Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 4533 DE 2009 

(Octubre 15)

“Por la cual se expiden los lineamientos técnico administrativos de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia”.

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de las facultades legales y estatutarias establecidas en el artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso segundo del artículo 2º del Decreto 3264 del 2002 y la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia, y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 12 del Decreto 2388 de 1979 reglamentario de la Ley 7ª de 1979, establece que las actividades que realicen las entidades del sistema nacional de bienestar familiar, con el fin de prestar el servicio público de bienestar familiar, deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos expedidos por el ICBF.

Que de acuerdo con el Decreto 3264 del 30 de diciembre de 2002, la subdirección de lineamientos y estándares es la dependencia encargada de coordinar el diseño de lineamientos y estándares que sean necesarios para la prestación del servicio público de bienestar familiar.

Que de acuerdo con la Resolución 2623 del 19 de diciembre de 2003 expedida por la dirección general del ICBF, se requiere reglamentar la elaboración, revisión y aprobación de los manuales, lineamientos, procesos, procedimientos, formatos e instructivos en el instituto.

Que la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia, establece en su artículo 11 que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, como ente coordinador del sistema nacional de bienestar familiar, mantendrá todas sus funciones y definirá los lineamientos técnicos de las entidades que garantizan los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. Así mismo, coadyuvará a los entes nacionales, departamentales, distritales y municipales en la ejecución de sus políticas públicas, sin perjuicio de las competencias y funciones constitucionales y legales propias de cada una de ellas.

Que de acuerdo con la Resolución 0939 del 18 de marzo de 2009, es función del grupo de seguridad alimentaria y nutricional participar en el diseño, actualización y validación de los lineamientos técnicos y estándares de calidad para los servicios del ICBF, en los componentes relacionados con seguridad alimentaria y nutricional.

Que para el desarrollo de las funciones asignadas al ICBF como entidad prestadora del servicio público de bienestar familiar y como entidad coordinadora del sistema nacional de bienestar familiar, es necesario dar orientaciones para el funcionamiento de los centros de recuperación nutricional, actualmente unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Expedir los lineamientos técnico administrativos de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

ART. 2º—Los directores regionales y seccionales, los coordinadores de grupo, asistencia técnica y zonales, y los servidores públicos de centros zonales, serán responsables de la difusión y aplicación del documento aquí aprobado. La dirección técnica y la dirección de evaluación verificarán el cumplimiento de esta responsabilidad.

ART. 3º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 15 de octubre de 2009.

Lineamientos técnico administrativos de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

LM05.PM02 01/10/2009 Versión 1

Octubre de 2009

Directora general

Elvira Forero Hernández

Secretaria general

Rosa María Navarro Ordóñez

Director oficina jurídica

José Oberdan Martínez Robles

Director de evaluación encargado de las funciones de director técnico

Herbert Buitrago Galán

Subdirectora de lineamientos y estándares

Gloria Stella Gutiérrez Ortega

Subdirectora de investigaciones - Dirección de evaluación

Ana Zulema Jiménez Soto

Equipo responsable ICBF

Grupo de seguridad alimentaria y nutricional - Dirección técnica

Gloria Alicia Nova - nutricionista dietista

Angie Julieth Santamaría García - Nutricionista dietista

María Patricia Escolar Mahecha - Nutricionista dietista

Gilma Olaya Veja - Consultora externa

Subdirección de Investigaciones - Dirección de evaluación

Zulma Yanira Fonseca Centeno - Nutricionista dietista

Subdirección de seguimiento y análisis - Dirección de evaluación

Elisa María Cadena Corredor - Nutricionista dietista

Oficina jurídica

Luis Antonio Guerrero Benavides - Coordinador grupo familia

Claudia María Torres Leiva - Abogada

Agradecimientos

Al proyecto de fortalecimiento a la seguridad alimentaria y nutricional (Prosean) en Colombia RESA - FAO, quienes participaron con sus aportes y experiencia.

Nota: Estos lineamientos técnico administrativos se construyeron con base en la experiencia del departamento de Antioquia, a través de la implementación de centros de recuperación nutricional en el marco del plan departamental de seguridad alimentaria y nutricional - mejoramiento alimentario y nutricional de Antioquia (MANA) y han sido adaptados por el ICBF de acuerdo a la experiencia en la implementación y funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Tabla de contenido

I. Introducción

II. Antecedentes

III. Justificación

IV. Marco legal

CAPÍTULO I

Sistema de atención

1.1. Definición.

1.2. Objetivos.

1.2.1. Objetivo general.

1.2.2. Objetivos específicos.

1.3. Población objetivo.

1.4. Criterios de priorización de la población.

1.5. Aspectos básicos que se deben contemplar para la apertura de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

1.5.1. Línea de base.

1.5.2. Inventario de actores territoriales.

1.5.3. Consenso institucional.

1.5.4. Participación comunitaria y movilización social.

1.6. Desarrollo de la modalidad.

1.6.1. Ruta de atención.

1.7. Tiempo de funcionamiento.

1.8. Actores involucrados y competencias.

1.8.1. Sector salud.

1.8.2. Familia.

1.8.3. Sociedad.

1.8.4. Redes sociales de apoyo.

1.8.5. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF.

1.8.5.1. Nivel nacional.

1.8.5.2. Nivel regional y zonal.

1.8.6. Ente territorial.

1.8.7. Educación.

1.8.8. Cajas de compensación familiar.

1.8.9. Sector privado - ONG.

1.8.10. Academia.

1.8.11. Entidades operadoras de servicio o contratistas.

CAPÍTULO II

Programación de recursos

2.1. Recursos de inversión.

2.1.1. Regalías y compensaciones.

2.1.2. Sistema general de participaciones.

2.1.3. Recursos propios.

2.2. Cofinanciación.

CAPÍTULO III

Implementación y administración de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

3.1. Requisitos para la implementación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

3.1.1. Infraestructura.

3.1.2. Recurso humano.

3.1.3. Dotación inicial.

3.1.4. Reposición de dotación.

3.2. Costos de operación mensual.

3.2.1. Artículos para aseo personal de los niños y niñas.

3.2.2. Papelería.

3.2.3. Medicamentos.

3.2.4. Productos de aseo.

3.2.5. Alimentación.

3.2.6. Servicios públicos.

3.2.7. Arriendo.

3.2.8. Recurso humano.

3.2.9. Mecanismos de detección de niños y niñas con desnutrición.

3.3. Aspectos administrativos.

3.3.1. Identificación de los operadores del servicio.

3.3.1.1. Empresa social del Estado.

3.3.2.2. (sic) Organizaciones no gubernamentales - ONG.

3.3.2.3. Cajas de compensación familiar.

3.3.2. Contratación operadores del servicio.

3.3.3. Responsabilidades de los operadores del servicio.

3.2.4. (sic) Criterios para el cambio de un operador del servicio.

3.2.5. Cierre de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

CAPÍTULO IV

Seguimiento y evaluación

Bibliografía

Anexos

Anexo Nº 1: Costos detallados dotación inicial unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 2: Costos detallados gastos mensuales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 3: Elementos opcionales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 4: Consolidados costos totales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 5: Instrumento para la caracterización de las familias y cuidadores de los niños(as) que ingresan a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 7 (sic): Registro y seguimiento en la fase II de recuperación nutricional clínica de los niños y niñas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 8: Registro y seguimiento en la fase III de seguimiento ambulatorio de los niños y niñas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 9: Formato de ingesta de alimentos en 24 horas durante la fase II

Anexo Nº 10: Formato de resumen de egreso de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Anexo Nº 11: Entrega de paquetes alimentarios - registros de controles médicos, nutricionales y psicosociales - fase III de seguimiento ambulatorio

Anexo Nº 12: Visita domiciliaria fase III de seguimiento ambulatorio

Anexo Nº 13: Registro y seguimiento de los indicadores de gestión en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

I. Introducción

Las condiciones alimentarias y nutricionales de la primera infancia definen en gran medida las características sociales e intelectuales de los futuros adultos, quienes determinarán en su momento la calidad y productividad de la sociedad; en este sentido, es importante considerar que la malnutrición dificulta el crecimiento económico y perpetua la pobreza, es por esto que las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia (anteriormente centros de recuperación nutricional) se presentan como una estrategia temporal, que además de evitar las muertes por desnutrición, logran la sensibilización de la comunidad hacia la necesidad de lograr el bienestar de la población infantil de la región y del país.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de acuerdo a lo dispuesto por la política nacional de seguridad alimentaria y nutricional y como rector del sistema público de bienestar familiar(1), establece los lineamientos técnico administrativos de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia con el fin de articular las entidades responsables de la garantía de los derechos, la prevención de la vulneración, la protección y el restablecimiento de estos en los niños y las niñas menores de 5 años 11 meses.

II. Antecedentes

La estrategia de centros de recuperación nutricional en América Latina inició en Venezuela en el año 1938, por el médico español José María Bengoa Lecanda quien implementó el primer centro de recuperación nutricional en su dispensario, ubicado en Sanare - Lara, ante el hallazgo de “niños inflamados con lesiones en la piel y mirada triste”, un cuadro extraño para su época. Años después de su experiencia en este país y en calidad de funcionario de la OMS, realizó un curso a médicos franceses en Marsella en 1956, con énfasis en la atención de las colonias de África; de esta forma se fueron extendiendo por todo el mundo los centros de recuperación nutricional con los resultados obtenidos sobre todo en las situaciones de emergencias.

En Colombia, una de las experiencias más destacadas fue la del programa de recuperación nutricional que inició hace 40 años en el Hospital Universitario Pediátrico de la Misericordia de Bogotá durante el periodo de 1967 al 1992, donde estaba vinculado el programa de recuperación nutrición ambulatoria del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, al que ingresaban los niños y niñas después del egreso de la fase de hospitalización.

Posteriormente, en el año 2002 se implementó un modelo de recuperación nutricional en el departamento de La Guajira, con algunas similitudes al modelo intrahospitalario planteado por la Organización Mundial de la Salud - OMS; que permitió el funcionamiento de seis centros de recuperación nutricional hasta el primer trimestre del año 2008, ubicados en Uribia, Manaure, Maicao, Riohacha, Fonseca y Villanueva con recursos de programa de Naciones Unidas para el desarrollo - PNUD.

En el año 2004, se inicia en el departamento de Antioquia la estrategia centros de recuperación nutricional (CRN) adaptada al modelo planteado por la OMS, como una de las respuestas a la alta incidencia de muertes por y asociadas a la desnutrición en niños y niñas menores de 5 años.

En este departamento se adaptó el protocolo de la Organización Mundial de la Salud - “Atención de los niños con problemas de desnutrición grave”, con el fin de ser aplicados en los 40 CRN que se implementaron en ese momento.

Como logros de esta estrategia en Antioquia se destacan la recuperación nutricional de alrededor de 6.500 niños y niñas con desnutrición aguda —moderada y severa—, entre 2004 y 2007; su contribución a la reducción de la mortalidad por desnutrición en el departamento al pasar de 20.3 en el año 2000 a 2.6/100.000(2)(4) menores de 5 años en el año 2007 y el posicionamiento de la recuperación nutricional, como prioridad en la agenda del gobierno departamental.

En el año 2007, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, como respuesta a la emergencia en el departamento del Chocó, en donde se presentaron 12 muertes de niños por desnutrición, implementó dos CRN en los municipios de Quibdó y Carmen del Darién, tomando como modelo de atención la experiencia de los CRN del departamento de Antioquia.

Así mismo, considerando la situación crítica de desnutrición en la población menor cinco años, reportada por la encuesta nacional de situación nutricional en Colombia, Ensin, 2005, que contribuye a las muertes por o asociadas a la desnutrición; para el año 2008, se puso en marcha 22 CRN en el territorio nacional (9 en Boyacá, 3 en el Chocó, 9 en Guajira y 1 en Risaralda).

Con el fin de darle una mayor integralidad a la estrategia y sin particulares hospitalarias, para el año 2009, se cambia el nombre de los CRN a unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y se planea la apertura de 29 nuevas unidades en los departamentos de Amazonas, Boyacá, Casanare, Cesar, Cauca, La Guajira, Risaralda y Nariño.

III. Justificación

En el mundo, 143 millones de niños menores de cinco años presentan desnutrición (DNT)(3)(5). Se estima que esta es causa fundamental del 53% de todas las muertes de niños y niñas menores de cinco años(4)(6). Estas muertes representan solamente una parte de los niños que en los países en desarrollo sufren de desnutrición, sin embargo, muchos de ellos sobreviven. Para estos niños que sobreviven, la malnutrición a edades tempranas genera un incremento en el riesgo de enfermedades infecciosas, baja talla, baja capacidad de aprendizaje y a largo plazo daño en el potencial de desarrollo físico, intelectual y productivo en la etapa adulta, con consecuencias para la familia, la comunidad, el país y el mundo(5)(7), lo que repercute finalmente en una alta carga eco-nómica y limitación del desarrollo humano. La desnutrición es la resultante de múltiples factores asociados: económicos, políticos y sociales, y es a la vez, la causante de múltiples problemas de salud, como la susceptibilidad a las infecciones recurrentes, que contribuyen a las altas tasas de mortalidad en esta población.

La mortalidad infantil por causa de la desnutrición es un indicador importante de desarrollo de un país, sin embargo, el subregistro de las muertes de los niños y niñas por causas asociadas a la DNT como las muertes por enfermedades infecciosas, no permite la cuantificación real de la mortalidad por esta causa.

El estudio de mortalidad por desnutrición en Colombia 1998 - 2002(6),(8) teniendo como fuente de información las estadísticas del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), muestra que en los niños y niñas menores de cinco años, existe la probabilidad que una de cada cinco muertes sea por DNT o esté asociada a esta, como sucede en la mayor parte de los municipios del país, con excepción de los territorios ubicados en la región andina que presentan una menor incidencia y la Orinoquía, la Amazonía, el Litoral Pacífico y Atlántico con una mayor incidencia.

Para el año 2000, las cifras sobre la situación de la salud de los niños en Colombia mostraron como problema importante la mortalidad en la población de niños y niñas menores de cinco años; en donde se registraron 801 muertes por deficiencias nutricionales y anemias nutricionales, 1.038 muertes por enfermedades infecciosas intestinales y 1.630 muertes por infecciones respiratorias agudas(7)(9). Mortalidad que podría ser prevenible a través de una atención oportuna y un diagnóstico temprano de la desnutrición.

La tasa de mortalidad en menores de 5 años para 1996 en Colombia según los indicadores básicos del DANE fue de 28,1 por mil nacidos vivos; para el año 2006 esta tasa se estimó en 22.0 por mil nacidos vivos, por lo tanto esta situación no se modificará sustancialmente hasta cuando en el país se desarrollen acciones y direccionar esfuerzos y recursos hacia programas y proyectos que tengan un impacto para reducir la desnutrición severa y la mortalidad por desnutrición.

Las estadísticas de mortalidad más recientes de DANE corresponden al año 2006, las cuales registraron 544 muertes por desnutrición en niños menores de cinco años(8)(10) (v. tabla 1).

Tabla 1: Tasa de mortalidad por deficiencias nutricionales y anemias nutricionales en Colombia Años 2003-2006

AñoTotal defunciones en menores de cinco añosProyección[1]Tasa
20036924.392.30915,7
20045894.361.04713,5
20056434.343.77414,8
20065444.316.26112,6

Fuente: DANE - Estadísticas vitales

[1] DANE. Información estadística proyecciones de población 2005-2011 sexo y grupo de edad en Colombia.

En la Gráfica 1 se presenta el mapa de las tasas de muertes por desnutrición en las regiones del país, siendo las más críticas, las regiones de Amazonía y Orinoquía seguida de los litorales Pacífico y Atlántico.

Gráfico 1:

Tasa de muertes por desnutrición/ en niños menores de cinco años por departamento. Colombia año 2006 (tasa por 100 mil)

imag 1 R4533icbf.bmp
 

El gráfico 2 muestra en orden descendente la situación de muertes por desnutrición en los departamentos que como puede observarse, coincide con aquellos que han presentado en la Ensin, las mayores prevalencias de desnutrición crónica en menores de cinco años.

Gráfico 2:

Tasa de muertes por desnutrición en niños menores de cinco años por departamento (tasa por 100 mil). Año 2006

imag 2 R4533icbf.bmp
 

 

Fuente: Elaboración propia con datos del DANE de los certificados de defunción de niños y niñas menores de 5 años. 2006.

La encuesta nacional de la situación nutricional, Ensin, 2005, muestra que Colombia ha tenido en las últimas décadas, una reducción en las cifras de desnutrición en donde la proporción de niños y niñas menores de 5 años con desnutrición global (peso para la edad), va en descenso en cifras totales, si se considera que estas pasan de 21.1% en 1965; 16.8% en 1980; 8.4% en 1995 a 7% en 2005 y la desnutrición crónica (talla para la edad) pasó del 32% en 1965; 22.4% en 1980, 16.6% en 1989; 15% en 1995 a 12% en 2005; situación que si bien puede mostrar mejoramiento de las condiciones socioeconómicas generales al interior del país, no evidencia la existencia de grandes inequidades entre las regiones y departamentos, esto debe conducir al fortalecimiento de la política nacional de seguridad alimentaria y nutricional (SAN) y a la formulación y puesta en marcha de planes departamentales de SAN que consideren de manera específica la intervención de los determinantes de la SAN de cada región.

Estas marcadas diferencias regionales en el país son evidentes cuando se analiza y observa que la prevalencia de la desnutrición global en la región pacífica es de 6.6%, mientras que en regiones como Guajira/Cesar/Magdalena se incrementa a 10.5% y en Bolívar Sur, Córdoba y Sucre llega a 11.6%. La desnutrición crónica afecta principalmente a las regiones Atlántica y Bogotá con una prevalencia de 13.6%; por área geográfica la más afectada es el área rural donde la prevalencia llega a 17.1% comparada con 9.5% en el área urbana, mientras el promedio nacional es de 12%.

En cuanto a la desnutrición aguda se encuentra que en Colombia existe una prevalencia total de 1.3%; al realizar las proyecciones con la población del DANE para el año 2009 esta población equivale a 55.617 niños y niñas menores de 5 años, de los cuales 50.484 niños y niñas menores de 5 años padecen desnutrición aguda moderada y 4.239 padecen desnutrición aguda severa.

Por otra parte, no es desconocida la situación alimentaria y nutricional de los grupos étnicos, donde se encuentran niños y niñas con desnutriciones severas, en situación de marginalidad, dificultades de acceso a servicios de salud y a programas de protección social.

