Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

RESOLUCIÓN NÚMERO 3255 DE 2009 

(Noviembre 13)

“Por medio de la cual se aprueba el Acuerdo 002 de 2008 del consejo profesional de administración de empresas”.

El Ministro de Comercio, Industria y Turismo,

en ejercicio de sus facultades legales, en especial las que le confiere el Decreto 210 de 2003 y de acuerdo con el contenido del artículo 14 del Decreto 2718 de 2 de noviembre de 1984, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 60 de 1981 creó al consejo profesional de administración de empresas y el Decreto Reglamentario 2718 de 1984 lo determinó como un ente adscrito al despacho del Ministro de Desarrollo Económico.

Que el artículo 4º de la Ley 790 de 2002 fusionó los ministerios de Desarrollo Económico y de Comercio Exterior, conformando el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Que el literal i) del artículo 9º de la Ley 60 de 1981 faculta al consejo profesional de administración de empresas para dictar su propio reglamento, estructurar su funcionamiento, organizar su propia secretaría ejecutiva y fijar sus normas de financiación.

Que los artículos 5º y 14 del Decreto Reglamentario 2718 de 1984 indican que la validez de los acuerdos que se promulguen en desarrollo del literal i) del artículo 9º de la Ley 60 de 1981 se adquiere con la aprobación posterior del Ministerio de Desarrollo Económico mediante resolución ministerial y tendrá vigencia desde su publicación en el Diario Oficial.

Que la Ley 60 de 1981, así como sus decretos reglamentarios fueron modificados tácitamente con la expedición de las leyes 790 de 2002 y 962 de 2005, las cuales, respectivamente, fusionaron los ministerios de Desarrollo Económico y de Comercio Exterior, conformando el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y suprimieron la participación del Ministerio de Educación Nacional al interior del consejo profesional de administración de empresas,

RESUELVE:

ART. 1º—Apruébese el Acuerdo 002 de 14 de noviembre de 2008 del consejo profesional de administración de empresas, “por medio del cual se modifica el Acuerdo 001 de 1986, se realiza la compilación normativa del consejo profesional de administración de empresas, y se adoptan otras disposiciones referentes a la organización, estructura y funcionamiento de la entidad”.

El consejo profesional de administración de empresas, en uso de las atribuciones legales que otorgó la Ley 60 de 1981 y, en especial, las conferidas en los artículos 14 y 15 del Decreto 2718 de 1984,

CONSIDERANDO:

Que el artículo 26 de la Constitución Política de Colombia otorga competencia a autoridades para vigilar e inspeccionar el ejercicio de las profesiones, especialmente aquellas que implican un riesgo social.

Que el literal i) del artículo 9º de la Ley 60 de 1981 faculta al consejo profesional de administración de empresas para dictar su propio reglamento, estructurar su funcionamiento, organizar su propia secretaría ejecutiva y fijar sus normas de financiación.

Que los artículos 5º y 14 del Decreto Reglamentario 2718 de 1984 indican la validez de los acuerdos que se promulguen en desarrollo del literal i) del artículo 9º de la Ley 60 de 1981.

Que el artículo 15 del Decreto Reglamentario 2718 de 1984 indica el contenido del reglamento interno del consejo profesional de administración de empresas.

Que los lineamientos legales que rigen al consejo profesional de administración de empresas deben actualizarse con sujeción a la evolución jurídica de la Nación.

Que se hace necesario compilar, de una manera sistemática y organizada, la normatividad interna del consejo, la cual se encuentra dispersa en sendos acuerdos y resoluciones.

Que la Ley 962 de 2005 contempló una serie de disposiciones sobre racionalización de trámites y procedimientos administrativos de los organismos y entidades del Estado y de los particulares que ejercen funciones públicas o prestan servicios públicos, y su artículo 60 suprimió la participación del Ministerio de Educación Nacional al interior del consejo profesional de administración de empresas.

Que el artículo 4º de la Ley 790 de 2002 fusionó los ministerios de Desarrollo Económico y de Comercio Exterior, conformando el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Que la Ley 30 de 1992 adjudicó la vigilancia académica nacional en cabeza del Presidente de la República, quien determinó a su vez como autoridad superior para dictar las normas para la organización y los criterios pedagógicos y técnicos para las diferentes modalidades de prestación del servicio educativo, que orienten la educación en los niveles de preescolar, básica, media y superior y dirigir el proceso de evaluación de la calidad de la educación superior para su funcionamiento.

Que la Ley 30 de 1992 organizó el servicio público de la educación superior, dictó los fundamentos para la misma y desarrolló las funciones del Gobierno Nacional en tanto inspección y vigilancia de la enseñanza que corresponde al Presidente de la República.

Que el Decreto 938 de 2002 establece los estándares de calidad de los programas profesionales de pregrado en administración.

Que la Resolución 2767 de 2003 del Ministerio de Educación Nacional define las características especiales de calidad que debe cumplir los programas de pregrado en administración en el país.

ACUERDA:

TÍTULO I

De la estructura interna del consejo, integración, calidades, sesiones y sede

ART. 1º—El consejo profesional de administración de empresas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 8º de la Ley 60 de 1981, modificado por el artículo 64 de la Ley 962 de 2005, estará integrado por:

a) El Ministro de Comercio, Industria y Turismo o su delegado, quien lo presidirá;

b) Dos (2) representantes de las facultades o escuelas universitarias, oficialmente aprobadas que otorguen el título de administración, elegidos por los decanos y directores respectivos. Por lo menos uno de estos representantes deberá pertenecer a una facultad o escuela universitaria que tenga una sede fuera de Bogotá;

c) Dos (2) representantes por asociaciones de administradores o sus equivalentes, que estén legalmente constituidas, los cuales serán elegidos en asamblea general de las asociaciones. Por lo menos uno de estos representantes deberá pertenecer a una facultad o escuela universitaria que tenga una sede fuera de Bogotá;

d) Un (1) representante de las agremiaciones empresariales elegido por el Presidente de la República.

ART. 2º—Los miembros del consejo profesional de administración de empresas, con excepción del Ministro de Comercio, Industria y Turismo o su delegado, deberán poseer título de administrador, según lo establece el artículo 8º del Decreto 2718 de 1984.

ART. 3º—Los miembros del consejo profesional de administración de empresas, tomarán posesión ante el Ministro de Comercio, Industria y Turismo.

ART. 4º—Para los efectos del artículo 12 de la Ley 60 de 1981, la fecha de instalación inicial del consejo profesional de administración de empresas se difundirá mediante aviso publicado en el Diario Oficial.

