RESOLUCIÓN 3806 DE 1999 

(Octubre 5)

“Por la cual se establecen procedimientos para la cancelación de matrículas de aeronaves y licencias de personal aeronáutico”.

El Director de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil,

en uso de sus facultades legales y en especial, las conferidas por los artículos 5º numerales 5º, 10 y 12, 8º numeral 12 del Decreto 2724 de 1993; 1782, 1796 y 1801 del Código de Comercio, y

CONSIDERANDO:

1. Que revisados los archivos del registro aeronáutico nacional y confrontada la información allí contenida con la suministrada por otras dependencias, se constató que existe un gran número de matrículas vigentes, correspondientes a aeronaves que desde hace varios años no registran operaciones, lo cual podría indicar que se encuentran desaparecidas, destruidas o que han salido del servicio, lo cual determinaría que estén incursas en alguna de las causales de cancelación previstas en el artículo 1796 del Código de Comercio;

2. Que revisados los archivos de la división de licencias, y confrontada la información allí contenida con la suministrada por otras dependencias, se constató que existe un gran número de licencias de personal aeronáutico vigentes, cuyos titulares han fallecido, han llegado a la edad máxima establecida en las normas nacionales e internacionales, o no han ejercido sus privilegios ni aportado desde hace varios años los documentos, certificados médicos o requisitos que periódicamente deben presentar sus titulares, lo cual podría indicar que estos han dejado de reunir los requisitos que fueron necesarios para su expedición inicial y para conservar su vigencia, de conformidad con los numerales 2.1.4 y 2.1.16.1 de los reglamentos aeronáuticos, en concordancia con el artículo 1801 del Código de Comercio;

3. Que es necesario adoptar medidas tendientes a depurar la información existente en dichos registros para lograr mayor confiabilidad de la misma y cumplir con mayor eficacia las tareas de control y vigilancia que competen a esta autoridad en relación con las aeronaves y con el personal aeronáutico;

4. Que en aplicación del principio constitucional de coordinación interinstitucional, la depuración de estos archivos facilita las tareas de control que competen a las autoridades policivas y militares, para impedir que la aviación civil sea utilizada para fines incompatibles con la misma;

En mérito de lo expuesto, este despacho,

RESUELVE:

ART. 1º—La oficina de registro aeronáutico procederá a la cancelación de matrícula a aquellas aeronaves que se encuentren incursas en las causales previstas en los numerales 3º, 4º y 6º del artículo 1796 del Código de Comercio, conforme a lo siguiente:

1. Causales.

1.1. Cuando se requiera poner la aeronave definitivamente fuera del servicio (C. Co., art. 1796, num. 3º).

Al efecto se considerará que la aeronave ha sido puesta, o se requiere ponerla definitivamente fuera del servicio, entre otros, en los siguientes casos:

a) Cuando, como consecuencia de un accidente, incidente o de daños graves sufridos de cualquier otra manera, se establezca que no es reparable, lo cual se demostrará mediante el correspondiente informe de investigación de accidente o mediante informe del grupo técnico de la oficina de control y seguridad aérea;

b) Cuando de acuerdo a lo previsto por el fabricante, la aeronave haya llegado a su tiempo de vida límite o su célula motores u otras partes esenciales hayan agotado dicho tiempo límite, sin que sea posible reemplazarlos. Al efecto, el grupo técnico de la oficina de control y seguridad aérea emitirá el informe que acredite tal circunstancia, con apoyo en los manuales del fabricante y documentos de la aeronave;

c) Cuando debido a la falta de disponibilidad o inexistencia de partes o repuestos, la reparación o el mantenimiento resulten imposibles. Para estos casos bastará como prueba, con la sola afirmación del propietario y/o explotador solicitante de la cancelación, apoyada en el concepto técnico de una organización de mantenimiento habilitada para efectuar trabajos en relación con la clase o tipo de aeronave de que se trate, o cualquier otro medio que permita determinarla. En caso de proceder de oficio, deberá contarse con el informe del grupo técnico apoyado en una declaración o certificación del fabricante y/o de la autoridad aeronáutica del país de fabricación de la aeronave en tal sentido, y