Considerando lo anterior y por la importancia que tiene disminuir la mortalidad por desnutrición y los factores asociados a ella, es necesario contar con estrategias que permitan que los niños sean tratados de manera oportuna y adecuada. Las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se constituyen en una estrategia de choque y de impacto que brinda una atención integral, interdisciplinaria, interinstitucional e intersectorial a los niños y niñas menores de 5 años con problemas severos de desnutrición y a sus familias, a través de la atención nutricional, médica y psicosocial, de la mano de un conjunto de acciones orientadas al restablecimiento de los derechos de los niños y las niñas, los cuales fueron vulnerados y que se evidencian a través de la condición actual de su desnutrición.

IV. Marco legal

A continuación se describe el marco legal en el cual se encuentra enmarcada esta modalidad; presentado de forma cronológica desde la fecha más reciente:

La Ley 1283 del 5 de enero de 2009, en sus artículos 1º y 2º, que modificó y adicionó el artículo 14 de la Ley 756 de 2002 y el artículo 15 de la Ley 141 de 1994. Estableció la destinación que los recursos de regalías y compensaciones monetarias que son distribuidos a los municipios productores y a los municipios portuarios, así:

(...) el noventa por ciento (90%) a inversión en proyectos de desarrollo municipal y distrital, contenidos en el plan de desarrollo, con prioridad para aquellos dirigidos a la construcción, mantenimiento y mejoramiento de la red terciaria a cargo de las entidades territoriales, proyectos productivos, saneamiento ambiental y para los destinados en inversiones en los servicios de salud, educación básica, media y superior pública, electricidad, agua potable, alcantarillado y demás servicios públicos básicos esenciales, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 129 del Código de Minas (L. 685/2001). De este porcentaje, las entidades beneficiarias deben destinar como mínimo el uno por ciento (1%) de estos recursos a proyectos de inversión en nutrición y seguridad alimentaria para lo cual suscribirán convenios interadministrativos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF (...) (art. 1º).

A su vez, en el artículo 2º, señala que los recursos de regalías y compensaciones monetarias distribuidos a los departamentos productores, tendrán como destinación noventa por ciento (90%), a inversión en proyectos prioritarios que estén contemplados en el plan general de desarrollo del departamento o en los planes de desarrollo de sus municipios, y de estos, no menos del cincuenta por ciento (50%) para los proyectos prioritarios que estén contemplados en los planes de desarrollo de los municipios del mismo departamento, que no reciban regalías directas, de los cuales no podrán destinarse más del quince por ciento (15%) a un mismo municipio. En cualquier caso, tendrán prioridad aquellos proyectos que beneficien a dos o más municipios. De este porcentaje, las entidades beneficiarias deben destinar como mínimo el uno por ciento (1%) de estos recursos a proyectos de inversión en nutrición y seguridad alimentaria para lo cual suscribirán convenios interadministrativos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF.

Decreto 2055 de 2009, por el cual se crea la comisión intersectorial de seguridad alimentaria y nutricional, Cisan, que tendrá a su cargo la coordinación y seguimiento de la política nacional de seguridad alimentaria y nutricional, PNSAN, siendo instancia de concertación entre los diferentes sectores involucrados en el desarrollo de la misma 

Ley 1295 de 2009 por la cual se reglamenta la atención integral de los niños y las niñas de la primera infancia de los sectores clasificados como 1, 2 y 3 del Sisbén, creada con el objeto de contribuir a mejorar la calidad de vida de las madres gestantes, y las niñas y niños menores de seis años, clasificados en los niveles 1, 2 y 3 del Sisbén, de manera progresiva, a través de una articulación interinstitucional que obliga al Estado a garantizarles sus derechos a la alimentación, la nutrición adecuada, la educación inicial y la atención integral en salud.

El Conpes Social 113 del 31 de marzo de 2008, política nacional de seguridad alimentaria y nutricional (PNSAN), define la seguridad alimentaria y nutricional como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos, el acceso y el consumo oportuno y permanente de los mismos en cantidad, calidad e inocuidad, por parte de todas las personas bajo condiciones que permitan su adecuada utilización biológica para llevar una vida saludable y activa.

La política nacional de seguridad alimentaria y nutricional, determina en la línea de “Promoción y protección de la salud y la nutrición, y fomento de estilos de vida saludable”, la priorización de acciones en salud pública para mejorar la situación nutricional de la población, especialmente de los grupos más vulnerables, dentro de los que se encuentra la primera infancia, las mujeres gestantes, y las madres en periodo de en lactancia, entre otros.

Dentro de las metas de la política se establece, entre otras:

• Reducir la desnutrición global de niños y niñas menores de 5 años a 4.9% en 2010 y a 2.1% en 2015, a nivel nacional.

• Reducir la desnutrición crónica de niños y niñas menores de 5 años a 9.6% en 2010 y a 6% en 2015, a nivel nacional.

• Disminuir la prevalencia de la desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años a 1% en 2010 y a 0.7% en 2015.

• Reducir el número de muertes por desnutrición de niños y niñas menores de 5 años.

• Reducir a 20% en 2015 la anemia en niños y niñas menores de cinco años y en mujeres de 13 a 49 años, en las áreas urbanas y rurales.

• Incrementar en 2 meses la duración media de las madres en lactancia materna exclusiva en menores de 6 meses y con alimentación complementaria adecuada a 2015.

• Reducir a 19.2% el promedio de gestantes con bajo peso en el 2010 y a 16.5% al 2015 a nivel nacional.

• Reducir la proporción de gestantes con obesidad en el 2010 a 6% y 4% al 2015.

Así mismo, en esta misma línea de política de promoción y protección de la salud y la nutrición, y fomento de estilos de vida, se establece que el Ministerio de la Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar expedirán los lineamientos para el funcionamiento de los centros de recuperación nutricional actualmente unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

El Conpes Social 109 del 3 de diciembre de 2007, política pública nacional de primera infancia “Colombia por la primera infancia”, establece como objetivo general promover el desarrollo integral de los niños y niñas desde la gestación hasta los 6 años de edad, respondiendo a sus necesidades y características específicas y contribuyendo así a la equidad e inclusión social en Colombia.

Dentro de los objetivos específicos se contempla promover la salud, la nutrición y los ambientes sanos desde la gestación hasta los 6 años, prevenir y atender la enfermedad, impulsar prácticas de vida saludable y condiciones de saneamiento básico y vivienda. Adicionalmente, una de sus líneas estratégicas, apunta a mejorar la supervivencia y la salud de los niños y niñas de 0 a 6 años y de las mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia.

El Decreto 3039 del 10 de agosto de 2007 por el cual se adopta el Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010(9),(11) que incluye (i) las prioridades, objetivos, metas y estrategias en salud, en coherencia con los indicadores de situación de salud, las políticas de salud nacionales, los tratados y convenios internacionales suscritos por el país y las políticas sociales transversales de otros sectores y (ii) define las responsabilidades en salud pública a cargo de la Nación, de las entidades territoriales, y de todos los actores del sistema general de seguridad social en salud - SGSSS, que se deben complementar con las acciones de los actores de otros sectores definidas en el plan nacional de desarrollo y en los planes de desarrollo territorial.

Dentro de los objetivos y metas del plan se encuentran, entre otros:

— Objetivo 1. Mejorar la salud infantil, establece como metas.

• Reducir a 15 por 1.000 nacidos vivos la tasa de mortalidad en menores de 1 año.

• Lograr y mantener las coberturas de vacunación con todos los biológicos del programa ampliado de inmunizaciones - PAI por encima del 95%, en niños y niñas en menores de 1 año.

• Reducir a 24,0 por cien mil la tasa de mortalidad en menores de 5 años.

— Objetivo 2. Mejorar la salud sexual y reproductiva, establece como metas:

• Reducir por debajo de 62,4 por cien mil nacidos vivos la tasa de mortalidad materna.

— Objetivo 7. Mejorar la situación nutricional, establece como metas:

• Reducir a 5% el porcentaje de desnutrición global en niños menores de 5 años con desnutrición global.

• Reducir por debajo de 6,7 por mil la tasa de mortalidad por desnutrición crónica en menores de 5 años.

• Incrementar en un mes la mediana de duración de las madres en lactancia materna exclusiva.

La Ley 1098 del 8 de noviembre de 2006. Código de la Infancia y la Adolescencia(10)(12).

El Código de la Infancia y la Adolescencia tiene por objeto establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes y garantizarles el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento.

La Ley 1098 de 2006 define la corresponsabilidad como la concurrencia de actores y acciones conducentes a garantizar el ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. La familia, la sociedad y el Estado son corresponsables en su atención, cuidado y protección (art. 10).

El código también señala que los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho entre otros derechos a la vida, a una buena calidad de vida para lo cual se deben generar las condiciones que les aseguren desde la concepción, cuidado, protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios de salud, educación y en general todas sus necesidades (art. 17).

Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la salud integral, entendida como un estado de bienestar físico, síquico y fisiológico y no solo la ausencia de enfermedad. Indica la ley que ningún hospital, clínica, centro de salud y demás entidades dedicadas a la prestación del servicio de salud, sean públicas o privadas, podrán abstenerse de atender a un niño, niña que requiera de atención en salud.

En relación con los niños, niñas y adolescentes que no figuren como beneficiarios en el régimen contributivo o en el régimen subsidiado, el costo de tales servicios estará a cargo de la Nación. Incurrirán en multa de hasta 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes las autoridades o personas que omitan la atención médica de niños y menores (art. 27).

La primera infancia es la etapa del ciclo vital en la que se establecen las bases para el desarrollo cognitivo, emocional y social del ser humano y por consiguiente se debe atender su desarrollo integral. Comprende la franja poblacional que va de los cero (0) a los seis (6) años de edad. Desde la primera infancia, los niños y las niñas son sujetos titulares de los derechos reconocidos en los tratados internacionales, en la Constitución Política y en el código. Son derechos impostergables de la primera infancia, la atención en salud y nutrición, el esquema completo de vacunación, la protección contra los peligros físicos y la educación inicial. En el primer mes de vida deberá garantizarse el registro civil de todos los niños y las niñas (art. 29).

La ley señala que la familia tendrá la obligación de promover la igualdad de derechos, el afecto, la solidaridad y el respeto recíproco entre todos sus integrantes. La violencia al interior de la familia se considera destructiva de su armonía y unidad y debe ser sancionada. Son obligaciones de la familia para garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, entre otras:

• Proporcionarles las condiciones necesarias para que alcancen una nutrición y una salud adecuadas, que les permita un óptimo desarrollo físico, psicomotor, mental, intelectual, emocional y afectivo y educarles en la salud preventiva y en la higiene.

• Incluirlos en el sistema de salud y de seguridad social desde el momento de su nacimiento y llevarlos en forma oportuna a los controles periódicos de salud, a la vacunación y demás servicios médicos (art. 39).

• Proporcionarles a los niños y niñas con discapacidad un trato digno e igualitario con todos los miembros de la familia y generar condiciones de equidad de oportunidades y autonomía para que puedan ejercer sus derechos.

El Estado en cumplimiento de sus funciones en los niveles nacional, departamental, distrital y municipal deberá entre otras:

• Apoyar a las familias para que estas puedan asegurarle a sus hijos e hijas desde su gestación, los alimentos necesarios para su desarrollo físico, psicológico e intelectual, por lo menos hasta que cumplan los 18 años de edad.

• Reducir la morbilidad y la mortalidad infantil, prevenir y erradicar la desnutrición, especialmente en los menores de cinco años, y adelantar los programas de vacunación y prevención de las enfermedades que afectan a la infancia y a la adolescencia y de los factores de riesgo de la discapacidad.

• Asegurar los servicios de salud y subsidio alimentario definidos en la legislación del sistema de seguridad social en salud para mujeres gestantes y lactantes, familias en situación de debilidad manifiesta y niños, niñas y adolescentes (art. 41).

• Garantizar la asignación de los recursos necesarios para el cumplimiento de las políticas públicas de niñez y adolescencia, en los niveles nacional, departamental, distrital y municipal para asegurar la prevalencia de sus derechos.

El Conpes Social 102 del 25 de septiembre de 2006, red de protección social contra la extrema pobreza(11),(13) estableció la red de protección social contra la extrema pobreza, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hace parte de las entidades que la conforman, dentro de sus finalidades se encuentran: 1) Promover la incorporación efectiva de los hogares más pobres a las redes sociales del Estado y asegurar la superación de su condición, a través de i) Integrar la oferta de servicios sociales para hacerlos coincidir alrededor de la familia de manera simultánea, ii) brindar, transitoriamente acompañamiento familiar y acceso preferente para asegurar que los recursos e intervenciones permitan superar condiciones mínimas de calidad de vida que no están cubiertas y iii) generar un marco de corresponsabilidad con los usuarios para que las familias se comprometan con la superación de su situación.

La Red de Protección Social, es un sistema de protección social para las familias en extrema pobreza basado en un modelo de gestión que les permita el acceso preferente a la oferta de servicios sociales del Estado. Se destaca entre otros la recomendación del Conpes, en la cual el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar debe suscribir los convenios administrativos requeridos para la definición de compromisos y metas que garanticen el acceso preferentemente de la población beneficiaria de la red a sus programas.

El Conpes Social 91 del 14 de marzo de 2005 “metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”(12)(14). En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Colombia y 188 más, acordaron en la cumbre del milenio de septiembre de 2000, ocho objetivos de desarrollo de largo plazo. Con la coordinación de Naciones Unidas el Banco Mundial, el FMI y la OCDE, cada país se comprometió a definir unas metas nacionales que puedan ser alcanzadas en el año 2015.

El Conpes Social 91 presenta las metas y estrategias para dar desarrollo al compromiso asumido por nuestro país en la cumbre. Entre las metas fundamentales se encuentran mantener estrategias para el cuidado integral de la población infantil, mantener el financiamiento y operación de los hogares de bienestar a cargo del ICBF en sus diferentes modalidades, los cuales tienen como objetivo propiciar el desarrollo psicosocial, moral y físico de niños y niñas menores de 6 años de familias en condiciones de vulnerabilidad social a través de acciones de formación integral y fortalecimiento a la familia. Y se estableció erradicar la pobreza extrema, el hambre y reducir la mortalidad en menores de 5 años.

Resolución 412 de 2000(13), por la cual se establecen las actividades, procedimientos e intervenciones de demanda inducida y obligatorio cumplimiento y se adoptan las normas técnicas y guías de atención para el desarrollo de las acciones de protección específica y detección temprana y la atención de enfermedades de interés en salud pública.

En el artículo 10 se establecen las guías de atención de enfermedades de interés en salud pública, en donde se adoptaron a su vez las contenidas en el anexo técnico 2-200 que forma parte integrante de la resolución, en relación con las enfermedades de interés en salud pública se contemplan las siguientes: i) Bajo peso al nacer; alteraciones asociadas a la nutrición (desnutrición proteicocalórica y obesidad), ii) Infección respiratoria en menores de cinco años aguda alta: Otitis media, faringitis estreptocócica, laringotraqueitis. Baja: bronconeumonía, bronquiolitis, neumonía.

La Ley 100 de 1993, establece en el artículo 162 el plan obligatorio de salud, para todos los habitantes del territorio nacional antes del año 2001; el cual permitirá la protección integral de las familias a la maternidad y enfermedad general, en las fases de promoción y fomento de la salud y la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación para todas las patologías, según la intensidad de uso y los niveles de atención y complejidad que se definan.

La Constitución Política de Colombia de 1991, establece que son derechos fundamentales de los niños entre otros la vida, la integridad física, la salud la alimentación equilibrada y que deben ser protegidos contra toda forma de abandono o violencia física o moral. Indica que la familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos (art. 44).

La disposición constitucional eleva a derechos fundamentales y prevalentes los derechos de los niños, niñas y adolescentes y por consiguiente pueden ser tutelados.

En su artículo 208 dispone entre otros, que los ministros y los directores de departamentos administrativos son los jefes de la administración en su respectiva dependencia, bajo la dirección del Presidente de la República y les corresponde formular las políticas atinentes a su despacho, dirigir la actividad administrativa y ejecutar la ley.

La Ley 489 de 1998 establece en el artículo 5º, entre otros, los principios de la función administrativa en relación con su competencia y los principios de la coordinación y concurrencia, conforme a lo señalado por el artículo 288 de la Constitución Política.

La Convención de los derechos del niño del año 1989(14)(15). Es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de derechos humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. Aprobada mediante la Ley 12 de 1991.

En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección especiales, que los adultos no necesitan.

La convención establece estos derechos en 54 artículos y dos protocolos facultativos. Define los derechos humanos básicos que disfrutan los niños y niñas en todas partes: el derecho a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; y a la plena participación en la vida familiar, cultural y social. Los cuatro principios fundamentales de la convención son la no discriminación; la dedicación al interés superior del niño; el derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo; y el respeto por los puntos de vista del niño.

Todos los derechos que se definen en la convención son inherentes a la dignidad humana y el desarrollo armonioso de todos los niños y niñas. La convención protege los derechos de la niñez al estipular pautas en materia de atención de la salud, la educación y la prestación de servicios jurídicos, civiles y sociales.

Al aceptar las obligaciones de la convención (mediante la ratificación o la adhesión), los gobiernos nacionales se han comprometido a proteger y asegurar los derechos de la infancia y han aceptado que se les considere responsables de este compromiso ante la comunidad internacional. Los Estados parte de la convención están obligados a estipular y llevar a cabo todas las medidas y políticas necesarias para proteger el interés superior del niño.

La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, dispone que la maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales (art. 25, num. 2º)

CAPÍTULO I

Sistema de atención

1.1. Definición.

Las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia son una estrategia de choque e impacto para el tratamiento de niños y niñas con desnutriciones graves(15),(16) en las cuales se brinda atención nutricional, médica y psicosocial a través de tres fases de atención con la participación de un equipo interdisciplinario.

Son una estrategia enmarcada dentro de la política nacional de seguridad alimentaria y nutricional con el fin de evitar las muertes por desnutrición y contribuir a mejorar la situación nutricional de la población infantil; y debe estar articulada a los planes departamentales y municipales de seguridad alimentaria y nutricional.

1.2. Objetivos.

1.2.1. Objetivo general.

Recuperar el estado de salud nutricional de los niños y niñas menores de 5 años 11 meses con diagnóstico de desnutriciones graves(16),(17) a través de una intervención interdisciplinaria que involucra a la familia y la comunidad, con el fin de contribuir en la disminución de las muertes por o asociadas a la desnutrición.

