RESOLUCIÓN 3660 DE 1992 

(Septiembre 11)

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

“Por medio de la cual se señala el margen mínimo de solvencia que deben acreditar las entidades del sector asegurador”.

El Superintendente Bancario,

en ejercicio de sus facultades legales, en especial de las que le confiere el artículo 1.3.1.3.4 del estatuto orgánico del sistema financiero, y

CONSIDERANDO:

1. Que por virtud del artículo 4.1.1.0.1 del estatuto orgánico del sistema financiero, es función de la Superintendencia Bancaria asegurar la confianza pública en el sistema financiero y velar porque las instituciones que lo integran mantengan permanente solidez económica y coeficientes de liquidez adecuados para atender sus obligaciones con toda clase de acreedores;

2. Que el artículo 1.3.1.3.4 del estatuto orgánico del sistema financiero faculta al Superintendente Bancario para determinar las cuantías mínimas que deben acreditar las entidades aseguradoras, como margen de solvencia,

RESUELVE:

ART. 1º—Obligatoriedad del margen de solvencia. Las entidades aseguradoras deberán mantener y acreditar ante la Superintendencia Bancaria, dentro de los plazos previstos para el envío de los balances trimestrales, un patrimonio técnico saneado equivalente, como mínimo, a la cuantía que resulte de aplicar a la totalidad de sus operaciones las normas que se establecen en la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 2º—Cuantía mínima del margen de solvencia en las compañías de seguros generales.

1. En las compañías de seguros generales el importe mínimo del margen de solvencia será igual al que resulte más elevado del que se obtenga por uno de los siguientes procedimientos:

a) En función del monto anual de las primas, o

b) En función de la siniestralidad de los tres (3) últimos ejercicios sociales anuales.

2. La cuantía del margen de solvencia en función de las primas se determinará de la siguiente manera:

a) Por concepto de primas se tomarán tanto las emitidas (directas + coaseguro aceptado), en el ejercicio que se contemple, como las primas aceptadas en reaseguro en el mismo período;

b) Hasta siete mil quinientos millones de pesos, de los montos así establecidos, se aplicará el dieciocho (18%), y al exceso, si lo hubiere, se aplicará el dieciséis (16%), sumándose ambos resultados, y

c) La cuantía que se obtenga según lo dispuesto en el literal anterior se multiplicará por la relación existente, en el ejercicio que sirve de base para el cálculo, entre el monto de los siniestros brutos descontados los reembolsos de siniestros, y el importe de estos siniestros brutos, sin que tal relación pueda ser inferior, en ningún caso, al cincuenta por ciento (50%).

3. La cuantía del margen de solvencia en función de los siniestros se establecerá de la siguiente manera:

a) En la cuantificación de los siniestros se incluirán los liquidados (pagados en el ejercicio que se contemple y en los dos ejercicios inmediatamente anteriores a él, sin deducción por reaseguros), los siniestros pagados por aceptaciones en reaseguro y las reservas para siniestros avisados por liquidar, cuenta compañía y reaseguradores, constituidas al cierre del ejercicio contemplado;

b) Al saldo que arroje la suma de los factores indicados en el literal anterior se deducirá el importe de los recobros y los salvamentos liquidados y realizados por siniestros efectuados en los períodos de que da cuenta el mencionado literal, así como el monto de la reserva para siniestros avisados por liquidar constituida al cierre del ejercicio anterior al trienio contemplado, tanto para negocios directos como por aceptaciones;

c) La cifra que resulte de la operación descrita en el literal b) se dividirá por tres (3). Hasta cuatro mil quinientos millones de este resultado se aplicará un porcentaje del (27%), y al exceso, si lo hubiere, se aplicará el veinticuatro por ciento (24%), sumándose ambos resultados, y

d) La cuantía así obtenida se multiplicará por la relación existente en el ejercicio contemplado, entre el importe de los siniestros brutos descontados los reembolsos de siniestros, y el importe bruto de estos siniestros, sin que esta relación pueda ser inferior, en ningún caso, al cincuenta por ciento (50%).

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 3º—Cuantía mínima del margen en solvencia en las compañías de seguros de vida.

1. En las compañías de seguros de vida el monto mínimo del margen de solvencia será igual al resultado que se obtenga de sumar los importes que arrojen las operaciones descritas en los numerales 2º y 3º del presente artículo.

