RESOLUCIÓN 5 DE 1993

(Junio 1º)

(Marzo 2)

“Por la cual se establecen las políticas administrativas que rigen el funcionamiento de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”.

“Por la cual se establecen las condiciones financieras bajo las cuales Finagro redescontará los créditos que se refinancien en virtud de las disposiciones contempladas en la Ley 34 de 1993 y en el Decreto Reglamentario 233 de 1993.

El Director de la Unidad Administrativa Especial - Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales,

La Comisión Nacional de Crédito Agropecuario,

en uso de sus facultades legales y, especialmente de las conferidas por el artículo 13 literal m) del Decreto 2117 del 29 de diciembre de 1992,

en ejercicio de las facultades que le confiere la Ley 16 de 1990 y el Decreto 1313 de 1991, y

RESUELVE:

CONSIDERANDO:

ART. 1º—Definición de las políticas generales para la administración gerencial. Las siguientes premisas, deben ser tenidas en cuenta por todos los funcionarios de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Que con el ánimo de enfrentar la crisis que atraviesa el sector cafetero fue sancionada el 5 de enero la Ley 34 de 1993, la cual establece reglas especiales y excepcionales para la refinanciación, por una sola vez, de los productores de café;

1. Definiciones básicas:

Que el Gobierno Nacional reglamentó, mediante el Decreto 233 del 3 de febrero de 1993, la forma como los establecimientos de crédito oficiales refinanciarán las deudas contraídas con ellos por los productores de café, los beneficiarios, los límites temporales, la cobertura, el procedimiento para el acceso y las condiciones financieras de las refinanciaciones;

Área. Subdirección u oficina que tiene cobertura en toda la DIAN, para el manejo especializado de algún asunto. Por extensión el término en algunos puntos involucra también a las administraciones. Por ejemplo, el área de recaudación se circunscribe a la subdirección de recaudación y a las divisiones de recaudación de las administraciones de impuestos y aduanas.

Que el artículo 8º del mencionado decreto delegó en la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario, con el voto favorable del Ministro de Agricultura, el establecimiento de las condiciones financieras bajo las cuales Finagro redescontará los créditos que se refinancien, siendo éste el único aspecto pendiente de decisión para poner en marcha el proceso de refinanciación cafetera;

Dependencia. Subdirección, subsecretaría, oficina, administración, división o grupo, legalmente establecidos y que cumplen funciones predeterminadas.

Que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Fondo Nacional del Café se han comprometido a otorgar a Finagro varios empréstitos destinados, específicamente, a financiar este programa, hasta por la suma de $ 16.459.800.000,

Plan de desarrollo y organización. Comprende todas las actividades que una dependencia debe ejecutar, para crear procedimientos, estructuras internas, operaciones, u optimizar las existentes.

RESUELVE:

Plan de producción. Comprende todas las actividades que una dependencia debe ejecutar, como parte de sus funciones básicas, con el fin de obtener las metas y objetivos propuestos.

ART. 1º—Autorizar a la Caja de Crédito Agrario, al Banco Cafetero y cualquier otro establecimiento de crédito, organizado como empresa industrial y comercial del Estado o sociedad de economía mixta con participación estatal igual superior al 90% del capital social, que hubiere otorgado créditos a productores de café, a redescontar en Finagro las refinanciaciones a que hace mención el artículo 2º del Decreto 233 del 3 de febrero de 1993, hasta por la suma de $ 16.459.800.000.

Plan de supervisión y control. Comprende todas las actividades que una dependencia, principalmente las del nivel central, debe ejecutar para revisar permanentemente y en forma específica el correcto cumplimiento de planes, actividades, procesos y/o tareas.