1.2.2. Objetivos específicos.

Los objetivos específicos comunes para las tres fases son:

• Definir y aplicar estrategias de búsqueda activa de niños y niñas con desnutrición severa.

• Velar para que se cumpla la inclusión de los niños y niñas en el sistema general de seguridad social en salud y su atención en las instituciones de salud.

• Fortalecer las capacidades y competencias de las familias de los niños en proceso de recuperación nutricional para mantener el estado nutricional del niño y prevenir futuras recaídas.

• Realizar actividades de estimulación temprana que promuevan el desarrollo psicomotor del niño.

• Contribuir al desarrollo humano, integral, sostenible y equitativo de las niñas y los niños y sus familias en los municipios, desde la perspectiva de los derechos.

• Acercar la red de servicios de las instituciones que hacen parte del sistema nacional de bienestar familiar a las familias de los niños y niñas en recuperación nutricional.

• Gestionar la sostenibilidad de la estrategia de unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia mediante la articulación interinstitucional y comunitaria.

• Capacitar a los padres y/o cuidadores, a las instituciones y a la comunidad en general sobre las consecuencias de la desnutrición infantil y las acciones para prevenirla y detectarla oportunamente.

Fase 1: Crítica intrahospitalaria o de estabilización clínica(17)(18).

• Estabilizar clínicamente a los niños o niñas beneficiarios de la modalidad.

• Reducir la mortalidad en los niños y las niñas menores de 5 años 11 meses por desnutrición severa o sus complicaciones, a través del tratamiento adecuado y oportuno, en los centros hospitalarios de la red de servicios del sistema general de seguridad social en salud.

Fase 2: Recuperación nutricional clínica.

• Lograr la recuperación nutricional de los niños y niñas y el apoyo a sus familias a través de acciones permanentes que incluyen actividades educativas, lúdicas y de interacción familiar.

Fase 3: Seguimiento y control médico, nutricional y psicosocial ambulatorio.

• Realizar seguimiento a los niños y niñas menores de 5 años 11 meses recuperados nutricionalmente que egresaron de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y a sus familias.

1.3. Población objetivo.

• Todos los niños y niñas menores de 5 años 11 meses con vulnerabilidad económica, social y psicoafectiva, con manifestaciones clínicas de marasmo, Kwashiorkor o mixta.

• Niños y niñas menores de 2 años con desnutrición global severa (menor a -3DE), o con desnutrición global moderada (entre -2 y -3 DE) con patología agregada.

• Niños y niñas de 2 a 5 años 11 meses con desnutrición aguda severa (menor a -3DE), o con desnutrición aguda moderada (entre -2 y -3 DE) con o sin patología agregada.

1.4. Criterios de priorización de la población.

De acuerdo al siguiente orden se debe dar prioridad para la atención de los niños y niñas:

1. Niños y niñas menores de 5 años 11 meses con manifestaciones clínicas de desnutrición tipo Kwashiorkor, marasmo o mixta y/o diagnosticados por antropometría con desnutrición aguda severa con o sin patología agregada.

2. Niños y niñas menores de 24 meses con manifestaciones clínicas de desnutrición tipo Kwashiorkor, marasmo o mixta y/o diagnosticados por antropometría con desnutrición aguda moderada con o sin patología agregada.

3. Los demás niños y niñas que cumplan con la población objetivo.

Nota: Los niños y niñas que no puedan ser atendidos de inmediato en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia por déficit de cupos, deben ser remitidos a los diferentes programas y servicios de la red social de atención que hay en el municipio.

1.5. Aspectos básicos que se deben contemplar para la apertura de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

1.5.1. Línea de base.

Para determinar si un municipio requiere la atención de los niños y niñas menores de 5 años 11 meses en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia es necesario contar con una línea base que defina el diagnóstico de morbi-mortalidad de la población infantil específicamente por desnutrición a través de registros de defunción o mortalidad sentida, estado nutricional que reporte los indicadores de desnutrición global (peso/edad); desnutrición aguda (peso/talla) y crónica (talla/edad), lactancia materna y determinantes sociales, económicos y culturales de la población, que permitan generar acciones hacia el mejoramiento de las condiciones de vida y salud de la población y entorno familiar y comunitario. Entre mayores aspectos se logren identificar en la línea de base relacionados con seguridad alimentaria y nutricional (determinantes de disponibilidad, acceso, consumo, hábitos alimentarios, aprovechamiento biológico, calidad e inocuidad), mayores elementos se logran tener para la búsqueda de soluciones y desarrollo de acciones; aspectos que deben ser socializados en los consejos de política social.

Esta información en el corto plazo permitirá identificar la situación nutricional de la población infantil, focalizar a la población beneficiaria de la estrategia, priorizar a los niños que deben ser atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, y definir posibles acciones a desarrollar a nivel individual y comunitario; en el largo plazo permitirá determinar el impacto de la implementación de la estrategia en el municipio, definir el tiempo de funcionamiento de la unidad una vez se cumpla con el objetivo y proyectar un modelo de atención para cuando cese el funcionamiento de la estrategia.

La decisión de apertura de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia estará a cargo del consejo de política social, para lo cual se efectuará la concertación a que hubiere lugar con el ente territorial, el sector salud y los actores involucrados, teniendo en cuenta la situación nutricional de los niños y niñas menores de 5 años 11 meses en el o los municipios.

Los criterios a tener en cuenta para la apertura(18)(19) de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en un municipio son:

• Las mayores prevalencias de la desnutrición infantil aguda, global o crónica.

• Mayores porcentajes de personas con necesidades básicas insatisfechas, NBI, o porcentaje de hogares en pobreza.

• Mayor número de defunciones de niños menores de 1 año.

• Mayor número de defunciones de niños de 1 a 4 años.

• Mayores probabilidades de morir por desnutrición antes de los 5 años.

• Mayor número de defunciones en niños y niñas menores de 5 años por o asociadas a desnutrición.

1.5.2. Inventario de actores territoriales.

Otro aspecto a contemplar es el inventario de actores sociales, el cual permite (i) identificar las entidades públicas y privadas presentes en el territorio, el cual debe incluir las autoridades indígenas, (ii) conocer la oferta de servicios y (iii) construir las redes sociales alrededor de la desnutrición para la sostenibilidad de la estrategia. Así mismo, permite tener una efectiva respuesta social a la problemática familiar del niño con desnutrición de tal manera que se logre fortalecer la red social y familiar con el fin de reducir el riesgo de la recaída del niño recuperado y del deterioro en los niños con riesgo a desnutrición.

En el mismo sentido, es necesario realizar un balance de los programas existentes en seguridad alimentaria y nutricional por los sectores públicos y privados en la región; esta información permite realizar procesos de gestión para la inclusión de las familias a programas productivos, mejoramiento de vivienda familiar, mejoramiento del entorno y en general, de las condiciones críticas de la familia que de no darles respuesta, son el detonante de las recaídas en la desnutrición, hecho que incrementa el riesgo de mortalidad del niño.

1.5.3. Consenso institucional.

Es un determinante fundamental que condiciona el montaje y sostenibilidad de la estrategia; por lo tanto, un buen diagnóstico de la situación local en seguridad alimentaria y nutricional permite a los alcaldes y gobernadores tener una visión clara de la problemática y del costo social y económico para el municipio, el departamento y el país.

En este sentido, es fundamental el proceso de sensibilización el cual debe involucrar a los actores políticos, ya que la estrategia requiere de la inversión de capital a través de la apropiación de recursos de diferentes fuentes (regalías, recursos propios, de entidades públicas y privadas) para el montaje, puesta en marcha y sostenibilidad de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Por consiguiente, esta estrategia debe incorporarse a los planes departamentales y municipales de seguridad alimentaria y nutricional.

1.5.4. Participación comunitaria y movilización social.

Es necesario generar mecanismos de movilización social y de capital social en torno al tema de la desnutrición y la búsqueda de soluciones para reducirla, en especial hacia las situaciones severas que incrementen el riesgo de mortalidad.

1.6. Desarrollo de la modalidad.

La modalidad atenderá 15 niños y niñas por cada unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y se desarrollará en tres fases de atención, fase I crítica intrahospitalaria o de estabilización clínica ejecutada dentro de las instituciones de salud, fase II, recuperación nutricional clínica y fase III seguimiento y control médico, nutricional y psicosocial ambulatorio; las fases II y III funcionan dentro de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

A continuación en la tabla número 2 se describen para cada una de las fases el lugar de atención los criterios de ingreso, el tiempo de duración, las actividades a realizar con los niños, las niñas y las familias y los responsables.

Tabla 2: Desarrollo de la modalidad(19)
Fase NºLugar de atenciónCriterios de ingresoTiempo de duraciónActividades a realizar con los niños y niñas y sus familias
ActividadesResponsables 
Busqueda activa de casosI - Crítica Intrahospitalaria o de estabilización clínica(20). Empresas sociales del Estado (ESE) instituciones prestadoras de salud (IPS)• Todos los niños y niñas menores de 5 años 11 meses con vulnerabilidad económica, social y psicoafectiva, con manifestaciones clínicas de marasmo, Kwashiorkor o mixta. • Niños y niñas menores de 2 años con desnutrición global severa (menor a -3DE), o con desnutrición global moderada entre -2 y -3 DE con patología agregada.• Niños y niñas de 2 a 5 años 11 meses con desnutrición aguda severa (menor a -3DE), o con desnutrición aguda moderada (entre -2 y -3 DE) con patología agregada.Dependiendo de la severidad de la patología asociada que presente cada niño o niña y la evoluciónBúsqueda activa de casos de desnutriciónProfesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud y profesionales contratados para la atención en la unidad.
Estabilización y tratamiento de las patologías asociadas a la desnutriciónProfesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud 
Acciones propias del plan obligatorio de saludProfesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud 
Inicio del tratamiento alimentario y nutricionalProfesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud 
Acercamiento al núcleo familiar para abordar la situación de salud con la familia. Profesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud y profesionales contratados para la atención en la unidad  
Verificación de derechos de las niñas y niñosProfesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud y profesionales contratados para la atención en la unidad  
Gestión para el ingreso respectivo a la unidad, una vez se estabilice el niño o niña. Profesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud y profesionales contratados para la atención en la unidad  
Sistema de referencia y contrareferencia de niños y niñas. Profesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud 
Restablecimiento de derechosAutoridad administrativa que por jurisdicción y competencia subsidiaria le corresponda 

Tabla Nº 2: Desarrollo de la modalidad(19)
Fase NºLugar de atenciónCriterios de ingresoTiempo de duraciónActividades a realizar con los niños y niñas y sus familias
ActividadesResponsables
Búsqueda activa de casosII - Recuperación nutricional clínicaUnidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia Todos los niños y niñas menores de 5 años 11 meses con vulnerabilidad económica, social y psicoafectiva, con manifestaciones clínicas de marasmo, Kwashiorkor o mixta. Niños y niñas menores de 2 años con desnutrición global severa (menor a -3DE), o con desnutrición global moderada entre -2 y -3 DE sin patología agregada. Niños y niñas de 2 a 5 años a 11 meses con desnutrición aguda severa (menor a -3DE), o con desnutrición aguda mo­derada (entre -2 y -3 DE) sin patología agregada remitidos por la ESE o IPSAproximadamente 28 días Búsqueda activa de casos de desnutrición Profesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud y profesionales contratados para la atención en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia
Ingreso de los niños y niñas remitidos por las ESE o IPS a la unidad
Tratamiento médico, alimentario y nutricional.
Diagnóstico y atención psicosocial a la familia de la unidad
Evaluación y control médico y nutricional diario y psicosocial 2 veces por semana referenciado en la historia clínica
Estimulación psicomotriz
Capacitación en la detección de casos de desnutrición a familias, personal de salud y educación y a la comunidad en general.
Articulación y coordinación intersectorial del orden local
Gestión capitales alternativos para la sostenibilidad
Capacitación a la familia de los niños y niñas médico, nutricional y social mensual
Gestión para la restitución de derechos de los niños, las niñas y sus familias.
Gestión administrativa relacionada con el funcionamiento de la unidad.
Sistema de referencia y contrareferencia de niños y niñas.
Restablecimiento de derechosAutoridad administrativa que por jurisdicción y competencia subsidiaria le corresponda
Búsqueda activa de casosIII - seguimiento y control médico, nutricional y psicosocial ambulatorioComo esta fase es ambulatoria, se atenderá mensualmente a los niños y niñas y sus familias en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia En esta fase ingresan los niños que han alcanzado el peso adecuado para su talla y otros criterios de egreso de la fase II. Además de los criterios de egreso del niño o la niña, se deben considerar algunos criterios para la madre o cuidador como son la superación de los determinantes negativos identificados en la familia que conllevaron a la situación de desnutrición del niño o niña y que reduzcan el riesgo de recaída una vez regresen a su entorno. De 6 a 12 mesesEntrega de un paquete de alimentos y suministro de multivitamínicoProfesionales contratados para la atención en la unidad y profesionales de las ESE o IPS del sistema general de seguridad social en salud
Capacitación a la familia de los niños y niñas. médico, nutricional y social mensual
Refuerzo de las capacitaciones brindadas a los padres y acompañantes durante la estadía del niño o niña en la unidad.
Acompañamiento familiar en campo visitas domiciliarias
Vinculación de las familias a los diferentes programas y servicios que hay en el municipio.
Ingreso a los programas de promoción y prevención de la ESE
Seguimiento al plan definido para llevar en casa y registro dos veces por semana referenciado en la historia clínica de las acciones realizadas durante el seguimiento.
Restablecimiento de derechosAutoridad administrativa que por jurisdicción y competencia subsidiaria le corresponda

 

1.6.1. Ruta de atención.

Teniendo en cuenta cada una de las fases de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se establece la siguiente ruta de atención.

imag4 r4533icbf.bmp
 

1.7. Tiempo de funcionamiento.

El tiempo de funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia depende de la situación de cada municipio; considerando que estas son una estrategia de choque, implica que prestará sus servicios hasta cuando el objetivo por la que fue creada se cumpla. La experiencia en el país en el departamento de Antioquia, han mostrado que en un promedio de tres años, se ha logrado erradicar las expresiones graves de desnutrición y se ha conformado un sistema de vigilancia y de redes que le permite al municipio incluir estrategias de sostenibilidad, acciones de promoción y prevención de la desnutrición.

1.8. Actores involucrados y competencias.

En concordancia con el artículo 10 de la Ley 1098 de 2006, las responsabilidades serán compartidas entre las instancias que permiten garantizar el ejercicio de los derechos de los niños y las niñas: ICBF, padres de familia, comunidad, entidad territorial con sus entidades públicas y privadas.

1.8.1. Sector salud.

Teniendo en cuenta el artículo 27 de la Ley 1098 de 2006, el cual establece que todos los niños y las niñas tienen derecho a la salud integral, el sector salud deberá ser partícipe de los siguientes procesos:

• Garantizar que los niños, las niñas tengan acceso al sistema general de seguridad social en salud de manera oportuna. Ley 1098 de 2006: artículo 41, numerales 13, 14 y 15.

• Cumplir con lo establecido en el Decreto 3039 de 2007, por el cual se adopta el Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010.

• Atender a los niños y niñas menores de 5 años 11 meses identificados como desnutridos severos a través de los diferentes servicios de las empresas sociales del Estado (EPS) o instituciones prestadoras de salud (IPS) para canalizar su atención.

• Brindar el tratamiento integral a través de las empresas sociales del Estado (EPS) o instituciones prestadoras de salud (IPS) a los niños y niñas menores de 5 años 11 meses identificados como desnutridos severos con patologías agregadas.

• Remitir a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia los niños y niñas menores de 5 años 11 meses identificados como desnutridos severos sin patología agregada.

• Diseñar y desarrollar programas de prevención en salud en especial mantener el esquema de vacunación completo para la edad, suplementación nutricional, vigilancia del estado nutricional y mejoramiento de hábitos alimentarios.

• Dar cumplimiento a la Resolución 412 del año 2000.

• Diseñar y desarrollar programas de prevención de las infecciones respiratorias agudas, enfermedad diarreica aguda y otras enfermedades prevalentes de la infancia.

• Capacitar a los profesionales de la salud en la detección y tratamiento integral de la desnutrición severa.

• Desarrollar las competencias en los profesionales de la salud en el proyecto atención integrada de enfermedades prevalentes de la infancia (AIEPI) comunitario, en los municipios donde opere el proyecto.

• Promover y apoyar la práctica de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y con alimentación complementaria mínimo hasta los 2 años de edad.

• Capacitar a su personal para detectar el maltrato físico y psicológico, el abuso, la exploración sexual en niños y niñas y denunciar ante las autoridades competentes las situaciones señaladas y todas aquellas que puedan constituir una conducta punible en que el niño o la niña sea víctima.

• Prevenir y controlar las enfermedades transmisibles.

• Diseñar y ofrecer programas encaminados a educar a los niños, niñas y sus familias y a la comunidad en general en prácticas de higiene y sanidad; en el manejo de residuos sólidos, el reciclaje de basuras y la protección del medio ambiente.

• Implementar estrategias locales de promoción de la salud.

• Todo niño o niña que presente anomalías congénitas o algún tipo de discapacidad, tendrá derecho a recibir atención, diagnóstico, tratamiento especializado, rehabilitación y cuidados especiales en salud, educación, orientación y apoyo a los miembros de la familia o a las personas responsables de su cuidado y atención. Artículo 36, numeral 2º, Código de la Infancia y la Adolescencia.

1.8.2. Familia.

Desde el Código de la Infancia y la Adolescencia son obligaciones de la familia para garantizar los derechos de los niños y las niñas de las unidades, entre otras, las siguientes:

• Protegerlos contra cualquier acto que amenace o vulnere su vida, su dignidad y su integridad personal.

• Inscribirlos desde que nacen en el registro civil de nacimiento.

• Proporcionarles las condiciones necesarias para que alcancen una nutrición y una salud adecuadas, que les permita un óptimo desarrollo físico, psicomotor, mental, intelectual, emocional y afectivo y educarlos en la salud preventiva y en la higiene.

• Incluirlos en el sistema de salud y de seguridad social desde su nacimiento y llevarlos en forma oportuna a los controles periódicos de salud, a la vacunación y demás servicios médicos.

• Asegurarles el acceso a la educación y proveer las condiciones y medios para su adecuado desarrollo, garantizando su continuidad y permanencia en el ciclo educativo.