2. Para el ramo de vida individual, la cuantía mínima del margen de solvencia será la suma que resulte de multiplicar el seis por ciento (6%) del total de las reservas matemáticas por la relación que exista, en el ejercicio que se contemple, entre el importe de las reservas matemáticas, deducidas las correspondientes al reaseguro y el importe bruto de las mismas, sin que esta relación pueda ser, en ningún caso, inferior al ochenta y cinco por ciento (85%).

3. En los demás ramos explotados por estas compañías el margen de solvencia se determinará del mismo modo que para las compañías de seguros generales, pero aplicando, cuando se determine su cuantía en función de las primas, el porcentaje de dieciocho por ciento (18%) hasta dos mil millones de pesos y el dieciséis por ciento (16%) al exceso, si lo hubiere. Para el cálculo en función de la siniestralidad el veintisiete por ciento (27%) se aplicará hasta mil doscientos millones de pesos y el veinticuatro por ciento (24%) al exceso.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 4º—Composición y valoración del patrimonio técnico. El patrimonio técnico saneado computable para los fines a que se refiere esta resolución comprende la suma del capital primario y secundario en los términos de los artículos siguientes:

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 5º—Cálculo del capital primario: el capital primario incluye:

a) El capital pagado;

b) La reserva legal;

c) Los bonos obligatoriamente convertibles en acciones emitidos con anterioridad al 1º de junio de 1990, cuyo pago en caso de liquidación esté subordinado a la cancelación de los demás pasivos externos de la entidad;

d) La prima en colocación de acciones;

e) El saldo que arroje la cuenta patrimonial de ajuste de cambio sin incluir el correspondiente a inversiones de capital ni el derivado de inversiones en bonos convertibles en acciones en filiales o subsordinadas del exterior;

f) El valor de las utilidades del ejercicio en curso, en los siguientes casos:

1. Cuando la entidad registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, hasta concurrencia de dichas pérdidas.

2. Cuando la entidad no registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, en un porcentaje igual al de las utilidades que por disposición de la última asamblea ordinaria hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal, sin que pueda exceder del cincuenta por ciento (50%);

g) El valor de las utilidades no distribuidas correspondientes al ejercicio contable anterior se computará durante el trimestre siguiente en los siguientes casos:

1. Cuando la entidad registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, hasta concurrencia de dichas pérdidas.

2. Cuando la entidad no registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, en una proporción equivalente al porcentaje de las utilidades líquidas del penúltimo ejercicio que hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal, sin que pueda exceder del cincuenta por ciento (50%), y

h) El valor total de los dividendos decretados en acciones por la última asamblea ordinaria de accionistas.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 6º—Deducciones del capital primario. Para establecer el valor final del capital primario se deducirán los siguientes valores:

a) Las pérdidas de ejercicios anteriores y las del ejercicio en curso;

b) El valor de las inversiones de capital, efectuadas en compañías de seguros generales, de vida y sociedades de capitalización, y

c) El valor de las inversiones en bonos obligatoriamente convertibles en acciones emitidos desde el 1º de junio de 1990 por compañías de seguros generales, de vida y sociedades de capitalización.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 7º—Cálculo del capital secundario: el capital secundario incluye:

a) Las reservas estatutarias;

b) Las reservas ocasionales;

c) Las valorizaciones de activos fijos utilizados en el giro ordinario de los negocios y el cincuenta por ciento (50%) de las valorizaciones de los demás activos contabilizados de acuerdo con los criterios que establezca la Superintendencia Bancaria. En todo caso, no se computarán las valorizaciones correspondientes a bienes recibidos en dación de pago o adquiridos en remate judicial. Tampoco las generadas en inversiones en compañías de seguros generales, o de vida o sociedades de capitalización;

d) Las utilidades no distribuidas de ejercicios anteriores, y las del ejercicio en curso, en el monto no computable en el capital primario, y

e) Los bonos obligatoriamente convertibles en acciones emitidos a partir del 1º de junio de 1990 cuyo pago en caso de liquidación esté subordinado a la cancelación de los demás pasivos externos de la sociedad y que su tasa de interés al momento de la emisión, sea menor o igual que el setenta por ciento (70%) de la tasa DTF calculada por el Banco de la República para la semana inmediatamente anterior.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 8º—Valor computable del capital secundario. Para efectos del cálculo del patrimonio técnico, el valor máximo computable del capital secundario será el de la cuantía total del capital primario de la respectiva entidad. No obstante, las valorizaciones computadas en la forma prevista en el artículo anterior no podrán representar más del cincuenta por ciento (50%) del valor total del capital primario.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

ART. 9º—Vigencia y derogatorias. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y sustituye integralmente la Resolución 2730 de 1990.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 11 de septiembre de 1992.

________________________