d) Cuando las reparaciones o el mantenimiento requerido por la aeronave resulten antieconómicos y así lo sustente el propietario y/o explotador. En estos casos bastará como prueba, la sola afirmación del propietario y/o explotador solicitante de la cancelación, apoyada en el concepto técnico de una organización de mantenimiento habilitada para efectuar trabajos en relación con la clase o tipo de aeronave en particular, o cualquier otro medio que permita determinarla.

1.2. Por destrucción o desaparecimiento de la aeronave, debidamente comprobados (C. Co., art. 1796, num. 3º).

1.2.1. En aplicación de esta causal, se considerará, que hay destrucción total, entre otros, en los siguientes casos:

a) Cuando a consecuencia de un accidente o incidente o por cualquier otra circunstancia, la aeronave resulte incinerada o de cualquier otro modo se destruya y así lo señale el correspondiente informe de investigación de accidente de aviación;

b) Cuando por informes de las autoridades competentes se tenga conocimiento que la aeronave ha sido destruida durante operativos desarrollados por las fuerzas militares o de policía, conforme a lo de su competencia, previa identificación plena de la aeronave;

c) Cuando por conducto de cualquier autoridad extranjera competente, se tenga conocimiento que la aeronave, como consecuencia de un accidente, incidente u otra circunstancia, ha sido destruida encontrándose en territorio de dicho Estado o sobre aguas internacionales, previa identificación plena de la aeronave, y

d) Los eventos anteriores se demostrarán con el respectivo informe de investigación de accidente de aviación o con el documento que contenga el informe de la autoridad correspondiente, según corresponda.

1.2.2. Se considerará que la aeronave ha desaparecido, entre otros, en los siguientes casos:

a) Cuando se pierda todo contacto o no se tenga noticia en relación con una aeronave en vuelo y habiéndose desarrollado las correspondientes fases de emergencia (Incerfa, Alerfa Detrefa) y búsqueda conforme a la parte octava de estos reglamentos, dicha búsqueda sea terminada sin resultados positivos y transcurran más de tres meses, desde entonces, sin que se llegue a tener noticias sobre su paradero;

b) Cuando se establezca que la aeronave ha caído al mar o en cualquier otro lugar que, aún estando plenamente determinado, resulte absolutamente inaccesible, imposibilitando su recuperación;

c) Cuando, sin mediar conocimiento de la autoridad aeronáutica en relación con accidentes o incidentes, transcurran más de tres (3) años sin que se conozca el paradero o se tenga noticia sobre la aeronave o sus operaciones, ni su explotador demuestre la existencia física de la misma cuando la UAEAC se lo requiera. En este caso, se tendrá como prueba el informe que con tal propósito emita la oficina de control y seguridad aérea o la dirección de operaciones. Durante la actuación pertinente, la oficina de registro consultará a las administraciones o gerencias, torres de control y unidades de control técnico de los diferentes aeropuertos del país, para verificar si la aeronave está localizada en su jurisdicción, y

d) Para demostrar los hechos previstos en los numerales anteriores, se tendrá como prueba el correspondiente informe de la dirección de operaciones aéreas, apoyado en las labores de búsqueda efectuada por el grupo SAR, de la oficina de control y seguridad aérea, de cualquier otra autoridad competente que certifique el desaparecimiento, inclusive de la autoridad aeronáutica de otro Estado, en caso de producirse el desaparecimiento en territorio extranjero o sobre alta mar.

1.3. Cuando desaparezca uno cualquiera de los requisitos necesarios para su inscripción inicial (C. Co., art. 1796, num. 6º).