• Abstenerse de realizar todo acto y conducta que implique maltrato físico, sexual o psicológico, y asistir a los centros de orientación y tratamiento cuando se requiera.

• No exponer a los niños y las niñas a situaciones de explotación económica.

• Proporcionarles a los niños y niñas con discapacidad un trato digno e igualitario con todos los miembros de la familia y generar condiciones de equidad de oportunidades y autonomía para que puedan ejercer sus derechos.

• Cumplir con los compromisos establecidos referente al cuidado del niño o la niña al egreso de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Brindar la complementación alimentaria a los niños o niñas durante la fase III o fase de seguimiento ambulatoria de acuerdo a las indicaciones suministradas por los profesionales de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Asistir y participar en las actividades educativas programadas por parte de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y/o demás instituciones que lo requieran.

1.8.3. Sociedad.

En cumplimiento de los principios de corresponsabilidad y solidaridad, las organizaciones de la sociedad civil, organizaciones indígenas, autoridades tradicionales, asociaciones, empresas, comercio organizado, gremios económicos, personas jurídicas y personas naturales deben tomar parte activa en el logro y la garantía de los derechos de los niños y las niñas. Algunas de las acciones a desarrollar por la sociedad son:

• Responder con acciones que permitan la protección inmediata de los niños y niñas ante situaciones que amenacen o vulneren sus derechos.

• Conformar redes de apoyo que se interesen en el tema de la desnutrición infantil en el municipio, de manera que les permitan la identificación de los niños y niñas con desnutrición dentro de la comunidad y la organización para apoyar la resolución de la problemática.

• Remitir a las instituciones de salud o a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia los niños y las niñas identificados como desnutridos y a sus familias.

• Facilitar y apoyar la veeduría y control social, en el cumplimiento de las funciones de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

1.8.4. Redes sociales de apoyo.

Las redes sociales de apoyo se dan a través de la interacción y articulación alrededor de la problemática de la inseguridad alimentaria y la desnutrición; en este contexto, la red estará conformada por las organizaciones de la sociedad civil, asociaciones en general, organizaciones indígenas, autoridades tradicionales, instituciones públicas y privadas, empresas, comercio organizado, gremios económicos, personas jurídicas y personas naturales que por su misión o por decisión apoyan a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia para alcanzar su objetivo. Por otro lado, las redes permiten optimizar los recursos humanos, físicos y económicos de las entidades públicas o privadas, potencializando sus capacidades y logrando la focalización de sus acciones y recursos.

La identificación de estas redes por parte de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia permite, afianzar las acciones hacia la focalización, la prevención y la atención de la desnutrición infantil en el orden territorial, al igual que alcanzar niveles altos de sostenibilidad de la estrategia.

Dentro de las acciones de las redes sociales se encuentran:

• Coordinar con los diferentes actores del sistema general de seguridad social en salud - SGSSS y los participantes del plan departamental y municipal de seguridad alimentaria y nutricional, para que las familias de los niños y las niñas de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia accedan a las acciones locales y departamentales de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

• Generar alternativas de complementación alimentaria para prevenir el deterioro nutricional de la población objetivo.

• Contribuir al mejoramiento del acceso a los alimentos y a la solución de los determinantes de la situación de inseguridad alimentaria y nutricional de las familias.

• Generar una cultura de vigilancia del crecimiento y desarrollo y del estado nutricional de la población objetivo, a partir de actividades de información y sensibilización comunitaria que permita la identificación de la población en mayor riesgo y de posibles casos de desnutrición.

• Plantear y establecer acciones de intervención para disminuir los niveles de desnutrición y muertes por y asociadas a esta enfermedad en el municipio.

• Establecer mecanismos de protección a la infancia, a partir de acciones contundentes de las instituciones que hacen parte de la red de apoyo contra la desnutrición infantil.

• Convertirse en el soporte social de las familias de los niños y las niñas que ingresan y egresan de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Generar en la población local una cultura de hábitos y estilos de vida saludables.

• Generar una cultura de protección de los derechos de la infancia.

• Fortalecer el tejido social para combatir el problema de la desnutrición infantil.

• Generar una capacidad instalada en el municipio para la recuperación nutricional de los niños y las niñas con desnutrición, para que la estrategia se mantenga hasta que se erradique el problema.

• Trabajar por la generación de fondos de solidaridad, estableciendo estrategias para la obtención de capitales alternativos y planes padrino.

1.8.5. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar es el rector del sistema nacional de bienestar familiar, SNBF, tiene a su cargo la articulación de las entidades responsables de la garantía de los derechos, la prevención de su vulneración, la protección y el restablecimiento de los mismos, en el ámbito nacional, departamental, distrital, municipal y resguardos o territorios indígenas.

Por otra parte, la política de seguridad alimentaria y nutricional(21) define que el Ministerio de la Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar deben expedir los lineamientos para el funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y deben fortalecer la creación de nuevas unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia como una estrategia de choque y de impacto en los departamentos que por su situación lo ameriten.

Sus acciones en la estrategia unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia están ubicadas en los siguientes niveles:

1.8.5.1. Nivel nacional.

• Diseñar los lineamientos técnico - administrativos de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Participar en la priorización de los municipios en donde se deben ubicar las unidades de atención integral y recuperación nutricional, considerando las variables definidas, soportadas por los medios oficiales de información.

• Prestar asistencia técnica a:

— Los profesionales de las regionales y centros zonales responsables de la implementación y funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

— Los profesionales de las secretarías de salud de las gobernaciones departamentales, encargados de la implementación y funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

— Los profesionales (médicos, nutricionistas, trabajadores sociales o psicólogos y enfermeras) responsables del montaje y funcionamiento de los mismos, a través de talleres de capacitación.

• En casos excepcionales de condiciones especiales de vulneración de los derechos de la población infantil, financiar o cofinanciar el montaje y funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, previo concepto por parte de la dirección general del ICBF y disponibilidad presupuestal.

• Participar en el seguimiento al funcionamiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

1.8.5.2. Nivel regional y zonal.

• Liderar en coordinación con el ente territorial la implementación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en los municipios en donde se considere necesario.

• Articular las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia a los planes de desarrollo municipal y departamental, planes de seguridad alimentaria y nutricional departamental y municipal, política de primera infancia, entre otros.

• Apoyar a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia para vincular a los niños y niñas a los diferentes programas de promoción y prevención, trámite de registro civil, identificación de determinantes sociales, económicos, culturales y de salud que permitan orientar una atención integral a los niños y niñas, que contribuyan al restablecimiento de sus derechos vulnerados.

• Promover con las familias espacios de formación y reflexión permanente en valores individuales, familiares y de convivencia para que comprendan y ejerzan su rol en el desarrollo de la primera infancia, a través de su equipo técnico y otros agentes del sistema nacional de bienestar familiar.

• Apoyar las actividades de formación y capacitación realizada por los profesionales y auxiliares de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, a los niños y familias a través de los profesionales y agentes educativos de la regional o del centro zonal, en temas como manejo de alimentos, educación nutricional, lactancia materna, toma de peso y talla, interpretación de la curva de crecimiento, entre otros.

• Apoyar la atención del niño, la niña y su familia en todas las fases de desarrollo de la modalidad, con los programas existentes, de tal manera que contribuya al mejoramiento de las condiciones de vida del niño o niña, su familia y la comunidad en donde residen.

• Acompañar y prestar asistencia técnica a los profesionales de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Realizar asistencia técnica, seguimiento y supervisión a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, en el buen uso de los recursos y el cumplimiento de los lineamientos técnico-administrativos con el fin de cualificar la atención de los niños y las niñas.

• Planear y organizar espacios para la ejecución de un plan de capacitación a los agentes educativos de los diferentes programas del ICBF de su zona de influencia, con el fin de articularlos a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Vincular a la población vulnerable especialmente a los niños y las niñas de los estratos 1 y 2 del Sisbén a los diferentes programas de promoción y prevención que contribuyan al restablecimiento de sus derechos vulnerados una vez hayan sido dados de alta de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Apoyar la búsqueda, detección y canalización de los niños con desnutrición a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Integrar el comité técnico que se defina conformar a través de los convenios firmados para realizar seguimiento al desarrollo del proyecto.

• Atender a los niños y niñas cuyos derechos hayan sido vulnerados y requieran su restablecimiento.

• Gestionar recursos para asegurar la sostenibilidad de la estrategia cuando haya compromisos contractuales establecidos.

1.8.6. Ente territorial.

Entre las competencias del ente territorial se encuentran:

• Liderar la gestión política en el departamento y el municipio con el fin de lograr el compromiso de las instituciones en el proyecto.

• Mantener actualizado el sistema de identificación de potenciales beneficiarios de programas sociales, Sisbén.

• Articular las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en los planes de desarrollo municipal y departamental, planes de seguridad alimentaria y nutricional departamental y municipal, política de primera infancia, entre otros.

• A través de los consejos municipales de política social(22), asesorar y orientar en temas relacionados con el desarrollo integral de la infancia, la familia y la seguridad alimentaria y nutricional de la población local; a través del cual, se debe gestionar la inclusión de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en las políticas, estrategias e inversiones que se contemplen en los planes de desarrollo territorial para la atención de la primera infancia del municipio.

• Financiar o cofinanciar la estrategia de unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia a través de diferentes recursos incluyendo los estipulados por ley.

1.8.7. Educación.

Corresponde a este sector garantizar que los niños y niñas atendidos en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, gocen del derecho a la educación.

Lo anterior de conformidad al artículo 28 de la Ley 1098 de 2006, que establece que los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a una educación de calidad. Esta será obligatoria por parte del Estado en un año de preescolar y nueve de educación básica, a su vez el numeral 1º del artículo 42 consagra que las instituciones educativas tendrán, entre otras, la obligación de facilitar su acceso al sistema educativo y garantizar su permanencia.

1.8.8. Cajas de compensación familiar.

Las cajas de compensación familiar tienen un propósito en torno a la infancia y a la familia, y coadyuvan con el sistema nacional de bienestar familiar, SNBF. Corresponde a las cajas el desarrollo de programas de orientación y asistencia psicológica para sus familias.

La Ley 633 de 2000, por la cual se expiden normas en materia tributaria y se dictan disposiciones sobre el tratamiento a los fondos obligatorios para la vivienda de interés social (...) establece en el parágrafo y en los literales a) y b) del artículo 64 en relación a la destinación de los recursos del Fovis, lo siguiente:

a) No menos del cincuenta por ciento (50%) para vivienda de interés social.

b) El porcentaje restante después de destinar el anterior, para la atención integral a la niñez de cero (0) a seis (6) años y la jornada escolar complementaria. Estos recursos podrán ser invertidos directamente en dichos programas abiertos a la comunidad, por las cajas de compensación sin necesidad de trasladarlos al Fovis.

En el parágrafo señala que en aquellos entes territoriales que cuentan con recursos para la cofinanciación de los programas de jornada escolar complementaria y atención a los niños de cero (0) a seis (6) años más pobres, las cajas de compensación familiar podrán establecer convenios y alianzas con los gobiernos respectivos para tal fin.

Por otra parte la Ley 789 de 2002 por la cual se dictan normas para apoyar el empleo y ampliar la protección social (...) crea el fondo para la atención integral de la niñez y jornada escolar complementaria. Como recursos de este fondo las cajas destinarán el porcentaje máximo que les autoriza para este fin la Ley 633 de 2000 y mantendrán para gastos de administración el mismo porcentaje previsto en dicha norma para Fovis (art. 16, num. 8º).

1.8.9. Sector privado-ONG.

La participación del sector privado y/o de organizaciones no gubernamentales - ONG puede hacerse mediante aportes para la cofinanciación relacionada con la dotación inicial de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, actividades en nutrición y salud enmarcadas dentro de la estrategia, y otras acciones relacionadas con socialización, educación, capacitación y recreación.

1.8.10. Academia.

La participación de las universidades se puede dar a través de:

• Pasantías y prácticas de los profesionales que participan en el proceso de recuperación de los niños y las niñas.

• Desarrollo de aportes científicos a través de la atención sistemática y de procesos de investigación, seguimiento y evaluación o interventorías.

1.8.11. Entidades operadoras de servicio o contratistas.

Son las encargadas de la ejecución de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Dentro de las recomendadas para esta actividad están las empresas sociales del Estado, ESE, y las instituciones prestadoras de salud considerando que están habilitadas para prestar el servicio. Otras instituciones como cajas de compensación familiar, fundaciones y organizaciones no gubernamentales, ONG, entre otras, pueden ser operadores si solo sí, cuentan con la experiencia en el manejo de este tipo de servicios. Las competencias y obligaciones de las entidades operadoras de servicio o contratistas se encuentran en el capítulo de implementación, administración y sostenibilidad.

CAPÍTULO II

Programación de recursos

Para financiar la estrategia, es necesario contemplar las diferentes fuentes de recursos a nivel departamental y municipal, para la implementación y funcionamiento de la misma y determinar su sostenibilidad. Por lo tanto, se sugiere que se debe realizar un estudio de prefactibilidad y factibilidad que permita determinar la viabilidad de la estrategia para continuar con el proceso de implementación.

2.1. Recursos de inversión.

Cada departamento debe destinar recursos para la implementación de la estrategia. Estos recursos pueden obtenerse de las siguientes fuentes:

2.1.1. Regalías y compensaciones.

Los recursos que reciben las entidades territoriales por concepto de regalías, tienen como propósito cubrir las necesidades básicas de la población; por lo tanto, las asignaciones deben orientarse principalmente a la reducción de la mortalidad infantil y a la inversión en proyectos que permitan a más colombianos tener acceso a los servicios de salud, educación básica, agua potable y alcantarillado, que son considerados indicadores de cobertura.

La Ley 1283 del 5 de enero de 2009 en los artículos 1º y 2º, modificó los artículos 14 y 15 de la Ley 141 de 1994(23) y 13 y 14 de la Ley 756 de 2002(24) que regulan la destinación de los recursos de regalías y compensaciones. En particular, a partir de su vigencia, consagraron la obligación de las entidades territoriales de invertir, como mínimo,el 1% de los recursos de

regalías y compensaciones de los que son beneficiarias, en proyectos de nutrición y seguridad alimentaria, para lo cual, deben suscribir convenios interadministrativos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF.

La Ley 1283 del 5 de enero de 2009, por la cual se modifican y adicionan el artículo 14 de la Ley 756 de 2002, que a su vez modifica el literal a) del artículo 15 y los artículos 30 y 45 de la Ley 141 de 1994. Establece en sus artículos 1º y 2º que los recursos de regalías y compensaciones monetarias distribuidos a los municipios productores y a los municipios portuarios, tendrán la siguiente destinación, el noventa por ciento (90%) a inversión en proyectos de desarrollo municipal y distrital, contenidos en el plan de desarrollo, con prioridad para aquellos dirigidos a la construcción, mantenimiento y mejoramiento de la red terciaria a cargo de las entidades territoriales, proyectos productivos, saneamiento ambiental y para los destinados en inversiones en los servicios de salud, educación básica, media y superior pública, electricidad, agua potable, alcantarillado y demás servicios públicos básicos esenciales, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 129 del Código de Minas (L. 685/2001). De este porcentaje, las entidades beneficiarias deben destinar como mínimo el uno por ciento (1%) de estos recursos a proyectos de inversión en nutrición y seguridad alimentaria para lo cual suscribirán convenios interadministrativos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF (art. 1º).

A su vez el artículo14 de la Ley 141 de 1994, en lo relacionado con los recursos de regalías y compensaciones monetarias distribuidos a los departamentos productores, indica en materia de destinación que el noventa por ciento (90%), a inversión en proyectos prioritarios que estén contemplados en el plan general de desarrollo del departamento o en los planes de desarrollo de sus municipios, y de estos, no menos del cincuenta por ciento (50%) para los proyectos prioritarios que estén contemplados en los planes de desarrollo de los municipios del mismo departamento, que no reciban regalías directas, de los cuales no podrán destinarse más del quince por ciento (15%) a un mismo municipio. En cualquier caso, tendrán prioridad aquellos proyectos que beneficien a dos o más municipios. De este porcentaje, las entidades beneficiarias deben destinar como mínimo el uno por ciento (1%) de estos recursos a proyectos de inversión en nutrición y seguridad alimentaria para lo cual suscribirán convenios Interadministrativos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - ICBF (art. 2º).

2.1.2. Sistema general de participaciones.

Con estos recursos se pueden financiar actividades educativas que se realizan con las familias de los niños o niñas desnutridos que incluyan acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, no se debe destinar para la atención médica, nutricional y psicosocial que se les brinda.

La Ley 1176 de 2007, por la cual se desarrollan los artículos 356 y 357 de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones, establece en el título III. Atención integral a la primera infancia, establece en su artículo 14 y 15, que la destinación y distribución de los recursos de que trata el parágrafo transitorio 2º del artículo 4º del Acto Legislativo 04 de 2007 se destinarán a la financiación de las acciones en primera infancia, definidas como prioritarias por el Consejo Nacional de Política Social, en desarrollo del artículo 206 de la Ley 1098 de 2006 siempre que dichas acciones no generen gastos recurrentes. Lo anterior, teniendo en cuenta las prioridades que cada entidad territorial determine en sus planes de desarrollo.

De acuerdo con los recursos certificados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para atención integral a la primera infancia, el Conpes Social realizará, con base en la población de 0 a 6 años ponderada por el índice de necesidades básicas insatisfechas, o el indicador que lo sustituya determinado por el DANE, la distribución de los recursos entre municipios, distritos y áreas no municipalizadas de los departamentos de Amazonas, Guainía y Vaupés y definirá las actividades financiables con ellos, atendiendo la priorización definida por el Consejo Nacional de Política Social.

A partir de la distribución realizada por el Conpes Social, se realizará un giro anual a los distritos y/o municipios, a más tardar el 30 de junio del año en el que se incorporen al presupuesto general de la Nación.

Para el caso de las áreas no municipalizadas de los departamentos de Amazonas, Guainía y Vaupés, el giro se realizará al respectivo departamento.

ART. 15. TRANS.—Las liquidaciones del mayor valor de SGP por crecimiento real de la economía superior al 4% correspondiente a las vigencias 2006 y 2007, de que trata el parágrafo transitorio 2º del artículo 3º del Acto Legislativo 01 de 2001, se destinarán a educación y a la atención integral de la primera infancia. El Conpes Social definirá la distribución de estos recursos.

