo, en el caso de presentarse excepcionalmente inconsistencias entre la información reportada por el DANE y la realidad territorial, como es el caso de nuevos municipios o cuando por errores en la información, la población NBI sea inferior al número de afiliados al régimen subsidiado, ésta puede ser modificada con base en el Sisbén previa certificación del organismo competente.

La información de recursos relacionada con el situado fiscal de prestación de servicios (sin aporte patronal) de 1996, celdas B19, B20 y B21, de esta tabla, corresponde a la consignada en el cuadro 1 -distribución del situado fiscal comparativo 1996-1997 (1) . Para el caso del situado fiscal prestación de servicios 1996, niveles II y III, se mantiene la misma información registrada por la dirección seccional en el año 2000.

(1) Cuadro debidamente refrendado por el Ministerio de Salud el cual reposa en las direcciones seccionales de salud.

El valor de promoción y prevención que se registre en la celda B29, de la tabla 1, deberá corresponder al total destinado para la presente vigencia, es decir el 10% del total del situado fiscal (prestación de servicios incluido libre destinación más aportes patronales), asignado al sector salud del departamento o distrito.

La información de los recursos a transformar se obtiene de los mínimos departamentales tanto de situado fiscal como de rentas cedidas.

Bajo el literal d) “otros” de esta tabla, se indica un supuesto acerca del porcentaje de los servicios no cubiertos por el POS subsidiado (celda B34), con el fin de establecer más adelante el número estimado de vinculados que utilizan los servicios de segundo y tercer nivel de complejidad. Si la dirección territorial lo considera necesario puede modificar este supuesto, con base en los estudios que se hayan realizado sobre el particular.

Los departamentos que tienen una UPC diferencial conforme a lo previsto en el artículo 5º del Acuerdo 186 del CNSSS, deben ajustar los valores de las UPC contributiva y de la UPC del régimen subsidiado (celdas B32 y B33) y si lo requieren modificar el porcentaje de servicios no cubiertos por el POSS, con base en lo anotado anteriormente.

Tabla 2: Distribución de recursos a transformar en subsidios a la demanda-vigencia 2001.

Esta tabla presenta una forma sencilla de aplicar los recursos transformados a la cofinanciación del régimen subsidiado por municipios, cuya distribución queda sujeta a la destinación de los recursos necesarios para mantener la cobertura de afiliación al régimen subsidiado y a la ampliación de la misma, teniendo en cuenta las prioridades propias de cada entidad territorial.

La primera parte de la tabla contiene una información general de población en la cual se determina el número de vinculados, comparando la información de población (DANE) proyectada 2001 por el % NB1 del censo de 1993 (2) con la población afiliada al régimen subsidiado a 31 de diciembre de 2000.

(2) Población actualizada Sisbén del numeral 1.2 (tabla 1).

Es necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:

• Cuando el municipio haya alcanzado el 100% de la cobertura de la población NBI, solamente deberá transformar el monto necesario para mantener la continuidad de la afiliación al sistema de seguridad social en salud.

• Cuando se presenten cifras negativas de población vinculada, debe revisarse la información sobre población NBI y si se confirman inconsistencias significativas efectuar los ajustes pertinentes con base en las cifras del Sisbén, debidamente certificadas por la autoridad competente.

La segunda parte de la tabla contiene el cálculo de los valores mínimos a transformar para mantener la cobertura, tomando como base el valor transformado en el año 2000 para cada municipio, ajustado por el porcentaje de incremento de las UPC para el año 2001. Estas cifras deberán ser modificadas, si hay lugar a ello, una vez el CNSSS determine los valores de cofinanciación.

Esta tabla nos arroja los valores mínimos, tanto de situado fiscal como de rentas cedidas a transformar en el año 2001, para mantener las coberturas de afiliación al régimen subsidiado.

En la tercera parte de la tabla la entidad territorial debe distribuir los excedentes de situado fiscal y rentas cedidas (celda L4 y M4) destinados a subsidios a la demanda para la ampliación del número de afiliados, hasta alcanzar el monto mínimo definido por el Ministerio de Salud, aplicando para ello los parámetros señalados en el numeral 1.2 de este documento.

Finalmente aparecen los totales de situado fiscal y rentas cedidas a transformar, cuyas sumas deben corresponder como mínimo a las cifras determinadas por el Ministerio de Salud para el situado fiscal y por los departamentos para las rentas cedidas.

2. Distribución de recursos de oferta.

En las tablas 3 y 4 se desarrolla un ejercicio orientado a proveer elementos de juicio, para que la entidad territorial evalúe la equidad en la distribución del situado fiscal de oferta de servicios de salud, por niveles de complejidad; utilizando para ello los mismos criterios y procedimientos empleados para la vigencia de 2000.

Tabla 3: Recursos teóricos de oferta por niveles de complejidad.

Esta tabla establece en primer lugar los percápitas de recursos de situado fiscal antes de que iniciara el proceso de afiliación masiva al régimen subsidiado (1996) (tabla 3, columna D), los cuales se obtienen al dividir el total de situado fiscal de prestación de servicios en los niveles I, II y III, traído de la tabla 1, (columnas B20 y B21) por la población pobre a atender (tabla 3, columna C).

En segundo lugar es necesario estimar la población vinculada a atender en la actualidad con recursos de situado fiscal. El estimativo para el primer nivel corresponde a la diferencia entre la población NBI total en el año 2001 y la población afiliada al régimen subsidiado a 31 de diciembre de 2000.

