RESOLUCIÓN 4215 DE 1998 

(Septiembre 30)

“Por la cual se decreta la emergencia penitenciaria y carcelaria en algunos de los establecimientos de reclusión del orden nacional”.

La Directora General del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec,

en uso de sus facultades legales en especial las conferidas en el artículo 168 de la Ley 65 de 1993, y

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 168 de la Ley 65 de 1993, el director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, previo concepto favorable del Ministro de Justicia y del Derecho podrá decretar el estado de emergencia penitenciaria y carcelaria en todos los centros de reclusión nacional, en algunos o alguno de ellos cuando sobrevengan hechos que perturben o amenacen perturbar grave e inminentemente el orden y la seguridad penitenciaria y carcelaria; o se prevean graves situaciones de orden sanitario que expongan al contagio al personal de los centros de reclusión o que sus condiciones higiénicas no permitan la convivencia en el lugar, o que acaezcan o adviertan indicios de calamidad pública;

Que la falta de cupos disponibles, el hacinamiento severo y las deficiencias sanitarias de las penitenciarias Central de Colombia La Picota, que presenta una capacidad de 830 cupos y una población de 1.396 internos; la de Cúcuta, con capacidad para 750 cupos y una población de 1.117 internos; la de Palmira, con capacidad para 550 cupos y 812 internos; la de San Isidro en Popayán con capacidad para 756 cupos y una población de 870 internos; El Bosque de Barranquilla con capacidad para 612 cupos y 519 internos; la Reclusión de Mujeres de Bogotá, con capacidad para 430 y una población de 738 internas; así como en las cárceles del distrito judicial de Santafé de Bogotá, La Modelo, con una capacidad de 2.721 cupos y una población de 4.807 internos; de Bellavista en Medellín, con una capacidad de 1.800 cupos y una población de 5.191 internos; de Villahermosa en Cali; una capacidad de 900 cupos, y una población de 1.980 internos; La Modelo de Barranquilla, con una capacidad de 250 cupos y una población de 548 internos, y la CDJ de Valledupar con una capacidad de 200 cupos y una población de 579 internos, requieren de soluciones inmediatas para evitar alteraciones del orden al interior de estos establecimientos de reclusión por la no prestación de un servicio esencial;

Que a lo anterior se suma la necesidad de recluir en establecimientos especiales a los miembros de la fuerza pública que se encuentren privados de la libertad, con el objeto de proteger su derecho a la vida y la integridad personal, lo que obliga a la adecuación y/o construcción de cupos que cumplan con este cometido;

Que la situación descrita hace necesaria la adopción de urgentes medidas que permitan contrarrestar los nocivos efectos que la prolongación en el tiempo de estos fenómenos puede traer para los internos y para el orden penitenciario y carcelario; todo lo cual consta en la información recibida por parte de los directores de los centros carcelarios mencionados;

Que el estado de emergencia penitenciaria y carcelaria permite al director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, adoptar las medidas excepcionales de orden administrativo, conducentes al restablecimiento de las condiciones de salubridad y convivencia al interior de los centros de reclusión afectados con la emergencia;

Que de conformidad con la ley, el estado de emergencia penitenciaria y carcelaria puede decretarse en todos o algunos centros de reclusión del orden nacional;

Que el Ministro de Justicia y del Derecho, con base en la información suministrada por la dirección general del Inpec, conceptuó favorablemente para la declaración de este estado de emergencia penitenciaria y carcelaria,

RESUELVE:

ART. 1º—Declarar el estado de emergencia penitenciaria y carcelaria a partir de la vigencia de la presente resolución y por un término de dos (2) meses, en las penitenciarias Central de Colombia La Picota, la de Cúcuta, la de Palmira, la de San Isidro en Popayán, el Bosque de Barranquilla; en la Reclusión de Mujeres de Bogotá; así como en las cárceles del distrito judicial de Santafé de Bogotá La Modelo, de Bellavista en Medellín, de Villahermosa en Cali, la Modelo de Barranquilla y de Valledupar.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 30 de septiembre de 1998.

______________________________________