La Ley 715 de 2001, sistema general de participaciones, por la cual se dictan normas orgánicas en materia de recursos y competencias de conformidad con los artículos 151, 288, 356 y 357 (A.L. 01/2001) de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones para organizar la prestación de los servicios de educación y salud, entre otros, establece en el artículo 52, lo siguiente:

ART. 52.—Distribución de los recursos para financiar las acciones de salud pública definidas como prioritarios para el país por el Ministerio de Salud. Los recursos para financiar las acciones de salud pública, definidas como prioritarias para el país por el Ministerio de Salud, serán iguales a los asignados durante la vigencia anterior incrementados en la inflación causada y se distribuirán entre los distritos, municipios y corregimientos departamentales, de los nuevos departamentos creados por la Constitución de 1991, de acuerdo con la sumatoria de los valores correspondientes a la aplicación de los criterios de población, equidad y eficiencia administrativa, definidos así:

Población por atender. Es la población total de cada entidad territorial certificada por el DANE para el respectivo año y se distribuirá entre los distritos, municipios y corregimientos de acuerdo con su población.

Equidad. Es el peso relativo que se asigna a cada entidad territorial, de acuerdo con su nivel de pobreza y los riesgos en salud pública.

Eficiencia administrativa. Es el mayor o menor cumplimiento en metas prioritarias de salud pública, medidas por indicadores trazadores (...).

2.1.3. Recursos propios.

Son recursos que pueden ser utilizados en prioridades que el departamento defina dentro de las cuales puede estar la recuperación de los niños y niñas desnutridos graves, lo cual puede contemplar todos los costos necesarios para el funcionamiento de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Con estos recursos se pueden realizar entre otros compras tales como: pañales, juguetes, alimentos para acompañantes.

Los recursos propios están reglamentados por la Ley 617 de 2000 y la Ley 1295 de 2009(25).

2.2. Cofinanciación.

La estrategia de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia está enmarcada en los planes de seguridad alimentaria y nutricional como operacionalización en los departamentos de la política SAN. Por lo anterior, su financiación debe ser responsabilidad de los gobiernos departamentales, municipales y distritales; sin embargo, en condiciones especiales de vulnerabilidad de la población, donde esté comprometida la población infantil, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar puede financiar o cofinanciar esta modalidad, de acuerdo a la decisión de la dirección general del ICBF.

La empresa privada puede vincularse a la cofinanciación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia con aportes tanto para la dotación inicial como para recursos técnicos, logísticos y humanos.

CAPÍTULO III

Implementación y administración de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

El ejercicio inicial de sensibilización a las entidades territoriales debe ser tenido en cuenta en esta parte del proceso, considerando que si se identifican los diferentes actores que puedan apoyar la estrategia mediante el aporte de recursos humanos, económicos y físicos; se puede reducir el costo total para el montaje inicial, el funcionamiento y la sostenibilidad; por esta razón se deben tener en cuenta los compromisos establecidos en la gestión correspondiente.

3.1. Requisitos para la implementación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Los costos deben ser adaptados a las características y realidades de cada uno de los departamentos y municipios, teniendo en cuenta que se debe atender 15 niños/ mes en la fase II y a todos los niños que ingresen a la fase III durante el tiempo que permanezca en funcionamiento la unidad.

Al valor pagado por la atención de los niños es necesario incluir el porcentaje de administración del convenio, según el valor total del contrato, se sugiere un 10% de administración; además, del valor total del contrato se debe destinar una cantidad para la búsqueda activa de niños y niñas con desnutrición, en las veredas más retiradas del departamento; este monto debe ser definido por el ente territorial según sus características.

El valor de la recuperación nutricional niño y niña/día estará supeditado a varios aspectos como:

• Ubicación de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia: Si está ubicada dentro de las instalaciones del hospital o no, de esto dependerá el cobro del arriendo y servicios públicos.

• Cofinanciación: Si el contratista aporta recursos para el montaje de la unidad.

• Aportes de empresa privada o entidades nacionales: si estos recursos son para la implementación, pago del personal o alimentación de los niños y niñas.

En los anexos del 1 al 4, se presentan los costos generales de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia de acuerdo al estudio de costos realizado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para el año 2009. Estos costos deben ser tomados como un ejercicio didáctico que puede ser útil en el proceso inicial de planeación; sin embargo, no deben ser asumidos como valores absolutos en la implementación y el funcionamiento de estas.

3.1.1. Infraestructura.

Para la implementación de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se debe tener en cuenta que no se debe crear la necesidad de construir las instalaciones; el departamento debe realizar la gestión para buscar un área dentro del hospital o fuera de él y establecer los requerimientos para su adecuación de tal manera que incluya las áreas definidas. Se recomienda el apoyo de un profesional de planeación que delegue el departamento o el municipio, para la cotización respectiva, como un aporte a la estrategia.

El monto que se establezca, debe gestionarse a través del departamento o el municipio para lograr la consecución de recursos económicos o en materiales para la adecuación, que reduzcan el costo de cotización realizada.

En todo caso, antes de la apertura de la unidad se debe contar con un concepto técnico de la entidad territorial competente, que especifique que no existe riesgo para los niños y las niñas y que las instalaciones seleccionadas son aptas para el funcionamiento de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia deben funcionar dentro de las instituciones de salud en espacios independientes alejados de los servicios de salud (consulta externa y hospitalización) o idealmente por fuera de las instituciones de salud, pero ubicados contiguos a ellas de tal manera que permita dar atención inmediata a los niños o niñas de la Unidad por parte del personal médico en caso de desestabilización de su estado de salud y presentarse un riesgo vital.

Las instalaciones deben contar con buenas condiciones higiénicas, sanitarias y de ventilación; superficie de pisos y paredes lavables, ambiente agradable utilizando pinturas no tóxicas, lavables, de colores vivos y llamativos para los niños, niñas y sus familias, en especial en el espacio para las actividades de desarrollo infantil.

 

El espacio físico debe tener como mínimo un (1) consultorio, tres (3) habitaciones, comedor infantil, sala de estimulación y recreación, espacio para la capacitación de las familias, servicio de alimentación y servicios sanitarios. En casos especiales, se deberá contar con un espacio para que las madres que viven en distancias largas se alojen en la unidad. Se recomienda en lo posible contar con un parque infantil, al aire libre para la recreación de los niños y niñas.

Para la adecuación de las instalaciones debe tenerse en cuenta el Decreto 3075 de 1997 del Ministerio de Salud, actual Ministerio de la Protección Social, por el cual se reglamenta parcialmente la Ley 09 de 1979 en relación con la reglamentación para los servicios de alimentos.

Algunas características a considerar en la infraestructura de las instalaciones para prestar el servicio incluyen:

• Área del consultorio: La unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia debe contar con un área para la atención médica y en lo posible, un área para el seguimiento diario nutricional. Los requerimientos del consultorio deben ser los establecidos para una atención de consulta externa, teniendo en cuenta que la atención se limita a una consulta médica general y evolución médica.

• Área de las habitaciones: Preferiblemente debe estar dividida en varios espacios (por ejemplo tres habitaciones) con capacidad suficiente para albergar mínimo 15 cunas, que permitan el desplazamiento entre ellas y realizar el aseo, contar con ventilación apropiada, pisos y paredes en superficies lavables, libre de obstáculos.

• Área de estimulación: Debe ser un espacio suficiente que permita el desarrollo de actividades con los niños, pisos y paredes en superficies lavables, decorada de forma agradable, que cuente con sitio para guardar los juguetes o los kits de estimulación.

• Área de comedor: Debe contar con espacio suficiente para la ubicación del comedor infantil y permitir la ubicación de mesas y sillas para 15 niños y las sillas para adultos. Los pisos y paredes deben ser en superficies lavables, con ventilación adecuada y ubicada cerca al servicio de alimentos.

• Área de servicios de alimentos o cocina: Contar con área suficiente para la instalación de estufas, mesones, área para guardar ollas y utensilios, ventilación adecuada, pisos y paredes en superficies lavables, sitio separado para el almacenamiento de alimentos y de utensilios de aseo, debe cumplir con norma vigente para la manipulación adecuada de alimentos. Para este espacio se tiene en cuenta la adquisición, recepción, preparación, distribución y transporte de alimentos preparados mediante métodos tradicionales o industrializados. Además, en esta área se debe considerar también la realización de educación nutricional, talleres de preparación de alimentos, manipulación, inocuidad, etc.

• Área de servicios sanitarios: Debe estar en un sitio independiente, cerca de los dormitorios y separados del área de preparación de alimentos, contar con tasas y lavamanos suficientes y adecuados a los niños, un área de ducha, pisos y paredes en superficies lavables. Deben tener sistemas sanitarios adecuados para la disposición de aguas servidas y excretas.

Los servicios sanitarios deben mantenerse limpios y proveerse de los recursos requeridos para la higiene personal, tales como papel higiénico, jabón líquido antibacterial, implementos desechables para el secado de las manos y papeleras.

Nota: De acuerdo a la normatividad vigente, es competencia del operador de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia habilitar los servicios que sean necesarios de acuerdo al sistema único de habilitación para las entidades prestadoras de salud.

3.1.2. Recurso humano.

La unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia debe contar como mínimo con el siguiente personal:

a. Nutricionista - Dietista: Dedicación de tiempo completo.

Competencias y habilidades técnicas:

• Profesional en nutrición con formación integral y proyección social, con capacidad de aprendizaje y toma rápida decisiones.

• Conocimientos básicos para realizar un diagnóstico nutricional adecuado y el manejo de esta patología y de sus enfermedades asociadas.

• Habilidad para el cálculo de requerimientos de energía y nutrientes para niños y niñas con desnutrición y en recuperación nutricional y capacidad para realizar el seguimiento diario durante su proceso de recuperación.

• Habilidad en la estandarización de ciclos de menú, y el análisis cuanti-cualitativo de los planes de alimentación.

• Habilidad y conocimiento en el manejo de un servicio de alimentos.

• Tener conocimientos básicos sobre el sistema general de seguridad social en salud.

• Habilidades en el manejo de software Microsoft Office (Excel, Word, Power Point) y conocimientos en el manejo de herramientas informáticas para valoración y seguimiento nutricional(26).

• Manejo de metodologías educativas con grupos e individuos que permita fortalecer las capacidades tanto del personal de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, fortalecer los factores protectores existentes en las familias y comunidad, identificar los factores de riesgo y lograr la modificación de hábitos de alimentación y nutrición inadecuados.

• Conocer las competencias de las diferentes instituciones de protección de los derechos de la infancia.

b. Médico general: Dedicación de tiempo completo asegurando el cubrimiento de la Unidad por otro profesional del área médica al que se tenga disponibilidad en casos de emergencia.

Competencias y habilidades técnicas:

• Profesional del área médica con formación integral, proyección social y capacidad de aprendizaje.

• Conocimientos básicos de fisiopatología, signos y síntomas de la desnutrición.

• Capacidad de análisis y toma de decisiones frente al tratamiento médico de los niños con desnutrición.

• Estar capacitado en la estrategia AIEPI, de atención integral a las enfermedades prevalentes de la infancia.

• Tener conocimientos básicos sobre el sistema general de seguridad social en salud.

• Habilidades en el manejo de software: Excel, Word, Power Point.

• Conocer el sistema de referencia y contrarreferencia de pacientes en la región donde está ubicada la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Manejo de metodologías educativas con grupos e individuos que permita fortalecer las capacidades tanto del personal como de las familias y los niños atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Manejo de metodologías educativas con grupos e individuos que permita fortalecer las capacidades tanto del personal de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, fortalecer los factores protectores existentes en las familias y comunidad, identificar los factores de riesgo y lograr la modificación de hábitos de salud inadecuados.

• Conocer las competencias de las diferentes instituciones de protección de los derechos de la infancia.

c. Trabajador social o psicólogo: Dedicación de tiempo completo.

Competencias y habilidades técnicas:

• Profesional del área social con experiencia en participación, organización y gestión de procesos comunitarios y atención a grupos en condición de vulnerabilidad, especialmente niños.

• Amplia experiencia en el abordaje individual y familiar y comunitario a través de asesoría y orientación.

• Conocer y manejar metodologías de trabajo de grupo.

• Habilidad para la atención de diferentes grupos poblacionales.

• Conocer las competencias de las diferentes instituciones y servicios de restablecimiento derechos de la infancia.

• Habilidad en la resolución de conflictos a todo nivel.

• Habilidad para potencializar los recursos sociales de orden municipal.

• Fortalecer la articulación interinstitucional e intersectorial.

• Habilidad para realizar planes de acción de acuerdo con las diferentes problemáticas con las familias y la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Capacidad para realizar acciones de gestión, identificación y conformación de redes sociales y comunitarias.

• Manejo de metodologías educativas con grupos e individuos que permita fortalecer las capacidades tanto del personal de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, fortalecer los factores protectores existentes en las familias y comunidad, identificar los factores de riesgo y lograr un mejor desarrollo psicosocial en los niños y familia.

d. Cuatro auxiliares de enfermería: Dedicación de tiempo completo. Deben contar con certificación de una institución reconocida.

Competencias y habilidades técnicas:

• Experiencia en manejo clínico de niños y niñas, participación, organización y gestión de procesos comunitarios y atención a grupos en condición de vulnerabilidad, especialmente niños.

• Conocimientos en el manejo de historias clínicas, hojas de consumo y distribución de medicamentos y alimentos.

• Conocimiento mínimo en la identificación y manejo de signos clínicos y físicos de desnutrición y enfermedades asociadas.

• Estar capacitado en la estrategia AIEPI.

• Gran capacidad de tolerancia, afecto y de comunicación, que fortalezca la interlocución con los profesionales de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, los padres, niños y comunidad.

• Conocer y manejar metodologías de trabajo de grupo.

• Habilidad para la atención de diferentes grupos poblacionales.

• Conocer las competencias de las diferentes instituciones de protección de los derechos de la infancia.

• Capacidad de reacción ante situaciones de emergencia.

• Manejo de metodologías educativas con grupos e individuos.

e. Manipuladora de alimentos: Certificada por el Sena o una entidad reconocida, debe tener el carné de manipulación de alimentos vigente.

El manipulador de alimentos debe contar mínimo con el siguiente perfil:

• Preferiblemente contar con educación secundaria.

• Buen estado de salud.

• Certificado médico, resultado de coprológico, frotis de garganta y cultivo de uñas (KOH) con fecha no superior a tres (3) meses antes del inicio de la contratación, y luego por lo menos una (1) vez al año o cada vez que se considere necesario por razones clínicas y epidemiológicas, especialmente después de una ausencia del trabajo motivada por una infección que pudiera dejar secuelas capaces de provocar contaminación de los alimentos que se manipulen. Fotocopias de las certificaciones anteriores deben estar debidamente archivadas y disponibles en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. En caso de resultado positivo en los exámenes de laboratorio es requisito que en el punto exista copia del tratamiento efectuado y exámenes de control posterior según patología.

• Estar capacitada en manipulación de alimentos y tener la certificación vigente. La capacitación deberá haber sido impartida de acuerdo con las exigencias del Decreto 3075 de 1997(27) y por empresas sociales del Estado adscritas a las Secretarías de Salud departamentales, municipales o distritales o por el Servicio Nacional de Aprendizaje Sena, o por personas jurídicas o naturales idóneas que estén inscritas en las secretarías de salud departamentales, distritales o municipales fotocopias de las certificaciones de capacitación deben estar debidamente archivadas y disponibles en el centro de recuperación nutricional.

• Cumplir con la reglamentación en cuanto a uso de uniforme, gorro, tapabocas y zapatos, así como con las medidas de control en cuanto a aseo personal y normas higiénicas, de conformidad con lo establecido en el Decreto 3075 de 1997, por el cual se reglamenta parcialmente la Ley 09 de 1979 en relación con la reglamentación para los servicios de alimentos.

Competencias y habilidades técnicas:

• Tener experiencia en la preparación de alimentos y en las preparaciones propias de la región.

• Preparar las fórmulas de alimentación enteral diseñadas para la recuperación nutricional de los niños y las niñas de acuerdo a las indicaciones del nutricionista.

• Almacenar diariamente en congelación y por 72 horas, muestras de las fórmulas enterales preparadas como evidencia epidemiológica en caso necesario.

• Haber recibido capacitación por parte de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en aspectos relacionados con el funcionamiento, organización y administración del servicio de alimentos.

• Mantener buenas relaciones con la comunidad.

• Preferiblemente con experiencia en servicio de alimentos hospitalarios o de restaurantes.

• Con capacidad de seguir instrucciones de preparación de fórmulas especiales, teniendo en cuenta preparaciones estandarizadas.

• Realizar una rutina de higiene y desinfección de las instalaciones de la cocina, el equipo y menaje de acuerdo a un plan establecido por el nutricionista y velar por la disponibilidad de los productos necesarios para llevar a cabo esta actividad.

• Gran capacidad de tolerancia, afecto y de comunicación, que fortalezca la interlocución con los profesionales de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, los padres, niños y comunidad.

• Gran sensibilidad en el manejo de niños y niñas, la problemática social y en especial, frente al tema de la desnutrición.

• Habilidad para la atención de diferentes grupos poblacionales.

• Capacidad de escucha y seguimiento de instrucciones.

• Capacidad de reacción ante situaciones de emergencia.

• Capacidad organizativa en el área de almacenamiento de alimentos que permita llevar la administración del servicio de alimentos.

• Informar oportunamente acerca del stock de alimentos que permita el cumplimiento del plan de alimentación establecido por el o la nutricionista.

f. Personal de servicios generales: Por lo menos de medio tiempo.

Competencias y habilidades técnicas:

• Contar preferiblemente con educación básica secundaria(28).

• Gran sensibilidad en el manejo de niños y niñas, la problemática social y en especial, frente al tema de la desnutrición.

• Conocimientos básicos para realizar una rutina de higiene y desinfección de las instalaciones, utensilios, ropa, entre otros.

• Gran capacidad de tolerancia, afecto y de comunicación, que fortalezca la interlocución con los profesionales de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, los padres, niños y comunidad.

• Capacidad de escucha y seguimiento de instrucciones.

• Capacidad para detectar situaciones que pongan en riesgo la salud e integralidad de los niños, familiares y profesionales en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Informar oportunamente acerca del stock de artículos de aseo que permita el cumplimiento del plan de higiene establecido en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

3.1.3. Dotación inicial.

Para el funcionamiento adecuado de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia es necesario contar con una dotación básica descrita y sugerida en el anexo Nº 1.