ART. 2º—Los recursos de los empréstitos que recibirá Finagro, serán canalizados de la siguiente forma:

Jerarquía lineal. Hace referencia a la línea de mando y autoridad, establecida en el organigrama. Por ejemplo, subdirector general como superior jerárquico lineal de subdirectores y administradores regionales; o el administrador regional como superior jerárquico lineal de los administradores locales de su jurisdicción.

a) Hasta la suma de $ 9.991.200.000 para redescontar refinanciaciones de los créditos a que se refiere el artículo 2º del Decreto 233 de 1993, que hayan sido redescontados originalmente en Finagro por las entidades a que se refiere el artículo 1º de la presente resolución;

Jerarquía funcional. Hace referencia a la relación no lineal, que se da por competencia en una función específica. Debido a la estructura de la DIAN, las subdirecciones y subsecretarías, son superiores jerárquicos funcionales de las divisiones correspondientes en el nivel local y regional. Las primeras definen las políticas y planes, así como los aspectos técnicos para su ejecución y las segundas ejecutan. Por ejemplo la subdirección de cobranzas frente a las divisiones de cobranzas o la subsecretaría financiera y administrativa frente a las divisiones financiera y administrativa de las administraciones regionales y locales.

b) Hasta la suma de $ 3.234.300.000 para redescontar refinanciaciones de créditos otorgados por el Banco Cafetero a los caficultores, originalmente financiados con sus recursos propios. Tales recursos, que serán transferidos a Finagro por el Ministerio de Hacienda, se situarán en Finagro una vez el Banco Cafetero haya refinanciado, con recursos propios, la suma de $ 3.234.300.000 de su cartera destinada a los productores cafeteros, y

2. Políticas administrativas.

c) Hasta la suma de $ 3.234.300.000 que se destinarán a redescontar refinanciaciones de créditos otorgados por el Banco Cafetero a los caficultores, originalmente financiados con sus recursos propios. Tales recursos serán transferidos a Finagro por el Fondo Nacional del Café una vez agotados los recursos a que hace mención el literal anterior.

2.1. Planeación institucional:

PAR.—La revisoría fiscal del Banco Cafetero certificará al Ministerio de Hacienda y Crédito Público el cumplimiento, por parte del Banco Cafetero, de las metas descritas en los literales b) y c) inmediatamente anteriores.

a) La gestión de la DIAN, debe estar enmarcada en un plan estratégico. Sus objetivos, buscarán dar cumplimiento a la misión de la entidad;

ART. 3º—Finagro abrirá los redescuentos en la medida y oportunidad en que le sean entregados los recursos mencionados en esta resolución.

b) Todas las dependencias deben enmarcar su acción en planes dirigidos a desarrollar en forma directa o indirecta la misión y los planes estratégicos. Estos planes comprenderán siempre tres aspectos: desarrollo y organización, producción, y supervisión y control;

ART. 4º—Se establecen las siguientes condiciones financieras para el redescuento en Finagro de las refinanciaciones de que trata esta resolución:

c) El proceso de planificación es jerarquizado. Esto quiere decir que los planes de las dependencias de menor jerarquía lineal o funcional, deben sujetarse obligatoriamente a los fines, objetivos y propósitos de los planes de su superior jerárquico lineal o funcional;

a) En el caso de las refinanciaciones a pequeños productores la tasa de redescuento será equivalente a la tasa variable DTF disminuida en cuatro (4) puntos porcentuales anuales (DTF-4).

d) Todos los planes que se formulen, deben contemplar como requisito indispensable, las condiciones internas reales de la entidad. A su vez, deben ser aprobados formalmente por el superior jerárquico lineal o funcional, y

Para los demás productores, la tasa de redescuento será equivalente a la tasa variable DTF;

e) Todas las dependencias son responsables, dentro de su competencia, por la adecuada formulación de sus planes, por su seguimiento, supervisión y control, y por la obtención de los resultados establecidos en los mismos.

b) El margen de redescuento será del setenta por ciento (70%);

2.2. Participación administrativa:

c) Los redescuentos podrán otorgarse hasta por un plazo máximo de cinco (5) años, contados a partir de la fecha de la refinanciación;

a) El proceso de gestión en la DIAN es participativo. La participación respeta las líneas de autoridad y las competencias. Por lo tanto todas las dependencias deben inducir este proceso en forma lineal;

d) Solamente para el pago de la primera cuota de intereses, se pactará su pago mediante la modalidad año vencido, contado a partir de la fecha de la refinanciación. Los pagos subsiguientes se pagarán por semestre vencido, y

b) Todos los funcionarios de la unidad, deben participar en la detección de las causas que originan los problemas de su trabajo y en la formulación y proposición de las soluciones;

e) En todos los casos las amortizaciones a capital se realizarán a partir del segundo año posterior a la refinanciación, y se efectuarán por instalamentos anuales.

