RESOLUCIÓN 418 DE 2004 

(Octubre 6)

“Por la cual se deroga la Resolución 540 de 2003 y se crea el comité técnico y de doctrina contable en la Contaduría General de la Nación y se establecen sus funciones”.

El Contador General de la Nación,

en uso de las facultades constitucionales y legales especialmente las previstas en el literal g) del artículo 3º de la Ley 298 de 1996 y Decreto 143 de 2004,

CONSIDERANDO:

Que el Decreto 143 de 2004 modificó en su totalidad la estructura y funcionalidad de la Contaduría General de la Nación.

Que en cumplimiento del numeral 6º del artículo 4º del Decreto 143 de 2004, el Contador General de la Nación por medio de la Resolución 148 de 2004, creó y organizó los grupos internos de trabajo con el fin de desarrollar con eficiencia y eficacia los objetivos, planes, políticas y programas de la entidad, y fijó en la misma las funciones de cada uno.

Que compete al Contador General de la Nación, en virtud de los literales a), b), g), l) del artículo 3º y o) del artículo 4º de la Ley 298 de 1996, expedir los actos administrativos que le correspondan, así como los reglamentos, manuales e instructivos que sean necesarios para el cabal funcionamiento de la Contaduría General de la Nación, además de registrar y distribuir competencias entre las distintas dependencias para el mejor desempeño de las funciones de la entidad.

Que de acuerdo con el literal i) del artículo 4º de la Ley 298 de 1996, es función de la Contaduría General de la Nación emitir conceptos y absolver consultas relacionadas con la interpretación y aplicación de las normas expedidas por la entidad.

Que es necesario atender y coordinar las funciones requeridas para el ejercicio de la autoridad doctrinaria asignada a la Contaduría General de la Nación por el literal j) del artículo 4º de la Ley 298 de 1996.

Que por lo anterior se debe crear el comité técnico y de doctrina contable y reglamentar su funcionamiento, para darle instrumentos metodológicos que permitan el desarrollo de las reuniones y el cumplimiento de la función de autoridad doctrinaria otorgada por la Ley 298 de 1996 a la Contaduría General de la Nación.

RESUELVE:

ART. 1º—Comité técnico y de doctrina contable. Créase el comité técnico y de doctrina contable en la Contaduría General de la Nación, como un grupo consultivo para la expedición, interpretación y aplicación de las normas contables públicas y demás temas que son objeto de la función normativa de la entidad.

ART. 2º—Funciones. El comité técnico y de doctrina contable tendrá las siguientes funciones:

a) Apoyar los procesos que busquen identificar y definir las necesidades y prioridades en materia de investigación y normalización contable pública.

b) Asesorar en el señalamiento de las directrices y procedimientos para el desarrollo de la función normativa.

c) Evaluar los proyectos de normas e instructivos que en materia contable pública elabore la subcontaduría general y de investigación con el apoyo del grupo interno de trabajo de jurídica.

d) Conceptuar sobre los proyectos de respuesta que por su relevancia doctrinaria, ameriten ser presentados al comité técnico y de doctrina contable.

e) Sugerir la invitación a sus sesiones a funcionarios profesiones (sic) de los sectores públicos y privado, cuando por su idoneidad o conocimientos especializados sobre un tema, a juicio del comité técnico y de doctrina contable, sea necesario y conveniente.

f) Las demás que le asigne el Contador General de la Nación, en lo relativo a la actividad normativa y doctrinaria.

ART. 3º—Conformación. El comité técnico y de doctrina contable estará conformado por los siguientes miembros:

Serán miembros:

a) El Contador General de la Nación o su delegado, quien lo preside.

b) Los subcontadores o sus delegados.

c) Tres (3) servidores públicos del nivel asesor o profesional, que representen a cada una de las subcontadurías, designados por el respectivo subcontador.

d) Dos (2) servidores públicos del nivel asesor o profesional, designados por el Contador General de la Nacional (sic).

e) El coordinador del grupo interno de trabajo de jurídica, quien actuará como secretario del comité técnico y de doctrina contable, con el apoyo de un contador público designado por el Contador General de la Nación.

f) El coordinador del grupo interno de trabajo de control interno, quien actuará con voz pero sin voto, de acuerdo con lo establecido en la Ley 87 de 1993.

ART. 4º—Delegación. La delegación para la participación en el comité técnico y de doctrina contable se efectuará mediante comunicación escrita dejando constancia en el acta respectiva. El delegante podrá reasumir las funciones delegadas en cualquier momento.

La delegación de la presidencia del comité técnico y de doctrina contable recaerá en uno de los subcontadores, quien a su vez no podrá delegar mientras actúe como presidente.

Los subcontadores solamente podrán delegar en servidores públicos del nivel asesor.

ART. 5º—Reuniones. El comité técnico y de doctrina contable se reunirá cada vez que sea convocado por su presidente.

El comité técnico y de doctrina contable sesionará válidamente con la presencia de cinco (5) miembros.

