RESOLUCIÓN 47 DE 2008 

(Febrero 19)

“Por medio de la cual se asignan funciones a los personeros delegados para la vigilancia de los derechos humanos, protección de la familia y del menor, y personeros municipales para que actúen como representantes del Ministerio Público en los procesos judiciales y administrativos de la jurisdicción de familia y el sistema de responsabilidad penal para adolescentes de conformidad con el Código de la Infancia y la Adolescencia —Ley 1098 de 2006—”.

El Procurador General de la Nación,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales y en especial las contenidas en los numerales 2º y 7º del artículo 7º del Decreto 262 de 2000, como supremo director del Ministerio Público, y

CONSIDERANDO:

Que los artículos 275 y 277 de la Constitución Política determinan que el Procurador General de la Nación es el supremo director del Ministerio Público y tiene entre otras funciones, la de intervenir en los procesos judiciales en defensa del orden jurídico, del patrimonio público y de los derechos y garantías fundamentales;

Que el numeral 2º del artículo 7º del Decreto 262 de 2000 establece que el señor Procurador General de la Nación, como supremo director del Ministerio Público y con fundamento en las atribuciones legales podrá “formular las políticas generales y criterios de intervención del Ministerio Público en materia de control disciplinario, vigilancia superior con fines preventivos, actuación ante las autoridades administrativas y judiciales y centros de conciliación, y promoción, protección y defensa de los derechos humanos”;

Que el numeral 7º del artículo 7º del Decreto 262 de 2000, establece que el señor Procurador General de la Nación, como supremo director del Ministerio Público y con fundamento en las atribuciones legales podrá “expedir los actos administrativos, órdenes, directivas y circulares que sean necesarias para el funcionamiento de la entidad y para desarrollar las funciones atribuidas por la ley”;

Que el artículo 180 del Decreto-Ley 262 de 2000, señala los servidores que tienen la calidad de agentes del Ministerio Público, “son agentes del Ministerio Público, el Viceprocurador General, los procuradores delegados, los procuradores judiciales y los personeros distritales y municipales”;

Que el artículo 168 de la Ley 136 de 1994, determina que las personerías municipales y distritales, son las entidades encargadas de ejercer el control administrativo en el municipio y cuentan con autonomía presupuestal y administrativa. Como tales, ejercerán las funciones de Ministerio Público que les confiere la Constitución Política y la ley, así como las que les delegue la Procuraduría General de la Nación;

Que el numeral 5º del artículo 178 de la Ley 136 de 1994, faculta a los personeros para intervenir eventualmente y por delegación del Procurador General de la Nación, en los procesos y ante las autoridades judiciales o administrativas cuando sea necesario en defensa del orden jurídico, del patrimonio público o de los derechos y garantías fundamentales;

Que el artículo 95 del Código de la Infancia y la Adolescencia, establece cómo está integrado el Ministerio Público y las funciones que en materia de Infancia y adolescencia debe cumplir, y de manera clara, en el parágrafo establece que “Las personerías distritales y municipales deberán vigilar y actuar en todos los procesos judiciales y administrativos de restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, en aquellos municipios en los que no haya procuradores judiciales de familia”;

Que teniendo en cuenta que el parágrafo del artículo 95 del Código de Infancia y la Adolescencia, prevé que la intervención de los personeros distritales y municipales solo se realizará ante la falta de procurador judicial en familia, resulta necesario reglamentar su intervención como agentes del Ministerio Público en las ciudades capitales o sedes de distrito judicial no obstante la existencia de procuradores judiciales en asuntos de familia;

En mérito de lo expuesto, el Procurador General de la Nación,

RESUELVE:

ART. 1º—Disponer que los personeros delegados para la vigilancia de los derechos humanos, protección de la familia y del menor y, personeros municipales, actúen como representantes del Ministerio Público, ejerzan las funciones propias de su cargo e intervengan en calidad de sujetos procesales, en los procesos administrativos de restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes que adelantan las comisarías de familia, en las ciudades capitales o sedes de distrito judicial; no obstante existan procuradores judiciales en asuntos de familia.

ART. 2º—Disponer que los personeros delegados para la vigilancia de los derechos humanos, protección de la familia y del menor y, personeros municipales, actúen como representantes del Ministerio Público y ejerzan las funciones propias de su cargo e intervengan en calidad de sujetos procesales, en los procesos adelantados en el sistema de responsabilidad penal para adolescentes, en las ciudades capitales o sedes de distrito judicial; en coordinación con la Procuraduría Delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia y la Familia.

ART. 3º—Comuníquese la presente resolución a los titulares de las personerías de todo el país; para que una vez enterados de su contenido den cumplimiento a lo ordenado por este despacho.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 19 de febrero de 2008.

_______________________________