Este costo puede reducirse en la medida que se logre el aporte de las empresas públicas y privadas.

Dentro de la dotación inicial se debe contemplar como mínimo elementos para las habitaciones, consultorios, comedor y servicio de alimentos. Sin embargo en el anexo 3 se encuentran algunos elementos opcionales que podrían incluirse dentro de la dotación inicial.

3.1.4. Reposición de dotación.

Anualmente se debe realizar un inventario y seguimiento al inventario existente inicial con el fin de identificar la necesidad de reposición y compra de los elementos deteriorados, por con-siguiente, se debe contemplar dentro de los costos la reposición de la dotación que tiene desgaste por uso, teniendo en cuenta el promedio de vida útil de cada elemento. Se sugiere una reposición anual equivalente al 10% del valor de la dotación inicial (v. anexo 4).

3.2. Costos de operación mensual.

Para el mantenimiento y funcionamiento de las unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se requiere garantizar recursos para la atención integral de los niños, niñas y sus familias, mediante la determinación de costos directos e indirectos y que corresponde a costos mensuales. Estos dependerán de la región, del valor pagado al recurso humano y el mantenimiento de un cupo completo de niños y niñas en la unidad (v. anexo 2). Este valor incluye:

3.2.1. Artículos para aseo personal de los niños y niñas.

La unidad debe contar con los elementos básicos para el aseo personal de los niños y niñas, como son: jabón, champú, cremas para el cuerpo, cepillos de dientes, crema dental, algodón y pañales, entre otros.

3.2.2. Papelería.

La unidad debe contar con la papelería suficiente para el registro y control de cada una de las actividades realizadas.

3.2.3. Medicamentos.

Dentro de las instalaciones de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, está completamente prohibido administrar algún tipo de medicamentos por vía intravenosa y hacer procedimientos que requieran de algún tipo o nivel de complejidad(29).

Dentro de los medicamentos permitidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se encuentran los antiparasitarios, multivitamínicos y antipiréticos(30) o medicamentos que a criterio médico, puedan suministrarse sin correr algún tipo de riesgo.

3.2.4. Productos de aseo.

La unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia debe contar con los elementos necesarios para el adecuado aseo y desinfección de las diferentes áreas y utensilios, como jabones, detergentes y desinfectantes, entre otros.

3.2.5. Alimentación.

Con este rubro se debe garantizar el suministro de alimentos y fórmulas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia:

• Fórmulas de recuperación nutricional: F 75 y F 100.

• Alimentación diaria: con los tiempos de comida establecidos para cada uno de los niños, de acuerdo con las especificaciones definidas por el nutricionista.

• Costo de los alimentos del paquete alimentario de la fase III de seguimiento ambulatorio.

3.2.6. Servicios públicos.

La unidad debe contar con agua potable, acueducto y alcantarillado o en su defecto una adecuada eliminación de excretas, luz eléctrica y gas, para el adecuado funcionamiento de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

3.2.7. Arriendo.

El pago del arriendo dependerá del lugar donde esté ubicada la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y de la disponibilidad de espacios físicos del contratista u operador.

3.2.8. Recurso humano.

Se debe contemplar el pago del recurso humano establecido en el numeral 3.1.2 El costo del recurso humano varía de acuerdo a la ubicación geográfica de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, ya que determina el valor del contrato de cada una de las personas de la unidad.

3.2.9. Mecanismos de detección de niños y niñas con desnutrición.

El contratista deberá establecer mecanismos para la búsqueda activa y detección de niños para el ingreso a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia e incluir los costos de algunos de ellos dentro del convenio inicial, como en el caso de las brigadas; los otros mecanismos, hacen parte del proceso de gestión permanente y de las acciones de divulgación contempladas en la estrategia. Dentro de los mecanismos sugeridos están:

a) Brigadas de valoración médica y nutricional con coordinación intersectorial en barrios y veredas vulnerables, de alta presencia de niños y niñas menores de cinco años y gestantes, en especial adolescentes.

b) Coordinación con las entidades que ejecuten programas de atención a niños y niñas, como el ICBF, el hospital, instituciones prestadoras de salud públicas y privadas, ONG, organismos internacionales que permitan la identificación de los niños con desnutrición que deben ser incluidos en el programa, previa sensibilización y capacitación en los criterios de inclusión de niños y niñas a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

c) Capacitación a las entidades y comunidad para la detección, búsqueda y vigilancia activa de niños con desnutrición.

3.3. Aspectos administrativos.

3.3.1. Identificación de los operadores del servicio.

Los operadores de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia deben tener experiencia en administración de servicios de salud y conocimientos generales en nutrición que incluya el proceso de recuperación nutricional. Estas pueden ser, entre otras:

3.3.1.1. Empresa social del Estado.

Es la empresa considerada como primera opción para operar las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Podrá contratarse a través de la empresa social del Estado que se encuentre en el municipio en el cual se va a prestar el servicio. Esta debe cumplir con los requisitos mínimos exigidos por la ley.

3.3.2.2. Organizaciones no gubernamentales - ONG.

Podrá contratarse a través de las que se encuentren legalmente constituidas y con o sin ánimo de lucro, que tengan dentro de sus objetivos el fortalecimiento de la familia y niñez, la autogestión y mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas y las familias usuarias del servicio, demuestren haber realizado trabajo comunitario y que cuente con experiencia en la atención clínica de niños y niñas menores de 5 años.

3.3.2.3. Cajas de compensación familiar.

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley 789 de 2002, por la cual se dictan normas para apoyar el empleo y ampliar la protección social (...) crea el fondo para la atención integral de la niñez y jornada escolar complementaria establece que las cajas de compensación familiar podrán celebrar estos contratos, siempre y cuando su objetivo esté encaminado al fortalecimiento de la familia y la niñez, lo mismo que a la autogestión, mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas y las familias y que cuente con experiencia en la atención clínica de niños y niñas menores de 5 años.

3.3.2. Contratación operadores del servicio.

El proceso de contratación debe ser liderado por el ente territorial a través de la secretaría departamental de salud, y puede realizarse por contratación directa si es con una entidad pública (empresa social del Estado - ESE) o por convenios de cooperación con entidades públicas y privadas.

En los casos donde el ICBF cofinancia la estrategia, se establecerán convenios de cooperación entre las partes interesadas.

3.3.3. Responsabilidades de los operadores del servicio.

La responsabilidad del manejo de los recursos de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia es de los operadores del servicio.

Algunas de estas responsabilidades son:

a. Infraestructura.

• Realizar las adecuaciones de infraestructura en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia que se requieran, para la puesta en marcha de la estrategia.

• Disponer de los espacios adecuados, respetando sus usos y costumbres con enfoque diferencial, para la realización de las actividades colectivas con los niños y niñas atendidos y sus familias, desarrollando un programa de intervención basado en la estimulación de los niños y niñas, con enfoque familiar, de manera que responda al mejoramiento de la salud de los mismos.

b. Gestión.

• Coordinar con los diferentes actores del sistema nacional de bienestar familiar el proceso de remisión de los niños y niñas al programa de recuperación nutricional y a todos los programas existentes a nivel local y regional.

• Gestionar recursos adicionales que contribuyan a la autosostenibilidad de la estrategia articulando acciones a nivel institucional e intersectorial.

• Gestionar con la registraduría, personería y secretaría local de salud del municipio respectivo, de ser necesario documentos de identificación y registro de los niños, niñas y sus familias (registros civiles, cédulas de ciudadanía, carné de afiliación al sistema de seguridad social en salud).

• Articular las acciones de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia con el centro zonal respectivo del ICBF con el fin de brindar a los niños y niñas todos los servicios.

• Gestionar recursos para elaboración de programas educativos radiales con las emisoras comunitarias u otros medios disponibles en el respectivo municipio, para la divulgación de programas o acciones planteadas dentro del desarrollo de la estrategia denominada “unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia”.

c. Administrativos.

• Garantizar todos los recursos técnicos, logísticos y administrativos necesarios para cumplir con las obligaciones pactadas.

• Garantizar la oportuna compra de los implementos que se requieren para el funcionamiento de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Enviar, en medio físico y magnético mensualmente a los supervisores del convenio o contrato, todos los soportes de las actividades realizadas en el marco del convenio y las fuentes de verificación que den cuenta de la atención interdisciplinaria a los niños y niñas (copias de historias clínicas, resúmenes de egreso, actas de reuniones, plan de acción de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, formatos de controles ambulatorios, listado de asistencia a las capacitaciones, instrumento de caracterización socioeconómica de las familias, formato de gestión de la unidad, formato de seguimiento médico - nutricional de los niños y niñas, planillas de tamizajes nutricionales y avances en la ejecución presupuestal con los soportes requeridos), que den cuenta del cumplimiento de las obligaciones contractuales.

• Enviar informe de avance a la mitad del plazo de ejecución, y un informe final al término del contrato.

• Destinar los recursos aportados por las partes exclusivamente para la ejecución del proyecto, de conformidad a los lineamientos del mismo.

• Atender las recomendaciones sugeridas por los supervisores del convenio.

• Elaborar un plan operativo y de capacitaciones que dé cuenta de las acciones a desarrollar durante todo el plazo de ejecución del convenio.

d. Recurso humano.

• Poner en funcionamiento la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia que les corresponda, garantizando la contratación de un equipo interdisciplinario de salud de acuerdo con las características definidas, para la atención integral de los niños y niñas con desnutrición, integrado por un médico, un nutricionista, un psicólogo o trabajador social, 4 auxiliares de enfermería de tiempo completo y exclusivo para actividades de la unidad, un manipulador de alimentos para el servicio de alimentación y un empleado de servicios generales que realizará acciones de aseo y lavandería en la unidad.

e. Atención de los niños, las niñas y las familias.

• Realizar, a través de la coordinación interinstitucional, intervención integral a las familias, niños y niñas identificados con vulnerabilidad alimentaria y realizar su recuperación nutricional para reducir la probabilidad de muerte por desnutrición en el área de influencia de las unidades de atención integral y recuperación nutricional.

• Identificar y remitir a la defensoría de familia o a la autoridad administrativa que por jurisdicción y competencia subsidiaria le corresponda (comisario de familia o inspector de policía), los casos de los niños y niñas en quienes se determine que la causa de la desnutrición obedece a situaciones de maltrato, abandono o por condiciones especiales de los padres o cuidadores, para que se realice la respectiva verificación de derechos y se dé inicio al proceso administrativo de restablecimiento de derechos, si así se requiere.

• La autoridad administrativa que tenga conocimiento de la inobservancia, amenaza o vulneración de los derechos de un niño o niña indígena, verificará el estado de cumplimento y garantía de sus derechos conforme lo dispone la ley, emitirá la providencia de apertura de investigación por presunta vulneración de derechos, tomará las medidas de urgencia que requiera y ordenará la práctica de las pruebas conducentes para establecer los derechos que configuran la presunta inobservancia, amenaza o vulneración (Res. 2785, jul. 10/2009).

• La autoridad administrativa oficiará a la dirección de asuntos indígenas, minorías y rom del Ministerio del Interior y de Justicia para que certifique si la comunidad a la que pertenece el niño o niña se encuentra legalmente reconocida de acuerdo a lo dispuesto en el Decreto-Ley 200 de 2003, quien dará respuesta en un término máximo de tres (3) días, contados a partir del recibo de la solicitud.

• Realizar las actividades necesarias para lograr la atención permanente del número de niños y niñas menores de cinco años establecidos para la respectiva Unidad, que presenten desnutrición aguda moderada y severa o global moderada y global severa, hasta garantizar la recuperación nutricional de acuerdo a los criterios establecidos y dar prioridad a los niños y niñas que presenten desnutrición severa tipo marasmo y kwashiorkor con patologías asociadas como neumonías y enfermedades diarreicas resueltas.

• Realizar acciones de detección y búsqueda activa de niños y niñas con desnutrición en las zonas de influencia de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Valorar a los niños y niñas en recuperación nutricional, teniendo en cuenta los parámetros e instrumentos establecidos para tales efectos.

• Garantizar la evolución diaria del estado nutricional y de salud por el área médica y dos veces por semana el estado psicosocial de los niños y niñas en la fase de recuperación nutricional.

• Garantizar la alimentación de los niños y niñas de acuerdo a lo establecido en las fases II y III.

• Realizar las visitas domiciliarias, elaborar y ejecutar un plan de intervención, apoyo y seguimiento a las familias de los niños y niñas de las comunidades vinculados a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Generar en las familias beneficiarias la participación activa en todas las fases de atención de la estrategia.

• Realizar integralmente estudios de casos de los niños y niñas de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, priorizando aquellos que presenten dificultades en el proceso de recuperación nutricional para que su proceso no sobrepase los 30 días estipulados.

• Garantizar como mínimo al ingreso de los niños y niñas, la práctica de exámenes básicos de laboratorio como hemograma completo, coprológico y parcial de orina.

• Realizar control integral mensual por el tiempo de duración del convenio (atención médica, nutricional y psicosocial) a los niños y niñas egresados de la unidad de atención y entregar un paquete alimentario y un suplemento y vitamínico.

• Capacitar a las familias de los niños y niñas en recuperación clínica y ambulatoria en diferentes temas relacionados con la problemática y su prevención y manejo.

f. Diligenciar los soportes de registro que permita la identificación de los beneficiarios, las actividades realizadas durante el proceso de recuperación nutricional que den cuenta de la atención interdisciplinaria a los niños y niñas y otras actividades administrativas ejecutadas por el equipo de profesionales de la unidad con sus respectivas fuentes de verificación. Dentro de los documentos de registro se encuentran:

Para la atención de los niños y sus familias:

1. Historia clínica. Documento que debe hacer referencia a las condiciones de ingreso y egreso de los niños y las niñas, a la evolución diaria en el componente médico y nutricional y dos veces por semana en el área psicosocial de la fase II de tratamiento. Adicionalmente, los registros de los controles de la fase III o de seguimiento ambulatorio.

2. Instrumento para la caracterización de las familias y cuidadores de los niños y las niñas que ingresan a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Este instrumento permite determinar los factores sociales en la desnutrición (v. anexo 5).

3. Escala de medición de la seguridad alimentaria en los hogares para Latinoamérica y el Caribe. Permite valorar la inseguridad alimentaria de las familias de acuerdo a su situación en los últimos 30 días (v. anexo 6).

4. Formulario para el seguimiento de los niños y las niñas atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia durante la fase II. Contiene información sobre identificación personal y la valoración nutricional al ingreso y al egreso de la intervención. Esta información debe ser enviada al grupo de seguridad alimentaria y nutricional de la dirección técnica de la sede nacional de ICBF (v. anexo 7).

5. Formulario para el seguimiento ambulatorio de los niños y las niñas atendidos durante la fase III en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Contiene información sobre identificación personal y seguimiento al peso y la talla durante los 12 controles establecidos (v. anexo 8).

6. Formato que registra la ingesta de alimentos en 24 horas durante la fase II. Permite el registro de los alimentos consumidos y rechazados, para realizar un estricto seguimiento al aporte de energía y nutrientes (v. anexo 9).

7. Listado de asistencia de los padres o cuidadores a las capacitaciones.

8. Formato resumen de egreso. Presenta de manera resumida la evolución del niño desde sus tres áreas de tratamiento y los aspectos más relevantes de la intervención (v. anexo 10).

9. Formato para la entrega de paquetes alimentarios durante la fase II y registro de los controles médico, nutricional y psicosocial (v. anexo 11).

10. Formato de visita domiciliaria en la fase de seguimiento individual y familiar. Permite identificar los factores más relevantes relacionados con las características de la familia, la vivienda y su capacidad para aplicar los conocimientos adquiridos en la unidad (v. anexo 12).

Para el seguimiento a la gestión administrativa de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia:

1. Planilla de facturación.

2. Formato de indicadores de gestión de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia (v. anexo 13).

3. Actas de reuniones.

4. Plan de acción de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

5. Planillas de tamizajes nutricionales.

3.2.4. Criterios para el cambio de un operador del servicio.

Son causales de cambio de un operador del servicio:

• Evaluación negativa de la gestión técnica y administrativa de la entidad en la vigencia inmediatamente anterior, con base en los informes periódicos del supervisor del contrato y en el caso el cumplimiento de la propuesta presentada en el proceso de contratación y selección adelantado.

• Cancelación de la personería jurídica.

• Falsedad en documentos.

• Incumplimiento de las obligaciones adquiridas en el contrato, de los lineamientos técnico-administrativos de la modalidad.

• Cuando se establezcan cobros de cuotas de participación o tasas compensatorias no autorizadas para acceder al servicio.

• Ocurrencia de hechos comprobados que atenten contra los derechos de los niños y niñas y que afecten la prestación del servicio.

• Utilización indebida de los recursos entregados con motivo del contrato, las donaciones y otros recursos de cofinanciación para la operación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

• Cuando se obstaculice la labor del supervisor del contrato y/o de los organismos de control y las veedurías ciudadanas, ocultando información, negando el acceso e inspección de las instalaciones del servicio, libros de cuentas, registros, archivos, actas, etc.

• En aquellos casos en que el representante legal o algún miembro de la junta directiva de la entidad operadora del servicio haya incurrido en causales de mala conducta administrativa, como enriquecimiento ilícito o delitos comprobados y/o castigados con pena privativa de la libertad, proselitismo político o religioso a través de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, que se haya comprobado plenamente, uso indebido de las instalaciones donde se presta el servicio y/o presión a los usuarios.

• La no prestación del servicio sin causa justificada.

• Incumplimiento en la presentación de informes administrativos o financieros, respuesta a quejas, reclamos y/o sugerencias formuladas tanto por el ICBF como por las entidades de control y los usuarios.

3.2.5. Cierre de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Se entiende por cierre de una unidad de atención nutricional y recuperación nutricional para la primera infancia el acto mediante el cual se pone fin al servicio, cuando sobrevengan circunstancias que impidan su normal funcionamiento o cuando se llegue a cumplir el objetivo con el cual fue creada la unidad.

Procede el cierre de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia por cualquiera de los siguientes motivos:

1. Ubicación de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en sitios declarados de alto riesgo por autoridad competente o que amenace ruina o destrucción por incendio, avalancha u otra catástrofe natural.

2. Incumplimiento de los criterios de focalización de la población.

3. Disminución continua de la demanda del servicio en el municipio a un número de niños inferior a los requeridos para el funcionamiento de una unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

4. Ocurrencia de emergencia, desastre natural, epidemias o alteración grave de orden público que evidencia peligro para los niños.

5. Cumplir el objetivo con el cual fue creada la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

Nota: Una vez se declara el cierre de la prestación del servicio en una unidad de atención nutricional y recuperación nutricional para la primera infancia, este podrá ser reubicado en el municipio que se determine, previo diagnóstico y concertación con el ente territorial, la comunidad, las entidades cofinanciadoras y con la entidad contratista según el caso.

CAPÍTULO IV

Seguimiento y evaluación

La política de evaluación ICBF plantea el desarrollo de un sistema de evaluación por cada proyecto a ejecutar, el cual establece el grado de alcance de sus objetivos, la pertinencia de los métodos utilizados, el aprovechamiento de sus recursos y el impacto en sus beneficiarios, en aras de mejorar la forma como se ejecutan programas.

Es importante destacar que el seguimiento y la evaluación son complementarios. El seguimiento aporta algunos datos indispensables para la evaluación, pero esta no se limita a comparar lo programado con lo ejecutado.

En este capítulo el seguimiento es entendido como un elemento de control que se lleva a cabo para propiciar la adopción de medidas correctivas inmediatas que aseguren la oportunidad en los resultados y el uso adecuado de los recursos; la oportunidad de las alarmas generadas por los seguimientos y la rapidez al implementar las acciones correctivas son cualidades distintivas del seguimiento(31). Mientras que la evaluación, está más orientada al aprendizaje y al comportamiento futuro del sistema controlado y no a la rapidez al implementar las acciones correctivas.

Este proceso permite establecer el grado de alcance de los objetivos de este programa de atención especializada, su funcionamiento, la pertinencia de los lineamientos técnico administrativos, los métodos utilizados, el aprovechamiento de sus recursos y los efectos en la recuperación nutricional de desnutrición severa, mediante los procesos de seguimiento y evaluación, el análisis de la información y la retroalimentación de experiencias que permitan definir las decisiones necesarias para mejorar los resultados de este programa.

El sistema de seguimiento y evaluación permite transformar los datos proporcionados de los registros primarios en información útil para la toma de decisiones. El producto del sistema de seguimiento y evaluación se expresa en informes los cuales se constituyen en el medio de generación de acciones correctivas y de mejoramiento, razón por la cual este sistema también incorpora la verificación de si se adoptaron e implementaron las acciones correctivas y de mejoramiento y si estas fueron suficientes para superar las no conformidades detectadas.

Seguimiento a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Los criterios de control empleados en el seguimiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia se agrupan de la siguiente manera:

Oportunidad: Por medio de este criterio se mide si la ejecución avanza de la forma esperada, si se obtienen los resultados parciales esperados, además se verifica la oportunidad de la ejecución.

Calidad técnica: Se refiere al cumplimiento de las normas y estándares que regulan el procedimiento en relación a requerimientos legales, técnicos, administrativos y de calidad que hayan sido definidos en el programa.

Eficiencia: Se verifica si los resultados parciales han sido logrados dentro de los parámetros de recursos establecidos.

Tabla 3

Indicadores para el seguimiento de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

NivelNombre del indicadorFórmula del indicadorCriterio al que pertenecePeriodicidad del reporte
Niño o Niña usuario de la UnidadGanancia de peso diaria (fase II) Peso en gramos inicial - Peso en gramos actual (no incluye niños y niñas con signos clínicos de kwashiorkor)EficienciaDiario
Intolerancia al tratamiento (fase II)Número de episodios de intolerancia a la vía oral (vómito y diarrea)EficienciaDiario
Cantidad consumida de alimentos (fase II)Volumen ofrecido – volumen no consumidoEficienciaDiario
Estadía fase INº de días de estadía en la fase IEficienciaMensual
Estadía fase IINº de días de estadía en la fase IIEficienciaMensual
Estadía fase I y fase II unidad de aten­ción integral y recuperación nutricional para la primera infanciaNº de día de estadía en la unidad de aten­ción integral y recuperación nutricional para la primera infanciaEficienciaMensual
Mejoramiento del estado nutricional por el indicador peso para la talla (fase II)z-score de P/T (ingreso - egreso unidad de atención integral y recuperación nutricio­nal para la primera infancia) (niños y niñas de 0 a 5 años 11 meses)EficienciaMensual
Mejoramiento del estado nutricional por el indicador peso para la edad (fase II)Cambio en el z-score de P/E (ingreso - egreso unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia) (niños y niñas de 0 a 2 años)EficienciaMensual
Recuperación del estado nutricional por el indicador peso para la talla (fase III)z-score del niño entre -1 y +1 (niños y niñas de 0 a 5 años 11 meses)EficienciaTrimestral
Recuperación del estado nutricional por el indicador peso para la edad (fase III)z-score del niño entre -1 y +1 (niños y niñas de 0 a 2 años)EficienciaTrimestral
Nº de ingresos del niño a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia Nº de ingresos del niño a la unidad de atención integral y recuperación nutri­cional para la primera infanciaEficienciaSemestral
Porcentaje de paquetes alimentarios recibidos en la fase IIINº de paquetes alimentarios recibidos/Total de paquetes programadosEficienciaSemestral

 

NivelNombre del indicadorFórmula del indicadorCriterio al que pertenecePeriodicidad del reporte
Unidad de atención integral de recuperación nutricional a la primera infanciaOcupación de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infanciaNúmero de niños y niñas atendidos en el mes/ Número de niños y niñas programados para atenderOportunidadMensual
IngresoNúmero de niños y niñas que ingresan en el mes/ número de niños y niñas programados para atenderOportunidadMensual
ReingresoNúmero de niños y niñas que reingresan durante seis meses/ número de de egresos en el mismo periodoEficienciaMensual
Recaídas en período de recuperaciónNúmero de niños y niñas que reingresan a fase I/número de niños que están en fase II en el mismo períodoEficienciaMensual
 Nº de muertes de niños atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infanciaEficienciaMensual
Tiempo promedio de permanencia en la unidadNº promedio de días de permanencia (días) durante la fase II/número de días establecido para la recuperación fase IIEficienciaMensual
Niños con signos clínicos de KwashiorkorNúmero de niños que ingresan a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia con signos clínicos de kwashiorkor  
Niños con signos clínicos de marasmoNúmero de niños que ingresan a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia con signos clínicos de marasmo  
Mejoramiento del estado nutricional por el indicador peso para la talla (fase II)Nº de niños que mejoran su z-score por el indicador peso para la talla/total de niños atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en el mismo periodo de tiempo (niños y niñas de 0 a 5 años)EficienciaMensual
Mejoramiento del estado nutricional por el indicador peso para la edad (fase II)Nº de niños que mejoran su z-score por el indicador peso para la edad/Total de niños atendidos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en el mismo periodo de tiempo (niños y niñas de 0 a 2 años)EficienciaMensual
Recuperación del estado nutricional por el indicador peso para la talla (fase III)Número de niños que al finalizar z-score del niño entre -1 y +1/Total de niños y niñas atendidos en el mismo periodo de tiempo (niños y niñas de 0 a 5 años)EficienciaTrimestral
Requerimientos de personalNúmero de unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia que cumplen con los requerimientos de personal/ número de unidades de atención Integral y recuperación nutricional para la primera infancia en funcionamientoCalidad técnicaSemestral
Planta físicaNúmero de unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia que cumplen con los estándares de habilitación vigentes para el funcionamiento/Número de unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en funcionamientoCalidad técnicaSemestral
Familia de los niños y niñas atendidos en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infanciaAcompañamiento de la madre, padre o cuidador durante la estadía en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infanciaNº de niños en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia que están acompañados por sus padres o cuidadores/Nº total de niños y niñas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia en el mismo periodo Mensual
Porcentaje de madres, padres o cuidadores que participan en las capacitaciones ofrecidas en el CRNNº de padres o cuidadores que han participado en las sesiones educativas/ Nº total de padres o cuidadoresEficienciaMensual
Familias incluidas en programas de apoyo alimentarioNúmero de familias incluidas en programas de apoyo alimentario/total de familias atendidas en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infanciaEficienciaTrimestral
Cambios en el puntaje de la escala de seguridad alimentaria en el hogarDisminución del puntaje de la escala de SAN entre el inicio de la intervención y su finalizaciónEficienciaTrimestral

Los instrumentos de seguimiento de ingreso y egreso de cada una de las fases, así como la caracterización del usuario, aportan la información necesaria para establecer los indicadores mencionados.

Se deben generar informes mensuales, que deben ser reportados a la subdirección de seguimiento y análisis - sistema de seguimiento nutricional, los cuales deben incluir además de la información propia del indicador, las acciones correctiva y de mejoramiento propuestas para optimizar el funcionamiento de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia. Además de estos reportes, se debe enviar trimestralmente el consolidado de atención en las planillas del sistema de seguimiento nutricional.

A su vez la subdirección de seguimiento y análisis, será la responsable de consolidar y analizar la información de la operación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia a nivel nacional y de coordinar con la dirección técnica - grupo de seguridad alimentaria y nutricional la difusión del seguimiento a las unidades, a la implementación oportuna de acciones correctivas y al desarrollo de los ajustes que a este nivel se requieran.

En relación a los criterios de evaluación, están los de eficacia o impacto de las acciones realizadas y el análisis histórico de los indicadores de seguimiento.

• Evaluación: Para la evaluación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, se propone la realización de una evaluación ejecutiva anual, que se caracteriza por un alto grado de flexibilidad y permiten realizar en tiempos cortos revisiones integrales de intervenciones públicas en diferentes sectores. Las evaluaciones ejecutivas (E2) son una herramienta estandarizada. Esta metodología se diferencia del seguimiento por ser un proceso analítico más global e integrado, que permite ordenar la estructura operativa y establecer relaciones entre los insumos, los productos y los resultados del programa y por permitir realizar un análisis de la eficiencia, eficacia y calidad del programa.

En el desarrollo de las evaluaciones ejecutivas (E2) los programas son analizados con base en la metodología del marco lógico, según la cual la operatividad de un programa se puede articular en cuatro niveles: actividades, componentes, propósitos (u objetivos específicos) y fines (u objetivo general). A estos niveles corresponden una igual clasificación de la cadena de impactos del programa en términos de procesos, productos, efectos e impactos.

Bibliografía

Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 113. Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Marzo de 2008.

Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 102 “Red de protección social contra la extrema pobreza”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá, D.C., 25 de septiembre 2006.

Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 91 “Metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá, D.C., 14 de septiembre 2005.

Consejo Nacional de Política Económica Social. Convención sobre los derechos del niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

Departamento Nacional de Estadística - DANE. Estadísticas vitales 2000. Defunciones por grupos de edad.

Ministerio de Salud. Decreto 3075 de 1997 del anterior Ministerio de Salud, hoy Ministerio de la Protección Social.

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Código de la Infancia y Adolescencia. Ley 1098 de 2006. Noviembre 8 de 2006.

Mana Antioquia, Gobernación de Antioquia y dirección seccional de salud de Antioquia. Guía de práctica para la atención nutricional, médica y psicosocial de los niños y niñas con desnutrición. 2007.

Ministerio de la Protección Social. Dirección General de Salud Pública. Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010. Agosto 10 de 2007.

Ministerio de Salud. Resolución 00412. 25 de Febrero de 2000.

Organización Mundial de la Salud - OMS. Atención a la desnutrición grave.

Organización Mundial de la Salud - OMS. Informe mundial sobre la salud 2005: ¡cada madre y cada niño contarán! Ginebra, 2005.

Resolución 4445 de 1996.

SUSKIND R.M. Texbook of Pediatric Nutrition, Second Edition 1993, Raven Press Ltd.

Unicef. Progreso para la infancia. Examen estadístico de un mundo apropiado para los niños y las niñas.

Anexos

Anexo número 1: Costos detallados dotación inicial unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Nota: Cálculos realizados para la atención de 15 niños y niñas

Elemento
Costo
Cantidad
Costo
Unitario
Total
Habitaciones ( inversión inicial)
Total
$ 8.957.433
Cunas (unidades)
$ 189.036
15
$ 2.835.540
Camas (unidades)
$ 155.608
2
$ 311.216
Colchones cuna (unidades)
$ 53.400
15
$ 801.000
Colchones camas (unidades)
$ 106.800
2
$ 213.600
Caucho protector colchón y de almohada (unidades)
$ 44.856
17
$ 762.552
Almohada (unidades)
$ 4.219
17
$ 71.723
Juego de cama (funda, sábana y sobresábana) (unidades)
$ 38.982
34
$ 1.325.388
Cobija (unidades)
$ 11.641
34
$ 395.794
Toallas (unidades)
$ 6.107
180
$ 1.099.260
Cubrelecho (unidades)
$ 29.690
34
$ 1.009.460
Bañeras (unidades)
$ 18.156
5
$ 90.780
Vasenilla (unidades)
$ 8.224
5
$ 41.120
Consultorio ( inversión inicial)
Total
$ 5.221.505
Pesa bebés (unidad)
$ 583.496
1
$ 583.496
Báscula (unidad)
$ 192.449
1
$ 192.449
Tallimetro (unidad)
$ 89.320
1
$ 89.320
Infantómetro (unidad)
$ 206.240
1
$ 206.240
Fonendoscopio (unidad)
$ 200.000
1
$ 200.000
Equipo de órganos de los sentidos
490.000
1
$ 490.000
Termómetro más tensiometro (unidad)
$ 620.000
1
$ 620.000
Teléfono fijo (unidad)
$ 50.000
1
$ 50.000
Archivador de tres cajones (unidad)
$ 300.000
1
$ 300.000
Silla fija (unidades)
$ 99.000
2
$ 198.000
Equipo de computo (unidad)
$ 1.600.000
1
$ 1.600.000
Impresora láser (unidad)
$ 120.000
1
$ 120.000

Elemento
Costo
Cantidad
Costo
Unitario
Total
Escritorio (unidad)
$ 400.000
1
$ 400.000
Camilla para consultorio de 1.80 x55 x75 (unidad)
$ 172.000
1
$ 172.000
Dotacion comedor ( inversión inicial)
Total
$ 320.000
Mesas infantiles de 4 puestos (unidad)
$ 20.000
4
$ 80.000
Sillas infantiles para comedor (unidades)
$ 10.000
15
$ 150.000
Sillas para adultos (unidades)
$ 15.000
6
$ 90.000
Dotación equipos de cocina( inversión inicial)
Total
$ 2.055.000
Nevera 12 pies (unidad)
$ 400.000
1
$ 400.000
Estufa de 4 puestos a gas o eléctrica (unidad)
$ 560.000
1
$ 560.000
Licuadora (unidad)
$ 175.000
1
$ 175.000
Gramera con platón (unidad)
$ 70.000
1
$ 70.000
Lavadora de 25 libras (unidad)
$ 850.000
1
$ 850.000
Modelos de alimentos (unidad)
$ 300.000
1
$ 300.000
Dotación menaje doméstico (anual)
Total
$ 603.932
Jarra de plástico dos litros de capacidad (unidades)
$ 2.800
5
$ 14.000
Medidores de vidrio o de plástico (unidades)
$ 5.000
15
$ 75.000
Ollas de acero inoxidable (Kit )
$ 250.000
1
$ 250.000
Platos plásticos (unidades)
$ 1.248
15
$ 18.720
Vasos plásticos (unidades)
$ 1.248
15
$ 18.720
Juego de Cubiertos (unidades)
$ 5.180
15
$ 77.700
Pocillos plásticos (unidades)
$ 1.248
15
$ 18.720
Bandejas plásticas (unidades)
$ 3.818
4
$ 15.272
Baldes de Plásticos (unidades)
$ 10.000
3
$ 30.000
Escobas (unidades)
$ 3.000
5
$ 15.000
Traperos (unidades)
$ 2.800
6
$ 16.800
Cepillos (unidades)
$ 7.000
6
$ 42.000
Limpiones (cada tres meses) (unidades)
$ 3.000
4
$ 12.000
Costo total dotación inicial
$ 17.157.870

Anexo número 2

Costos detallados gastos mensuales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Nota: Cálculos realizados para la atención de 15 niños y niñas

Elemento
(C.F.)
Cantidad
Costo
Unitario
Total
Elementos de aseo ( mensual)
Total
$ 1.187.093
Jabón cuerpo por cada niño (unidades)
$ 1.221
15
$ 18.315
Shampoo galón (unidades)
$ 22.000
1
$ 22.000
Cepillo dental por niño (unidades)
$ 2.856
15
$ 42.840
Crema dental grande (unidades)
$ 2.819
2
$ 5.638
Peinilla (unidades)
$ 1.200
15
$ 18.000
Papel higiénico rollo ( dos por niño semanal) (unidades)
$ 350
120
$ 42.000
Crema de manos y cuerpo (galón)
$ 30.000
1
$ 30.000
Crema antipañalitis (unidades)
$ 1.700
5
$ 8.500
Pañales desechables ( paquete de 30) 3 x n
$ 21.704
45
$ 976.680
Algodón ( 1000 gramos)
$ 2.500
2
$ 5.000
Baberos lavables (unidades)
$ 1.208
15
$ 18.120
Material didáctico de consumo (mensual)
Total
$ 48.265
Marcador (unidades)
$ 650
2
$ 1.300
Cartulinas tamaño carta (unidades)
$ 45
50
$ 2.250
Bolígrafo (unidades)
$ 180
3
$ 540
Papel periódico (pliego)
$ 100
12
$ 1.200

