RESOLUCIÓN 426 DE 1996 

(Agosto 20)

“Criterios y procedimientos para la fijación de requisitos específicos de origen”.

La Junta del Acuerdo de Cartagena,

VISTOS:

Los artículos 83, 84 y 85 del Acuerdo de Cartagena y las decisiones 222 (1), 293 (2) y 370 (3) de la comisión, y

CONSIDERANDO:

Que las normas de origen como instrumento de los acuerdos de integración se orientan a establecer las condiciones para que los productos tengan derecho a las preferencias comerciales pactadas;

Que los requisitos específicos de origen cumplen una importante función cuando las normas especiales de origen resultan insuficientes o inadecuadas y es necesario ajustar dichas normas especiales al nivel de desarrollo de determinada producción, o para incentivar innovaciones tecnológicas que propicien la competitividad, procurando que los requisitos mencionados no constituyan restricciones al comercio entre los países miembros.

Que el capítulo X del Acuerdo de Cartagena faculta a la junta para fijar requisitos específicos de origen a los productos que lo requieran;

Que es necesario definir criterios y procedimientos para fijar de requisitos específicos de origen,

RESUELVE:

ART. 1º—La junta de oficio o por solicitud de un país miembro, podrá fijar requisitos específicos de origen para los productos que así lo requieran, de conformidad con los criterios y procedimientos establecidos en la presente resolución.

ART. 2º—Los requisitos específicos de origen se consideran un mecanismo complementario a la aplicación de las normas especiales de origen vigentes y prevalecerán sobre los criterios generales para la calificación del origen.

ART. 3º—Los requisitos específicos de origen deberán constituir un instrumento dinámico para el desarrollo de la subregión y ser adecuados para la consecución de los objetivos del acuerdo. En tal sentido, se adoptarán requisitos específicos de origen para adecuar las normas de origen al avance económico y tecnológico de la subregión, así como para propiciar condiciones equitativas de competencia.

ART. 4º—La junta, al fijar requisitos específicos de origen, vigilará que no constituyan obstáculos para el aprovechamiento de las ventajas derivadas de la aplicación del acuerdo.

ART. 5º—Con base en los criterios de los artículos 3º y 4º de la presente resolución, se fijarán requisitos específicos de origen utilizando las siguientes modalidades:

a) La incorporación de determinados materiales originarios de los países miembros, que confieran el carácter esencial o sean materia principal de un bien, siempre que existan condiciones normales de abastecimiento subregional;

b) La realización de determinados procesos productivos en la elaboración de un bien en el territorio de los países miembros, teniendo en cuenta los procesos productivos existentes en el conjunto de la subregión;

c) La incorporación de un determinado porcentaje de materiales subregionales en productos elaborados fuera del territorio de los países miembros, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2º de la Decisión 293 o la norma que la sustituya;

d) Porcentaje máximo de valor CIF de los materiales importados de terceros países, respecto del valor FOB del producto final;

e) El pago del arancel externo común correspondiente a los materiales importados de terceros países, y

f) La combinación de algunas de las modalidades anteriores, excepto la referida al literal e), la cual sólo se utilizará como alternativa y vinculada al literal a) del presente artículo.

ART. 6º—La junta, al fijar los requisitos específicos de origen, establecerá para Bolivia el cumplimiento diferido y progresivo de dichos requisitos, teniendo en cuenta su grado de desarrollo.

ART. 7º—Cuando se estime pertinente fijar requisitos específicos de origen a determinados productos, la junta comunicará su intención a los países miembros, explicando los motivos que le asisten y solicitará sus observaciones.

ART. 8º—El país miembro que solicite la fijación de requisitos específicos de origen deberá remitir a la junta, como mínimo, la siguiente información:

a) Descripción del producto objeto de la solicitud, características técnicas y clasificación arancelaria según la Nandina;

b) Materiales utilizados, proceso de producción y participación de dichos materiales en la elaboración del producto final, y

c) Justificación de la solicitud, criterios considerados y modalidad de requisito específico de origen a establecer.

ART. 9º—Una vez recibida la solicitud con la información completa de que trata el artículo anterior, la junta, en un plazo no superior a cinco días hábiles, verificará si dicha solicitud se ajusta a los criterios establecidos en la presente resolución. De ser así, procederá de inmediato a solicitar sus observaciones a los demás países miembros. De lo contrario, la junta se pronunciará mediante resolución denegando la solicitud y comunicará lo pertinente al país solicitante.

ART. 10.—En desarrollo de los artículos 7º y 9º de la presente resolución, los países miembros dispondrán de veinte días hábiles para hacer las observaciones que estimen pertinente.

Si en las observaciones de los países hubieren objeciones, la junta dará traslado de las mismas, de manera inmediata, a los demás países miembros, los que dispondrán de diez días hábiles para pronunciarse.

En caso de que existan diferencias de criterios, la junta informará a los países miembros y los convocará de manera inmediata a una reunión para contar con mayores elementos de juicio. La reunión se deberá llevar a cabo dentro de un término no superior a diez días hábiles con la participación de por lo menos dos países miembros.

Vencido los plazos establecidos, la junta, en un término no mayor de diez días hábiles, procederá a expedir la resolución correspondiente.

ART. 11.—Para los efectos de la revisión o modificación de los requisitos específicos de origen, se procederá conforme a lo establecido en el artículo 83 del Acuerdo de Cartagena.

En tal sentido, dentro del año siguiente a la fijación de un requisito específico, los países miembros podrán solicitar su revisión a la junta, que deberá pronunciarse sumariamente.

Si un país miembro lo solicita, la comisión deberá examinar dichos requisitos y adoptar una decisión definitiva, dentro de un plazo comprendido entre los seis y doce meses, contados desde la fecha de su fijación por la junta.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso primero del artículo 83 de Acuerdo de Cartagena, la junta podrá, en cualquier momento, de oficio o a petición de parte, fijar y modificar los requisitos específicos de origen a fin de adaptarlos al avance económico y tecnológico de la subregión.

ART. 12.—Los requisitos específicos de origen vigentes se mantendrán hasta su revisión o modificación, si fuera el caso.

ART. 13.—En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 13 de la Decisión 9 de la comisión, comuníquese a los países miembros la presente resolución, la cual entrará en vigencia a partir de la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a 20 de agosto de 1996.

_____________________________