Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil

RESOLUCIÓN 44 DE 2010 

(Enero 7)

"Por la cual se adoptan unas normas para movilizar en aeronaves civiles, pasajeros, mercaderías y pertrechos al servicio de la fuerza pública".

El Director General de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil,

en uso de sus facultades legales y, en especial, las conferidas en los artículos 1782, 1856 y 1860 del Código de Comercio, en concordancia con lo establecido en los artículos 2º, 5º numerales 8º y 20, y 9º numeral 4º del Decreto 260 de 2004, y

CONSIDERANDO:

Que el Ministerio de Defensa ha informado a la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil la necesidad de contar, en algunas zonas del país, con el apoyo de aeronaves civiles de transporte aéreo comercial para el transporte de personal y demás mercaderías que demanda la fuerza pública.

Que si bien, con anterioridad la autoridad aeronáutica colombiana expidió la Resolución 422 del 9 de febrero de 2001, dicho acto administrativo solo se ocupó de regular el transporte de personal militar en asueto y personal conscripto, en aeronaves civiles de carga, conforme a lo requerido en ese momento.

Que para alcanzar los objetivos que la Constitución Política le confía a las Fuerzas Militares y la Policía Nacional de Colombia, actualmente se hace necesario movilizar por vía aérea, grandes cantidades de personal, equipo y elementos tales como víveres, medicamentos, combustibles, armamento, etc., para lo cual es necesario contar con el apoyo de aeronaves civiles comerciales (aviones y helicópteros) dado que la capacidad transportadora de las aeronaves de Estado operadas por dichas fuerzas, normalmente se encuentra ocupada en su totalidad, en misiones de orden público propias de las actividades militares y policiales.

Que en atención a lo indicado en el considerando anterior, se hace necesario contar con el apoyo de la autoridad de aviación civil, en el sentido de autorizar y/o adoptar normas y procedimientos que permitan a las aeronaves comerciales prestar sus servicios a las Fuerzas Militares y de Policía, sin que por este hecho dichas aeronaves pierdan su vocación de aeronaves civiles.

Que los reglamentos aeronáuticos de Colombia en su numeral 4.14.2 y siguientes, permiten a las empresas aéreas desviarse de sus especificaciones de operación para atender los servicios de transporte que demande la fuerza pública.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Sin perjuicio de los casos ordinarios en que miembros de la fuerza pública o sus mercaderías y equipajes, son transportados como pasajeros o carga en aeronaves de servicios aéreos comerciales, bajo las condiciones normales propias del contrato de transporte aéreo; las empresas de servicios aéreos comerciales de transporte público podrán efectuar el transporte especial por vía aérea de personal militar y de policía, así como mercaderías o pertrechos a su servicio, siempre y cuando se observen las siguientes condiciones:

1. Requisitos

Las empresas de transporte aéreo comercial que tengan el propósito de efectuar transporte especial al servicio de la fuerza pública, para la movilización por vía aérea de personal y suministros militares y/o de policía, en aeronaves civiles, deberán solicitar y obtener previamente un permiso especial de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil. El referido permiso será otorgado por la subdirección general de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, una vez la empresa solicitante demuestre el cumplimiento de lo siguiente:

a) Solicitud suscrita por el representante legal de la empresa, presentada con no menos de cinco (5) días hábiles de antelación a la fecha prevista para iniciar las operaciones especiales, informando:

i) Nombre de la empresa.

ii) Fuerza(s) Militar(es) o de Policía para la(s) cual(es) se proyecta contratar el servicio.

iii) Regiones o sitios hacia y desde donde se operará principalmente.

iv) Relación de aeronaves que serán utilizadas, individualizándolas por marca, modelo, número de serie y matrícula, con indicación de su capacidad máxima disponible en pasajeros, carga o ambos, informando, si serán dedicadas de manera exclusiva o no. Tales aeronaves deberán reunir las condiciones previstas en el numeral 3º, siguiente.

b) A la solicitud se anexará:

i) Manual de procedimientos especiales que deberá desarrollar la empresa con los procedimientos o condiciones específicas que sean necesarias para la operación, aeronavegabilidad, mantenimiento, cargue/descargue y despacho de las aeronaves involucradas, limitado a aquellas cuestiones que puedan constituir alguna diferencia respecto de los manuales normales que tenga aprobados la empresa. Este manual no requiere aprobación especial por parte de la secretaría de seguridad aérea de la UAEAC, pero esta dependencia se reserva el derecho de objetar en cualquier momento, cualquier ítem o aparte del mismo que llegase a comprometer la seguridad aérea, caso en el cual deberá ser suprimido o enmendado.

ii) No será necesaria la autorización de desviaciones de las especificaciones de operación con que cuente la empresa solicitante, en tanto las operaciones se sometan a los lineamientos previstos en esta resolución; no obstante, si determinadas actividades o vuelos, excedieran tales condiciones, será necesario solicitar y obtener adicionalmente la correspondiente desviación, de conformidad con lo previsto en el numeral 4.14.2 de los reglamentos aeronáuticos de Colombia. Si la desviación solicitada implicase algún tipo de riesgo para la seguridad aérea, esta será negada.

2. Tripulación y personal técnico terrestre

a) Las aeronaves deberán ser tripuladas en todo momento por personal civil licenciado por la UAEAC, al servicio directo de la respectiva empresa explotadora, la cual conservará su control sobre cada tripulación. De igual modo, el mantenimiento y despacho de tales aeronaves estará a cargo de personal civil licenciado por la UAEAC, controlado por dicha empresa.

b) La empresa explotadora proporcionará a sus tripulaciones y personal técnico terrestre involucrado, la información y/o familiarización que les permitan un pleno conocimiento de las presentes disposiciones, así como las instrucciones que sea conveniente respecto del tipo de operación y las condiciones especiales que pudieran darse durante el mantenimiento, despacho y vuelo, al igual que respecto de las coordinaciones que puedan ser necesarias en relación con las instituciones contratantes y/o su personal.

c) Al menos uno de los tripulantes, diferente de los pilotos, estará debidamente entrenado para conducir una eventual evacuación de emergencia, incluso bajo las condiciones particulares de la operación y para operar los equipos correspondientes. Dicho tripulante deberá impartir instrucciones al respecto a los pasajeros antes de cada vuelo.

d) Sin perjuicio de lo previsto en el certificado de aeronavegabilidad y demás documentación técnica de la aeronave, a los efectos de las presentes disposiciones, se consideran como tripulantes al piloto al mando, copiloto, ingeniero de vuelo, navegante, técnico (mecánico) de a bordo, despachador o cargo máster a bordo y auxiliar de servicios a bordo, según sean requeridos por la aeronave o la operación, de acuerdo a lo que sea previsto en el manual de operaciones especiales del explotador.

3. Aeronaves

Las aeronaves serán aviones o helicópteros civiles aptos para el transporte de pasajeros, de carga o mixto, teniendo en cuenta que:

a) Las empleadas en servicios de transporte de personal, serán aeronaves de pasajeros equipadas y configuradas con sillas tipo tándem, o bien aeronaves de carga equipadas y configuradas con sillas plegables tipo hamaca.

b) Las empleadas en servicios de transporte de carga, serán aeronaves en configuración carguera, o con sillas tipo hamaca plegadas.

c) Para servicios simultáneos o combinados de transporte de carga y pasajeros, las aeronaves tendrán configuración combi o sillas tipo hamaca. En estos casos, con el objeto de proteger a los pasajeros, las aeronaves serán equipadas con mallas especiales certificadas que eviten el desplazamiento de la carga.

d) En uno u otro caso, la configuración será de fábrica, es decir, autorizada por el fabricante o por la autoridad aeronáutica del estado de diseño de la aeronave. Todas las sillas deben estar dotadas con sus respectivos cinturones de seguridad.

e) La aeronave estará equipada además, con puertas o salidas de emergencia, suministro de oxígeno y equipo de emergencia y supervivencia de acuerdo con los requerimientos de cada operación. Los procedimientos y equipos de evacuación, emergencia y supervivencia serán los indicados en el numeral 4.15.2.18.8.9 de los RAC.

f) El mantenimiento de la aeronave y los servicios de tránsito, así como su despacho y operación, se efectuarán conforme a los manuales del fabricante y/o los manuales general de mantenimiento (MGM), de operaciones (MGO), y de peso y balance que tenga aprobados el explotador; a menos que la UAEAC lo permita de otro modo, cuando así se especifique en el manual especial que sea presentado por él y la autoridad aeronáutica no haya objetado tal estipulación.

4. Autorización

La autorización para las operaciones especiales, será otorgada por la subdirección general de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, UAEAC, previa verificación, por parte de la secretaría de seguridad aérea de la entidad, de los requisitos establecidos en la presente resolución y concepto de dicha dependencia.

La autorización estará contenida en oficio suscrito por el subdirector general el cual incluirá:

i. Nombre (razón social) de la empresa autorizada.

ii. Indicación de que se autoriza a dicha empresa las operaciones especiales de que trata esta resolución, especificando si se trata de transporte de pasajeros, carga o mixto.

iii. Relación de aeronaves incluidas en la autorización, individualizándolas por su matrícula, marca, modelo y número de serie, con indicación de la cantidad máxima de pasajeros admisibles en cada una, durante las operaciones especiales (cuando se trate del transporte de pasajeros).

iv. Período de vigencia de la autorización, que tendrá un máximo de un (1) año prorrogable por períodos iguales y será válido para uno o varios contratos pero sus privilegios estarán condicionados a la vigencia de algún contrato de transporte especial; de modo que mientras exista uno o más contrato(s) vigente(s) a favor de la empresa, el permiso sea activado y desactivado cuando no exista ninguno.

4.1. Activación y desactivación.

Para activar las operaciones de que trata esta resolución, la empresa previamente autorizada, presentará copia de al menos un contrato vigente, en virtud del cual se pretenda efectuar el transporte especial.

Una vez que el término de dicho contrato expire sin que exista prórroga, o termine por cualquier otra causal, sin que la empresa tenga ningún otro contrato vigente para el transporte especial, se desactivará el permiso, quedando suspendido a la empresa el privilegio de ejecutar transportes especiales al servicio de las fuerzas militares o de policía, bajo los términos de esta resolución. El permiso podrá ser reactivado en cualquier tiempo dentro de su término de duración (un año) presentando un nuevo contrato vigente.

La activación y desactivación se harán efectivas mediante mensaje circular vía AFTN originado por la secretaría de seguridad aérea de la unidad, dirigido a la dirección de servicios a la navegación aérea, a las oficinas de información aeronáutica, torres de control, centros de control y unidades de control técnico y se informará al respecto a los inspectores POI y PMI de las respectivas empresas.

La autorización podrá ser cancelada en cualquier momento si se dejaren de cumplir los requisitos que dieron lugar a su otorgamiento de la misma o si se comprobare que las operaciones exceden las condiciones de la autorización o las contenidas en la presente resolución, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que hubiere lugar contra la empresa explotadora.

4.2. Permisos de vuelo.

Estando vigente y activa la autorización, la dirección de servicios a la navegación aérea de la UAEAC, otorgará los permisos para los vuelos o series de vuelos bajo las condiciones previstas en esta resolución, respecto de las operaciones que se ajusten plenamente a las condiciones aquí indicadas. Para ello el explotador interesado presentará ante dirección antes indicada la relación semanal o mensual de las rutas y/o aeródromos desde y hacia los cuales se propone efectuar tales operaciones, incluyendo también los aeródromos alternos previstos en cada caso.

Los permisos serán concedidos dentro de los tres (3) días hábiles siguientes, relacionando los destinos o rutas aprobadas y aeródromos alternos, según lo solicitado para el período correspondiente.

En caso de requerirse alguna operación a un destino no previsto, la empresa interesada deberá informar puntualmente al respecto, (indicando aeronave, aeródromos de origen, destino y alternos y fecha/hora estimada de despegue), a la dirección de servicios, a la navegación aérea y a los centros de control Bogotá y Barranquilla vía AFTN, fax o, e-mail, al menos con una hora de antelación a la presentación del plan de vuelo respectivo. Cuando un vuelo no previsto previamente, implique acceso a una zona de espacio aéreo prohibida o restringida, la antelación será de al menos tres (3) horas.

En cualquier caso, la dirección de servicios a la navegación aérea de la UAEAC, haría las coordinaciones que fueran pertinentes, con la Fuerza Aérea Colombiana, en relación con el acceso a zonas prohibidas o restringidas.

5. Condiciones de la operación.

Durante las operaciones especiales objeto de la presente resolución, se observarán las siguientes condiciones:

a) Las aeronaves serán operadas exclusivamente en el transporte de personal militar o policial, de personal conscripto y de personal civil al servicio de dichas fuerzas, así como en el transporte de mercaderías, equipos y pertrechos a su disposición.

Adicionalmente, podría transportarse en dichas aeronaves, si no hubiera otro medio, el siguiente personal civil:

i. Miembros de agencias de seguridad del Estado u organismos de control, que por razón de sus funciones deban apoyar o acompañar actividades de la fuerza pública.

ii. Personal de erradicación manual de cultivos ilícitos.

iii. Personal médico o paramédico que acuda a atender o prestar auxilio a personas enfermas o heridas en los lugares de operación y a dichas personas enfermas o heridas y un acompañante, cuando deban ser trasladadas a otros sitios para su atención.

iv. Familiares del personal militar o policial en servicio en las zonas hacia o desde donde se efectúen las operaciones aéreas.

v. Personas que, por razones humanitarias, deban ser evacuadas para preservar su vida o integridad de amenazas derivadas de la perturbación del orden público presente en algunos lugares del país.

vi. Tripulantes adicionales y/o de relevo del propio explotador de la aeronave e inspectores de la autoridad aeronáutica.

vii. Pasajeros bajo condiciones jurídicas especiales, tales como deportados, presos, extraditados, y desmovilizadas de grupos al margen de la ley.

b) Los pasajeros o carga a transportar serán relacionados por la institución militar o policial contratante, o para la cual haya sido contratado el servicio, lo cual será informado a la empresa explotadora con el requerimiento de cada vuelo, o a más tardar al momento del embarque, mediante la entrega de un listado, cuya copia se llevará a bordo. En dicho listado se indicará en qué calidad viaja cada pasajero, según lo previsto en el literal anterior.

c) El vuelo correspondiente será al exclusivo servicio de la institución militar o policial contratante, o para la cual haya sido contratado, según lo indicado en literal anterior, sin que sea posible transportar en el mismo vuelo y aeronave, pasajeros diferentes a los relacionados por dicha contratante o carga perteneciente a otro cliente.

d) Antes de iniciar cada vuelo, el explotador de la aeronave deberá verificar que esta haya sido adecuada al efecto, de acuerdo a la configuración requerida, la cual deberá ser previamente autorizada por el fabricante, o por la autoridad aeronáutica del estado de diseño de la aeronave, de manera que se garantice para los pasajeros un trasporte cómodo y seguro y para la carga un transporte también seguro y manipulación adecuada.

e) La responsabilidad por la aeronavegabilidad, mantenimiento y operación, así como el control sobre la tripulación continuará exclusivamente a cargo de la empresa explotadora de la aeronave, la cual tendrá en todo momento el control operacional sobre la misma, ejercido a través de su director de operaciones y del piloto al mando en cada caso.

f) Durante las operaciones y particularmente mientras se encuentren a bordo, todos los pasajeros (civiles o miembros de la fuerza pública) deberán observar y acatar las instrucciones del piloto al mando y/o de la tripulación, relativas a la seguridad, el buen orden y el desarrollo del vuelo y se abstendrán de cualquier conducta que pueda poner en riesgo la seguridad del mismo, o de los ocupantes.

g) La operación podrá incluir el transporte de pasajeros en aeronaves de carga, pero en este caso, la aeronave deberá ser equipada con sillas tipo hamaca u otro tipo que les garanticen condiciones de seguridad y comodidad, bajo una configuración autorizada por el fabricante de la aeronave o por la autoridad aeronáutica del estado de diseño de la misma, asegurando siempre que todos los ocupantes puedan evacuarla en menos de noventa (90) segundos en caso de emergencia, lo cual deberá ser demostrado mediante simulacro.

h) En las aeronaves equipadas con sillas tándem ya sea en configuración exclusiva de pasajeros o combi, el número de pasajeros no excederá el número de sillas. En las equipadas con sillas tipo hamaca, el número de pasajeros no excederá el indicado por el fabricante de la aeronave.

i) En todos los vuelos, cada uno de los pasajeros viajará sentado en una de las sillas dispuestas según lo indicado en el numeral 3º y en los dos literales precedentes, con su respectivo cinturón de seguridad, el cual utilizará según las instrucciones que al efecto imparta la tripulación.

j) La carga, deberá estar sujeta para evitar su desplazamiento durante las maniobras propias de la operación.

k) Durante las operaciones, bajo ninguna circunstancia se excederán los pesos máximos de despegue o aterrizaje de la aeronave, los límites del centro de gravedad ni sus limitaciones operacionales.

l) Cuando, por razones de seguridad se requiera transportar armas, munición, explosivos o mercancías peligrosas, así se informará al explotador de la aeronave para que este pueda coordinar las medidas especiales de seguridad que sean pertinentes.

m) En el caso de las armas, estas deberán ser previamente descargadas, aseguradas e inspeccionadas antes de su embarque, ya sea que viajen como carga en bodega o como dotación del personal, en la cabina donde viajen los pasajeros. En este último evento y sin perjuicio de las obligaciones propias del explotador de la aeronave, cada integrante de la fuerza pública a ser transportado, será responsable de la inspección de su armamento conforme a los protocolos internos e instrucciones de su respectiva fuerza, lo cual deberá hacer antes de embarcar. Cualquier otro embarque de armas en aeronaves civiles, por fuera de las condiciones de la presente resolución, deberá someterse a las restricciones previstas en el capítulo X de la parte decimoséptima de los reglamentos aeronáuticos de Colombia (seguridad de la aviación civil - control de armas, sustancias explosivas y materiales o mercancías peligrosas).

n) El transporte de combustibles, explosivos y cualesquiera otros materiales peligrosos estará sujeto a las normas contenidas en la parte décima de los reglamentos aeronáuticos de Colombia, relativa al transporte sin riesgo de mercancías peligrosas por vía aérea, o en su caso, los procedimientos especiales expedidos al respecto por la UAEAC. Se procurará evitar el transporte simultáneo de personas y mercancías peligrosas en una misma cabina o recinto de la aeronave. En el caso de los helicópteros, las mercancías peligrosas serán transportadas preferiblemente como carga externa. En lo posible se evitará el transporte de personas y carga externa en un mismo vuelo y aeronave.