Se considerará que ha desaparecido alguno de los requisitos necesarios para la inscripción inicial, entre otros, en los siguientes casos:

a) Cuando durante más de tres (3) años, no haya tenido certificado de aeronavegabilidad vigente o haya estado suspendida de actividades de vuelo por orden de la autoridad aeronáutica, o de cualquier manera haya estado inactiva o no haya operado durante dicho período, por causa imputable a su propietario y/o explotador. Esta circunstancia se acreditará mediante informe del grupo técnico de la oficina de control y seguridad aérea, o mediante informe de los directores regionales de Aeronáutica Civil respecto de aeronaves que durante el mencionado período hayan estado inactivas o abandonadas en las instalaciones de cualquier aeropuerto de su jurisdicción;

b) Cuando, habiéndose asignado matrícula provisional a una aeronave para fines de su importación, ésta no se haga efectiva en el término de tres (3) meses prorrogable por una sola vez y hasta por igual término. Además, las matrículas provisionales podrán cancelarse en cualquier momento en que desaparezcan las condiciones que dieron lugar a su asignación o convertirse en definitivas cuando desaparezcan las condiciones que exigen dicha provisionalidad;

c) Cuando termine el contrato de utilización en virtud del cual la aeronave opera en Colombia, que sustenta la matrícula provisional de la misma, y transcurran seis (6) meses o más sin que dicho contrato sea renovado, o de cualquier otra manera inscrito un nuevo contrato en relación con la misma aeronave y en favor del mismo o de otro explotador;

d) Cuando deba dejar de prestar servicios u operar como aeronave civil, al haber sido destinada por la autoridad competente al servicio de un organismo de aviación de Estado, lo cual será probado mediante el correspondiente acto administrativo emanado de la autoridad competente, y

e) Los hechos anteriores serán probados por la oficina de registro mediante constatación directa de los antecedentes documentales que reposen en sus archivos en relación con cada aeronave.

2. Procedimiento.

2.1. El trámite de cancelación lo adelantará la oficina de registro aeronáutico nacional, a través de su división de matrículas la cual iniciará la correspondiente actuación cada vez que tenga conocimiento de hechos constitutivos de alguna de las causales antes descritas y en todo caso lo hará de manera inmediata en relación con aquellas aeronaves que a la fecha de entrar en vigencia la presente resolución, se encuentren incursas en dichas causales, sin perjuicio de lo previsto en el numeral 2.3 del presente artículo.

2.2. La cancelación se efectuará mediante resolución motivada de la oficina de registro aeronáutico la cual podrá expedir una sola resolución para cancelar simultáneamente la matrícula a varias aeronaves incursas en la misma causal.

2.3. Conforme al artículo 28 del Código Contencioso Administrativo, el propietario y/o explotador de las aeronaves que a la fecha de vigencia de la presente resolución, se encuentren incursas en alguna de las causales de cancelación de matrícula antes señaladas, dispondrán de un plazo de un (1) mes contado a partir de la fecha de publicación de esta resolución, para manifestar por escrito ante la oficina de registro aeronáutico su interés en mantener la vigencia de la matrícula respectiva, aportando las pruebas y documentos que justifiquen su pretensión. En tal caso, la oficina de registro aeronáutico evaluará su petición y decidirá sobre la misma en un plazo no mayor a diez (10) días.

Si dentro del mes a que se refiere el inciso anterior, el interesado no se pronuncia ante la oficina de registro aeronáutico, ésta procederá a expedir el acto administrativo de cancelación.

2.4. Una vez en firme la resolución de cancelación, la oficina de registro informará tal decisión a la oficina de control de seguridad aérea, a la dirección de operaciones aéreas, a las torres de control y oficinas de información aeronáutica de aeropuerto.

Además, informará a la oficina de transporte aéreo cuando se trate de aeronave de servicios aéreos comerciales.

