RESOLUCIÓN 353 DE 1991 

(Mayo 6)

“Por la cual se dictan algunas medidas sobre los contratos de ganado en participación que celebren los fondos ganaderos“.

El Ministro de Agricultura,

en uso de sus facultades legales, y en especial de las que le confiere la Ley 7ª de 1990, y

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 15 de la Ley 7ª de 1990, es función del Ministerio de Agricultura determinar los costos y gastos deducibles, la proporción en el reparto de utilidades y el costo de reposición de semovientes, estipulaciones que deben formar parte de los contratos de ganado en participación que celebren los fondos ganaderos con los depositarios;

Que es política del Ministerio de Agricultura velar por el normal funcionamiento de los fondos ganaderos, para lo cual es necesario conciliar los intereses de estas sociedades con los de sus depositarios, mediante la racionalización de las cláusulas y demás estipulaciones que deban contener los contratos de ganado en participación,

RESUELVE:

ART. 1º—Costos y gastos deducibles. En los contratos de ganado en participación que celebren los fondos ganaderos con los depositarios, sólo serán imputables al valor del contrato los siguientes costos y gastos:

a) Gastos de transporte, pesaje y feria que sean necesarios para la entrega o restitución de los semovientes;

b) Costos de asistencia técnica dentro del porcentaje señalado por la ley; se exceptúa este costo cuando el depositario sea médico veterinario y/o zootecnista;

c) Vacunas en general suministradas por el fondo ganadero, y

d) Peritazgos que se originen a causa de desacuerdos entre las partes sobre el precio de los ganados o el monto de los gastos mencionados en este artículo.

PAR.—Los costos y gastos en que incurran el fondo ganadero y el depositario y que sean imputables al contrato, se asumirán por las partes en el mismo porcentaje que les corresponda de utilidades.

Estos costos y gastos no podrán ser deducidos de la base para liquidar la utilidad que se distribuirá. Los gastos que correspondan al depositario, se imputarán a sus utilidades.

ART. 2º—Reparto de utilidades. En los contratos de ganado en participación que suscriban los fondos ganaderos, las utilidades para el depositario no podrán ser inferiores al cincuenta y cinco por ciento (55%) para las actividades de levante y ceba, y al sesenta por ciento (60%) para la actividad de cría.

PAR.—De las utilidades que le correspondan al despositario, los fondos ganaderos de acuerdo con lo estipulado en el contrato, podrán pagarle como máximo, un cinco por ciento (5%) en acciones del respectivo fondo, teniendo en cuenta para el efecto el valor intrínseco de las mismas.

ART. 3º—El sistema de distribución de las utilidades en los contratos de ganado en participación, deberá corresponder a la producción generada en el desarrollo de los mismos.

PAR. 1º—Para los efectos de este artículo, entiéndese por producción, el aumento en kilos generado por los semovientes entregados para las actividades de levante y ceba, o el número de kilos de los terneros vivos obtenidos en la actividad de cría, o los mayores índices de natalidad y menores de mortalidad.

PAR. 2º—Los fondos ganaderos podrán conceder incentivos a los depositarios que alcancen un mayor número de kilos en las actividades de levante y ceba, así como mejores tasas de natalidad y menores de mortalidad en la actividad de cría.

ART. 4º—Costo de reposición. Los fondos ganaderos deberán contabilizar y apropiar el costo de reposición de semovientes, entendiéndose por éste la diferencia en pesos ($) entre el valor del kilo final y el inicial, multiplicado por los kilos entregados en las liquidaciones definitivas por ventas efectuadas por el respectivo fondo.

PAR.—El reparto de utilidades al fin del ejercicio queda supeditado a la apropiación de esta reserva. En el evento de que las utilidades líquidas del ejercicio sean insuficientes, las apropiaciones pertinentes se harán en los ejercicios posteriores.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial y deroga la Resolución 379 del 24 de mayo de 1990.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.E., a 6 de mayo de 1991.

______________________