ART. 5º—El consejo profesional de administración de empresas, tendrá su sede en Bogotá y funcionará como organismo adscrito al despacho del Ministro de Comercio, Industria y Turismo.

TÍTULO II

De las funciones legales y reglamentarias del consejo profesional de administración de empresas

ART. 6º—El consejo profesional de administración de empresas, al tenor de la Ley 60 de 1981, artículo 9º; y el Decreto Reglamentario 2718 de 1984 (Capítulo III), tendrá las siguientes funciones:

a) Colaborar con el Gobierno Nacional y demás autoridades de educación superior en el estudio y establecimiento de los requerimientos académicos curriculares adecuados para la óptima educación y formación de los administradores;

b) Participar con las autoridades competentes en la supervisión y control de las entidades de educación superior en lo correspondiente a la profesión de administración;

c) Expedir la matrícula a los profesionales que llenen los requisitos y fijar los derechos correspondientes;

d) Dictar el código ético de la profesión de administrador y su respectiva reglamentación;

e) Conocer de las denuncias que se presenten contra la ética profesional y sancionarlas conforme a la reglamentación vigente;

f) Denunciar ante las autoridades competentes las violaciones comprobadas a las disposiciones legales que reglamenten el ejercicio profesional de la administración y solicitar la aplicación de las sanciones que la ley ordinaria fije para los casos del ejercicio ilegal de las profesiones;

g) Adelantar el procedimiento para sancionar las faltas cometidas en el ejercicio de la profesión;

h) Cooperar con las asociaciones de administradores en el estímulo y desarrollo de la profesión y el continuo mejoramiento de la calificación de la profesión de la administración;

i) Servir de unidad promotora y orientadora de las investigaciones científicas a nivel empresarial y docente, sobre los campos de la administración;

j) Dictar su propio reglamento, estructurar su funcionamiento, organizar su secretaría ejecutiva y fijar sus normas de financiación;

k) Las demás que señalen las leyes y los decretos del Gobierno Nacional.

ART. 7º—Al tenor de lo dispuesto por el artículo 4º del Decreto 2718 de 1984, los miembros del consejo profesional de administración de empresas no reciben remuneración alguna y ejercerán sus cargos ad honorem.

ART. 8º—El consejo profesional de administración de empresas, en ejercicio de las funciones de los literales a) y b) del anterior artículo 6º, podrá, a solicitud del Ministerio de Educación Nacional, emitir concepto sobre la determinación de los contenidos curriculares mínimos y de la conveniencia de otorgar licencia de funcionamiento a nuevos programas académicos del área de administración y lo hará conocer al consejo académico asesor de economía y administración del Icfes, para efectos de lo dispuesto en el artículo 7º del Acuerdo 57 de 1979.

ART. 9º—El consejo profesional de administración de empresas, para el cabal cumplimiento de la función del literal c) del artículo 6º, se ceñirá en un todo a lo dispuesto por los artículos 16 a 21 del Decreto 2718 de 1984, y al Capítulo VI del presente reglamento interno del consejo.

TÍTULO III

Los organismos consultivos y de apoyo del consejo profesional de administración de empresas

ART. 10.—Para efectos del establecimiento y actualización del programa básico de estudios de administración, tanto a nivel de pregrado como de postgrado, así como la participación con las autoridades competentes en la supervisión y control de las universidades en sus facultades, departamentos y programas de administración, el consejo profesional de administración de empresas podrá asesorarse preferentemente, como órgano de consulta y estudio de la “Asociación Colombiana de Facultades de Administración,  Ascolfa”.

ART. 11.—Igualmente, para efectos de la especial vigilancia de la observación de las normas reglamentarias relativas al ejercicio de la profesión de administración, así como la coordinación para la obtención de la matrícula profesional y entrega de certificado y tarjeta correspondientes a los profesionales administradores, el consejo profesional de administración de empresas podrá tener en cuenta las observaciones de la “Federación Colombiana de Administradores de Empresas, Fecolda”, en su carácter de entidad gremial de segundo grado y con personería jurídica reconocida por la Resolución 55 del 24 de enero de 1980, del Ministerio de Justicia.

ART. 12.—Podrán además servir de asesores y órganos de apoyo del consejo profesional de administración de empresas, aquellas personas, asociaciones y entidades, que a juicio del mismo consejo adquiera esta categoría, por los servicios que hayan prestado o puedan prestar al desarrollo y mejora de la ciencia y profesión de la administración.

TÍTULO IV

La elección y designación de los representantes al consejo profesional de administración de empresas

ART. 13.—Los representantes de que tratan los literales c) y d) del artículo 8º de la Ley 60 de 1981, serán elegidos a título institucional y no personal y desempeñarán sus funciones por un período de dos (2) años, contados a partir de la fecha de la elección y podrán ser reelegidos solamente por un período igual, de conformidad con el artículo 9º del Decreto 2718 de 1984.

ART. 14.—El representante de las agremiaciones empresariales de que trata el literal e) del artículo 8º de la Ley 60 de 1981, será elegido por el Presidente de la República, deberá poseer título profesional de administrador y será de libre nombramiento y remoción.

ART. 15.—El presidente del consejo profesional de administración de empresas se comunicará con el Presidente de la República y el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, con el fin de que sirva hacer las designaciones de los respectivos delegados para integrar el consejo profesional de administración de empresas, según lo dispuesto por el artículo 8º de la Ley 60 de 1981, para efectos del desempeño de funciones por un nuevo período o de reelección por una sola vez.

ART. 16.—La elección de los dos (2) representantes de las facultades o escuelas universitarias que ofrezcan programas de administración en la modalidad de formación universitaria aprobadas por el Ministerio de Educación Nacional se realizará por medio de asamblea general coordinada por la junta directiva de la Asociación Colombiana de Facultades, Ascolfa.

ART. 17.—La elección de los dos (2) representantes de las asociaciones de administradores se efectuará con la coordinación de la “Federación Colombiana de Administradores de Empresas, Fecolda”, en asamblea general de los representantes de las asociaciones de administradores o sus equivalentes, de acuerdo a lo dispuesto en el literal d) del artículo 8º de la Ley 60 de 1981.

ART. 18.—Los resultados de las elecciones de las asambleas generales serán comunicados al consejo profesional de administración de empresas y las actas de las asambleas le serán enviadas por el presidente y secretario de cada una de ellas.

PAR.—Los representantes de las facultades y asociaciones serán elegidos para un período de dos (2) años de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 9º del Decreto 2718 de 1984 en concordancia con lo normado por el artículo 8º de la Ley 60 de 1981 en sus literales c) y d) y podrán ser reelegidos solamente por un período igual.