ART. 6º—Funciones del presidente. Son funciones del presidente del comité técnico y de doctrina contable:

a) Orientar el desarrollo de cada reunión.

b) Proponer el acta de la reunión anterior a consideración del comité técnico y de doctrina contable.

c) Convocar las reuniones del comité técnico y de doctrina contable a través de la secretaría del mismo.

d) Expedir los conceptos aprobados en el comité técnico y de doctrina contable.

PAR.—El presidente del comité técnico y de doctrina contable podrá delegar la presidencia temporal de la sesión que se esté desarrollando, en el evento de que sea necesario retirarse una vez iniciada, caso en el cual la delegación debe recaer en uno de los subcontadores, dejando constancia en el acta respectiva.

ART. 7º—Funciones del secretario. Son funciones del secretario del comité técnico y de doctrina contable:

a) Convocar a todos los miembros a las reuniones del comité técnico y de doctrina contable, previa instrucción del presidente.

b) Asistir a todas las reuniones.

c) Elaborar el orden del día de cada reunión y enviarlo a todos los integrantes del comité técnico y de doctrina contable el día viernes anterior a la convocatoria, remitiendo los documentos que lo soporten.

e) Revisar el acta de cada reunión, la que será proyectada por la persona designada por el Contador General de la Nación y contendrá el nombre de los participantes, relación de las consultas y proyectos de conceptos presentados, con un resumen corto, claro y preciso de las proposiciones presentadas, las decisiones adoptadas y todo suceso que merezca ser relacionado.

f) Hacer firmar las actas aprobadas y llevar el archivo de las mismas.

g) Controlar la entrega oportuna de los conceptos aprobados en cada comité técnico y de doctrina contable, por parte de los ponentes de los mismos.

h) Revisar y remitir al presidente o su delegado, para la firma, los conceptos aprobados en cada comité técnico y de doctrina contable y verificar su posterior remisión al peticionario.

i) Revisar y entregar oportunamente a la secretaría general, en medio magnético, los conceptos, legislación y jurisprudencia que se incluirán en cada edición de la revista de doctrina contable pública u otro medio idóneo para su publicación. En todo caso se publicarán en la página web de la Contaduría General de la Nación.

j) Entregar a su sucesor, por riguroso inventario, todos los documentos y actas que tenga en custodia.

ART. 8º—Obligaciones de los miembros del comité técnico y de doctrina contable. Son obligaciones de los miembros del comité técnico y de doctrina contable:

a) Asistir a las reuniones y concurrir puntualmente a la hora señalada.

b) Nombrar a su delegado en los casos en que está permitido y comunicarlo oportunamente a la secretaría del comité técnico y de doctrina contable.

c) Comunicar a la secretaría del comité técnico y de doctrina contable los datos referentes a los temas que deben ser incluidos en el orden del día y remitir la documentación que será objeto de análisis, mínimo con tres (3) días de anticipación.

d) Presentar y sustentar ante el comité técnico y de doctrina contable los proyectos de conceptos incluidos en el orden del día y entregar a cada uno de los asistentes una copia del proyecto sometido a consideración, cuando el estudio se encuentre bajo su responsabilidad.

e) Participar activamente en los debates de los proyectos de los conceptos sometidos a consideración del comité técnico y de doctrina contable.

f) Intervenir en las deliberaciones únicamente cuando el presidente le haya concedido la palabra.

g) Aprobar o improbar los conceptos sometidos a consideración del comité técnico y de doctrina contable.

h) Permanecer en la reunión hasta cuando el presidente levante la sesión.

i) Efectuar las correcciones solicitadas por el comité técnico y de doctrina contable y entregar al secretario, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la realización del comité técnico y de doctrina contable el texto definitivo de los conceptos aprobados, junto con los antecedentes de los mismos, para proceder a enviar respuesta al consultante, por parte del Contador General de la Nación.

j) Preparar los proyectos de conceptos no aprobados, para la discusión en el siguiente comité técnico y de doctrina contable, teniendo en cuenta los argumentos expuestos en la fecha en que fue sometido inicialmente a discusión.

ART. 9º—Deliberaciones y decisiones. Todos los miembros tomarán parte en las deliberaciones de los conceptos sometidos a consideración del comité técnico y de doctrina contable y las decisiones se adoptarán por el consenso.

En todos los conceptos que se expidan, se dejará constancia en el acta de su aprobación en el comité técnico y de doctrina contable.

ART. 10.—Contenido del concepto. El proyecto sometido a consideración del comité técnico y de doctrina contable debe contener las siguientes partes:

a) Tema: Que corresponderá a la indicación genérica de la consulta.

b) Subtema: Relacionado con la indicación particular.

c) Antecedentes: Donde se hará una relación sucinta de la consulta formulada.

d) Consideraciones: Exposición de argumentos jurídicos, teóricos, conceptuales y doctrinales que se tendrán en cuenta para resolver la consulta.

e) Conclusión: Decisión o procedimiento adoptado con base en la consulta formulada.

ART. 11.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deroga la Resolución 540 de 2003, y las demás normas que le sean contrarias.

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 6 de octubre de 2004.

________________________________