Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses

RESOLUCIÓN 495 DE 2015

(Junio 26)

“Por la cual se adopta el código de ética y buen gobierno para el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses”.

(Nota: Derogada por la Resolución 406 de 2019 artículo 3° del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses)

El Director General,

en ejercicio de las facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas por los numerales 4º, 9º y 10 del artículo 40 de la Ley 938 de 2004, en concordancia con el artículo 5º del Acuerdo 8 de 2012, y

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política de Colombia en su artículo 209 establece que “La administración pública, en todos sus órdenes, tendrá un control interno que ejercerá en los términos que señale la ley”.

Que así mismo, en el artículo 269 ibídem dispone que “Las entidades públicas están obligadas a diseñar y aplicar, según su naturaleza, métodos y procedimientos de control interno, como lo disponga la ley”.

Que la Ley 872 de 2003, por la cual se crea el sistema de gestión de la calidad en la Rama Ejecutiva del poder público y en otras entidades prestadoras de servicios, crea el sistema de gestión de la calidad en la Rama Ejecutiva del poder público, como una herramienta de gestión sistemática y transparente que permita dirigir y evaluar el desempeño institucional en términos de calidad y satisfacción social en la prestación de los servicios a cargo de las entidades y sus agentes, estas enmarcadas dentro de los planes estratégicos y de desarrollo, que su enfoque sea basado en los procesos internos y las expectativas de los usuarios, destinatarios y beneficiarios de la prestación de los servicios o de las funciones que cumple conforme al ordenamiento jurídico.

Que el Decreto 943 de 2014 actualizó el modelo estándar de control interno (MECI) y estableció como uno de sus elementos, los acuerdos, compromisos y protocolos éticos, con el fin de “establecer un estándar de conducta de los servidores al interior de la entidad pública”. A través de él se plantean las declaraciones explícitas en relación con las conductas de los servidores públicos, las cuales son acordadas en forma participativa para la consecución de los propósitos de la entidad, manteniendo la coherencia de la gestión con los principios consagrados en la Constitución Política, la ley y la finalidad social del Estado”.

Que en el citado decreto se establece como uno de sus elementos, los planes, programas y proyectos; por ello, para su desarrollo, el equipo directivo del Instituto Nacional de Medicina legal y Ciencias Forenses debe liderar, dirigir y apoyar las actividades desarrolladas por todos los servidores de la entidad y a su vez, adoptar un estilo de dirección que favorezca el control y oriente una óptima prestación del servicio público, con transparencia, eficacia, eficiencia y uso responsable de los recursos públicos, bajo principios éticos.

Que según los numerales 7º, 9º, 14 y 16 del artículo 5º del Acuerdo 8 del 19 de junio de 2012, le corresponde al director general del instituto formular e implementar un sistema de control de gestión, así como definir las políticas de comunicación que permitan hacer efectiva la relación entre los servidores públicos y la comunidad.

Que en mérito de lo expuesto, se hace necesario adoptar el código de ética y buen gobierno, del instituto, enmarcado en el sistema de gestión de la calidad, así como el modelo estándar de control interno (MECI).

RESUELVE:

ART. 1º—Adopción del código de ética y buen gobierno. Adóptese el código de ética y buen gobierno para los servidores públicos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el cual contiene los principios, valores y directrices en coherencia con las disposiciones de buen gobierno, para todo servidor público de la entidad, que debe observar en el ejercicio de sus funciones, el cual constituye un anexo de la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 406 de 2019 artículo 3° del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses)

ART. 2º—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias, en especial la Resolución 649 del 14 de septiembre de 2012.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 26 de junio de 2015.

NOTA: El anexo correspondiente al código adoptado en la presente resolución, el cual no fue promulgado en el Diario Oficial, puede ser consultado en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

(Nota: Derogada por la Resolución 406 de 2019 artículo 3° del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses)