Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 4505 DE 2011 

(Octubre 18 )

“Por la cual se crea la ruta de prevención y atención a niños, niñas y adolescentes víctimas de actos de violencia escolar”.

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de sus facultades legales y estatutarias y, en especial, las conferidas en el artículo 7º y el parágrafo del artículo 11 de la Ley 1098 de 2006, el artículo 28, literal b) de la Ley 7ª de 1979 y el Decreto 117 de 2010, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 12 de la Constitución Política dispone que nadie sea sometido a desaparición forzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Que de conformidad con el parágrafo del artículo 11 de la Ley 1098 de 2006, el ICBF es el ente rector y coordinador del sistema nacional de bienestar familiar y, por lo tanto, el encargado de definir los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir para garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes y para asegurar su restablecimiento; así mismo, debe coadyuvar con los entes nacionales, departamentales, distritales y municipales en la ejecución de sus políticas públicas, sin perjuicio de las competencias y funciones constitucionales y legales propias de cada una de ellas.

Que como consecuencia de lo descrito en el párrafo anterior y según lo establece el artículo 7º de la Ley 1098 de 2006, corresponde al ICBF propender por la protección integral de los niños, niñas y adolescentes, su reconocimiento como sujetos de derecho, garantía y cumplimiento de estos, prevención de su amenaza o vulneración y la seguridad de su restablecimiento inmediato en desarrollo del principio del interés superior, actuaciones que deben adelantarse con observancia de lo descrito en el artículo 6º de la misma ley, que contempla las reglas de interpretación y aplicación.

Que el comportamiento de violencia escolar en el país se ha incrementado, causando consecuencias físicas y psicológicas en los niños, niñas y adolescentes, así como desestabilidad al interior de las escuelas, las familias y la comunidad en general, por lo cual ha surgido la necesidad de crear una ruta de prevención y atención, mediante la cual se implementarán acciones de información, comunicación y educación que buscan prevenir este tipo de situaciones, identificar las manifestaciones en el niño, niña o adolescente víctima de la intimidación escolar, evaluar las consecuencias del fenómeno e intervenir para evitar que siga aumentado.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Creación. Créase la ruta de prevención y atención a niños, niñas y adolescentes víctimas de actos de violencia escolar, de acuerdo al anexo número 1 del presente acto administrativo, el cual hará parte integral de la presente resolución.

ART. 2º—Objeto. El objeto de la ruta que se crea mediante la presente resolución es evitar todas las formas de violencia escolar, entre ellas las actitudes agresivas, intencionadas y repetidas que ocurren sin motivación evidente y que son realizadas por uno o más estudiantes en contra de otro u otros.

ART. 3º—Comité de convivencia. Créanse los comités de convivencia en el nivel escolar y municipal, los cuales tendrán a su cargo la promoción de la convivencia y cultura de valores, así como la formulación e implementación de planes estratégicos de prevención de la intimidación escolar.

Los comités estarán organizados de la siguiente manera:

— En el nivel escolar:

El director de la institución educativa.

Un representante de los padres de familia.

El coordinador de convivencia.

— En el nivel municipal:

El Alcalde del municipio.

Un representante de la policía de infancia y adolescencia.

El personero municipal.

Un representante del comité de escuelas y colegio.

El secretario de educación del municipio.

Un comisario de familia.

Un representante del ICBF.

Cada comité se reunirá de manera ordinaria trimestralmente y, cuando se amerite, de manera extraordinaria, y estará liderado por la institución educativa en el nivel escolar y por el secretario de educación en el nivel municipal.

PAR.—El funcionamiento de los comités de convivencia lo determinará el ICBF mediante resolución que se expedirá dentro de los dos (2) meses siguientes a la expedición del presente acto administrativo.

ART. 4º—Ruta de atención. La ruta de atención podrá ser adelantada por la institución educativa o por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Cecilia de la Fuente de Lleras, de la siguiente forma:

1. Prevención: La institución educativa formulará acciones de promoción de la convivencia y cultura de valores mediante un plan de prevención de la intimidación escolar apoyado por el ICBF y entidades que promuevan y desarrollen estas acciones.

2. Intervención:

a. Identificación de la situación: La situación puede ser puesta en conocimiento de la institución educativa, comisario de familia, inspector de policía o el ICBF por cualquier miembro de la comunidad educativa, los padres, educadores, niños, niñas y adolescentes, personal administrativo y de apoyo logístico o cualquier ciudadano que sepa de la ocurrencia de hechos constitutivos de violencia escolar.

b. Petición de intervención: La intervención puede realizarse de manera verbal, escrita, por correo electrónico en la página web del ICBF, o en la línea 018000918080, sin perjuicio de las denuncias penales que puedan originar los hechos.

c. Actuación por parte de la Institución educativa: Si se evidencia la amenaza o vulneración de los derechos de los niños, niñas o adolescentes por alguna de las prácticas de violencia escolar, los directivos de la institución educativa deberán emprender acciones pedagógicas para la promoción de la convivencia y la cultura de valores, las cuales serán ejecutadas por el comité de convivencia.

d. Actuación de la comisaría de familia, la defensoría de familia o la inspección de policía: Las defensorías de familia, comisarías o inspecciones de policía deberán realizar la apertura de la historia socio-familiar y la valoración integral del niño, niña o adolescente y de su grupo familiar, dar apertura de PARD y, finalmente, adoptar las medidas de restablecimiento de derechos.

e. Seguimiento, vigilancia y control: Tanto el comité de convivencia como las comisarías de familia y las defensorías de familia deberán realizar seguimiento de cada caso, verificar el restablecimiento efectivo de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y, posteriormente, realizar el cierre del caso.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 18 de octubre de 2011.