RESOLUCIÓN 3953 DE 2002 

(Mayo 3)

“Por la cual se reglamenta la competencia disciplinaria en la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”.

El Director General de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales,

en cumplimiento de lo establecido en los artículos 74, 75, 76, 79, 80, 175 y 176 de la Ley 734 de 2002 y en uso de las facultades legales y en especial de las dispuestas en los literales t), bb) y gg) del artículo 19 del Decreto 1071 de 1999,

RESUELVE:

ART. 1º—Corresponde a la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales disciplinar a los servidores de la contribución.

La oficina del más alto nivel en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales a que se refiere el artículo 76 de la Ley 734 del 5 de febrero de 2002, es la oficina de investigaciones disciplinarias del nivel central, con sus respectivas divisiones y servidores de la contribución allí ubicados.

En las direcciones regionales la oficina del más alto nivel a que se refiere el artículo 76 de la Ley 734 del 5 de febrero de 2002, es la división de investigaciones disciplinarias y los servidores de la contribución ubicados en las mismas.

ART. 2º—(Derogado)*Competencia para instruir. La competencia para instruir los procesos administrativos disciplinarios adelantados por faltas graves y gravísimas contra los servidores de la contribución ubicados en el nivel central y administraciones especiales corresponde a la oficina de investigaciones disciplinarias y a sus divisiones de instrucción y de anticorrupción. En el caso de los servidores de la contribución ubicados en el nivel regional le compete a la división de investigaciones disciplinarias de la dirección regional respectiva.

*(Nota: Derogado por la Resolución 4295 de 2004 artículo 6ºde la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 3º—(Derogado)*Competencia para fallar. La competencia para fallar los procesos administrativos disciplinarios contra servidores de la contribución del nivel central y administraciones especiales en primera o única instancia, corresponde al jefe de la oficina de investigaciones disciplinarias. En el nivel regional, compete a los jefes de las divisiones de investigaciones disciplinarias.

PAR. 1º—Teniendo en cuenta que la oficina de investigaciones disciplinarias, en la estructura interna de la entidad es la oficina disciplinaria del más alto nivel y de conformidad con lo establecido en el numeral 17 del artículo 12 del Decreto 1265 del 13 de julio de 1999, cuando las circunstancias lo ameriten, podrá avocar el conocimiento para instruir y fallar en primera instancia las investigaciones por faltas disciplinarias cometidas por los servidores de la contribución que estén ubicados en las dependencias que por jurisdicción, corresponda instruir y fallar a las divisiones de investigaciones disciplinarias de las direcciones regionales.

PAR. 2º—En todo caso, la segunda instancia será competencia del director general.

*(Nota: Derogado por la Resolución 4295 de 2004 artículo 6ºde la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 4º—(Derogado)* Competencia para instruir y fallar las faltas leves. Corresponde al jefe de la oficina de investigaciones disciplinarias instruir y fallar en única instancia los procesos que se adelanten por faltas leves cometidas por los servidores de la contribución ubicados en el nivel central y en las administraciones especiales. Las divisiones de investigaciones disciplinarias de las direcciones regionales instruirán y fallarán en única instancia los procesos que se adelantan por faltas leves cometidas por los servidores públicos de la contribución ubicados en las dependencias de su jurisdicción.

*(Nota: Derogado por la Resolución 4295 de 2004 artículo 6ºde la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 5º—(Derogado)* Competencia para adelantar el procedimiento verbal. Corresponde al jefe de la oficina de investigaciones disciplinarias y a los jefes de las divisiones de investigaciones disciplinarias, conocer y fallar las investigaciones disciplinarias adelantadas contra los servidores de la contribución ubicados en el nivel central y las administraciones especiales y en las direcciones regionales, respectivamente, mediante el procedimiento verbal cuando el sujeto disciplinable sea sorprendido en el momento de la comisión de la falta o con elementos, efectos o instrumentos que provengan de la ejecución de la conducta, cuando haya confesión, cuando la falta que se investigue sea gravísima de las previstas en los numerales 2º, 4º, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 32, 33, 35, 36, 39, 46, 47, 48, 52, 54, 55, 56, 57, 58, 59 y 62 del artículo 48 de la Ley 734 del 5 de febrero de 2002 y cuando la falta sea leve.

PAR.—En todo caso, la segunda instancia será competencia del director general.

*(Nota: Derogado por la Resolución 4295 de 2004 artículo 6ºde la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 6º—Competencia por la calidad del sujeto disciplinado. La oficina de investigaciones disciplinarias del nivel central tendrá competencia para instruir y fallar los procesos por faltas leves, graves y gravísimas cuando éstas se atribuyan a los servidores de la contribución que a continuación se relacionan: director regional, defensor del contribuyente y del usuario aduanero delegado y jefe de división de investigaciones disciplinarias.

PAR.—De conformidad con lo señalado en el artículo 25 del Decreto 262 del 22 de febrero de 2000, corresponde a la Procuraduría General de la Nación la competencia para instruir y fallar los procesos disciplinarios por faltas que se atribuyan a los servidores de la contribución que a continuación se relacionan: director general, director de impuestos, director de aduanas, director de policía fiscal y aduanera, secretario general, secretario de desarrollo institucional, defensor del contribuyente y del usuario aduanero y jefe de la oficina de investigaciones disciplinarias del nivel central.

ART. 7º—Los procesos disciplinarios por faltas leves, graves o gravísimas que al entrar en vigencia la Ley 734 del 5 de febrero de 2002, se encuentren con auto de citación a audiencia o auto de cargos, seguirán su trámite hasta el fallo definitivo, de conformidad con el procedimiento previsto en la Ley 200 de 1995 y con las competencias establecidas en la Resolución 9135 del 19 de octubre de 2001.

ART. 8º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 3 de mayo de 2002.