Elemento
(C.F.)
Cantidad
Costo
Unitario
Total
Papel bond carta (resma)
$ 7.000
2
$ 14.000
Ganchos legajadores (caja)
$ 800
15
$ 12.000
Resaltador (unidades)
$ 700
15
$ 10.500
Cinta pegante transparente (unidades)
$ 1.300
1
$ 1.300
Folder celuguía (unidades)
$ 145
15
$ 2.175
Pegante (unidades)
$ 3.000
1
$ 3.000
Costos administrativos (mensual)
Total
$ 16.833.419
Médico
$ 3.500.000
1
$ 3.500.000
Nutricionista (*)
$ 2.800.000
1
$ 2.800.000
Auxiliares de enfermería (nocturna)
$ 1.363.751
2
$ 2.727.502
Auxiliares de enfermería (diurna)
$ 1.010.186
2
$ 2.020.372
Trabajor social o psicólogo (*)
$ 2.800.000
1
$ 2.800.000
Manipuladora de alimentos
$ 860.000
1
$ 860.000
Auxiliar de servicios generales
$ 860.000
1
$ 860.000
Servicios Públicos
$ 265.545
1
$ 265.545
Arriendo
$ 1.000.000
1
$ 1.000.000
(*) Para el costo profesional se ha tenido en cuenta la disponibilidad de tiempo requerido de los profesionales y teniendo en cuenta que hay algunos sitios de difícil acceso.
Alimentación de los niños y niñas(32) ( mensual)
Total
$ 3.223.350
Alimentación diaria 7.163   
Desayuno
$ 1.137
15
$ 17.055
Refrigerio de la mañana
$ 615
15
$ 9.225
Almuerzo
$ 1.890
15
$ 28.350
Refrigerio de la tarde
$ 738
15
$ 11.070
Cena
$ 1.646
15
$ 24.690
Refrigerio nocturno
$ 1.137
15
$ 17.055
Fórmula F75 y F100 (mensual)
Total
2.080.553
  Presentación comercial
Fórmula día/niño
Valor
Cantidad en gramos
Valor
Leche polvo entera (900 grs)
$ 13.100
105
$ 1.528
Aceite vegetal en Girasol (1000 cc)
$ 8.700
25
$ 218
Harina de arroz (500 grs)
$ 1.300
30
$ 78
Azúcar blanco (500 grs)
$ 1.000
43
$ 86
Mezcla de vitaminas y minerales ( Z-BEC granulado) (300 grs)
$ 24.700
20
$ 1.647
Costo total fórmula F100 PARA 1000 cc
$ 3.557
Costo total fórmula F100 PARA 1300 cc
4.623
Costo para 15 niños día
69.352
Complemento alimentario (fase III) paquetes para 12 meses
Total
$ 65.454.480
# Paquete alimentario para 12 meses
1.170
Costo paquete alimentario ($ 55.944)
$ 55.944
Multivitamínicos *
Total
232.750
Sulfato ferroso ( jarabe)
$ 4.100
5
$ 20.500
Vitamina A (50 tabletas)
$ 14.150
15
$ 212.250
* Bajo prescripción médica
Multivitamínico fase III    
Centrum hasta para niños de 5 años ( 30 tabletas)
$ 18.100
15
$ 271.500
Costo total gastos mensuales
$ 23.605.430

Anexo número 3

Elementos opcionales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Elemento
Cantidad
Valor unitario
Total
Closet o armario
5
346.993
1.734.965
Locomoción (coche)
5
150.000
750.000
Apoyo para la movilización silla de ruedas
5
69.420
347.100
Sillas comedor portátil
5
128.000
640.000
Delantal para talleres
15
18.791
281.865
Papelógrafo - Pizarra
1
360.000
360.000
Corral grande
5
220.000
1.100.000
Toldillos
5
85.000
425.000
  
Costo total elementos opcionales
5.638.930

Anexo número 4

Consolidados costos totales unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

imag4 r4533icbf.JPG
imag4 r4533icbf.JPG
 

Anexo número 5

Instrumento para la caracterización de las familias y cuidadores de los niños(as) que ingresan a las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Objetivo: Caracterizar a las familias y cuidadores de los niños y niñas que son atendidos en las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, con el fin de determinar el papel que juegan los factores sociales en la desnutrición infantil.

Este instrumento se diligenciará en el ingreso del niño a la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia y, para su diligenciamiento se debe señalar con una equis (X) la respuesta correcta y escribir con letra legible los datos cualitativos y cuantitativos que se piden.

Recuerde leer previamente el Instructivo del presente instrumento, con el fin de no cometer errores en su diligenciamiento.

Fecha del diligenciamiento del instrumento (dd/mm/aaaa): _______________________

Nombre del municipio donde fue atendido el niño(a): ____________________________

imag06 r4533icbf.JPG
 

Anexo número 6

Escala de medición de la seguridad alimentaria en los hogares para latinoamericana y el Caribe (ELCSA).

Ítems
No
1.
En los últimos 30 días ¿Usted se preocupó alguna vez de que en su hogar se acabaran los alimentos debido a falta de dinero?
  
2.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez en su hogar se quedaron sin alimentos por falta de dinero?
  
3.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez en su hogar se quedaron sin dinero para obtener una alimentación nutritiva: es decir que contenga carne, leche o productos lácteos, frutas, huevos, verduras, cereales, leguminosas, tubérculos y plátanos?
  
4.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted o algún adulto de su hogar dejó de desayunar, almorzar o comer por falta de dinero?
  
5.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted o algún adulto de su hogar no pudo variar la alimentación por falta de dinero?
  
6.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted o algún adulto de su hogar comió menos de lo que está acostumbrado por falta de dinero?
  
7.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted o algún adulto de su hogar sintió o se quejó de hambre y no comió por falta de dinero?
  
8.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted o algún adulto de su hogar solo comió una sola vez al día o dejó de comer en todo un día por falta de dinero?
  
9.
En los últimos 30 días ¿Alguna vez en su hogar tuvieron que hacer algo que hubiera preferido no hacer para conseguir los alimentos?
  
10.
En los últimos 30 días, ¿Alguna vez, algún adulto de su hogar se acostó con hambre porque no alcanzó el dinero para los alimentos?
  
11.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez por falta dinero algún niño o joven de su hogar dejó de tener una alimentación nutritiva, es decir, que contenga carne, leche, frutas, verduras, cereales, leguminosas, tubérculos y plátanos?
  
12.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez algún niño o joven de su hogar no pudo variar la alimentación por falta de dinero?
  
13.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez algún niño o joven de su hogar comió menos de lo que está acostumbrado por falta de dinero?
  
14.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez usted tuvo que disminuir la cantidad servida en las comidas de algún niño o joven de su hogar, por falta de dinero?
  
15.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez, algún niño o joven de su hogar se quejó de hambre pero no se pudo comprar más alimentos por falta de dinero?
  
16.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez, algún niño o joven de su hogar se acostó con hambre porque no alcanzó el dinero para los alimentos?
  
17.
En los últimos 30 días. ¿Alguna vez, algún niño o joven de su hogar solo comió una vez al día o dejó de comer todo un día por falta de dinero?
  

Clasificación de los resultados de la aplicación de la escala de seguridad alimentaria en los hogares

Clasificación
Composición del hogar
Solo adultos
Adultos, jóvenes y niños
Seguridad alimentaria
0
0
Inseguridad alimentaria leve
1 - 3
1 - 5
Inseguridad alimentaria moderada
4 - 5
6 - 10
Inseguridad alimentaria severa
≥ 6
≥ 11

Fuente: Proceso de validación interna. ELCSA abril de 2008

Anexo número 7

Registro y seguimiento en la fase II de recuperación nutricional clínica de los niños y niñas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Datos generales:

Nombre de la unidad:

Profesional a cargo:

Teléfono:

Correo electrónico:

Municipio:

Fecha de reporte mensual:

Primera parte

imag7 r4533icbf.JPG
imag7 r4533icbf.JPG
 

SD: Sin dato = 99

Continuación del formulario anterior

imag8 r4533icbf.JPG
imag8 r4533icbf.JPG
 

SD: Sin dato = 99

Anexo número 8

Registro y seguimiento en la fase III de seguimiento ambulatorio de los niños y niñas en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Datos generales:

Nombre de la unidad:

Profesional a cargo:

Teléfono:

Correo electrónico:

Municipio:

Fecha de reporte mensual:

Primera parte

imag9 r4533icbf.JPG
imag9 r4533icbf.JPG
 

SD: Sin dato = 99

*Adicionar las columnas que sean necesarias para el seguimiento a las entregas mensuales del paquete de alimentos

Anexo número 9

Formato de ingesta de alimentos en 24 horas durante la fase II

Nombre del niño o niña: ____________________________ H.C. ___________

Fecha
Hora
Tipo de alimento
Volumen ofrecido
Volumen dejado
Cantidad tomada
Vómito estimado (ml)
Diarrea liquida (Sí - No)
























































































































































Anexo número 10

Formato de resumen de egreso de la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Nombre completo: ____________________________________________

Fecha de egreso de Fase dos: Día___ Mes ____Año ____ H.C. Nº ________________

Fecha de nacimiento: __________________ Edad: ___________

Fecha de ingreso a: Fase uno ____________ Fase dos ___________

Días de estancia en fase uno _____ Días de estancia en fase dos _____

Fecha de reingreso: ________ Fecha de retiro voluntario: __________

Valoración al ingreso en:

Fase 1 Peso: _____ kg Longitud / estatura: _____ cm

P.Z.: P/T ______ T/E ______ P/E ______

Fase 2 Peso: _____ kg Longitud / estatura: _____ cm

P.Z.: P/T ______ T/E ______ P/E ______

Fase 3 Peso: _____ kg Longitud / estatura: _____ cm

P.Z.: P/T ______ T/E ______ P/E ______

Composición familiar

Nombres y apellidosEdadSexoParentescoEscolaridadEstado civilOcupación
       
       
       
       
       
       

Medicina: epicrisis

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firma del profesional _________________________________________

Nutrición : Diagnóstico, tratamiento, logros

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firma del profesional __________________________

Área social: diagnóstico, tratamiento, logros

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firma del profesional ________________________

Temas de capacitación y asesorías recibidas por familiares y/o cuidadores durante las fases I y II:

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Multivitamínico entregado: sí ____ no ____ Unidades: _____ Para ____ días

Nombre multivitamínico ___________________ ___________________

Paquete de alimentos entregado: sí ____ no ____

Reporte de remisiones a otras instituciones o servicios:

Fecha de remisiónMotivo de la remisiónInstitución
1.  
2.  

Observaciones:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Anexo número 11

Entrega de paquetes alimentarios - registros de controles médicos, nutricionales y psicosociales - fase 3 de seguimiento ambulatorio

Departamento: _______ Municipio: ____________ Unidad: ________________

imag10 r4533icbf.JPG
imag10 r4533icbf.JPG
 

Convención: M: médico N: nutricionista S: social

Nombre del Responsable: _____________________________________________

Anexo número 12

Visita domiciliaria fase III de seguimiento ambulatorio

Historia clínica Nº______________ Fecha: Día ____ Mes ____ Año _____

Fecha de egreso de fase II: ________________________

Nombre del niño (a): Nombres y apellidos de la madre y/o el cuidador (a) del menor: ___________________________________________________

1. Composición familiar.

Nombres y apellidosEdadSexoParentescoEscolaridadEstado civilOcupación
       
       

Observaciones (conclusiones y análisis de la composición familiar):______________________________________________________________

_______________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

2. Características de la vivienda: _________________________________

______________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

3. Hábitos higiénicos - sanitarios (presencia de insectos, roedores, manejo de excretas y residuos)_____________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

4. Presencia de animales domésticos (estado de salubridad de los mismos)___________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

5. Producción agropecuaria

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

6. Situación alimentaria y nutricional del niño (A) Hábitos, costumbres y prácticas frente a la compra, preparación, consumo y desecho final de los alimentos

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

7. Aplicación de conocimientos adquiridos en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia (modificación de conductas): ____________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

8. Factores de riesgo detectados durante la visita (nutricionales, sociales, médicos): ________________________________________________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

9. Observaciones sugerencias y/o recomendaciones ______________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

10. Compromisos realizados entre el visitador y la madre o cuidador para continuar con el cuidado del niño(a)

CompromisoResponsableFecha de cumplimiento
   
   
   
   

Firma de madre, padre o cuidador: ________________________________

Firma del profesional que realiza la visita:______________________

Anexo número 13

Registro y seguimiento de los indicadores de gestión en la unidad de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia

Datos generales:

Nombre de la unidad:

Profesional a cargo:

Teléfono:

Correo electrónico:

Municipio:

Fecha de reporte mensual:

Acciones de detección
Enero
Febrero
Marzo
Continuar con todos los meses
N° de niños detectados por los distintos medios por mes
-
-
-
-
- Barridos     
- Brigadas     
- Consulta externa     
- Urgencias     
Nº de niños evaluados nutricionalmente por:
-
-
-
-
- Equipo de la Unidad
- Programa de crecimiento y desarrollo
- Hogares comunitarios
-
-
-
-
Nº de visitas domiciliarias realizadas
Gestión primaria
Enero
Febrero
Marzo
Continuar con todos los meses
Nº de niños identificados sin Sisbén     
Nº de niños reportados al Sisbén     
Nº de documentos de identificación tramitados al niño y al grupo familiar (registro civil, cédulas, etc.)
Nº de niños que ingresan a diferentes programas de promoción y prevención
-
-
-
-
- Vacunación     
- Crecimiento y desarrollo     
- Control prenatal     
- Salud oral     
Planificación familiar (otro miembro de la familia)     
Capacitaciones realizadas Enero Febrero

 

imag11 r4533icbf.JPG
 

imag12 r4533icbf.JPG
 

 

(1) Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia. Artículo 205.

(2) Proyecto de seguridad alimentaria y nutricional (Prosean). Proyecto centros de recuperación nutricional en Colombia. Página Nº 2. Bogotá junio de 2008.

(3) Unicef. Progreso para la infancia. Examen estadístico de un mundo apropiado para los niños y las niñas.

Número 6, diciembre de 2007.

(4) Organización Mundial de la Salud, Informe Mundial sobre la Salud 2005: ¡cada madre y cada niño contarán! Ginebra, 2005.

(5) Suskind R.M. Texbook of Pediatric Nutrition, Second Edition 1993, Raven Press Ltd.

(6) Realizado por el centro de investigaciones sobre dinámica social de la Universidad Externado de Colombia.

(7) DANE. Estadísticas vitales 2000. Defunciones por grupos de edad.

(8) DANE. 2006.

(9) Ministerio de Protección Social. Dirección general de salud pública. Plan Nacional de Salud Pública 2007-2010. Agosto 10 de 2007.

(10) Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Código de la Infancia y Adolescencia. Ley 1098 de 2006. Noviembre 8 de 2006.

(11) Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 102 “Red de protección social contra la extrema pobreza”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá, D.C., 25 de septiembre 2006.

(12) Consejo Nacional de Política Económica Social. Conpes Social 91 “metas y estrategias de Colombia para el logro de los objetivos de desarrollo del milenio - 2015”. República de Colombia. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá. D.C., 14 de septiembre 2005.

(13) Ministerio de Salud. Resolución 00412. 25 de febrero de 2000.

(14) Convención sobre los derechos del niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

(15) Ver población objetivo.

(16) Ibíd.

(17) Teniendo en cuenta que el tratamiento de la desnutrición implica una atención integral, se incluye en este lineamiento la fase 1 crítica intrahospitalaria, sin embargo, esta debe ser atendida en su totalidad por el sistema general de seguridad social en salud en las empresas sociales del estados (ESE) o las instituciones prestadoras de salud (IPS), permitiendo el desarrollo del sistema de referencia y contrarreferencia entre estas instituciones y las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia.

(18) En aquellos municipios donde no sea posible la implementación de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia, y se cuentan con criterios para la apertura, es necesario buscar alternativas que permitan la atención de los niños y niñas con desnutriciones graves.

(19) Para mayor información de las actividades a realizar en cada una de las fases remitirse al documento manual del facilitador. Unidades de atención integral y recuperación nutricional de la primera infancia. Proyecto de fortalecimiento a la seguridad alimentaria y nutricional en Colombia, primera edición 2008.

(20) Teniendo en cuenta que el tratamiento de la desnutrición implica una atención integral, se incluye en este lineamiento la fase I crítica intrahospitalaria; sin embargo, esta debe ser atendida en su totalidad por el sistema general de seguridad social en salud en las empresas sociales del Estado (ESE) o las instituciones prestadoras de salud (IPS).

(21) Conpes Social 113 de marzo de 2008.

(22) Consejos para la política social: Establecidos en el Decreto 1137 de 1999. Son responsables de: 1. Recomendar planes y programas que deban adoptarse en materia de política social. 2. Propugnar por el fortalecimiento del SNBF. 3. Realizar evaluaciones periódicas sobre la marcha del SNBF y recomendar acciones que garanticen su adecuado desarrollo. 4. Contribuir a las políticas de control de los agentes prestadores del servicio público de bienestar familiar.

(23) Por la cual se crean el Fondo Nacional de Regalías, la Comisión Nacional de Regalías, se regula el derecho del Estado a percibir regalías por la explotación de recursos naturales no renovables, se establecen las reglas para su liquidación y distribución y se dictan otras disposiciones.

(24) Por la cual se modifica la Ley 141 de 1994, se establecen criterios de distribución y se dictan otras disposiciones.

(25) Ley 617 de 2000: Por la cual se reforma parcialmente la Ley 136 de 1994, el Decreto Extraordinario 1222 de 1986, se adiciona la ley orgánica de presupuesto, el Decreto 1421 de 1993, se dictan otras normas tendientes a fortalecer la descentralización, y se dictan normas para la racionalización del gasto público nacional. Reglamentada por el Decreto Nacional 192 de 2001, reglamentada por el Decreto Nacional 735 de 2001, reglamentada parcialmente por el Decreto Nacional 1248 de 2001. Reglamentada parcialmente por el Decreto Nacional 3202 de 2002, ver el Decreto Nacional 1222 de 1986. Ver Sentencia Corte Constitucional C-540-2001. Ver artículo 1º Decreto Nacional 1248 de 2001. Ver la exposición de motivos Ley 617 de 2000. Reglamentada parcialmente por el Decreto Nacional 3968 de 2004, Reglamentada parcialmente por el Decreto Nacional 4515 de 2007.

(26) El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar cuenta con el software de seguimiento al estado nutricional de los niños y niñas llamado Metrix, el cual deberá ser utilizado por las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia cofinanciadas con aportes del ICBF y está a disposición de las demás unidades que quieran utilizarlo.

(27) Decreto del antiguo Ministerio de Salud, actual Ministerio de la Protección Social.

(28) Se sugiere además que este personal cuente con la capacitación y certificado en manipulación de alimentos, con el objetivo de rotar y remplazar en sus días de descanso a la persona encargada de la preparación de alimentos.

(29) En caso de requerir el paso de una sonda nasogástrica para la administración de la alimentación del niño o niña es necesario remitir a la fase I en la ESE o IPS.

(30) OMS. Atención a la desnutrición grave.

(31) Manual - Cómo diseñar un sistema de seguimiento y evaluación - subdirección de seguimiento y análisis - ICBF 2007.

(32) En caso de requerir el suministro de alimentación para el acompañante se debe buscar cofinanciación ya que dentro de los gastos mensuales de las unidades de atención integral y recuperación nutricional para la primera infancia no se contemplan.