ART. 19.—El ejercicio de las funciones como miembro del consejo profesional de administración de empresas por parte de los decanos y directores de programas y de los representantes legales de las asociaciones de administradores, corresponderá, durante el período reglamentario, a quien desempeñe la decanatura y la dirección del programa o la representación legal de la asociación que haya sido elegida, según el caso.

TÍTULO V

Del gobierno del consejo profesional de administración de empresas: director, sesiones, funciones y decisiones

ART. 20.—El consejo profesional de administración de empresas, para efectos de su dirección y cumplimiento de sus decisiones, estará integrado por los siguientes cargos directivos:

1. Presidente.

2. Vicepresidente.

3. Secretario.

4. Director ejecutivo.

ART. 21.—De conformidad con el artículo 10 del Decreto 2718 de 1984, el consejo profesional de administración de empresas será presidido por el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, en su defecto, por su delegado personal. El consejo elegirá de su seno, para un período de un (1) año vicepresidente y secretario, por mayoría de votos de sus miembros.

ART. 22.—El consejo profesional de administración de empresas sesionará, previa convocatoria del presidente, en forma ordinaria una vez cada cuatro (4) meses. En forma extraordinaria cuando lo decida la mitad más uno (1) de sus miembros, o por convocatoria expresa del revisor fiscal. Las sesiones lo serán en el lugar y fecha que el consejo mismo determine.

ART. 23.—El orden del día para cada sesión del consejo lo elaborará el director ejecutivo con la aprobación del presidente del consejo y lo hará conocer a los miembros integrantes del consejo por lo menos con tres (3) días hábiles de anticipación a la sesión respectiva.

ART. 24.—De cada sesión de consejo, ordinaria o extraordinaria, el director ejecutivo levantará el acta respectiva, la cual se presentará a consideración del consejo en su siguiente sesión. de ser aprobada, será firmada por presidente y secretario.

ART. 25.—Para el cabal cumplimiento de las funciones y decisiones del consejo profesional de administración de empresas, este podrá, mediante acta de sesión, crear los cargos de personal administrativo y auxiliar necesarios, fijar sus funciones y remuneración. Para todos los efectos, el personal auxiliar dependerá del director ejecutivo.

ART. 26.—Son funciones del presidente del consejo profesional de administración de empresas las siguientes:

1. Presidir las sesiones ordinarias y extraordinarias del consejo.

2. Autorizar con su firma todos los acuerdos, actas, documentos e informes del consejo.

3. Intervenir para el cumplimiento de los programas y presupuestos asignados para el cabal cumplimiento de las funciones del consejo.

4. Firmar los certificados correspondientes de otorgamiento de la matrícula profesional de administrador, así como la respectiva tarjeta profesional.

5. Autorizar órdenes de pago y demás gastos de funcionamiento del consejo, previo visto bueno del director ejecutivo y acorde a la disponibilidad presupuestal.

6. Proponer miembros honorarios que por sus destacados servicios al consejo merezcan tal distinción (si es aceptado el nombramiento, el consejo expedirá un acuerdo al respecto).

7. Supervisar y velar por el cabal cumplimiento de las funciones ejercidas por el director ejecutivo del consejo.

8. Las demás que le señale la ley y el consejo profesional de administración de empresas.

ART. 27.—Son funciones del vicepresidente del consejo profesional de administración de empresas las siguientes:

1. Cumplir las funciones del presidente en sus ausencias temporales o definitivas.

2. Coordinar los comités que cree el consejo profesional para el cumplimiento de sus funciones.

3. Cumplir todas aquellas funciones que le asigne el presidente o el consejo profesional de administración de empresas.

ART. 28.—Son funciones del secretario del consejo profesional de administración de empresas, las siguientes:

1. Refrendar con su firma todos los acuerdos y actas del consejo profesional de administración de empresas.

2. Elaborar conjuntamente con el director ejecutivo los proyectos de acuerdo del consejo profesional de administración de empresas y comunicarlos a los interesados.

3. Coordinar con el director ejecutivo la notificación de las providencias del consejo profesional, en especial, las relativas a la resolución motivada de la negativa del otorgamiento de la matrícula profesional, del acto por medio del cual se inicia la investigación por faltas graves contra la ética profesional, de la resolución motivada de una sanción de suspensión temporal o de cancelación definitiva de la matrícula profesional y de las resoluciones que resuelven los recursos de reposición contra las decisiones del consejo sobre el otorgamiento de matrícula y en materia de disciplina, todo al tenor de los artículos 19, 23 y 24 del Decreto Reglamentario 2718 de 1984.

4. Firmar conjuntamente con el director ejecutivo, en ausencia del vicepresidente, los cheques, comprobantes y demás documentos propios de las funciones a su cargo.

5. Las demás que le asigne la ley, el decreto reglamentario, el consejo y su presidente.

ART. 29.—El secretario y el director ejecutivo del consejo profesional tomarán posesión de su cargo ante el consejo reunido. El personal auxiliar del consejo formalizará su vinculación ante el director ejecutivo del consejo.

ART. 30.—Son funciones del director ejecutivo del consejo profesional de administración de empresas, las siguientes:

1. Representar legalmente al consejo llevando la vocería del mismo ante cualquier autoridad gubernamental, empresarial, científica, académica, cultural, gremial y de fomento cívico.

2. Firmar conjuntamente con el vicepresidente o secretario del consejo, los cheques, comprobantes y demás documentos propios de las funciones a su cargo.

3. Levantar el acta de cada sesión del consejo profesional de administración de empresas y presentarlas para firma del presidente y secretario del consejo profesional.

4. Coordinar las sesiones del consejo profesional de administración de empresas comunicando las convocatorias de los mismos, así como citar a reunión a los miembros del consejo de común acuerdo con el presidente.

5. Elaborar el orden del día para cada sesión del consejo y hacerlo conocer a sus miembros con la debida anticipación.

6. Mantener comunicación con los miembros del consejo, pudiendo hacerlo igualmente, con miras al beneficio de la profesión de la administración, con otros organismos de la misma naturaleza, universidades, asociaciones de profesionales y, con entidades similares.

7. Distribuir, dirigir y supervisar el trabajo del personal auxiliar del consejo.

8. Dirigir y suscribir la correspondencia ordinaria del consejo.

9. Recibir, controlar y responder, bajo inventario, los bienes muebles, enseres, máquinas y demás elementos al servicio del consejo.

10. Requerir al interesado para que aporte la documentación que haga falta en la tramitación de la solicitud de la matrícula profesional.

11. Responder por el adecuado manejo de los documentos, libros y archivos del consejo.

12. Desarrollar y coordinar todas las actividades que determine el consejo para la implementación de programas conducentes al desarrollo de la administración en el país.