ART. 2º—La división de licencias de la oficina de control y seguridad aérea, procederá de conformidad con el numeral 2.1.16.1 de los reglamentos aeronáuticos, en concordancia con el artículo 1801 del Código de Comercio, a la cancelación de las licencias de personal aeronáutico cuando el respectivo titular deje de reunir las condiciones y requisitos necesarios para ejercer sus atribuciones, y que hayan dado origen a su otorgamiento, conforme a lo siguiente:

1. Causales.

1.1. Cuando el titular de una licencia de piloto comercial clase llegue a la edad de sesenta y cinco (65) años, o cuando el titular de una licencia de piloto de transporte de línea o piloto comercial con habilitaciones de tipo, llegue a la edad de sesenta (60) años sin que se haya procedido a su modificación.

1.2. Por muerte de su titular debidamente comprobada. Cuando el grupo de prevención e investigación de accidentes, en cumplimiento de sus funciones, conozca de la muerte de un titular de licencia aeronáutica, deberá informarlo a la división de licencias, remitiendo copia del correspondiente informe o de las respectivas actas de defunción.

1.3. Cuando durante más de tres (3) años, su titular no haya aportado documentación alguna en relación con nuevas habilitaciones, cursos recurrentes o cualquier otro documento que permita establecer que los privilegios de la licencia se están ejerciendo. Si el interesado manifiesta dentro de dicho término, su interés en conservar la licencia, deberá acreditar el cumplimiento de los requisitos necesarios para mantener su vigencia, de conformidad con los numerales 2.1.4 y 2.1.16.1 de los reglamentos aeronáuticos.

1.4. Cuando estuviere en firme la cancelación de la licencia y el interesado manifestare su interés en volver a ejercer sus privilegios, la división de licencias podrá otorgar una nueva licencia, previo cumplimiento de lo siguiente:

a) Exámenes conforme al numeral 2.3.1.1 y siguientes, según la licencia respectiva;

b) Acreditar los requisitos necesarios para el recobro de autonomía o reanudación de funciones, según corresponda, y

c) Actualizar cualquier otro requisito necesario para volver a ejercer los privilegios pretendidos.

1.5. Cuando el certificado médico requerido sea negado debido a que el titular no reúne o ha dejado de reunir los requisitos de aptitud psicofísica necesarios, o cuando dicho certificado sea cancelado por las mismas razones y en uno u otro caso se encuentre en firme tal decisión.

1.6. Cuando la cancelación sea impuesta como sanción y ésta se encuentre en firme.

2. Procedimiento.

2.1. El trámite de cancelación lo adelantará la división de licencias de la oficina de control y seguridad aérea, la cual iniciará la correspondiente actuación cada vez que tenga conocimiento de hechos constitutivos de alguna de las causales antes descritas y en todo caso lo hará de manera inmediata en relación con aquellas licencias que a la fecha de entrar en vigencia la presente resolución, se encuentren incursas en dichas causales, sin perjuicio de lo previsto en el numeral 2.3 del presente artículo.

2.2. La cancelación se efectuará mediante resolución motivada de la división de licencias la cual podrá expedir resoluciones conjuntas cancelando simultáneamente varias licencias cuyos titulares estén incursos en la misma causal.

2.3. Conforme al artículo 28 del Código Contencioso Administrativo, el titular de una licencia aeronáutica que a la fecha de vigencia de la presente resolución, se encuentre incurso en alguna de las causales de cancelación de licencia antes señaladas, dispondrán de un plazo de un (1) mes contado a partir de la fecha de publicación de esta resolución, para manifestar por escrito ante la división de licencias de la oficina de control y seguridad aérea, su interés en mantener la vigencia de la licencia respectiva, aportando las pruebas y documentos que justifiquen su pretensión. En tal caso, la división de licencias evaluará su petición y decidirá sobre la misma en un plazo no mayor a diez (10) días.

Si dentro del mes a que se refiere el inciso anterior, el interesado no se pronuncia ante la división de licencias, ésta procederá a expedir el acto administrativo de cancelación.

2.4. Una vez en firme la resolución de cancelación, la división de licencias informará tal decisión a la oficina de control de seguridad aérea, a la dirección de operaciones aéreas y a las torres de control y oficinas de información aeronáutica de aeropuerto.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 5 de octubre de 1999.

__________________________________________