RESOLUCIÓN 471 DE 1991 

(Marzo 21)

"Por la cual se delegan unas funciones".

El Director General y el Subdirector Jurídico de la Dirección General de Impuestos Nacionales,

en uso de las facultades que les ha conferido la ley, y

CONSIDERANDO:

1. Que de conformidad con lo dispuesto por el artículo 150 del Código Contencioso Administrativo, sustituido por el artículo 29 del Decreto Extraordinario 2304 de 1989, las entidades públicas y las privadas que ejerzan funciones públicas son parte en todos los procesos contencioso administrativos que se adelanten contra ellas o contra los actos que expidan, y que por consiguiente, el auto admisorio de la demanda se debe notificar personalmente a sus representantes legales o a quien éstos hayan delegado la facultad de recibir notificaciones;

2. Que de acuerdo a lo ordenado por el inciso 2º del mismo artículo, en los asuntos de orden nacional que se tramiten en tribunal distinto del de Cundinamarca, la notificación a los representantes legales debe hacerse por conducto del correspondiente funcionario de mayor categoría de la entidad demandada que desempeñe funciones a nivel seccional;

3. Que al tenor del inciso 2º del artículo 151 del mismo estatuto, sustituido por el artículo 30 del Decreto 2304 de 1989, las entidades públicas, podrán estar representadas en los procesos contencioso administrativos por abogados vinculados a las mismas, mediante poder otorgado en forma ordinaria, o por la manifestación expresa que en el momento de la notificación personal, efectúe quien tenga la representación de la Nación;

4. Que según el inciso final del artículo 149 del citado código, radica en el director general de Impuestos Nacionales la representación de la Nación en los procesos sobre impuestos, tasas o contribuciones de su competencia;

5. Que los artículos 890 literal f), 892 literal a), y 907 literal d), del estatuto tributario, puesto en vigencia mediante el Decreto Extraordinario 624 de 1989, establecen para las dependencias respectivas de la Dirección General de Impuestos Nacionales, la función de hacerse parte en los procesos contencioso administrativos;

6. Que dada la estructura administrativa de la Dirección General de Impuestos Nacionales, para poder dar cumplimiento a los artículos 149, 150 y 151 del Código Contencioso Administrativo, sustituidos por los artículos 29 y 30 del Decreto Extraordinario 2304 de 1989, y atender con eficiencia la defensa de los intereses de la Nación, en todas las jurisdicciones del territorio nacional, se hace necesario delegar las facultades de notificación del auto admisorio de la demanda y otorgamiento de poder para la debida representación del Estado,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en el administrador de impuestos o en quien haga sus veces, correspondiente a la capital de departamento sede del respectivo tribunal administrativo, distinto del de Cundinamarca, la facultad de notificarse del auto admisorio de la demanda que sobre procesos contenciosos de impuestos se hayan interpuesto contra los actos administrativos de carácter particular, proferidos en la administración o administraciones comprendidas dentro de la jurisdicción territorial del respectivo tribunal, así como la facultad de otorgar poder al jefe de la división jurídica o, donde no exista ésta, al jefe de la división de recursos tributarios, o en quienes hagan sus veces, para que represente a la Nación —Ministerio de Hacienda y Crédito Público— en los procesos antes mencionados, en única o en primera instancia.

PAR.—La facultad delegada y el poder otorgado de conformidad con el presente artículo, comprenden igualmente la obligación de interponer y sustentar el recurso de apelación contra las sentencias desfavorables a la Nación, dictadas por el respectivo tribunal.

ART. 2º—Delegar en el jefe de la división jurídica de la Administración de Impuestos Nacionales de grandes contribuyentes de Bogotá, la facultad de notificarse del auto admisorio de la demanda que sobre procesos contenciosos de impuestos se hayan interpuesto contra los actos administrativos de carácter particular, proferidos por la administración o administraciones comprendidas dentro de la jurisdicción territorial del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

ART. 3º—Delegar en el jefe de la división jurídica de la respectiva administración de impuestos o, donde no exista ésta, en el jefe de la división de recursos tributarios, o en quienes hagan sus veces, la facultad de otorgar poder a un abogado, vinculado a la planta de personal de la respectiva división, para que represente a la Nación —Ministerio de Hacienda y Crédito Público— en los procesos que sobre impuestos de competencia de la Dirección General de Impuestos Nacionales, conozcan los Tribunales de lo Contencioso Administrativo en la correspondiente jurisdicción territorial, en única o en primera instancia, sin perjuicio de la facultad delegada al administrador de impuestos nacionales en el artículo primero (1º) de esta resolución.

PAR.—El poder otorgado de conformidad al presente artículo comprende igualmente la obligación de interponer y sustentar el recurso de apelación contra las sentencias desfavorables a la Nación, dictadas por el respectivo Tribunal.

ART. 4º—Delegar en el jefe de la división de representación externa de la subdirección jurídica de la Dirección General de Impuestos Nacionales o en quien haga sus veces, la facultad de notificarse del auto admisorio de la demanda y demás notificaciones en los procesos promovidos contra actos de carácter particular de las dependencias de la Dirección General de Impuestos Nacionales, que en única o en segunda instancia se surtan ante el honorable Consejo de Estado, así como la facultad de otorgar poder a un abogado, vinculado a la planta de personal de la respectiva división, para que represente a la Nación

—Ministerio de Hacienda y Crédito Público—, en los procesos contenciosos antes mencionados.

ART. 5º—Los abogados de la Dirección de Impuestos que hubieren sido facultados para actuar conforme a Resolución 1004 del 26 de agosto de 1988, o 1333 del 26 de octubre de 1989, como parte en los procesos contencioso administrativos ante el Consejo de Estado o ante los Tribunales correspondientes, quedan facultados para seguir actuando en ellos hasta su terminación.

ART. 6º—La presente resolución sustituye las que sean contrarias y rige a partir de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. E., a 21 de marzo de 1991.

___________________________________