c) Todos los funcionarios deben proponer alternativas y elaborar propuestas que permitan optimizar la gestión de las dependencias, sus procesos y operaciones;

(Nota: Modificado por la Resolución 7 de 1993 artículo 1º de la Comisión Nacional de Crédito Agropecurio).

d) La participación es un proceso informal, pero los resultados que de él se deriven, deben estar sustentados técnicamente y por escrito, y

ART. 5º—La Caja de Crédito Agrario y el Banco Cafetero dispondrán hasta el 31 de diciembre de 1993 para redescontar estas operaciones

e) Se participa en la discusión general o específica, con argumentos técnicos, sólidos y coherentes con la materia de discusión (estrategia, política).

(Nota: Modificado por la Resolución 7 de 1993 artículo 2º de la Comisión Nacional de Crédito Agropecurio).

2.3. Toma de decisiones:

ART. 6º—Las demás condiciones de la refinanciación a que hace mención esta resolución serán las que estableció el Decreto 233 reglamentario de la Ley 34 de 1993, para los caficultores.

a) La toma de decisiones obedece el esquema lineal de autoridad. Es responsabilidad de cada funcionario, según sus atribuciones y según su competencia;

ART. 7º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

b) Las decisiones rutinarias, obedecerán a los procedimientos y operaciones establecidos y estarán en cabeza del funcionario competente;

Publíquese y cúmplase.

c) Las decisiones, se apoyan en un proceso consultivo en una primera etapa, con las personas más cercanas al centro de decisión, o con los funcionarios más conocedores del asunto;

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 2 de marzo de 1993.

d) Las decisiones, se apoyan en un proceso colegiado en asuntos técnicos específicos de gran envergadura, sin perjuicio de la responsabilidad del competente por los resultados alcanzados;

___________________________

e) La toma de decisiones siempre será individual por parte del competente, ya sea con visto bueno o autorización del superior, lo que no exime la responsabilidad del primero en el asunto que es específicamente de su competencia, y

f) Todas las decisiones que sean tomadas, deben quedar por escrito en actas o memorandos. Se exceptúan las decisiones rutinarias que obedezcan a procedimientos u operaciones predeterminadas.

2.4. Responsabilidad:

a) Cada funcionario es responsable de la ejecución de su trabajo, de las decisiones que adopte y de los resultados que alcance;

b) Los funcionarios con mando y jerarquía lineal o funcional, responden por la formulación e implantación de los planes, por su ejecución, por su supervisión y control y por los resultados obtenidos;

c) Los funcionarios son responsables por el adecuado uso de los recursos que les sean asignados. Esto comprende los recursos técnicos y tecnológicos, los recursos materiales y la eficaz disposición del recurso humano bajo su mando, y

d) Todos los funcionarios son responsables por la correcta ejecución de las operaciones a su cargo.

2.5. Comunicación:

a) La comunicación para efectos informativos, puede ser oral o escrita.

Cuando se trate de asuntos de política de la entidad o asuntos importantes para los funcionarios, será escrita;

b) La comunicación para la toma de decisiones, la ejecución de procedimientos y operaciones, las propuestas técnicas, las sugerencias para optimizar operaciones y las interpretaciones y posiciones en diferentes asuntos, se realizará siempre por escrito;

c) En todos los procesos de comunicación, se respetará la jerarquía de autoridad lineal;

d) Cada funcionario debe reportar al superior inmediato los asuntos que sean de importancia para la dependencia o unidad;

e) Los funcionarios con mando y jerarquía lineal o funcional, tienen la obligación de comunicar las políticas, objetivos y estrategias generales, siempre por escrito, pero fomentando reuniones informativas, y

f) Los aspectos de ejecución de labores rutinarias, serán resueltos por el funcionario competente, según los procedimientos establecidos.

ART. 2º—La presente resolución rige desde la fecha de su expedición.

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 1º de junio de 1993.

___________________________