13. Asistir y presentar informes sobre las actividades a su cargo en las sesiones del consejo profesional.

14. Hacer pagos ordinarios hasta un monto de diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes en un mismo contrato u orden de servicio, sin autorización del consejo profesional. El valor que sobrepase este monto debe estar autorizado en acta del consejo profesional.

15. Vigilar y controlar el recaudo de los ingresos del consejo profesional de administración de empresas, provenientes de la expedición de matrículas profesionales, donaciones y aportes del Gobierno Nacional así como su correcto manejo.

16. Llevar al día las cuentas y libros de contabilidad del consejo profesional de administración de empresas.

17. Elaborar los informes financieros por períodos anuales o cuando el consejo así lo solicite.

18. Velar por los activos y patrimonio del consejo profesional de administración de empresas.

19. Coordinar el diligenciamiento, expedición y entrega de la tarjeta y matrícula profesional de administrador.

20. Representar al consejo en todas aquellas actividades que le sean delegadas por este, sirviendo de enlace entre el consejo profesional y otros entes como Ascolfa y Fecolda.

21. Las demás que le asigne o le sean delegadas por el consejo profesional de administración de empresas.

PAR.—El consejo profesional de administración de empresas, mediante sesión ordinaria, fijará por medio de acta, los parámetros para la selección del cargo de director ejecutivo, teniendo en cuenta los requerimientos legales y principios constitucionales de objetividad, transparencia y evaluación de méritos.

ART. 31.—Constituirá quórum para sesionar y deliberar en cada sesión del Consejo, la presencia de cinco (5) de sus miembros, y las decisiones se adoptarán por mayoría absoluta de los votos de los miembros presentes.

PAR.—El consejo está facultado para invitar, en forma especial, a los representantes legales de entidades como Fecolda y Ascolfa, gremios, instituciones y profesionales, a las deliberaciones que estime convenientes, quienes asisten con voz, pero sin voto.

TÍTULO VI

Régimen para la solicitud y expedición de la matrícula profesional

ART. 32.—Teniendo en cuenta que, la Ley 60 de 1981 dispone en su artículo 4º que, para ejercer la profesión de administrador en el territorio de la República, se deberán llenar los siguientes requisitos:

a) Título profesional, expedido por institución de educación superior aprobada por el Gobierno Nacional;

b) Matrícula profesional, expedida por el consejo profesional de administración de empresas.

Acorde con el artículo 16 del Decreto 2718 del 2 de noviembre de 1984, para la expedición de la matrícula profesional de que trata el literal b) del artículo 4º de la Ley 60 de 1981, por parte del consejo profesional de administración de empresas, deberá seguir el siguiente procedimiento:

CAPÍTULO I

Trámite de la solicitud de matrícula

El trámite se ceñirá a lo consagrado en el Decreto 2718 del 2 de noviembre de 1984, reglamentario de la Ley 60 de 1981 y, en los siguientes términos:

ART. 33.—El administrador que desee obtener la matrícula y la tarjeta profesional, conforme a lo establecido en el artículo 16 del Decreto 2718 de 1984 deberá formular por escrito la solicitud ante el consejo profesional de administración de empresas, de acuerdo al formato, que para tal efecto el consejo pondrá a disposición, acompañada de los documentos que se indique.

PAR.—La solicitud deberá radicarla, personalmente, o con previa autorización, por interpuesta persona o a través de la universidad que le haya otorgado el título, o de las asociaciones de profesionales de administración, para lo cual, el consejo establecerá convenios con las asociaciones reconocidas por este.

ART. 34.—La solicitud deberá presentarse acompañada de los siguientes documentos:

a) Formulario de solicitud debidamente diligenciado y firmado;

b) Fotocopia legible y ampliada de la cédula de ciudadanía;

c) Fotocopia del diploma completa (que se observe el registro del diploma o del título) o certificado del registro del diploma ante la institución de educación;

d) Tres fotos a color, de frente, en fondo azul claro, tamaño 3x4 cm, debidamente marcadas en la parte posterior;

e) Recibo original o desprendible original de la consignación efectuada por el valor correspondiente al año de tramitación.

PAR. 1º—El valor fijado de los derechos de expedición de la matrícula y de la tarjeta profesional lo determinará el consejo con base en los costos de emisión y funcionamiento de éste y podrá ser modificado cuando el consejo profesional de administración de empresas lo considere pertinente; las decisiones referentes al valor de los derechos de expedición de la matrícula y de la tarjeta profesional serán acordadas por el consejo profesional de administración de empresas y quedarán consignadas en acta especial debidamente aprobada en sesión ordinaria.

PAR. 2º—Si la documentación entregada no cumple los requisitos establecidos en el artículo 17 del Decreto 2718 de 1984 y esta resolución, se requerirá al interesado para que aporte los que hagan falta; este requerimiento interrumpe el término que tiene el consejo profesional de administración de empresas para decidir, el cual comenzará a correr una vez haya cumplido los requisitos en la debida forma.

ART. 35.—De los no válidos: acorde al parágrafo único del artículo 6º, de la Ley 60 de 1981, no serán válidos para el ejercicio de la profesión de administrador de empresas los títulos obtenidos por correspondencia, certificados o constancias que únicamente los acrediten como prácticos o empíricos, o títulos o diplomas que sólo corresponden a currículos incompletos y estudio de nivel intermedio o auxiliar de la administración de empresas, ni los simples honoríficos.

ART. 36.—Acorde al parágrafo único del artículo 6º, de la Ley 60 de 1981, no serán válidos para el ejercicio de la profesión de administrador los títulos obtenidos por correspondencia, certificados o constancias que únicamente los acrediten como prácticos o empíricos, o títulos o diplomas que sólo corresponden a currículos incompletos y estudio de nivel intermedio o auxiliar de la administración, ni los simplemente honoríficos.

CAPÍTULO II

Trámite de la expedición de la matrícula

ART. 37.—Recibida la solicitud en el consejo profesional de administración de empresas con los requisitos, el formulario debidamente diligenciado y la documentación completa, de que se habla en el anterior capítulo, se procederá dentro de los cinco días siguientes a su recibo, a su anotación en el libro, que para tal efecto lleva la secretaría del consejo.

ART. 38.—Todas las solicitudes de matrícula de administrador que sean presentadas con la documentación completa, deberán ser anotadas en el “libro de registro” que, en orden alfabético, deberán llevarse en la secretaría del consejo profesional de administración de empresas.