ñ) Las operaciones podrán desarrollarse desde o hacia aeródromos civiles, aeropuertos o helipuertos, así como también desde o hacia aeródromos militares o policiales -aeropuertos, hidropuertos o helipuertos (estos dos últimos permanentes o temporales)- o bases u otras instalaciones militares o policiales y podrán tener por finalidad el abastecimiento o relevo de tropas, teniendo en cuenta que se trate de áreas aseguradas por la propia fuerza pública. La respectiva fuerza se encargará de asegurar anticipadamente los sitios de despegue y aterrizaje, de modo que estos garanticen la seguridad en la operación de la aeronave, condición que en cada caso deberá ser evaluada por el piloto al mando.

o) Las aeronaves civiles en ningún caso podrán involucrase en operaciones de combate, ni procederán hacia lugares donde se tenga conocimiento que estarán sometidas la acción del enemigo.

p) En todo caso, tanto la empresa explotadora y su tripulación, como la institución militar o policial contratante, tomarán en cuenta que las instalaciones dispuestas para los despegues y aterrizajes o acuatizajes reúnan al menos las condiciones mínimas de seguridad requeridas para el tipo de operación y aeronave.

q) Sin perjuicio de lo previsto en esta resolución, durante las actividades aéreas en ella descritas, se dará cumplimiento al reglamento del aire y demás normas propias de la aviación civil; carácter que conservarán las operaciones y aeronaves en todo momento, sin que sea posible atribuirles ninguna consideración de aviación de Estado o de operación de orden público.

r) Además de las cauciones con que cuente el explotador en torno a su responsabilidad civil extracontractual por daños a terceros en la superficie y abordaje, deberá también tener caucionada su responsabilidad contractual por daños (muerte y lesiones) a pasajeros y por destrucción de carga o equipajes, mediante garantía bancaria, depósito o póliza de seguro de conformidad con lo previsto en el artículo 1900 del Código de Comercio.

s) Copia de la autorización y de la presente resolución, deberá llevarse en la respectiva aeronave, junto con sus documentos de a bordo.

t) Antes de que la aeronave retorne a cualquier operación de las normalmente previstas en el permiso operación de la empresa, deberá ser inspeccionada por cuenta de su explotador para verificar que no se haya quedado a bordo ningún tipo de arma, munición, explosivo o cualquier otro material peligroso.

u) Todas las coordinaciones relativas al servicio y operación serán efectuadas directamente entre la empresa explotadora y la institución militar o policial interesada y/o la autoridad aeronáutica, sin que sea posible ningún grado de injerencia de particulares o cualquier tipo de intermediario.

v) El personal al servicio de las empresas explotadoras involucrado en la operación, al igual que los controladores de tránsito aéreo y operadores de telecomunicaciones e información aeronáutica a cargo de los servicios de protección y apoyo al vuelo, en relación con las aeronaves y operaciones de que trata esta resolución, se abstendrán de suministrar información relativa a las mismas, a cualquier persona ajena a ellas.

ART. 2º—Las personas responsables de la coordinación de los vuelos al interior de cada una de las instituciones militares o policiales contratantes, al igual que al interior de cada una de las empresas de servicios aéreos que sean autorizadas, deberán tener pleno conocimiento de las disposiciones de la presente resolución y conservar una copia de la misma en lugar que facilite su acceso y consulta.

ART. 3º—Las empresas de servicios aéreos comerciales que a la fecha de entrada en vigencia de la presente resolución, se encontraban ejecutando algún contrato de transporte especial, al servicio de las Fuerzas Militares o de Policía de Colombia, disponen de un plazo de treinta (30) días hábiles para ajustar sus operaciones especiales a los requerimientos aquí previstos y presentar el manual de procedimientos especiales de que trata el numeral 1º del artículo 1º.

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de su publicación en el Diario Oficial y deroga la Resolución 422 del 9 de febrero de 2001.

Publíquese y cúmplase

Dada en Bogotá, D.C., a 7 de enero de 2010.