RESOLUCIÓN 3605 DE 2006 

(Noviembre 3)

“Por la cual se reglamentan los mecanismos de reasignación de investigaciones y designación de fiscales especiales en asuntos penales de conocimiento de la Fiscalía General de la Nación”.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

El Fiscal General de la Nación,

en uso de sus atribuciones constitucionales y legales, especialmente las que le confieren los numerales 1º y 3º del artículo 11, de la Ley 938 de diciembre 30 de 2004, y

CONSIDERANDO QUE:

Con la Circular 2 de junio 8 de 2004, el señor Fiscal General de la Nación, en aplicación de las pautas establecidas por la Corte Constitucional en su providencia de constitucionalidad C-873 de septiembre 30 de 2003, trazó las directrices que deben ser tenidas en cuenta al interior de la Fiscalía General de la Nación para la designación de fiscales delegados especiales así como para la reasignación de investigaciones, cuando las circunstancias objetivas en cada caso lo exijan. Por su parte, los artículos 1º y 2º de la Ley 938 de diciembre 30 de 2004, estructuran orgánicamente la Fiscalía General de la Nación, adecuándola para el cumplimiento de sus funciones constitucionales y legales en el ámbito nacional, seccional y local a través de las unidades de fiscalías, salvo que el Fiscal General de la Nación destaque un fiscal especial para casos particulares. De conformidad con el artículo 115 de la Ley 600 de 2000 y, el artículo 116 de la Ley 906 de 2004, corresponde al Fiscal General de la Nación, durante la etapa de instrucción y cuando sea necesario para asegurar la eficiencia de la misma, ordenar la remisión de la actuación adelantada por un fiscal delegado al despacho de cualquier otro mediante resolución motivada. Contra esta determinación no procederá recurso alguno, pero siempre deberá informarse al agente del Ministerio Público y a los demás sujetos procesales.

Con la Sentencia C-873 del 30 de septiembre de 2003, proferida por la honorable Corte Constitucional, dicha corporación reconoció que el Fiscal General puede orientar el funcionamiento de la Fiscalía General de la Nación, respetando y garantizando los principios de transparencia e imparcialidad de la función jurisdiccional, en la asignación de investigaciones, así como en la designación de fiscales delegados para casos especiales que objetivamente se justifiquen.

La misma providencia, señala que la atribución especial de “designación de fiscales especiales o reasignación de fiscales no equivale a modificar las competencias establecidas en la ley, sino simplemente a modificar los funcionarios que habrán de cumplirlas; todo ello en observación de los principios de transparencia, objetividad e imparcialidad, propios del debido proceso constitucionalmente consagrado en el artículo 29 superior.

En aras de la observancia del debido proceso y del respeto de los principios mencionados, se requiere reglamentar los mecanismos de reparto de asuntos penales de conocimiento de la Fiscalía General de la Nación, en los términos de las leyes 600 de 2000 y 906 de 2004, en lo que tiene que ver con el procedimiento de cambio de radicación de asuntos penales a cargo de la entidad, de reasignación de investigaciones y de asignación de fiscales especiales, cuando se requiera por razones objetivas.

En consideración de lo anterior,

RESUELVE:

ART. 1º—Campo de aplicación. La presente resolución se aplicará a las actuaciones penales de conocimiento de la Fiscalía General de la Nación, y que se adelanten con ajuste a los códigos de procedimiento penal de las leyes 600 de 2000 y 906 de 2004.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

ART. 2º—Procedencia. Tanto la designación de fiscales delegados especiales como la reasignación de investigaciones entre despachos de fiscalía, procederá por solicitud de cualquiera de los sujetos procesales, del denunciante, de las víctimas o terceros que evidencien interés en la búsqueda de la verdad y la justicia, siempre que se sustente en razones objetivas calificables como excepcionales, especialmente en los casos en los que procede el cambio de radicación y siempre que esas circunstancias no puedan ser subsanadas a través de los mecanismos procesales previstos en la legislación vigente.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

ART. 3º—Oportunidad y trámite. La designación de fiscales especiales para la investigación o el juicio y la reasignación de investigaciones por las razones mencionadas, podrá ser solicitada en cualquier momento de la investigación, ante el respectivo fiscal de conocimiento, ante las direcciones de fiscalía o a los despachos del Fiscal General de la Nación y del Vicefiscal General de la Nación. En todos los casos, la solicitud deberá ser remitida junto con sus anexos al despacho del señor Fiscal General de la Nación.

De igual manera, el fiscal de conocimiento de la actuación podrá solicitar el cambio de asignación, remitiendo la solicitud al despacho del señor Fiscal General de la Nación, manifestando las razones que fundamentan la misma.

En cada caso, y cualquiera que sea el sujeto que solicite el cambio de asignación o la designación de fiscales especiales, la petición deberá motivarse, acompañando a ella las pruebas en que se funda. El despacho del señor Fiscal General de la Nación remitirá la solicitud de reasignación de investigación o designación de fiscales, junto con el informe evaluativo de que trata la Circular 2 de junio 28 de 2004, a la coordinación de la unidad de fiscalías delegadas ante la Corte Suprema de Justicia, la cual a su vez realizará un reparto entre los señores fiscales delegados para el estudio de aquella.

El fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia que conozca de la respectiva solicitud de reasignación, deberá presentar un informe en el cual expondrá las razones de procedencia o improcedencia de la reasignación de la actuación o la designación de un fiscal especial, y remitirlo a la coordinación de la unidad, para que esta efectúe el respectivo proyecto de resolución, previo apoyo de la Dirección Nacional de Fiscalías, y lo someta a consideración del señor Fiscal General de la Nación para la decisión correspondiente.

PAR.—En todo caso, el trámite de la solicitud de reasignación de investigaciones o de designación de fiscales especiales, en ningún caso implican la remisión parcial o total del expediente, ni la suspensión de la actuación procesal, la que continuará bajo la competencia del fiscal que en ese momento la conozca, quien la conservará hasta que se produzca la correspondiente decisión de reasignación o designación de fiscal.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

ART. 4º—Decisión. Recibido el informe de que trata el artículo anterior, el señor Fiscal General de la Nación resolverá sobre la solicitud, mediante decisión contra la cual no procede recurso alguno, de conformidad con lo dispuesto por el numeral 4º del artículo 115 de la Ley 600 de 2000 y por el numeral 2º del artículo 116 de la Ley 906 de 2004.

La decisión a que se refiere el inciso anterior, será notificada a los interesados.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

ART. 6º(sic)—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 3 de noviembre de 2006.

(Nota: Derogada por la Resolución 689 de 2012 artículo 12 de la Fiscalía General de la Nación)

________________________________