ART. 39.—Si conforme a la documentación presentada, el administrador cumple los requisitos de que trata la Ley 60 de 1981, el Decreto 2718 de 1984 y la presente resolución, el consejo deberá expedir en el término de veinte (20) días hábiles siguientes a la presentación de la solicitud, la correspondiente resolución motivada, mediante la cual se otorga la respectiva matrícula profesional, con derecho: a ejercer en todo el territorio nacional la profesión de administrador.

ART. 40.—La resolución de otorgamiento de matrícula profesional contendrá:

1. Leyenda superior que diga: República de Colombia, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Resolución número y fecha.

2. Términos de encabezamiento de la resolución, así:

El consejo profesional de administración de empresas, en uso de las facultades que le otorga el literal c) del artículo 9º, de la Ley 60 de 1981, y el artículo 19 del Decreto 2718 de 1984 y considerando:

3. Parte motiva del considerando: Procedencia de la solicitud de la matrícula profesional y acreditación completa de la documentación.

4. Parte resolutiva que exprese: Artículo primero: “Otorgar matrícula profesional a (nombres completos) con cédula de ciudadanía número o de extranjería (lugar de expedición), graduado de la universidad (que le otorgó el título profesional de administración) para habilitar el ejercicio legal de la profesión de administrador en el territorio de la República, definida en los términos de la Ley 60 de 1981 y el Decreto Reglamentario 2718 de 1984”.

Artículo segundo: En consecuencia inscríbase al solicitante en el libro de registro de matrículas profesionales y expídase el correspondiente certificado al tenor del artículo 20 del Decreto 2718 de 1984.

5. Parte final del texto de la resolución: “Notifíquese y cúmplase”. Dada en Bogotá, D.C. (fecha).

6. Contra la presente resolución procede el recurso de reposición en los términos del Código Contencioso Administrativo.

7. Firmas: Del presidente y secretario del consejo profesional de administración de empresas con sus respectivos sellos.

PAR. 1º—La matrícula de administrador de los extranjeros, requiere que estos posean visa de residente expedida por el Ministro de Relaciones Exteriores o por los funcionarios consulares de la República de Colombia.

PAR. 2º—Sólo podrá negarse el otorgamiento de la matrícula profesional, con fundamento en el no cumplimiento de la Ley 60 de 1981 y del Decreto 2718 de 1984, en este caso se expedirá resolución motivada que se notificará personalmente al interesado, en la forma establecida en el Código Contencioso Administrativo.

ART. 41.—Tanto la resolución que expida la matrícula profesional, como la que la niegue, se notificarán personalmente al interesado, o a su apoderado, conforme a lo dispuesto en los artículos 44 y 45 del Código Contencioso Administrativo.

ART. 42.—En la secretaría del consejo, se deberá llevar además, un libro debidamente foliado, para registrar en orden cronológico y continuo el número de la fecha de la resolución de la matrícula profesional que se expida.

ART. 43.—El consejo deberá expedir al interesado la respectiva tarjeta profesional de administración en la que deberá anotarse los siguientes datos: Nombres y apellidos, cédula de ciudadanía, número de orden de la tarjeta, fecha de su expedición, número y fecha de la resolución de matrícula, institución que le otorgó el título profesional de administrador y firma del presidente del consejo.

ART. 44.—El consejo deberá expedir al interesado, en papel documentario, el certificado correspondiente de la resolución en firme del otorgamiento de la matrícula profesional firmado por el presidente y el secretario del consejo, en el cual hará constar:

1. Leyenda superior que diga: República de Colombia, Ministerio Comercio, Industria y Turismo. Consejo profesional de administración de empresas. Matrícula número (...).

2. Términos del encabezamiento del certificado: El presidente y el secretario del consejo profesional de administración de empresas en uso de la facultad que les otorga el artículo 20 del Decreto 2718 de 1984; CERTIFICAN: “Que (nombres y apellidos completos) con cédula de ciudadanía número de extranjería número de (lugar de expedición), fue matriculado como administrador al tenor de lo ordenado en la Resolución (número y fecha), que en su parte resolutiva se copia así: (transcribir texto de la resolución, en los términos expresados en el numeral 4º del artículo 37 del presente documento)”.

PAR.—Cada certificado original llevará una fotografía del interesado y de cada certificado se dejará una copia fiel en el respectivo expediente de otorgamiento de la matrícula profesional.

ART. 45.—En los casos de deterioro o pérdida del certificado o de la tarjeta profesional, previa solicitud y comprobación del hecho, que se acreditará con copia de la respectiva denuncia ante la autoridad competente, se expedirá a costa del interesado el duplicado respectivo.

ART. 46.—Los requisitos y trámite a seguir para la expedición de matrícula y tarjeta profesional a los extranjeros serán los contemplados en el parágrafo 1º del artículo 19 del Decreto 2718 de 1984 o la normatividad vigente; así pues, la matrícula de administrador de los extranjeros, requiere que estos posean visa de residente expedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores o por los funcionarios consulares de la República de Colombia.

ART. 47.—El consejo profesional de administración de empresas deberá hacer entrega al interesado de la respectiva tarjeta profesional para acreditar la calidad de administrador. La tarjeta lleva impresos, los siguientes datos y leyendas:

a) Por el anverso:

República de Colombia (mayúscula)

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (minúscula)

Tarjeta profesional de administrador

Nombre y apellidos completos

Número de cédula de ciudadanía y lugar de expedición de extranjería

Tarjeta profesional número

Fecha de expedición

Universidad de:

Fecha del título:

Autorización para ejercer: Resolución número

Fecha

b) Por el reverso:

Espacio para la firma del presidente del consejo y la siguiente leyenda:

“Esta tarjeta acredita al titular para el ejercicio de su profesión, de conformidad con lo dispuesto por la Ley 60 de 1981 y por el Decreto 2718 de 1984”.

ART. 48.—El certificado de otorgamiento de la matrícula y la tarjeta profesional son los documentos que habilitan y acreditan al administrador para el ejercicio legal de la profesión, al tenor de lo dispuesto por la Ley 60 de 1981, y el Decreto 2718 de 1984.

PAR. 1º—De conformidad a lo dispuesto por el artículo 32 del Decreto 2718 de 1984, para tomar posesión de cualquier cargo oficial cuyo desempeño demande conocimientos profesionales en administración, la persona nombrada deberá presentar ante el funcionario a quien corresponda darle posesión, certificado de matrícula vigente en el acta de posesión se dejará constancia del número de la matrícula y de la profesión del posesionado.

PAR. 2º—La tarjeta profesional de administrador es documento público, personal e intransferible y permite a su titular acreditar ante cualquier autoridad nacional, departamental, intendencial, comisarial o municipal o persona o entidad privada su condición profesional en administración a que se refiere la Ley 60 de 1981 y el Decreto 2718 de 1984. Igualmente el número que distingue a la tarjeta, deberá ser puesto por el administrador en los documentos relacionados con el ejercicio profesional de la administración.

ART. 49.—El consejo profesional de administración de empresas, para efectos de la expedición de la resolución de la matrícula, certificación de la misma, tarjeta profesional y demás documentos inherentes a sus funciones, podrá adoptar formas standard confiables y funcionales, con materiales y tintas apropiadas.

PAR. 1º—En caso de pérdida de la tarjeta profesional, el titular, formulará la denuncia correspondiente ante las autoridades competentes y a la solicitud de duplicado se acompañará la denuncia. A su vez, cuando la tarjeta ha sufrido un deterioro tal que no pueda ser utilizada para acreditar la calidad de administrador, a la solicitud de duplicado se acompañará la deteriorada.

PAR. 2º—Para la expedición al interesado del duplicado respectivo, en caso de deterioro o pérdida del certificado y de la tarjeta profesional, a la solicitud se acompañará recibo de pago de los derechos correspondientes, cuyo valor será el determinado por el consejo profesional de administración de empresas y quedará consignado en acta debidamente aprobada en sesión ordinaria.

TÍTULO VII

Del ejercicio ilegal de la profesión

CAPÍTULO I

Deberes del administrador de empresas

ART. 50.—Además de los deberes contemplados expresamente en los siguientes artículos, será deber fundamental de todo administrador de empresas tener presente en el ejercicio de su profesión que su actividad no solo está encaminada a los aspectos técnicos y financieros, sino que deberá cumplir con una función socialmente responsable y respetuosa de la dignidad humana.

ART. 51.—El administrador debe tener como imperativo el cumplimiento estricto de las normas consagradas en la Constitución y las leyes.

ART. 52.—El administrador ejercerá legalmente su profesión en los términos expresados en la Ley 60 de 1981 y el Decreto 2718 de 1984 reglamentario de la ley en mención.

ART. 53.—Ejercerá la profesión y las actividades que de ella se deriven, con decoro, dignidad e integridad, manteniendo los principios éticos por encima de sus intereses personales y de los de su empresa.

ART. 54.—Aplicará en forma leal, recta y digna las filosofías, teorías, técnicas y principios administrativos objeto de su profesión, realizando su actividad profesional con la mayor diligencia, veracidad, buena fe y sentido de la responsabilidad respetando en forma estricta y recta su juramento de graduación.

ART. 55.—Mantendrá el secreto profesional como norma de conducta de todas sus actuaciones realizadas con su ejercicio profesional, a no ser que haya autorización de las partes involucradas para divulgar información.

ART. 56.—El administrador no garantizará los resultados de su gestión, que estén más allá de lo que se pueda predecir con objetividad, aceptando sólo el trabajo que esté en capacidad de desarrollar en forma satisfactoria y responsable.

ART. 57.—Dará el crédito a quien encuentre o cree ideas, hallazgos o inventos, que el administrador use en escritos o en investigaciones propias.

ART. 58.—Respetará la dignidad de la profesión, rechazando y denunciando ante el consejo profesional de administración de empresas las actuaciones que supongan una práctica ilegal de la profesión, cualquier negocio que sea deshonesto, corrupto o impropio y en general todo hecho que represente inhabilidad, incapacidad y deshonra para la profesión.

ART. 59.—Se abstendrá de prestar servicios profesionales a personas o entidades cuyas prácticas u honorabilidad estén en contra de los principios éticos o fuera de la ley.

ART. 60.—No permitirá que al amparo de su nombre, otras personas realicen actividades impropias del ejercicio profesional, ni participará en negocios incompatibles con la profesión y con la ley.

ART. 61.—No otorgará al título de “propina” u otro beneficio indebido, directa o indirectamente, a ningún servidor público, o a particular alguno.

ART. 62.—No avalará con su firma o título oneroso y gratuito, documentación inherente a la profesión que no haya sido estudiada, ejecutada o controlada personalmente, o que sea falsa o no tenga un soporte cierto.

ART.  58(sic).—Tomará parte activa en las decisiones y problemática de la localidad donde trabaja y de la nación en general, buscando soluciones a las causas cívicas y de servicio comunitario.

ART. 63.—Ofrecerá al consumidor servicios y productos de buena calidad, acatando las normas técnicas de calidad, evitando en todo momento lesionar a la comunidad.

ART. 64.—Acatará toda la legislación que regule su empresa sometiéndose a las inspecciones y a la vigilancia que el gobierno establezca.

ART. 65.—Buscará que la empresa no sea sólo una institución económica y técnica sino un institución social en cuya vida y funcionamiento todos los miembros participen activamente, generando beneficios sociales.

ART. 66.—Evitará hacer publicidad que no esté de acuerdo con las características del producto o servicio ofrecido, o de su empresa que atenten contra la salud, la moral y el bien común.

ART. 67.—Procurará la inversión en tecnología que signifique un aporte al desarrollo y el autoabastecimiento nacional, fomentando además el progreso científico y al mismo tiempo, impedirá que por sus aplicaciones prácticas, se conviertan en una amenaza para la especie humana.

ART. 68.—Considerará como meta importante la generación de empleo eficiente como contribución y aporte al desarrollo del país.

ART. 69.—Entregará a la empresa a la cual presta sus servicios toda su capacidad y conocimientos, buscando obtener los mejores resultados. No utilizará los recursos de la empresa en ningún caso para su propio beneficio.

ART. 70.—Concientizará a la empresa para la cual trabaje, de la responsabilidad social, ecológica y moral de ella frente al país para así ejercer su profesión sobre la base de la responsabilidad y dignidad.

ART. 71.—Tendrá siempre presente que el trabajador, es el más valioso recurso de la empresa, propendiendo por el mejoramiento de su nivel intelectual, la elevación de su nivel de vida y de su núcleo familiar.

ART. 72.—Como administrador del recurso humano, respetará el trabajo y a quien lo ejerza, ya sea de forma material o intelectual, pues éste dignifica a toda persona y se constituye en el medio de proveer sus necesidades.

ART. 73.—Guardará estricta lealtad para con quien lo contrate o a quien brinde sus servicios y mantendrá la reserva de todo aquello, que perteneciendo al patrimonio material o moral de otros, pudiere afectarlos negativamente en tanto que dicha información, no sea relevante de su desempeño.

ART. 74.—Excluirá las prácticas de pago de salarios por debajo del salario mínimo establecido por la ley y por la empresa para la remuneración a los empleados.