Para el segundo y tercer nivel, además de lo anterior se debe incluir el cálculo de los eventos no cubiertos por el POSS aplicando el porcentaje registrado en la tabla 1 celda B34.

Una vez determinados los vinculados a atender en la presente vigencia con recursos de oferta se procede a estimar un monto potencial de requerimientos de recursos para cada nivel de complejidad, el cual se obtiene al multiplicar los vinculados a atender (tabla 3, columna I) por el percápita (tabla 3, columna D).

Este valor teórico se expresa luego en términos de participaciones porcentuales (tabla 3, columna K), que sirve de base para distribuir los recursos actuales de situado fiscal–prestación de servicios para oferta (tabla 3, columna L). La información acerca del total de situado fiscal–prestación de servicios aplicable a la oferta en el año 2001, proviene de la tabla 1, celda B30.

Los recursos teóricos por niveles de complejidad así estimados, sirven como referencia para que la entidad territorial evalúe la equidad en la distribución del situado fiscal por niveles y su pertinencia legal respecto a los porcentajes establecidos en las normas que rigen la distribución y asignación de este recurso, frente a los obtenidos en la columna K de esta tabla.

La Ley 60 de 1993 en su artículo 10, parágrafo 1º, establece que del total del situado fiscal destinado a salud, como mínimo se debe aplicar el 50% al primer nivel de atención. Para verificar el cumplimiento de lo anterior, se relaciona la sumatoria del situado fiscal para el primer nivel por los conceptos de: oferta, aportes patronales, promoción y prevención y régimen subsidiado, con el total del situado fiscal de la entidad territorial para la vigencia de 2001.

Si como consecuencia de lo anterior, se requiere definir valores diferentes, éstos deberán consignarse en las celdas M7 y M8, de la tabla 3 sin modificar el total del situado fiscal de oferta consignado en la celda L9. De lo contrario se deben transcribir los montos obtenidos en la columna anterior.

Tabla 4: Distribución de recursos de oferta por municipio.

La tabla 4 procura mantener la situación de los vinculados en cada municipio en condiciones similares a los prevalecientes en 1996. Sus resultados están sujetos a las propias decisiones de las entidades territoriales en atención a sus particularidades regionales, ya que muchos de ellos han procedido en estos últimos años a mejorar la equidad en la distribución de los recursos a su interior.

Para determinar la asignación del situado fiscal destinado a la oferta de primer nivel, se calcula un percápita para 1996 (tabla 4, columna G), el cual multiplicado por el número de vinculados, columna I de esta tabla, permite determinar los requerimientos potenciales de recursos de oferta, los cuales se expresan en términos de participaciones porcentuales en la columna K. Estos porcentajes aplicados al valor del situado fiscal de oferta para el primer nivel, estimados en la tabla 3, celda M7, permiten determinar la distribución teórica de este recurso entre municipios (tabla 4, columna L).

Esta información es apenas una guía para la distribución final de los recursos de situado fiscal de primer nivel, que se destinen a la oferta en la presente vigencia. Sirve como herramienta para proponer una distribución que se ajuste a las condiciones específicas de cada municipio. Así mismo es claro que deben primar los criterios de las entidades territoriales en esta materia, en especial los criterios de equidad y eficiencia.

La columna M de esta tabla, permite ajustar las cifras obtenidas de la aplicación de la metodología en el ámbito de cada municipio, de acuerdo con los ajustes técnicos que sean necesarios, los cuales deben ser debidamente soportados. De lo contrario se deben transcribir los montos obtenidos en la columna anterior.

3. Observaciones.

La tabla de observaciones tiene por objeto presentar al Ministerio de Salud aclaraciones, sugerencias y la explicación sobre las modificaciones a los datos de la metodología efectuados por la dirección seccional de salud, las razones que motivaron dichas modificaciones y los criterios utilizados.

3.1. Hojas auxiliares o anexas.

Contiene información soporte para las tablas que en algunos casos se puede modificar.

Anexo 1. Mínimos. Contiene las cantidades mínimas a transformar por departamento o distrito por concepto de situado fiscal para la vigencia de 2001, el situado fiscal de prestación de servicios y aporte patronal y lo transformado en la vigencia de 2000.

Anexo 2. Población. Contiene los datos de población por municipio del censo de 1993 proyectado, modificado sólo en los municipios nuevos.

Esta tabla se puede modificar, en los casos en que existan municipios nuevos, en cuyo caso se deben relacionar al final de la tabla fila 1131, diligenciando cada una de las columnas con la información correspondiente.

Es necesario tener en cuenta que la población de los municipios nuevos se le debe descontar a los municipios de origen.

Adicionalmente se encuentra la información de los afiliados, al régimen subsidiado a 31 de diciembre de 2000.

Anexo 3. Recursos transformados 2000. Contiene los valores transformados por municipio tanto de rentas cedidas como de situado fiscal en la vigencia de 2000. Esta información es la reportada por las secretarías departamentales de salud y no se puede modificar.

Anexo 4. Códigos municipales. Este anexo contiene el código de cada municipio. Los dos primeros dígitos corresponden al departamento y los restantes al consecutivo de los municipios. En caso de incorporar municipios nuevos, es necesario ingresar el número del código al final de la fila, como último código de cada departamento.

__________________