ART. 75.—Se abstendrá de emitir públicamente juicios adversos sobre la actuación de sus colegas o señalar errores profesionales excepto que sea indispensable por razones ineludibles de interés profesional y no atentará contra la reputación de otros profesionales.

ART. 76.—Se abstendrá de ejecutar actos de competencia desleal con sus colegas de profesión.

ART. 77.—En caso de gestión mancomunada de una operación de negocios cumplirá con los pactos suscritos para la realización de dicha gestión, guardando los límites de una recta y prudente relación profesional.

CAPÍTULO II

Régimen disciplinario de las faltas

ART. 78.—En consonancia con el artículo 22 del Decreto 2718 de 1984, reglamentario de la Ley 60 de 1981, el consejo profesional de administración de empresas, podrá de oficio, o a solicitud de terceros, conocer la denuncia y sancionar a quien encuentre responsable de una falta contra la ética profesional del ejercicio de la profesión de administrador de empresas.

ART. 79.—Las faltas contra la ética profesional se calificarán por parte del consejo profesional de administración de empresas como leves o graves, en atención a su naturaleza, efectos, modalidades, y circunstancias de hecho y en especial teniendo en cuenta los antecedentes personales y profesionales del acusado.

ART. 80.—Constituyen faltas contra la ética profesional en el ejercicio de la Administración, la violación de cualquier artículo presente título debidamente comprobada en que se atente entre otros contra:

a) Dignidad de la profesión;

b) Decoro profesional;

c) Lealtad profesional;

d) Diligencia profesional.

ART. 81.—Serán faltas contra la ética profesional, además de las estipuladas en el artículo anterior, las siguientes:

a) El ejercicio ilegal de la administración de empresas.

b) El diligenciamiento de la matrícula profesional de administrador de empresas mediante documentos falsos.

c) El hacer parte de una firma u organización de administradores de empresas asociados sin el lleno de los requisitos estipulados en el artículo 11 de la Ley 60 de 1981.

d) El hacer publicidad hablada o escrita de sus servicios profesionales más allá de sus verdaderos títulos, especializaciones académicas y cargos desempeñados.

CAPÍTULO III

Sanciones al administrador de empresas por faltas a la ética profesional

ART. 82.—Las sanciones que se aplicarán a los administradores de empresas que incurran en faltas al código de ética serán las siguientes:

a) Amonestación privada, personal o por comunicación escrita dirigida al infractor;

b) Amonestación pública;

c) Multas sucesivas en los términos del artículo 27 del Decreto 2718 reglamentario de la Ley 60 de 1981;

d) Suspensión temporal de la matrícula profesional e inhabilitación para el ejercicio profesional de la administración hasta por tres (3) años máximo;

e) Cancelación definitiva de la matrícula profesional que conlleva a la inhabilitación permanente para el ejercicio de la profesión en los términos del numeral 3º del artículo 2º del Decreto 2718 reglamentario de la Ley 60 de 1981.

ART. 83.—Todas las sanciones a saber: amonestación privada, amonestación pública, suspensión, exclusión, multas, se aplicarán conforme a los límites y procedimientos descritos en este título, siendo necesario tener en cuenta la gravedad de la falta, las modalidades, las circunstancias que rodearon el hecho, los motivos determinantes, los hechos agravantes o atenuantes, los antecedentes personales o profesionales del infractor; todo lo anterior sin perjuicio de las acciones y sanciones civiles y penales a que hubiere lugar.

ART. 84.—El administrador a quien se le hubiere cancelado la matrícula profesional podrá ser rehabilitado por el consejo profesional cuando pasados tres (3) años de la sanción, presente solicitud ante el mismo consejo demostrando una intachable conducta personal y profesional para que su caso sea estudiado con el fin de que obtenga la respectiva rehabilitación.

ART. 85.—Calificada como leve o grave por parte del consejo profesional de administración de empresas la falta en que incurra un profesional, las sanciones estipuladas en el artículo 78 del presente Acuerdo se aplicarán teniendo en cuenta el siguiente ordenamiento:

a) Por faltas leves: amonestación privada o amonestación pública o multa pecuniaria;

b) Por faltas graves: suspensión temporal o definitiva de la matrícula profesional.

ART. 86.—Con fundamento en el artículo 10 de la Ley 60 de 1981, y sin perjuicio de las sanciones penales y civiles que haya lugar, la persona que ejerza ilegalmente la profesión de administrador será sancionada con multas sucesivas hasta de cien (100) veces el salario mínimo legal mensual vigente en el país. Las multas deberán consignarse a favor del tesorero municipal del lugar donde se cometa la infracción y serán impuestas por el respectivo alcalde.

ART. 87.—De conformidad con el parágrafo único del artículo 27 del Decreto 2718 de 1984, la cuantía de las multas será fijada teniendo en cuenta la gravedad de la infracción, el resarcimiento así sea parcial del daño causado, la situación económica del sancionado el estipendio del año derivado de su trabajo, las obligaciones civiles a su cargo anteriores a la contravención y las demás circunstancias que indiquen su posibilidad de pagar.

CAPÍTULO IV

Procedimiento para la aplicación de sanciones por las faltas contra la ética

ART. 88.—En consonancia con el artículo 23 del Decreto 2718 de 1984 reglamentario de la Ley 60 de 1981, el siguiente será el procedimiento a seguir para la aplicación de las faltas contra la ética en que incurra un administrador:

Cuando el consejo profesional de administración de empresas tenga conocimiento de alguna falta a la ética profesional cometida por parte de un administrador, iniciará de oficio o a solicitud de parte la respectiva investigación.

Dentro de los quince (15) días hábiles siguientes contados desde la apertura de la investigación, se notificará personalmente al investigado el auto por medio del cual se inició la investigación, para que en el término de un mes rinda los descargos, aporte pruebas y solicite la práctica de las pertinentes.

Si vencido el término de quince (15) días hábiles no se hubiere efectuado la notificación personal, se fijará un edicto en la secretaría del consejo, por cinco (5) días hábiles, vencidos los cuales empezará a contarse el plazo para los descargos.

Agotada esta etapa, el consejo profesional dispone de un mes para aportar la decisión correspondiente mediante resolución motivada, la cual deberá notificarse personalmente al investigado dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a su expedición.

Si no fuere posible la notificación personal se notificará mediante edicto que permanecerá fijado en la secretaría del consejo profesional por cinco (5) días hábiles.

ART. 89.—Las sanciones se anotarán en el registro profesional de cada administrador de empresas, que tiene el secretario del consejo profesional.

ART. 90.—Contra las decisiones que adopte el consejo profesional de administración de empresas en materia disciplinaria, procede por vía gubernativa, el recurso de reposición ante el mismo consejo, en la forma y términos previstos en el Código Contencioso Administrativo.

TÍTULO VIII

De los recursos financieros y bienes del consejo profesional

ART. 91.—Son Ingresos del consejo profesional de administración de empresas:

a) Los dineros provenientes de los derechos de expedición de la matrícula de la tarjeta profesional y de sus duplicados;

b) Los dineros provenientes de aportes voluntarios efectuados por Fecolda y Ascolfa;

c) Los aportes que hagan personas naturales o jurídicas con el único fin de facilitarle al consejo el cumplimiento de sus funciones legales y reglamentarias;

d) Los dineros provenientes de la venta de publicaciones, boletines y documentos varios, relacionados con las funciones propias del consejo y el ejercicio de la profesión;

e) Los dineros recaudados por el consejo profesional de administración de empresas por concepto de las actividades realizadas con ocasión del cumplimiento de los objetivos misionales reglados en el artículo 9º de la Ley 60 de 1981 a saber:

I. Actividades de orden académico.

Il. Actividades de orientación y promoción de la investigación científica.

III. Actividades tendientes al fomento de la profesión de administración.

IV. Alquiler de instalaciones.

ART. 92.—Constituyen bienes del consejo profesional, los muebles o inmuebles que adquiera a cualquier título para su cabal funcionamiento.

ART. 93.—Los excedentes de tesorería del consejo profesional de administración de empresas podrán ser invertidos en títulos valores de entidades financieras, vigiladas por la Superintendencia Financiera, en fiducias o en títulos emitidos por entidades del Estado, este manejo lo efectuará de manera directa o a través de un comisionista de bolsa vigilado por la Superintendencia Financiera, atendiendo a los criterios, de riesgo, rentabilidad, liquidez y transparencia.

El consejo expedirá el manual operativo para el manejo de excedentes de tesorería y se creará un área de inventario cuya reglamentación se expedirá mediante acta de sesión ordinaria y podrá ser reformada según las necesidades de la entidad; tal reglamentación atenderá los parámetros descritos en este artículo.

ART. 94.—Los excedentes acumulados resultantes en cada uno de los años fiscales, podrán ser ejecutados en proyectos o programas definidos como misionales del consejo profesional de administración de empresas, definidos, estudiados y aprobados por el consejo en pleno.

Los excedentes acumulados resultantes en cada uno de los años fiscales, podrán ser ejecutados en proyectos o programas definidos como misionales del consejo profesional de administración de empresas, definidos, estudiados y aprobados por el consejo en sesión ordinaria.

El excedente del año será el resultado de tomar la totalidad de los ingresos y restar de los mismos los egresos, ordinarios y extraordinarios, cualquiera sea su naturaleza o denominación. Los excedentes acumulados corresponden a la acumulación neta reflejada en la cuenta contable denominada resultados de ejercicios anteriores.

Para los excedentes acumulados de años anteriores, de los cuales no se ha dispuesto su utilización en proyectos o programas, estos podrán ser destinados a los proyectos y programas definidos por el consejo en sesión ordinaria.

Los proyectos y programas de que trata el presente artículo deberán ser incluidos dentro del presupuesto del año en los cuales se ejecutarán los recursos.

Se autoriza para que sea reclasificado el valor acumulado de la cuenta contable excedentes de ejercicios anteriores a la cuenta de patrimonio institucional capital fiscal y para que se realice esta reclasificación cada vez que se presenten excedentes una vez sean aprobados los estados financieros de cada ejercicio.

PAR.—Para un correcto manejo de sus ingresos y bienes, el consejo profesional, elaborará su respectivo presupuesto y llevará al día las cuentas y libros de contabilidad, presentando anualmente su balance general y estado operacional de ingresos y egresos, a quien lo solicite.

TÍTULO IX

Del sistema de publicaciones del consejo profesional

ART. 95.—El consejo profesional de administración de empresas, para efectos de hacer conocer a los interesados sus actos y decisiones, adoptará un sistema de publicaciones periódicas y especiales, a saber:

1. Boletín Informativo de sus acuerdos. Reglamento interno, decisiones, sanciones y asuntos varios.

2. Boletín de expedición de matrículas y tarjetas profesionales de administradores expedidas anualmente dentro de los cuatro (4) primeros meses.

3. Boletín de autorización de funcionamiento a la firma u organización de administradores asociados de acuerdo al parágrafo del artículo 11 de la Ley 60 de 1981.

4. Documentos especiales, sobre investigaciones científicas y gremiales a nivel empresarial y docente, sobre los campos propios de la administración.

PAR.—El consejo profesional, acorde a las circunstancias, procurará vender sus publicaciones a los interesados y preferencialmente por conducto de Fecolda y Ascolfa.

TÍTULO   X

Disposiciones varias

ART. 96.—El consejo profesional, por conducto de su presidente y secretario, definirá las funciones a cumplir por el personal auxiliar de que trata el artículo 25 de este reglamento.

ART. 97.—El valor de la cuantía de los derechos de expedición de matrícula, tarjeta profesional y duplicados de los mismos, podrá ser modificado por el consejo profesional de administración de empresas, acorde a las necesidades evaluadas y a las decisiones acordadas y oficializadas mediante acta de sesión ordinaria.

ART. 98.—La firma u organización de administradores asociados de que trata el artículo 11 de la Ley 60 de 1981, para efectos de la autorización de funcionamiento por parte del consejo profesional de administración de empresas deberá acompañar, por los interesados los siguientes documentos:

a) Solicitud de expedición de la autorización de funcionamiento, dirigida al presidente del consejo profesional;

b) Copia de la escritura de constitución, constancia de la representación legal y nombre de quien ostente tal calidad y certificado sobre vigencia de su personería;

c) Relación de socios y administradores profesionales al servicio de la firma u organización, con la indicación de sus nombres, nacionalidad, identificación y número de matrícula profesional expedida por el consejo profesional de administración de empresas;

d) Certificado expedido por la secretaría ejecutiva del consejo profesional sobre el registro y vigencia de la matrícula profesional de los administradores relacionados en la lista del literal c) anterior.

ART. 99.—El presente acuerdo rige a partir de su expedición y deroga todas las normas que le sean contrarias.

El presente acuerdo se firma a los catorce (14) días del mes de noviembre de dos mil ocho en sesión ordinaria por la presidenta y el secretario general del consejo profesional de administración de empresas.

La Presidenta,

Luz Deicy Flórez Espinal.

El Secretario General,

Nelson Rafael Morales Peinado.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. C., el 12 de noviembre de 2009.